VARIOS.                                  Capítulo 16º    Subcap. 44


         <>  MISTERIOS. LA OTRA ASTRONÁUTICA.
                        
                                            Índice de este Apartado:

<> MISTERIOS. LA OTRA ASTRONÁUTICA.
    > SECRETOS, MISTERIOS, DUDAS E... IMAGINACIÓN.
        = USA
        = URSS
        = CHINA
        = MARTE
        = LA LUNA
        = LA ASTROLOGIA
    > ¿ENCUENTROS DE ASTRONAUTAS CON EXTRATERRESTRES?
    > LOS EXTRATERRESTRES. LOS OVNIS.
        = SÍNTESIS DEL FENÓMENO
            - CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL FENÓMENO
    > OTRAS VISIONES DE NUESTRO UNIVERSO. ¿OTROS UNIVERSOS?


<> MISTERIOS. LA OTRA ASTRONÁUTICA.

Qué aburridos serían nuestros días
si no hubiera misterios.


    Los misterios, en tanto que casos no explicados adecuada o debidamente, derivados de la navegación por el cosmos, podemos clasificarlos en dos grupos: uno los endógenos y otro los exógenos. Los primeros serían los causados por, o con origen en, la propia actividad espacial humana, tal como los casos ocultados, sobre todo por los soviéticos, por razones militares, políticas o de simple prestigio. Los segundos serían los casos típicos de platillos volantes, o UFOs, u OVNIs, o agnóptenos (ente volante desconocido, según propuesta de Félix Ares de Blas y Juan Carlos Imar), o como se los quiera llamar, aterrizajes de los mismos, encuentros con supuestos extraterrestres, pretendidos secuestro de terrestres por aquellos y similares.
    Un posible tercer grupo, en verdad, del segundo tipo pero ligados al primero, serían los mixtos, aquellos casos producidos en la astronáutica que han sido, o podido ser, ocultados, como los hipotéticos encuentros de astronautas y extraterrestres. Comenzaremos por éstos.
    Pero antes vamos a hacer mención a un experimento real que está fuera verdaderamente de este ámbito pero que por su calibre entra en el campo aun del misterio: es el ensayo de telepatía o pensamiento llevado a cabo en el vuelo de Apollo 14 entre el astronauta Edgard Mitchell desde las cercanías lunares y el ingeniero mecánico sueco de Malmoe, Olaf Jonsson. Los mismos hicieron respectivamente de transmisor y receptor a una hora determinada, al parecer, con resultado positivo... El astronauta se dedicaría luego a actividades dentro de este campo, según el mismo, “en búsqueda de un sentido profundo de la vida y la cualidad espiritual que sobrepasa lo material hasta llevarnos a una transfiguración.”
    En todos los casos, volviendo al principio y como criterio general, no se pretende aquí defender ninguna postura preconcebida o sistemática, ni a favor, ni en contra, de nada, ni de nadie; ninguna opinión, ni exposición de presunto hecho, aquí vertida supone afirmación o constatación de realidad alguna, sino una mera enumeración de casos reales o presuntos, o falsos pero trascendentes, de consideraciones diversas y de pros y contras. Los hechos demostrados son lo único que deben contar, pese a quien le pese, y en este terreno prácticamente no hay nada, o muy, muy poco demostrado, si bien la lógica y la estadística avalan un “algo parece que hay”, sin saber qué. Evidentemente, el fenómeno, sea cual sea su naturaleza, existe y es real. Otra cuestión es cómo lo queramos tomar... es decir, cómo lo debemos interpretar.
    Las interpretaciones, los enfoques, las fuentes de las noticias (y de las invenciones), hacen que las posibles conclusiones sean difícilmente definitivas. Muchas veces la lógica más simple rebate, no ya opiniones, sino a tantos y tantos “testigos” y “especialistas”. Y por otra parte, los desmentidos “oficiales” y el afán por no querer investigar y ocultar cosas, causan a su vez, tantas veces, por ilógicas, las mayores desconfianzas, resultando contraproducentes.
    Por todo ello, juzgue cada cual según su parecer con libre criterio, con amplias miras pero sin caer en la fácil creencia. La prudencia es la mejor opción. Tan despreciable resulta la postura que todo, o casi todo, lo niega, como la que todo, o casi todo, lo acepta como verdadero. En este mundillo –como en tantos otros- hay que escuchar a todos, leer lo suficiente, ver algo y desconfiar de todo y todos.

    > SECRETOS, MISTERIOS, DUDAS E... IMAGINACIÓN.

    En muchos casos de los programas espaciales se han producido hechos poco felices o de dudoso resultado que dan lugar a sospecha, o simplemente que han despertado el interés de los “especialistas” en lo misterioso.

        = USA

    En el caso americano, dada la transparencia en la libertad a que obliga la prensa de la sociedad estadounidense, los misterios astronáuticos se han reducido al mínimo. Los casos presuntamente sospechosos se localizan en los viajes lunares Apollo, pero los alegatos de los “investigadores” resultan tan infantiles que no merecen mucha extensión. Así, los cambios de carácter de los astronautas que estuvieron en la Luna pronto fueron achacados a una “misteriosa” influencia selenita; en el capítulo de medicina espacial se hace referencia, estando la explicación en la psicología más simple y sencilla.
    En cuanto a  la duda sobre las fotografías de la NASA, tanto en órbita como en la Luna, pero sobre todo en este último caso, cualquier fotógrafo le podrá explicar a cualquiera por qué, por ejemplo, no salen las estrellas de fondo (cuestión de luz y apertura del objetivo), como tampoco salen en una fotografía tomada de noche en una ciudad, o los juegos de luces y vulgares destellos o deslumbres (tomas a contraluz) que algunos aprovechan para ver luces extraterrestres, OVNIs y no se sabe cuanto más. Hay además dudas de la autenticidad de las fotografías en la Luna y no ya por implicación extraterrestre sino como “prueba” de algunos “especialistas” para asegurar que en realidad el hombre no fue a la Luna y que todo fue un montaje y un fraude. Si a ello sumamos las bromas intencionadas (algunos reportajes de TV), que estos “especialistas” enseguida suman a su lote de “verdades”, ya tenemos todos los ingredientes para explicar las “conspiraciones”.
    Encontraron aquí tales “especialistas” sombras “misteriosas”: en una imagen la bandera USA plantada se funde con la sombra de una de las manos de los astronautas y aparece más larga que la del otro astronauta que se proyecta sobre un desigual relieve de terreno, sin contar que el astronauta de sombra más corta está ligeramente flexionado. Pues esto hizo pensar al “especialista” que había sido tomada en la Tierra (como si en la Tierra no ocurriera igual); incluso los ufólogos (de UFO) “especialistas” aseguraron que lo que ocurría era que las tomadas en la Luna tenían como fondo OVNIs y construcciones alienígenas y la NASA las ocultaba. Además, la bandera aparece ondulada, como si ondeara por el viento, y en la Luna, claro está, no hay viento; precisamente por eso aparece así, tal como la colocaron sin estirarla bien, inmóvil ante la falta del más leve airecillo, y solo movida cuando el astronauta manipula su mástil. En otra sombra, de la propia nave espacial, proyectada sobre la Luna, les resultó “sospechosa” porque según ellos era demasiado “grande”, cuando la realidad es que es una sombra de primer plano y no proyectada.
    Bajo el motor del LEM no aparece un cráter que suponen los “especialistas” que debería haber sido producido por el chorro ígneo al alunizar, ignorando las circunstancias de tal maniobra: el vuelo en tal operación no es perfectamente vertical; las fotografías no permiten apreciar el estado del suelo, o el grosor de su capa de polvo, antes del alunizaje; y además el motor se apagaba apenas las sondas de las patas (de 1,7 m de alta) tocaban suelo, no sin levantar (como se puede ver en las filmaciones) nubes de polvo que no lleva ningún viento sino que vuelven a caer hacia el suelo selenita. En caso de que el chorro gaseoso justo antes de ser apagado se hubiera fijado en un punto concreto del suelo lunar no estaría pues ni justo debajo de la tobera, que es lo que se ve en las fotografías, ni tan limpio y blando como se podría suponer como para producir un pequeño cráter.
    Vean más: la luz difusa sobre el traje espacial de Aldrin les pareció “demasiado intensa porque estaba de espalda al Sol” (como si en la Luna la luz no se reflejara; sin comentarios) y, en la misma imagen, en el casco del astronauta aparecen objetos “desconocidos” (en realidad, instrumental científico); en una fotografía de Bean, en Apollo 12, también resultó sospechosa porque aparecía medio cuerpo hacia arriba cuando la cámara del fotógrafo estaba a la altura del pecho (cuestión de alturas) y también el reflejo de un instrumento metálico cilíndrico; el rover lunar les pareció muy grande para ser llevado en el LM, ignorando al parecer que viajaba plegado; las huellas en el suelo lunar también les resultaron sospechosamente limpias porque “parecen hechas en terreno mojado y allí no hay agua”, ignorando que el fino polvo selenita permite el mismo efecto; y así en un montón de fotografías, con observaciones tan infantiles como para preguntarse cómo es posible que se hubiera prestado tanta atención a tanta tontería. Si hay, en cambio, alguna fotografía retocada (como una de Apollo 16 con una retícula parcialmente borrada), sin mayor misterio.
    Pues, aun con todo, hay hasta libros de “expertos” que cualquier buen fotógrafo podría rebatir con facilidad pero que se permiten el lujo de decir que los viajes Apollo a la Luna fueron todo un montaje. Y no solo eso, piénsese en las miles de personas que vieron los lanzamientos de los Saturn 5 y los que vieron desde los buques de rescate la caída de las cápsulas, ahora por lo visto vieron visiones, y los astronautas que fueron allá tendrían que ser más que multimillonarios para que les hubieran acallado por el presunto engaño. Y los geólogos de todo el mundo que han autentificado las piedras lunares, ¿qué son? ¿bobos? ¿Y que decir del multitudinario personal participante en el fraude?, que sería excesivamente numeroso para el tamaño del montaje; por lo visto nadie ha “cantado” al cabo de los años, ni los técnicos de los Apollo, ni los participantes en el presunto fraude... Etc., etc. En el programa Apollo participaron en los años 60 nada menos que más de 400.000 personas de la NASA; como para confabularlas a todas...
    La verdadera explicación a las dudas fotográficas y a lateoría de la conspiración es otra: hay listillos que explotan con sus librillos la ignorancia ajena con falsas sutilezas y mientras tanto cobran sus buenos dividendos; y otros menos afortunados solo lo intentan buscando el afán de notoriedad… sin que las editoriales les hagan caso, aunque sí algunos programas de TV y revistas que les consideran “expertos”… de conveniencia. Es decir, puro sensacionalismo. Existe hasta un documental francés con entrevistas a importantes protagonistas de la época, que si no se ve el final del mismo, la historia encaja con la teoría de la conspiración y todo; es por supuesto un documental falso mezclado con hechos reales del programa Apollo donde los citados famosos protagonistas les gustó la idea de participar con buen humor en una mascarada.
    Y en este mismo sentido, pero sin advertencia final de que se trata de una historia inventada, hay más casos de falsos reportajes que se han querido hacer pasar por verdaderos. Al menos un par de ellos se enmarcan en una serie llamada “Documentos prohibidos” y también son franceses. Para emitir el 1 de abril de 1977, el día de los inocentes en el ámbito anglosajón, la productora Anglia TV hizo un falso reportaje en el que se señalaba que americanos y soviéticos estaban construyendo secretamente un refugio en Marte para llevar allí a cuatro privilegiados humanos, y que miles de secuestrados estaban siendo llevados a la cara oculta lunar para trabajos esclavizantes. Hasta aquí nada anormal, si del día de los inocentes se trata... Pero resulta que el “reportaje” lo emiten en la nada anglosajona España el 13 de febrero de 1983 en al serie “La puerta del misterio” con el título de “Alternativa 3” como si fuera real. Resultado: le costó el cese al responsable… y adiós al programa.
    Pero también hay reportajes de este tipo de producción española… Existe uno, emitido en TVE en la serie “Planeta encantado” el 11 de enero de 2004 que incluye con las imágenes reales de varios Apollo un trozo falso de una “construcción” junto al lugar de alunizaje de Apollo 11. Como ficción queda bien si se advierte que es eso: fantasía. Pero no hay advertencia y el autor, con toda desconsideración, en tanto que excita las mentes más débiles e ignorantes de estos hechos, se atreve a revelarse como perceptor “por casualidad” de la “filmación” de tal “construcción” de 14 min de duración hecha por los de Apollo 11 y por supuesto ocultada por la NASA. Por cierto, la filmación no resiste un mínimo análisis de veracidad, sin tomar en consideración que entre las cámaras llevadas no iba ninguna de cine: para empezar, las sombras no son muy largas, como las que había en Apollo 11; la evolución de la cámara en la toma es regular, sin apenas oscilaciones, y no como cabría esperar de un astronauta que va caminando por la débil gravedad lunar (o sea, filmación de estudio o virtual); la calidad de la filmación es en blanco y negro y muy mala, sin buen enfoque ni mejor contraste, como debe de ser para que no se aprecien los detalles que no convienen a la falsificación (como pasa en la mayoría de los casos de fotografías de OVNIs); el astronauta que aparece en el corto lleva un PLSS (mochila) bastante burdo, con los bordes muy definidos en comparación con que se ven en las imágenes reales y con la parte superior demasiado desplazada hacia abajo, y además torcido en un momento; el traje del astronauta deja ver en las perneras dobleces diagonales evidencia de una presión equilibrada entre el interior y el exterior del pantalón, cosa que no ocurre en el vacío de la Luna; los mismos pantalones no son igual de gruesos en la parte alta, evidencia de relleno artificioso, irregular más abajo, para simular presión en el interior; y así sucesivamente. Además, ahora preguntémonos: ¿para qué coño iban a querer los extraterrestres, ni los terrestres siquiera, una construcción de una nave o hangar típico terrestre, con ventanas y todo, en el agresivo ambiente de la Luna? Se atreve el autor a decir que la visita de tal construcción fue el verdadero motivo del viaje Apollo 11 (precisamente el primer vuelo, en el que menos experiencia se tenía…) y no se cuantas cosas más sin sentido. Otra afirmación gratuita: Los malos, o sea, los militares americanos, bombardean luego las ruinas (en la Luna desde un CSM Apollo no se sabe cómo ¿?) y adiós evidencia de extraterrestres. Pero ¡si precisamente es lo que quieren, ver cosas de extraterrestres, para que les suban al infinito los presupuestos! Con posterioridad a la emisión del “reportaje”, a toro pasado, se informó que era una “representación”, claro que para entonces la “fe del creyente” ya se habría incrementado… ¿Ruinas en el selenita Mar de la Tranquilidad? No, al parecer, solo un estudio de animación en el guipuzcoano Irún.
    Claro que no es el único caso. Un antiguo técnico de la NASA (uno entre miles), Alan Davis, también “vio” ruinas lunares desde su puesto en la estación de seguimiento de Antigua (en el Atlántico) cuando Apollo 11; luego residió en Sevilla. Y ¡anda! que no le salieron apoyos de los “expertos” de turno… basándose en la “sinceridad e integridad” del dicente, únicas pruebas del caso, amén de las habituales burdas falsificaciones. Es decir, todo es pura "ciencia".
    En fin, que con tal de vender o hacerse notar, los conspiranoicos y enteradillos tan pronto dicen que los viajes Apollo a la Luna fueron mentira como que allí los astronautas americanos se encontraron con ruinas y extraterrestres… Que se aclaren ante tanta contradicción.
    Ridículos aparte, existe muy poca vergüenza entre los autores de estas ficciones, en este caso hispanas y carpetoveOVNIcas, hechas sin duda con los ojos puestos solo en el dinero... como lo evidencia el uso de la ambigüedad y cuyo único amparo es la libertad de expresión; es decir, no es la verdad lo que se busca. En cualquier caso, dada la gran influencia de la televisión (que no son libros de ciencia), estos casos son de grave irresponsabilidad puesto que conllevan alimentar paranoias ajenas, con los graves antecedentes de suicidios.
    De otra historia que también circula en su momento, la del Apollo 20, con imágenes de una “extraterrestre” muerta, más de lo mismo. No hubo más Apollo tras el 17. A ver si se creen los “enterados” estos que fabricar un Saturn V lo hacían cuatro en un garaje... Y el necesario apoyo de la red de seguimiento, y el centro de control, etc., lo mismo. Encima alguno dice que el lanzamiento fue en Vandenberg, donde no había infraestructura ni rampa para lanzar los Saturn V, cuya potencia no era atronadora ni nada, sin contar que no se enteró del lanzamiento más que el listo enterado de turno; los demás, observadores habituales y población cercana, estaban sordos y ciegos aquel día. La presunta extraterrestre muerta más bien parece una de esas famosas multioperada de todo en la cara... o una embalsamada maquillada, si es que no se trata de una muñeca.

    También hay para los “expertos” en estas cuestiones otro tipo de misterios: la de los satélites artificiales “no terrestres”. No se sabe de donde han obtenido la información y generalmente dice que la NASA o los soviéticos/rusos reconocen tal o cual objeto. Se llegan a mencionar más de un ciento de casos. Cabe pensar que si hay algún objeto de dudosa procedencia, los propios militares americanos del Comando Espacial, los más preparados para estas detecciones, pocas veces informarán hasta tener certeza del origen o ser de un tamaño respetable, y generalmente se trata de... basura espacial, trozos o restos de ingenios satelizados o cohetes propios o de otros países.

        = URSS.

    La determinante influencia militar, sobre todo en el caso soviético, en los primeros años de la cosmonáutica, que se ubica en el entorno de la llamada guerra fría, trajo consigo un opaco velo en la información sobre esta actividad. El temor de que el contrario tuviera a disposición tecnología más avanzada que les permitiera un espionaje total con avanzados satélites, o de que copiaran la suya propia, ignorantes de que la otra parte a lo mejor ya disponía de iguales medios, así como el temor al desarrollo de misiles mejores que los propios, fue un factor que cultivó que la ocultación mayor o menor de información o la información sesgada o tergiversada derivara dando lugar a casos de aparente misterio.
    Otro factor influyente fue el prestigio, y por el mismo se ocultó todo aquello que llevaba el sello del fracaso, total o parcial. De tal modo, el propio vuelo de Gagarin estuvo a punto de ser una tragedia, y su propia muerte años después, en 1968, estuvo envuelta en especulaciones, aunque no hay demasiados elementos para pensar que no fuera un accidente aéreo explicable.
    Sea como fuere, tras el derrumbamiento de la URSS y el fin de la guerra fría, a principios de los años 90, la mayor parte de los casos quedaron sobradamente explicados, descubriendo a veces que había habido una realidad bien tapada detrás, como fue el caso del programa fracasado de exploración lunar de los soviéticos.
    Se asegura que en realidad el primero lanzamiento de un hombre al espacio no fue el de Yuri Gagarin. Se dice que el primero en volver vivo del espacio, tras dar 3 órbitas, fue Vladimir Iliushin, hijo del conocido ingeniero soviético aeronáutico, pero que su estado físico quedó tan deteriorado que no quisieron presentarlo en público y se ocultó todo lo relacionado con el mismo. Se citan como testimonios el del periódico del partido comunista inglés, el Daily Worker, editado la noche antes del vuelo de Gagarin, y que indicó que el vuelo había tenido lugar el día 7 antes. Por otra parte, un periodista de la televisión francesa que se hallaba en Moscú el 12 de abril, aseguró que el vuelo primero había ocurrido 3 días antes del de Gagarin. También se dijo que el citado Vladimir Iliushin había sufrido un accidente de automóvil y había tenido que ser hospitalizado, pero el mismo al parecer concedió con posterioridad entrevista a la prensa para desmentir los rumores con su presencia y la evidencia de una buena salud.
    Lo que si fue bien cierto es que varios cosmonautas habían muerto en accidentes diversos desde su primer momento de actividad espacial y hasta el viaje de Gagarin. Luego también siguió habiendo accidentes.

URSS. 1957 o febrero de 1959.  LODOSVKY y SHIBORIN.
    Fallecerían en la base de lanzamientos de Kapustin Yar a finales de 1957 en un vuelo suborbital. De ser cierto, serían los primeros hombres, pilotos de pruebas de la URSS, que fallecían en accidente, al ocurrir antes del primer vuelo tripulado de la Historia.
    Otras fuentes apuntan a la fecha de 12 de febrero de 1959 para el pretendido vuelo de Serenty Shiborin (que no fue cosmonauta en realidad). Se dice que la nave Vostok no retornó del espacio y que las emisiones por radio del vuelo fueron captadas en Alemania e Italia; otra fuente señala que el vuelo fue suborbital. Y acerca de Lodosvky, según los italianos, el mismo fue captado en una transmisión desde el espacio el 20 de octubre de 1961.

URSS. 1959. MITKOV.
    Fallecería en otro intento de vuelo suborbital sobre Kapustin Yar.

URSS.  11 OCTUBRE 1960. PYOTR DOLGOV.
    Se dijo que Pyotr Dolgov habría sido lanzado con Gennadi Zodovsky (o Zavadovsky) el 11 de octubre de 1960, momento en el que también se habría lanzado otra nave con los cosmonautas Ivan Kachur y una mujer. Se dice que sus voces fueron grabadas por el observatorio alemán de Bochum. Pero en realidad Dolgov falleció el 1 de noviembre de 1962 en accidente de paracaidismo, tratando de batir un récord.

    El 28 de noviembre de 1960 se dice que los hermanos italianos Judica Cordiglia captaron un mensaje de socorro de un cosmonauta ruso (coincidente con el satélite Sputnik 6).

URSS. 4 FEBRERO 1961. BELOKONEV, KACHUR y GRACHEV.
    No hay confirmación fiable de su fallecimiento, pero se cita el caso de una transmisión de datos telemétricos cuyos latidos cesaron en la emisión. Es muy dudoso que la URSS hubiera lanzado a 3 hombres antes de lograr un éxito con uno solo.
    Otros sitúan la captación del mensaje agónico del cosmonauta Belokonev entre el 8 y el 12 de noviembre del año 1962, según la grabación obtenida por los radioaficionados italianos citados. En realidad hubo un Alexei Bielokoniov (o Kielokoniov) pero fue un técnico del programa espacial y no un cosmonauta, y hubo evidencias de que no le había ocurrido nada.
    También se apunta que Alexei Grachev habría sido lanzado el 2 de febrero de 1961 y tampoco habría regresado.

    El 17 del mismo mes de FEBRERO de 1961 también los italianos grababan más mensajes o conversaciones de presuntos cosmonautas soviéticos en los que se advertía de “algo” sensacional y terrorífico hallado en el espacio. Y por supuesto, luego, la conversación se cortaba de repente.
    El 17 de marzo del mismo año también podría haber sido disparado G. Mikhailov en un Vostok. Su voz habría sido grabada por los italianos.
    También se citan las fechas del 17 y 22 de mayo y el 14 de octubre de 1961 como la de una posible pérdida de una nave soviética tripulada con varios ocupantes, la del 19 de noviembre de 1963 como la de la pérdida de una mujer cosmonauta, y también en abril de 1964, igualmente según radioaficionados italianos.

    Todos estos casos son más que dudosos, sobre todo los casos de lanzamientos múltiples, y habida cuenta de que no fueron confirmados tras la desaparición de la URSS. La fantasía de algunos puede que sea la única realidad de todo ello. Puede que, en efecto, las transmisiones médicas de prueba en satélites existieran pregrabadas, pero probablemente sin los tintes trágicos con que se sazonaron luego para el sensacionalismo.
    Igualmente, corrió en los años 70 otro rumor, hoy aclarado que no tuvo fundamento. Se llegó a decir que un cosmonauta soviético llamado Andrei Dimitrov habría llegado a la Luna el 10 de noviembre de 1966 y en su última comunicación pedía socorro presa del pánico (para algunos, porque habría visto – ¡como no!- un extraterrestre).
  Algunos de estos casos de comunicaciones captadas por terceros se cree que en realidad fueron experimentos de telecomunicación.
    Circula, o circuló, además por Internet una falsa historia sobre el vuelo no tripulado Soyuz 2, señalando que fue tripulado por un tal Ivan Istochnikov que habría desaparecido en el curso del vuelo tras un impacto de un meteorito. Es en realidad otra ensoñación de los partidarios de la teoría de la “conspiración” derivada o fundamentada en una exposición artística ficticia de 1997; y como no se le ve la gracia a la misma, puesto que alimenta un mundillo de mentes de fácil creer en complots, no doy más datos.

        = CHINA

    Hacia los años 80 del Siglo XX, luego de que China empezara a lanzar satélites desde la década anterior, se especuló con la posibilidad de que hubieran lanzado un astronauta. Y naturalmente, a decir de los propagadores del rumor habría sido un fracaso, con la pérdida del tripulante, y de ahí el silencio sobre el mismo.
    Sin embargo, dada su escasa tecnología al respecto por entonces, resulta bastante más que dudoso que los chinos hubieran podido lanzar una nave tripulada.
     Cuando realizaron su verdadera primera misión tripulada en 2003 nadie recordó más tales rumores.

        = MARTE

    El planeta rojo ha venido suministrando buenos motivos a los amantes de los marcianos ya desde el siglo XIX. Primero fueron los canales y la creencia en su habitabilidad hasta que llegó el Mariner 4 y mostró un Marte desolado. Luego la posibilidad de que el satélite Fobos fuera artificial, dadas las peculiaridades de su órbita y la opción explicativa de que fuera hueco. En efecto, en su momento los satélites, Fobos y Deimos, por su órbita poco elíptica se les achacaba ser artificiales. Las fotografías espaciales dejaron claro su origen natural. Aun así, hubo quien insistió en que los cráteres y demás accidentes gráficos del satélite artificial pretendido podrían ser planchas metálicas retorcidas al cabo de miles de años por bombardeo meteorítico. Naturalmente, sobran los comentarios.
    Descartados estos casos, los deseosos de la existencia de los marcianos (o extraterrestres, generalizando) achacaron enseguida los fracasos consecutivos de las sondas lanzadas hacia Marte, sobre todo de los soviéticos (Mars y Fobos), y de varias americanas como la Mars Observer, a “posibles intervenciones” de extraterrestres, quizá temerosos de que el hombre descubra en Marte no se sabe qué que nos convulsione tanto ¿?
    Encima, el breve funcionamiento de una de las Fobos permitió obtener fotografías que muestran una sombra ovalada, que para unos era la sombra del satélite marciano Fobos y para otros la de un platillo volante. Luego, encima, la nave enmudeció... La prensa llegó a afirmar que la sonda había fotografiado un OVNI. La imagen, que no era la primera de este tipo, y es una sombra oval de 20 Km de larga.
    Las fotografías obtenidas por los Viking al final de la década de los 70 sobre varias zonas marcianas donde aparecen formaciones que fueron identificadas por algunos como pirámides, una esfinge o rostro e incluso edificios alineados y derruidos en las zonas de Sidonia, Utopia y Elysium, han hecho escribir cientos de artículos de todo tipo a los defensores de la vida inteligente marciana; fotografías del rostro codificadas como 35A72 y 70A13 de las del Viking. La NASA aseguró que tales formaciones son resultado de sombras sobre estructuras naturales. Si la NASA hubiera pensado otra cosa, ¿que motivo tendría para dar las fotografías a conocer? No es pues de pensar que engaña en su declaración, si bien según los avispados “investigadores” lograron “rescatar” las fotografías que, a su decir, la NASA y el gobierno americano habían mandado destruir.
    Para la NASA verdaderamente, no obstante, cualquier indicio posible de formación no natural había de ser investigada tomando nuevas imágenes. Existió incluso un informe, el “The McDaniel Report”, que data de 1993, sobre la posible evidencia de tales estructuras artificiales en Marte a fin de incluir una especial observación de una sonda espacial sobre ellas. La sonda que debía estudiarlas era en tal tiempo la Mars Observer, que se perdió al llegar a Marte. Y naturalmente eso era más que sospechoso e inexplicable para los defensores de la existencia de la marcianidad.
    También por fotografías de la sonda anterior a los Viking, la Mariner 9, se creyó encontrar los restos de una ciudad marciana en unas estructuras regulares o formaciones rectangulares. Eran, desde luego, efectos de la erosión sobre peculiares formaciones naturales. Se le llamó la Ciudad Inca, se localiza en los 82º de latitud Sur (cerca del Polo Sur) y 69º de longitud Oeste, y en realidad pertenece a una estructura circular mucho mayor, de 86 Km de diámetro, posiblemente originada por un antiguo cráter que se fue erosionando por el viento. Las más modernas fotografías de la sonda MGS dejan ver solo montones de arena (los diques o “restos arqueológicos” de los “muros”), eso sí, alineados y entrecruzados por la acción del viento. Pero solo eso.

    Pero la “prueba viviente” de los marcianos inteligentes eran las fotografías de los Viking, clasificadas 35A72 y 70A13. La primera fue obtenida el 25 (o 31, según versiones) de julio de 1976 del punto situado en los 40,9º de latitud Norte y 9,45º de longitud Oeste, sobre la región de Sidonia (o Cydonia), y en la misma aparece, con una medida de unos 2 Km de lado, lo cual sobrepasa cualquier obra primitiva humana de tal índole de modo notable, una cabeza mirando al cielo. O al menos eso es lo que parece. La imagen fue incluso estudiada por ordenador para tratar de ver la “cara” mejor y los que quieran verlo hallaran órbita ocular, nariz, boca, mentón, y hasta una lágrima. Los técnicos aseguraban que era simplemente un efecto óptico dado por la luz incidente en una posición determinada sobre una formación natural, como ocurre con muchas en la Tierra que dan formas de todo tipo. Según determinada prensa, especializada en “marcianos”, el Viking tomó 35 días más tarde otra fotografía, la 70A13, del mismo lugar a distinta hora y la cara aparece más marcada aun. Los nuevos análisis en proceso informático se hacen a partir de marzo de 1980. Según los “investigadores” (de la “teoría de la conspiración”) las pruebas eran “irrefutables”.
    En otras imágenes, a 15 Km de distancia al Oeste de la cara, se creyeron ver pirámides y hasta ruinas en formaciones cuadrangulares. Así que, cuando la nave Mars Observer, que se dijo que debía fotografiar de nuevo la cara y las pirámides, cesó fulminantemente en su comunicación al llegar, no faltaron las voces, cuanto menos moderadas, de que aquello “era muy raro”, “inexplicable”, etc. Las voces más críticas citaban la “conspiración de la NASA para ocultar datos”, e incluso la posibilidad de que “el vuelo a lo mejor siguió con normalidad pero se silenció para no tener que dar a la luz pública los datos”. Es decir, como si cientos de personas que intervienen en las misiones o que tienen acceso a datos e imágenes, pudiera ser todas silenciadas fácilmente. Es más, es de creer que la NASA más bien desea todo lo contrario, porque el hallazgo del más mínimo indicio racional de vida fuera de nuestro planeta sería la mejor publicidad e implicaría la mejor presión popular para lanzarse en nuevos proyectos y por tanto vería incrementado su presupuesto, punto clave y obvio en su política de investigación.
    Desgraciadamente, en 1998, la llegada de la nave Mars Global Surveyor, con sus más potentes objetivos fotográficos, aclaró con nuevas imágenes el famoso rostro de Cidonia. Se había desvanecido como un castillo de arena en la playa sobre el que pasaran las olas. Las “pruebas” eran –como con sensatez se creía- formaciones de arena que el viento marciano configura y cambia. Aun así, no todos se darían por satisfechos, porque ya se sabe que la fe no necesita demostraciones...
    El 22 de julio de 2006, en su órbita 3.253 sobre Marte, la sonda Mars Express de la ESA (ajena pues a los “conspiradores” americanos) tomó más imágenes del mismo lugar con la notable resolución de 13,7 m por píxel. Y… en fin, que no hay “rostro”…

    Otra “prueba” son los resultados de los análisis microbiológicos de los Lander Viking. Según algunos los resultados no fueron negativos y si indicadores de vida en Marte. En base al hecho de que a finales de julio de 1976 el Lander 1 había acusado en la reacción química de uno de los experimentos un índice de oxígeno superior al esperado se estimaba que tal indicio era signo de vida y no achacable, como indicó la NASA, a una reacción química pura no identificada entonces.
    Otro experimento también dio un resultado positivo en principio pero la NASA lo identificó como el resultado de reacción química con sustancias reactivas halladas en las muestra de suelo, cosa que no ha satisfecho a los defensores de la vida en Marte. En realidad, los resultados positivos de 2 de los experimentos contrastaban con el negativo del tercer ensayo, lo cual ha dejado abierta la puerta a diversas conjeturas. Sin embargo, la existencia posible de esta vida a nivel elemental no implica la de vida superior inteligente y la contradicción hizo más bien dar razones a los que criticaban que el procedimiento científico empleado para la averiguación de vida en Marte no era el adecuado.
    Hasta las tormentas de polvo en la atmósfera marciana, que impidieron temporalmente fotografiar el suelo del planeta, fueron momentáneamente achacadas a “intervenciones no naturales”.

    Aun hay otro asunto relacionado con Marte a decir de algunos “expertos en marcianidades”. Según ellos, los americanos visitaron en 1962 Marte; exactamente el 22 de mayo de 1962, ¡toma ya!... Astronautas llevados, eso sí, por extraterrestres (porque de otra manera no podía ser...). Existe incluso una filmación de algo que parece un desierto, en el que se ven al final una especie de topo pululando debajo del terreno, y que realmente no significa ni aporta nada porque puede ser una película hecha en cualquier parte desértica de nuestro planeta desde un helicóptero y a determinada velocidad de filmación sin mayor misterio. Además el cielo del presunto Marte les salió en la película tan azulado que recuerda... al terrestre. ¿Qué porque se silenció luego si hubiera sido verdad y tal?: la conspiración del gobierno americano, claro, con asesinatos, etc. En fin, la cosa no solo no merece más comentario, sino que da pena.

    En 2004, la sonda americana Spirit en el suelo marciano fotografió sobre el horizonte una larga estela dejada probablemente por algún meteorito, si bien también se consideró la posibilidad de que fuera el antiguo Orbiter Viking 2 que aun estaba en órbita. Naturalmente, el OVNI, puesto que realmente lo es al no ser posible determinar su naturaleza, fue pronto asimilado a una nave extraterrestre por los defensores correspondientes.

    Con las nuevas imágenes, y de mayor resolución, de sondas como la MRO americana aparecieron nuevas formas geológicas (o marcianológicas) llamativas, entre ellas una publicada en agosto de 2009 con forma de monolito que recuerda al de la película “2.001. Una odisea del espacio”. Aunque no hay en su entorno absolutamente nada más, como posibles ruinas si de procedencia inteligente hubiera sido, no deja de sorprender su aparente perfección geométrica. Tomada la fotografía en alta resolución (HIRISE), pero desde más de 250 Km de distancia, solo cabe esperar que sea una roca que se ha resistido a la erosión, sin mayor misterio, como hay tantas en nuestro planeta con las más diversas formas. Nuevas fotografías con mayor detalle seguro que lo confirmarán.

        = LA LUNA

    Nuestra estéril y desolada Luna también ha servido de abono a algunas mentes ufológicas y en la misma han creído hallar de todo. Hubo quien quería hacer creer que la Luna entera (¡y prácticamente hueca!), era una inmensa base extraterrestre; o quien “vio” rastros de máquinas alienígenas en el suelo selenita; o quien “halló” construcciones en fotografías (secretas, claro; que las otras no muestran nada) de sondas (como las del Lunar Orbiter 2 en 1966); o vislumbró ciudades enteras, ruinas, puentes, torres, etc. También vieron en las fotografías “rodaduras” de grandes máquinas, algún cráter con los bordes “trabajados”, “excavaciones”, etc., todo fruto de la mano de obra extraterrestre; por supuesto, la NASA lo ocultaría todo. En cuanto a las construcciones y demás “arquitectura” selenita, faltan por “ver” lo que ven en las fotografías los “expertos” en cuestión para poder juzgar adecuadamente; en el siglo XIX ilusiones ópticas o la fácil imaginación de algunos astrónomos les hizo ver hasta ciudades lunares. Algunas formaciones, como la del “puente” del Mar de las Crisis fueron vistas por 2 astrónomos en los años 50 pero no fueron fotografiadas, y luego, claro, el puente desapareció... y no llevado por ninguna riada. Otras, como las “pirámides” del cráter Ukert, en la zona central lunar, no son más que una borrosa masa en la que se puede imaginar lo que se quiera. Las únicas imágenes que hacen recabar mayor atención son las que parecen huellas de rodadura cerca cráter Vitello de una máquina, pero probablemente son un rosario de impactos meteoríticos que forman una coincidencia geométrica.
    Es decir, ocurre tal como en otro tiempo a golpe solo de telescopio se vieron luces, llamaradas, manchas de colores y otros fenómenos, algunos ciertos pero naturales y mal interpretados. Hay que tener en cuenta que existen algunos fenómenos llamados LTP, fenómenos lunares transitorios, en los que se ven durante segundos o días, fogonazos o luces de distinto color, a veces intermitentes, que podrían ser cualquier cosa, reflejos solares en un material determinado, un impacto meteorítico, emanaciones de gas, fenómenos térmicos de determinados suelos...
    Los impactos meteoríticos, según masa, ángulo, materiales, etc., crean formas geométricas diversas que fotografiadas en baja resolución, desde muy lejos o panorámicamente, pueden aparentar ser cualquier cosa que a la mente humana se le ocurra; por ejemplo, algunos parecen discos, otros antenas parabólicas, con el cono central incluido, etc. Luego, los “expertos” en las conspiraciones (en realidad, vendedores de libros, revistas y programas de TV sobre la temática), añaden el resto, es decir, la imaginación. Y ya tenemos todo tipo de construcciones alienígenas y, por supuesto, la conspiración de la NASA, de los astrónomos y de todos los que no les den la razón. La recomendación es clara a cualquiera: que hablen primero con un geólogo planetario, y si es especialista en impactos, mejor, y luego con expertos en fotografía astronómica. Y verán los que busquen la verdad como desaparecen las construcciones selenitas (o marcianas) y de paso verán qué es una pareidolia, una ilusión óptica, o un juego de sombras.

EJEMPLO:


        En este montaje de tres imágenes, la primera de la izquierda es la original (A). Es bastante poco nítida (como siempre...) lo cual ya debería hacernos descartar cualquier conjetura. Se trate evidentemente de un cráter selenita con un montículo central, como la mayoría de los mismos, y con paredes que tienen materiales reflectantes respecto a la posición del observador. La foto de abajo a la derecha (C) es la misma con una línea en rojo que enmarca el montículo, cuyo desigual relieve crea sombras y paredes iluminadas. A lo largo del contorno de la línea roja se puede ver que hay una continuidad a pesar de la mala calidad de la imagen. Bueno, pues lo que los “expertos” ven es una antena parabólica, extraterrestre por supuesto: arriba, foto (B), una recreación de los “descubridores” para aclararnos lo que “hay”... Aparte de esto, las dimensiones del cráter son de una docena de Km, con lo que la “antena” no sería moco de pavo. El soporte de la antena lo deducen los “expertos” de las estrías que bajan de las laderas del cráter, manipulándolas, claro... Se trata probablemente del cráter Asada o Taruntius A, en el Mar de la Fecundidad, sobre los 7° de latitud Norte y 50° de longitud Este aproximadamente, y del mismo hay más imágenes, pero esas las ocultan los “expertos” porque en ellas, mucho más nítidas y desde otros ángulos, ya no hay “antena”... y así pueden seguir erre que erre.


        = LA ASTROLOGIA

    Aunque en principio es perder el tiempo en hacer referencia a la astrología, su increíble éxito en la ciudadanía en plena época astronáutica en cuanto a fenómeno editorial y de los medios de comunicación hace que le hagamos una breve referencia. Evidentemente si no tuviera éxito no habría la legión de agoreros que hay en los diversos medios.
    En otro tiempo unida o ensamblada con una astronomía que con la llegada de la ciencia y el racionalismo del Siglo XVIII se desgajó de ella, de todos es conocida la pretensión de la astrología de predecir acontecimientos y tendencias de las personas según el momento por influencia de las estrellas y los planetas. Las verdaderas influencias sobre nosotros son las que ejercen el Sol y la Luna con sus mareas; es decir, por efecto de la gravedad y las radiaciones del primero (efectos sobradamente conocidos), y nada más. La astrología, dada su antigüedad, trata acerca de las influencias de las estrellas y planetas sobre el hombre del modo más supersticioso que se pueda idear. Propio de las culturas primitivas, asombra cómo pueden hoy ser mínimamente mantenidas sus premisas. Las fuerzas del Universo son 3 o 4, según se mire: la nuclear no encaja aquí, la electrodébil tampoco y la gravedad de modo alguno. Los astrólogos hablan de influencias a veces “magnéticas” que desde luego no son ni procedentes de un campo electromagnético ni de la gravedad (con la que a veces parecen confundirse). La fuerza más aproximada para la conveniencia astrológica sería la gravedad y ni planetas ni mucho menos estrellas, que no sea la nuestra, tienen influencia apreciable sobre nosotros dada la enorme distancia. Ni los planetas más próximos, Venus y Marte, determinan gravitatoriamente nada en absoluto ni en su máxima aproximación. Del mismo modo, tampoco las alineaciones planetarias, que muchos aprovechan para predecir catástrofes o acontecimientos extraordinarios, ocasionan ni un pequeño atasco de tráfico. Y cuando ocurre algo no es más que lo que sucede cualquier otro día, puesto que en este tranquilo planeta, en un lugar u otro, casi todos los días acontecen pequeñas o grandes tragedias de las que ni Marte ni Venus son culpables sino más bien la estupidez, la torpeza, la avaricia y la ignorancia humanas.
    Naturalmente, como casi todas las técnicas agoreras, la astrología basa su éxito en emitir inconcretas predicciones, en hablar de tendencias y en decir sutilmente la obviedad que tarde o temprano se cumple sin necesidad de mirar al cielo para nada.
  Los antiguos astrólogos dividieron la franja de constelaciones que proyecta la eclíptica de los planetas en 12 signos. La astrología vincula de alguna manera y establece una connotación entre las cualidades de esos signos y las humanas o de los hechos (ejemplo: dualidad en los Géminis, equilibrio en Libra, regios en Leo, etc., etc.). Pero las constelaciones fueron concebidas por los antiguos creyendo ver en grupos de estrellas próximas aparentemente formas que imaginaron cuando hoy es sabido que en realidad tales estrellas están muy distantes unas de otras y no forman nada más que aparentes agrupaciones desde nuestra posición si estuvieran fijas en un plano (como creyeron los antiguos) y no en un espacio tridimensional. Luego la forma es pura imaginación y consecuentemente las cualidades del ente que se cree ver también son mera ilusión. Y eso sin contar que cada civilización creyó ver distintos objetos, animales y formas en las aparentes agrupaciones estelares; es decir, donde unos vieron una osa otros vieron un carro, por lo que resulta ridículo pensar en cualidades, tendencias o destinos humanos por ello.
    Además, en la actualidad, tales agrupaciones estelares, al cabo de los miles de años, se han movido tanto que no son las mismas que en aquellos tiempos de la primitiva astrología. Hoy podría decirse que no hay 12 constelaciones zodiacales sino 13, contando que Ofiuco actualmente se inserta entre el 30 de noviembre y el 17 de diciembre.
    A ello hay que añadir que mientras la astrología delimita períodos fijos de un mes de duración a cada constelación en nuestro tránsito celeste, el paso del Sol es distinto en realidad por cada signo y no fijo como se estima en la astrología, oscilando entre los 8 días para cruzar Escorpión y los 44 en que está en Virgo.
    Pero por si todas estas razones aun no convencen, apliquemos las estadísticas matemáticas y verán cómo personas nacidas en la misma hora, día y lugar, mellizos y gemelos incluidos, no tienen precisamente, salvo anecdóticos y excepcionales casos, los mismos destinos, ni tendencias, ni influencias “magnéticas”, ni nada que no sea genético, familiar, casual y/o social.
    Pues a pesar de todo, corren ríos de tinta (tienen una de las pocas secciones fijas de toda la prensa del mundo) defendiendo la astrología y tiene un éxito de clientela que permite a algunos de sus “sacerdotes” vivir económicamente como ya quisieran algunos novelistas, poetas, científicos... ¿Cómo no van pues a defenderla tales “expertos”?
    Ahora, esa misma cualidad humana para creer lo contrario a lo evidente, la podemos extrapolar a la vida política, a la vida social, a la del espectáculo, etc., y saquen conclusiones...

    > ¿ENCUENTROS DE ASTRONAUTAS CON EXTRATERRESTRES?

    A decir de los estudiosos, con mayor o menor grado de entusiasmo y/o seriedad, del tema de los extraterrestres, en numerosos vuelos siderales de la NASA y de los rusos sus astronautas han visto naves extraterrestres, muchas veces siguiendo la nave orbital terrestre desde cerca. Naturalmente, como sea que oficialmente nunca se han mencionado caso alguno, se dice que tales hechos han sido censurados. Así que aquí solo nos limitamos a constatar la información vertida a los medios de comunicación o libros sin tomar el menor partido por los “pro” o los “contra”, aunque se hagan diversas observaciones y consideraciones que puedan interpretarse en alguno de tales sentidos, según el caso.
    Tampoco está claro de donde ha salido la información si es que son hechos censurados, por lo que nada de lo citado a continuación tiene el más mínimo contraste y no resulta en absoluto fiable, mas se constata -repito- tal y como el autor lo han hallado en recopilación de otros relatos sin entrar en la difícil autenticidad de los mismos.

    Uno de los primeros casos referidos a avistamiento de naves volantes no identificados por parte de astronautas fue el que ocurrió en los viajes de Glenn y de Schirra del proyecto Mercury. También en el viaje de Carpenter en 1962 se dice que tomó dos fotografías que muestran una nave extraterrestre, si bien en realidad una es un reflejo y otra una pieza liberada. En el vuelo de Cooper en 1963 dicen que hubo observación de algo que se calificó como secreto; al parecer se trataba de una extraña comunicación llegada por el canal de radio. Lo que si es cierto, según reconoció Cooper en diversas oportunidades, es que vio y persiguió infructuosamente con su avión una flotilla de platillos metálicos volando sobre la base Neubiberg de la USAF en Alemania en 1951, pero eso es otra historia.
    En el vuelo del Gemini IV, sobrevolando las islas Hawai, los astronautas informaron de que estaban viendo un objeto metálico que tenía dos brazos y cuyo aspecto calificaron de fantástico. Se tomaron fotografías de lo que parece un platillo volante con tres antenas...
    En 1965, con Gemini V, también se dice que hubo un OVNI.
    En Gemini VII, en el vuelo de Borman y Lovell, se avistó otro (doble) cuando recorrían la segunda órbita. Y lo mismo harían Schirra y Stafford en Gemini VI. Por cierto que Schirra, antes de finalizar el vuelo dijo que había visto un “objeto misterioso que se movía de norte a sur en trayectoria baja de órbita polar”. Ante la imaginable sorpresa en tierra, añadió:” ¡parece que hace señales!... es un hombre de barba blanca y traje rojo que lleva 8 objetos delante que lo arrastran...”. El Papá Noel de Schirra hizo reír al Centro de Control, pero si alguien se queda solo con la primera parte del relato de la broma del astronauta tendrá su “OVNI”.
    También en 1966 en las misiones de Gemini 11 y 12 se vieron objetos brillantes a cierta distancia de las naves que para los ufólogos son OVNIs y que casi seguro que son basura espacial, sobre todo en el segundo caso en que se estaba haciendo un paseo espacial momento muy propicio para la salida al exterior de la nave de pequeños objetos, trozos o partículas.
    El 11 de octubre de 1968, en el vuelo de Apollo 7, al sobrevolar Australia, se dice que el astronauta Cunningham indicó la presencia de varios OVNIs junto a su nave. E incluso hay una versión delirante de que uno de los astronautas que hacía “ensayos de telepatía” (el único ensayo reconocido al respecto fue en Apollo 14) entró en trance al tiempo del OVNI y habló cosas sin aparente sentido.
    Otro caso se le adjudica a una comunicación del mismo James Lovell en Apollo 8, refiriéndose a Santa Claus, bajo cuyo nombre traducen los ufólogos un avistamiento OVNI en clave y citan la presencia de, según ellos, un “extraño campo magnético” que les cortó las comunicaciones durante 10 o 12 minutos. También se apunta a que vieron en la faz oculta una base OVNI y varios platillos volantes se les acercaron...
    En Apollo 10 también se dijo que los astronautas había comunicado ver un objeto extraño junto a su nave que sería realmente alguna pequeña pieza o parte desprendida lo más seguro.
    Pero el plato fuerte de los encuentros con alienígenas es, ¡cómo no!, Apollo 11. Según los que tratan “en versión creyente” en estas cosas, en el primer vuelo del hombre a la Luna, Armstrong y Aldrin en su paseo lunar vieron cómo estaban siendo observados por dos objetos grandes, cosa que el primero comunicaría –dicen- al centro de control. Se alega que la NASA censuró entonces las comunicaciones para evitar el pánico. Pero en la historia aparece un radioaficionado que se dice que captó por casualidad las comunicaciones. Incluso se asegura que posteriormente Armstrong confesó que habían sentido como le advertían los presuntos extraterrestres de que se fueran de la Luna (¿qué les podría molestar, si la Luna no es precisamente un huerto con lechugas que les pisaran los americanos?). Circuló además la trascripción de la conversación presuntamente censurada en la que los astronautas apuntan comunicaciones como –según los ufólogos divulgadores- las siguientes: “Son unos tipos enormes”, “... hemos hallado visitantes...”, “... aquí hay otras naves espaciales...”, “... han descendido aquí y están mirándonos...”.
    Incluso se dice que antes de llegar a la órbita lunar, los 3 de Apollo 11 vieron un objeto en forma irregular, parecido a una L (ele), cerca de su nave. Exhiben como “prueba” los ufólogos a la sazón una fotografía con la Tierra por fondo con una especie de nube amorfa que bien podría ser de partículas congeladas evacuadas de la propia nave. Los astronautas, según se dice, no pudieron determinar ni distancia ni tamaño... Por otra parte el estudio de la fotografía-“prueba” evidencia que fue tomada cerca de la Tierra y no parece un punto de trayectoria translunar tras la separación de la fase S-IVB; según los “expertos ufólogos”, la etapa citada ya estaba a más de 9.000 Km de la nave (detalle que les conviene para justificar que el objeto no se confundiera con la citada parte del cohete). La distancia aparente de la fotografía al suelo terrestre es de menos de 2 o 3.000 Km y la separación de la fase 3 ocurriría a más de 5 o 6 veces tal distancia...
    También se asegura que en 1979 un tal Maurice Chatelain, del que se dice que trabajaba en comunicaciones para la NASA, confirmó que Armstrong había advertido de dos OVNIs sobre el borde de un cráter lunar. Asimismo se asegura que hay imágenes de los OVNIs en el lugar y momento de la visita lunar, pero la verdad es que solo hay fotografías con reflejos y efectos de los contraluces.
    Las sospechas sobre estas afirmaciones son obvias. Que la NASA necesite sofisticadas estaciones y grandes antenas no es presunción, y sin embargo un radioaficionado “capta por casualidad” las comunicaciones sin grandes medios. Aldrin afirmó en entrevistas a preguntas sobre “señales de vida en la Luna” que sobre el asunto “no había absolutamente nada” y que todo eran fantasías. Si hubiera habido realmente el menor indicio, se puede tener la seguridad que muchos, y no solo los astronautas, hubieran estado informados y alguno habría hecho trascender a la prensa alguna de las pruebas al cabo de los años. Pero no ha sido así en absoluto.
    También fueron “encontrados” OVNIs en otras fotografías, cada vez que los “especialistas” vieron una forma oval blanca (como tantos fondos de cráteres lunares vistos desde lejos), o alguna forma rara en los simples reflejos de luz en las tomas, así como cualquier forma extraña natural (pronto identificada como “ruinas” o naves alienígenas).
   Aunque Apollo 12 también tiene su fotografía OVNI y “misteriosa conversación” acerca de uno de tales objetos, en los siguientes vuelos lunares no hubo ya tanta “aparición” selenita-extraterrestre destacada, si bien, aun no conformes encontraron aun algunos “indicios” más en las fotografías obtenidas de los mismos en los habituales reflejos y contraluces, pero en Apollo 16 “volvieron” y se dice que Young dijo “ahí están otra vez”. Se cuenta asimismo que llegado tal momento se censuró la comunicación.
    El único enlace de comunicaciones que fue pasado solo a través de línea privada fue el de uno de los astronautas que quería hablar con el médico sobre la colitis que tenía. Así que, bacterias intestinales y no extraterrestres fueron el origen del misterio.

    En cuanto a los soviéticos, se cuenta que observaron OVNIs al lado de sus naves ya desde el Vostok 2 y los Vostok 5 y 6. Luego repetirían “suerte” en avistamiento los de Voskhod 1 y Vokhod 2 en 1964, y los de los Soyuz 4 y 5 y con del desdichado Soyuz 11, cuyos tres tripulantes murieron al regreso, por supuesto “misteriosamente” para alguno de los “expertos”. En Soyuz 14 se dice que también se avistó OVNIs entrando en nuestra atmósfera.
    También se dijo que el 14 de mayo de 1981 los cosmonautas de la Salyut 6, Kovalionok y Savinykh, vieron un OVNI a 1 Km de la estación orbital y que lo filmaron. Se dice que lo observaron con prismáticos y vieron las ventanillas de tal nave e incluso 3 humanoides dentro, de grandes ojos. Los soviéticos les habrían hecho señales o gestos, y los extraterrestres saldrían de su nave y se acercarían a la Salyut sin otro traje que el llevaban dentro (sin casco), lo cual ya es más difícil de creer (a menos que no fueran seres materiales). Se dice que los cosmonautas soviéticos pidieron permiso para realizar una EVA pero el centro de control no quiso...
    El 26 de septiembre de 1990 el cosmonauta Strekalov, de Soyuz TM-10, al momento de sobrevolar Canadá, sobre Newfoundland, vería a gran altura durante 10 seg una esfera que cambiaba de color, mayor que la propia nave en que estaba.
    En 1997, el cosmonauta ruso Baladin reconoció que su compañero Musa Manarov había visto al momento de acoplarse su nave en la Mir en 1990 un objeto brillante a poca distancia; el mismo fue filmado. También aseguró que los OVNIs habían sido vistos sobre Baikonur y Kapustin Yar, y que había “pruebas claras” de su existencia.
    El 7 de octubre de 2014, en el curso de un paseo espacial de la misión de la nave Soyuz TMA-13M en la ISS, en la grabación de una cámara de TV se puede observar muy brevemente, unos segundos, lo que parece ser un objeto cercano a la Estación, pero sin que se pueda definir mayor detalle. Fue calificado como OVNI pero lo más probable es que se tratara de alguna parte o pieza de tamaño indeterminado, y por ende a una distancia indefinida, desprendida de la estación que flotaba libremente.
    Para el cosmonauta soviético Vladimir Soloviov “existen civilizaciones cósmicas que nos visitan y con las que tarde o temprano nos encontraremos”. Pero también aseguró que no había visto durante su estancia en el espacio nada que fuera signo de inteligencia distinta a la terrestre.
    El cosmonauta y cardiólogo ruso Oleg Atkov, que permaneció más de medio año en órbita, no se sabe que viera nada especial en su vuelo, o al menos no lo dijo. Pero aseguró: “Puede parecer algo raro, pero en todo el tiempo que estuve en el espacio no me sentí solo. Tuve la sensación de que ahí fuera hay algo, de que no estamos solos”.
    Quien sabe...
    La mayoría de cosmonautas y astronautas, una vez preguntados, sin embargo, reconocen que no vieron nunca naves extraterrestres en el espacio (otra cosa es algún OVNI sobre tierra), pero todos creen en la existencia de civilizaciones extraterrestres. Otra cuestión es que crean que nos visiten. Naturalmente los ufólogos achacan la negativa al silencio impuesto por sus gobiernos y como todos son chicos buenos, ninguno suelta prenda. Que pena que el astronauta Edgard Mitchell, gran aficionado a la parapsicología y los misterios, no viera nada; a ver quién le hubiera luego hecho callar...
    Finalmente hay que advertir del gran número de casos de astronautas que confunden en el espacio piezas pequeñas, metálicas o no, trozos de envueltas y cosas así sueltas en el entorno de la propia nave, o bien trocitos de hielo desprendido de la misma, e incluso basura espacial ajena a la nave, y las que fueron muchas veces confundidas puesto que las circunstancias ópticas dan lugar a ello; el cálculo de la distancia al moverse en las cercanías no es nada preciso en objetos pequeños o diminutos. Incluso algún experimentado cosmonauta gastó alguna broma a algún compañero novato con estas cosas, advirtiéndole de un “avistamiento OVNI” con alguna de estas piezas perdidas.
    En este sentido abundan los casos de aparentes OVNIs cerca de las naves, o a veces no tan cerca, realizando incluso movimientos extraños, sin explicación aparente. Son muchas veces, en efecto, las abundantes partículas de distinto tamaño desprendidas de la nave, generalmente de hielo, que salen en distintas direcciones y que evolucionan, giran y brillan. En las imágenes, tomadas casi siempre a distancias indefinidas, se puede suponer que pueden ser reflejos, en ocasiones sostenidas sobre el objetivo de la cámara, pero cierto es también que hay algún caso -muchos menos de los pretendidos- tan inexplicable como para ajustarse sin reservas a la verdadera definición de OVNI.
    Uno de estos casos podría ser el del astronauta Leroy Chiao que declaró haber visto durante uno de sus paseos espaciales en 2005 una “serie de luces en fila” que identificó como OVNIs. Pero casi seguro que fueron focos de barcos en pesca nocturna en el Atlántico Sur cuyo movimiento aparente era en realidad debido a la rápida evolución de la Estación en la órbita.
    En la misión del 116 vuelo Shuttle, STS-115, con destino en la ISS, en 2006, se observaron tres luces que evolucionaron a vista de la nave sin que se sepa qué eran realmente. Lo más probable es que fuera basura espacial o bien algunas partes o pequeñas piezas o trozos de las mismas desprendidas de la propia nave. Lo que sí se comprobó tras el vuelo fue que el Atlantis había recibido un impacto de un micrometeorito, sin que ello presuponga que tuviera que ver con el avistamiento de las luces.
    Otro caso fue el de Apollo 16, en una fotografía al regreso de la órbita lunar, en la que aparece algo discoidal cerca de la nave al tiempo de un paseo espacial. Como sea que los astronautas no vieron nada, un posterior análisis de la imagen reveló que se trataba del foco de ayuda en tal paseo, cuyo brazo no se veía en la posición de la toma.
    Los “expertos” en OVNIs aducen muchas veces que todos los avistamientos de astronautas en el espacio son “pruebas” porque, según ellos, “es imposible que los astronautas se equivoquen”. Suponen que los astronautas son infalibles en sus apreciaciones. Pero no es verdad. La visión en el espacio, en la microgravedad, y las condiciones en el vacío, posibilitan errar en las apreciaciones. Al no saber de qué se trata, ni por tanto su tamaño, no es fácil apreciar las distancias.
    En febrero de 2016 salen a la luz unos extraños sonidos captados en órbita lunar por la tripulación de Apollo 10 en 1969. Aunque algunos pretendieron pasarla por una grabación “secreta”, y por “música” de origen desconocido captada por los auriculares en VHF sobre la cara oculta selenita, pero también sobre la visible, dando a entender una vez más que podría proceder de entes no terrestres, se trata de una grabación pública desde 1973, y no desde 2008 como entonces se pretende (fueron puestas digitalizadas en Internet en 2012); y de “música” no tiene nada pues fueron en realidad ruidos propios de la electrónica de a bordo, zumbidos del tipo interferencia entre los sistemas de radio de los módulos lunar y de mando, lo más probable, aunque también hay quien piensa que podría ser debido a la acción electromagnética del viento solar en el entorno lunar. Eso sí, los astronautas hicieron alusiones a lo que les parecía: un “sonido silbante” que “suena como del espacio exterior”. Pero nada más, aunque, claro, comparado con alguna de las “músicas” y “conciertos” que algunos venden en este planeta, puede que sí, que suene incluso a música... Además, en otras misiones, como Apollo 11 o Apollo 16, también se escuchó lo mismo, y está documentado. Tampoco hay aquí pues extraterrestres con la radio a todo volumen..

    > LOS EXTRATERRESTRES. LOS OVNIS.

Ante el misterio OVNI, como ante el religioso,

el creyente no necesita pruebas,
y el escéptico no las quiere buscar;
así que nunca hay pruebas,
ni las habrá.


    En los Estados Unidos, un 2 % de los ciudadanos cree haber visto un OVNI (o UFO, en sus siglas), incluso haber visto extraterrestres, y nada menos que un 30 % cree que son naves espaciales de otros mundos. En Francia, hasta los años 70, se estimaba que el porcentaje de población que había visto un OVNI era del 7% (a lo largo de su vida). En España, una encuesta de 1979 apuntaba que casi el 41% de los españoles, sobre todo los jóvenes, creían en los OVNIs. Se ha calculado que cada 3 minutos en alguna parte de la Tierra es visto un OVNI. Sin embargo, para el 98 % de los casos estudiados se han encontrado explicaciones que nada tienen que ver con extraterrestres. Y evidentemente la experiencia de unos, aun demostrada de ser causas naturales, no es aceptada por el resto respecto a su parecer. El problema es el 2 % restante, puesto que la sola presencia, si se llega a demostrar, de 1 solo caso de extraterrestre verdadero daría por válida la existencia de los mismos en este planeta. A continuación aparecen los que han visto las naves o platillos aterrizados, o que han dejado rastro, (lo que denominan encuentros en la segunda fase) y finalmente los que han entrado en contacto personal con presuntos seres que han venido de otros soles o mundos paralelos (encuentros en la tercera fase) y cuyo aspecto es variopinto (desde enanos cabezones hasta esplendorosos y altos rubios); también se clasifica esta última fase en dos: de tercera si han tenido encuentro pero sin contacto y de cuarta si han entrado en contacto abierto.
    Llegan así los extraterrestres en “platillos volantes”, esferas de luz y vehículos también diversos, aunque mayormente suelen tener, siempre a decir de los testigos, forma anular o como dos platos unidos, con uno de ellos invertido. Incluso hay quien asegura que vienen de otros mundos fuera del plano físico, de otra dimensión, y se mezclan en una, a veces compleja, metafísica en la que intervienen hasta los ángeles. Cuando se habla de extraterrestres, la referencia es pues múltiple, no significando necesariamente seres físicos como nosotros que vivan en planetas parecidos al nuestro. Del mismo modo, un OVNI no es necesariamente una nave extraterrestre, sino simplemente eso, un objeto volador más o menos consistente, natural o artificial, físico o espiritual, o psíquico... De hecho, la mayoría de los OVNIs es seguro que son causados por confusiones con entes de lo más natural o son un fraude.
    En los estudios de los OVNIs han concurrido hasta los estudiosos de la psicología humana, achacando a los observadores de los fenómenos el padecimiento psicológico de particulares visiones irreales, cual achacan el de las apariciones marianas, fundamentando el deseo humano de protección superior. A veces, se ha rebajado a los observadores al mero nivel de histéricos o paletos ignorantes de lo que es un globo sonda o un rayo de bola. Sin embargo, los pilotos comerciales y militares, a veces, con el apoyo de los controladores de radar, no son precisamente de tal condición y son de los testigos más valiosos para quienes defienden los OVNIs. En cuanto a las filmaciones en videos de algunos aficionados y casi todas las fotografías, también son discutibles pues las cámaras no resultan hasta la fecha afectadas por ”confusiones psicológicas”, pero tienen en cambio la posibilidad de ser trucadas sus imágenes, si bien para simples aficionados no es tan fácil en algunas de las tomas de OVNIs exhibidas.
    Por supuesto, los científicos, salvo raras excepciones, también ridiculizan a quienes creen que han tenido tales visiones o que han sido testigos en mayor o menor grado de contactos. Su primer argumento, excluida desde luego la cuestión de otros mundos fuera de nuestra dimensión, es la lejanía a otras estrellas, a otros posibles planetas habitados, y no digamos nada si están en otras galaxias. El rebatimiento de este punto es, sin embargo, muy fácil. No sabemos que puede ocurrir si algún día se logra alcanzar la velocidad de la luz con alguna nave, no conocemos si en el Universo existe, por así decir, atajos o pliegues en la dimensión espacio-tiempo, no podemos predecir los descubrimientos tecnológicos de dentro de 1.000, 2.000, etc., años, porque ni siquiera tenemos una noción exacta de la gravedad más que en su efecto. Si se piensa en tan solo hace 50 años, muy pocos hubieran podido predecir los viajes a nuestros planetas, ni la miniaturización y las posibilidades de la informática, el hallazgo de materiales con propiedades ayer inimaginadas, etc. Negar lo que no se conoce es caer en el mismo error de los fácilmente crédulos que atacan, y pertenece a la misma actitud de los que en el siglo XIX insistían en que el hombre no podía volar, porque es (fíjese bien: es, aun hoy) evidente que el hombre pesa más que el aire. ¿Significa que los extraterrestres avanzados tecnológicamente pueden llegar? No lo sabemos, pero ningún científico debería descartar anticipadamente nada al respecto, como tampoco nadie aceptarlo ingenuamente. Solo mediante el respeto a los presuntos testigos, la evaluación de su testimonio, la investigación de los hechos, el contraste, y sobre todo la mente libre de todo prejuicio se podrá avanzar y llegar a clarificar esta cuestión. Los científicos sí creen posible que existan otros mundos habitados como el nuestro en las estrellas, pero no creen que hayan llegado aquí por muy avanzada que sea su civilización porque les parece imposible dada la distancia. De hecho, la ciencia ha demostrado su creencia enviando señales con radiotelescopio, esperando, eso sí eternamente, alguna futura contestación.
    Si los famosos platillos son naves interestelares, o si no lo son salen de naves nodrizas que si lo son, los extraterrestres tendrán una tecnología tal que nos resulta incomprensible. Por un momento, aceptemos el hecho de la existencia de tales seres y de que una de sus naves venga de las estrellas. ¿Viven una eternidad sus ocupantes respecto a nosotros?, puesto que para nuestra vida ir a las estrellas cercanas a la velocidad de la luz sería gastar toda nuestra existencia; cuando volviéramos ya no existirían nuestros contemporáneos a pesar de que nosotros nos conserváramos. De no ser así de vitales, ¿llegan por “atajos” en el espacio? ¿En que basan sus naves su propulsión? ¿Tiene que ver algo que mayoritariamente sean redondas, circulares, o en forma de platillo? ¿Es que llevan algo que gira dentro y que genera una especie de antigravedad? ¿O no son completamente materiales? ¿Son preguntas inocentes? ¿Pero es que existen?
    Los que han estudiado el tema, unos con más o menos entusiasmo, con mayor o menor acierto, incrédula o ingenuamente, han hallado referencias de todo tipo en la antigüedad, incluso muy repetidamente en la Biblia, en pinturas rupestres (cuestión más que dudosa aquí, sin embargo, por las connotaciones chamánicas de sus –al menos pretendidos- vuelos del cuerpo astral, y por lo estilizado de los dibujos, fácilmente confundibles con máscaras rituales, cabezas de animales, etc.), en todo tipo de documentos. Pero se acepta como punto de partida moderno de los llamados “platillos volantes” la segunda mitad de los años 40, apenas finalizada la segunda guerra mundial, en el siglo XX.
    Desde un primer momento, a partir de aquí, oficialmente, sobre todo los poderes militares, trataron de negar los casos, sin saber muy bien si la actitud fue debida a alguna razón concreta. Se han barajado diversos postulados al respecto. Uno de ellos se cita el criterio de evitar a toda costa que la gente no se sintiera segura, de impedir que el pánico de los ciudadanos causara imprevisibles desórdenes; se tenía como antecedente el caso de la emisión radiofónica años atrás de la novela “La guerra de los mundos”. En esta época incipiente, téngase en cuenta que el modelo de extraterrestre es el del marciano con poderes terribles que llega para invadirnos. Otra cuestión más seria es si los gobiernos, sumergidos en plena guerra fría, pretendían aprovechar una tecnología superior, la de los presuntos extraterrestres, para sí y contra el enemigo. E incluso se pudo haber pensado que había que negar aquellos hechos por si eran terrestres y tecnología del enemigo y no se podía dar a conocer aquella ventaja. Y finalmente cabe admitir que los casos de avistamientos y demás fueron negados porque realmente los gobiernos y los militares ni creían posible tal cuestión y por lo tanto ni la investigaban, salvo buscando las convenientes razones que lo explicaran desde el punto de vista de nuestras predeterminadas creencias. Existen, por otra parte, afirmaciones de que los militares americanos tienen en su poder alguna de tales naves extraterrestres, guardadas celosamente con algún ocupante muerto. Esta cuestión resulta también dudosa en tanto que mantener el secreto por parte de tanto personal que seguramente estuvo implicado durante tanto tiempo se apetece un poco difícil (caso de algún trabajador fantasioso de alguna base aparte y de otros cuyo rompecabezas recompuesto no solo no aclara nada sino que es un verdadero galimatías).
    Resulta todo bastante confuso puesto que hoy nadie se alborotaría si un gobierno reconociera tal existencia más que cualquier escándalo político o deportivo, hoy que se sabe que el “enemigo” no tuvo platillos volantes, hoy que la tecnología nos deja vislumbrar cualquier futuro y los jóvenes ya han crecido entre películas de extraterrestres. ¿Acaso se teme que el contacto con una civilización alienígena afecte la concepción religiosa, política y social de nuestro planeta? ¿Son los poderes religiosos celosos e influyentes en ello? Son muchas las conjeturas. No se encuentran ya fácilmente motivos para ocultar el hecho... si es que se tienen pruebas, si es que existen, porque si no existen quedarían muchas cosas justificadas. Así que solo cabe pensar que no hay nada de cierto sobre los extraterrestres en nuestro mundo. Pero si realmente no hay nada que ocultar, ¿porque siguen los gobiernos, o muchos de ellos, teniendo clasificado como secreto gran parte de los archivos sobre los casos OVNIs? Si realmente no hay extraterrestres, ¿porque ocultar las cosas? ¿O existen otras razones inconfesables o desconocidas que no somos capaces de adivinar? ¿Son los OVNIs solo un buen motivo de ocultación de prototipos aeronáuticos secretos (y serían solo los americanos y poco más)? ¿Se teme que se diga que nuestros cielos no están absolutamente protegidos? ¿Solo eso? ¿O acaso hay que pensar que sí ha habido contacto con ellos y hay una callada e interesada relación a determinados niveles? Si existen, está claro que los extraterrestres mismos no tienen el menor interés en mostrarse más que en contadas y seguramente muy calculadas excepciones. Los encuentros, o mejor los casos de abducidos o secuestrados, casi siempre van acompañados de un borrado de la memoria de los humanos; pero también hay puntos oscuros en la imaginación humana que confunden los presuntos hechos. Si existen y los secuestros son ciertos, es como si nos estudiaran sin contemplaciones, como si fuésemos animales, cosa en la que, según como se miren las cosas, no andarán tan descaminados...
    Existe una alternativa más lógica en todas estas divagaciones sobre el contacto de los extraterrestres. Es hecho comprobado que los contactos abiertos entre civilizaciones distintas conlleva la anulación de la menos evolucionada, por así decir; por ejemplo, es lo que ocurrió con los pueblos americanos ante la llegada de los europeos tras el viaje de Colón. Pudiera existir pues un respeto de los extraterrestres para no convulsionar nuestro mundo. Pero, volvemos a preguntarnos, ¿han llegado ya los extraterrestres a nuestro mundo? Existen testigos, filmaciones, y cuantas pruebas se quieran para quien quiera creer, y podrían ser trucos, visiones, y cuantas maulas humanas haya, descubiertas o aun ignoradas, para quien lo niega sistemáticamente. Ninguna de estas dos posturas es buena para llegar a la verdad y por tanto, en principio y por principio, no podemos admitir que ninguno tenga o sea poseedor de la razón.
    En fin, demasiadas preguntas para un tema que no resulta fácil. Evidentemente, toda esta divagación no aclarará nada. Así que vayamos a algunos de los casos más significativos, entre los que se citan los que siguen, sin olvidar antes que una vez planteada la posibilidad de tales visitas se reinterpretaron casos de intervenciones divinas y angelicales de la historia; y esto último no quita ni pone rey a los casos porque las entidades espirituales bien podrían utilizar entes materializados o civilizaciones a su servicio para sus fines con el género humano.
    En efecto, las hipotéticas primeras intervenciones de extraterrestres en la historia de la humanidad podrían haber ocurrido en tiempos bíblicos. Aquí y en otras culturas, religiones, civilizaciones, la figura del extraterrestre se entremezcla con la de los ángeles y otras entidades no materiales y materializadas. Entre los casos posibles que citan los estudiosos del tema figuran las alusiones a los Elohim (dioses), a los carros de fuego (nave de Ezequiel y de Elías), los arrebatados Elías y Enoc (o Henoch), la densa nube de Yavé sobre el Sinaí en tiempos de Moisés a vista de todo el pueblo judío y la que a veces descendía sobre la tienda de los sacerdotes, etc. En la babilónica Epopeya de Gilgamesh, de origen sumerio seguramente, en la que hay también algunos paralelismos con la Biblia, se dan a entender que hay en la creación del hombre la intervención de dioses, que rápidamente algunos asimilan a los extraterrestres.
    En cualquier caso, la intervención creativa del hombre por parte de los dioses se interpretaría hoy por algunos como la manipulación genética de algún simio y la posterior entrada en contacto con algunos de los especímenes más avanzados del planeta para depositar en ellos las directrices de un comportamiento “humanizado”. Sin embargo, resulta muy difícil sostener que tal intervención extraterrestre tuviera fines de pura economía para los mismos. Algunos creyentes en la opción intervencionista sostienen que vinieron a la Tierra en busca de elementos como el oro, necesarios para su tecnología, y hasta para su supervivencia, y que incluso modificaron genéticamente al simio más evolucionado de entonces (hace varios cientos de miles de años) para lograr una raza que les trabajara las minas. Pero esto no se sostiene por pura lógica: 1) si los extraterrestres necesitan oro o lo que sea, es casi absurdo pensar que solo lo hay en la Tierra y cruzar medio universo para encontrarlo no tiene sentido; 2) ¿cómo es posible tener una tecnología que les permitiera llegar a tanta distancia de su casa, y realizar manipulaciones genéticas, y no fueran capaces de hallar sustitutos para el oro o lo que fuera?; 3) por la misma razón, ¿qué necesidad iban a tener de crear genéticamente al ser humano para trabajar en minas cuando se supone que podrían tener o construir todo tipo de maquinaria y automatismos?; 4) no hay rastros o vestigios arqueológicos de tales explotaciones en el tiempo que se sitúan; y 5) se supone que si necesitaban el mineral entonces, hoy tendrían aun más necesidad por el tiempo transcurrido y sin embargo no han vuelto. No es lógico.
    Los partidarios de estas teorías piensan como piensa el ser humano de hoy y seguro que los extraterrestres -si existen- son un poco más listos. Si hubo una intervención de seres no terrestres, es más fácil que fueran seres materializados provenientes de este mismo Universo u otros paralelos (espirituales), lo que elimina la finalidad materialista de la posible intervención. Sin embargo, a juzgar por los escritos antiguos, como los sumerios, algo sí parece que hubo y que dio lugar a las historias que luego recogieron religiones como la judía, y por consecuencia otras posteriores. Pero la hipotética finalidad es radicalmente distinta y la opción espiritual, o al menos altruista, es mucho más creíble.

    En la Biblia, en Génesis 1,26, se dice de boca de Dios “Hagamos al hombre a nuestra imagen y a nuestra semejanza ...”, pero luego sigue y habla en singular. Y en el Génesis 3,22, se dice “He ahí al hombre hecho como uno de nosotros, conocedor del bien y del mal...”. Dice Dios: “uno de nosotros”, luego, ¿había otros más, y eran dioses?; ¿no hay que tomarlo al pié de la letra? Entonces, ¿tampoco otras citas...?; desde luego, la actitud, y el doble filo que supone, de tomar como bueno lo conveniente y como relativo lo menos conveniente no es una posición realista... La “sabiduría” interpretativa canónica por lo general interpreta como simbólico o real lo que bien le conviene; acerca el ascua a su sardina y se introduce en largas explicaciones de “misterios” solo para al final venir a decir que solo sirve su interpretación, en definitiva su propia manipulación, eso sí, en nombre de Dios como sus representantes oficiales que pretenden ser. Aunque también es verdad, en efecto, para un análisis serio, que hay que entrar en la literatura judía y su entorno expresivo de lenguaje figurado, resultando la cosa mucho más compleja que lo que pueda aparentar tan superficialmente. Además, también existe la opinión de que la historia del pueblo israelita hasta Moisés no es originariamente propia sino una asimilación o adaptación de otras fuentes con lo que la cosa podría ser aun más enrevesada.
    Pero, ¿y qué decir de la detallada descripción de la nave de Ezequiel casi 6 siglos antes de Cristo? ¿Por qué cita (1,4-5 y siguientes) que “en medio brillaba como bronce en ignición”? Y lo repite luego con una seria descripción de lo que parecen ser complejos trenes de aterrizaje con ruedas “como si hubiese una rueda dentro de otra rueda”, alas que arrastraban las ruedas “con espíritu de vida” (es decir, que se movían) y que se plegaban, cosa que repite Ezequiel. Cita el ruido de las alas “como ruido de río caudaloso” y un techo de “portentoso cristal” y, al despegar, (2,12 y 2,13) “un estruendo de fuerte terremoto al elevarse la gloria de Yavé en su lugar, y oí el rumor de las alas de los cuatro vivientes que daban la una contra la otra, y el ruido de las ruedas, ruido de gran terremoto”; aquí parece claro que Ezequiel fue llevado a bordo. La traducción de la visión del profeta acaba en una especie de ingenio combinado, helicóptero de 4 rotores o turbohélices para maniobras cercanas a tierra y cohetes para alturas superiores o espaciales. ¿O es todo una mera coincidencia del lenguaje bíblico judaico con que adorna la misión profética? En este caso, resulta difícil de explicar tanta coincidencia de la imaginación del israelita con la tecnología aeronáutica.
    También contiene el libro de Ezequiel un capítulo, el 9 (los mensajeros de la destrucción), en el que los “visitantes” que, dotados de un “instrumento destructor” (un ángel, un ser espiritual, no necesitaría instrumentos materiales), exterminaron sin compasión viejos, mujeres y niños, y a todos los que no estaban marcados con una tau en la frente, para limpiar aquello de abominables. Es un capítulo de un “dios” vengativo (e intervencionista) que parecía venir a hacer “limpieza” en helicóptero; como Hitler, que también hizo cierta “limpieza”, aunque éste viajaba en avioneta... Hay también quien rebate todo y niega las interpretaciones... En la referencia bibliográfica, al final de esta obra, se cita el libro que analiza, detalla y profundiza técnicamente en la hipotética nave de Ezequiel, aunque también se puede leer directamente la Biblia y sacar conclusiones propias. Finalmente, acerca de este asunto (válido para similares) cabe muy bien pensar algo tan simple como ¿por qué los seres espirituales, ángeles o más altas jerarquías celestiales, iban a personarse con tanta parafernalia de aparatos sofisticados con ruedas, alas, etc.? Con lo sencillo que es una aparición o materialización, y sino véanse las apariciones marianas o las del propio Jesús tras su resurrección...
    A Enoc (Génesis 5,23-24-25), que “hicieron volar” e “hicieron entrar en los cielos”, así como ser “elevado sobre el carro del viento” (citas del apócrifo “El libro de Henoch”, de Editorial 7 ½ SA) y anduvo en la mismísima presencia de Dios (?) y “desapareció, porque se lo llevó Dios”. O aquel dios (o alguien en su nombre) andaba personalmente por la Tierra o Enoc no era un hombre; sin contar que vivió 365 años (?).
    Otra cita más que misteriosa, como para hacer temblar cualquier fe de las de “al pié de la letra”, está en Génesis 6-2. Dice “... viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas...” y luego da a entender que el cruce genético reduciría la vida de los seres nacidos resultantes a solo 120 años (Génesis 6-3). Y añade en 6-4: “Existían entonces los gigantes en la tierra...”. Y dice cómo los hijos de Dios se unieron con las hijas de los hombres y engendraron gigantes y héroes. Pero esta historia y la del Diluvio no es exclusiva de la Biblia, sino que aparece también en el Libro de Henoch (Enoc), y en otras historias de otros pueblos, aunque cabe la posibilidad que la fuente más primitiva y original sea la misma... La hermosura y los gigantes, los dioses y héroes griegos,... ¿ángeles? ¿Mitos antiguos? ¿Una realidad distinta, tergiversada por las religiones? O como sugieren algunos ¿extraterrestres? ¿Quién sabe...?
    Antes de seguir hay que hacer la siguiente reflexión sobre los “hijos de Dios”, “ángeles” y otras entidades con “poderes” que vienen sobre “nubes” y guían pueblos...; siempre basados en la letra escrita bíblica o de otras religiones. Si entramos en el Nuevo Testamento también hay materia... la “estrella” de Belén, la “nube” de la transfiguración, y otros casos. Las “nubes”, el “ángel de Yavé”, los “carros de fuego” y “la gloria de Dios” abundan para explicar las mentes de aquella época algo que quizá hoy podría ser llamado con nombres más familiares. Pero para evitar susceptibilidades, lo dejamos ahí; que en realidad no tiene porque haber susceptibilidad alguna, porque el fondo de la cuestión religiosa que se expone no se altera, como no cambió el hecho de que fuera la Tierra la que girara en torno al Sol. Hay que tener en cuenta que las descripciones de cosas incomprensibles por hombres corrientes de una época, y más en el caso judío, con su peculiar visión literario-fantástica de la realidad, puede dar lugar a descripciones nada inteligibles para el pragmatismo narrativo de nuestra sociedad actual. Las claves interpretativas existen pues. De la finalidad y bondad del fondo de la cuestión, desde el punto de vista de la misión y trascendencia de Cristo, nada se objeta, nada cambia; en última instancia, ¿que más da que los “ayudantes” del Dios de Moisés y otros profetas, o de Cristo, sean ángeles materializados o que fueran sirvientes extraterrestres de mayor o menor consistencia física?
    Primera consideración: la actuación de los hipotéticos extraterrestres para con los humanos es física. Por lo tanto en ese momento son materializaciones del índole que sean (entidades espirituales o encarnaciones). Segundo: sus “nubes” son naves de algún tipo o tipos, bien también materializadas de éste u otro Universo (paralelo, espiritual o lo que sea), generalmente envueltas en algún supuesto plasma de camuflaje o de algún modo necesario; en este último caso, el tipo o tipos de nave serían el límite o techo de medios para viajar por el Universo. Por lo tanto, caben resumidamente tres interpretaciones sobre las intervenciones de seres, digamos, superiores sobre la raza humana: una, que podrían ser efectivamente seres físicos como nosotros, mucho más evolucionados tecnológicamente (seguramente también en el plano mental y espiritual), o bien materializaciones de seres espirituales o de otros planos existenciales, o quizá con procedencia en ambas fuentes. No sería prudente asegurar nada sobre todo esto o inclinarse por opción alguna como más real. Solo son pensamientos o reflexiones sobre posibilidades. Sobre su misión para con nosotros, evidentemente no es invasora al uso de las películas tradicionales, pero sí sería intervencionista, manipuladora y conductora, educadora o inculcadora. ¿Con qué fines? ¿Altruismo, ley universal, o habría alguna finalidad materialista e inconfesable?
    Fuera de la Biblia y otros libros religiosos incluso más antiguos (desde Egipto a la actual India) cargados como ella de puras, paralelas e idénticas alegorías, también hay indicios de lo mismo, aunque algún caso ha sido explicado o bien tiene una posible razón de ser. Así por ejemplo se achacó a la influencia de seres extraterrestres conocimientos sobre la estrella binaria Sirio en el pueblo africano Dogón, de Malí. Pero según parece tales detalles pudieron ser enseñados por misioneros en los años treinta del Siglo XX o incluso antes, a fines del Siglo XIX. A pesar de todo, los defensores de la versión extraterrestre dicen que las leyendas en tal pueblo cuentan que unos seres bajaron en una nave (un “barco volador”) para convivir con ellos; por cierto, también relatan una historia bastante pareja a la de Jesucristo, con crucifixión y resurrección. ¿Asunción de enseñanzas, mezcla de leyendas, mitos, cuentos y casualidad?
    En la arqueología de la civilización sumeria se dice que hay tablillas que señalan la visita hace 450.000 años de seres del cielo (¿espiritual o físico?) que dieron enseñanza al género humano de la época acerca de astronomía, matemáticas y otras materias. Pero la lectura de los textos sumerios cuneiformes en general no dejan lugar a interpretaciones que no sean más o menos poéticas o religiosas en cuanto atañe a las narraciones de las que aquí se tratan.
    Otros casos de intervenciones, digamos prehistóricas al caso, se citan en las religiones del mundo precolombino, donde se dice que esperaban el regreso del cielo de su dios, confundiéndolos incluso con los navegantes españoles; y en tal situación se enmarca el famoso “astronauta” de Palenque, una figura humana grabada en la losa de una tumba maya que parece estar (aportando un poco, o bastante, de imaginación) en una nave espacial, si bien los ojos de cada uno podrán ver cualquier otra cosa si quieren; tal enterramiento data del año 692 de nuestra era. Cabría pensar que una visita de seres extraterrestres, o tomados como dioses, en una época tan reciente, tendría una repercusión en una civilización precolombina con representaciones en diversos ámbitos, tales como cerámicas y otros grabados. Pero no hay nada de esto.
    En la zona desértica de Perú están las famosas líneas de Nazca, gigantescos dibujos de piedras alineadas cuyas formas (siluetas de animales y figuras geométricas) de 2 Km de longitud solo se aperciben desde una altura considerable (pero que se pueden hacer perfectamente sin tener tal perspectiva), y que según algunos ufólogos fueron las pistas de aterrizaje de naves espaciales de la antigüedad. Tales construcciones datan de entre 1.500 y 2.000 años y fueron realizadas por la civilización Nazca, anterior a la Inca. Sin embargo, aquí esta hipótesis no es nada nítida, en tanto que podrían haber sido hechas para otros fines, como señalización de acuíferos, tener relación con actividades chamánicas, religiosas, o formar parte de la astronomía de la civilización, que es lo más probable. En 2015, estos llamados geoglifos se cree que son en realidad fruto de dos culturas distintas, relacionado su motivo con su vista desde caminos rituales (desde colinas cercanas, y no necesariamente desde el cielo) y la población preinca de Cahuachi; además, las figuras se muestran en agrupaciones de dos estilos y técnicas diferentes, y temáticas distintas. Por otra parte, la cerámica de esta cultura no señala rastro alguno de “contactos extraterrestres”. En otras partes del planeta hay cosas parecidas, como en Atacama (Chile). La hipótesis más probable es que son representaciones similares a las constelaciones del zodíaco, y más exactamente reproducciones estilizadas de zonas oscuras de la Vía Láctea; mientras que otras civilizaciones usaron las estrellas más brillantes como puntos delimitantes de las formas de animales y objetos que creían ver, estos  pueblos americanos tomaron como referencia las zonas oscuras entre los grupos de estrellas.
    Estas figuras o gigantescos dibujos e incluso algunos monumentos megalíticos o enormes piedras levantadas por todo el planeta, pretenden los defensores de las teorías alienígenas, que fueron señalizaciones para las naves extraterrestres en la antigüedad. Es evidente que si un extraterrestre es capaz de llegar a nuestro planeta tendría una tecnología infinitamente superior a la nuestra de hoy en día en la que no necesitamos tales dibujos ni monumentos. Hubiera sido para los hipotéticos extraterrestres mucho más fácil enterrar  radiobalizas, o guiarse por las referencias orográficas del lugar; ¿no iban a tener en sus naves ningún sistema informatizado de reconocimiento del terreno? Por supuesto, no apelamos comparativamente a ningún sistema de posicionamiento global tipo GPS, Galileo, etc., que exige una muy costosa infraestructura previa de satélites y su mantenimiento, por lo que no es probable que los extraterrestres lo establecieran nunca. Dicen algunos partidarios de la teoría alienígena que hay además pistas idénticas a las nuestras aeronáuticas e incluso en algunas zonas americanas se han hallado figuritas que parecen ser un avión de juguete, con sus alas y cola. Pero si tales lugares hubieran sido pistas de aterrizaje de naves aeronáuticas, ¿dónde están los restos de los hangares, herramientas de mantenimiento, depósitos de combustible, etc., etc.? Jamás se ha hallado ni un simple tornillo. Porque efectivamente hay tales pistas pero que se sepa no las necesitan los platillos volantes y sí los aviones y cualquier aparato que necesite la sustentación aérea para volar. Tales terrenos llanos y alargados pudieron ser limpiados para otras diversas actividades. No tiene pues sentido tal teoría de la relación de tales figuras con losextraterrestres.
    En el Kazakstan, en Torgay, se descubrieron también en 2007 geoglifos gracias a las imágenes incluidas en el Google Earth, obtenidas previamente por satélite. Se observan numerosas formas geométricas y, a pesar de los defensores de su origen extraterrestre, están relacionadas con la astronomía solar de pueblos antiguos, o con sus vinculaciones religiosas. Se les achaca una antigüedad de unos 8.000 años a las formaciones más antiguas, pero hay otras datadas en la Edad Media...
    En la historia del Imperio Inca se cuenta la leyenda del dios Viracocha. Cuenta que en un tiempo de una Tierra en tinieblas, emergió un “sol” del lago Titicaca del que salió un hombre muy alto y con grandes poderes, que fue llamado el creado y padre del sol. Esto hoy sería perfectamente interpretado como un caso OVNI con un encuentro en la tercera o cuarta fase.
    Aun bastante más atrás, cerca de los 60 millones de años (¡sorpréndase cualquiera!), al mismo tiempo que los dinosaurios había otra humanidad sobre la Tierra que dispuso de naves espaciales. Todo ello según algunos estudiosos de las famosas piedras grabadas de Ica, en el Perú, acusadas de ser, según otros, una falsificación, o mejor una obra artística con la que se gana la vida una hábil y espabilada familia peruana...
    También en las culturas de la India, en el Mahabharata y el Ramayana se citan, siempre con los dioses a la sazón como instructores de su construcción, máquinas que volaban, vimanas; también se citan palacios suspendidos en el cielo y ciudades que volaban que se quieren interpretar como una especie de estaciones o bases orbitales. Se habla en escritura sánscrita de un ingenio de forma triangular de dos alas construido en oro, plata y hierro, de 3 ruedas, y tres plazas que es descrito con gran detalle; pero los jefes de vuelo eran los únicos que conocían los 32 secretos del aparato y tenían que hacer previamente prácticas... Pero también había otros tipos de naves, que aprovechaban incluso la energía solar, con profusa descripción de sus vuelos como no existe en ninguna otra parte de los escritos de la antigüedad. Pero solo uno de los tipos de nave era accesible a los humanos; el resto era exclusivo de los dioses... En tal literatura también se describe una batalla y un arma que es calcada en sus efectos a una bomba atómica o nuclear. Cierto es también que la interpretación de estos textos, abundantemente sazonados de fantasía a decir de algunos, no deja de ser discutible; falta aquí posiblemente una buena traducción contrastada y fiable de los textos más antiguos para poder juzgar con mayor tino puesto que hay palabras importantes con múltiple significado pero los detalles en su conjunto no dejan de dar la idea de verdaderas máquinas voladoras. Todo esto se sitúa más allá de hace 4.000 años (como muy cerca, según otros, 1.000 años antes de Cristo).
    En leyendas y mitos de casi todas las civilizaciones o culturas aparecen pues pasajes de vuelos de seres humanoides o dioses en máquinas, e intervenciones de los últimos en hechos terrestres, que hoy podrían resultar sospechosas de alta tecnología en vez de milagros, pero no se le escape a nadie que también hay otra “alta tecnología” que ya existe desde que el hombre es hombre y es bien conocida: la de la imaginación, que ejerce en cualquier sentido.
    Dentro del caso bíblico de Noé, se podría admitir, por el paralelismo hallado en leyendas similares por todo el mundo, que el famoso diluvio universal pudo ser más cierto de lo que se cree y causado por el impacto de un asteroide o cometa que elevó gran cantidad de agua a la atmósfera (causa luego de las intensas precipitaciones) y convulsionó verdaderamente al planeta. Pero siempre, en todos los casos, Biblia y leyendas (Gilgamesh, incluso americanas aztecas, etc.), apuntan a la previa advertencia divina; hay también quien enmarca aquí a la desaparición de la famosa e hipotética Atlántida, ubicada supuestamente en el Atlántico o bien en Centroamérica y parte norte de América del Sur. Estos hechos son fechados hace unos 10.000 años.
    Algunos “ufólogos” han hallado en las monumentales construcciones de pirámides egipcias, los moais de Isla de Pascua, etc., “pruebas” de intervenciones extraterrestres. Pero no merece la pena extenderse sobre el caso porque hay suficiente documentación que explica, si bien a veces no en detalle, cómo fueron construidas con menos intervención “superior” y si bastante mano de obra e ingenio de los antiguos.
    Baste citar el caso de la pirámide de Keops, a la que se alude con que su altura es proporcional a la distancia de la Tierra al Sol. La altura actual de la pirámide es de 136,86 m y la que tuvo originalmente -la buena a estos efectos- fue de 146,61 m, aunque algún autor la suba a 148. Pero resulta que la distancia de la Tierra al Sol oscila entre los 152,6 y los 147,5 millones de Km, con una media de 149.597.871 Km que es la Unidad Astronómica... Pero es igual, les vale con que la medida solo sea parecida. Sería más fácil, por ejemplo, decir que el número de bloques de la gran pirámide, que es de 2.300.000 coincide justo con la distancia a la galaxia M32... pero en años-luz; y lo mismo el número de bloques de recubrimiento, 27.000, que en años-luz es justo el espesor de la parte central de la Vía Láctea. La superficie de la base de la pirámide, de 230,347 m de lado (media), es de 53.059,74 m² y la de nuestro planeta es de 510.069.000 Km²... pues, como empieza por 5, también la hacen “coincidir”; y la masa de la Tierra y la de la pirámide, lo mismo: 5,972x10^24 Kg y 5.750.000 Tm (también empiezan por 5...). El perímetro es de 921,388 m (230,347 por 4), pero dicen que es de 931,22 m para, dividido por 2 y luego entre la hipotética altura de 148,2 m sacar el número pi; pero, ¿por qué dividir por 2 y no por 7,34, por ejemplo?, y luego por la altura, que tampoco es esa... El codo egipcio pudo ser de 45 cm, de 52,64, de 52,3 cm, de 29,92 cm el sagrado, etc., pero como no encajan con nada sustancioso un autor dice que es de 63,56 cm para ajustarlo (multiplicado) al radio terrestre menor o polar. 
    Y todo así. Y si alguien cree que son distintas mediciones, si comparamos las de la cámara del rey o faraón, el mismo autor cita 10,479 m (las citadas en wikiarquitectura: 10,481 m) en la longitud, 5,2423 m (5,235 m) en el ancho, 5,84 m (5,848 m) en altura. Como se ve son prácticamente son las mismas. Así que las otras anteriores parecen resultado de datos manipulados intencionadamente.
    Más aun: la circunferencia que enmarca y toca las cuatro esquinas de la pirámide de Keops (lado de 230,347 m) mide 1.023,40 m, y la circunferencia interior que toca tangencialmente las cuatro paredes por dentro mide 723,66 m. Si hallamos la diferencia el resultado es 299,74 m y dicen los partidarios de los extraterrestres que tal es la velocidad de la luz... si lo multiplicamos por un millón; evidentemente los egipcios no podían conocer la velocidad de la luz en tal época. Por supuesto, que coincidan 4 cifras consecutivas es un poco difícil. Cierto.. o casi. Porque la velocidad de la luz en es realidad de 299.792.458 m por segundo, no 299,74 m, bastante “parecido” por tales 4 cifras, pero para ser extraterrestres no tenían mucha precisión porque no es igual centenas que millones de metros o de lo que sea. Depende pues de la medida en que se exprese lo hacemos o no coincidir multiplicando por lo que nos convenga, pues ¿por qué por un millón y no por el número e, o por 12345679? ¿Y por qué la diferencia de las circunferencias y no las de los círculos? ¡Ah!, porque entonces ya no sale nada... ¿Y si el lado de la base de la pirámide hubiera sido de 295,41 m?, cifra que podemos considerar al azar. Longitud de la circunferencia exterior 1.312,47 m, la interior 928,06 m, diferencia 384,41 m... ¡ah! Justo la distancia media de la Tierra a la Luna con un error de solo 10 m... si lo multiplicamos también por un millón, claro. Pero ni hay pirámide así, ni tampoco habría significado que su arquitecto supiera la distancia citada. Solo hemos buscado la coincidencia, como podría haber salido la distancia de Titán a Saturno, o la anchura del Canal de la Mancha... En tales aparentes coincidencias se basan las “pruebas”...
    Con datos como estos, que califican de “asombrosos”, es por lo que algunos insinúan que las pirámides fueron construidas por extraterrestres. Existen tantas cifras en estos campos que las coincidencias siempre serán numerosas y no significan por ello absolutamente nada porque sencillamente los egipcios no tenían estos modernos datos de información astronómica.
    Lo mismo ocurre con el hecho cierto que las pirámides antiguas del planeta, construidas en su momento en lugares tan desconocidos entre ellos como América y Egipto, hubieran sido edificadas con las misma forma. Ello es para los partidarios de los llamados “extraterrestres ancestrales” la “prueba” de la influencia arquitectónica de los mismos en las antiguas civilizaciones. Pero bajo el mismo criterio habría que pensar que los circulares castros celtas y las cabañas redondas de tribus amazónicas o chozas africanas, que son similares y no han tenido contacto entre sus pueblos, ¿han sido edificadas bajo influencia extraterrestre? No tiene sentido. Las construcciones humanas, pirámides o lo que sea, se hacen con una lógica arquitectónica, un sentido común humano, que produce el mismo resultado sin necesidad de influencias alienígenas. Cuando se inicia la construcción de una pared, o se hace redonda o recta. Si se hace recta, como no se va a prolongar hasta el infinito, en algún punto habrá de terminar. Y el constructor, lo más fácil es que hace un ángulo recto para seguir. De tal modo, lo más fácil es que haga una construcción cuadrada. Solo le quedan entonces dos opciones lógicas en altura: o lo hace cúbico o piramidal. Y la piramidal es de menor volumen y por tanto necesita menos material. Es una construcción intuitiva. ¡No es tan difícil entenderlo! Construían formas más sencillas de lo que se pudiera pensar en principio. No eran catedrales renacentistas, aunque no de menor mérito por la enormidad de muchas de las piezas utilizadas.
    No hay que dejar de citar en el tema de los extraterrestres en la antigüedad al escritor Erich von Däniken, marino y camarero suizo en funciones de arqueólogo de alienígenas, quien desde 1969 escribió varios libros con sus teorías al respecto con gran éxito editorial; incluso llega luego a hacer “documentales”. El mismo sugiere entre otras cosas que el ser humano es resultado de la manipulación genética por parte de extraterrestres, pero sus teorías y “pruebas” (Nazca, diluvio universal, cultura Maya, satélites de Marte, etc.) fueron tachadas por muchos de un gran bluff, sin contar el caso de Tunguska (del que se hace mayor cita en otra parte) que fue un trozo de cometa como hipótesis más probable, y en verdad que no resultan pruebas de consistencia alguna. Es mucho más firme, aun con toda la imaginación coincidente que se quiera, la propia Biblia.
    Sí podrían en cambio ser más probables casos de avistamientos en tales épocas de la antigüedad, y aquí se cita el Egipto de los faraones al tiempo de Tutmosis III (siglo 15 a.C.) y Amenophis IV (o Akhenatón), en el siglo siguiente, que intentó instaurar el monoteísmo con el culto al dios Sol, Atón, algo “excesivo” para la época dado el poder sacerdotal imperante. También hay referencias en la China del siglo 24 antes de Cristo y en Japón en los siglos siguientes cercanos, siempre bajo el aspecto de “soles” y “dioses” que descendían y contactaban con los hombres...
    En el año 223 a.C., en Ariminium, la noche se iluminó por una luz y en otros sitios itálicos vieron 3 lunas, cosa que se repitió un año más tarde (según relatos de Dion y Plinio).
    En el 218 a.C. vieron un escudo y luces en el cielo (según Tito Livio) y hasta unos humanoides vestidos de blanco.
    En 217 a.C. el cielo se abrió sobre Viterbo para dejar ver una potente luz (según también Tito Livio).
    En 175 a.C. Giulio Obsequens sitúa una noche en la que brillaban 3 soles a la vez y algunas estrellas se desplazaban en el cielo. Algo pareció se repitió en 163 a.C. sobre Capua y Pésaro y en 122 a.C. en la Galia.
    En 91 a.C., también se recogió el avistamiento de una esfera ígnea que aterrizó y luego aumentó de tamaño.
    En el año 85 antes de Cristo el que cita los objetos volantes fue Plinio, en su Historial natural, y el nombre dado es el de escudos, “soles”, “lunas” y luces, y los avistamientos también lo fueron de día tanto como de noche.
    Igualmente en el año 50 a.C. los objetos citados son referidos por Marco Tulio Cicerón como esferas y ruidos en el cielo.
    En el 42 a.C., sobre Roma, de noche, también apareció una luz muy brillante y en un lugar concreto de día se vieron 3 soles que se fundieron en uno solo.
    El mismo Jesucristo, en el año 36, se aparece cerca de Damasco a Saulo de Tarso, luego San Pablo, en un encuentro trascendental y clave para la historia del Cristianismo rodeándolo bajo la forma de “una gran luz del cielo más brillante que el Sol”; los que lo acompañaban no oyeron nada ni veían a nadie pero sí a la luz (Hechos de los Apóstoles, 22, 6 y 9, si bien contradictoriamente en 9, 7 se dice que oyeron la voz; también se cita en 26, 13) confróntese estos detalles con algunas apariciones marianas. Saulo había sido un enconado perseguidor de los primeros cristianos y a partir de aquí pasó a ser prácticamente el fundador de la Iglesia cristiana; es lo que se dice una divina y sabia elección, la del captar para sí al enemigo...
    En el año 189, después de Cristo, Herodiano cuenta que a plena luz del día se veían estrellas en el aire.
    Posteriormente los OVNIs también fueron identificados como “escudos llameantes”.
    En 1194, en Beauvais, Francia, fueron vistos “enormes cuervos” que llevaban en los picos “unas brasas ardientes” y con las que dieron fuego a varias casas.
    En la Edad Media, hacia enero de 1254, se produjeron avistamientos sobre Francia y también en Inglaterra.
    El 3 de agosto de 1290 se observó un OVNI sobre Inglaterra.
    El 8 de enero de 1388 se vieron sobre Sicilia una flotilla de luces.
    El 1 de noviembre de 1461 hubo un avistamiento OVNI sobre Francia. Era brillantes, del tamaño de la mitad de la Luna, y fue visto durante más de diez minutos.
    El 14 de abril de 1561, así como en julio, agosto y septiembre de 1566, se vieron en Centroeuropa objetos volantes en forma de esferas luminosas y formas tubulares de las que salían esferas. Hay grabado de la época al respecto, de Hans Glaser sobre Nuremberg.
    El 2 de noviembre de 1730 un OVNI es descrito por Diego Torres de Villarroel como una “bola de fuego” en el cielo. Cita un globo y tres columnas de fuego que fueran vistas desde Navarra hasta Andalucía.
    El 19 de mayo de 1780 en la costa norteamericana de Nueva Inglaterra el cielo se oscureció a lo largo del día mientras fueron vistos extrañas luces celestes y relámpagos verdes.
    El 17 de noviembre de 1822 fueron vistos varios discos voladores sobre ciudades inglesas.
    En el 14 de mayo de 1836 se recoge en la Gaceta de Madrid la aparición 2 días atrás en los cielos capitalinos de un luminoso disco de color rojo que hizo varias maniobras y también permaneció un tiempo quieto.
    El 18 de junio de 1845 un barco vio en el Mediterráneo salir del agua tres objetos luminosos, cosa que también se repitió en otras dos ocasiones en el mismo mar en otros sitios.
    El 26 de septiembre de 1870 se pudo ver cruzar sobre Londres un objeto elíptico dotado de cola que evolucionó con relativa lentitud (lo que descarta que fuera un meteoro).
    El 13 de octubre de 1877 el periódico argentino ”La Capital”, de Rosario, publicaba un caso de un aerolito de 25 por 37 m de lado en Carcarañá en cuyo interior, examinado por dos personas, había sido hallado un ser momificado de unos 60 cm, que serían presuntamente una nave accidentada y un cadáver extraterrestre, que dataría de mucho tiempo atrás porque había formaciones calcáreas (estalagmitas) por todo el interior. También hallaron extraños signos, una especie de ánfora agujereada y otras cosas.
    El 22 de marzo de 1880 fueron vistos al amanecer sobre la localidad alemana de Kattenan pasar por el cielo varios objetos brillantes.
    En una noche de mayo de 1880 un buque a vapor británico en el Golfo Pérsico vio volar muy cerca un objeto circular luminoso que rotaba y tenía unos 500 m de diámetro.
    El 12 de agosto de 1883, el astrónomo mejicano José A. Bonilla, en el Observatorio de Zacatecas, vio como cruzaban en línea recta la imagen del Sol a unos 300.000 Km cientos de una especie de manchas y obtiene algunas fotografías; de ser objetos volantes no identificados serían las primeras de los mismos en la historia. Contó 283 objetos.
    Al siguiente día (13 de agosto) el mismo astrónomo vio y contó 116 objetos entre las 8 y las 9 h 45 min.
    El 24 de febrero de 1885 la tripulación del barco Innerwich que navegaba en el Pacífico Norte vio un objeto que brillaba con luz roja sumergirse en el mar.
    En noviembre de 1885 fue visto volar sobre Andrinópolis, en Turquía, un objeto discoidal unas cuatro veces mayor que la Luna.
    Entre noviembre de 1896 y mayo de 1897 se vieron objetos volantes sobre los Estados Unidos, al menos en 21 ocasiones que se tenga constancia, la mayoría en abril del último año.
    El 12 de noviembre de 1887 tripulantes del barco Siberian que navegaba por Cape Race, Terranova, vieron una esfera luminosa elevarse hasta 15 m sobre las aguas oceánicas.
    El 17 de abril de 1897 se observó un objeto sobre Willianston en el que se vieron tripulantes de 3 m de altura.
   En el 19 (también se cita el día 17) de abril de 1897 se sitúa la fecha de la caída de una nave en forma alargada en Aurora, Texas. El ocupante, el presunto extraterrestre, era un ser pequeño y fue enterrado por allí y la nave quedaría completamente destrozada y sus restos desperdigados. En mayo de 1973, es decir 76 años más tarde, en 3 zonas de Dallas (Dallas mismo, Garland y otros lugares), en Texas, aparecieron en el suelo aleatoriamente una especie de vejigas o burbujas de color rojizo con otras menores negras envolviendo la principal al modo de la espuma y las que no resultaron identificadas con nada parecido; dentro de las burbujas secundarias, que crecieron notablemente, apareció un líquido viscoso y en la principal otro del mismo color y también púrpura. Una testigo aseguró que parecían latir y que uno de tales entes trepó por un poste. En el cementerio donde la “leyenda” habla de haber sido enterrado un “hombre del espacio” (el del caso que se cita al principio del párrafo) se llegó a montar una vigilancia militar. El análisis científico militar apuntó a una especie desconocida de espora con una desconocida capacidad de crecimiento; también se pensó que podría ser una bacteria que habría mutado, pero con certeza se desconocía que era. Más modernamente se investigó y, no hallando nada ni en el cementerio…, se llega a la conclusión de fue un engaño. Posteriormente, los de MUFON trataron de exhumar el cadáver y no les dieron permiso, pero curiosamente al poco otros lo hicieron, presumiblemente por parte de algún organismo oficial. 
    El 20 de abril de 1897 se vio aterrizar un objeto en Homan, Arkansas, que llevaba ruedas y palas como las que más tarde fueron dotados los helicópteros, entonces inexistentes.
    El 22 de abril de 1897 un tripulante de un objeto solicitó de un labrador en Rokland, Texas, varios objetos y dicen que hasta le pagó con 10 $!
    El 23 de abril de 1897 el juez Lawrence A. Bynne vio en Texarcana un tripulante de un objeto que tenía aspecto oriental.
    A principios del Siglo XX también hubo casos. El 17 de octubre de 1903 fue visto sobre Madrid lo que la prensa llamó un “meteoro luminoso” de “forma circular y plana” que hizo giros a gran velocidad.
    El objeto caído sobre Siberia, en Tunguska, el 30 de junio de 1908 ha dado para un río de tinta, como vulgarmente se dice. Aunque lo más probable, dada la enorme explosión, es que fuera un cometa, tiene también su versión extraterrestre que se ha visto reforzada en 2004 tras la investigación de científicos que aseveraron entonces haber hallado como prueba “elementos de un artilugio técnico alienígena”.
    En mayo de 1909, dicen los ufólogos que hubo una oleada de avistamientos sobre el País de Gales. En concreto, el 19 de tal mes, en la citada zona del Reino Unido, un objeto en forma de puro fue visto aterrizado en un campo y junto al mismo dos seres de apariencia humana peculiarmente vestidos.
    El 1912 se cuenta que un extraño objeto aterrizó en Sheerness, Kent (Reino Unido), caso en el que intervino con informe el que sería primer ministro luego, Winston Churchill, entonces primer lord del Almirantazgo.
    En 1913 se vieron formaciones de luces sobre los cielos de Canadá (quizá un meteorito fragmentado) y varios OVNIs sobre el Reino Unido. El 9 de febrero, se observaron OVNIs de Canadá a Brasil en grupos a los que llamaron entonces cirílidos porque era el día de San Cirilo.
    El 28 de agosto de 1915, en la primera guerra mundial, en la zona de Turquía, junto a bahía Sulva, el regimiento británico de Norfolk, con unos 4.000 hombres, desapareció en una nube baja de unos 265 m de larga por 65 m de ancha. La nube se elevó luego en el cielo, yendo en dirección norte, no dejando en el lugar a soldado alguno. El hecho fue contemplado por zapadores neozelandeses.
    En torno a esta época, los OVNIs también recibieron el nombre de luces volantes místicas.
    Una de ellos, según los ufólogos, la sitúan en la fecha del 13 de octubre de 1917 en la portuguesa Fátima (en realidad en Cova de Iría) ante 70.000 testigos (las cifras oscilan entre los 10 y 100 mil), entre los que había de toda clase y condición, incluidos escépticos y periodistas, previamente anunciado como aparición por la Virgen; la primera aparición fue sin embargo el 13 de mayo anterior y también hubo otras con presencia de nubes o globos luminosos; otras apariciones fueron los días 13 de los siguientes meses y el atentado contra el Papa Juan Pablo II, que vinculó su protección en el disparo con la Virgen de Fátima, ocurrió un 13 de mayo. Las apariciones iban también acompañadas de zumbidos como de una abeja y ruidos como un trueno al final (o dos detonaciones según otros), y una disminución de la luz solar. En la aparición del 13 de octubre fue visto un “baile del Sol”, que disminuyó de brillo pero que no dejaba de dar calor, y que fue definido también como “de un disco brillante y plateado o cristalino” que emitía haces de luz en todas direcciones y los que cambiaban de color a la vez que se movía en el cielo en zig-zag bajando y luego en espiral subiendo. El fenómeno fue visto en 30 Km a la redonda (también se citan los 60 Km, el doble), pero los observatorios astronómicos, más alejados, no captaron nada extraño (probablemente porque lo que se interpretó como “Sol” fue en realidad un disco o esfera brillante independiente). Las reacciones de la multitud, mayormente hincados de rodillas en tierra barrosa y mojada, rezando, fueron de lo más variopinto: desde solo un asombro, curaciones y hasta desmayos, pasando por el terror por el “fin del mundo” de algunos pocos, pero no un pánico generalizado, pese a que de repente el Sol parecía “caer” sobre ellos; y lo mismo puede decirse de las descripciones: hubo quienes solo vieron unos cambios de luminosidad hasta quien con prismáticos vio una escalera y la Sagrada Familia en el cielo. El calor emitido sobre los presentes, que llegó a secarles las ropas mojadas por la lluvia, ha sido interpretado más modernamente con posibles emisiones de microondas por parte del objeto luminoso. Por si alguien tiene dudas, puede ver la noticia del “baile del Sol” de Fátima en hemerotecas 2 periódicos comunistas portugueses de la época… muy poco propicios entonces, como es obvio, a “propagar” estas “veleidades” celestiales o transmundanas.
    Es evidente que muchas apariciones, tal como luces, bailes del Sol en el cielo, y similares, del pasado guardan un paralelismo con muchos de los avistamientos OVNI, tanto antiguos como modernos, y es fácil que entonces fueran interpretados solo como milagros, si bien el caso de Fátima es especialmente distinto por la presencia de la autodenominada Señora del Rosario; se han contabilizado unas 21.000 apariciones marianas en el último milenio, de las que 300 lo fueron en los siglos XIX y XX... Pero, ¿y si fueran ángeles o seres no materiales los aparecidos antes y ahora? Si no son ángeles, podría ser terrible considerar la teoría de la manipulación, del engaño,... por parte de seres no humanos; ¿con qué intención? Y es que hay quien se pregunta qué necesidad tenía la Virgen en el caso anterior (u otros) de presentarse con “efectos especiales”, tal como luces, truenos y tal, con tanto día 13 y hora 13, y porque, siendo la Madre o Señora de todos, no se dejó ver a todos y ¿por qué ocultar a la gente la tercera famosa profecía? ¿Para qué tanto misterio? De hecho, a la Iglesia desconfió y le costó mucho trabajo aceptar el asunto.
    En 1929 se vieron objetos volantes siguiendo al dirigible alemán Graf Zeppelín sobre Tokio. En el mismo año, se observaron también dos sobre Canadá, uno el 12 de junio en Fermeneuve que aterrizó y del que salieron 4 o 5 humanoides de baja estatura. El otro caso canadiense tuvo lugar en Robsat en julio de 1929, cuando una gran esfera de luz aterrizó ante 5 testigos y estuvo iluminando el lugar durante media hora.
    A finales de diciembre 1933 se observaron varios casos sobre Noruega y Suecia de lo que entonces se denominó como “extraños aeroplanos” cuya velocidad no deja lugar a dudas acerca de que no eran, ni de lejos, tecnología propia de la época. En el caso sueco del día 31 de diciembre, fueron examinados por aviones militares que se maravillaron de la rápida maniobra de evasión de un gran objeto.
    El 26 de diciembre de 1933 se observó sobre New York una especie de avión, extraño por su forma a decir de los que lo vieron, mientras había una tormenta de nieve, hecho aeronáutico increíble para la época.
    También en 1934, sobre todo en el primer trimestre, se observaron en el cielo los “aeroplanos grises” sobre cielos suecos, y hasta hubo algún aterrizaje (Kvalok, Noruega) y hasta un amerizaje en Gjeslingen de un objeto luminoso. En uno de los casos se observó a un piloto de uno de los aparatos y el atuendo del mismo fue definido por un capitán de barco como el de “una capota o anorak con capucha con gafas muy grandes”.
    El 5 de mayo de 1935 en un campo del Aznalcázar, Sevilla, fueron vistos unos pequeños humanoides levitar en torno a un objeto en forma de huevo o trompo.
    En julio de 1939, cerca de la gaditana Barbate, en un monte de Zahara de los Atunes, un OVNI de unos 18 m de diámetro se posó para dejar salir del mismo dos humanoides, uno alto y otro bajo.
    El 25 de febrero de 1942 se vieron sobre Los Ángeles 15 objetos a los que se llegó a disparar unos 1.500 proyectiles antiaéreos, que por supuesto no hicieron blanco.
    Durante la segunda guerra mundial, especialmente al final de la misma, muchos pilotos aliados, y también alemanes, observaron varias veces esferas luminosas del tamaño de balones, de un diámetro máximo de medio metro, que acompañaban a los aviones y llegaban a veces a meterse dentro de los mismos ¿lo que evidencia su carácter no material?. Recibieron el nombre entre el ámbito de los pilotos de bolas de fuego (o foo fighters, “cazas de fuego”, y también Krauts fireballs) y ambos bandos pensaron que se trataba de algún sistema secreto de observación del enemigo. Uno de los primeros casos documentados se fecha el 23 de noviembre de 1944 en un aparato de reconocimiento americano sobre Alsacia-Lorena y otro el 14 de octubre anterior en misión de bombardeo sobre Alemania. En este último caso, el ala derecha de uno de los bombarderos cruzó una bandada de discos cristalinos de luz chocando con una pero sin sufrir daños; otros dos aviones también cruzaron los mismos discos sin daño. También fueron observados entonces sobre el Pacífico, en la guerra contra Japón. Tras la gran contienda no se volvió a observar el fenómeno, al menos a igual escala.
    Coincidiendo con el final de tal guerra, en junio de 1945 en la ya entonces pacífica España, en la localidad almeriense de Laroya, se produjeron una serie de fenómenos de combustión espontánea e incendios inexplicables que llegaron a ser estudiados por científicos que no pudieron llegar a una aclaración de los hechos. Al mismo tiempo de este fenómeno, algunos lugareños pudieron observar una especie de “niño volando” y esferas blancas luminosas volantes por la zona que despedían haces luminosos, y a las que se culpó de tales incendios. No es este el primero ni el único caso de posibles OVNIs pirómanos… El fenómeno tuvo su parte más trágica en su trecho final con tres muertes por suicidio.

    Pero la historia de los OVNIs, platillos volantes o como se los quieran llamar, nace verdaderamente después de la segunda guerra mundial cuando se perfilaron las posibilidades reales del vuelo espacial con las V-2 alemanas. No se van a citar aquí, ni mucho menos todos los casos, por lo extenso que resultaría, contados por decenas de miles, pero si los más llamativos, o por su trascendencia, o simplemente algunos por anecdóticos, así como noticias relacionadas con esta casuística.
    Tampoco hay que olvidar un gran número de casos, primero anunciados a bombo y platillo y luego explicados, unas veces con origen natural y otras veces simple y pura falsificación; es fácil de hacer fotografías de platillos con maquetas o piezas similares a los pretendidos objetos, resultando algunas falsificaciones bastante buenas, resistiendo incluso los análisis fotográficos si bien son las menos en este último caso. Las explicaciones y confusiones son de lo más variopinto: desde confusiones con Venus u otros objetos celestes en luminosidad extrema, hasta juegos de luces, tal como reflejos de faros de automóviles, efectos e ilusiones ópticas y espejismos, pasando por meteoritos, rayos de bola, bolas de plasma eléctrico generadas en terremotos, nubes lenticulares y de polvo en suspensión, globos sonda de investigación, cohetes sonda, estelas de cohetes astronáuticos y de misiles en determinadas circunstancias atmosféricas, bengalas aéreas o marítimas, aves o bandadas de aves, satélites en vuelo orbital o en reentrada atmosférica, prototipos aeronáuticos militares secretos, visiones místicas y alucinaciones, etc., etc. Muchos casos evidentemente sospechosos o confirmados de fraude no se han citado aquí por ello, salvo los que por su entidad o fama se han hecho clásicos y han marcado tendencias en el este mundillo.
    Hay que resaltar que, al final, en su inmensa mayoría las fotografías y videos sobre OVNIs han sido estimados como falsos, trucajes, etc., y en los casos futuros sólo el refrendo de las tomas (con examen de las mismas y la máquina empleada) por otros testigos paralelos fiables, y no vinculados al filmador, las podrá avalar dentro de una investigación seria. De otro modo no es posible establecer la verdad porque las falsificaciones en esta cuestión son muy habituales, y hay verdaderos “artistas” de la maqueta, el trucaje fotográfico y la fantasía, verdaderos “especialistas”, en realidad necesitados de la notoriedad y de tratar de asombrar o fascinar... ¿No los ven a diario por la calle, en la televisión, etc., en otros mundillos?
    A partir del 26 de agosto de 1946 y hasta inicios de 1947 se ubica la llamada operación Highjump del contraalmirante Richard E. Byrd de la US Navy, en la que, ante la posibilidad de que los derrotados nazis hubieran hecho una base en la Antártida, una flotilla naval se fue al continente helado a investigar los posibles restos del citado ejército enemigo, dicen los ufólogos, aunque en realidad fueron de maniobras para probar unidades y equipos en las condiciones de frío extremo, entre otras cosas. Tal operación era conocida por los soviéticos, como acreditan escritos revelados en 1991 tras la disolución de la URSS. Según los ufólogos, al llegar los americanos al lugar donde estaban los nazis (de que estuvieran éstos allí no hay constancia histórica… rumores aparte) dicen que salió un OVNI (un platillo volante) de las frías aguas a toda velocidad, regresando luego para atacar la flota americana; por ello, se dice, la citada fuerza naval se retiró para no ser destruida. También achacan a los nazis la creación de tal tecnología antigravedad (la famosa campana…) que sería la del OVNI, pero tampoco hay constancia documental de ello; si los nazis hubieran tenido tal tecnología ¿alguien se cree que se hubieran quedando esperando a verlas venir en la Antártida?

24 JUNIO 1947. Uno de los primeros casos, punto de referencia de cualquiera que aborda el tema, se centra en el del piloto Kenneth Arnold que buscaba con su avioneta en el Estado de Washington un avión perdido de la USN sobre el monte Rainier. Aseguró, volando a 2,8 Km de altura, haber visto a unos 35 Km de distancia sobre los 3 Km de altitud 9 objetos brillantes volando en formación de norte a sur a 1.900 Km/h y haciendo extrañas maniobras en el cielo; a los mismos se los bautizó como “platillos volantes”, nombre que les quedaría a estos objetos que, según él, hacían bruscas e increíblemente rápidas maniobras con la mayor naturalidad. Dada la distancia de observación se supuso que su tamaño era grande. Años después se explicó el caso y parece ser que quedó claro que se trató de un fenómeno natural; hay quien dice que eran reflejos del Sol... Pero la historia de los OVNIs, de los platillos volantes, acababa de arrancar imparable con gran repercusión en la prensa. De nada sirvió luego que hubiera quien advirtiera que en realidad Arnold solo había dicho inicialmente que los objetos no parecían aviones convencionales; se dice que la manipulación fue impulsada por un editor de pocos escrúpulos... En las siguientes semanas, en solo mes y medio, se registrarían 850 avistamientos solo en los Estados Unidos. La Fuerza Aérea se alarmó, si los casos eran reales, por miedo a que tratar de mantener el control sobre el espacio aéreo le resultaba imposible por saturación o sobrecarga en su sistema de detección con tanto “presunto” objeto volador.
    En realidad, ya 3 días antes, el 21 de junio habían sido vistos 6 objetos sobre la Isla Maury en el estado de Washington y también sobre Oklahoma.

EL CASO ROSWELL. El 4 de julio de 1947, a 137 Km de la localidad de Roswell, Nuevo Méjico, cerca de un desierto en el que desde 1930 se venían realizando pruebas con cohetes, algo cayó. Esto lo único cierto y ni siquiera es segura la fecha (se cita también la del 14 de junio y la del 2 de julio). Pero, ¿que cayó? Según algunos, un platillo volante de unos 8 m de diámetro se había estrellado cerca de un rancho, cuyo dueño había visto los restos, dando comienzo su recuperación el siguiente 7 de julio por parte de los militares americanos, si bien ya al siguiente día de la caída el lugar había sido visitado por unos arqueólogos de la Universidad de Texas que avisaron al sheriff de que había visto los restos de un “avión sin alas”. Según algunos testimonios, los ocupantes del platillo estaban aterrados, abrazando cada uno una especie de maletín, ante la llegada de los militares humanos que los capturarían y sacrificarían. Otra versión, aparentemente más creíble, dice que se hallaron 4 cadáveres de extraterrestres, de cabeza muy grande, calvos y ojos almendrados, ya con señalado deterioro, tanto por la descomposición como por la acción de alimañas. Se dice que los cadáveres fueron llevados por la CIA a Langley, y los restos del platillo a Edwards, si bien más tarde, se trasladarían a la base Wright Patterson de Dayton, en Ohio, donde una supersecreta “sala azul” los alberga desde entonces, junto a todo lo relativo a extraterrestres; a la citada sala no tendrían acceso más que contados y juramentados personajes. Además, existen numerosos testimonios sobre lugareños de Roswell (prensa local y otros) que recibieron claras amenazas de los militares para que silenciaran el caso. Algo había pues que ocultar. Suena a película, pero es lo que hay. Otros testimonios hablan de un platillo volante derribado por un rayo, de material hallado en la zona del impacto, de unos 180 m de diámetro, parecido al papel de aluminio pero con características distintas, y los lugares de impacto de multiplican en la zona con otros sitios además de Roswell (el principal, a 160 Km, cerca de San Agustín, donde hipotéticamente caería la parte principal del platillo).
    Existió hasta una polémica película de una rara autopsia (o mejor disección) de uno de los presuntos especimenes extraterrestres. La famosa película muestra tal disección de un ser humanoide pequeño, de 1,3 m de estatura, de gran barriga y cabeza, y con calvicie. Los que aseveraron entonces que la película era falsa incidieron en detalles significativos o inciertos; por ejemplo, se dice que la mesa no es de autopsias, aunque tampoco es una autopsia, sino una disección de cirujanos más que de patólogos, un teléfono que sale en la película es posterior a 1947, etc. Además es chocante que los diseccionadores no se protegieran más ante los posibles microorganismos del extraterrestre pues se evidencia una fácil contaminación. Los profesionales de la medicina consultados tras ver la película creen que es un fraude. La película fue examinada por los laboratorios Kodak que confirmaron que databa de 1947 o… 1967. Un detalle contrapuesto es que el ser de la disección tiene 6 dedos y los datos anteriores sobre el caso Roswell dicen que los extraterrestres allí vistos tenían 4... Además, el tenedor de la película en 1995 tenía en su círculo de confianza a una persona que trabajaba para una empresa de efectos especiales...
    Finalmente se aclaró que la película es falsa y que se trata de un montaje bien planificado, e incluso con pequeños detalles de falsedad intencionados para establecer la polémica (que es lo que en definitiva se vende). Y si hubo alguna vez alguna película no fue de disección, ni autopsia…
    Sobre el choque, la versión oficial señalaba en septiembre de 1994 que se había tratado de un globo meteorológico, ocultado entonces por pertenecer al proyecto Mogul (Mongol) para la detección de pruebas nucleares de los soviéticos. En 1997, al levantarse el secreto oficial sobre el caso, se especificó que eran pruebas para comprobar el efecto sobre seres humanos de caídas desde mucha altura, utilizando para ello maniquíes, los cuales podrían haberse confundido con los “extraterrestres”, aunque resulta discordante con la versión de la detección de pruebas nucleares pues no hay relación con una prueba de caída libre, ni ésta sería importante como para mantenerlo bajo el sello de secreto y menos durante tantos años. Por si fuera poco, los documentos oficiales, liberados en su momento, estaban abundantemente censurados en numerosos y largos párrafos.
    Evidentemente, si las autoridades querían confundir y dar así razones a los defensores de la existencia de la versión de los extraterrestres, no lo pudieron hacer torpemente mejor. En la actualidad un museo sobre extraterrestres a base de maquetas y presuntas reproducciones es un próspero negocio en Roswell. Y es la más cierta realidad trascendente de Roswell. La falsa película del caso, un montaje para aprovechar el verdadero caso –sea o no de extraterrestres-), fue mostrada públicamente por televisión en 1995 con gran despliegue informativo por parte de la prensa, sobre todo de la “especializada”, sin que se ocultara el gran montaje económico de fondo.
    En 1996, el dermatólogo alemán Thomas Jansen, de la Universidad Ludwig Maximilian, salió a la palestra asegurando que el ser de la famosa “autopsia” era en realidad una niña de 13 años enferma de hidrocefalia y progeria, o enfermedad de los niños envejecidos prematuramente. Sin embargo, se cree que en realidad fue un muñeco fabricado para la repetida falsa película.
    Menos conocido es que en el tiempo inmediato a este caso, en torno a un par de meses, hubo otros dos, uno en junio anterior en Socorro y otro después en la misma zona, y también con platillos estrellados. Si es cierto, podría tener su lógica en tanto que en estos lugares era donde entonces se estaban realizando pruebas atómicas, las primeras de la historia, y de cohetes (White Sands). Si un extraterrestre llegara en tal época al planeta Tierra, no cabe duda que era el lugar ideal para estudiar la punta de lanza de la tecnología humana. Pero, ¿por qué se iban a estrellar las naves de los presuntos extraterrestres? Se dice que también los americanos estaban entonces probando un potente sistema de radar y quizá, inesperadamente para ellos, se verían afectados en los desconocidos sistemas de propulsión alienígenas. Por supuesto, tampoco hay pruebas de estos casos y se cuenta que los militares se apropiaron de restos y cadáveres...

    El 8 de julio de 1947, cuatro días más tarde del caso Roswell, fueron vistos dos discos brillantes sobrevolar el aeropuerto militar de Muroc, en California.
    El 23 de julio de 1947, en Baurú, Sao Paulo (Brasil), es visto cómo aterriza un platillo volante del que salieron 3 humanoides de 2 m de altura, cabezones, sin pelo y de grandes ojos. Luego de recolocar piedras en el suelo, como tratando de indicar algo al humano observador, se volvieron al platillo y despegaron.
    El 14 de agosto de 1947, cerca de Villa Santina, Friuli (Italia), fueron vistos junto a un platillo aterrizado dos pequeños humanoides de tez era de color verdoso, sin pelo y de grandes ojos, que vestían un mono azul. Al marcharse en el platillo, el mismo se elevó un poco y, pareciendo encogerse, desapareció sin más.
    En el mismo 1947 hubo otros casos como avistamientos sobre Irán, Lisboa, Pearl Harbour y el aeropuerto de Los Cerrillos, en Chile.
    Más tarde de 1947, se contó que, como consecuencia de este caso, el Presidente americano Truman habría promovido el 24 de septiembre de tal año el proyecto secreto Majestic 12 para el estudio de los cadáveres de los cuatro extraterrestres de Roswell. El correspondiente Comité cesaría en su labor, investigando OVNIs, en 1969, y el correspondiente informe Majestic 12 se dice que fue desclasificado en 1987; al menos alguno de los presuntos documentos sobre el caso aparecía una firma del entonces Presidente Truman que estaba falsificada... en moderna fotocopiadora. En cualquier caso, Roswell quedará como un misterio para unos pocos, y sobre todo como un gran negocio para muchos, tanto con extraterrestres como sin ellos.
    El 7 de enero de 1948, sobre Madisonville, en Kentuchy, fue observada por cientos de personas una esfera de unos 70 m de diámetro y, alertadas las autoridades, al mismo se dirigieron 3 cazas cuando el objeto se aproximaba a Fort Knox. En capitán Thomas Mantell se aproximó al objeto con su F-5 y en un momento se deshizo en el aire, falleciendo tal piloto, en lo que es el primer caso conocido en la era moderna de muerte en un caso OVNI. La versión oficial apuntó que el piloto había fenecido “persiguiendo” al planeta Venus... Pero la realidad es que murió tras perder el control y desvanecerse por falta de oxígeno al intentar subir a la altura del objeto. El mismo, según se dijo más tarde –y para enfado de muchos “ufólogos”-, sería solo un globo sonda Skyhook de un programa secreto de investigación de rayos cósmicos.
    El 25 de marzo de 1948 (también se cita el 13 de febrero) es otra fecha para otro impacto de un presunto platillo volante. Según se cuenta, el mismo se estrelló en Aztec, New México, y tenía 30 m de diámetro. Al examinarlo se hallaron 16 (12 según otros) tripulantes muertos, los cuales tenían una considerable cabeza pero baja estatura, de unos 1,2 m, carecían de pelo alguno, de órganos reproductores y de estómago, tripas y ano, siendo la sangre incolora. Los militares americanos se lo llevaron todo, claro, en secreto. También se dijo que se halló en el platillo una especie de libros con caracteres parecidos al sánscrito e iguales –no se lo pierdan- a los de Roswell... Se nota que el platillo era del mismo modelo y por lo visto debió salir una serie defectuosa...
    El 7 de julio de 1948 un objeto volador se estrelló 45 Km al sur de Laredo, Texas, en México. Se cuenta que los primeros en llegar, unas 12 h después del impacto, vieron humear los restos y un cadáver quemado de un ser pequeño, del tamaño de un mono, y una cabeza más grande que la de una persona normal. Restos y cadáver serían llevados por los militares americanos. Queda la incógnita de si no se trataría de una cápsula con algún simio de alguna prueba militar americana.
    A partir de estos casos de platillos estrellados, verdad o mentira, crecen las teorías de la conspiración y del secretismo oficial. Aparecerá información, sin saber procedencia de garantía o extraordinariamente tergiversada, sobre extraterrestres capturados en manos de militares americanos, pactos entre ellos, etc. Entre las versiones más horribles aparece la de la alimentación de los “visitantes” a base de animales y... humanos, de los que extraerían algunos fluidos o tejidos, y con los que realizarían experimentos genéticos, etc...
    El 24 de julio de 1948 un DC-3 volando sobre Montgomery, Alabama, estuvo a punto de chocar con un OVNI en forma de puro y en el que se observaron dos hileras de ventanillas.
   El 1 de octubre de 1948 un piloto militar americano persiguió sobre el aeropuerto de Fargo un objeto luminoso de unos 20 cm de diámetro que lo esquivó nsistentemente.
     El 23 de noviembre de 1948 un piloto militar observó sobre el sur de Alemania un OVNI a la vez que también desde tierra pudo ser captado por radar.
    Días más tarde y también el 5 de diciembre siguiente (1948) sobre el Alburquerque sureño estadounidense fueron vistas luces verdes que en la fecha de diciembre confirmó un piloto desde su avión como bolas verdes brillantes o de fuego. Otro piloto de lineas aéreas también lo vio.
    En 1948 la USAF empezó su propia investigación que daría lugar luego al llamado Proyecto Libro Azul que se iniciaría el 4 de abril de 1952 con el capitán Edward Ruppelt al cargo del mismo. El citado proyecto se prolongó durante varios años, acumulando 12.618 casos ocurridos entre 1952 y 1969, si bien al final el 90 % resultarían explicados sin tener nada que ver con extraterrestres; en realidad, solo 701 casos fueron calificados de inexplicables. Anteriormente los militares americanos, habían creado el 30 de diciembre de 1947 el menos conocido proyecto Signo que fue sucedido posteriormente por el denominado Grudge, también con iguales objetivos.
    El 17 de febrero de 1949 un agricultor francés observó como aterrizaba lo que definió como una lámpara con un fuego o luz verde junto a la que, al acercarse, vio 3 humanoides que no parecían tener cabeza.
    El 24 de abril de 1949 fue visto un OVNI sobre la base estadounidense de White Sands, donde se probaban los cohetes alemanes capturados V-2. Sobre tal lugar hubo más avistamientos en otras fechas.
    El 19 de agosto de 1949, según cuentan dos geólogos que andaban por allí, aterrizaría un platillo volante en el Valle de la Muerte (California) y junto al mismo vieron dos pequeños humanoides.
    El 18 de marzo de 1950 un argentino, Wilfredo Arévalo, observó dos platillos, uno aterrizado y otro en suspensión aérea, que, según él, parecían de aluminio. Por unas ventanillas observó dentro 4 tripulantes que iluminaron al observador con un rayo de luz para luego marcharse.
    El 23 de marzo de 1950 se observó sobre Entroncamento, en Portugal, al sureste de Fátima, otro OVNI.
    El 27 de marzo de 1950 es visto un OVNI sobre Torredonjimeno, Jaén, y también en Madrid, y otro en Torre de Algorta, Bilbao. Otros avistamientos sobre España ocurre en el mismo mes el día 21 (Guipuzcoa, Álava, Logroño y Burgos) y el 29 (Burgos, Sevilla y Tenerife), así como el siguiente 1 de abril inmediato (Canarias, Castellón y Tarragona).
    El 28 de marzo de 1950 es la fecha que se cita como primer aterrizaje de los extraterrestres procedentes de Ummo, caso que tomaría fuerza en España en los años 60 y siguientes, a 8 Km de la localidad francesa de La Javie (Alpes de Alta Provenza). El asunto Ummo se amplía párrafos adelante.
    El 31 de marzo de 1950 un OVNI se deja ver junto a un avión DC-3 en vuelo entre Menphis y Little Rock, en los Estados Unidos.
    El 4 de abril de 1950 sobre Hot Springs, Arkansas, fue visto un OVNI en forma de puro que se partió en dos y se volvió a unir, y en una ocasión la división fue en 3 partes.
    El 27 de abril de 1950 un avión de pasajeros observó sobre Indiana cómo acompañaba al vuelo un objeto brillante que maniobró en torno al citado aparato aéreo.
    El 11 de mayo de 1950 se obtendría sobre McMinnville, en Oregón, una fotografía de un posible platillo volante.
    El 29 de mayo de 1950, la tripulación de un avión de línea pudo observar sobre los cielos no lejos de Washington un objeto en forma de avión sin alas que llevaba en la cola una llama azul.
    El 4 de julio de 1950 fue visto un OVNI sobre White Sands, la base de cohetes americanos en Nuevo Méjico.
    Cerca de la media noche del 23 de julio de 1950 se posan sobre el aeropuerto de Guyancourt, cerca de París, dos objetos discoidales, según dijo el dueño del bar de tal campo aéreo. El mismo se acercó a los aparatos y habló con sus pilotos, de apariencia humana vulgar, que se hablaron en francés. Pudo ver el interior de los platillos que, dijo, tenían extraños mandos y aparatos que no reconoció.
    En agosto de 1950, sobre el Mar del Japón, en plena guerra de Corea, un caza soviético fue desintegrado en una explosión al acercarse a un OVNI que estaba observando, según pudieron ver desde el mar los tripulantes de un mercante y otro caza.
    Entre finales de octubre y principios de noviembre de 1950, por 3 veces, el Papa Pío XII fue testigo de una “visión prodigiosa” desde los jardines vaticanos de movimientos del Sol, cambios de su forma, etc., tal cual pasó en Fátima décadas atrás.
    El 5 de marzo de 1951 obtendría George Adamski fotografía de presuntamente una nave nodriza y varios platillos.
    El 25 de agosto de 1951 se producen un avistamiento de cinco profesores americanos de una verdadera flotilla de OVNIs.
    El 31 de agosto de 1951, en plena psicosis del asunto que nos ocupa, sobre Lubbock, Texas, una bandada de aves es confundida ya saben con qué.
    También en 1951 se cuenta un caso de un encuentro casual de un ingeniero inglés con un extraterrestre de pequeña estatura en Sudáfrica, en Paar, junto a Ciudad del Cabo. El humano, después de ayudar a aquél a encontrar agua, fue invitado a visitar un platillo volante donde vio su interior, en el que había un extraterrestre herido. El ingeniero le preguntó detalles de la nave y que de dónde venían; a lo último le respondieron que de las estrellas y al sistema de propulsión que anulaban la gravedad con un sistema electromagnético que utilizaba un fluido muy pesado en circulación en un tubo en circuito cerrado a la velocidad cercana a la de la luz. Es un caso... muy curioso.
    El 1 de enero de 1952 fue visto un objeto discoidal de color rojo o anaranjado sobre North Bay, Canadá, y de ello dieron testimonio dos aviadores militares.
    El 7 de mayo de 1952 se obtienen las primeras (a excepción de las dudosas obtenidas en 1883) fotografías de un OVNI a 1,1 Km de altitud, gracias a Eduardo Keffel y Joao Martins, sobre Barra da Tijuca, cerca de Río de Janeiro. Las 5 fotografías muestran un enorme objeto y cuentan que por las mismas pagó la USAF entonces 20.000 $.
    El 13 de mayo de 1952 (justo el 35 aniversario de la primera aparición de Fátima) cuatro astrónomos vieron desde Greenville, Carolina del Sur, cuatro OVNIs en forma de rombo ovalado y color entre amarillo y rojo.
    El 2 de julio de 1952, un oficial de la US Navy en viaje por carretera hacia Utah, cerca de Tremonton, filmó en 16 mm un bandada de objetos brillantes y redondos en el cielo.
    El 5 de julio de 1952, cerca de Frankston, Victoria (Australia), fue visto un OVNI ovalado y de color azul. La presunta testigo dijo que oía voces que le decía que contara lo que veía.
    El 14 de julio de 1952 es vista una formación escalonada de 6 OVNIs sobre Newport News, Virginia. Los pilotos Nash y Fortenberry vieron bajo su aeronave que eran brillantes de color naranja, y estimaron que su velocidad era de más de 30.000 Km/h. Tal formación recibió de repente otras 2 unidades, siendo 8 en total entonces. Sus luces se apagaron en un momento dado y luego volvieron a prenderse. Tal formación maniobró igualmente para luego apagarse y desaparecer. El informe de la citada tripulación a la USAF cita los detalles y trascendió a la prensa.
    El 16 de julio de 1952 es visto y fotografiado un OVNI en la base aérea Salem de Massachussets.
    El 20 de julio de 1952 se observaron varios OVNIs con el radar del aeropuerto de Washington, donde hubo luego un caos. Luego se dijo que había habido una avería en el centro de control. También se dice que el miedo a los soviéticos les hizo precautoriamente llevar al Presidente a un refugio al suponer que podrían ser parte de un ataque “comunista”…
     El 24 de julio de 1952 dos pilotos militares en vuelo sobre la zona de Carson Sink, Nevada (USA), vieron tres OVNIs volando cerca.
    El 25 de julio de 1952, en Lucca, Toscana (Italia), fue visto un platillo volante aterrizado sobre un río. Tenía 3 patas, escalerilla y un conducto vertical por el que parecía absorber agua del río. En una cúpula o torreta se dejó ver un humanoide que disparó un rayo verde contra el testigo humano, pero sin darle. Curiosamente, este testigo, llamado Carlo Rossi, se dice que murió atropellado un tiempo después por un conductor que se dio a la fuga...
    El 26 de julio de 1952, de noche, fueron vistos hasta 12 OVNIs sobre Washington.
    El 27 de julio de 1952 se observó y fotografió cerca de Puerto Maldonado, en Perú, un objeto volante ovoide que dejaba tras de sí una estela.
    El 29 de julio de 1952 un joven de Passaic, Patterson, en New Jersey, George Stock, toma imágenes de un vistoso platillo volante (en forma de perfecto sombrero) que, dicen, silencioso bajó hasta varios observadores durante un minuto, dejando ver que medía 1,2 m.
    En la misma fecha es visto y fotografiado un OVNI sobre Miami, en Florida.
    El 31 de julio de 1952 es fotografiado desde un centenar de metros un platillo aterrizado en las montañas italianas de Bernina con su tripulante al lado y todo.
    También en julio de 1952, testigos en tierra y pilotos en el aire vieron sobre la Casa Blanca, en Washington, luces parpadeantes que causaron cierta impresión en medios oficiales norteamericanos e impulsaron el proyecto de Libro Azul de la Fuerza Aérea.
    También en julio de 1952 se sitúa la caída cerca de Washington de un platillo volante que naturalmente, según los “expertos”, estaría en manos de la USAF...
    El 1 de agosto de 1952 es vista una formación de 10 OVNIs sobre Alburquerque, New México.
    El 5 de agosto de 1952 fue visto un OVNI dividirse en 3 sobre Haneda, Japón.
    En el 14 de agosto de 1952 se sitúa otra de las fechas de un accidente de un platillo volante, en Ely, y del que se dice que se recuperarían 12 cadáveres extraterrestres.
    El 19 de agosto de 1952, cerca de West Palm Beach, en Florida, un grupo de jóvenes vieron 6 luces evolucionar primero en el cielo y luego quietas sobre un bosque de palmeras. Uno de ellos se aventuró y se encontró con un objeto gris levitando, discoidal y de unos 10 m de diámetro, con una cúpula y un ser dentro de la que salió una esfera de fuego que se acercó al testigo. Luego, el mismo, se desmayó. Sufrió diversas quemaduras.
    El 12 de septiembre de 1952, en Sutton, Virginia, varios testigos vieron un objeto reluciente y cuando se acercaron a donde creían que había caído encontraron a un ser de unos 3 m de alto, de rostro rojizo, y un cuerpo de color verdoso.
    El 17 de octubre de 1952 se vio un OVNI en forma de puro sobre Oléron, Francia, acompañado de 3 decenas de otros menores. Al principio, una familia pudo distinguir que sobre la parte de abajo del objeto principal se formaba una especie de niebla. Luego, sobre la zona cayo entonces una lluvia de los llamados cabellos de ángel (pequeños filamentos o partículas brillantes, gelatinosas o consistentes como hilos de lana fina). Tales hilos parecían formar una gran tela de araña y pudieron ser tocados por los vecinos, uno de los cuales hasta le prendió fuego, observando que quemaba con gran rapidez. Al marcharse el OVNI, tal telaraña desapareció. Entre 5 y 10 días más tarde se repitió el fenómeno sobre Tarn y Gaillac, también en Francia. Entonces los citados hilos fueron examinados y su composición puso de relieve que estaban formados materialmente por silicona, magnesio, boro y calcio.
    En la noche del 27 de octubre de 1952 fue visto posarse unos segundos sobre el aeropuerto francés de Marignane el típico platillo volante según el aduanero del mismo.
    El 20 de noviembre de 1952 es obtenida sobre el desierto californiano la famosa fotografía del platillo volante de George Adamski (1891-1965), una de las más reveladoras y nítidas. Se dice que su autenticidad fue avalada por testigos; pero más tarde también se dijo que el objeto era en realidad... una pieza de un electrodoméstico: en concreto, tapas de aspiradora. Además, el citado Adamski fue tachado de persona excesivamente imaginativa, puesto que llegó a asegurar que había visitado, gracias a los extraterrestres, la cara oculta lunar, la que, según él, tenía vegetación... Además, el modelo de extraterrestre de Adamski, un tal Orthon, era el típico de Jesucristo, y por si fuera poco aseguró que venía de Venus, donde hay una presión de más de 90 atmósferas, temperaturas de cerca de 500ºC y corrosivas nubes de ácido; en fin, el paraíso puro de la “habitabilidad”... pero como en esta época las sondas planetarias aun no había hecho su trabajo pues no se sabía. El “contactado” publicó varios libros que contienen –a decir de sus detractores- un buen número de disparates y en uno de ellos, una novela, hay un claro parangón con lo que luego quiso hacer creer con sus “extraterrestres”. También se asegura que fue un mero transmisor de los ocultos agentes gubernamentales que querían desacreditar la casuística OVNI; al parecer, su entierro fue pagado con fondos públicos. A pesar de todo y del más que seguro fraude adquirió gran relevancia en los ámbitos que tratamos.
    A lo largo de la historia que nos ocupa existen otros muchos autores contando historias inciertas o tergiversadas, o haciéndose pasar por personajes con acceso de información privilegiada acerca de los OVNIs, pero su nombre, aquí condenado al justo silencio, lo ignoramos porque no han llegado a tener, ni aun con sus retorcidas falsedades, notoriedad trascendente alguna. Al contrario, otros, han logrado “colar” sus “cuentos” en algún momento determinado con notable trascendencia y se han hecho célebres, aunque no en el buen sentido, sino más bien a ojos del sentido común en el del bochorno.
    El 4 de diciembre de 1952, un piloto militar vio un objeto brillante azulado que se acercó a su caza F-51 cerca de Laredo, Texas.
    El 6 de diciembre de 1952, un piloto militar estadounidense en vuelo sobre el Golfo de México y un radar terrestre observaron varios OVNIs maniobrar y desplazarse a enorme velocidad.
    Según los investigadores de estos temas, llamados ufólogos, en 1953 en el Pentágono americano se celebró una reunión en la que se estudió cómo hacer para que los casos OVNIs no tuvieran credibilidad. No se dice por qué, pero, entre otras cosas, había miedo de que los famosos platillos pudieran ser un arma secreta de los “comunistas rusos”.
    El 28 de enero de 1953, un avión militar USA persiguió infructuosamente un OVNI, una luz blanca brillante, sobre Georgia.
    El 20 de mayo de 1953 se dice que en Kingman, Arizona, hubo un accidente de un platillo volante del que se recuperaría 1 cadáver extraterrestre y el 19 de junio siguiente ocurriría en Laredo, Texas, algo parecido y se encontrarían 4 cuerpos.
    A fines de junio de 1953 es visto un brillante OVNI entre Mallorca e Ibiza. En esta última isla también fue observado días antes, el 17, un objeto similar o el mismo, puesto que pudo ser visto varios días.
    El 26 de junio de 1953 se pudo ver fijo sobre el cielo de El Provencio, Cuenca, un objeto similar al anterior durante varias horas.
    Otro accidente más ocurriría el 10 de julio de 1953 en Sudáfrica, en Johannesburgo, y el 13 de octubre siguiente otro en Dutton, Estados Unidos, con un total en los dos accidentes de 9 extraterrestres muertos. Como se puede ver, es una época de accidentes y es que 1953 debe ser como un fin de semana libertino extraterrestre, porque tanta tecnología y luego darse el tortazo tan fácilmente... En los años siguientes, esta moda iniciada con el caso Roswell, tendría más fechas en las del 5 de mayo de 1995 en Brighton (Inglaterra), 18 de julio de 1957 en Carlsbad (USA), 12 de junio de 1962 en la base Holloman (USA), 10 de noviembre de 1964 en Fort Riley, Kansas, 27 de octubre de 1966 en Arizona (USA), 18 de julio de 1972 en el Sahara marroquí, 12 de mayo de 1978 en el desierto de Australia, 22 de junio de 1977 en Arizona, 5 de abril de 1977 en Ohio (USA), 17 de agosto de 1977 en Tabasco (México), etc., etc. En total, los cuerpos extraterrestres sumarían más de un centenar y hasta se dice que una decena se habrían capturado vivos; por supuesto, todos estarían en manos de los militares americanos, incluidos los capturados o recuperados en el extranjero. Lo dicho, mucha tecnología y luego caen como perdices... Increíble…
     El 3 de noviembre de 1953 es captado por radar un objeto luminoso y metálico, muy grande, sobre el condado de Kent, cerca de Londres.
      En 1954 se produce una oleada de avistamientos OVNI en la parte oeste europea, principalmente en Francia.
    El 18 de febrero de 1954 el escocés Cedric Allingham obtenía, presuntamente, la fotografía de un platillo volante con una aceptable nitidez de líneas, en vista superior.
     El 24 de marzo de 1954 es vista una formación de 14 OVNIs sobre Baltimore, Maryland.
    En mayo de 1954 aparece otro “contactado”, un inglés llamado George King, para transmitirnos a los demás mortales las enseñanzas recibidas de un venusiano por vía telepática (entre otras la causa no nuclear). Entonces no se sabía aun con certeza que en Venus las temperaturas eran de casi 500ºC...
   El 16 de agosto de 1954 sobre Tananarive, Madagascar, fue visto un OVNI de unos 40 m de largo en forma de puro acompañado de otro en forma de platillo. A su presencia, quedó la capital de tal isla sin luz durante unos 10 minutos. Lanzaba como chispas anaranjadas pero en silencio. Causó cierto pánico entre la población.
    En la noche del 22 de agosto de 1954 fue visto sobre Vernon, al noroeste de París, un objeto volante en forma de puro ir a gran velocidad y también otros varios objetos maniobrar cerca del mismo durante unos ¾ de hora.
    El 28 de agosto de 1954 es vista una formación de 15 OVNIs sobre Oklahoma.
    El 10 y 17 de septiembre de 1954 son vistos en Quarouble y Cenon respectivamente, en Francia, unos pequeños seres que, a decir de los testigos, iban vestidos como “submarinistas” que inmovilizaron a un humano en tanto duró su presencia.
    También el 14 de septiembre de 1954 sobre otra localidad francesa, Vendée, fue visto de día otro objeto volante en forma de puro.
    El 17 de septiembre de 1954 también fue visto un objeto extraño brillante y plateado en el cielo sobre Roma y otros lugares de Italia. Estuvo parado un tiempo y desplazándose a gran velocidad en otros momentos.
    El 23 de septiembre de 1954 sobre Lux, Francia, fue visto un OVNI que se alargó para luego dejar salir del mismo dos objetos esféricos.
    El 24 de septiembre de 1954 se producen varios avistamientos sobre Francia, en la línea que va de Bayona a Vichy.
    El 27 de septiembre de 1954, en Prémanon, Francia, unos niños vieron una esfera rojiza levitar sobre el suelo y uno de ellos vio primero un ser “rectangular” que se fue hacia la colina donde estaba la esfera.
    El 2 de octubre de 1954 fue visto en Francia, en Croix d’Espine, un objeto ovalado de casi 15 m de largo posado cerca de la carretera que despegó cambiando de color.
    El 9 de octubre siguiente ocurrió en Poitiers un caso parecido a los del 10 y 17 de septiembre anterior y hubo otros casos más en las siguientes semanas en otros lugares de Francia (día 5 en Poncey, día 11 en Corbigny, día 21 en Pons, día 24 en La Jonquerrets de Livet).
    El 10 de octubre de 1954, en Pournoy la Chévite, Mosela (Francia), unos niños vieron aterrizar un objeto brillante así como un ser pequeño, de grandes ojos, peludo y de traje negro y en forma de sotana que llevaba una especie de linterna en una mano. El mismo les dijo algo a los niños que éstos no entendieron.
    El día 11 de octubre de 1954, en Tapignac, en Royan (Francia), fue visto un platillo levitando a unos 10 m de altura que fue a aterrizar a menos de ½ Km más allá. Los observadores fueron a verlo y vieron trabajando bajo el mismo 4 seres bajitos, de 1 m de estatura, que se fueron al ver a los humanos.
    El 14 de octubre de 1954, un caza británico, en vuelo sobre Southend on Sea, Essex, tuvo que maniobrar para evitar chocar con un platillo volante.
    En la misma fecha, en el bosque francés de Chazey, Gueugnon, un automovilista vio como se detenía solo su vehículo al paso de un OVNI. 
    El 27 de octubre de 1954 fueron vistos OVNIs sobre un estadio en Florencia. También se vieron en las horas siguientes sobre Siena, Prato y otros lugares de Italia, apareciendo el fenómeno de la caída de cabello de ángel cuyo análisis indicó que se trataba de una especie de vidrio con silicio, calcio, boro y magnesio.
    El 6 de noviembre de 1954 es vista una formación de 20 OVNIs sobre Roma y en torno a esta fecha otra sobre el Reino Unido.
    El 14 de noviembre de 1954, en Isola, al norte de Italia, fue visto un OVNI luego que un agricultor viera cómo tres extraños enanos le llevaran unos conejos. Se nota que también en las estrellas pasan hambre... (Ya se que los animales podrían ser para experimentos..., pero tanta tecnología y ¡andar robando conejos!).
    En la misma fecha, en Brasil, en Curitiba, fueron vistos otro trío idéntico al anterior (¿serían los mismos?) que esta vez examinaban los raíles del tren. Luego se fueron a su nave de 5 m de largo y despegaron...
    El 17 de noviembre de 1954 un madrileño, según dice él, recibe una piedra con grabados de manos de un tripulante de un OVNI.
    El 28 de noviembre de 1954, en Petare, Caracas, Venezuela, fue vista una esfera luminosa de 3 m de diámetro que levitaba a 2 m de altura en una carretera. Al acercarse el testigo, el mismo dijo después que fue atacado por un ser pequeño y peludo. Había también dos humanoides que llevaban piedras al objeto luminoso.
    El 9 de diciembre de 1954 se cuenta el secuestro de un campesino italiano, Giovanni Aqulante, de Campania. Apareció 48 h más tarde traumatizado por que dos seres de aspecto humano le habían llevado por el aire...
    El 10 de diciembre de 1954, cerca de Caroca, Venezuela, dos cazadores vieron un platillo levitar a poca distancia del suelo y del mismo parecía salir fuego por abajo. Del mismo salieron 4 humanoides que atacaron a los dos hombres, si bien lograron escapar.
    El 16 de diciembre de 1954, en San Carlos de Zulia, Venezuela, fue visto un humanoide pequeño huir en un platillo volante luego de dejar sin sentido a uno de los testigos.
    A partir de 1954 comienza a publicar artículos en España el “contactado” Fernando Sesma Manzano.
    El 19 de enero de 1955 se produce un avistamiento sobre Saint-Simone, en Francia, sobre el que se producen informes de la gendarmería y hay numerosos testigos.
    El 15 de mayo de 1955 se fotografió un OVNI sobre New York.
    El 20 de mayo de 1955 es visto un OVNI por gendarmes franceses cerca de Givet.
    El 5 de junio de 1955 es fotografía un OVNI sobre Namur, Bélgica.
    En julio de 1955 (o 1956) se cuenta un caso ocurrido en un bosque de Suecia de un choque contra el suelo de un OVNI. Los leñadores vieron como una explosión luminosa y se acercaron al lugar del impacto donde pudieron ver en el suelo un ser pequeño, como un niño, herido y luminiscente que no sangraba pero que denotaba golpes. Habló en sueco con los leñadores, especialmente con uno, y al cabo de unas 2 horas murió. Le dijo que procedía de algún lugar de la constelación del Águila, que existen más de una raza visitando la Tierra, que algunos vigilan a los humanos desde hace miles de años, y que utilizan técnicas de materialización y desmaterialización (¿cómo será eso...?). También le dio instrucciones tras su muerte, diciendo que una vez dejara de ver la luz que lo envolvía lo metiera junto a otros 2 compañeros muertos en su saco que indicó y que lo arrojara luego al río; y también que se lavara más tarde. El leñador destacó el olor a azufre y que el ser pesaba cerca de 100 Kg. Al echar el saco al agua empezó a burbujear y disolverse.
    El 5 de agosto de 1955 fueron vistos 5 OVNIs sobre Buzancy, las Ardenas francesas.
    El 21 de agosto de 1955, en Kelly, Kentuchy, fue visto aterrizar un OVNI, apareciendo luego cerca unos seres pequeños, como de un metro de altura, con brazos muy largos que llegaban casi al suelo y dotados de garras. Alguno de los testigos disparó inútilmente su escopeta contra ellos.
    El 16 de septiembre de 1955, en el embalse de Titicus, New York, fue vista salir y volver a sumergirse una esfera luminosa de color rosa.
    El 13 de agosto de 1956 desde el aeropuerto de Bentwaters, junto a Ipswich, en el Reino Unido, fue captado por radar y de forma visual en el cielo un objeto que volaba en torno a los 5.000 Km/h. Dos cazas de la RAF intentaron acercarse y uno fue perseguido por el objeto.
    El 21 de agosto de 1956, por la noche, en una zona rural de Kentucky se vio aterrizar un OVNI del que salieron unos seres pequeños de grandes ojos y orejas contra los que un lugareño disparó. Aunque parece que les acertaba no les hizo efecto y no los mató.
    El 29 de agosto de 1956 se funda en Washington el NICAP, Comité Nacional de Investigación de Fenómenos Aéreos, integrada principalmente por militares para el estudio de los OVNIs.
    También en agosto de 1956 es vista una formación de 5 OVNIs sobre Boulder City, en Colorado.
    El 14 de noviembre de 1956, el piloto comercial capitán W. J. Hull y su copiloto vieron un OVNI brillante maniobrar delante de su avión y quedarse luego quieto, suspendido en el aire; luego salió disparado hacia el Golfo de México. El citado Hull era hasta aquel momento un escéptico de los OVNIs.
    El 17 de julio de 1957 un avión de contramedidas electrónicas de la USAF en vuelo entre Mississippi y Oklahoma fue seguido por durante 1,5 h, en más de 1.300 Km de recorrido, por un OVNI. Desde tierra fue captado por radar y desde el propio avión con sus sistemas.
    El 19 de septiembre de 1957, sobre la zona sudeste de los Estados Unidos, un avión militar fue acompañado de un OVNI parte del trayecto, confirmando el hecho el radar de tierra.
    En otoño de 1957, año en el que hubo una oleada sobre toda América, se vieron numerosos OVNIs sobre bases de la USAF en las que había armamento nuclear.
    En la noche del 15 de octubre de 1957 un joven labrador brasileño llamado Antonio Vilas Boas, de San Francisco de Sales, en Minas Gerais, fue abducido por la fuerza, examinado y obligado a tener relaciones sexuales con una no muy alta (1,6 m) pero hermosa humanoide rubio platino, ojos grandes azules y rasgados, nariz perfecta, según contó el mismo... Y es que también las alienígenas a veces andan necesitadas... Según declaró Antonio, los extraterrestres hablaban emitiendo lentos gruñidos como los perros e hizo una descripción de sus trajes y de la nave. Después de desnudarlo le frotaron con un líquido sin color y grasiento pero sin dejar la piel pegajosa. También vomitó al oler algo extraño. De la hermosa alienígena dijo que tenía el bello púbico rojo y también el de los sobacos, y que lo hicieron dos veces seguidas... Teniendo en cuenta las circunstancias, la diferencia presumiblemente evolutiva entre humano y extraterrestre, se supone que élla sería amante de la zoofilia... y eso que al parecer gruñía... ¡Que cosas!
    Este caso citado también hay quien lo ubica en  Ponta Pora, al sur del Brasil, en la fecha del 14 de diciembre de 1957...
     El 16 de octubre de 1957 se ve y fotografía un OVNI sobre Nuevo México modelo nube blanca en forma de puro...
    El 23 de octubre de 1957 cae sobre Nuevo México una lluvia de cabello de ángel, con abundancia y piezas de hasta varios metros.
    El 25 de octubre de 1957, en Petropolis, Brasil, una joven con cáncer de estómago recibió la visita de humanoides de 1,2 m de altura, bajados de un platillo volante, y la curaron luego de enfocar una luz blanquiazulada sobre su cuerpo mostrando todo su interior. Los testigos dicen que los dos hombrecillos tenían pelo largo, ojos rasgados y verdes e iban con traje blanco. Al dueño de la casa le dieron una caja esférica con pastillas para darle a la enferma una diaria durante un mes, indicándoselo por telepatía...
    El 30 de octubre de 1957 fue visto un objeto luminoso sobre la localidad francesa de Novy Chevrières. Hubo informe de la gendarmería.
    En el citado mes de octubre de 1957 en España se fundó el Centro de Estudios Interplanetarios, asociación con fines de investigación científica de los OVNIs.
    El 2 de noviembre de 1957, en Levelland, Texas, un OVNI hizo apagarse el motor de un camión primero, un coche después, otro más tarde. El objeto tenía forma ovalada y luminosa.
    El 4 de noviembre de 1957, un avión volando entre Porto Alegre y Sao Paulo, en Brasil, vieron una luz roja hacer maniobra delante de su trayectoria.
    El 6 de noviembre de 1957 un vecino de Kearney, Nebraska, dijo que en un campo cercano había aterrizado una extraña nave en forma de puro que llevaba cuatro hombres y dos mujeres. En la misma fecha, en la costa americana fue visto por un guardacostas un OVNI.
    En la noche del 21 de diciembre de 1957 en la misma zona anteriormente citada del Sur del Brasil, cerca de Ponta Pora, fueron vistos varios OVNIs sobrevolar varios automóviles.
    El 10 de enero de 1958, cerca de Curitiba, Brasil, fue visto un objeto en forma de plato flotar en el agua oceánica y otro en forma de plato invertido sobre el anterior. Ambos se hundieron para luego reaparecer, observando entonces que entre ambos había unas columnas luminosas. Finalmente se volvieron a hundir y desaparecieron.
    El 16 de enero de 1958 se tomarían sobre Isla Trinidad, en Brasil, imágenes de un presunto platillo volante.
    El 9 de abril de 1958 es vista una formación de 9 OVNIs sobre Cleveland, Ohio.
    El 30 de mayo de 1958 se cita un caso de avistamiento OVNI en Uraslsk, Rusia.
    El 20 de diciembre de 1958, en Domsten, Suecia, dos hombres vieron a un luminoso platillo aterrizado, apoyado en 3 patas, y a 4 pequeños seres humanoides que los atacaron y que al contacto parecían de gelatina y sin brazos... Al escapar uno de los hombres, se metió en el coche y tocó la bocina, ante lo que los seres huyeron hacia el platillo, dejando al otro hombre, y se fueron volando.
    El 22 de diciembre de 1958 fue visto y fotografiado un OVNI cerca de Muszyna, Polonia.
    El 17 de febrero de 1959, el astrofísico Joseph Allen Hynek, que presidía el Comité de investigación de la US Air Force y pertenecía al Observatorio Smithsoniano de Cambridge, recomendó a tal Fuerza Aérea seguir investigaciones de los OVNIs sin dar la menor publicidad. La Fuerza Aérea americana pretendía exactamente eso, dar a conocer los casos explicables e ignorar los no explicados para no dar la impresión de que algo superior a la propia Fuerza Aérea andaba deambulando por ahí impunemente; sin embargo, esta obsesión militar llevó a veces a dar explicaciones contradictorias que causaron el efecto contrario.
    Las observaciones mantenidas hasta entonces se concluían con el resultado de que no había la menor evidencia científica de que los objetos fuesen naves espaciales,... si bien se reconoció que en un 6 % de los casos la explicación pasaba por el reconocimiento de los extraterrestres. Allen Hynek sería luego considerado como uno de los padres de la Ufología y en 1972 alumbraría sus conclusiones sobre el tema, distintas a las oficialmente adoptadas por la USAF y crearía un grupo de estudio de los OVNIs en Evanston, Illinois. Es famosa su clasificación de los encuentros como de primer, segundo y tercer tipo, según fueran simples avistamientos, aterrizajes con huellas, y encuentros físicos con extraterrestres. Hynek, nacido en 1910, falleció en 1986.
    El 30 de abril de 1959 un brasileño, según cuenta el mismo, recibe un mensaje con una escritura desconocida de manos de un ser bajado de un platillo volante.
    El 11 de mayo de 1959 es visto cerca de McMinville, en Oregón, un platillo volante que es fotografiado por un campesino.
    El 24 de junio de 1959 fue visto y fotografiado un OVNI sobre la Plaza de Venecia en Roma.
    El 26 de julio de 1959, en Boinai, Papua Nueva Guinea, fue visto un OVNI con sus 4 ocupantes dentro levitar a unos 100 m de altura. En las siguientes jornadas hubo otros avistamientos, hasta 79 en todo el año sobre la citada isla. Un pastor religioso les llegó a hacer saludos con el brazo primero y con una linterna después, a lo que parecía que los ocupantes del OVNI respondían, según los presentes…
    El 24 de octubre de 1959 fue visto por gran número de personas sobre la provincia de Barcelona un OVNI y también sobre la zona en los días siguientes 16 y 19 de diciembre, 5 de enero de 1960, y 15 y 25 de febrero, así como el 2 y 15 de marzo.
    El 2 de noviembre de 1959 se divisó un objeto circular blanco azulado sobre Évora, Portugal, y a continuación cayó sobre el lugar una lluvia de ovillos de pegajosos hilos, fibras o filamentos conocidos como “cabellos de ángel”, que entonces, según se dijo, eran de caracteres desconocidos y que se volatizaban, desaparecían o derretían al llegar al suelo. Se pudo llegar a examinar al microscopio una muestra que puso de relieve que portaba un tipo de ser de unos 4 mm de tamaño máximo que tenía 10 tentáculos; actualmente se cree que pudo ser algún tipo de hongo o vegetal. En cuanto al objeto en el cielo (en realidad hubo dos), evolucionó de un lugar a otro en los habituales vaivenes de los OVNIs.
    En la noche del 1 de febrero de 1960 un argentino, que iba con su automóvil hacia Bahía Blanca, a unos 1.300 Km al sur de Buenos Aires de donde había salido, vio cuando estaba llegando al destino un OVNI que le hizo detenerse y dormirse. Al despertar un tiempo después estaba sin su coche en un prado cerca de Salta, en el otro extremo del país, al Norte. El coche siguió en su sitio, aparcado según comprobó vía telefónica la policía.
    A partir de marzo de 1960, y hasta marzo de 1961 (posteriormente, por motivos de trabajo se trasladó y perdió tal contacto), un ingeniero electrónico yugoslavo llamado Vitko Novi, emigrado a Perú, tuvo, según declararía, varios encuentros con extraterrestres del hipotético planeta Apu que le explicaron su misión de ayuda en nuestro mundo, interviniendo en curaciones a indios peruanos y otras gentes; según el citado, los “apunianos” visitan nuestro planeta desde la antigüedad. También le proyectaron hechos que habrían de ocurrir y que, según él, se cumplieron, y dijo que entre ellos había una mujer terrestre “adoptada”.
    En abril de 1961 fue visto sobre Newport, en Rhode Island, una esfera luminosa de color rojo sobre el mar. En un momento determinado se elevó en casi 20 m y finalmente salió a gran velocidad, de más de 150 Km/h, hacia alta mar.
    A partir del 18 de junio de 1961 (y hasta 1965) se producen las apariciones marianas de Garabandal (Cantabria), en cuyos términos se dejaron ver también unas bolas de fuego que volaban y que quemaban el terreno donde se posaban.
    En mayo de 1961 hubo avistamientos sobre los Estados Unidos (base Tyndall) y la costa del  Brasil, en observación de un vuelo aéreo de transporte.
    El 19 de septiembre de 1961 se produjo un caso famoso y ya clásico: el de la presunta abdución de Barney Hill y su esposa Betty, trabajadora social, respectivamente de raza negra y blanca. El matrimonio volvía de sus vacaciones en Canadá y, según se dijo, su automóvil fue interceptado en una carretera por los extraterrestres que los llevaron a su nave para examinarlos facultativamente. Aunque pensaban que les habían borrado la memoria, tras tener pesadillas, el matrimonio se sometió a una regresión hipnótica por parte de Benjamín Simon y entonces se aclaró lo que había “ocurrido”. Pese a ser un caso muy documentado, años más tarde hubo quien sostuvo que era en realidad un caso especial psicológico y nada alienígena... Las regresiones iban acompañadas de varias incongruencias y se cree que fue en realidad solo una creencia o ensoñación de Betty... si bien el OVNI si parece ser que existió según un radar militar. Lo que es seguro y cierto es que a partir de aquí se reproducen con fuerza las típicas historias de abduciones de humanos por parte de los extraterrestres si bien antes ya había habido algunos casos, aunque nunca tan documentados como el presente. Barney Hill falleció en 1969 y Betty, que publicaría en 1995 un libro titulado “Aproximación a los OVNIs desde el sentido común”, de cáncer de pulmón a los 85 años el 17 de octubre de 2004 en Portsmouth.
    En noviembre de 1961 en Dakota del Norte fue visto un OVNI tubular posado con 4 humanoides a su lado. Posteriormente, entre los testigos humanos, uno disparó contra uno de los seres, no teniendo luego todas unas ideas claras de que pasó, mostrándose confusos.
    En 1962 hubo otro caso de rapto, de Rivalino Mafra, cerca de Diamantina, Brasil, según el testimonio del hijo. Pero en este caso, el abducido no fue devuelto a tierra que se sepa...
    El 9 de febrero de 1962, en Ivinghoe, Inglaterra, fue visto un objeto ovalado, luminoso, con una fila de zonas oscuras, de unos12 m de diámetro, levitando sobre la carretera. El testigo iba en coche y éste, como ocurre en otros casos, se quedaba sin fuerza y solo funcionó bien al marcharse el OVNI.
    El 26 de junio de 1962, en Verona, Italia, fue visto un objeto volante discoidal volar sobre el lugar.
    El 28 de octubre de 1962 una maestra australiana vio cerca de Adelaida el aterrizaje de un objeto ovoide de 5 m de largo del que salió un enano enfundado en un traje tipo buzo que recogía muestras de terreno.
    El 17 de enero de 1963 se ven objetos volantes no identificados sobre Puerto Garibaldi, Argentina, de los que parece caer una lluvia de cabello de ángel.
    El 15 de febrero de 1963 es visto sobre una granja en Moe, Victoria (Australia), un OVNI que se acercó a la misma y pudo ser visto por dos hombres.
    En abril de 1963 un avión militar francés vio a 4 Km de distancia y 3 Km de altitud sobre Argelia un platillo volante de unos 20 m de diámetro que fue filmado con teleobjetivo y que en un momento dado salió disparado alcanzando estimativamente unos 6.000 Km/h en solo 3 seg.
    El 16 de junio de 1963 es fotografiado en color desde relativamente cerca un platillo volante en una excepcional secuencia sobre Alburquerque por Paul Villa. Las imágenes muestran con definición los bordes del platillo en varias posiciones. De no ser un fraude, sería uno de los primeros documentos “contundentes”... El mismo señor Villa obtendría en abril de 1965 otra buena secuencia de otro objeto (con otra forma, pero también discoidal). Por la claridad y nitidez del presunto platillo, y vistos los análisis computerizados, es uno de los casos más sospechosos de fraude, siendo considerado falso.
    El 28 de agosto de 1963 tres niños vieron en Belo Horizonte, Brasil, cómo una esfera flotaba a 5 m de altura y en cuyo interior, transparente a la sazón, se distinguían 4 tripulantes sentados que iban enfundados en trajes enterizos. Entonces, uno de los 4 ocupantes bajó al suelo entre dos guías de luz de color amarillo y se dirigió a los niños que observaron que solo tenía un ojo. El ser les hizo gestos con las manos e hizo unos ruidos que no entendieron y los niños estuvieron inmovilizados. Pero logró coger un ladrillo hasta que con un rayo de luz se lo quitaron de la mano. Luego el ser se elevó hasta la esfera que, tras un fogonazo, se elevó hasta desaparecer.
    El 12 de octubre de 1963 un camionero argentino vio una luz que le deslumbró cerca de Córdoba, cayendo en la cuneta, tras lo que observó un OVNI en la misma carretera y 3 seres de 4 m de altura que le parecieron robots y contra los que, asustado, disparó antes de huir.
    El 21 de octubre de 1963, en Trancas, Argentina, tiene lugar un aterrizaje OVNI junto a una casa y una línea de ferrocarril. Las vecinas de la casa distinguieron dos grandes luces entre las que parecía haber un túnel trasparente por el cruzaban numerosas siluetas humanas. Las citadas 3 personas fueron luego derribadas por una luz y entonces aparecieron otros 3 objetos discoidales luminosos. Uno de los rayos de luz barrió la casa y la dejó con una temperatura de 40ºC y olor a azufre; los animales se mostraron entonces adormilados. Al final, todos los OVNIs aterrizados, que eran 6 en total, se elevaron hacia el cielo y se alejaron. Tanto en la casa como junto a los raíles del tren se encontraron posteriormente unas bolitas blancas de 1 cm de diámetro que al ser apretadas se desintegraban y que analizadas en la Universidad de Tucumán resultaron ser en un 96,48% de carbonato de calcio y en un 3,51% de carbonato de potasio.
    El 31 de octubre de 1963, en Santos, Brasil, una niña vio como un platillo volante chocaba con la parte alta de una palmera, oscilando reiteradamente hasta ir a caer a un río, haciendo que las aguas hirvieran, y causando una erupción de barro. El posterior estudio del fondo del río no evidenció nada. Chocar con una palmera... por lo visto a los chóferes “extraterrestres” también les habría que poner el alcoholímetro...
    También en octubre de 1963 hubo otro encuentro con presuntos extraterrestres en Washington por parte de una mujer que vio una nave aterrizada y cuyas paredes atravesó (según ella) un humanoide. Dentro del vehículo había otros dos seres.
    En noviembre de 1963, días antes de su asesinato, el Presidente Kennedy se dice que conversó con los soviéticos acerca de los OVNIs y cursó órdenes para coordinar información con ellos para evitar que fueran confundidos tales objetos no identificados con un ataque o espionaje enemigo que pudiera llevar a crear tensiones e incluso una guerra.
    El 16 de noviembre de 1963 dos jóvenes vieron en Kent, Inglaterra, un OVNI de color áureo que aterrizó y del que salió un humanoide, según los testigos, sin cabeza, con alas de murciélago y todo negro...
    El 13 de abril de 1964  los pasajeros de un autobús londinense vieron sobre el río Lea cómo un OVNI en forma de puro plateado se metía en el agua luego de romper unos cables de teléfono.
    El 24 de abril de 1964 se produjo un caso en Socorro, Nuevo México, bien documentado en Libro Azul, en el que Lonnie Zamora, un policía de tráfico, vio un objeto cruzar unos arbustos, luego estudiados y que confirmaron que habían sido quemados.
    En la misma fecha, en Newark, New York, un agricultor en su labor llamado Gary Wilcox, vio un objeto en forma de puro, de unos 6 m de longitud, 4,5 m de anchura y algo más de 1 m de altura, que levitaba cerca del suelo. Al acercarse, aparecieron dos humanoides como de metro y medio de altura que trasportaban cada uno una bandeja con muestras de vegetales terrestres y tierra. Al principio, el hombre creyó que era una broma o una escena publicitaria, pero entonces vio que los dos seres no tenían rostro ni pies y las manos carecían de dedos. Así que los mismos le dijeron que se tranquilizara y que venían de... Marte... cada dos años; también dijo que se interesaban por los fertilizantes y que habían predicho la muerte de algunos astronautas americanos y rusos.
    En mayo de 1964 se obtiene una película de un OVNI sobre Marlin, Oregón. El filmador dijo que estuvo en contacto con extraterrestres entre 1950 y 1954.
    El 29 de junio de 1964 un americano (Beauford Parham) en Georgia, en tránsito entre Atlanta y Wellford (Carolina del Sur), se topó en la carretera con un objeto en forma de gran peonza que dañó su brazo y el automóvil en que viajaba.
    El 18 de septiembre de 1964 un técnico americano en cohetes llamado Daniel Fry obtiene una fotografía de un presunto platillo volante en California. Fry fue un conocido “contactado” que aseguró que había estado el 4 de julio de 1950 dentro de un platillo volante en Las Cruces (New México) y en 1966 aseguraba que los extraterrestres le habían dicho que hace unos 30.000 años había habido en la Tierra una gran civilización que se extinguió en una hecatombe nuclear (idea, por cierto, nada original). Como entonces no había fax, ni Internet, ni móviles, se comunicaba con los alienígenas telepáticamente…
    El 23 de septiembre de 1964 un OVNI se dejó ver sobre Caravaca, México, al tiempo que se cortaba por 3 veces la electricidad a la ciudad sin causa que la compañía pudiera explicar.
    El 29 de diciembre de 1964 se detectaron por radar 3 OVNIs que iban a una velocidad de cerca de 7.500 Km/h.
    En general, en 1964, los Estados Unidos fue uno de los lugares del mundo de más avistamientos OVNI.
    El 12 de enero de 1965 fue visto un OVNI sobre la Casa Blanca, en Washington.
    El 25 de enero de 1965 es visto un OVNI chispeante en Marion, Virginia.
    El 14 de marzo de 1965 un hombre que estaba solo en los Everglades de Florida pudo ver de cerca un objeto luminoso que le lanzó una luz y le hizo perder el sentido. Al siguiente día vio que en el lugar había huellas vegetación quemada, un círculo en el suelo y las ramas del entorno.
    El 18 de marzo de 1965 hubo un caso de avistamiento de un objeto luminoso sobre Japón desde un avión de pasajeros.
    El 1 de mayo de 1965, sobre Lago Pekín, fue visto un OVNI en forma de bola gris que giraba.
    El 10 de mayo de 1965 y los siguientes dos días aparecía puntual entre las 18 y 21 horas sobre Andorra un objeto brillante con aspecto de punta de flecha. Pudo ser observado por gran número de gente.
    El 15 de mayo de 1965 es fotografiado un OVNI sobre las proximidades de New York.
    A finales de junio de 1965 sería fotografiado sobre Paris un platillo volante por parte de un policía.
    El 1 de julio de 1965 un labrador francés de Valensole, pudo observar un objeto del tamaño de un coche en el campo que tenía forma ovalada al lado del cual había dos seres con aspecto y constitución infantil que recogían flores de lavanda. Al acercarse, uno de los seres le inmovilizó a distancia tras apuntarle con una especie de palo. Luego se fueron hacia el objeto que se alejó, pero a unos 20 m se... ¡desvaneció!
    El 3 de julio de 1965 fue visto un OVNI en la Antártida argentina por un destacamento naval y provocó interferencias electromagnéticas en los aparatos de la base. En 5 días del mes anterior (2, 3, 7, 8 y 20 junio), en la zona de la Antártida de Argentina y Chile ya había habido avistamientos OVNI. También hubo otros dos el 7 y 8 de julio siguientes en Isla Gable y otro lugar.
    El 6 de julio del mismo 1965, sobre el Atlántico, un petrolero noruego (Jawesta) en ruta hacia Tenerife vio pasar a unos 300 m de altura un objeto en forma de puro que dejaba una estela como de un fuego de color azul, y aun más atrás era seguido de bolas ígneas de las que también salían rayos azules. Al pasar no produjeron ruido alguno.
    El 19 de julio de 1965, en una playa de Nueva Gales del Sur, Australia, aterriza un objeto en forma de disco plateado de unos 9 m de diámetro que pudo ser apreciado de cerca, desde unos 15 m, por un testigo.
    El 2 de agosto de 1965 son vistos y fotografiados entre Dakota del Sur y la frontera de México varios OVNIs.
    El 3 de agosto de 1965 el policía Rex Heflin obtiene sobre Santa Ana, en California, fotografías de un platillo volante que se harán famosas, pero se cree que son un fraude.
    El 20 de agosto de 1965, en Francia, Alexander Ananoff vio un OVNI sobre Dreux, departamento de Eure-et-Loir.
    El 10 de septiembre de 1965 fueron observados dos OVNIs en la base de San Pablo, en Sevilla.
    El 13 de septiembre de 1965 hubo un caso en Exeter, New Hapshire (USA), en el que se vio un brillante OVNI rojizo por parte de varios testigos, incluida la policía.
    El 14 de septiembre de 1965, en Langehoe, Essex (Inglaterra), un motorista vio como su vehículo se detenía solo en la presencia de un enorme OVNI luminoso.
       El 16 de septiembre de 1965 fue observado suspendido a 23 Km de altura durante 4 h sobre Valladolid un OVNI triangular de gran tamaño, de 1 Km^2. Era blanco plateado, rotaba sobre sí oscilando levemente, y pudo ser visto por miles de personas.
    El 20 de septiembre de 1965, en Felixstowe, Suffokl (Inglaterra), no lejos del caso del día 14 anterior, fue visto un OVNI de forma ovalada, anaranjado, de unos 2 m de diámetro, levitando a unos 30 m de altura. El testigo, que sufrió quemaduras, declararía que vio a un humanoide como rodeado de fuego.
    El 21 de octubre de 1965 un policía americano obtiene una fotografía de un objeto luminoso sobre Minnesota; es una especie de seta (sin rabo) anaranjada.
    El 9 de noviembre de 1965 ocurrió un apagón de energía eléctrica sobre parte de la costa atlántica americana, comprendiendo New York. Aparte de ser achacado el mismo por parte de algunos a los OVNIs, se produjeron entonces numerosos avistamientos sobre la zona. Otros apagones se sucedieron en fechas cercanas en otros lugares, como Nuevo México el 2 de diciembre y Buenos Aires el 25 o 26 de diciembre siguientes.
    El 16 de noviembre de 1965 se vio un OVNI sobre San Javier, Murcia.
    El 6 de diciembre de 1965 fueron vistas luces celestes sobre algunos lugares del sur de España y en Fuente de Cantos y Montemolín, Badajoz, y la sevillana Lora del Río, cayeron al menos 14 objetos metálicos que fueron cogidos por las autoridades y entregados parte a los Estados Unidos para su examen. La investigación de 5 de estos objetos dio lugar a un informe (T67 94769) emitido el 15 de junio de 1967 por los americanos (Battelle Memorial Institute). Se cree que eran restos del lanzamiento fallido de un ingenio espacial soviético (reentrada de partes de la última fase del cohete lanzador del Lunik 8).
    El 9 de diciembre de 1965 impactó en Kecsburg, Pensilvania, una esfera luminosa tras cruzar los cielos; los militares americanos recogieron los restos. Se cree que se trataba de algún artefacto de ensayo militar. 
    En 1965, coincidiendo con una oleada de avistamientos en todo el mundo, en los Estados Unidos comienzan a ser famosos los llamados “hombres de negro” (black men), presumible e inicialmente sigilosos y trajeados agentes militares americanos (se dice que de la USAF), o extraterrestres, claro, que invitan al silencio a los testigos de tales casos, incluso con abiertas y violentas amenazas. Estas visitas de advertencia a los testigos se producen a lo largo del tiempo, públicamente desde 1953, y lo ancho de la geografía planetaria en un cierto porcentaje de los casos. Hay, sin embargo, menos constancia o pruebas de la existencia de tales hombres de negro que de los mismísimos casos OVNI.
    A lo largo de 1966 se producen numerosos casos de avistamiento OVNI sobre los Estados Unidos, siendo obtenidas gran número de fotografías, así como en Sudamérica.
    El 7 de enero de 1966, en Wilmslow, Cheshire (Reino Unido), es visto un OVNI por parte de un policía a menos de cien metros, levitando a unos 10 m de altura. El objeto brillaba con tonos verdes oscuros y tendría unos 9 m de diámetro máximo.
    El 6 de febrero de 1966 un testigo dice haber visto sobrevolar Aluche, Madrid, un objeto discoidal anaranjado que descendió hasta aterrizar para luego despegar con gran rapidez; estimó su diámetro en unos 10 m, dijo que emitía un leve ruido como una vibración y que dejó tres huellas separadas por 6 m. Bajo la panza del objeto aparecía la señal de lo que luego sería la saga de Ummo. En los años siguientes, el testigo, José Luis Jordán Peña, parece ser que se había inventado todo…
    El 14 de marzo de 1966, en Wastenaw, Michigan, multitud de testigos, policías incluidos, y vecinos de otros condados, vieron objetos discoidales en el cielo. En los siguientes días siguieron los avistamientos.
    El 20 de marzo de 1966, en Dexter, Michigan, padre e hijo vieron desde su granja una esfera luminosa que proyectaba una luz hacia un pantano. Desde otra orilla del mismo, dos policías pudieron también verlo. Las luces eran de colores y el OVNI tenía debajo una especie de niebla. Luego de desaparecer y reaparecer en otros sitios varias veces, fue seguido y observado hasta por seis patrullas policiales antes de irse definitivamente.
    El 23 de marzo de 1966  un vecino de Oklahoma, en los Estados Unidos, vio un objeto aterrizado con intensas luces al pie del cual había un humanoide embutido en un traje que al ver al hombre se metió dentro, elevándose luego en el aire con el aparato que salió a gran velocidad. En el mismo estado de Oklahoma, en Río Rojo, hubo otro caso idéntico casi justo un mes después, el día 22.
    El 28 de marzo de 1966 hay un caso de avistamiento sobre Conisbrough, Reino Unido, de una luz en el cielo que “latía”.
    El 2 de abril 1966 presuntamente se obtiene una fotografía de un muy dudoso platillo volante sobre Melbourne, Australia; está en posición vertical y su forma es una semiesfera. También en Australia, en Tully, hubo el 19 de enero anterior un caso de aterrizaje.
    En la misma fecha hay un caso cerca de La Coruña con vista y fotografiado de un OVNI luminoso por parte de militares. Se trató al parecer de un efecto provocado en un experimento por un cohete sonda francés.
    El 4 de abril de 1966, en Bendigo, Victoria (Australia), un hombre vio como la luz de su automóvil se curvaba hacia el lado derecho en una recta, observando entonces sobre el campo luces de colores y un objeto levitar a 3 m de altura y que luego desapareció. En el mismo lugar ocurriría 3 días más tarde un accidente mortal de otra persona.
    El 5 de abril de 1966 en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos se trató sobre la investigación de la USAF en el tema OVNI, deduciéndose de la reunión recomendaciones varias sin conclusiones determinativas importantes, salvo que se reconocía que los OVNIs no representaban amenaza para la seguridad nacional.
    El 17 de abril de 1966 en el condado de Portage, Ohio, un objeto ovalado y luminoso pudo ser visto por varios policías en labores de patrulla que lo siguieron hasta el estado vecino. Tras avisar a la Fuerza Aérea, dos aviones se acercaron al objeto, momento en que el mismo se fue a gran velocidad. Mientras lo siguieron, el objeto parecía dejarse seguir por los patrulleros.
    El 30 de abril de 1966 en el lago Siljan, Suecia, se vio un extraño objeto de color gris de unos 9 m de largo cortar el hielo de la superficie en una línea de 800 m.
    El 8 de mayo de 1966 ocurriría otro caso de avistamiento de OVNI sobre Impameri, en Brasil. El mismo tenía forma de “diamante tallado” según un testigo.
    El 15 de junio de 1966, en Aveyron, Francia, fueron vistas esferas de luz volar alineadas y separadas unos 50 m así como otro objeto en forma de bala en el que las primeras se fueron metiendo.
    A finales de agosto de 1966 un OVNI descendió hasta casi posarse cerca de una base de misiles americanos ICBM en Minot, Dakota del Norte, afectando a las radios y a un vehículo que se aproximaba. Fue captado por radar y un oficial fue testigo del descenso. También hizo luego aparición en el cielo siendo visto por personal de la base y seguido por un caza. Oficialmente se calificó el caso como de... confusión con una estrella brillante (Capella, en concreto). Pero internamente para la USAF fue de un hecho de gran trascendencia que hizo hasta reglamentar actuaciones para estos casos, lo que significa que se lo tomaron en serio.
    A mediados de 1966 Felix R. Maschek tomó imagen de un par de OVNIs sobre el aeropuerto suizo de Zurich.
    El 22 de noviembre de 1966 se obtendría una fotografía de un platillo volante aterrizado en Oregón que presuntamente se materializó y desmaterializó en el lugar de la imagen. Luego resultó ser una señal de tráfico en vibración…
    El 25 de noviembre de 1966 fue visto un OVNI sobre La Point, Utah, que tenía la extraña forma de dos globos unidos por un brazo, con todas las partes luminosas.
    El 15 de diciembre de 1966 en Streatham, Londres, es fotografiado un OVNI que cambiaba aparentemente de forma.
    El 18 de diciembre de 1966 es fotografiado un OVNI sobre Bear Mountain, New York, dejando solo ver la silueta de la típica forma de platillo.
    El 6 de enero de 1967, en Aveyron, Francia, en el mismo lugar del caso del 15 de junio anterior, volvió a verse el objeto en forma de bala, del que ahora parecían salir unos brazos sobre los que se posarían las esferas de luz, que también reaparecieron entonces. En los tres días siguientes, los dos hombres, padre e hijo, volvieron a ver el fenómeno y observaron que una luz se les acercaba a la casa. El día 11 siguiente se repitieron los hechos y el joven siguió con su automóvil una de las esferas de luz, llegando a ver el objeto principal de cerca. Llegó un momento en que el automóvil dejó de funcionar y vio que se aproxima un platillo que levitaba a unos 3 m de altura y tambaleaba ligeramente a unos 20 m de su vehículo. En el citado disco volante observó que tenía dos cúpulas con dos seres dentro con vestimentas y casco de color verde. Luego, el joven se sintió paralizado y calor en la cara. En los días posteriores a este encuentro, la misma persona durmió más de lo habitual y tuvo algunos sobresaltos y sensaciones extrañas.
    En la fecha del 9 de enero de 1967 se sitúa un presunto caso OVNI sobre Michigan, siendo fotografiado y observado desde una base militar aérea. Su forma es esta vez un tanto extraña: oval con una especie de torreta sobresaliendo en un lado.
    El 25 de enero de 1967 se fotografía un presunto OVNI sobre Hampton, Virginia.
    En la misma fecha, en South Ashburnham, Massachussetts, según la propia protagonista, fue secuestrada por pequeños extraterrestres que la llevaron levitando a un sillón transparente de su nave donde estuvo sumergida en un líquido y alimentada por un tubo, sintiéndose complacida y contenta. Pero este caso se diluye en la más que seria duda con declaraciones poco “comunes” (viaje posterior a los “reinos” de los extraterrestres, entrevista con un pájaro grande que luego ardió, voz divina, etc.) y habría que considerar el carácter integrista religioso de la mujer, condición bajo la que la tergiversación, la falsa interpretación o la invención podrían ser consideradas. Evidentemente los psicólogos forman parte –o deben formar parte- del estudio de la fenomenología que nos ocupa y los detalles de la abducción se relacionan bastante bien con imágenes subconscientes prenatales.
    El 11 de febrero de 1967 se fotografía otro presunto OVNI sobre Jacksonville, Florida.
    El 9 de marzo de 1967, en Moline, Illinois, y en los Andes del Perú se toman fotografías de OVNIs.
    El 12 de marzo de 1967 se obtiene una fotografía de un OVNI sobre unos picos en Nuevo México cuya peculiaridad es que, según el testigo, desapareció del golpe; es decir, se desmaterializaría.
    También en marzo de 1967 se toma una fotografía de dos OVNIs en Perú, en Yungay.
    El 6 de abril de 1967 en el condado de North Dade, Miami, Florida, fue visto un OVNI que al día siguiente repitió su visita y pudo ser visto por varios niños de una escuela y sus profesores. Era el típico platillo volante acompañado de dos objetos menores que al final desaparecieron de repente.
    El 21 de abril de 1967 fue visto en South Hill, Virginia, un OVNI aterrizado de unos 6 m de alto por 4 de diámetro sobre la carretera, con apoyo de varias patas. Su despegue provocó que un área del asfalto fuera quemada; también aparecieron 4 agujeros en el mismo sitio.
    En el atardecer del 14 de mayo de 1967 fue observado sobre Barcelona y otras poblaciones españolas objetos luminosos de forma triangular o tetraédrica. Al siguiente día aparecieron más. Algunos casos fueron comprobados por pilotos militares a los que los objetos esquivaron elevando altura.
    El 20 de mayo de 1967, en Falcon Lake, Manitoba (Canadá), un hombre vio dos OVNIs y cómo aterrizaba uno de ellos. Al examinarlo, del mismo salió un rayo que lo quemó seriamente en el pecho. El objeto, que luego despegó, tenía 11 m de diámetro y 3 m de alto.
    Se cuenta que el 1 de junio de 1967 se tomó la fotografía de un OVNI que evolucionó durante 12 min sobre San José de Valderas en Madrid, y sobre cuya panza aparecería el anunciado signo del llamado planeta Ummo que se haría famoso en los ámbitos ufológicos: Ɔ|C. Más tarde se dudó de la certeza de este caso (se cree que fue un caso fraudulento) y aun décadas más tarde, se dijo que el asunto Ummo había sido un experimento psicológico muy terrestre... si bien también se achacó a un peliculero montaje de cualquiera de las agencias secretas del planeta (KGB, etc.), de las que resultan siempre tan propicias para echar mano ante el tema OVNI.
    El 3 de junio de 1967 se produce un avistamiento sobre Extremadura de un objeto triangular, de color plateado, a gran altura. Un avión militar lo filmó y trató de acercarse en más de una ocasión, oportunidad en la que el objeto ascendió de golpe para evitarlo. Este caso fue mantenido oficialmente en secreto hasta 1979.
    El 11 de junio de 1967 fue visto levitar cerca de Gavrelle, en Francia, un objeto cilíndrico que no generaba ruido alguno pero que en un momento determinado salió disparado a gran velocidad, también en silencio.
    El 15 de junio de 1967 se vio y fotografió un OVNI sobre Heysham, Lancashire, en Inglaterra.
    También en junio de 1967 es tomada imagen de un OVNI sobre la localidad australiana de Alberton. Y sobre Andorra, entre el 17 y el 22, fueron vistos varios objetos esféricos unos y triangular otro, rojo-plateado uno, blanco-azulado otro, anaranjado otro, o simplemente brillantes otros, que surcaron el cielo en zigzag antes de desaparecer a gran velocidad.
    El 3 de julio de 1967 fue observada y fotografiada una nave nodriza sobre términos de Cumberland, Nueva Inglaterra, de la que salió un platillo volante.
    El 7 de julio de 1967 se toma una fotografía de un OVNI sobre San Luis Obispo, California.
    El 21 de julio de 1967 un adolescente americano de Pamlico Country, Carolina del Norte, llamado Ronnie Hill tomó a solo 5 m la fotografía de un presunto extraterrestre, bajito y cabezón, con su OVNI modelo esfera por fondo.
    El 30 de julio de 1967 tripulantes de un  buque argentino llamado Naviero navegando por el Atlántico Sur, frente a la costa de Brasil, vieron un objeto luminoso en forma de puro de 33 m de largo navegar a su lado y luego sumergirse hasta desaparecer.
    En agosto de 1967 unos niños franceses, en Cussac, vieron cómo unos pequeños seres, al verlos, empezaron a elevarse, a levitar por las buenas (al estilo Superman), hacia la parte superior de una gran esfera luminosa. En el ambiente quedó un olor a azufre...
    En el mismo mes de agosto de 1967 fueron vistos OVNIs sobre Francia.
    El 13 de agosto de 1967 en Goiás, Brasil, se cita un caso de encuentro de un objeto aterrizado con 3 seres contra los que disparó un hombre llamado Ignacio de Souza recibiendo a cambio un rayo de luz verde que lo derribó. Al parecer, en los siguientes días, el hombre enfermó gravemente y acabó muriendo de leucemia en las siguientes semanas.
    El 29 de agosto de 1967, en Oka, Quebec, Canadá, unos niños vieron un OVNI que proyectaba una luz y que al acercarse al suelo se envolvió en una especie de campana de cristal o eléctrica. Dicen que en estas fechas hubo por la zona más casos parecidos.
    El 1 de septiembre de 1967 es fotografiado un OVNI volando sobre Michigan.
    El 5 de septiembre de 1967 es visto sobre Madrid, a gran altura, un OVNI durante algo más de una hora.
    El 13 de octubre de 1967 se toman fotografías de un OVNI sobre Naltchik, en la Unión Soviética.
    El 18 de octubre de 1967 en la URSS se crea un organismo gubernamental encargado de estudiar los casos de los OVNIs. Estaría constituido por científicos, incluidos un par de astrónomos; se dice que también tenían un cosmonauta en el mismo. Pero meses más tarde (febrero de 1968), otro organismo soviético, la famosa Academia de Ciencias declararía que los OVNIs eran solo un mito moderno... Hubo por entonces en tal Unión Soviética casos el 18 de julio (Kazan), 8 de agosto (Kislovosdk), 4 de septiembre, 18 de octubre, etc.
    El 30 de octubre de 1967 se fotografían dos OVNIs juntos en Adhara, Argentina, siendo el fotógrafo el astrónomo Luis Ferro.
    El 4 de noviembre de 1967, desde la base USAF de Kirtland, Nuevo México, dos controladores pudieron ver un objeto ovalado y luminoso evolucionando sobre las pistas de aterrizaje para luego salir disparado a una gran velocidad. Un informe dijo después que era un avión privado que se había equivocado de aeropuerto...
    El 3 de diciembre de 1967 en Nebraska fue visto un objeto con luces intermitentes por parte de Herbert Schirmer. El mismo, sintió luego dolores de cabeza y fue sometido a hipnosis, resultando que el hombre había sido abducido. Los extraterrestres le dirían que venían de las estrellas pero que tenían bases en el océano y también en Venus y otros planetas.
    El 4 de diciembre de 1967 se vio y fotografió un platillo volante sobre isla Decepción, en la Antártida, al tiempo de una erupción volcánica en el lugar.
    El 7 de diciembre de 1967, cerca de Copenhague, un danés con hepatitis crónica tuvo un encuentro con presuntos extraterrestres que le curaron. Pero con posterioridad declararía que cada vez que se concentraba en el asunto OVNI sufría dolores y una gran desazón, pensando que estaba siendo controlado...
    También en diciembre de 1967 en Mohomet, Illinois, una mujer vio un OVNI en cuyo momento percibió una especie de descarga eléctrica que le dejaron quemaduras, enrojecimiento y otros problemas.
    El 28 de febrero de 1968 el diario soviético Pravda, considerado como el portavoz oficial de la URSS, hablaba de los OVNIs y por boca de un astrónomo dijo que en el país de los soviets no había caso OVNI que no hubiera sido explicado. Los mismos establecieron un protocolo de actuación o proceso de tramitación para casos de avistamiento, advirtiendo el castigo para falsificadores, pero también recomendando prudencia y reserva por si existieran “eventuales seres extraordinarios”...
    El 15 de marzo de 1968 un avión de línea regular observa que es acompañado, y bastante cerca en alguna ocasión, de un OVNI de luces intermitentes hasta Las Palmas.
    El 21 de marzo de 1968 un geofísico vio y fotografió desde poco más de un centenar de metros un platillo volante en Kanab, Utah.
    El 23 de marzo de 1968 fue visto un OVNI cerca de Torrelavega y otro en Candanchú, en España. En abril siguiente hubo más avistamientos en el país.
    El 27 de marzo de 1968 fue visto y fotografiado sobre el desierto de Arizona un OVNI.
    El 19 de abril de 1968 sobre Ipswich, Massachussets, fue visto un OVNI que se dividió en dos partes y se alejaron en direcciones opuestas.
    El 2 de mayo de 1968 se produciría otro caso de secuestro extraterrestre, esta vez con fines... sexuales. Una joven americana llamada Shane Kurz dijo haber sido “violada” por un alienígena en Westmoreland, New York. Se nota que los alienígenas tienen mucha técnica pero andan de necesitados ¡que no veas!
    El 15 de mayo de 1968 fueron detectados por radar sobre Madrid y Barcelona OVNIs a los que, despegados al efecto, fueron a interceptar cazas españoles y también americanos. Oficialmente fueron declarados globos-sonda franceses.
    El 17 de mayo de 1968 son fotografiados en Chile, desde el observatorio de El Infiernillo en los Andes, OVNIs.
    En la misma fecha fue visto por radar y aviones militares un objeto brillante inmóvil sobre los Pirineos españoles al que no pudieron alcanzar por estar más alto que el techo de los reactores y sufrir uno avería pasajera...
    El 18 de mayo de 1968 es fotografiado un OVNI sobre Cassino, Italia.
    El 29 de mayo de 1968 un periódico malayo daba cuenta de un OVNI sobre tal país.
    También en mayo de 1968, un matrimonio que viajaba en Argentina hacia el Mar del Plata se vio de repente entre una niebla muy densa por lo que se detuvieron al borde de la carretera y, siendo de noche, echaron una cabezada. Al despertar vieron que estaban en México y con el vehículo con la pintura arrancada. Al poco, la mujer murió de una rara enfermedad de tipo leucémico.
    El 3 de junio de 1968 se cuenta el famoso caso de la familia Vidal que viajando de noche en su automóvil entre Chasconus y Maipú, Argentina, se vieron de golpe envueltos en una densa niebla (¿OVNI?) que cuando desapareció los había dejado de día (en realidad 48 h más tarde) en otra carretera... en México, en las afueras de Ciudad de México...
    El 13 de junio de 1968 se cuenta otro caso en Argentina, el ocurrido cerca de un motel de carretera en Córdoba, cuyo dueño vio un objeto muy luminoso. La hija del mismo tuvo un encuentro con un humanoide de unos 2 m de altura, rubio y sonriente, que vestía un traje tipo submarinista de escamas de color azul claro y que llevaba en la mano izquierda una bola del mismo color. De los extremos de los dedos de las manos y pies emanaba luz. Luego de salir lentamente por la puerta dicho ser, la chica se desvaneció, cayendo al suelo en la cocina de la casa.
    En junio y julio se da cuenta de varios casos OVNI sobre la zona norte de España (Bilbao, Algorta, Eibar, etc.).
    El 2 de julio de 1968, en Sierra Chica, Argentina, se produce un caso de aterrizaje OVNI del que salieron 2 seres humanoides de 1,6 m, de piernas transparentes,...
    El 4 de julio de 1968 en la zona de Beccar, en Buenos Aires, los ciudadanos percibieron un zumbido y luego un corte eléctrico  a la vez que se vio en el cielo un OVNI.
    El 22 de julio de 1968 se produce un avistamiento de un OVNI sobre San Carlos de Bariloche, cerca de Bahía Blanca, Argentina.
    El 26 de julio de 1968 seguimos en Argentina, ahora en San Lorenzo, Santa Fe, donde fue vista una luz roja en el cielo que largó un flash sobre una fábrica de productos químicos e inmovilizó a un trabajador que luego se desmayó. Algo parecido se repitió dos días más tarde con un automovilista junto a Tres Picos, no lejos de Bahía Blanca, Argentina.
    El 4 de agosto de 1968 es visto un OVNI tetraédrico sobre el aeropuerto Skulte, en Riga, URSS.
    El 15 de agosto de 1968, en Mendoza, Argentina, un OVNI paralizó a una enfermera que lo veía desde una ventana y le dejó quemaduras en la cara. El objeto aterrizó dejando huellas que fueron investigadas por la Fuerza Aérea nacional.
    El 18 de agosto de 1968 ocurre un caso de avistamiento cerca de Cluj, Rumania, en el que fue visto y fotografiado un platillo volante.
    En el mismo mes de agosto en Argentina (otra vez en Mendoza, Rawson, Bahía Blanca y otros) se producen varios casos de avistamiento OVNI. En el caso de Mendoza, el 31 de agosto (o mejor dicho, ya en la madrugada del día 1 de septiembre), dos hombres se encuentran con 3 humanoides pequeños y cabezones que los paralizaron y les tomaron muestras de sangre y... les rayaron el automóvil con extraños signos, dejando el parabrisas perdido de señales.
    El 17 de septiembre de 1968 fue avistado un objeto luminoso por un avión de Aviaco entre Tenerife y Las Palmas, acercándose al mismo y haciendo maniobras vertiginosas.
    El 23 de septiembre de 1968 se observó y fotografió en Uruguay un OVNI y por entonces, en el mismo mes de septiembre, en Mendoza, Argentina, se cuenta un caso de aterrizaje de 5 presuntos extraterrestres que contactaron con 2 hombres a los que les detuvieron el motor del automóvil y los relojes.
    El 24 de octubre de 1968 un OVNI se presentó en Minot, Dakota del Norte, sobre una base aérea en la que había silos con misiles intercontinentales. Hubo varios testigos. Además fue observado por el radar y también por los pilotos de un B-52 que pudo advertir que había asimismo un segundo OVNI.
    En la madrugada del 2 de noviembre de 1968, en los Alpes Bajos de Francia, un médico que padecía una parálisis parcial del brazo y pierna derechos vio luces que le hicieron salir a la terraza, observando luego cómo dos OVNIs se le acercaban y le iluminaban con un fuerte flash para luego desaparecer. A partir de aquí, el médico quedó curado... Un mes más tarde hubo otro caso de curación de un peruano tras encontrarse con presuntos extraterrestres.
    En la misma fecha del 2 de noviembre de 1968 cerca de Bujalaroz, Los Monegros, fue visto un OVNI de cerca de varias decenas de metros de diámetro de color naranja.
    El 4 de noviembre de 1968, sobre Sagunto, fue vista una esfera luminosa, y otras menores al lado, que se acercaron a solo unos 10 m de un avión de línea regular. El radar en tierra confirmó la existencia de los objetos cercanos al avión. Desde el mismo se le hizo señales de luz que le fueron supuestamente contestadas desde el OVNI. Es uno de los casos más serios que podría ser de una verdadera nave extraterrestre según algunos u otra confusión con Venus (con un fenómeno de reflexión), según los negacionistas...
    El 28 de noviembre de 1968 cerca de Boadilla, Palencia, fueron vistos sobre el campo un grupo de OVNIs en forma de discos de luz blanca levitando, uno de ellos de mayor tamaño que los otros.
    El 12 de diciembre de 1968 en Franois, El Doubs, se produjo un caso de aterrizaje OVNI.
    En el mismo noviembre hubo otros casos en diversos puntos geográficos de España (día 2 en Soria, 6 en Castellbisbal, días 17 y 21 en Madrid, 18 en Badajoz y otros). Además hubo varios casos en la provincia de Palencia (el 22 y 30 de noviembre, y 10 y 30 de diciembre) y el 31 de diciembre de 1968 en Yuste 3 objetos volantes se fragmentaron en varios.
    En este año 1968 se produjo un incremento notable de casos de aterrizajes OVNI en España, con cerca de 4 decenas en tanto que hasta entonces no habían sido contabilizados ni una decena al año.
    También en 1968 se obtuvo una fotografía de un objeto luminoso sobre la localidad argentina de Junin.
    Entre los años 1966 y 1968, la USAF encargó al astrofísico de la Universidad de Colorado Edward G. Condon un estudio sobre los OVNIs, que sería conocido como el Informe Condon y el que concluyó que en los casos tratados no se vislumbraba evidencia de extraterrestres. Condon fue acusado de iniciar la investigación con la idea predeterminada de que la existencia de OVNIs y extraterrestres no era cierta.
    El 6 de enero de 1969, el gobernador de Georgia (USA) Jimmy Carter, que sería una década más tarde Presidente de los Estados Unidos, ve un OVNI. Los escépticos aseguran que lo que vio fue el planeta Venus. En su posterior periodo presidencial, cuentan que Carter quiso saber la verdad sobre los OVNIs, y que los organismos competentes, entre otros la CIA, se negaron a decírselo.
    El 29 de enero de 1969, en Matadepera, Barcelona, fue visto un OVNI de unos 3 m de diámetro, en forma oval, que dejó huellas de aterrizaje de 4 patas con formas geométricas.
    El 11 de febrero de 1969 un periodista inglés fotografía un OVNI sobre Riding Lane.
    El 25 de febrero de 1969 un avión de la línea Palma de Mallorca a Madrid se vio acompañado sobre Castellón, en velocidad paralela y por delante a 9 Km de altitud, de un luminoso tetraedro que cambiaba de color en ciclos de 10 seg.
    El 14 de marzo de 1969 se cuenta un aterrizaje en Malataverne, Drôme (Francia) de un objeto luminoso en forma y tamaño de un tonel de unos 2 m de diámetro y altura.
    El 2 de abril de 1969 fue visto por un automovilista un OVNI sobre Becerreá, Lugo, que tenía forma de proyectil de unos 6 m de largo.
    El 30 de abril de 1969 se observó un OVNI tetraédrico sobre el Caribe.
    En mayo de 1969, en Sumacárcel, Valencia, fue visto un OVNI circular luminoso levitar a unos 9 m del suelo. Al cabo de un tiempo, el objeto salió a gran velocidad hacia un lado y desapareció en la lejanía.
    El 26 de junio de 1969 es visto un OVNI en forma trapezoidal, metálico-blanco o de plástico, de unos 15 m de diámetro, sobre el Aeropuerto de Asturias y Gijón.
    El 4 de julio de 1969, en Anolaima, Cundinamarca (Colombia), fue vista una esfera luminosa, silenciosa y anaranjada, de 1,5 m de diámetro, con un anillo de luz blanca horizontal, con dos patas luminosas azules y verdes en el extremo. Luego se apagaron las luces y se dejó ver dentro un humanoide. Uno de los testigos, Arcesio Bermúdez, murió una semana más tarde tras sufrir vómitos y diarrea con pérdida de sangre, con diagnóstico en autopsia de gastroenteritis, pero también pudo ser debido a intoxicación radiactiva.
    También en julio de 1969 un OVNI aterriza en un campo de soja en Iowa y deja un círculo quemado del que se toman fotografías.
    El 28 de agosto de 1969 es fotografiado un OVNI cerca de Denver, Colorado.

    El 18 de noviembre de 1969, sobre Wambez, Iise, Francia, se dejó ver un OVNI de color naranja que hizo algunas maniobras circulares y salió acelerando a enorme velocidad.
    También en 1969 fue dado a conocer el ya mencionado Informe Condon con la conclusión indicada. Como consecuencia de ello, el proyecto Libro Azul fue cancelado el 17 de diciembre de tal 1969. En cualquier caso, los militares americanos había algo que tenían ya para entonces claro, que los OVNIs no parecían afectar la seguridad nacional.
    El 7 de enero de 1970, dos esquiadores finlandeses observaron un platillo volante que emitió un rayo y dejó ver entonces un ser humanoide de 1 m de altura. Luego desaparecieron, pero uno de los hombres estuvo enfermo durante varias semanas...
    El 28 de marzo de 1970 un ufólogo inglés observa un OVNI en Cradle Hill.
    El 4 de abril de 1970 es fotografiado un platillo volante sobre Shinsaku Sugawara, Japón.
    El 7 de mayo de 1970 es visto un OVNI brillar sobre Vigo.
    El 27 de junio de 1970, en Río de Janeiro, es visto un platillo volante amaraba sobre las aguas oceánicas y dejaba ver en su interior dos humanoides con trajes brillantes. Luego de navegar unos 280 m se elevó en el cielo y despareció. En el lugar del descenso también se dejó luego ver un objeto menor, de unos 40 cm, ovoide y amarillento, que se hundió y luego volvió a salir a flote varias veces.
    El 20 de julio de 1970 se cree que se produjo un aterrizaje OVNI en Hoyo de Manzanares, Madrid, en terrenos militares.
    El 7 de agosto de 1970 en Saladar, Etiopia, una esfera incandescente que volaba acompañada de un estruendo quemó todo lo que sobrevoló en más de 1 Km y dio la vuelta al llegar a un pequeño cerro, tardando unos 10 min en el doble trayecto. Entre los daños producidos por el objeto a su paso figuran un muerto, ocho heridos y medio centenar de edificios. Se achacó el fenómeno a un bólido, pero los bólidos no se detienen y dan la vuelta, si es que es cierta la maniobra… porque quemar si queman también.
    El 29 de agosto de 1970 se produjo un aterrizaje OVNI en un jardín de Lake Anten, Suecia, donde pudo ser visto por varias personas y dejó huellas en forma de 3 agujeros de 40 cm de diámetro y 4 cm de profundidad en el suelo. El análisis del lugar apuntó la existencia anómala de elementos cesio y bario, así como radiación gamma.
    El 30 de agosto de 1970, en Itatiánia, Río de Janeiro, un vigilante nocturno vio un objeto aterrizado que tenía filas de luces de todos los colores contra las que disparó recibiendo luego un flash y una inmovilización como respuesta. La luz lo dejó ciego.
    El 29 de septiembre de 1970 es fotografiado un objeto de aspecto metálico sobre Stourhead Park, Wiltshire, Gran Bretaña.
    En el otoño de 1970 fue visto sobre el mar, en Mallorca, un objeto luminoso de color rojo azulado que, silencioso, aumentó de volumen y subió y bajó sobre el agua a una velocidad de vértigo.
    El 4 de noviembre de 1970, a 9 Km de altura sobre Valladolid, un radar detectó un OVNI que hizo maniobras de vértigo, y luego aviones militares vieron sobre la sierra del Moncayo un objeto oval curiosamente con la parte superior en forma cuadrada y llana, pero no pudieron acercarse al mismo porque los evadió con fulminante rapidez.
    El 25 de enero de 1971 es fotografiado un OVNI sobre Paria de Armacao, Brasil.
    El 5 de febrero de 1971 se produce un aterrizaje de un platillo en Kinnula, Finlandia, que es observado por dos leñadores. De tal aparato salió un ser de 1 m de estatura, quedando en el mismo otros 3. Uno de los hombres intentó coger al humanoide, que iba vestido de traje verde con casco pero resultó con quemaduras.
    El 12 de febrero de 1971 un OVNI es fotografiado sobre Olmo, en Córcega.
    El 23 de febrero de 1971 fue visto uno o varios OVNIs por varias personas sobre Baleares, Cataluña, Aragón y San Sebastián.
    El 21 de marzo de 1971 un objeto luminoso aparece sobre la base militar catalana de Rosas y luego dos militares de la estación aérea de radar ven un humanoide de más de 2 m al lado de una valla. Tras hacer varios disparos, el ser se da la vuelta y posteriormente se observa que la valla está limpiamente cortada en un tramo de medio metro.
    El 15 de abril de 1971 unos vecinos de New Jersey vieron y filmaron OVNIs.
    El 27 de abril de 1971 otro OVNI fue fotografiado sobre La Reja, Moreno, Buenos Aires.
    Durante este mes de abril fueron vistos sobre Argentina varios OVNIs y en el siguiente mes de mayo sobre Colombia.
    El 6 de mayo de 1971 se produce un avistamiento sobre Suecia, cerca de Skillingaryd, siendo obtenida fotografía de un platillo volante.
    El 20 de mayo de 1971 es visto un OVNI sobre el monte La Calera, cerca de Bogotá.
    El 21 de mayo de 1971 es fotografiado un OVNI sobre Estiria, en Austria.
    El 23 de mayo de 1971 se obtuvo una buena imagen de un platillo volante sobre Bélgica.
    El 4 de junio de 1971 es fotografiado un objeto discoidal luminoso sobre Puerto Rico.
    También en junio de 1971 hubo un caso en Francia, en Aubé, en el que fue visto un OVNI bajo cuyo lugar apareció fundido un coche Simca 1000 con su ocupante (Leon Eveillé) calcinado y todo cuanto había en un radio de unos 15 m bajo una temperatura estimada en unos 4.000ºC.
    El 15 de julio de 1971 se produce un avistamiento OVNI, que es fotografiado, sobre Inglaterra, y al día siguiente varios son fotografiados sobre Salem, Massachussets.
    El 13 de septiembre de 1971 en Shanxi Quinghsu, Mongolia Interior, y otros lugares de China, es visto un OVNI.
    El 12 de septiembre de 1971 es visto otro sobre bahía de Rosas, en la Costa Brava.
    En septiembre de 1971 en Byurakan, Armenia, al tiempo que se celebraba precisamente un Congreso sobre Civilizaciones Extraterrestres, fue visto un grupo de OVNIs.
    El 20 de septiembre de 1971 en Öjebyn, Suecia, un automovilista se vio de noche rodeado en la carretera de rayos de luz, observando luego un objeto volante en el campo cercano.
    El 26 de septiembre de 1971 un OVNI hizo su aparición entre Gerona y Figueres, en Cataluña.
    El 1 de octubre de 1971 es fotografiado un OVNI en Río de Janeiro.
    El 4 de octubre de 1971 soldados de la China continental vieron un OVNI sobre Yu, He-nan.
    En la noche del 13 de noviembre de 1971 en Lot et Garonne, cerca de Burdeos, un agricultor en un tractor vio cómo un OVNI muy luminoso se le acercó a unos metros.
    El 22 de enero de 1972 es fotografiado un OVNI sobre Takamatsu, en Japón.
    El 21 de mayo de 1972 un enorme OVNI es fotografiado sobre Bahía, en Brasil.
    El 26 de junio de 1972, en Fort Beaufort, El Cabo (Sudáfrica), un agricultor vio por la mañana un objeto luminoso que cambiaba de color y que parecía llevar encima una estrella brillando y contra el que disparó, como también lo hicieron dos policías a los que avisó. Tras darle en la estrella, dejó de cambiar de color y desapareció.
    El 5 de julio de 1972 es visto un OVNI en Bélgica y es fotografiado. Dos semanas más tarde fue visto otro en igual país.
    El 21 de julio de 1972 hay un caso de avistamiento de un OVNI en La Coruña que evolucionó cambiando de forma.
   En la noche del 15 de agosto de 1972, en Taizé, Saône et Loire (Francia), un grupo de jóvenes que estaban de acampada percibió el silbido de un OVNI al aproximarse y luego cómo emitía luces diversas, unos rayos tubulares que sin embargo no llegaban al suelo (llamada luz sólida). Algunos de los muchachos, 4, se acercaron a investigar y verían en el campo un bulto de más de 5 m de altura en torno al que se movía una luz roja. Al enfocar uno de los objetos con una linterna, el mismo respondió alumbrando a los jóvenes y los cegó; la luz de la linterna, por otra parte, se torcía... La anchura del OVNI se estimó en unos 40 m. Además hubo un segundo objeto que hizo posteriormente acto de presencia.
    El 18 de agosto de 1972 hubo un caso de encuentro de dos albañiles con presuntos extraterrestres de 2,5 m de altura en México. Según los observadores, los estuvieron viendo durante unos 5 min y llevaban trajes plateados pero como si fueran de escamas y una especie de casco con orejas muy pequeñas, no observando boca ni nariz. Al parecer, al caminar parecía que flotaran.
    El 12 de septiembre de 1972 es fotografiado un OVNI esférico en el desierto de Phoenix, Arizona.
    El 2 de noviembre de 1972 se toma fotografía de un OVNI sobre el desierto de Tecate, en California.
  El 11 de noviembre de 1972 se tomó sobre Mesa, en Arizona, una imagen de un platillo volante que pudo ser además contemplado por numerosa gente de toda condición, incluidos los espectadores de un partido de fútbol americano.
    El 27 de noviembre de 1972 un objeto discoidal incandescente fue visto como se sumergía en el lago Huaypo (Cuzco) del Perú, haciendo hervir parte de sus aguas.
    En la noche del 30 de diciembre de 1972 sobre un bosque en Tres Arroyos, Argentina, fue visto un gran objeto luminoso, de color cambiante, en el que se apercibió un tripulante en una cabina. El ruido del objeto era como el vuelo de abejas. Del mismo salió un rayo de luz que cegó al observador y le produciría luego diversos efectos (dolores de cabeza, diarrea, pústulas, caída del pelo y curiosamente un nuevo nacimiento de dientes...  a sus 73 años).
    En los años 60 y 70 en España circuló un caso sorprendente: El “contactado” Fernando Sesma Manzano aseguraba comunicarse con los extraterrestres de un planeta llamado Ummo que giraría en la estrella Iumma (Wolf 424, en realidad una estrella doble, dos gemelas enanas rojas tipo M6) a 14,6 años-luz de nosotros (la número 27 en distancia al Sol) y de donde vendrían en solo 3,68 años aprovechando curvaturas o pliegues temporales del espacio y empleando una especie de “trasbordo” de dimensión; pero hizo sospechar a algunos porque la estrella en cuestión no parece tener planetas. Más tarde, en 1992, se aclaró que todo formaba parte de un experimento o estudio psicológico de José Luis Jordán Peña. Una “broma” que dejó algunos “especialistas” ufológicos tocados... temporalmente... y eso que hubo ya quien especulaba con que podía ser un fraude, aunque –eso sí- de la CIA, los americanos y tal. Aun así, con posterioridad, los defensores de la existencia real de Ummo, sus mensajes, etc., siguieron en sus trece y aludieron a la actitud de Jordán Peña como fraudulenta, señalando la imposibilidad de que el mismo pudiera ser solo el autor de tantos y tan documentados mensajes (pero no tan asombrosos como algunos pretendieron), algún desconocido ¿? aparato médico, fotografías tridimensionales, entrevistas telefónicas, etc., todo ello dentro del empeño ¿alienígena? de demostrar su existencia “a distancia” o de forma “anónima” (y esto es uno de los puntos más sospechosos). Es decir, si el caso Ummo, considerada la extensión de los hechos, personas y tiempo, es un montaje terrestre evidentemente ¿a quién le podría interesar algo tan caro? y, sobre todo, ¿con qué finalidad? Y encima de todo, los ummitas tienen su propia historia religiosa con un Jesucristo propio (una historia parecida básicamente a la del nuestro con una niña-reina modelo Pilato/Caifás-Sanedrín). ¿No es mucha casualidad? Porque podría ser parecida a la de Mahoma, a la de Buda, o completamente diferente, pero no, coincide con la religión de la cultura de las naciones en las que “descienden”... Por cierto, un Jesucristo también motivado por la redención... y es que el Universo ¡está lleno de pecadores!
    También dicen de los ummitas que tienen la creencia cosmológica de que al crearse nuestro universo se creo otro a la vez de antimateria y con una línea del espacio-tiempo distinta, siendo pues una creación dual, pero no paralela ni duplicada. No hay otra Tierra en negativo, por así decir, ni otra Vía Láctea, sino simplemente otro universo distinto pero de antimateria en otra dimensión, y sin embargo habría alguna influencia o interrelación entre ambos universos que sería una de las causas de los pliegues dimensionales del espacio-tiempo. Esto, verdad o mentira el caso Ummo, si que es algo interesante... aunque excesivamente fácil para libres hipótesis y especulaciones cosmológicas. Con ayuda de tales pliegues del espacio, un “túnel hiperesférico” y el uso de una técnica que denominan de “inversión de las partículas atómicas” ¿!?, aseguran los ummitas que la velocidad equivalente que pueden lograr es de un millón de Km/seg, sin que el valor relativo sobrepase el límite de la velocidad de la luz; dicen los ummitas que la velocidad aconsejable es de 118.000 Km/seg como máximo. Tal inversión de partículas dicen que es un cambio de “eje” y eso supone un cambio de dimensión (espacial). Por cierto, hacen una cita del protón y su masa del que dicen que su “eje” gira 90º en tales acciones, ignorando que no es una partícula básica sino que está compuesto por 3 quark, lo cual ya nos deja seria duda sobre sino serían los quark los que tendrían que “girar”... ¿Lo entiende el lector? Quizá no esté bien explicado, pero evidentemente al resumirlo es muy difícil explicar mejor el asunto. Pero no se preocupe nadie que, aunque el relato es más amplio, para quien esto escribe tampoco resulta inteligible, sobre todo el particular punto de la “inversión de las partículas...”. El cambio, dicen, les permite pasar a una especie de plano paralelo, un espacio de otra dimensión puesto que para realizar el viaje desaparecen los objetos (estrellas, planetas, etc.) del nuestro, pero no pasan por ello a otro Universo. Ya le gustaría a uno ver como demonios pueden hacer una “inversión” de todas las partículas atómicas de toda una nave espacial por si sola, tripulantes incluidos... Ya ven que ignorantes o inocentes crédulos somos los humanos para los ummitas. Lo demás, pliegues espaciales y valores relativos de la velocidad son más digeribles –e incluso interesantes- a pesar del dudoso “túnel hiperesférico” para ir más rápidos que la velocidad de la luz...
    También exponen los ummitas el conocimiento de la existencia de otros seres extraterrestres, otras razas mucho más evolucionadas, más espiritualizadas, que viajarían por el cosmos a golpe de materialización y desmaterialización, sin necesidad de tecnologías tal cual las conocemos, cosa que, digamos de paso, no nos coge de sorpresa pues siempre fue una de las hipótesis de la lógica OVNI.
    Según también otra información extraterrestre de la época se sostiene: que el sistema de propulsión de más de ¾ partes de todas las distintas naves extraterrestres que se conocen, según especies o civilizaciones alienígenas, son iguales; que los más antiguos visitantes de la Tierra vinieron hace 33.700 años desde un sistema situado a 47 años-luz; que algunos envían naves-sonda no tripuladas para observarnos.

    La CIA es una de las habituales protagonistas, sobre todo en los años 50 y 60, de la historia de los OVNIs. No fue la organización estatal americana más oculta sino la más afamada y eso la convirtió en el objetivo de los ufólogos partidarios de la teoría de la conspiración. En realidad, por extensión, varios organismos americanos estaban implicados. Curiosamente tenían razón, pero no en el sentido que pensaban, de ocultación de casos, sino todo lo contrario: se dedicaron a crear casos e introducirse en los grupos ufológicos para controlar la información y experimentar, junto a otros aspectos sociales en otros grupos de otro índole, la guerra psicológica. Por otra parte, el mantenimiento y alimentación de la creencia popular de que existían los OVNIs convenía a intereses militares y privados para diluir en ellos sus propios experimentos secretos y pruebas de determinados prototipos aeronáuticos. Aun así, administraron tal información en un punto de equilibrio para tampoco dar la impresión pública de indefensión de los espacios aéreos cara a los ciudadanos. Es decir, hubo manipulación, hay manipulación, pero no como muchos piensan, sino probablemente de una forma mucho más diabólica, en cierto sentido, de lo que se cree...

EL TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS. Volviendo a las décadas de los 60 y 70, también en la misma época adquirieron auge los casos que algunos relacionaron con secuestros extraterrestres o algo así: las desapariciones sin rastro de buques y aeronaves en el famoso ”Triángulo de las Bermudas”. En realidad tal triángulo geográfico de unos 2.000 Km de lado, situado con vértices en las Antillas, Florida y las Bermudas, no es único, sino que también hay otro en el Mar del Diablo, entre Hong Kong, Taiwán y Filipinas, zona que está calificada como de peligrosa para la navegación; en este último caso las desapariciones se vienen contabilizando desde hace más de 6 siglos y se ha hecho una estadística de unos 240 casos entre 1.800 y 1998. Uno de los primeros casos bien conocido fue la desaparición el 5 de diciembre de 1945 de 5 bombarderos americanos y a partir de entonces comenzó esta especie de leyenda, si bien se contabilizaron desde 1914 un buen número de barcos y aviones, con un total de unas 2.000 personas. Las desapariciones son ciertas y, según especialistas tanto americanos como rusos, van acompañadas de alteraciones o anomalías magnéticas y fenómenos meteorológicos que poco tienen que ver con acciones “extraterrestres”; una de las explicaciones, dada en 1987, era la de gigantescos remolinos de hasta 200 Km de diámetro, cosa que estaría originada en alteraciones gravitatorias de hasta un 14%, teoría de difícil demostración... Según otros científicos el fenómeno de las desapariciones allí, peculiar porque no se suelen hallar restos, reside en que es una zona marina que genera en el subsuelo frecuentemente erupciones o sueltas de gas, hidratos de metano y otros hidrocarburos, congelados bajo el lecho marino por las bajas temperaturas y alta presión. Tales gases, más ligeros que el aire y por supuesto que el agua, una vez liberados, ascienden en nubes con rapidez, y hace que tanto los aviones en el aire como los barcos en el agua pierdan de golpe la sustentación mecánica del medio. En fondos marinos de rápidas corrientes como los que se trata, los restos serían arrastrados con prontitud hacia otros sitios, o simplemente serían tapados por los sedimentos generados en los mismos derrumbes productores del gas. La inmensa mayoría de los casos han sido explicados o bien han ocurrido con condiciones meteorológicas desfavorables. En paralelo a estos fenómenos generadores de gas, la abundante producción de iones altera al campo magnético y de ahí que algunos buques o aviones hayan visto como se volvían locas las brújulas.
    Otras explicaciones para desapariciones en tal zona del Caribe son las olas gigantes solitarias para el caso de los barcos y rayos para el caso de avionetas. El hecho cierto de no hallar restos en el fondo marino, o hallarlos muy desplazados, puede tener su explicación en gran número de los casos en la destacada corriente marina de esa zona del Atlántico. Lo más misterioso de tal área son algunas formaciones atmosféricas con alta incidencia electromagnética, que según parece han producido desplazamientos aparentemente imposibles de alguna aeronave... Pero, como ocurre con las olas gigantes, también surgen de golpe turbulencias aéreas, y hasta rayos, que podrían explicar algunos casos. El misterio sería más bien cómo se forman tales fenómenos atmosféricos. De hecho, en 2016 se dan a conocer fotografías de satélite de nubes hexagonales sobre la zona de Bahamas, a 240 Km de Florida,  a las que se asocia con vientos de hasta 160 Km/h y olas de más de 14 m de altura; tales formaciones nubosas son de entre 32 y 88 Km de anchura y no son muy comunes pero ya eran conocidas en otros lugares como el Mar del Norte (también las hay en los polos de Saturno).
    En relación al otro triángulo, el del Mar del Diablo, desde entonces hacia principios de los años 90 se llevaban contabilizados más de 6.000 casos de avistamientos OVNI, lo que no significa que todos fueran inexplicados.

    El 4 de enero de 1973 es visto un OVNI desde un avión tras despegar de Hamburgo en dirección a Frankfurt.
    El 11 de enero de 1973 es visto y filmado un OVNI no lejos de Cuddington, en Inglaterra.
    El 24 de enero de 1973, en Bélgica, un conductor vio como se detenía solo su automóvil ante la presencia a unos 10 m de un objeto volante luminoso de 1 m de diámetro. Cuando el mismo se marchó, el coche volvió a funcionar solo.
    El 5 de febrero de 1973 fue visto sobre los Urales (Jaman Tau), en la URSS un OVNI que se “ocultaba”, según los entendidos en la materia, en una nube..., resultando un caso dudoso...
    El 8 de febrero de 1973 es tomada fotografía de un OVNI sobre Conejo, California.
    El 7 de marzo de 1973 es fotografiado desde Bangkok, en Tailandia, un OVNI.
    El 22 de marzo de 1973 es fotografiado un OVNI por un vecino de Piedmont, Missouri.
    En la tarde del 23 de marzo de 1973 fue visto sobre el puerto venezolano de La Guaira un par de OVNIs llegados del mar que volaban a velocidad vertiginosa y que se quedaron inmóviles en determinado momento; uno de ellos se desplazaría hacia el aeropuerto de Maiquetía. El número de testigos se cifra en cerca de los 3.000. Por entonces, en las fechas contiguas, en numerosas localidades venezolanas se produjeron infinidad de avistamientos de OVNIs de emitían luces de colores, preferentemente azuladas y anaranjadas. En muchos casos se vio que los objetos citados salían del mar, lo que llevó a cavilar sobre la posibilidad de que hubiera allí una base submarina de los mismos.
    El 29 de marzo de 1973 fueron tomadas imágenes de un OVNI sobre Akashi, en Japón.
    El 15 de mayo de 1973, en Gerena, Sevilla, fue visto un OVNI en forma de bola violeta primero, roja después, que acompañó a un automóvil a solo 5 m durante un tramo de carretera.
    El 26 de mayo de 1973 fue fotografiado otro OVNI sobre el lago Biwa, también en Japón.
    El 9 de junio de 1973 de un astrónomo francés desde Ain, Bourg-en-Bresse, toma una fotografía de un OVNI (presunto, porque solo se ve un punto de luz) con una parte de la Luna por fondo.
    El 30 de junio de 1973 un vuelo del Concorde sobre el Chad se vio acompañado a unos 200 m de distancia de un objeto luminoso que fue fotografiado.
    El 9 de julio de 1973 es visto un OVNI sobre una carretera en Japón al tiempo que se había producido un accidente de tráfico.
    También en julio de 1973 en Japón, en Tomokamai, Hokkaido, fue visto un OVNI en forma de esfera luminosa descendió hasta unos 20 m de altura sobre el mar y conectaba con las aguas con un tubo por el que las absorbía. La esfera tenía como ventanillas tras una de las que vio un humanoide y en otra dos más pequeños. Luego, el testigo, vio otras esferas más.
    El 4 de agosto de 1973, en Greenup, Illinois, fue visto un objeto de forma prismática, de caja, que a punto estuvo de colisionar con un automóvil, deteniéndose en seco en el último momento.
    El 5 de agosto de 1973 una flotilla de OVNI es fotografiada sobre Montreal, en Canadá.
    El 24 de agosto de 1973 fue vista en la ciudad de Toyama, en el mar del Japón, una flotilla de OVNIs que pudo ser fotografiada por un periodista.
    El 3 de septiembre de 1973 es tomada fotografía de un OVNI en Georgia, Estados Unidos y se produce otro caso más de avistamiento en Francia, cerca de la frontera belga.
    El 11 de octubre de 1973 se produce otro caso de abducción, ahora en Pascagoula (Mississippi), donde fueron raptados los operarios Calvin Parker y Charles Hickson. Los mismos, a su regreso, sin que se les hubiera borrador la memoria contaron el suceso y su caso fue examinado por especialistas, hipnotizador incluido, que lo aceptaron como real. Sin embargo, la repetición del relato de Hickson en sucesivas entrevistas dio lugar a varias diferencias sospechosas...
    El 17 de octubre de 1973 llega el caso del policía  de Falkville, en Alabama, llamado Jeffrey Greenhaw, que dijo fotografiar un ser enfundado en un traje con casco tras conocer un caso de avistamiento OVNI de un vecino en la misma noche. El parecido del traje a uno ignífugo de bombero es tal que no cabe pensar más que en el fraude; y eso sin contar algunos puntos poco claros de la historia.
    El 18 de octubre de 1973 fueron vistos varios OVNIs sobre Ohio. Uno de ellos estuvo a punto de chocar con un helicóptero sobre algún lugar cerca de Mansfield.
    El 19 de octubre de 1973 fue fotografiado un platillo volante sobre el río Rimac, en Perú.
    El 24 de octubre de 1973 se toman fotografías de un OVNI sobre Puerto Rico.
    En la segunda mitad de 1973 se produce una oleada de avistamientos OVNI sobre Puerto Rico y también la República Dominicana. También hay algún encuentro nocturno con algunos seres desconocidos, según los testigos. En uno de los casos portorriqueños, ocurrido el 20 de octubre de tal 1973, un grupo de acampada se tropezó con cuatro seres de 1,8 m de altura, largos brazos, ojos grandes y nariz y orejas puntiagudas.
    A finales del mes de octubre hubo varios avistamientos sobre la capital colombiana, Bogotá y el primero de noviembre sobre Bahía Blanca, Argentina.
    El 3 de noviembre de 1973 se toma fotografía de un presunto platillo volante sobre Cocoyoc, México; su forma es más esférica que la de costumbre con una especie de patas oblicuas.
    El 11 de noviembre de 1973 es fotografiado sobre Suecia un OVNI que cambió aparente y sucesivamente de forma, desde la esférica a la de un puro, o bien un platillo que giró ofreciendo distintas perspectivas.
    El 30 de noviembre de 1973, sobre el aeropuerto Caselle de Turín, Italia, es captado un objeto luminoso, esférico, que irradiaba todos los colores del arco iris e hizo varias y extrañas maniobras aéreas.
    El 8 de diciembre de 1973, cerca de París, en Crosnes, fue filmado un OVNI en forma ovalada.
    Hacia la mitad de diciembre de 1973, en Vilvorde, Bélgica, un vecino vio como en su jardín había un ser humanoide de aproximadamente un metro de altura enfundando en un traje con guantes, casco, cinturón y mochila que estaba trabajando en algo sobre el suelo con una especie de carrito, como si fuera una aspiradora, moviéndolo como cuando se utiliza un detector de metales. El citado ser se movía con lentitud y pesantez, a decir del testigo, que lo iluminó con una linterna. Entonces el mismo se giró y dejó ver una tez negra con dos orejas y dos grandes, ovalados y brillantes ojos, sin poder apercibir boca o nariz. Al verse observado, el ser hizo un gesto levantando la mano libre hacia el humano, giró y se dirigió impasible y lentamente al muro del jardín, de 3 m de altura, que superó sorprendentemente caminando sobre el mismo como un insecto sube por una pared. Momentos después, tras el muro, se dejó ver una luz y un luminoso platillo volante ascendió en el cielo; en la parte superior del mismo, una cúpula, se dejó ver al ser, iluminado de luz blanca en una estancia, y en un lado una insignia como un rayo amarillo atravesando un círculo negro. En fin, es a grandes rasgos lo que contó un señor de Vilvorde... El anagrama o insignia resulta sospechosa por su parecido al de un cómic...
    También a finales de 1973, el 13 de diciembre, el ex-corredor de coches y periodista deportivo francés Claude Vorilhon, alias Räel, comienza su propia misión en funciones de mensajero de los extraterrestres (exclusivo, según él –dijo que era el último de los profetas y hermano de Jesús el Cristo), creando una secta al respecto que, según la prensa, negará la existencia de Dios, del alma y de la vida después de la muerte, y dirá que el hombre es una creación de laboratorio de los extraterrestres, los Elohim bíblicos. “Su” extraterrestre es de ojos almendrados y color verde oliva –lo digo por si el lector ve uno, que no lo confunda con otros-. En los años siguientes, según dice, viaja hasta el planeta de los alienígenas (7 de octubre de 1975), allá en algún otro lugar de nuestra Vía Láctea, en tan solo 10 min; para que luego aprenda la NASA como se vuela. Y si cuento más de lo que cuenta Räel (sobre lo maravilloso del planeta y sus habitantes) ya nadie creerá este cuento; por cierto, llevaba sobre el pecho un medallón con un grabado que era ¡la cruz gamada dentro de una estrella de David! y en 1995, un año después de intentarlo en Suiza, pretendieron abrir una embajada para los extraterrestres ¡nada menos que en Israel!, aunque para entonces cambiaron el dibujito para evitar suspicacias... Pues, aun con todo, en 2002 dicen tener 55.000 seguidores repartidos en 84 países. Por entonces se dedicaban con renovado entusiasmo a un nuevo “negocio”, el de la clonación humana, con el que armaron un buen revuelo.


    El 3 de enero de 1974 se observó por parte de varios testigos en Bayamón, Puerto Rico, el típico platillo volante suspendido a solo 15 m de altura, del tamaño de un automóvil medio, y de cuya base bajaron 4 bolas de color verde, la primera mayor que las otras.
    En la noche del 7 de enero de 1974, cerca de Warneton, un belga vio como su automóvil se detenía solo y se apagaba su sistema eléctrico al llegar a un punto de la carretera. Luego advirtió a un lado, en el campo, un objeto cuya forma definió como un casco militar inglés apoyado en 3 patas. Vio entonces dos seres, uno con un casco... ¡cúbico! La llegada de otro automovilista hizo que los mismos volvieran a su platillo y se fueran en el mismo.

IPRI/RAMA. A partir del 22 de enero de 1974 tiene lugar un peculiar capítulo en la historia de los OVNIS. En la mitad de esta década de los 70 saltó a la prensa con intensidad y a primera plana la noticia de que en el Perú los extraterrestres se había manifestado a miembros del llamado IPRI, Instituto de Relaciones Interplanetarias, que se dijo fundado en enero de 1955 y entre cuyos más de 200 miembros habría gentes con carreras superiores, incluidos astrónomos, médicos, etc. El primer avistamiento de la “serie IPRI”, anunciado antes telepáticamente y todo, se produciría el siguiente 7 de febrero y un luminoso OVNI, que se detuvo a unos 80 m, tenía unos 15 m de diámetro; el siguiente ocurrió el 9 de febrero con 6 OVNIs.
    Las características de estos numerosos contactos son el uso de la telepatía en sesiones de hasta ¾ de hora, las entrevistas y contactos físicos, la procedencia del satélite joviano Ganímedes de los extraterrestres, la indicación de éstos de que hay vida en otros cuerpos del Sistema Solar, y por supuesto el mensaje de salvación frente al bestialismo humano. Lo último es seguro, pero que haya vida en los satélites de Júpiter, en Ganímedes, Calixto y Europa, en Venus (¿con temperaturas de más de 400ºC y presiones de más de 90 atmósferas?), Marte, Saturno y otros cuerpos... (en fin, quizá se confundan de plano existencial, otra dimensión, y se trate de otros cuerpos celestes; en realidad, este es el recurso que utilizan cuando se demuestra que físicamente un cuerpo celeste es inhabitable o para salvar las dificultades de un imposible mundo físico). El misticismo y el mensaje de amor contenidos, resumidos en la llamada Misión Rama, y los avisos y anuncios de la presencia nocturna de las naves extraterrestres sobre algún monte o lugar apartado, con presencia incluso de periodistas, marcan las peculiares características de este caso que es más bien un capítulo entero. Tales avisos, según los propios miembros del selecto club, se cumplieron en muchos casos, si bien no en todos, a veces a propósito como “prueba de fe” o quizá por problemas de los propios extraterrestres, como si en un vulgar atasco se hubieran encontrado para llegar a tiempo.
    La misión Rama, palabra en la que luego apareció “mágicamente” una H y pasó a ser Rahma y que según ellos mismos significa “el Sol en la Tierra”, la definieron sus creadores como una misión de enlace entre la tierra y los extraterrestres para iluminar y salvar al hombre por designio “superior”. Lo de salvar al hombre... no se sabe bien de qué o de quién (según ellos de la autodestrucción y de nosotros mismos), y ya se sabe que si no hay salvación de grandes catástrofes no hay secta...
    Son nombres para esta historia, los terrestres Carlos y Sixto Paz Wells, el extraterrestre (ganimediano) Oxalc, el medio-humano/medio-extraterrestre Alcir, etc.; el aspecto físico de los humanoides visitantes es de 1,85 cm de altura, con ojos un poco oblicuos, pelo rubio largo,... También se cita el origen de estos extraterrestres, además de Ganímedes, del llamado planeta Apu, de otro sistema solar llamado Alfa en nuestra propia Vía Láctea, en la constelación de Centauro, y de, nada más y nada menos que, Venus, el ardiente e inhóspito, en el que –dicen ellos- que hay ciudades semisubterráneas. Estos extraterrestres miden en torno a los 2,3 m de altura, y tienen piel broceada y pelo plateado. En Ganímedes poseen, siempre según los citados peruanos, su base y en realidad proceden de Orión; a Ganímedes le llaman ellos Morle (o Morlen). Todos ellos vigilan la Tierra, y nuestra incipiente civilización siempre tan en grave crisis, e instruyen a grupos de terrestres que incluso llevan con ellos al frío satélite joviano; nadie pierda de vista el asunto de la “grave crisis”: se ha convertido en una constante casi matemática universal necesaria para justificar toda actividad “salvadora” o “restrictiva” contra los pobres ciudadanos humanos (generalmente de a pié, eso sí): sectas, impuestos y economías, extraterrestres, religiones, políticas, etc., etc. Pero lo que podía ser tomado en broma (como lo de la vida en otros cuerpos del Sistema Solar) y excesivamente fantástico no lo resultaba tanto en otras cuestiones o aspectos, cuando algunas de las personas implicadas parecían serias y congruentes (universitarios, un arquitecto,...), y aportaban tal cantidad de datos, ratificados por algunos investigadores de turno, que podían hacer cuanto menos dudar de qué había en todo esto. Al menos, algunos de los avistamientos parecen ser que fueron ciertos. Según algunos humanos que visitarían Ganímedes allí hay una ciudad de cristal regida por un consejo de 24 ancianos, pero la misma se supone que estará bien oculta por que las sondas americanas no han captado nunca nada parecido; será subterránea, dirán en seguida los peruanos en cuestión, o estará en otra dimensión, o es un ente espiritual, o vaya usted a saber. También anunciaron catástrofes bélicas para los años 80 que, por supuesto, no se cumplieron. Igualmente dijeron, en el mayor alarde de alocada fantasía, que los soviéticos habían llegado a la Luna antes que los americanos y encima a la cara oculta donde habría una base extraterrestre donde desde la Tierra se habían visto allí “extrañas luminosidades”; pero, ¿cómo iba a ver nadie desde la Tierra luminosidad alguna de la cara oculta?... y todo así.
    Un niño de la localidad valenciana de Torrente, dotado al parecer de extraordinaria fuerza mental contaba que por las noches visitaba físicamente una nave espacial procedente de Ganímedes y estudiaba diversas disciplinas con los extraterrestres; luego, en su casa, sin ser curandero –según decía- curaba a los necesitados según instrucción de los susodichos extraterrestres.
    Algunos contactados señalaron que para poder “ver” a los extraterrestres había primero que someterse a un régimen de tipo vegetariano o similar y hacer ayuno un día antes para purificarse en cuerpo y alma; por supuesto, nada de drogas, alcohol, tabaco, ni... conservas. También se proclamó la necesidad de la meditación, la tolerancia, la compresión, la no violencia, el amor... Todo muy bien, muy loable, ¿pero que les pueden haber hecho a los extraterrestres las conservas...? ¿Y qué clase de conservas? ¿También las de pimientos morrones? ¡Por favor! Además, toda esta historia de los Rama se sazona con la instrucción extraterrestre sobre los “antecedentes” de las visitas y dirección o manipulación de diversas civilizaciones en la antigüedad: un poco de Atlántida, otro poco los dioses (Elohims), Cristo, etc. Pero hacia 1990, el fundador de los grupos de la Misión Rama, Sixto Paz, anunciaba la disolución de los mismos... Y es que todo tiene fecha de caducidad; como las conservas.
    Hubo también a partir de este tiempo otros contactados de otra índole, inmersos en cuestiones mucho más “espirituales”. Así por ejemplo, adquirió notoriedad el italiano Eugenio Siragusa, reencarnación –según él mismo, y porque los extraterrestres le permitieron recordar sus vidas- de nada menos que la de Rasputín y Juan el evangelista, entre otros. Siragusa, además, se proclamó embajador de los extraterrestres y creo su Centro de Estudios de la Fraternidad Cósmica; además afirmó haber viajado en un platillo volante, visitado la Luna Negra ¿?, y un buen montón de cosas más. Eso si, los mensajes de los extraterrestres, los recibía... vía telepática, que entonces no había aun teléfonos móviles, ni fax... Acabó siendo acusado de estafa y hasta de violación... por poderes... mentales...
    Años más tarde, uno de los seguidores de Siragusa, italiano también, Giorgio Bongiovanni, recibiría estigmas de Cristo en Fátima, con el que dijo que se comunicaba, así como con la Virgen, y por supuesto, con los extraterrestres...; por cierto, que parte de los estigmas, como también en otros casos, los recibió en las palmas de las manos, como en la totalidad de imágenes tradicionales sobre Cristo crucificado, cuando está demostrado que la crucifixión se hacía clavando por las muñecas... ¡Pero que poco saben aun los... ¿psicólogos o psiquiatras?... de la psique humana!
    Estas derivaciones de las historias de extraterrestres hacia los ámbitos religiosos y de sectas, acabaron en esta década de los 70 con varios suicidios de los acólitos y seguidores... aunque según ellos iban de viaje a otro planeta... Aquí se mezclan otros factores, como la técnica Oui-Ja y la llamada escritura automática, y sobre todo personalidades psicopatológicas bastante definidas. Al final, el verdadero viaje que hacen es desgraciadamente el definitivo al más allá. Entre otros, se contaron dos suicidios en la vía del tren Tarrasa-Barcelona en 1972, y otros dos en la de Lérida en 1978. En otros países hubo posteriormente, casos paralelos con suicidios (o intentos) hasta en masa, como el de los 39 californianos en marzo de 1997 que se querían “incorporar” a una nave extraterrestre que “viajaba” a la cola del cometa Hale Bopp. En estos casos, el descrédito del tema OVNI es evidente para desconsuelo de los ufólogos más serios.

    El 23 de enero de 1974, en Llandrillo, Gales, ocurrió un extraño terremoto o temblor a la par que se vio una luz en el cielo, y según otros una esfera naranja luminosa aterrizada. Hay dudas sobre si se trató de un meteorito que impacto cerca de una conocida falla geológica.
    El 8 de febrero de 1974 es visto por varias personas un OVNI sobre Valenii de Munte, y el 10 de marzo siguiente otro sobre Cluj, ambos en Rumania.
    El 15 de febrero de 1974 es fotografiado un platillo volante no lejos de Goteborg, en Suecia.
    El 27 de febrero de 1974 un francés vio un objeto esférico de color rojo volando que se posicionó frente a su Citroen 2 Caballos, entre Orleix y Chis, haciéndolo fallar. Creyó observar que el OVNI incrementó su tamaño hasta los 2 metros de diámetro. El testigo resultó afectado de la luz emanada en los ojos, cosa que notó al siguiente día. Otros testigos observaron a distinta distancia el objeto
    El 6 de marzo de 1974 militares franceses observaron un objeto luminoso sobre Hyeres en el Var que movía vertiginosamente y en silencio.
    El 9 de marzo de 1974 se produce un avistamiento de resplandores o luces, luego más claramente identificados como objetos, que se movían y se paraban sobre Varilhes, Francia.
    El 21 de marzo (o febrero) de 1974 la televisión gala emite una entrevista en la que el entonces Ministro francés de la Defensa, Robert Galley, dice que en 1954 se había creado en su ministerio un departamento para el estudio de los OVNIs. Su conclusión fue que no podían entender el fenómeno OVNI.
    El 2 de marzo de 1974 un aviador americano en vuelo entre Atlanta y Georgia vio un OVNI evolucionar a gran velocidad muy cerca de su avión. Las maniobras pudieron ser vistas también desde tierra.
    El 20 de marzo de 1974 un viajante de comercio, Adrián Sánchez Sánchez, vio en la provincia de Sevilla un OVNI en forma de puro de más de 150 m de longitud en el que entraron 2 objetos discoidales volantes mientras el tercero se dirigió hacia el humano observador que huyó presa del pánico.
    El 21 de marzo de 1974 en Valdehijaderos, Salamanca, un conductor de una furgoneta vio un OVNI en forma oval de 11 m aterrizado al tiempo que su vehículo se le paraba solo a unos 200 m del objeto. Observó entonces dos humanoides altos vestidos con brillantes trajes. Al siguiente día se repitió el encuentro pero esta vez con dos OVNIs y 4 humanoides que le persiguieron a pie, logrando zafarse de ellos. Denunciado el hecho, en los siguientes días se hallaron en el lugar huellas de los aterrizajes, con hierba tumbada, y de alguna labor hecha al lado de la carretera por los “visitantes”; también se detectó radioactividad alta.
    El 23 de marzo de 1974 se obtendría una famosa fotografía de un OVNI luminoso, con 4 “patas” de luz sobre Albiosc, Francia.
    El 27 de marzo de 1974 un periodista obtiene sobre Málaga fotografías de una flotilla de OVNIs. En los siguientes días se afirmó que era un globo sonda.
    El 28 de marzo de 1974 es fotografiado por un habitante de Cincinnati, Ohio, un OVNI sobre unos árboles.
    El 3 de abril de 1974 es fotografiado un OVNI sobre el puente Kanmon, Shimonoseki, Japón.
    El 9 de abril de 1974 es fotografiado sobre Río Negro, Argentina, un OVNI, y en una de las imágenes se observa que, tras estar parado, empieza a desplazarse ya a gran velocidad.
    El 6 de mayo de 1974 es visto un OVNI sobre Shizouka, Japón.
    El 24 de mayo de 1974 es fecha para otro caso, según se cuenta, en la que un hombre de San Clemente, en Cuenca, vio un OVNI en forma de limón de 4 m de largo y 3 de alto posado sobre el suelo y apoyado en patas de 2 m. Tras elevarse se pudo comprobar que había dejado manchas de suelo quemado.
    En la última semana de mayo de 1974 un pescador, Willy Rodríguez, vio junto al río Esla, cerca de Granja de Moreruela, Zamora, un ser de aspecto humanoide de tipo plateado, que seguramente era un robot, que se deslizaba firme sin caminar y que luego desapareció por una pendiente del terreno. Unos perros que llevaba el pescador se alteraron notablemente.
    El 31 de mayo de 1974 un matrimonio que iba en automóvil entre Salisbury, Rhodesia, y Durban, en Sudáfrica, vio como les seguía un objeto luminoso entre Umvuma y Fort Victoria. En un momento, la luz se desvaneció quedando un resplandor sobre el vehículo. Tras desaparecer al llegar a una gasolinera en Fort Victoria, el OVNI regresó luego acompañado de otro. El conductor, según se cuenta, se comportaba semiinconsciente y cuando llegaron a Sudáfrica, al término de 280 Km de viaje, tras desaparecer los OVNIs, al tratar de volver a echar gasolina vieron que el depósito estaba aun lleno... Según posterior estudio bajo hipnosis de los encausados, al parecer, el automóvil había sido en realidad transportado a tal distancia mientras los extraterrestres sometían bajo su control a los dos humanos e informaban al conductor de que su presencia en la Tierra no es abierta y pública, pero que influyen, de forma subrepticia, en nuestra vida. Otros aspectos de lo que le dijeron al abducido son cosas sin sentido.
    El 12 de junio de 1974 ocurre un famoso caso de presunto OVNI sobre los Pirineos, siendo en realidad una serie de estelas que se dejaron ver desde Asturias a Barcelona. Luego se dijo que era la estela distorsionada por el viento de un cohete francés lanzado desde las Landas y hecho explotar al perder el control; y es lo más probable. Como aprovechando la circunstancia, en otros lugares de España fueron vistos OVNIs, en varios sitios saliendo en despegue vertical (Santander, Asturias, Madrid), y en otros en otras manifestaciones. Es ésta una fecha curiosa en la historia OVNI por la particularidad de los fenómenos, a pesar de que las estelas fueran de un cohete..
    El 15 de junio de 1974 es fotografiado desde un avión un OVNI sobre la zona de Bermudas.
    El 9 de julio de 1974 fue visto un OVNI en Italia, sobre Pavia, que habría descendido sobre un lugar de hierba mojada que dejó quemado sin embargo en unos 200 m^2.
    El 17 de julio de 1974 el danés Jorma Viita obtendría una fotografía de un platillo volante sobrevolando una autopista en Belotic, Yugoslavia.
    El 23 de julio de 1974, en el aeropuerto de Bariloche, Argentina, fue visto posado sobre una pista un platillo volante. Tras estar unos 5 min parado se elevó e hizo un rápido giro y se fue. Los militares argentinos dirían después que se trataba de un prototipo de aeronave americana, un RB-57 Camberra de la USAF, lo cual tampoco quedó muy claro...
    El 4 de agosto de 1974  es fotografiado un platillo volante sobre Sugamusi, en Colombia, que curiosamente tiene una base idéntica al famoso platillo fotografiado de Adamski, estimado como fraude…
    En la fecha del 24 o 25 de agosto de 1974 se ubica el caso de Coyame, México, en el que se quiso hacer pasar por un choque entre un platillo volante y una avioneta, con intervención de los estadounidenses, radar, militares y demás. El choque de la avioneta y los muertos fueron reales, los restos extraterrestres… desaparecieron porque, según los “expertos”, se los llevaron los americanos, claro.
    El 1 de septiembre de 1974 es fotografiado un OVNI sobre Buenos Aires.
    El 4 de septiembre de 1974 un OVNI es fotografiado en Blue Springfield, Missouri.
    El 22 de septiembre de 1974, en Launceston, Tasmania (Australia), una mujer conductora vio una especie de peonza luminosa, anaranjada en la parte de arriba y plateada en la de abajo que levitaba sobre unos 15 m por encima de la carretera.
    El 29 de septiembre de 1974 en Francia, en Rice sur Belon, fueron vistos posados 3 objetos rectangulares de color rojo dotados de alerones bajo los que pasaban otros tantos objetos blancos, apareciendo y desapareciendo de repente. También distinguió el testigo 3 siluetas de aspecto humano al lado. Varios testigos hicieron declaraciones similares, detallando que los 3 seres, de color plateado, no parecían tener cara, aunque si cabeza, ni brazos y caminaban tambaleándose.
    El 30 de septiembre de 1974 son vistos 5 objetos semiesféricos aterrizados que luego se elevaron hacia el cielo en un campo de Langenburg, Saskatchewan, en Canadá, a plena luz del día. Medían unos 3 m de diámetro y 1 m de altura. Dejaron huellas circulares del aterrizaje.
    El 2 de octubre de 1974 es fotografiado un OVNI haciendo una maniobra de perfecto doble giro de 90º en el cielo, en zig-zag, por parte de investigadores ufológicos americanos.
    El 25 de octubre de 1974, en Riverton, Wyoming, un cazador de alces llamado Carl Higdon se topó con un extraño hombre de casi 1,9 m de altura que hizo anular a los 15 m la trayectoria de una bala. El humanoide no tenía casi barbilla y apenas pelo, y le preguntó al cazador si tenía hambre. Le dio entonces una pastilla que tomó el mismo y le llevó a un lugar donde fue examinado, siendo luego liberado. Le dijeron que estaban en misión de aprovisionamiento de peces y animales para su alimentación dado que en su planeta había pocos... Nada, que mucha técnica pero que son unos muertos de hambre...
    El 27 de octubre de 1974, en Aveley, Essex (Inglaterra), una familia en carretera vio un OVNI en forma de luz azul y quedaron luego envueltos en una neblina verde sobre el piso de la misma carretera. Cuando desapareció la misma siguieron su camino hacia casa, observando luego que habían perdido mucho tiempo. Con ayuda de hipnosis se revelaría que habían sido abducidos y examinados médicamente por seres extraños.
    Entre agosto y diciembre de 1974, especialmente en noviembre, hubo más de dos decenas de casos de avistamientos OVNI sobre la zona de Canarias, con en torno al centenar de testigos. Las formas de los objetos son las típicas discoidales, esféricas, y luminosas, parpadeantes, etc.
    El 17 de noviembre de 1974 se observa y fotografía sobre Viborg Jutland, Dinamarca, un OVNI en forma de... nube, pero de apariencia metálica, de unos 20 m de diámetro, según se estimó.
    El 19 de noviembre de 1974 en Uzes, Francia, un joven vio una esfera luminosa en su jardín de más de 2 m de diámetro que, llegado el momento, empezó a elevarse e incrementar su luz hasta salir disparado hacia el cielo.
    El 24 de noviembre de 1974 desde un avión de pasajeros, sobre Canarias, se observa una fuerte luz que tras acercase se alejó parpadeando.
    A lo largo de 1974, además de los casos citados, en España se produjeron otros más, preferentemente en el Sur y en torno a Sevilla.
    En la madrugada del 1 de enero de 1975 se produce un caso de aterrizaje a la altura del kilómetro 252 de la carretera Burgos-Santander, en Villarcayo y a un kilómetro de Quintanaortuño. Varios observadores, jóvenes en el servicio militar, ven un objeto troncocónico luminoso de unos 2 m de altura y 3 de ancho que luego parece convertirse en cuatro iguales al mismo. En el suelo se hallaron posteriormente huellas: unas manchas quemadas en un área de 40 m por 4 m.
    El 2 de enero de 1975 tiene lugar un avistamiento de un objeto luminoso que quemó un círculo de suelo en terrenos militares de Las Bardenas Reales, y del que se tienen bastantes testimonios. Casi al mismo tiempo fueron vistos otros objetos luminosos en otros lugares españoles, como en Burgos, también por militares; igualmente dejaron huellas de peculiares quemaduras en el terreno que pudieron ser comprobadas por mandos militares en fechas posteriores. Estos casos están bastante bien documentados, incluso a nivel oficial y con varios testigos de aparente garantía.
    En la madrugada del 5 de enero de 1975 se cuenta el caso de abducción del joven Carlos Alberto Díaz en Bahía Blanca, Argentina. Tras salir del trabajo, en plena madrugada, es deslumbrado por una potente fuente luminosa que lo inmoviliza y eleva ingrávido hasta al menos 3 m, momento en el que pierde el conocimiento. Luego, el joven despierta dentro de una esfera lisa y luminosa de unos 3 m de altura y 2,5 de anchura, cuyas paredes le parecieron como de “plástico transparente” y de cuyo suelo salía por unos agujeros aire, no viendo el mismo ninguna otra cosa en el citado habitáculo. Entonces aparecieron 3 humanoides de traje crema claro, como goma, con tez lisa y cabeza pequeña, la mitad de la humana y sin ojos, ni boca, ni nada, pero de color verde (quizá una especie de máscara o piel falsa), y lampiños y de una estatura de unos 1,75 m. Tales seres tomaron a la fuerza varios mechones con sus manos, una especie de muñones, del pelo de Díaz, tanto de la cabeza como de otras partes del cuerpo, que se resistió inútilmente, pero curiosamente no sintió dolor en ello. A partir de aquí, vuelve a perder el conocimiento y Díaz ya no recuerda nada más hasta que aparece tumbado en un prado. El joven fue posteriormente examinado en el Hospital Ferroviario, en Retiro, por médicos y psiquiatras, así como la policía; padeció náuseas y se comprobaron raíces del pelo que le había sido arrancado. Es inevitable recapacitar, en duda, sobre una pregunta: ¿y para que querrían los extraterrestres pelambreras humanas...?
    El 7 de enero de 1975, en Laulne, Francia, un platillo volante aterrizado fue visto despegar por un joven que lo estimó en forma ovalada, de 15 m de diámetro por una parte y de 3 m por otra y una altura de unos 4 metros; giraba sobre sí e iba dotado también de una torre y 5 ventanillas. Los gendarmes informaron sobre el testimonio y observaron las huellas del aterrizaje, 3 agujeros en triángulo; tal terreno fue además analizado.
    El 12 de enero de 1975 es visto un OVNI esférico aterrizado en un parque de Jersey City. Del mismo salieron dos pequeños humanoides que se llevaron muestras del suelo con una especie de paletas y calderos. Se cuenta también que un año más tarde, y en dos ocasiones, el lugar fue vuelto a visitar de modo parecido.
    El 14 de enero de 1975 se detectaron 8 OVNIs por radar desde la base de reactores de Badajoz.
    Cerca de Zurich, a partir del 28 de enero de 1975 el suizo Eduard Meyer, Billy, consigue varias fotografías de OVNI sobre Hinwell, en clara forma de platillo, adquiriendo cierta notoriedad. El mismo dijo ser un “contactado” y que sus extraterrestres venían de las Pléyades (bonito nombre, pero donde es dudoso que sus jóvenes estrellas tengan planetas habitables). Dijo que había una hermosa alienígena llamada Semjase, jefa de los “pleyadianos” visitantes, de 300 años de edad (eso sí, aparentando solo 30) que lo había llevado en platillo volante a ver a... Jesucristo; pero qué cerca quedan los mundos materiales y los espirituales, ¡caramba! Se dice que como prueba de cuanto contaba aportó, además de las fotografías, unos metales o aleaciones que, examinados por técnicos, no serían reconocidos. Algunos entendidos en ufología dijeron que todo era “una buena falsificación”, “muy interesante, incluso siendo un fraude”, y “todo basura”... Afirmó también que había viajado ¡al pasado!, a la época de los dinosaurios... Increíble... el que tanta gente haya hecho el más mínimo caso y algunos hasta hayan creído al señor Meyer.
    El 14 de febrero de 1975 un joven francés de la Rèunion vio a cuatro hombrecillos (de aspecto parecido al muñeco de Michelín) que descendieron de platillo en forma de sombrero tipo del de la Policía Montada del Canadá que levitaba cerca del suelo en Petite Ille y del que recibió un rayo que lo dejó mudo y ciego del impacto emocional, no sin antes ver como despegaba el objeto con un silbido como único ruido. Tal testigo fue interrogado por la gendarmería explicándose por señas y dibujos. Días más tarde, volvería a hablar y recuperaría la vista, pero al ir con los gendarmes al lugar de los hechos desfallecía. También declaró que tanto antes como después del encuentro recibía en sus oídos unos bip-bip que le atormentaban.
    El 27 de febrero de 1975 es obtenida una fotografía de un OVNI sobre Zürich, Suiza.
    El 4 de abril de 1975 fue visto cerca de Lumberton, en Carolina del Norte, un OVNI que tenía la extraña forma delta.
    También en abril de 1975 un OVNI aterrizó cerca de Rociana de Condado, en Huelva. A la vez un ser pudo ser fotografiado luego de que, tras varios fenómenos previos de luces, destellos, resplandores, ruidos y otros fenómenos, se instalaran cámaras de IR. Las imágenes, tanto del ser como de las luces, no muestran sin embargo con nitidez nada contundente dado que las figuras aparecen lejos. Hay, no obstante, un detalle curioso, de una de las luces parece salir por un lado un platillo volante, lo que apuntaría a que el mismo la utiliza como camuflaje...
    El 1 de mayo de 1975, en Bois-de-la-Trouille, unos gendarmes franceses vieron un OVNI en forma esférica y luminosa volar y luego aparentemente aterrizar. Acercados al lugar, el objeto despegó y se elevó y quedó quieto a una altura imprecisa. Hubo también otros testigos y en el lugar del aterrizaje se observó un círculo de 3 metros de hierba pisada.
    El 3 de mayo de 1975 un piloto de avioneta en México se vio acompañado de un OVNI junto a una de las alas mientras otro se cruzó por debajo de frente, observando que no tenía control sobre su aeronave hasta que los OVNIs se alejaron. Luego, en tierra, el piloto dijo haber sido advertido de que silenciara el hecho por los típicos hombres de negro.
    El 16 de julio de 1975 un tractorista de San Román de Hornija, Valladolid, en Pedrosa del Rey, vio cómo un OVNI se le acercó hasta pocos metros de su tractor y giro sobre su entorno repetidas veces. Además le largó dos fogonazos, uno de los cuales rompió un cristal del tractor como si fuera un disparo de bala. El testigo observó en la cúpula del OVNI una serie de antenas. Tres años más tarde, el 8 de junio de 1978, el hombre murió de un tumor cerebral.
    El 24 de julio de 1975 desde la localidad francesa de Saint Pierre Ville fue visto un OVNI en forma de puro luminoso de unos 50 m de largo.
    El 26 de julio de 1975 tres personas ven y fotografían un OVNI sobre Saas Fee, en Suiza.
    El 28 de julio de 1975 un OVNI se acercó a la base militar aérea de Sierra Aitana, Alicante. Medía más de 10 m de largo y emitía luces de colores. Emitía un zumbido.
    El 30 de julio de 1975 un vecino de Alborache, Valencia, recibió una fuerte iluminación proveniente de un presunto OVNI que le afectó la vista y le hizo mejorar de la artrosis, pero que pudo ser la causa directa de las muertes de un asno y un perro, producidas meses después por enfermedad propia debida a la radiación.
    También en julio hay avistamiento de OVNIs saliendo del Mar Adriático (Civitanova).
    El 11 de agosto de 1975 en localidad francesa de La Brosse un OVNI esférico luminoso de color rojo siguió a un automovilista desde unos 400 m de altura. El objeto fue además visto por otros testigos.
    El 16 de agosto de 1975 un militar francés dirigiéndose en su coche hacia Bologne, vio un OVNI cerca de una vía de tren. Luego tomó fotografías del mismo. En los siguientes 5 días fueron observados fenómenos luminosos propios de estos casos por varias personas de la zona.
    El 20 de agosto de 1975, el lago norteamericano de Saratoga, son vistos dos OVNIs que parecieron fundirse con un tercero que luego se fue a una velocidad de unos 4.600 Km/h.
    El 25 de agosto de 1975 son vistas y fotografiadas sobre Lubbock, Texas, una flotilla de luces volantes.
    El 26 de agosto de 1975 tres ocupantes de un automóviles en ruta desde Fargo, en Dakota del Norte, luego de ver OVNIs en la noche, según luego se aclaró por regresión hipnótica, fueron llevados a una sala donde había un ser de 1,7 de estatura con hombres y cabeza brillantes que manipulaba unos mandos. A una de las personas le hicieron alguna manipulación de tipo médico en la cabeza. Tal persona, en las semanas siguientes creía recibir la “presencia” de tales seres en su casa.
    El 29 de agosto de 1975 en Noé, Alto Garona (Francia), un automovilista tuvo un encuentro con un OVNI luminoso que lo inmovilizó, pero no a su coche. El hombre quedó muy afectado psicológicamente y era la tercera vez que tenía un encuentro tal... Las otras ocasiones habían ocurrido en 1957 y en agosto de 1974. Sobre tal sitio desde la localidad de Longages varias personas confirmaron ver un OVNI.
    En la misma fecha del 29 de agosto de 1975, también en Francia, en Le Cheylard, hubo también avistamiento de un OVNI que generó también informe de la gendarmería, con más de un testigo. El mismo fue visto maniobrar por un guarda forestal que dijo que tendría, en forma cilíndrica, unos 2 m de diámetro y 3 de longitud; al parecer, dejaba una cola de medio metro de larga.
    También en agosto de 1975 marineros en un buque (Villa de Bilbao), cerca de Madeira, en ruta entre Canarias y Vigo pudieron ver un OVNI en forma de óvalo aplastado o puro.
    El 12 de septiembre de 1975, en la localidad francesa de Cagnats, sobre el campo, fue visto un ruidoso OVNI luminoso que luego se calló y se alejó.
    El 29 de septiembre de 1975, en la francesa Le Poblais, se vio un OVNI en forma rectangular de 2 m por 1,5 m de lados, o quizá algo menos (según distinto testigo), con luces rojas intermitentes en las esquinas. Volaba a unos 200 m de altura. Hubo diligencias de la gendarmería correspondiente.
    El 27 de octubre de 1975, dos jóvenes de Norway, Maine (USA), vieron en la noche una luz elevarse detrás de unos árboles, apareciendo luego con su coche aparcados en un camino y con los ojos enrojecidos. Se dirigieron entonces hacia una localidad, pero sin saber por qué el conductor cambió su ruta hacia la laguna de Tripp. Entonces observaron un objeto en el cielo que tenía forma cilíndrica, como a unos 150 m de distancia, quedando su automóvil inmovilizado. Vieron a continuación dos objetos volantes discoidales más pequeños que el primero, y emitían luces de colores e hicieron varias maniobras, subiendo y bajando. Salió después una niebla de la laguna que lo envolvía todo y que llegó hasta el coche. Al siguiente día, los jóvenes volvieron al lugar y, aunque no vieron los objetos, observaron que caían del cielo como copos de nieve, y había unos entes cúbicos y esféricos que circulaban por todos los lados. Un análisis hipnótico posterior de uno de los jóvenes señaló que había entrado en contacto con un ser humanoide vestido de sotana negra, cabeza y ojos grandes, sin boca y manos y pies palmípedos y con 3 dedos más el pulgar; el joven tuvo el típico examen médico de estos casos.
    Por entonces, entre octubre y noviembre de 1975, según las revistas especializadas, los OVNIs sobrevolaron las principales y más secretas bases militares americanas.
    El 5 de noviembre de 1975 se produjo también un caso de secuestro, el de Travis Walton en Heber, Arizona, luego llevado al cine en la película “Fuego en el Cielo” en 1993. Secuestrado delante de varios compañeros de trabajo en un bosque, que llegarían luego a ser sometidos al detector de mentiras tras las declaraciones a la policía, Travis apareció a 30 Km del lugar de su secuestro en la madrugada del siguiente 11 de noviembre en bastante mal estado físico y confuso, ignorando que hubieran pasado 5 días. La regresión hipnótica reveló que había estado en una nave nodriza ante seres de 1,5 m de estatura, de frente grande, lampiños, de grandes ojos y pequeña nariz, y largos dedos sin uñas. En tanto que estaba tumbado al recobrar el conocimiento, además de no respirar bien, le entró pánico y huyó, sin ser perseguido, por un pasillo hasta otro habitáculo parecido a un planetarium. Entonces llegó un ser de aspecto prácticamente humano, con casco, que le llevó a través de una gran sala, donde había unos objetos que serían presumiblemente platillos volantes, hacia otro pasillo y otros compartimentos donde vio otros seres iguales a este último, uno de ellos una mujer. Luego lo sentaron en un sillón y tumbaron en una mesa y le pusieron una mascarilla que lo anestesió. Algunos estudiosos de estos asuntos ponen en duda el relato de Travis y apuntan al montaje...
    El 6 de noviembre de 1975 en la francesa Merxheim, en el Alto Rhin, unos niños vieron aterrizar un OVNI en el campo. Un testigo dijo que del mismo salió como un brazo mecánico que recogió 3 coles. Se nota que hay extraterrestres vegetarianos. No hubo señales de aterrizaje ni testigos adultos...
    El 11 de noviembre de 1975 fue detectado por el radar militar canadiense de Falconbridge, en Sudbury, un objeto situado a 3 Km de altura y a 45 Km de la base que tenía forma esférica de 100 m de diámetro. Emitía dos luces en la parte de abajo.
    El 23 de noviembre de 1975, cerca de Tréguier, Francia, un automovilista fue seguido por espacio de 5 Km por un OVNI a unos 500 m de altura. El objeto era esférico de color rojo, de un metro de diámetro aproximadamente y volaba sin ruido alguno que emitir.
    También en 1975 hubo otro caso de abducción en los Estados Unidos, en Alamogordo, el de Charles L. Moody que, según contó, había sido llevado por dos humanoides de 1 m de altura y gran cabeza hasta su nave donde le sometieron a pruebas.
    El 28 de enero de 1976, entre Sanlúcar La Mayor y Benacazón, Sevilla, un vecino agricultor dice haber visto como aterrizaba un objeto extraño y del que salían unos tipos muy altos enfundados en trajes como de buzo y los que lo agredieron con un rayo cuando el mismo trató de escapar. No hubo más pruebas que el testimonio del indicado, pero sí hubo diligencias judiciales, una de las pocas sobre un caso de este tipo.
    El 2 de marzo de 1976 en la francesa Contentin un mecánico vio un llamativo y luminoso OVNI de colores de forma cúbica de 5 m de lado.
    El 14 de marzo de 1976, cerca de Olocau, Valencia, fue vista una luz cerca de la carretera y un humanoide tipo muñeco de Michelín al lado de la cuneta.
    El 1 de abril de 1976 se avistó sobre la zona de Bilbao una flotilla compuesta por unos 40 OVNIs.
    En la madrugada del 11 de junio de 1976, en Francia, junto a Hostun, Drôme, se produjo un caso de breve secuestro de una mujer que fue llevada al interior de un OVNI por dos seres de baja estatura para el típico examen, esta vez con unas luces. La presunta experiencia sería revelada posteriormente en una, también típica, sesión de hipnosis para recordar hechos conscientemente borrados de la mente...
    El 22 de junio de 1976 fueron vistos en Fuerteventura y otros sitios de Canarias seres supuestamente extraterrestres de 2,5 m de altura dentro de una enorme pompa, burbuja o especie de esfera luminosa; de la vista de esta última que hay numerosos testimonios, muchos de reconocida solvencia. Es un caso bastante documentado y hubo instrucción oficial y militar en el mismo.
    El 13 de agosto de 1976, presuntamente un OVNI destruyó campos en Virginia, quemándolos, y mató a la mayoría de los peces de un lago.
    A finales de agosto o principios de septiembre de 1976 un presunto enano extraterrestre, de 1,20 m de estatura, aterrorizó una zona italiana de monte Paroi, en La Spezia, con su presencia. Según los testigos iba enfundado en un mono negro y andaba como resbalando. La policía del lugar, que intervino, dijo que la historia era de una credibilidad muy relativa.
    El 7 de septiembre de 1976 cerca de Jaca, Huesca, se dejó ver un objeto luminoso de color anaranjado del tamaño aparente como la Luna suspendido en el cielo. En un momento determinado bajó con rapidez hasta unos 3 m de altura sobre la carretera y pudo ser visto desde un automóvil a unos 100 m. Se observa que tiene forma de casco, gira y emite destellos que también rotan con el mismo. Luego de hacer un par de maniobras en el lugar se fue.
    El 9 de septiembre de 1976 se produce un avistamiento OVNI sobre Jiangxi, en China.
    El 19 de septiembre de 1976 se cita un encuentro de dos cazas y cuatro OVNIs cerca de Teherán. Uno de los objetos era de forma romboide, muy brillante, de varios colores, y al acercarse a él los cazas, los mismos empezaron a fallar, así que tuvieron que retirarse, pudiendo entonces recuperar sus sistemas. Luego volvieron a acercarse y el objeto les lanzó una especie de proyectiles a lo que trataron de responder disparando sus misiles, pero entonces  su sistema  se apagó (esto sucedió hasta 3 veces). También se desactivó la torre de control de la base. El OVNI por lo visto tenía todos medios para anular a distancia a su potencial enemigo.
    En la misma fecha hubo también avistamiento sobre Fez y Agadir, en Marruecos, unas 4 horas más tarde que el suceso iraní.
    El 15 de octubre de 1976 hubo un aterrizaje OVNI no lejos de Rosario, en Argentina, sobre cuyo punto concreto dejó hierba quemada y también áreas de humedad...
    El 3 de noviembre de 1976 se produjo un aterrizaje OVNI en Centeno, Argentina, sobre cuyo lugar concreto hubo luego fenómenos (crecimiento de grandes hongos, desarrollo más rápido de hormigas y mayor crecimiento de sus alas).
    El 17 de noviembre de 1976 fue vista desde diversos lugares de España, incluso desde buques en el mar y aviones en vuelo, una esfera de gran tamaño en el cielo.
    En noviembre de 1976 hubo sobre España varios casos de avistamiento (Huesca, Bilbao y entre Santiago de Compostela y Madrid en acompañamiento de un vuelo de Iberia) y en Finlandia, un joven fue tirado al suelo por un rayo emitido desde un OVNI que además le quemó en el pecho.
    El 29 de diciembre de 1976 es visto un OVNI surcar los cielos sobre Lisboa y Andalucía, y otros en Toledo y Logroño; el de Toledo tuvo testigos militares del destacamento de Talavera de la Reina.
    Una estadística americana encargada en este 1976 dio como resultado que sobre 1.270 casos OVNIs el 88,6 % eran casos explicables, el 7,1 % se pensaba que también lo eran, si bien no estaba tan claro, y un 2,8 % no eran discernibles por falta de un mínimo de información. El 1,5 % restante se correspondían a 20 casos en los que cabía la posibilidad de verdaderos extraterrestres.
    El 13 de enero de 1977 fue visto en Gallarta, Vizcaya, un objeto ovoide en el área minera de La Florida.
    El 17 de febrero de 1977, en Uruguay, hubo al parecer un aterrizaje de un OVNI que, además de dejar el lugar bajo una radioactividad letal, produjo la muerte o daños en algunos animales. En cambio, los hongos en el suelo crecieron exageradamente.
    Entre febrero y el 29 de abril de 1977 se citan varios presuntos aterrizajes OVNI en la zona de Gallarta, Vizcaya.
    El 7 de marzo de 1977 se observa y fotografía un platillo volador en Hasseldorfer Marchs, cerca de Hamburgo.
    En la misma fecha, en Dijon, Francia, un avión militar recibió la aproximación de un OVNI que fue luego perseguido inútilmente por el propio Mirage.
    El 9 de marzo de 1977, en Lancashire, Inglaterra, fue visto un OVNI en forma de puro.
    El 24 de marzo de 1977 un avión que volaba sobre Villacisneros, en el Sahara, vio un OVNI en forma de nube luminosa.
    También en marzo de 1977, la tripulación de un avión de pasajeros de San Francisco a Boston, ve en su ruta, unos 500 m por delante, una bola brillante. En un momento dado, el avión de forma automática vira a la izquierda, así que el capitán tomó el mando manual. Se tuvo la impresión que la maniobra fue inducida por aquel objeto.
    El 9 de abril de 1977, en Morelos, México, cerca de Topilejo, un OVNI fue visto y del mismo se supone que bajó un rayo azul que congeló todo (un árbol y su terreno) en 4 m^2.
    En la noche del 23 de abril de 1977 hay un avistamiento OVNI en la zona de Zaragoza.
    En la madrugada del 25 de abril de 1977 tiene lugar el caso del cabo chileno Armando Valdés Garrido en Pampa Lluscuma, cerca de Putre, que junto a otros 7 soldados observó una luz de unos 25 m de diámetro a la que se acercó y que lo envolvió e hizo desaparecer. Según sus compañeros, reapareció 25 min más tarde con barba crecida y marcando su reloj el día 30 de abril siguiente. El cabo fue examinado a conciencia en un hospital militar, e incluso pasó por un detector de mentiras, declarando siempre no recordar nada los minutos que estuvo en la luz, o niebla, según denominó el mismo. Un estudio psiquiátrico directo declaró el caso como psicosis... pero una barba de 5 días ¿puede crecer por psicosis?
    Entre tal fecha del 25 de abril y el 25 de mayo siguiente de 1977 hubo una oleada de avistamientos sobre Chile.
    El 1 de mayo de 1977, el CNES francés creaba su oficina GEPAN para el estudio de los fenómenos aeroespaciales no identificados; es decir, para el estudio de los OVNIs.
    El 8 de mayo de 1977 es visto un platillo volante plateado sobre Algorta, Vizcaya.
    El 17 de junio de 1977 es visto un OVNI en forma de media esfera camuflado entre las nubes sobre Barragen de Castelo de Bode por un piloto militar de Portugal.
    El 1 de julio de 1977 fue observado, de madrugada, un OVNI sobre la base aérea de Aviano, en Italia, sobre la que causó un apagón de luz.
    El 26 de julio de 1977 se produce un avistamiento OVNI, que tenía forma de espiral, sobre Chengdu, en Sichuan, China, por parte de un astrónomo.
    En la misma fecha es fotografiado un platillo volante en Uruguay.
    El 29 de julio de 1977, en la sierra de Pueblo, México, hubo una explosión de un objeto no determinado, que se deshizo en miles de fragmentos. Uno de ellos fue examinado e identificado como una “extraña” aleación.
    El 5 de agosto de 1977 un agricultor uruguayo presenció cómo una esfera verde y llameante trazaba con un rayo un círculo en el suelo de unos 350 m de diámetro. Perdió el sentido y cuando se recuperó vio que tenía 3 quemaduras en la cabeza del tamaño de una pulgada.
    El 12 de agosto de 1977 es visto sobre la isla de Colares, al norte del Brasil, en el estado de Pará, una bola de luz que quemó con unos rayos que emitía a los testigos. Dos semanas más tarde regresó y volvió a repetirse el fenómeno, siendo testigos cientos de personas que denominarían al OVNI como el “chupa-chupa”. Fue investigado por la Fuerza Aérea de Brasil, sin que se hicieran públicas las conclusiones.
    También en agosto de 1977 sobre el Sur de España, en torno a Cádiz, se sucedieron durante días numerosos avistamientos, alguno de flotillas de objetos luminosos, siendo obtenidas fotografías varias. Y a final del mismo mes, en Guadalajara, cerca del Palacio Ducal de Cogolludo, se produjo también otro avistamiento.
    El 19 de septiembre de 1977, en Río de Janeiro, Brasil, un joven fue secuestrado por seres de una sola pierna y cabeza sin boca, ni orejas ni pelo. El mismo fue llevado al interior de una especie de platillo volante de unos 50 m de diámetro con una cúpula de 7 m de altura. Dentro fue examinado y le proyectaron sobre una pared imágenes de su propia vida en distintas situaciones. En los días siguientes al citado encuentro tuvo problemas físicos, con fiebre muy alta, adelgazamiento, etc.
    El 20 de septiembre de 1977, un OVNI de unos 100 m de diámetro apareció sobre el lago soviético Onega y fue visto desde Petrozavodsk por gran número de gente. Fue en realidad la estela de gases del lanzamiento del satélite Cosmos 955.
    El 18 de diciembre de 1977, el español Miguel Herrero Sierra, según declaro al diario “Pueblo” (25.01.1978), iba en furgoneta camino de Buendía, Guadalajara, cuando fue detenido por un extraterrestre que estaba junto a un objeto de unos 10 m de altura e introducido en el mismo. Allí estuvo 3 horas, aunque le pareció solo un cuarto de hora, y fue examinado y vio a un hombre igual que él, un doble suyo. Hizo luego una descripción detallada del interior (paredes trasparentes, paneles de mando, pantalla, etc.). Según el hombre, los seres, que eran unos 14 o 15, se comunicaban por telepatía y le dijeron que procedían de una dimensión distinta, paralela a la nuestra, y que se materializan, mezclándose con los humanos cuando quieren. También le dijeron que nos visitan, tras llegar por error a esta dimensión, desde hace más de dos mil años.
    También en 1977 hubo en los Estados Unidos, en South Ashburnham, otro encuentro con presuntos extraterrestres, el de Betty Andreasson que, bajo hipnosis, dijo haber sido llevada por humanoides de 1,5 m de estatura a su nave para una especie de reconocimiento médico.
    El 13 de enero de 1978 se publica por vez primera en el llamado “Diario del pueblo” de la República Popular de China una alusión a los OVNIs, ignorados hasta entonces, y admitiendo entonces su existencia. Entonces salieron a la palestra casos habidos en este inmenso país asiático en 1967 (un globo de parpadeantes luces rojas), 1970 (una esfera luminosa), 1976 y 1977 (un objeto sobre Sicuani), con cientos o miles de personas como testigos.
    China será desde tal década de los 70 uno de los países del mundo en los que más seriamente se considerará el fenómeno OVNI y que de menos secretismo oficial se revistió. Su primera publicación especializada sobre el tema, una revista, data de 1981.
    En la misma fecha del 13 de enero de 1978, en Loreto, Santiago del Estero (Argentina), un niño fue inmovilizado por presuntos extraterrestres de solo unos 80 cm de altura y llevado al interior de un OVNI donde por la acción de una luz se desmayó. En la zona, a la misma hora, dejaron de funcionar los aparatos eléctricos.
    El 4 de febrero de 1978 se obtiene una fotografía de un platillo volante (inclinado) sobre Mikicha, en Japón.
    También en febrero de 1978 fue visto sobre la carretera cerca de la localidad de Marchena (Sevilla) una bola roja brillante durante unos 3 min que al acercársele un camión, a unos 10 min, éste se paró solo. El OVNI, que era del tamaño doble al de la Luna, según los camioneros, luego, se elevó y desapareció.
    El 4 de febrero de 1978 cerca de la localidad argentina de San Luis unos pescadores deportivos vieron como se posaba una luz que resultó ser un platillo volante del que salió un ser de aspecto angelical pero con traje ceñido y brillante, y casco, que les sonrió pero que no estableció contacto y se marchó de nuevo en el platillo.
    El 5 de febrero de 1978 fue secuestrado un comerciante madrileño llamado Julio Fernández, que iba de caza, en la carretera de Barahona, junto Medinacelli, por dos seres muy altos y de gran cabeza, barbilla muy pronunciada y ojos grandes y redondos. Ambos llevaban un traje averdosado y sin dobleces con una pieza amarillenta que les tapaba la cabeza y los hombros. La nave que vio el cazador tenía unos 50 o 60 m de diámetro, en forma de típico platillo. A su interior se accedía por un ascensor tubular que se bajaba. Una vez dentro del platillo observó un panel de mandos de 2,5 m de ancho y una pantalla, así como sillas que le parecieron raras y mesas. La comunicación, según revela el comerciante en sesión de hipnosis, es telepática. Los extraterrestres examinan el perro del cazador, sacándole sangre de una pata. También sería examinado el comerciante, del que toman muestras de todos sus fluidos, si bien su memoria en este punto estaba más deteriorada. Al parecer, lo llevaron en la nave fuera de la Tierra y posiblemente en órbita pues hubo un episodio en el que flotaba. Luego fue devuelto con el perro a tierra.
    El 2 de marzo de 1978, según la prensa, un joven brasileño llamado José Ignacio Alvaro vio, al igual que otros testigos, un gran objeto muy luminoso que –según se averiguó por hipnosis del joven posteriormente- lo secuestró, tras apartarse el mismo hacia un campo cercano. El abducido, según la declaración hipnótica, tuvo relaciones sexuales con una hermosa alienígena, de piel muy blanca, ojos brillantes y almendrados, larga cabellera plateada, grandes pechos,… en fin, que podría servir para la página central de Play Boy. Hay que ver; eso si que es un encuentro en la ocho o nueve fase, y desde luego ya no hay más.
    En la noche del 17 de marzo de 1978 un mecánico llamado Ken Edwards en viaje desde Manchester vio en la carretera un ser de 2 m de altura enfundado en un traje de color plata y casco. Paró su vehículo y se acercó a unos 5 m del ser y entonces éste le proyectó desde sus ojos dos rayos de luz que paralizaron al inglés.
    El 18 de marzo de 1978, William J. Herrmann, un camionero de Charleston, Carolina del Sur, fue abducido por un OVNI y examinado por seres pequeños de grandes cabezas y cara con aspecto de un feto humano. El hombre, baptista, dijo que pensaba que todo era una visión satánica...
    El 6 de mayo de 1978 un objeto cilíndrico con la proa cónica cayó a 150 Km de la frontera argentina en Bolivia, en un cerro de Tarija, y produjo una enorme explosión, el consecuente temblor de tierra y el pánico en los lugareños, a los que en principio no se creyó. Los militares de este país, y luego los argentinos, así como la misma NASA, enviaron su gente a investigar. Luego se impuso el secreto militar. Podría haber sido un meteorito no bien identificado, quizá un misil con carga explosiva, ¿?
    El 10 de mayo de 1978, un labrador polaco de Lublin llamado Jan Wolski fue llevado por dos seres de cara verdosa pero con  rasgos humanos a una nave que flotaba sin meter ruido a unos 3 o 4 m de altura y examinado médicamente en una estancia. Luego lo liberaron. No hubo borrado de memoria.
    En la noche del 13 de mayo de 1978 un muchacho llamado Jamshid Saya Dimou fotografía un OVNI sobre la localidad sureña iraní de Shiraz.
    El 17 de mayo de 1978 se produjo cerca de Emilcin, Polonia, un encuentro de un campesino con dos humanoides de piel averdosada, pómulos sobresalientes, ojos alargados, y vestidos con una especie de monos negros. Los mismos llevaron al lugareño a su nave y lo examinaron médicamente.
    A mediados de junio del mismo 1978, el avión de la prensa en la comitiva real española de visita a Pekín, al sobrevolar Pakistán, se vio acompañado durante 3 min por un OVNI que no apareció en las pantallas de radar.
    En julio de 1978 se dieron varios casos de avistamiento OVNI en Logroño y Navarra.
    En agosto de 1978 un OVNI es fotografiado por Francisco Azagra sobre Arguedas, Navarra, a solo 10 m de distancia.
    El 24 de agosto de 1978, al lado del río Des Moines, Iowa, una automovilista vio como se detenía y desconectaba solo su vehículo, observando entonces el paso de una esfera luminosa de color naranja que volaba.
    El 26 de agosto de 1978 fue visto sobre Arroes, Villaviciosa, Asturias, un OVNI que iluminó la noche y produjo gran ruido.
    El 9 de septiembre de 1978, varios aviones comerciales sobre Cataluña vieron un OVNI, teniendo uno de ellos que cambiar rumbo para evitar colisión con el objeto.
    El 17 de septiembre de 1978, en una oleada de avistamientos en Italia, se cuenta el caso de un joven que dijo tener un encuentro con extraterrestres a los que vio aterrizar cerca de Siena.
    El 23 de septiembre de 1978, en Mar Argentino, dos pilotos del rally internacional América del Sur fueron seguidos primero por una luz y luego llevados en su coche por el aire durante un minuto por un triángulo que volaba. En tal minuto al parecer recorrieron setenta Km...
    En la misma fecha, en el refugio de montaña de Bilea Lac, en Rumania, por la noche fue vista por unos soldados en la niebla una luz roja oscilante y más tarde un humanoide de unos 2 m de altura, experiencia que se repitió, pero sin niebla, al siguiente día y el ser los paralizó al tiempo que emitía un peculiar ruido como de un resoplido de felino. Como sea que el suelo estaba cubierto de nieve, al siguiente día buscaron huellas que no encontraron, deduciéndose que el ser se desplazaba levitando...
    El 27 de septiembre de 1978, cerca de Golina, Polonia, fue visto un OVNI aterrizado, apoyado en 4 patas, del que bajaron dos humanoides de 1,4 m de estatura. Su piel era verde.
    El 3 de octubre de 1978 en una montaña cerca de ciudad Sayama, Saitama (Japón), un hombre y su hija en automóvil tuvieron un encuentro con un ser humanoide de orejas muy puntiagudas, sin nariz y ojos brillantes y grandes, al tiempo que una luz a baja altura los iluminaba. El ser tenía una señal de triángulo invertido en la frente y en la boca una especie de pipa en forma de martillo. El testigo sintió un ruido y, dado el miedo, trató en vano de arrancar el automóvil. Luego, el ser se desvaneció y la luz desapareció.
    El 14 y 27 de octubre de 1978 hubo apagones eléctricos en gran parte de Honduras a la vez que se dejaban ver OVNIs.
    El 21 de octubre de 1978, en plena oleada OVNI sobre el lugar, en el aeropuerto de Melbourne, Australia, fue captada por la radio la comunicación de un piloto de avioneta que indicó que un objeto volante no identificado se le acercaba sucesivamente de forma peligrosa y emitía un ruido extraño que fue grabado en el aeropuerto durante 17 min. Luego la comunicación se cortó y de la avioneta y su piloto no se volvió a saber; desaparecieron y la búsqueda de los mismos no dio resultado positivo.
    El 23 de octubre de 1978 es visto sobre Gansu, en China, un platillo de 1 Km de diámetro a una altitud en torno a los 6 o 7 Km.
    También en octubre de 1978 hubo un caso de intento de abducción, según propia declaración del interesado, en Aliseda, Cáceres, luego de ver una esfera luminosa suspendida en el cielo nocturno.
    En noviembre y diciembre de 1978 se observaron OVNIs sobre Kuwait y también hubo una oleada de avistamientos sobre diversos lugares de España (Cáceres, Badajoz, Tenerife, Zaragoza, Murcia, Vigo, Bilbao, Valencia, Gerena, etc.). En el caso del 24 de noviembre en Gerena, Sevilla, se dice que fue visto un ser de unos 2 m de alto en un objeto de 5 m de longitud y unos 3 de altura que dejó huellas en el suelo de 42 cm.
    El 27 de noviembre de 1978, el entonces primer ministro de la isla de Granada, Eric Gairy, proponía que fueran la ONU la entidad receptora de toda la documentación sobre OVNIs del planeta. Pero la propuesta no fue aceptada por los Estados Unidos. La ONU ya había recibido propuestas de participación en la investigación acerca de los OVNIs desde el año 1965.
    El 6 de diciembre de 1978, en Norway, Carolina del Sur, un OVNI en forma de esfera luminosa de 3 m de diámetro visitó un cubil de una granja. Los testigos, que entonces se atemorizaron, comprobaron 3 días más tarde que dos de los cerdos del cubil estaban muertos, uno tumbado y otro... de pié. Al primero de los cerdos le faltaba la parte inferior del hocico y el resto del cuerpo se había vuelto gelatinoso y tan ligero como para pesar la quinta parte de lo que antes pesaba.
    En la misma fecha del 6 de diciembre de 1978, en la provincia italiana de Génova, en Marzano, un guardia jurado se encontró con un humanoide de 3 m de altura, pero de aspecto terrorífico. El siguiente 27 de diciembre hubo otro encuentro del guardia que pudo ser aclarado mediante el sometimiento a regresión hipnótica que reveló su secuestro y examen en alguna nave. Se confirmó el aspecto monstruoso, con piel verde, ojos triangulares,...
    En diciembre de 1978 se anunciaba el propósito de la Cámara de los Lores británica de debatir el tema de los OVNIs en enero siguiente a propuesta del Duque de Clancarty, autor de libros de esta índole y fundador en 1967 de la Contact International, de igual orientación. El mismo dijo que la población de Escocia estaba un tanto alarmada por la presencia reiterada de objetos luminosos en el cielo, sin que las autoridades dieran satisfactoria explicación sobre ello. Otro Lord aseguró que el gobierno sabía de la existencia de los extraterrestres y aprovechaba para lanzar acusaciones al gobierno británico. El debate de los Lores al respecto ocurriría el siguiente 18 de enero.
    El 30 de diciembre de 1978, sobre Nueva Zelanda, desde un avión fueron vistas por parte de un equipo de TV del citado país cinco esferas, luminosas y giratorias, que volaban sobre el océano. Se hizo filmación de una de ellas. El hecho fue confirmado por el radar de tierra...
    El 31 de diciembre de 1978 tres OVNIs fueron vistos en la parte Norte de Alemania y otro en Hertfordshire, Inglaterra. Es posible que todos ellos fueran efectos luminosos atmosféricos  producto de la reentrada de un cohete soviético.
    También en diciembre de 1978 hubo avistamientos de OVNIs sobre Mallorca, donde en otras ocasiones se observaron objetos luminosos en el mar, lo que hizo pensar en que pudieran tener tales hipotéticos entes una base submarina...
    En enero y febrero de 1979 hubo casos de avistamientos OVNI sobre Formentera, Yecla, Cieza, Cádiz, Torrevieja, Tejeda (Cáceres), Cerro de los Ángeles, Masnou (Barcelona) y Carmona (Sevilla) en España, y también en Uruguay, Panamá, Italia y Colombia; en este último caso se trató de un aterrizaje en Casanare, observándose 3 tripulantes vestidos con traje ceñido y casco. También en enero, en Tyler, Texas, un joven recibió un rayo de luz de un OVNI y le produjo una quemadura romboide en el pecho.
    El 3 de enero de 1979 hubo también un caso de secuestro, el de un comerciante cubano de Miami, llamado Filiberto Cárdenas, por parte de los tripulantes de un platillo aterrizado. Aunque, como en otros casos, tuvo un borrado de memoria, la hipnosis hizo que recordara lo ocurrido. Según dijo fue llevado a una cabina y puesto en un sillón donde lo inmovilizaron. Allí había 3 seres, dos de ellos humanoides, bajos, y una especie de robot. Al secuestrado le pusieron un casco y le hablaron primero en un idioma que el mismo cree que podría ser alemán, pero luego pasaron al inglés y más tarde al español (con un peculiar acento). Además le hicieron exámenes médicos, hallándosele posteriormente en el hospital 106 marcas de agujas en el cuerpo. Más tarde lo llevaron a otra instancia donde había otro humanoide sentado en su sillón, pero sin poder distinguirle detalles al estar a contraluz, pues de su espalda la pared emanaba mucha luz. Le habló en español sobre la humanidad y le proyectó imágenes en la pared. A continuación fue llevado en un vehículo menor hacia un subterráneo marino donde le dieron una especie de aguamiel y le saludó ¡un terrestre! “colaborador” que le dijo que iba a recibir instrucciones... Pero en una habitación le hicieron un implante de un transmisor, en una indolora operación. Luego fue entrevistado por otro humanoide como el de la nave primera que le dijo entre otras cosas que llevaba con ellos 18 meses, lo que alarmó al cubano. Para comer le dieron pastillas. En un momento determinado lo llevaron a una especie de nave en forma de cohete que ocupó con otros 3 extraterrestres. Tras despegar lo llevaron a tierra y fue liberado. Hemos omitido muchos detalles, como el del mensaje o comunicado, porque no se ha cumplido y todo esto, en total, parece... una película.
    El 23 de enero de 1979, en Páramo de Toquilla, Colombia, aterriza un platillo y del mismo salen 3 seres con traje ceñido y luminoso, y casco.
    El 1 de febrero de 1979 un austriaco llamado Johann Kubicek, de Ebenthal, según dijo el mismo, fue interceptado en la carretera por un OVNI, una bola de color rojo, que lo elevó en unos 20 m con 2 rayos de luz durante 1 min.
    El 6 de febrero de 1979 desde el buque Tamanes en ruta entre Alcudia y Cartagena se pudieron ver nada menos que más de medio centenar de objetos luminosos durante 6 horas evolucionando cerca del mismo. La explicación oficial fue que eran paracaidistas con linternas en maniobras.
    El 16 de febrero de 1979 fueron vistos 3 OVNIs muy luminosos sobre Allrica, en Chile.
    El 3 de marzo de 1979, en España, la Junta de Jefes de Estado Mayor declaró la información sobre los OVNIs como materia reservada.
    El 5 de marzo de 1979 también hubo un caso famoso en Canarias que el tiempo se encargó de dejar en dos disparos de misil desde un submarino, ruso o americano, según versiones. La estela de color que dejó el chorro gaseoso, barrida por los vientos hizo formas extrañas y... la cantidad de versiones y cosas distintas que dijeron los testigos es tan alucinante como ver un “marciano verdadero”, si existiera... ¡como para fiarse en otros casos! Por cierto, aquí, que si hubo un fenómeno celeste cierto, aunque no extraterrestre, las fotografías sí que por fin son nítidas...
    El 11 de marzo de 1979 un avión en ruta Bilbao-Barcelona contempló un OVNI de unos 6 Km de diámetro quieto sobre la vertical de Navarra y otro vuelo más lo observó también sin que en tierra los radares detectaran nada.
    El 27 de marzo de 1979, en Massachussetts, un joven vio un objeto luminoso y cilíndrico de 9 m de largo levitar sobre el mar. Sufrió entonces paralización que solo le pasó cuando el OVNI se alejó.
    El 13 de mayo de 1979, dos guardias civiles de Villar de Rena, en Badajoz, observaron cómo  un objeto luminoso en un momento determinado salió a gran velocidad.
    El 15 de mayo de 1979 es visto un OVNI cerca de Sagunto.
    El 22 de junio de 1979 los tripulantes de un yate en ruta hacia Córcega vieron un objeto cilíndrico negro, inmóvil sobre el 30 m de altura del agua. Se dice que las personas a bordo resultaron contaminadas de radioactividad así como el propio barco... También se dijo que fotografías tomadas por las mismas personas fueron requisadas por las autoridades.
    El 1 de julio de 1979 unos muchachos vieron en Sangonera la Verde, Murcia, un humanoide enfundado en un traje con casco del que huyeron, pudiendo luego ver, ya desde el pueblo, una luz elevarse sobre el lugar atrás dejado.
    El 25 de julio de 1979 un labrador valenciano vio junto a Turís un OVNI aterrizado en forma semiesférica o semiovoide, de base casi plana, con 2 seres de menos de 1 m al lado que, luego de meterse dentro del mismo, despegaron...
    El 5 de agosto de 1979 un tractorista en Casas de Haro, Cuenca, vio volar un objeto ovoide sobre los árboles que lo aterrorizó.
    El 17 de agosto de 1979 es visto en Gateshead, Inglaterra, un OVNI ovalado y brillante. Según declaración de una testigo, el OVNI después penetró en la habitación disminuyendo de tamaño y salió a través de la ventana. También recibió 4 días más tarde la visita de una docena de humanoides de menos de 1 m de estatura que a la señora le parecieron robots.
    En septiembre de 1979 fue visto aterrizar en Pethuska, junto a Moscú, un OVNI en forma de seta.
    En octubre y noviembre de 1979 hubo numerosos avistamientos de esferas luminosas sobre la isla brasileña de Colares, frente a Belem, con gran número de testigos de toda índole; en este lugar, en realidad, las oleadas de OVNIs comenzaron en agosto de 1977. En algunos casos, se cuenta, un objeto lanzó rayos verdes sobre dos jóvenes y en otros la emisión de rayos se hizo abundante, tanto sobre personas como sobre objetos o sitios; las acciones de estos OVNI hicieron que algunos vecinos tuvieran que ser tratados médicamente. La Fuerza Aérea brasileña intervino investigando estos casos que allí fueron llamados los “chupa-chupa”, curiosamente denominación con reminiscencias vampirescas. En esta zona, en tal tiempo, de 1977 a 1979, fueron tantos los casos, que se cuentan por cientos y con todo tipo de encuentros. Según los ufólogos, debe de haber por allí una base de naves extraterrestres...
    El 9 de noviembre de 1979, en Livingston, West Lofhian (Escocia), un granjero vio aterrizado un objeto cuya parte central tenía una banda que giraba y de cuya parte trasera parecieron salir dos objetos del tamaño de un balón, parecidos a una mina marina, que se dirigieron al testigo, pinchando sus piernas y arrastrándolo. Entonces el hombre se desmayó. Se recuperó al cabo de unos veinte minutos. Posteriormente, la policía comprobaría en el lugar marcas extrañas en el terreno.
    El 11 de noviembre de 1979 un avión de pasajeros aterrizó en emergencia en Manises al aproximársele peligrosamente un objeto en vuelo del que en el informe oficial, desclasificado en 1994, se dice que es de “procedencia desconocida” y que no se le apreciaba forma alguna, pero si luces. Luego, el día 17 siguiente, 3 OVNIs fueron vistos sobre el aeropuerto durante un par de horas y se envió un caza desde Albacete para observarlos al que no dejaron los mismos acercarse, pues se alejaban. Sus luces eran rojas con parpadeos verdes, rojos y blancos y según el piloto tenía forma de triángulo isósceles. Al empezar a alejarse y regresar, el piloto del caza, por su canal de radio escuchó durante medio minuto una interferencia que decía entre risas con voz infantil: “hola, ¿cómo estás?,... hola, hola”; sobre esto último cabe pensar en una interferencia –pese a la casualidad en el tiempo del caso- más que a que fueran “extraterrestres”... Hubo numerosos testigos oculares y se instruyeron diligencias sobre las que un juez dictaminó finalmente que no había datos para formular una hipótesis concluyente, no siendo aceptable ni descartable ninguna.
    El 26 de noviembre de 1979 se cuenta el caso de una presunta abducción de un chico francés de Cergy Pontoise luego de ver con otros 2 una gran luz. El chico regresó al cabo de una semana sobre el mismo sitio en que había desaparecido. Se le dio una relevancia poco común en la prensa. Se cree que este caso pudo en realidad ser un secuestro nada “misterioso”...
    El 28 de noviembre también se observó el fenómeno en Madrid por multitud de gentes e interviniendo algún programa de radio, tras las llamadas de muchos ciudadanos. También se enviaron cazas de interceptación que no lograron subir al techo en el que estaban los objetos en el cielo.
    A finales de NOVIEMBRE de 1979 hubo algunos casos de secuestro por parte los presuntos alienígenas: un militar chileno y un joven francés de Cergy Pontoise, no lejos de París, desparecieron durante unas horas el primero y una semana el segundo, sin recordar luego nada. En el segundo caso, ocurrido el 26 de noviembre, la policía francesa que investigó el mismo calificó la historia recopilada como “fantástica” y no le quiso dar crédito. En el mismo tiempo, un caza español trató de interferir un objeto volante no identificado sobre Almería, pero al acercarse el avión, el mismo se alejó.
    El 28 de noviembre de 1979 hubo avistamientos de OVNIs en la línea aérea Palma de Mallorca-Tenerife, y también sobre Madrid.
    Precisamente en la provincia de Madrid, en el entorno del pantano de Atazar, cerca de Berrueco y Cervera de Buitrago, en 1979 hay abundancia de la llamada fenomenología OVNI: avistamientos, luces, humanoides, visitantes extraños,... Estos casos comenzarían aquí hacia 1977 y se prolongaron en los siguientes años. Entre lo más destacable está lo que ocurrió el 14 de agosto de este 1979 con la abducción de un joven.
    El 11 de diciembre de 1979 un Grupo de Estudio de la Cámara de los Loores británica escuchó al ufólogo español Antonio Ribera una disertación sobre el tema.
    El 25 de diciembre de 1979 se produce un avistamiento OVNI sobre Kunming, China.
  El 30 de diciembre de 1979 es visto un OVNI en China, sobre Sichuan, en el curso de un congreso astronómico en el Observatorio de Yunnan.
    El 5 de enero de 1980, en Trowbridge, Eiltshire (Inglaterra), un hombre recibió en su habitación la visita de un ser luminoso, verde, de 2 m de altura, que le dijo que llevaban humanos para otros planetas y que el nuestro estaba en peligro de... partirse por la mitad, para lo que trataban de evitarlo inyectando cemento...
    Se dice que en la noche del 25 de febrero de 1980 el entonces presidente español Adolfo Suárez en viaje aéreo de vuelta de Alemania, pudo ver un OVNI.
    El 9 de abril de 1980 es visto un OVNI sobre Hong Kong.
    El 15 de abril de 1980 fue visto durante más una hora un luminoso OVNI de unos 100 m de diámetro flotando sobre una casa en Mirandilla, junto a la extremeña Mérida. Rayos de luz del objeto afectaron el tejado, dejando tejas quemadas, entre otras cosas. El objeto se desplazó luego hacia una sierra cercana.
    El 7 de mayo de 1980 hubo avistamiento OVNI sobre Austria por parte de pilotos de líneas aéreas comerciales.
    El 13 de junio de 1980 es visto un OVNI sobre Moscú que hizo luego un trayecto de unos 800 Km en zig-zag, deteniéndose sobre algunas poblaciones durante unos minutos.
    El 14 de junio de 1980 se citan otro caso de vista de OVNIs sobre Buenos Aires (Junin). En la misma fecha, en Uruguay (Libertad) fueron vistos OVNIs y, por otra parte, también dos humanoides, uno de ellos hembra, siendo quemado el testigo humano en una mano al tratar de impedir el paso de uno de ellos al interior de su casa.
    El 1 de julio de 1980 hay un avistamiento OVNI sobre Pekín, del que se discutió sobre si era o no un globo sonda.
    A partir del 18 de julio de 1980, sobre la zona de Pinebush, New York, sería visto un OVNI repetidas veces.
    El 26 de julio de 1980 los tripulantes de un buque remolcador llamado Caioba Seahorse, navegando frente a Natal, en Brasil, vieron un objeto de unos 10 m de diámetro flotar en la superficie y una luz que brillaba y que se dirigía hacia el barco. Luego el objeto emitió luces de colores y la luz se situó encima, llegando a superponerse. Más tarde, el conjunto se elevó en el cielo.
    El 28 de julio de 1980, según cuenta el propio interesado, un chofer fue abducido junto a Polushino, alrededores de Moscú.
    También en julio de 1980 hay un caso de avistamiento OVNI sobre Salamanca.
    El 24 de agosto de 1980 se produce un avistamiento OVNI sobre Cangping, China.
    El 6 de septiembre de 1980, en Torrejoncillo, Cáceres, un objeto (¿OVNI?) en forma de cono (o ¿triángulo?) de unos 20 m de altura (otra fuente señala el doble), rojizo o naranja con bordes azulados, girando, ardiendo y con gran ruido, volando a 1 m de altura, pasó arrasando un corral con bolitas o gotas de fuego y todo lo que cogió a su paso en la dehesa, incluidos animales; carbonizó suelo, piedras, fundió botellas... Luego se fragmentó en 2 conos para más tarde, tras sortear ambos una casa, volver a unirse y desaparecer. Al parecer hubo casos parecidos en el mismo mes en Mirandilla (Badajoz), Tianjin (China), Catamarca e Ibarlucea (Argentina), Brasil, y en Dakar (Senegal)...
    El 9 de septiembre de 1980 es visto un OVNI sobre Budapest y el siguiente 24 de octubre otro también en Hungría, sobre Pecs.
   El 30 de septiembre de 1980, en Rosedale, Australia, un OVNI es visto sobrevolar una granja y luego dirigirse a la parte superior de un depósito de agua de unos 40 m³ que tal objeto vació. El granjero, cuyo reloj se paró en la experiencia, pudo observar que un objeto en la típica forma de doble platillo y medía unos 7 m de diámetro y unos 3,5 m de altura. Al elevarse el OVNI liberó una especie de partículas que parecían excrementos de vaca y de hierbas.
    El 3 de octubre de 1980 se cita como la fecha de la caída de un OVNI sobre los Andes argentinos, zona de Bariloche, provincia de Río Negro. Se dice que formaba una bola de fuego y humo al impactar, pero otras versiones dicen que no llegó a chocar, que era muy brillante y que soltaba humo oscuro y provocaba ruido de explosiones, siguiendo en vuelo aunque parecía caer. Hubo multitud de testigos.
    En noviembre de 1980, en Brasil, se dice que unas 70 personas vieron como salía del río Araguari una nave de 5 m diámetro y se situaba a 200 m de altura, permaneciendo allí durante 4 min para irse luego hacia el mar lentamente. En estos casos de OVNI salido del agua (hay muchos casos observados sobre el mar) el objeto recibe el nombre de OSNI, objeto submarino no identificado.
    El 28 de noviembre de 1980 en Todmorden, al norte de Inglaterra, un policía en patrulla, Alan Godfrey, vio un objeto en forma de peonza, o diamante tallado, con una fila de ventanillas, cuya parte inferior giraba, sobre la carretera; tenia unos 6 m de diámetro y 4 de altura y fue visto por más gente. Detenido, cuando trató de dibujar el objeto en su libreta, se encontró de repente más adelante en la carretera de donde se paró, observando más tarde que le habían desaparecido 10 minutos... La hipnosis reveló que el policía había sido abducido y examinado por seres pequeños dirigidos por otro más alto.
    También en noviembre de 1980, en Burneside, Reino Unido, se sitúa el encuentro nocturno de un hombre con un objeto brillante que levitaba a 1 m de altura y luego con 2 humanoides, uno de ellos hembra, que le dijeron que no querían hacerle daño pero que no contara a nada de las señales o signos que estaba viendo en la nave y sus trajes.
    El 3 de diciembre de 1980, en Mississippi, dos jóvenes que iban en automóvil vieron cómo el mismo se detenía solo al cercano paso de una pequeña y silenciosa esfera luminosa de unos 30 cm.
    El 8 de diciembre de 1980 se ven sobre el cielo de la zona de Huelva una formación de bolas luminosas, en concreto unas 20 sobre Olivares, entre otros sitios.
    Hay que especificar que en las zonas andaluzas de Gerena, Olivares, Aznalcollar, Sanlucar la Mayor y alguna otra, entre 1968 y 1980 se contabilizaron cerca de 90 casos OVNI, de los que unos 35 fueron aterrizajes.
    El 25 de diciembre de 1980 se produce un presunto aterrizaje OVNI en la base militar británica de Bentwaters; al menos eso es lo que trascendió, pues no hay que olvidar que tales ámbitos castrenses de estos asuntos difícilmente se informa adecuadamente.
    En la misma fecha hubo también avistamientos sobre Turrena, en Francia, Lisboa y Faro, en Portugal, así como en sobre las españolas Begonte, en Lugo, y Atienza, en Guadalajara.
    El mismo día se desintegró el satélite Cosmos 749 dejando trazos luminosos en el cielo que para algunos pronto fue cualquier otra cosa...
    El 29 de diciembre de 1980, en Huffman, entre Dayton y Houston, en Texas, fue visto un OVNI en forma de diamante que emitía un ruido que tres testigos definieron como de un “lanzallamas” y produciendo gran calor. Al cabo de unos 15 min, se marchó. También declararon que vieron acompañar al objeto a 23 helicópteros, terrestres desde luego. Los citados testigos (dos mujeres y un niño) sufrieron en el tiempo siguiente de quemaduras graves y otros problemas físicos que perduraron bastante.
    Entre el 27 y el 29 de diciembre de 1980, sobre la costa de Leiston, Inglaterra, fueron vistas luces en el cielo, y en el mismo tiempo en las mismas islas, en Rendlesham Forest, Suffolk, según un informador, aterrizaría un OVNI que estaba averiado y cuyos tripulantes se entrevistarían con militares de una base cercana (Woodbridge). Los extraterrestres eran bajos y vestían trajes plateados. Un presunto testigo dijo que el objeto aterrizado, visto desde 65 m de distancia, era piramidal de 2 m de altura y 3 m de lado, siendo las paredes como de vidrio negro. Otro OVNI observado era como un sol con una mancha en el centro y del cual salían como chorros de luz; luego explotó y se dividió en varios otros. El radar militar no observó en cambio nada. También se dijo que este caso se trató en realidad de un encubrimiento de un grave accidente militar, quizá de un prototipo.
    En la tarde del 8 de enero de 1981 un OVNI aterriza en Trans-en-Provence, en Var, Francia. El caso fue estudiado, según la prensa, por el CNES y, según un testigo, en la base llevaba 4 aberturas, pero no expelía gas o fuego alguno por ellas. Era un platillo semiesférico de 1,5 m de altura, de color plomo, que emitía como único ruido una especie de silbido. En el terreno de aterrizaje, la hierba quedó quemada.
    El 30 de enero de 1981 cerca de Florence, Arizona, fue visto un OVNI en forma de puro a unos 1,5 Km de altitud.
    El 18 de febrero de 1981 es la fecha de un presunto encuentro en la tercera fase, en Manzano Amargo, en Neuquén, Argentina. Según una versión, de un OVNI aterrizado salieron dos humanoides muy altos que se dirigieron a tres lugareños, uno de ellos una niña que al gritar los hizo dar la vuelta. Según otra versión, eran enanos... Sobre Neuquén hay diversos sucesos extraños que se vinculan a los OVNIs.
    El 12 de marzo de 1981 un hombre llamado Juan González Santos vio en Algeciras un platillo volante de unos 12 m de diámetro aterrizado, apercibiendo en su interior, por las ventanillas, seres humanoides, a los que distinguió con suma detalle (cara, traje, gorro, mirada, etc.). Cuando intentó acercarse por dos veces, saltando una tapia, un fogonazo de luz salió del objeto y le detuvo y le produjo dolor de cabeza, visión de luces, así como lágrimas. Al cabo de unos minutos las patas y una escalerilla del objeto de plegaron y el mismo despegó  levitando en silencio.
    El 21 de marzo de 1981 fueron vistas en el cielo de Yakima esferas de luz blanca y anaranjada y objetos en forma triangular.
    El 16 de mayo de 1981, en río Thompson, Kamloops (Canadá), un pescador vio como el agua se ponía a hervir saliendo del río un objeto volante que se elevó en el cielo y se alejó dejando caer unas bolitas que serían examinadas en Illinois.
    El 24 de julio de 1981, en Sichuan, China, es visto un OVNI en forma de vórtice de luz, una peculiar espiral que no es caso único.
    El 28 de julio de 1981 apareció una columna de luz sobre el río Medveditsa en la URSS. Duró 1,5 min y luego se hizo horizontal antes de desaparecer. Los relojes de las personas que lo vieron quedaron parados.
    El 2 de agosto de 1981, luego de varias apariciones en los días precedentes, tiene lugar sobre Medjugorje, Yugoslavia, un caso parecido al de Fátima, con bailes del Sol y una nube luminosa que descendió para aterrizar y luego elevarse y desaparecer.
    En 1981, la estrambótica cantante de rock Nina Hagen, según dijo ella misma luego, tuvo su inspiración de “fuerza cósmica” en una fuerte sensación de paz y energía al ver una luminosa nave sobre Malibú.
    En tal mismo 1981 se tomó una fotografía de un platillo volante sobre la localidad canadiense de Vancouver.
    El 10 de septiembre de 1981, en el británico Plymouth, una joven vio un OVNI que le quemó con una luz la mano.
    Durante el año 1981 solo en España hubo más de 100 casos de avistamientos OVNI, destacando uno el 4 de enero sobre Cáceres, el 5 de febrero sobre Las Palmas, el día 13 siguiente un aterrizaje en Fuentecén (Burgos), el 1 de marzo se vio un objeto luminoso en Treto (Cantabria), el 7 de abril sobre Los Llanos (Sevilla), y otros en los siguientes meses sobre Ávila, Lanzarote, Aguillo (Álava), Valencia, etc. El 24 de julio hubo un caso de avistamiento sobre Ochate, a 15 Km de Vitoria.
    En 1982 hubo numerosos casos de vista de objetos luminosos en el cielo; en España más de un centenar. Uno de ellos el 19 de octubre sobre Barcelona.
    El 10 de febrero de 1982, un piloto brasileño de Boeing 727 en vuelo entre Petronila y Río de Janeiro vio como su avión fue acompañado de un OVNI en tal trayecto.
    El 14 de septiembre de 1982 fue visto un OVNI sobre Cwmbran, y el día 20 siguiente otro cerca de Caerleon, ambos en el Reino Unido.
    El 21 de octubre de 1982 fue visto en Nancy, Francia, un pequeño OVNI quedó suspendido a 1 m de altura en un jardín de un bioquímico, el que llegó a acercarse al mismo, aunque no se atrevió a tocarlo. Cuando el objeto se marchó se pudo observar que algunas plantas del jardín, como el amaranto, se quedaron secas. El francés, que no consiguió fotografiar el objeto porque la cámara no funcionó, dijo que el mismo parecía hecho de berilio. Tras denunciar el caso, la policía llevó muestras de las plantas y del césped, cuyo análisis mostró daños en la superficie de las plantas, pero no en la raíz; tal daño se cree que tendría que haber sido causado por un campo eléctrico de más de 200 kilovoltios por metro.
    El 31 de diciembre de 1982, en el valle del Hudson, estado de New York, fue visto evolucionar lentamente en el cielo un gigantesco objeto en forma de uve que tenía por debajo varias luces intermitentes de colores. A partir de este momento, sobre esta zona se produjeron hasta 1987 más de 5.000 avistamientos OVNI con cientos de testigos.
    El 24 de marzo de 1983, en la misma zona antes citada de los EE.UU., cientos de personas vieron una enorme nave en el cielo que fue calificada como una “ciudad flotante”.
    En 1983 hubo casos de avistamiento OVNI en España en: Algamitas, Sevilla, el 16 de enero; Moasterioguren, Álava, y Cerca de Vegas de Coria, Cáceres, en febrero; Sabadell y San Vicente de Castellet, Barcelona, en marzo; cerca de Escurial, Cáceres, el 2 de abril; Riera de Marganell, Barcelona, y de nuevo en San Vicente de Castellet, en abril; entre Sabadell y Matadepera, Barcelona, el 20 de mayo; entre Santibáñez el Bajo y Navaconcejo, Cáceres, en mayo; Barcelona (desde dos aviones) y Baleares el 6 de junio; Levante y Huesca en junio; Murcia el 11 de julio; Sabadell, el 13 de julio; Jerez y Rota, Cádiz, Córdoba y Cáceres, el 19 de julio; Sitges, 12 de agosto; Jaén, Albacete, Yecla (Murcia), y Villamartin (Cádiz), el 31 de agosto; Cerca de Santa Perpetua de la Moguda, Barcelona, el 5 de septiembre; Archena, Murcia, el 8 de octubre; Salamanca, el 20 de octubre; y Valdepeñas, Ciudad Real, el 22 de octubre.
    El 18 de enero de 1984 fue fotografiado un presunto OVNI sobre Málaga, pero la imagen se catalogó como trucada.
    En la noche del 1 de abril de 1984, según recogió y relató el periodista especializado J.J. Benítez, considerado uno de los primeros expertos ufológicos españoles, una esfera de luz muy intensa aterrizaría en la Casa de Campo de Madrid para volver a ascender al cabo de unos minutos.
    El 5 de mayo de 1984 la detección por parte de un satélite de la red de defensa americana de un objeto que entró y salió de la alta atmósfera terrestre, en un seguimiento durante 9 min, provocó una alarma militar. El objeto no parece que se determinara su naturaleza puesto que un meteorito no hubiera vuelto a salir de la atmósfera y la maniobra no es propia de un satélite.
    En agosto del mismo año hay constancia de un OVNI sobre la plata de Fuentebravía, en Rota. En septiembre siguiente, sobre la localidad navarra de Estella se vieron varios objetos de diversos colores y tamaños haciendo en su vuelo maniobras de diverso tipo. Por el mismo tiempo fue visto otro en Yecla, Murcia, que tendría dos o tres metros de diámetro.
    En el mismo mes de agosto, en Brewster, USA, se dio un caso de broma de un grupo de pilotos que con sus avionetas y luces volando en formación simularon un OVNI.
    El 2 de septiembre de 1984 fue visto un OVNI en Aiguafreda, cerca de Barcelona.
    El 8 de julio de 1984 es visto un OVNI en forma de puro sobre la zona de Kattarkurgan, a 48 Km de Samarkanda.
    El 12 de julio de 1984 es visto en Danbury, Connecticut, un OVNI muy grande que emitían luces con abundancia y del que hubo varios testigos.
    El 14 de julio de 1984, sobre la central nuclear de Indian Point, Buchanan, zona del valle del Hudson, estado de New York, apareció un OVNI enorme con forma de uve, o de boomerang, que fue visto por los guardas de seguridad. Las alarmas de la central se dispararon. Pero lo más grave fue que la central misma se apagó. Luego del OVNI se fue. Se cree que el mismo fue el causante del apagón.
    El 7 de septiembre de 1984 dos aeronaves de pasajeros, y los radares de tierra, fueron testigos de un avistamiento OVNI, con diversos y cambiantes dibujos y efectos luminosos, sobre la zona soviética de Minsk, luego del día de la víspera miles de personas advirtieran otro sobre los mismos lugares. Los dos aviones fueron iluminados y uno afectado con un rayo por el OVNI, notando entonces en el interior un brusco aumento de la presión. En realidad fue irradiado de modo que a uno de los pilotos quedó afectado en cabeza, bazo y corazón, muriendo de mieloma múltiple en noviembre de 1985. Una azafata tuvo por su parte graves problemas en la piel de la cara, también, según los médicos, como resultado de la radiación. Acerca de todo ello hubo una detenida investigación y dada la cantidad y variedad de gente y hechos implicados no es de los que se pueda fácilmente rebatir y declarar como fraude...
    En este último caso OVNI, sin embargo, una parte del fenómeno, de nubes y efectos luminosos observados desde tierra, parece posible que fuera originado en la atmósfera por gases de un lanzamiento de un cohete desde Plesetsk.
    El 28 de diciembre de 1984 se produce otro avistamiento, entonces en el Pirineo Catalán.
    La zona de Galicia, durante 1984 fue objeto de varias visitas OVNIs: el 17 de julio sobre Malpica, el 19 de octubre cerca de La Coruña y otros sobre distintos lugares.
    En 1985, se cuenta que en el encuentro de R. Reagan con M. Gorbachov, respectivos mandatarios de las potencias USA y URSS, en Ginebra, el Presidente americano pidió a su homólogo trazar un plan de acción conjunta para el caso de que nuestro mundo se viera amenazado por una especie distinta que viniera de otro planeta... ¿Influencia del cine de ciencia-ficción? ¿O es que los mandatarios tienen datos de que existen las especies alienígenas? ¿Pero seguro que hablaron de ello? Reagan, siendo gobernador de California, se cuenta que en el verano de 1974 yendo en una avioneta vio un OVNI zigzaguear en el aire.
    El 30 de enero de 1985 un OVNI que hacía señales luminosas acompañó a un vuelo comercial ruso Tblisi-Rostov-Tallin durante 1.000 Km, desde Minsk.
    El 12 de febrero de 1985 fue visto sobre Playa Blanca, en Yaiza, Lanzarote, un OVNI luminoso por parte de un avión y policías municipales.
    El 18 de marzo de 1985 hubo una aparición OVNI sobre Osona, Barcelona.
    El 6 de abril de 1985 fue visto un objeto volante luminoso cerca de La Coruña
    A mediados de 1985, en la localidad italiana de Oliveteo Citra una docena de niños vieron como una estrella se movía hacia sus cercanías, observando ya de cerca que era una hermosa mujer... Identificado por la gente con una aparición mariana, el hecho tuvo continuidad el 20 de julio con un avistamiento de una especie de nube rojiza y luminosa ante una concentración de peregrinos.
    El 22 de julio de 1985 fue detectado por radar un OVNI desde Bulawayo, en Zimbabwe. Salieron a su encuentro dos cazas que pudieron ver su forma esférica con techo cónico pero al que no pudieron alcanzar al ascender desde unos 2 Km de altitud en menos de 1 min a 21 Km y luego hasta los 31 Km.
    También en julio de 1985 un geólogo fotografía sobre el volcán Kiyuchevskaya, en la península de Kamchaka, un objeto muy luminoso que emitía rayos de luz hacia tierra, desapareciendo tras estar inmóvil durante unos 12 min.
    En el mismo julio de 1985 fue visto en Lalin, Pontevedra, un objeto esférico muy luminoso en el cielo.
    En este mismo 1985, en agosto, dos astrónomos de Cerro Calan, de la Universidad de Chile, observaron con telescopio y tomaron fotografías de un objeto sobre Santiago, el cual fue también visto por miles de personas de la capital, incluidos periodistas, y observado a la vez por las torres de control de aeropuertos y del centro meteorológico. Según los astrónomos era un objeto brillante, metálico, con una antena hacia abajo, y situado a unos... 800 Km de altura. Según los científicos se trataba de un satélite artificial, siendo el brillo el resultado del reflejo del Sol. Sin embargo, un satélite en órbita a 800 Km de altura (que no está fijo) no es posible que mantenga un reflejo más que unos minutos, y sino unos segundos, y en este caso, según la prensa, se observó entre las 20 y 24 h, GMT.
    En el mismo mes de agosto de tal 1985 hubo además una oleada de avistamientos OVNI sobre la zona sur de Argentina y Chile. Uno de los casos más espectaculares se produjo sobre las cataratas de Iguazú, entre la divisoria de Argentina, Paraguay y Brasil, pudiendo cientos de personas observar del mismo tres patas; también fue captado por el centro de control aéreo de Foz de Iguazú, en Brasil, y el mismo recorrió las zonas de Paraná, en Brasil, y Entre Ríos, aquí ya sobre Argentina. Además, al mismo tiempo, en Santiago de Chile, sonaron tres sonoras estampidas sin explicación aeronáutica, ni meteorológica, ni de origen terrestre, una vez investigadas. Causalmente, el 18 del mismo mes caía sobre los argentinos cerros de Calchaquíes un meteorito. En 150 Km a la redonda hubo una sacudida y momentos antes se observó la desazón de los animales, huyendo las gallinas y, según contó la prensa, llorando los perros. En cualquier caso, dos informadores de la NASA se fueron a la zona a tomar nota...
    La oleada de 1985 siguió con otros casos y en Perú, en Puerto Viejo (a 87 Km de Lima), en la noche del 8 de septiembre, tres pescadores regresaron con los tímpanos rotos y enmudecidos de miedo, teniendo que ser ingresados en hospital, tras ser atacados al caer en la masa de “peces enloquecidos” que saltaban hacia la playa y ver luego un luminoso anillo dorado que descendió hasta unos 500 m de los dos peruanos.
    El 17 de septiembre de 1985 fue observado por miles de argentinos de Buenos Aires un objeto luminoso sobre su cielo, siendo también fotografiado desde el Observatorio de La Plata.
    El resto del mes de septiembre de 1985 los objetos luminosos abundaron sobre Perú, siendo observados en escuadrillas por labradores en Cuzco que los describieron como objetos ovoides, grises, con ventanas plateadas y que echaban fuego por la parte posterior. También fueron vistos en Ancash, en los Andes.
    En octubre de 1985 se sitúa la abducción de un gallego en La Coruña por parte de seres de 1 m de estatura y gran cráneo que lo examinarían.
    Y en el mismo mes de octubre de 1985, en Barra Velha, Guaxupe, Brasil, tres pescadores nocturnos en un lago vieron una bola de luz de la que luego salieron otras 3, proyectando todas luz a los aterrados pescadores. En tal experiencia, luego se apercibieron que les faltaban 4 horas en la noche (cosa típica en algunos casos de abducciones), y quedarían un tanto traumatizados tanto física como mentalmente.
    En la noche del 29 de noviembre de 1985 fue visto entre Tarrasa y Sabadell (Cataluña) un enorme OVNI, de más de 200 m, suspendido en el cielo en forma ovalada, y que es captado por un radar meteorológico que indica en cambio –según dicen- un tamaño de... 9,26 Km; esta detección y su pérdida fueron repentinas. Aparte de la versión de ente artificial también se dijo que podría haber sido una formación eléctrica natural en la atmósfera por influencia de una línea de alta tensión.
    El 9 de enero de 1986 en el valle argentino de Punilla, a más de 100 Km de Córdoba, fue visto un enorme objeto volar y el que se supone que aterrizó y dejó una gran huella de un centenar de metros de diámetro. Doce días más tarde fue visto otro OVNI en la zona por docenas de personas.
    El 29 de enero de 1986 se dice que una esfera de color rojo y naranja, pero en llamas, que bajaba y subía en el cielo, se vio cómo se estrellaba en una colina de la zona de Vladivostok, en Siberia. Se recogieron en el lugar muestras de materiales que –según se cuenta- resultan muy puros, uno de ellos de cuarzo revestido de oro y tan fino como un pelo. Luego aparecieron otros OVNIs que sobrevolaron el lugar como buscando algo.
    El 19 de mayo de 1986 seis cazas brasileños persiguen durante casi 3 h entre San Pablo y Río de Janeiro a una flotilla de 20 o 21 OVNIs, infructuosamente desde luego. Los pilotos los identificaron como pequeñas bolas brillantes. El hecho –así se dijo- fue reconocido públicamente a nivel gubernamental.
    El 9 de junio de 1986 fue visto en el cielo de Cuatro Vientos un par de objetos luminosos por parte del personal del aeródromo. Los citados OVNIs se fueron volando a una velocidad vertiginosa.
    El 12 de agosto de 1986 sobre los Estados Unidos fue visto lo que se creyó un OVNI por multitud de gente, tratándose en realidad del rastro de un cohete japonés.
    El 8 de septiembre de 1986 un especialista del Laboratorio de Métodos Aerológicos de Leningrado fotografió un objeto lenticular de unos 100 m de diámetro suspendido en el aire.
    El 23 de septiembre de 1986 son vistos OVNIs sobre París.
    El 17 de noviembre de 1986 un piloto japonés y su tripulación en vuelo comercial vieron 3 OVNIs sobre Anchorage, Alaska. Luego fue vista una nave nodriza del tamaño de “dos portaaviones”, según dijeron. El mismo, Kenju Terauchi, vería más el siguiente 11 de enero sobre la misma zona. En el primer caso se hizo un estudio comparativo entre las grabaciones de la cabina del avión y, en sincronía, el radar de tierra que lo estuvo siguiendo.
    El 26 de junio de 1987, a 3 Km al sur de Higuera de la Serena, en Badajoz, fue visto un OVNI aterrizado con dos humanoides muy altos al lado. Luego de huir, los testigos vieron elevarse sobre el lugar el objeto.
    En 1987 salió a la luz de la prensa que los soviéticos habían detectado radioemisiones de civilizaciones extraterrestres procedentes de nuestra propia galaxia, en bandas entre los 100 y 1.000 MHz. Pero más tarde nada parecía ya consistente y tal noticia se diluyó como tantas otras en la nada.
    Otros avistamientos de 1987 en España ocurrieron el 1 de mayo sobre Puerto de Vitoria, el 28 de abril sobre La Coruña, el 1 de mayo sobre Vistavós (Galicia), el 7 de septiembre sobre Vitoria, el 21 de febrero y 3 de octubre sobre Puerto de Herrera, también en Álava, y en noviembre en Zaragoza.
    El 11 de noviembre de 1987 en Gulf Breeze, en Florida, un empresario constructor dice ver por la tarde un OVNI y lo fotografía. Entonces el OVNI emitió hacia él un rayo azul que lo paralizó. En tal estado, además de oír zumbidos y notar un olor muy particular, dice que recibió imágenes de perros. Posteriormente, el día 20 siguiente recibió una nueva visita OVNI y oye una voz por la que –dice- le fue advertido en español que las fotografías estaban prohibidas. A pesar de ello toma de nuevo más y el siguiente 2 de diciembre vuelve el OVNI y recibe ya una visita personal en su casa de un ser pero llega de nuevo el rayo y el mismo desaparece. Sigue en días sucesivos habiendo más visitas OVNI y hace más fotografías. El 12 de enero de 1988, yendo en carretera rural, tiene otra visita y ve como emiten varias veces el rayo azul, liberando o soltando del mismo unos seres que se dirigen a su encuentro. Pero escapa marcha atrás. Dos días más tarde dice que recibió agentes de la Fuerza Aérea que le pidieron las fotografías de mala manera. Vuelve el OVNI en los siguientes días y el 7 de febrero el rayo azul llega al patio de su casa y traza un círculo junto a su mujer, que también participaría en otros avistamientos. A todo esto, hay asimismo intervención de investigadores y periodistas. Hay igualmente reportaje de TV y participación de otros testigos. El 20 de marzo de 1988 recibió, dijo, nueva visita OVNI con mensaje oído que le invita a dormir. Siguen los avistamientos del hombre y toma más fotografías y el 1 de mayo de 1988, en nueva visita, recibe una luz blanca en la cabeza que le hace perder el conocimiento. Cuando se recupera había pasado más de 1 h y por lo visto había sido abducido. Advirtió un olor intenso y nauseabundo en su mano y más tarde una señal roja entre los ojos y otra en la sien, así como un bulto tras la cabeza. Tras este encuentro no volvió a sentir zumbidos ni oír mensajes, ni volvió a ver OVNIs. Al margen de fotografías y declaraciones del protagonista, este es un caso complejo por el gran número de testigos coincidentes... o al menos los que dicen que hubo, si es que no se trata de algún tipo de complot humano...
    Caso éste citado famoso, lo cierto fue que al menos parte de las fotografías tomadas (con una Polaroid) resultaron ser falsas y también se dijo que los avistamientos de luces en el cielo, de lo que si hubo bastantes testigos, podrían ser bromas o algún tipo de actividad de la base militar cercana, la naval de Pensacola. Además, luego del despliegue informativo y montaje económico sobre el caso, apareció una... maqueta del OVNI en la antigua casa del “testigo”. Tales hechos hacen caerse el resto de la historia y sirve de ejemplo de lo que la gente es capaz de hacer por el afán de notoriedad, cosa muy “terrestre”.
    El 2 de febrero de 1988 se observó un OVNI que evolucionó en el cielo sobre la línea imaginaria que va de Lisboa a Valencia. Bien pudo tratarse de un meteorito o la reentrada de algún objeto espacial que se fragmentó en la segunda mitad del trayecto pues al final desapareció frente a Baleares.
    El 4 de marzo de 1988, en Eastlake, Ohio, es visto por la noche un luminoso OVNI ovalado y luego 6 más pequeños triangulares. Vieron al objeto evolucionar sobre un lago helado y a su paso el hielo iba crujiendo y rompiendo. Hubo también varios testigos.
    El 5 de abril de 1988 hubo un avistamiento sobre Álava, en Santa Cruz de Campezo.
    En mayo de 1988 fueron vistos sobre el cielo de Vigo objetos luminosos haciendo giros.
    El 25 de julio de 1988 son vistos dos OVNIs sobre La Coruña, el siguiente 24 de agosto uno sobre Villagarcía, Pontevedra, y en octubre otro frente a las costas gallegas.
    El 3 de octubre de 1988 se ven OVNIs por todos los sitios en Argentina, o uno haciendo una tournée completa.
    En mayo de 1989 un norteamericano llamado Robert Lazar hizo unas declaraciones en las que aseguraba que acababa de trabajar para la USAF en el aislado y secreto, pero famoso en ufología, Área 51, en la base Nellis del desierto de Nevada, donde, según él, había sido contratado con otros 21 ingenieros para investigar el sistema propulsor de platillos volantes capturados. Hizo una descripción de cómo era uno de los platillos, que mediría 12 m de diámetro y casi 5 m de altura, diciendo que en la base había unos generadores de gravedad de 1,2 m de altura. Habría en total allí, en una sección subterránea llamada S-4, 9 platillos entonces. En alguna parte del Área 51, donde se acepta  (y esto es ya menos especulativo) que se ensayan los prototipos aeronáuticos más avanzados, también habría cadáveres de extraterrestres conservados en contenedores, observando Lazar fotografías de autopsias de pequeños seres; según el, en 1979 habría habido un ataque de un comando extraterrestre a la base con resultado de varios muertos (de guardianes y también técnicos)... El indicado Lazar apuntó que el platillo capturado que el mismo observó era enterizo y carecía pues de soldaduras o tornillo alguno. Pero lo que podría ser más sustancioso no fue en definitiva nada y es que dijo que el sistema propulsor era un sistema antigravedad basado en emisión de ondas de gravedad con sistema de energía basado en antimateria; serían del tamaño de una pelota que emitía su acción sobre un cilindro hueco vertical en el centro del platillo. Ahora nos faltaría saber cómo es esa “pelotita” antigravedad que guardan los americanitos de la USAF... si es que Lazar decía verdad, cosa que se puede dudar.
    En realidad, uno de los orígenes de que el citado Área 51, también conocida como “tierra de sueño” y “el rancho”, fuera declarado por algunos “ufólogos” como lugar donde hay OVNIs es que es un lugar de prueba de prototipos avanzados y secretos aeronáuticos militares; y por tanto ocurren vuelos dados a maniobras de prueba, extrañas y muy fácilmente asimilables a los OVNIs al no ser la típicas conocidas de aviones convencionales. Tal área está a 225 Km al noroeste de Las Vegas y ocupa una extensión de 97.000 Km^2 y fue construida a partir de los años 50. Se dice que cuenta con varias plantas subterráneas y hay hasta quien asegura (los “expertos”) que allí trabajan en colaboración extraterrestres y militares                                       .
    El 29 de junio de 1989 es visto sobre la costa gallega de Estaca de Bares un OVNI.
    Hay en Galicia por la época más avistamientos: Cecebre el 23 de julio, La Coruña en agosto y 7 de octubre, etc.
    El 29 de julio de 1989 se produjo un avistamiento OVNI sobre El Medano, Tenerife.
    El 10 de agosto de 1989 se vio un OVNI sobre las provincias de Huelva y Sevilla que para algunos fue un globo sonda.
    En la misma fecha, el americano Richard Price se quitaba lo que se dijo que era un injerto en el bajo vientre colocado allí por los extraterrestres luego de ser abducido años atrás, en septiembre de 1955. El citado injerto consistió en una forma cilíndrica de 4 mm de largo por 1 mm de grueso y fue analizado por un laboratorio que indicó que se llevaba una envuelta de un material de aspecto parecido al teflón integrado por un cerca de un 90 % de carbono, casi un 10 % de tántalo y un 3% de oxígeno y nitrógeno. El objeto en cuestión tenía 6 diminutos apéndices con ganchos triples o grapas. No se supo para qué servía.
    En la primera mitad de septiembre de 1989, en la localidad gaditana de Conil de la Frontera, cinco jóvenes también aseguraron ver a unos 35 m de distancia dos extraterrestres de unos 2 m de altura y durante días luces en el horizonte; la Marina fue alertada por este hecho. El relato de los jóvenes deriva en una metamorfosis de los extraterrestres cuando se tumbaron en la arena con una especie de esfera luminosa y se levantaron como una pareja normalita terrestre, con pantalones vaqueros y tal. Los jóvenes, que huyeron, pudieron con prismáticos ver de lejos un tercer ser, más alto, sobre el mar. Luego, desaparecieron todos. Pensando luego que hubiera sido una alucinación visitaron el lugar y vieron las huellas en la arena, con pisadas de 45 cm de largo y 15 de anchura.
    A las 6 de la tarde del 25 de SEPTIEMBRE de 1989 (según alguna fuente el día 21 anterior y según otras el día 27) se produjo un aterrizaje de un OVNI, en forma de esfera o disco luminoso de muy fuerte color anaranjado, en Voronezh, a poco más de 400 Km al sur de Moscú, según dio a conocer dos semanas más tarde la prensa soviética. Según se dijo, científicos del Laboratorio de Geofísica de Voronezh tenían pruebas del aterrizaje y había hallado en el lugar de los hechos huellas, elevada radiactividad, y materiales no conocidos, además de haber varios testigos que vieron a tres seres de 3 m de altura, si bien de cabeza pequeña y 3 ojos luminosos a decir de los testigos, dando un corto paseo rodeando la nave por el parque donde descendieron, acompañados de una especie de robot que llevaba un pectoral que emitía rayos; los presuntos alienígenas vestían un mono plateado que llevaba también un disco pectoral y como calzado disponían botas de color bronce. Los citados científicos hallarían en el lugar de los hechos un círculo de 20 m de diámetro con 4 huellas de 4 o 5 cm de profundidad y 15 cm de diámetro, formando todas un rombo. El OVNI hizo luego, en otros días, otras dos apariciones en el lugar y según los testigos tendría unos 10 m de diámetro y tenía una escotilla en la parte inferior, que es por donde salieron los tripulantes. Uno de ellos se fijó en un niño que había gritado asustado, el cual se quedó paralizado, y enfocó con una especie de tubo de ½ metro a un joven, haciéndolo desaparecer hasta que se fueron. Los extraterrestres dieron una vuelta en torno a su vehículo y tomaron muestras del suelo, haciendo un pequeño hoyo. Los militares soviéticos eludieron hacer comunicado alguno alegando que “no era de su competencia”, pero la policía recibió varias llamadas de la gente advirtiendo de lo ocurrido y así lo constató. La prensa rusa hizo gran despliegue sobre este caso, y también la prensa internacional. Más tarde, algunos humanos presuntos “contactados” de los extraterrestres aseguraron que estos habían establecido contacto con altos políticos, miembros del politburó soviético. También se dijo que en el lugar del aterrizaje se recogió una piedra rojiza de composición desconocida.
    Este caso, aparentemente claro, en las semanas siguientes pareció diluirse en las contradicciones de los testigos...
    El 29 de septiembre de 1989 se cuenta, tras un avistamiento OVNI los días anteriores sobre Conil, Cádiz, un encuentro en una playa con 3 humanoides vestidos con túnicas blancas, de los que dos se convirtieron al cabo de unos momentos en una pareja humana corriente, según los testigos, luego de tumbarse en la arena... El tercer ser sería de unos 3 m de altura, tenía una gran cabeza blanca y vestía una especie de mono negro; no caminaba, sino que volaba rígido, levitando como a un palmo del suelo. El 15 de octubre siguiente hubo reaparición de la citada pareja humana, que fue vista desparecer sobre la orilla del mar. Según algunos, se trató todo de una confusión de los testigos con submarinistas de unas maniobras, resultando que la misteriosa pareja se habría cambiado en la playa la ropa...
    El 29 de noviembre de 1989 también fueron vistos varios OVNIs sobre Lieja, Bélgica, hechos que fueron acusados en pantallas de radar del tráfico aéreo. La propia policía belga pudo ver un objeto triangular luminoso que se detuvo sobre un lago, a unos 70 m de altura y a unos 90 m de los observadores; del OVNI vieron como bajaban dos bolas luminosas hasta el agua y luego ascendieron hasta el objeto, y luego apareció otro OVNI que tenía ventanas e incluso se inclinó... En otros lugares belgas distintos, pero en la misma noche, se vieron más objetos, siendo el número de testigos de más de mil, además de 13 policías en 8 lugares distintos.
    En el 30 de noviembre de 1989 se fecha la anecdótica jornada del presunto secuestro temporal por extraterrestres nada menos que del entonces Secretario General de la ONU, Pérez de Cuellar. El caso fue negado por el interesado, y lo citamos porque resulta un tanto curioso, tanto si fue verdad como si fue inventado, por el personaje elegido y las implicaciones que supone. Pero esta historia tiene enlace con otra...
    En la misma jornada se cuenta que una newyorkina, es secuestrada por un extraterrestre de 1,2 m de altura, y fue llevada flotando por la ventana hasta el platillo volante donde la sometieron a exámenes médicos. Los estudios del caso mediante el sometimiento de la abducida a hipnosis, revelaron el mismo proceso y líneas generales que se han venido repitiendo en estas situaciones, casi todas iguales: rapto, llevada a la nave, exámenes médicos, devolución al punto de origen, borrado de memoria. Sin embargo, de este caso, parece que hubo dos testigos, dos policías de servicio que vieron como había frente a la ventana de la interesada un extraño óvalo, y luego observaron como unos seres pequeños la sacaron flotando por la ventana. Esta historia tiene continuación con otros intentos de secuestro y aparecen complicados en ello los dos policías (que luego resulta que son agentes federales de protección del citado Secretario de la ONU), de tal modo que parece una película, resultando todo, si es que es cierto, un tanto complejo de comprender.
    El 5 de diciembre de 1989 fueron detectados por radar varios OVNIs sobre zonas de La Coruña.
    El 4 de febrero de 1990 se produce un avistamiento OVNI en Navarra. Sobre el lugar en que se vio apareció luego un área quemada de matorral y vegetación aplastada.
    El 21 de marzo de 1990 fueron vistas sobre Zagorsk, cerca de Moscú, luces a las que la Fuerza Aérea del país persiguió durante horas sin éxito. No fueron detectadas por radar pero sí fotografiadas y captadas por infrarrojo. Su velocidad se estimó en 4.800 Km/h y sus maniobras se consideraron imposibles para ningún avión humano. Se consideró que tampoco podían ser prototipos americanos. Los rusos consideran el único caso OVNI con pruebas fehacientes e intervención de estamentos oficiales.
    El 30 de marzo de 1990 fue visto sobre Bélgica un OVNI que llevaba 3 luces en triángulo, con otra más en el centro que parpadeaba. Fue observado por varios testigos y filmado por un aficionado, imágenes que luego emitió la televisión. Cazas militares los trataron de interceptar, pero no llegaron ni a verlos en su vuelo. Puede que se tratara de maniobras de un avión militar secreto americano, pero los estudiosos del caso aportan datos que, de ser ciertos, no concuerdan con las posibles capacidades de avión alguno.
    El 4 de abril de 1990 se obtendría otra fotografía de un presunto OVNI sobre Petit Rechain, en Bélgica.
   El 18 de julio de 1990 un pastor del pueblo zaragozano de Vistabella vio un objeto esférico aterrizado y al lado un ser “como una estatua” de gran altura que tenía una “corona luminosa” en la cabeza. El humanoide permaneció allí durante unas 3 h. El OVNI fue visto luego despegar.
    El 11 de septiembre de 1990 se produce un avistamiento OVNI cerca de Cevico de la Torre, Palencia. Se trató esta vez de silenciosos objetos brillantes a plena luz del día y cerca del suelo.
    El 20 de octubre de 1990 fueron vistas  varias luces desde Skibo y detectados por radar 5 OVNIs sobre Minnesota.
    El 28 de octubre de 1990 en la carretera de Ronda hubo, según se contó, un caso de abducción de una mujer, Soledad Gómez, vecina de Málaga, que fue dirigida hacia el encuentro por un tal extraterrestre Amniei y llevada, a decir de su relato, a “un planeta distinto de la Tierra” que sería artificial y llamado Betanago, en Sirio. El citado Amniei se le había aparecido a la señora en cuestión meses atrás en su propio dormitorio luego de “contactos telepáticos” y de escritura automática. El modelo de extraterrestre es aquí alto, rubio, con túnica, y la terrestre visitante del lejano planeta extraterrestre hace una minuciosa descripción de las casas y cosas de tales seres. Destacó que los hombres no tenían barba, ni cejas, y apenas se distinguían de las mujeres, como si fueran una especie andrógena. Se alimentarían casi solo de líquenes, siendo su metabolismo muy distinto al nuestro. Desgraciadamente, el mentado extraterrestre Amniei hizo unas profecías en las que, de las importantes, no acertó una: guerra civil en Rusia, la muerte del Papa Juan Pablo II para 1992, Saddam Husseim el “liberador” del mundo árabe, y  los árabes haciendo una sola nación. Y es que, generalmente, a los extraterrestres les patina la vena profética...
    El 31 de octubre de 1990 se produce un avistamiento OVNI sobre Limarí, Chile.
    En torno al 5 de noviembre de 1990 hubo multitud de avistamientos OVNI por gran parte de Europa. Al parecer, en realidad, fueron efectos luminosos en la alta atmósfera producidos por los fragmentos resultantes en la reentrada de la última fase del cohete Protón lanzador del satélite Gorizont 21, puesto en órbita dos días antes.

    Desde antes de 1980 en los campos de cultivo ingleses (luego extendido el fenómeno a otras partes del mundo, como Japón, Alemania, Rusia, Francia, Canadá, China, Suecia, etc.) aparecen unos misteriosos círculos y dibujos (hasta un total de 20 distintos hasta 1992, de un tamaño máximo de 61 m, si bien posteriormente mucho más) sobre los trigales y otros campos de cereales que habían sido achacados, como no, a los extraterrestres; no obstante, hay quien retrae los inicios de este fenómeno en la época contemporánea a los años 70 en Australia. El cereal aparece tumbado o doblado regularmente hasta formar determinadas geometrías. Luego resultó que gran parte de los mismos había sido obra de bromistas. Hacia septiembre de 1991 se comentaba que el resto no eran obra de los “bromistas”, e insistían en el origen extraterrestre, si bien también se emitieron varias teorías que indicaban un posible origen en algún extraño fenómeno meteorológico, cuestión más que dudosa por la perfección y complejidad de algunos de los dibujos. Posteriormente, broma o no, sea cual fuere su origen, los famosos dibujos siguen apareciendo y los investigadores encontraron entonces referencias de tales hechos en épocas pasadas (desde el siglo XVII), e incluso aseguran que se citan en pinturas rupestres; hay quien los relaciona con acuíferos, con civilizaciones antiguas y con Stonehenge (dado que el 90% del fenómenos se produce en suroeste inglés; especialmente en Wiltshire) y otros lugares de tipo arqueológico o histórico-religioso. Hacia el año 2001 se llevaban contabilizados en el mundo en torno a los 10.000 círculos y hacia 1990 hubo una investigación oficial y programa de vigilancia en Gran Bretaña; hasta fue tratado en el Parlamento. También hubo financiación del multimillonario Rockefeller.
    El análisis científico (biológico de las plantas, estudios geoelectromagnéticos, etc.) señala alteraciones de los cereales y en los aparatos eléctricos dentro de los dibujos, pero no desvela el origen. El estudio de los dibujos apunta a varios modelos relacionados con matemáticos y fractales, pinturas paleolíticas y antiguas civilizaciones, genética y astronomía. Otras circunstancias que acompañan al fenómeno son la reacción de animales y humanos al entrar en tales círculos y dibujos: los primeros los evitan y los segundos tienen experiencias diversas, desde malestar a la euforia. Pero hay un detalle que acompaña al fenómeno y que es revelador: unas bolas de luz suelen sobrevolar los campos (incluso han sido filmadas). Podrían ser dibujos realizados con energía irradiada desde tales bolas, cosa que ha sido evidenciada en los análisis de las plantas que se muestran más irradiadas en el centro que en los extremos de los dibujos. Para otros, absolutamente todo es un montaje y las reacciones alegadas son exageraciones de algún detalle o indicio poco significante...

    El 21 de abril de 1991 un vuelo de pasajeros procedente de Milán, sobrevolando Kent, en Inglaterra, vio como encima, a 300 m, era acompañado de un objeto luminoso marrón en forma de obús de 3 m de largo. En 2008, documentos entonces desclasificados del Ministerio británico de Defensa revelaron que el citado OVNI estuvo a punto de chocar con el avión del Alitalia que aterrizó luego en Heathrow. Según Defensa, el objeto no era ni cohete, ni misil, ni globo aerostático, y no era ningún objeto militar.
    También en abril de 1991 saltó a la prensa otro suceso, ocurrido dos años atrás, esta vez en Kulinichi, Ucrania. Tres jovencitas estudiantes, en paseo por el campo con un profesor y el resto del curso, habrían sido fecundadas por extraterrestres y dieron a luz a 3 niños rubios, uno de los cuales no hablaba y otro emitía extraños sonidos.
    Coincidiendo con un eclipse de Sol, el 11 de julio de 1991, sobre México se pudieron ver numerosos OVNIs, que fueron abundantemente fotografiados y filmados. Luego resultó que era Venus, destacado en el cielo en el eclipse.
    El 15 de agosto de 1991, en Mallorca, se cuenta el caso de una pareja en vacaciones que vio levitar sobre la orilla de la playa un objeto que se balanceaba y al lado del cual había un pequeño humanoide que parecía por su atuendo, que además era luminoso, un monje con la capucha puesta. Luego de tratar de enfocarlos con una linterna, vieron que se dirigían hacia ellos. Presos del pánico, huyeron en su coche pero fueron a encontrarse sobre la carretera con un ser parecido a una raya luminosa que volara, llegando a chocar contra el parabrisas y el capó. Posteriormente, la pareja fue testigo de fenómenos extraños de ruidos y sombras y siluetas en su casa, así como de una bola de fuego levitante en su dormitorio y otras anomalías.
    En el verano de 1992 se anunciaba que el Ministerio español de Defensa iba a desclasificar la documentación que tenía sobre OVNIs, 83 informes hasta 1998 (inicialmente fueron 75), con un total de 2.000 páginas sobre 122 casos, y un periodo entre 1962 y 1995. En alguno de los informes, comentados a la sazón por la prensa, se reconocía por pruebas de radar que un objeto había cruzado un arco de cielo a 70.000 Km/h de velocidad (una nave espacial en órbita baja va a 28.000...). Al final, el 80 % de los casos fueron explicables y el 7 % resultó misterioso.
    El 31 de marzo de 1993 se produce un avistamiento de varios OVNIs sobre los cielos del sur de Francia, Cataluña y Aragón por parte de numerosos testigos. Se cree que fueron en realidad los efectos producidos en la atmósfera por un objeto espacial en la reentrada (fase última del lanzador del Cosmos 2238) aunque muchos de los estudiosos de estos asuntos lo niegan y dicen que lo de la fase fue una oportuna coartada de los habituales servicios oficiales que se ocupan de ocultar el asunto OVNI. Pero, en la misma fecha fue visto un objeto luminoso en Rugeley, Inglaterra, luego el mismo u otro en una base de la RAF, y así hasta una veintena de casos en el país.
    En noviembre de 1993 fue visto un platillo volante de unos 30 m de diámetro sobre la zona extremeña de Valencia de Alcántara, lugar ya visitado desde 1967 en más de 40 ocasiones.
    El 28 de enero de 1994 un avión Airbus en vuelo entre Niza y Londres vio sobre Coulommiers un objeto en forma de campana, de color oscuro, que cambió de repente hacia una forma lenticular y que luego desapareció de golpe.
    El 11 de febrero de 1994, cerca de Barbastro, Huesca, fue visto un OVNI brillante pero en negro que desapareció instantáneamente ante la presencia de dos cazas, posiblemente F-18 de la base de Zaragoza.
    El 1 de mayo de 1994 un objeto luminoso, con otros dos menores arriba y abajo, fue visto cruzar el cielo nocturno sobre Levante, pudiendo ser observado en toda la costa entre Barcelona y Murcia. Un piloto que lo vio dijo que era como una bengala de colores. Dejaba tras de sí una estela verde. Según el testimonio de los observadores se dedujo que podía ir a una velocidad de 28.000 Km/h (la de un satélite) y surcar el cielo a unos 50 Km de altitud. Fue un caso claro de meteorito notable en entrada atmosférica.
    Al día siguiente y un mes después se vieron OVNIs sobre Huelva y Galicia respectivamente.
    El 21 de mayo de 1994 se vio sobre Plauen, Alemania, un objeto luminoso, el típico platillo volante, levitando junto a unas viviendas en plena calle.
    El 6 de junio de 1994 se vieron varios OVNIs sobre Vigo.
    El 28 de julio de 1994, en México, un avión hubo de hacer un aterrizaje forzoso ante la presencia de un OVNI.
    El 15 de septiembre de 1994 ocurriría un caso de aterrizaje de OVNI sobre Metepec, en Toluca, que dio que hablar en México pero que resultaría ser un fraude. Se cuenta sin embargo que al día siguiente, en un desfile militar en el mismo lugar, varios miles de testigos verían OVNIs cerca de los aviones militares...
    En 1994 se detectaban en Argentina un total de 127 casos de avistamiento OVNI; por ejemplo: el 16 de enero sobre Tucumán, el 4 de abril sobre Mar del Plata, el 5 de mayo sobre Pilcaniyeu, Río Negro, el 14 de mayo sobre Córdoba, el 19 de julio en Potrerillos, Mendoza, el 31 de julio sobre Garibaldi, en Tierra del Fuego, etc. En el año siguiente, 1995, también hubo numerosos casos, llegando en uno al cierre del aeropuerto de San Carlos de Bariloche durante horas y en otro se produjo el corte de energía eléctrica en Cultral Col, Neuquen.
    A finales de 1994 y principios de 1995 hubo varios casos OVNI sobre Florida y el 23 de enero de 1995 sobre Antigua, en Perú.
    El 6 de enero de 1995 un avión comercial Milán-Manchester a punto de aterrizar vio cómo pasaba a su lado un OVNI en forma triangular que emitía luces blancas.
    El 6 de febrero de 1995 fueron vistos OVNIs sobre Río de la Plata, Montevideo.
    El 24 de marzo de 1995 se observaron por cientos de personas 4 OVNIs sobre la mexicana Ahuacatlán, Nayarit.
    El 28 de marzo de 1995 los militares suizos emitieron un comunicado a la prensa indicando la documentación de que disponían sobre OVNIs quedaba abierta al estudio de investigadores. Los dossieres liberados eran 18 casos datados entre 1971 y 1987, de los que, entre otros, 10 recogían testimonios de civiles y 4 de pilotos militares.
    El 28 de julio de 1995 fue visto por unas 300 personas durante una hora un objeto muy luminoso, en forma de dos conos superpuestos (como una peonza) sobre el cielo de Ibiza que pudo ser filmado por un italiano y cuyas imágenes fueron luego emitidas por la televisión de su país.
    El 31 de julio de 1995, en Bariloche, Argentina, un vuelo de un Boeing 727 fue acompañado en el aterrizaje de un OVNI que emitía luces de color verde y naranja.
    En noviembre de 1995 fueron vistos objetos luminosos sobre Lugo y también en las semanas siguientes sobre La Coruña, Lugo (día 23 sobre el cuartel de As Gandaras) y Asturias.
    El 27 de octubre de 1995 fue visto sobre Beja (Portugal) un objeto luminoso triangular, del tamaño de la Luna vista desde el suelo terrestre, que hizo una brusca maniobra para luego desaparecer. Hubo un apagón en la zona.
    En Argentina, en 1995 se dieron numerosos casos: 6 de enero en Lamadrid, 4 de abril en Mar del Plata, 5 de mayo en Pilcaniyeu, 14 de mayo sobre Córdoba, 19 de julio en Potrerillos, 31 de julio en Garibaldi, 31 de julio en Bariloche y 11 de agosto en Cultral Col. En Chile también hubo diversos avistamientos.
    A mediados de enero de 1996 fue fotografiado y visto durante 4 horas por 6 personas un objeto luminoso de unos 40 m de diámetro que siguió a los citados por 30 Km, cuando iban en automóvil hasta la localidad de Olaszliska, en Hungría. Los testigos observaron que la luz se encendía durante 10 seg y luego se apagaba por espacio de 20 seg.
    El 16 de enero de 1996 fue visto por radar sobre la base canaria de Gando un par de OVNIs.
    El 20 de enero de 1996 se cuenta que un OVNI se estrelló en los bosques brasileños cercanos a Varginha. Sobre el lugar serían vistos OVNIs, uno en forma de puro. Se dice que los militares capturaron a dos moribundos seres de 1,6 m de estatura, color marrón y piel aceitosa, cuya cabeza tenía 3 protuberancias. Los militares, que negarían los presuntos hechos, a pesar que hay implicación de otros testigos y bomberos, llevarían primero a un hospital a los dos seres y, ya muertos, a una base militar con posterior entrega vía aérea a los norteamericanos. Uno de los testigos que vio a uno de los presuntos extraterrestres dijo que había un fuerte olor a amoníaco y que su cabeza era más grande que la humana, con dos agujeros en el lugar de las narices. Un militar que habría estado en contacto directo con uno de estos seres murió a las pocas semanas, quizá contaminado tras tocarlo, hallando en su sangre un 8% de sustancias tóxicas desconocidas; se cuenta que se ordenó su inmediato entierro. Hay quien asegura que todo fue un montaje para dar publicidad a una película (cuyo título no hay que citar porque no se debería jugar con esto tan alegremente).
    El 24 de enero de 1996 cámaras de vigilancia del cuartel gallego de As Gandaras, en Lugo, filmaron un OVNI por segunda ocasión. Dos días más tarde otro (o el mismo) hizo aparición ante un automovilista en la misma provincia, junto a Guitiriz. Se dice que en Galicia hubo unos 200 casos OVNI en menos de un año por entonces.
    El 9 de febrero de 1996 se observó una esfera luminosa sobre Huelva y el día 20 siguiente sobre Zamora, teniendo en este caso un diámetro de 1 Km.
    El 13 de febrero de 1996 se toma una fotografía de un presunto platillo volante sobre Tamaulipas, México.
    El 21 de febrero de 1996 es visto sobre Entrimo, Orense, un OVNI esférico luminoso por varias personas.
    El 7 de marzo de 1996 se produciría un aterrizaje de un objeto luminoso en la localidad de Ferrerías-Friol, Lugo, y del mismo salieron 3 pequeños extraterrestres, según el observador terrestre.
    En marzo del mismo 1996 trascendió a la prensa el caso de mujeres en Chile que habrían sido embarazadas por extraterrestres, cosa que no es nueva; una de ellas estaría en Rancagua y otra en la isla de Chiloé. El autor desconoce si alguien ha comentado la relativa fácil comprobación con las técnicas de análisis de ADN de los vástagos... si es que detrás de todo no hay una historia de picaresca...
    El 13 de abril de 1996 una patrulla de noche vio al sur de Cáceres, ya junto a Portugal, una batería de 13 luminosos OVNIs y luego dos pequeños humanoides de gran cabeza.
    En la noche del 28 de junio de 1996 fue visto sobre Zaragoza un objeto luminoso circular durante unos 10 min. Según un observador tendría 100 m de diámetro y estaría a 3 Km de altura. En los días contiguos al citado hubo numerosos avistamientos en Aragón, La Rioja y Extremadura. En general, durante 1996 hubo numerosos casos sobre Galicia, algunos sobre Asturias y también en Cantabria. Determinados casos de éstos fueron filmados en video. En noviembre fue observado un caso por soldados en maniobras en Canarias.
    El 16 de septiembre de 1996 se observa y fotografía un OVNI en forma troncónica en Valley, Alabama.
    También en el verano de 1996 se cita el presunto caso del OVNI estrellado en Vejer de la Frontera, Cádiz. Se cuenta que explotó y que pronto aparecieron los militares (americanos, naturalmente de Rota, además de la vernácula Guardia Civil) para llevar los restos. Otro casi seguro caso de un aparato militar estrellado.
    El 21 de octubre de 1996 se toma una fotografía de un presunto platillo volante sobre Inglaterra.
    El 30 de noviembre de 1996 fueron detectados por radar sobre Jaca, Huesca, un OVNI que volaba a unos 6.500 Km/h y al que intentaron seguir un par de cazas salidos a su encuentro.
    En noviembre de 1996 también se cuenta un caso de un avión en una exhibición aérea que cayó en Brasil derribado por un rayo de luz presuntamente salido de un OVNI; causó la muerte en tierra de un joven y 6 heridos.
    El 12 de febrero de 1997 fue visto un OVNI sobre Villa Alemana, en Chile, que pudo ser grabado en video.
    En febrero y marzo de 1997 hubo varios avistamientos sobre Chile, siendo alguno filmado en video.
    El 13 de marzo de 1997 fueron vistas por unas 1.300 personas cruzando Arizona sobre el lugar de Phoenix siete luces en forma de uve y de un tamaño de unos 300 metros durante 1 h 46 min. Se filmó y fotografió el fenómeno y las imágenes fueron emitidas por la CNN.
   El 14 de abril de 1997 se emitió en los Estados Unidos un programa de TV en una cadena de TV, Chris Craft United, un reportaje de un presunto “enterado” (bajo seudónimo, como el caso requería) de que varios extraterrestres habrían sido entrevistados o interrogados en la famosa Área 51 de la USAF en Nevada. La filmación que ilustró la entrevista, “robada” por el “enterado”, no ofrece nada sustancioso y todo el asunto podría ser un fraude más.
    El 15 de abril de 1997 fue visto sobre Punta Arenas, en Chile, un enorme OVNI y en la siguiente semana varios sobre Santiago.
    El 4 de mayo de 1997 tiene lugar en los campos de la americana Arroyo Seco la aparición de un ternero mutilado. El caso de aparición de ganado, preferentemente bovinos, mutilados data de los años 50 en los Estados Unidos; aparecen con una disección limpia de diversos órganos, tal como los ojos, sexo, etc., y especialmente desangrados. El primer caso que se vinculó a un OVNI fue en 1967 en Colorado tras aparecer una vaca en tal estado al día siguiente de un avistamiento. En 1994 un granjero vio como se elevaba en el aire una de sus vacas a la vez que se escuchaba un ruido en el cielo; disparó varias veces entonces hacia los árboles donde parecía proceder el ruido y al tercero el mismo cesó, pero al final tuvo tres vacas muertas. En el caso presente del 4 de mayo de 1997, las circunstancias son más sólidas porque fue investigado seriamente por las autoridades e investigadores. Acudieron verdaderos expertos y el animal fue sometido a una autopsia completa, a la vez que se estudió el entorno. No aparecieron huellas de rodadura ni de otro tipo, pero sí volteados los excrementos sólidos lo que hizo pensar en la acción de algún aparato aéreo. La autopsia señaló entre otras cosas que el animal tenía un agujero de unos 20 por 12 cm en el cuello, una zona con quemadura, y abundante sustancia de potasio; además, se le encontró un golpe, como si hubiera caído de una altura, lo que lleva a la conclusión que fue raptado y elevado en el aire, mutilado, y luego soltado desde una cierta altura. Aunque hay quienes vinculan estos casos a los OVNIs, también hay quien asegura que se trata de experimentos secretos militares y que los animales son simplemente elevados por helicópteros.
    En agosto de 1997 trascendía a la prensa un informe de la CIA americana en el que se reconocía su gobierno había manipulado el tema OVNI cara al público para ocultar el espionaje aéreo. Con ello se venía a dar la razón a los que siempre sostuvieron la teoría de la conspiración. Lo malo es que la misma no venía en apoyo de la versión extraterrestre. Es decir, el ocultamiento de los casos con tergiversación era interesado para dar a entender, bajo la táctica de negar, que algo había y así desviar la atención del verdadero propósito que era tapar los ensayos de prototipos de avión-espía de la Lockheed, evitando dar más explicación. El informe en cuestión se tituló “La labor de la CIA en la investigación OVNI entre 1947 y 1990” y fue publicado en Internet.
    El 4 de mayo de 1998 se fotografía un presunto platillo volante sobre Bishop, California.
    En la noche del 28 de septiembre de 1998 un luminoso OVNI fue visto en el cielo sobre Puerto Natales, en Chile, por varios testigos. En los días contiguos fueron observados en el citado país otros avistamientos.
    El 27 de septiembre de 2000, en Challis, Idaho, unos cazadores pudieron ver un objeto triangular del tamaño de un caza F-15 suspendido en el aire a pocos metros de donde estaban. Luego se desplazó a unos 60 Km/h, muy despacio para lo que es habitual en estos objetos.
    En abril de 2001 la prensa anunciaba que la Oficina Británica de OVNIs, creada por los años 50 y la que llegó a tener 1.500 miembros, era clausurada por “falta de casos”. Por lo visto, en los tiempos inmediatos había un notable descenso de casos de avistamientos OVNIs lo que hizo que la oficina careciera de “trabajo”.
    Al poco tiempo, a principios de mayo siguiente, un grupo de científicos, empresarios, militares y antiguos funcionarios norteamericanos emitieron un comunicado a la prensa señalando que, tanto los Estados Unidos como la Gran Bretaña, ocultaban la información relativa a encuentros con alienígenas desde hacía décadas. Los comunicantes, integrantes del llamado Disclosure Project, indicaron que los gobiernos disponían de algunas naves extraterrestres que habrían derribado, copiando su tecnología. Según este grupo, entre los que se cuentan agentes y personas relacionadas con la antigua investigación oficial americana, los extraterrestres intensificarían su presencia en nuestro planeta tras la segunda guerra mundial, al tiempo de que el hombre empezó a disponer de armas nucleares. Al parecer, a los extraterrestres les preocupa tal armamento y su impacto ecológico. También señalaron que, entre los secretos descubiertos en las naves, estaba el de la consecución de energía, cosa que se taparía para no amenazar los intereses de multinacionales del sector (petroleras, entre otras) y no causar un traumatismo en la economía mundial. El portavoz y presidente del grupo Steven Greer afirmó taxativo: “los que controlan la cuestión de los OVNIs en la Tierra, así como la tecnología aprendida de los mismos, es la entidad de mayor poder del planeta, más de cualquier gobierno o gobernante”. También aseguró tener evidencias de que la existencia de leyes y una escala de vida superior en el Universo, de la que formamos los humanos parte, pero situados en uno de los últimos escalones, no siendo los extraterrestres una amenaza para nosotros.
    Lo que cuenta este señor y su grupo parece congruente y respetable, sobre todo en cuanto a que si los extraterrestres, si es que existen, tuvieran intenciones belicistas ya nos habrían arrasado. También parece lógica su no intervención y su preocupación por el bestial sistema humano de resolver sus propios problemas. Lo que puede ser más difícil de creer es que hubieran derribado naves tan fácil, aparentemente, y las hubieran examinado ¿en que estado, si estarían destruidas al ser derribadas?, y además guardando tanto secreto cuando se supone que intervendría bastante personal y ya se sabe que al final siempre alguien canta y tiene alguna verdadera prueba... Y no se trataría del caso Roswell, desde luego.
     El 29 de septiembre de 2001 un OVNI es fotografiado desde un avión militar sobre Budapest, en Hungría.
    En 2002 es detenido en el Reino Unido el hacker británico Gary McKinnon que reconoció haber espiado desde 1997 por Internet los ficheros más secretos de la NASA y de todos los estamentos militares americanos, hallando información sobre OVNIs, que es lo que buscaba, un sistema antigravedad y la energía libre entre otras cosas. Según él, que dice que al ser detenido le quitaron los ordenadores y por tanto no puede demostrar nada, los americanos tienen en su poder naves extraterrestres y de las mismas han obtenido avances tecnológicos. También dijo que la NASA tiene fotografías de OVNIs y que vio una lista de “agentes no terrestres”. Los Estados Unidos solicitaron su extradición y la pena a la que podría enfrentarse podría ser de 60 años de cárcel, multas aparte, por sus actividades ilegales en tal país. Posteriormente se denegó tal extradición y sería juzgado por los propios británicos.
    Lo que dice Gary, que sería apodado el “UFO Hacker”, no podemos decir que no sea cierto, pero que lo persiga la justicia no significa que hubiera encontrado verdaderamente pruebas sobre los extraterrestres, sino solo que asaltó los sistemas informáticos militares y nada más. En fin, tan listo para hackear a tan peligrosos estamentos y tan poco prudente de no sacar copias y ponerlas a buen recaudo. De modo que, una vez más, sigue sin haber pruebas... Por otra parte, tanto en este caso como en otros, las posibilidades de que algunos inventos sean resultado de una tecnología inversa tras el estudio de los hipotéticos artefactos extraterrestres, no se sostiene porque salvo en temas militares está bastante estudiado el “terrícola” origen de todo. Lo interesante, como la antigravedad, si es que existe, no parece que se la hayan logrado pues sería estúpido seguir gastando ingentes cantidades de dinero, como siguen haciendo, en vulgares cohetes. Por todo ello, este caso del hacker es más bien dudoso, cuanto menos…
    El 13 de agosto de 2003 en el noroeste de los EE.UU. son avistados varios OVNIs evolucionando sobre centrales nucleares. Entonces se produce el segundo mayor apagón eléctrico de la historia de la nación pero ello se achacó a un virus informático. No so se encuentra la relación entre los avistamientos y el apagón.

    El 5 de marzo de 2004 un avión antidroga de la Fuerza Aérea de México filmó en la banda infrarroja en blanco y negro a 11 (o 16) OVNIs sobrevolando en formación a gran altura la zona de Campeche. Tales objetos, también captados por radar desde tierra, se dejaron ver como círculos brillantes haciendo maniobras y bruscos virajes a gran velocidad; los mismos se acercaron al avión, cuyos sorprendidos tripulantes tuvieron entonces momentos de nerviosismo. Tal filmación fue hecha pública en mayo siguiente. Pero los científicos de la Universidad Nacional Autónoma mejicana salieron entonces echando por tierra la versión de naves extraterrestres de los citados OVNIs al decir que se trataba de burbujas de gas ionizado a alta temperatura y en suspensión en la atmósfera, es decir, que eran el fenómeno meteorológico denominado “centellas” y conocido en alturas menores en la atmósfera. Tales objetos serían movidos por atracción electromagnética de metales, como los aviones y de ahí los giros rápidos.
    Aun más tarde, a no dudar, otros casos seguirán haciendo más larga esta escueta y extractada lista...
    En MAYO de 2006 sale a la luz un informe británico sobre los OVNIs realizado sobre estudios de datos acumulados en 3 décadas. Viene a concluir en identificarlos con fenómenos atmosféricos excepcionales que ofrecen a la visión humana peculiares formas. Estos entes, según los británicos, son gas incandescente o plasma en suspensión aérea que pueden tener formas que simulan lo que se viene catalogando muchas veces como OVNIs. Estarían configuradas aerodinámicamente por corrientes de aire y cambiarían así de forma. Al tener una carga eléctrica, ante cualquier otro ente atmosférico que influyera, también quedarían explicadas las rápidas maniobras de giro. Pero no explican su extraordinaria velocidad que se ha observado en vuelo…
    El 7 de noviembre de 2006, sobre el aeropuerto O'Hare de Chicago aparece un objeto en forma de disco metálico de unos 6 o 9 m de diámetro que es visto por todo el mundo suspendido a unos 300 m de altura durante unos 5 min. Al término de ese tiempo subió hacia las nubes de modo repentino a enorme velocidad, tal que dejó un espacio abierto entre la masa nubosa. A los testigos, entre ellos 12 empleados de una compañía aérea, se les aconsejó al siguiente día que no comentarán nada sobre el caso, pero 6 de ellos, de modo anónimo, lo contaron.
    A principios de 2007 se anunciaba la desclasificación de los expedientes OVNIs recopilados por el CNES francés desde 1937 y cuyo número ascendía a la nada despreciable cifra de unos 100.000. Este hecho causó en las páginas de Internet una avalancha de 220.000 usuarios interesados que colapsaron el servidor de tal organismo de Francia.
    A fines del mismo 2007, nada menos que el portavoz del gobierno del Japón, anteriormente Ministro de Exteriores, Nobutaka Machimura, afirmó públicamente su personal creencia en los OVNIs. “Sí, los OVNIs existen”, “…aunque no debo hablar más”, dijo. Los periodistas presentes respondieron con risas… También hay que advertir que la declaración oficial del Gobierno nipón es que “no hay evidencias”…
    En mayo de 2008 se anunciaba que el Ministerio de Defensa británico iba a desclasificar sus expedientes sobre avistamientos OVNI entre 1978 y 1987 tras los requerimientos de los ufólogos. Entonces se estimó que de tal documentación había un 10% de casos sin explicación.
    En la primavera de 2009 trascendió un estudio meteorológico israelí sobre un fenómeno producido como consecuencia de las tormentas eléctricas que podría explicar algunos casos de OVNI, según dijeron entonces; los estudios se habían iniciado en 1989. Se trata de fenómenos de fogonazos, relámpagos o llamaradas a gran altura, entre 55 y 130 Km de altitud, y otros de formas de gran tamaño, de decenas de Km, que acontecen en los meses de invierno en el hemisferio Norte y que fueron denominados “duendes” y “velas”.
    En la misma primavera fue noticia la opinión del antiguo astronauta de Apollo 14, Edgard Mitchell, para quien los extraterrestres existen, añadiendo que cree que su país tiene oculta alguna nave espacial de los mismos. La NASA respondió de inmediato negando estos extremos.
    En el verano de 2009, la desclasificación de 15 años de documentos OVNIs por el Gobierno de Gran Bretaña señalaba que los avistamientos de 1996 en tal ámbito geográfico estaban relacionados en gran medida por la influencia televisiva de la serie Expedientes X y la película Independece Day. Se indica que hubo en tal año de 1996 609 casos y en cambio en 1995 solo cuentan 117. De todos los casos registrados por el Ministerio británico de Defensa, un 10% es declarado como “inexplicable”, añadiendo que carecían de “información suficiente”.
    Un año más tarde, desclasificada la correspondiente información, se supo que en la época de Churchill (II Guerra Mundial) se había creado un comité para afrontar el problema OVNI en Gran Bretaña y que el citado primer ministro pensaba que dar a conocer la información sobre los OVNIs podría haber producido pánico masivo en la ciudadanía. En 2010, gran parte de los archivos sobre avistamientos OVNIs británicos de aquella época había sido destruidos.
     El 3 de agosto de 2010 tiene lugar un avistamiento sobre la base USAF de Whiteman, condado de Johnson, Missouri. El OVNI es triangular con tres luces de color naranja que giraban recorriendo los bordes del objeto. Dos aviones militares trataron de acercarse al mismo pero entonces desapareció. Los vecinos lo vieron. A partir de enero de 2011 hubo una oleada sobre Missouri con más de mil avistamientos OVNI.
    A finales de septiembre de 2010 se dijo que se debatía en la ONU la posibilidad de nombrar a la astrofísica malaya Mazlan Othman, directora entonces de tal organismo multinacional para el espacio exterior, como “embajadora” para recibir en su caso a los hipotéticos “visitantes extraterrestres” y dar una “respuesta coordinada”. En tal momento se explica tal posición en vista del “gran número de planetas recientemente descubiertos en las estrellas, hallazgo que incrementa las posibilidades de la existencia de los alienígenas”. La noticia fue dada por el diario británico The Sunday Times, pero un día o dos después fue desmentida y los “aficionados” se quedaron sin “embajada”... 
    Por entonces también está de moda la “identificación” de OVNIs en las fotografías de la sonda solar SOHO. En las imágenes cualquier trazo poco habitual enseguida fue visto por los “expertos de la conspiración” como un OVNI, pero ahora incluso con menos resolución que las fotografías de otra época.
    El 23 de octubre de 2010, sobre la base USAF de Warren, en Cheyenne, Wyoming, apareció un OVNI enorme en forma de puro al tiempo que se produjo una avería en el sistema de control de 50 misiles ICBM (la tercera parte de todos los de la base, la novena de todos los ICBM USA en tal momento). Aunque la avería, excepcional que nunca había ocurrido en tal medida, se solucionó en una hora y se achacó al sistema informático, la coincidencia del avistamiento hace pensar en el OVNI como causante.
    En la primera semana de diciembre de 2010 y durante dos días, en Santa Mónica, California, aparecen bolas luminosas en el cielo nocturno. En una ocasión, una de las esferas se dividió en dos luego de hacer maniobras en círculo. Las bolas fueron grabadas en vídeo.
    A principios de 2011 trasciende que la Royal Society británica advertía en su revista  Philosophical Transactions sobre la necesidad de un plan de los gobiernos del planeta ante la posibilidad de que los hipotéticos extraterrestres pudiera ser violentos y venir a por nuestros recursos naturales. A la par, dice el profesor Simon Conway Morris, de la Universidad de Cambridge, que quizá en el resto del Universo la vida, y especialmente la inteligente, haya seguido un proceso evolutivo  similar al nuestro, cosa que, dicho sea de paso, no es ninguna novedad.
    En el mismo 2011, tras la desclasificación de documentos, se pone de relieve sobre la famosa base americana Área 51 de Nevada que la misma no había albergado naves extraterrestres, sino prototipos secretos aeronáuticos. Esto ya se suponía, pero ahora además queda documentado.
    En agosto de 2011 el Gobierno británico desclasifica unas 9.000 páginas sobre los OVNIs.
    Entre el 11 y el 18 de octubre de 2011 se registran una docena de casos OVNIs en distintos puntos de la geografía española. En torno a la misma época, en otras partes del planeta, también parecen aumentar los  avistamientos.
    Semanas más tarde, al requerimiento firmado por unos 17.000 ciudadanos norteamericanos para que se manifestara sobre la hipotética existencia en manos gubernamentales de la Administración Obama de pruebas sobre la existencia de extraterrestres, el Gobierno Estadounidense declara no tener pruebas al respecto, ni que los alienígenas se hayan “puesto en contacto con los terrícolas”. También se dice al respecto que “no existe información digna de creer que apunte a la ocultación de pruebas a los ciudadanos”.
     tEn noviembre de 2011 es grabado en vídeo un OVNI sobre Denver, Colorado, que mostraba rápidas maniobras en el aire. 
    El 20 de abril de 2012 tiene lugar el desastre en Pakistán de un Boeing 737 de Air Bhoja cuando se acercaba en medio de una gran tormenta al aeropuerto de Islamabad. Mueren 127 personas. Se cree que el avión fue alcanzado por un rayo que llegó a los depósitos de combustible. Antes de caer, los pilotos dijeron que se habían cruzado con 3 objetos no identificados y luego que no podían controlar el avión. Los 3 objetos, ¿no pudieron ser rayos de bola?
    En 2013, más documentos oficiales, esta vez de la CIA, citan el, ultrasecreto en otro tiempo, Área 51 de Nevada sin rastro de referencia a extraterrestres; apuntan a su uso conocido de ensayos de los prototipos U-2 y otros aeronáuticos.
    Al mismo tiempo, una vez más, diversos ufólogos en los Estados Unidos insisten en reclamar la desclasificación y publicación de documentos oficiales en los que, según ellos, se reconoce la existencia de extraterrestres. Pero los mandatarios de la nación, también una vez más, niegan su existencia (la de los documentos, las pruebas, y por consecuencia la de los extraterrestres).
    El 4 de junio de 2013 un vuelo comercial chino choca a 8 Km de altura con algo que los obliga a volver al aeropuerto. El morro quedó con una gran abolladura. El objeto con el que chocó no se identificó, pero ello no significa que no fuera “terrestre” o natural.
    En julio de 2013, en Blue Springs, Missouri, es vista una esfera luminosa de unos 18 m de diámetro levitando a unos 30 m de altura sobre una casa. Días más tarde otro objeto similar fue visto no lejos de allí. Hubo más casos.
    A principios de 2014, mientras un piloto comercial dice haber estado a punto de chocar con un OVNI en forma de balón metálico ovalado en julio de 2013 cerca de Londres, el que fuera Ministro de Defensa del Canadá entre 1963 y 1967 Paul Hellyer aseguraba en una entrevista de Russia Today que los extraterrestres no vienen visitando continuamente desde hace miles de años y que los alienígenas consideran a los humanos como un peligro. El anciano exministro ya había asegurado antes cosas así y que existen al menos cuatro especies de extraterrestres, pero que hay decenas de seres distintos, alguno de los cuales es igual que el ser humano de raza blanca tipo nórdico. Dice también que los hay pacíficos y otros que no...
    En enero de 2015 los norteamericanos liberan por Internet documentación sobre los OVNIs que ya estaba en los archivos nacionales en Washington; se trata de los 12.618 casos en 129.000 páginas que se registraron tras la II Guerra Mundial, entre 1947 y 1969, del llamado proyecto Libro Azul de la USAF. Tales documentos, de los que unos 700 carecen de explicación, se pueden consultar gratis en la dirección:  http://projectbluebook.theblackvault.com/
    El 5 de mayo de 2015, en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México,  Jaime Maussan, otro especialista en OVNIs, presenta una fotografía procedente de Sedena, Arizona, de un niño momificado que se pretendió hacer pasar por los restos de un extraterrestre del caso Roswell de 1947, fotografía que fue calificada como “evidencia contundente”. A pesar de ser una “evidencia profundamente investigada”, como la llamó su investigador a pesar de ser una imagen bastante borrosa, resultó ser la momia de un niño nativo de unos dos años, quizá precolombino, que había estado expuesto en un museo de San Francisco.
    En abril de 2016, se cuenta que algunos señalados científicos, entre ellos el británico Stephen Hawking, consideran la posibilidad de algunas hipotéticas civilizaciones extraterrestres puedan captar nuestro tránsito delante del Sol, como hacen nuestros astrónomos con los exoplanetas, y darles pistas sobre nosotros. Piensan así que tal vez alguna civilización alienígena pudieran venir con fines poco amistosos. Los motivos para visitarnos siempre son los mismos y aluden a problemas en su planeta de origen y la búsqueda de otro hogar.  Dicen tales científicos que quizá se podría enmascarar el citado tránsito planetario con la emisión de láseres dirigidos a los planetas alienígenas. Resulta implícita a tal postura la admisión para estos científicos de que tales extraterrestres nunca habrían pues llegado a visitarnos, ni ahora, ni en el pasado; y que tampoco están tan desarrollados como para habernos captado ya... Claro que para dirigir nuestros láseres, primero tendríamos que saber cuáles son los planetas que nos podrían observar…
    En el mismo mes de abril de 2016, a partir del día 17, se extiende por alguna de las redes sociales de Internet, el aparente avistamiento de un OVNI junto a la Estación Orbital Internacional; es uno de los muchos casos, pero este tuvo más repercusión. El objeto parece verse en una ventanilla aunque, una vez más, no es algo nítido y con contraste, de modo que puede tratarse de un reflejo o cualquier cosa, como apuntó la NASA. Los tripulantes no dijeron ver nada.
    Una estadística actualizada en la época apunta a que en los Estados Unidos, el 77% cree que los extraterrestres han visitado nuestro planeta y el 55% cree en la ocultación sobre los mismos por parte del Gobierno.
    En mayo de 2016, durante la visita a España de Jill Tarter, astrofísica que fuera directora del programa de búsqueda de vida inteligente extraterrestre, SETI, la misma declaró acerca de la presunta ocultación de información de los gobiernos de la Tierra sobre los extraterrestres que era simplemente un “mito”.
    En junio de 2016 trascienden las declaraciones de un antiguo empleado del control de misiones de la NASA llamado James Oberg sobre los OVNIs. El mismo indica que los casos de avistamientos, excepcionales, durante los vuelos espaciales tienen una explicación que va desde objetos, partículas de hielo, y otros entes naturales, hasta engaños visuales, lo que, en realidad, no resulta ninguna novedad.
    En octubre de 2016 el Ministerio de Defensa de España publica por Internet en su Biblioteca Virtual 80 informes desclasificados sobre ONVIs, titulados “Avistamientos de fenómenos extraños”. Son 1.900 páginas que comprenden casos en toda España en distintos años y desde hace más de 50 años. El más antiguo es el caso del 6 de agosto de 1962 en San Javier, en Murcia, y el más reciente en 1995 en Morón, Sevilla. Donde más casos aparecen de todo el territorio nacional es en Canarias. A pesar de la abundante burocracia exhibida con los testimonios de testigos, estos informes no dicen gran cosa que aclare los “fenómenos”, casi siempre luces y objetos no reconocidos en el aire, con las habituales maniobras imposibles para los aviones humanos. Algunos de los casos ya han sido referidos, dando ahora algunos detalles más en la siguiente tabla, en la que también se citan algunos otros de los ahora liberados.

Fecha

Lugar

Avistamiento de

06.08.1962

San Javier, Murcia

Una potente luz sobre Monte Cabezo a 500 m de altura haciendo movimientos “imposibles”.

02.04.1966

El Ferrol, Coruña

Objeto volante de luz opaca y azulada que cambiaba de forma cada 5 min. Fue observado por soldados de la Marina durante 45 min a unos 200 m de altitud.

09.12.1968

Almeria

Fenómeno aéreo luminoso.

11.12.1968

Suroeste de Madrid

OVNI muy brillante y con destellos

02.04.1969

Entre Becerreá y Lugo

OVNI luminoso y redondo de 2 m de diámetro. Estuvo inmóvil en el aire.

26.06.1969

Aeropuerto de Asturias

OVNI sobre el aeropuerto y también fue visto desde Gijón. Trapezoidal y traslúcido, de más de 15 m, parecía de plástico, según el director del aeropuerto. Fue clasificado hasta 1993 como “confidencial” pero el Centro de Estudios Interplanetarios (en Gijón) lo calificó como un globo sonda...

24.11.1974

Gran Canaria

Luz blanca a gran velocidad a unos 800 m de altura que dejaba una corta estela. Un avión cercano también vio casi al mismo tiempo un OVNI.

20.07.1978

Agoncillo, Logroño

OVNI silencioso y romboide volando a 1 Km de altura.

25.12.1980

Bardenas Reales, Navarra

Tres OVNIs en formación a unos 800 m de altura vistos por un militar. Dejaban una estela de humo.

01.05.1988

Burlada, Navarra

OVNI blanco y triangular visto por vecinos.

23.02.1995

Morón de la Frontera

Un piloto militar ve un OVNI gris y ovalado que estaba quieto en el aire y de repente salió a gran velocidad.


    En noviembre de 2016, trasciende la opinión del astrónomo norteamericano Seth Shostak, miembro del SETI, que piensa que los extraterrestres son “posiblemente” máquinas de tipo cibernético. Tal consideración, que no es del todo novedosa, tiene hasta un poco de lógica si se piensa que las distancias estelares sí podrían permitir el viaje a máquinas mucho mejor que a seres biológicos, con mucho menor costo energético.
    El 18 de julio de 2017, ante la pregunta de Dana Rohrabacher, congresista por California estadounidense en el Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología (Cámara de Representantes USA), Ken Farley, científico del proyecto Mars 2020 de la NASA, dijo que no había prueba alguna de que en Marte hubiera habido alguna civilización en algún momento.
    También en el verano de 2017, el ayuntamiento de Guadarrama, en Madrid, hizo su propia y original promoción con el anuncio de unas jornadas en las que invita a vecinos y visitantes a “avistar OVNIs” (las jornadas también son de parapsicología). La citada “alerta OVNI”, la primera “oficial” (más bien “simbólica”), logró reunir entre 100 y 300 personas (según unos u otros) junto al embalse de La Jarosa, en el Parque Nacional de Guadarrama.



        = SÍNTESIS DEL FENÓMENO

    La inmensa mayoría del fenómeno es una falsa interpretación de hechos naturales, explicables u otros fenómenos, o bien un fraude manifiesto. El problema es que un solo caso verdadero entre todos los miles que se quieran hace cierta definitivamente la existencia de seres extraterrestres en nuestro planeta, sean del tipo que sean. Pero en tal caso, bajo tal hipótesis, la implicación conceptual sobre la sociedad humana es enorme, trascendental. Por ejemplo, ¿Qué son realmente? ¿A que vienen? ¿Cómo conciben el Universo? ¿Creen en la existencia de Dios y los mundos espirituales, o son ellos mismos parte o instrumento de los mismos? ¿Qué piensan de su propia finalidad en la vida? Y tantas otras preguntas...
    El planteamiento negativo de la ciencia, digamos oficial, frente a los OVNIs, es que los presuntos hechos, aun con testigos y pruebas filmadas, no se ajustan a la tecnología o hipótesis explicables por las leyes físicas conocidas. Generalmente, aunque los fraudes son evidentes si se examinan someramente, tal “ciencia” prescinde del examen de antemano porque lo considera como “hipótesis inviable”, a priori, sin más. De tal divorcio no se logra llevar al terreno científico esta casuística. Y por tanto se prescinde de investigaciones serias y abiertas. Solo a nivel militar y bajo secreto puede que exista algo; seguramente existe… la investigación. Pero otros intereses militares utilizan la casuística para desviar la atención, tergiversar o inducir fuera de la verdad. Solo se puede pues pensar en una hipótesis de aceptación de los hechos para intentar sopesar, o aun solo divagar, qué puede ser o haber detrás del asunto. Es decir, pensemos por un momento que los OVNIs (o al menos una parte de ellos) son un fenómeno real de naves extraterrestres, materiales o no, pero no terrestres desde luego.
    Una de las principales preguntas de cualquiera sobre los extraterrestres llegados en sus naves o platillos, si es que están en nuestro planeta, es: ¿por qué no se revelan y nos cuentan su vida, por así decir? La respuesta podría ser sumamente sencilla: la no intervención, que posiblemente sea una ley universal. Por extensión es la misma actitud de cada humano respecto a cualquier otro, de un pueblo respecto a otro, de una cultura respecto a otra. Sin dudar, uno-una es mejor (o al menos distinta) que otro-otra, pero cada cual en la vida ha de recorrer su propio camino hasta alcanzar sus propias metas. Por eso, salvo casos de extrema gravedad, no es aconsejable la intervención. Nuestra historia está plagada de intervenciones de unos pueblos sobre otros, de culturas sobre otras, más o menos bárbaras, con consecuencias de práctica aniquilación de la “débil”. La absorción cultura ha de ser progresiva y asimilable, nunca traumática. Es decir, es mejor una mezcla que un impacto. El reconocimiento de seres llegados de las estrellas (u otros mundos, materiales o no que sean) implica seguramente una gravísima ruptura con muchas creencias religiosas y de entendimiento de la vida y formas sociales de los humanos, sin contar con los aspectos tecnológicos, que a no dudar precisan también de una paralela asimilación ética en su uso. Imagínese cualquiera que un bruto gorila, el general Ursus del film “El planeta de los simios”, tras una visita a los medios militares actuales pudiera hacerse a un simple pero moderno carro de combate, y lo aprendiera a manejar; pues hay en nuestros tiempos líderes con infinito más poder que son mucho peor que el Ursus cinematográfico. El género humano resuelve sus disputas aun a pedradas (llámense tiros, misiles, planificados y sutiles mensajes psicológicos, o imposiciones económicas). Sigue en realidad muy cerca de su propia edad de piedra; recuérdese los conflictos permanentes de todo el mundo y es, por su propia acción, un conglomerado de culturas en competición económica permanente. Cualquier invento de aplicación militar se ha extendido siempre por todo el planeta, simplemente bajo la premisa de un poder económico o del dominio que lo precede. La dinamita, los cohetes, las armas nucleares, en mayor o menor medida, han estado y están al alcance de cualquiera (o mejor dicho, muchos, demasiados medios, están en manos de imbéciles). No hay más que mirar a uno de los países tecnológicamente avanzados, sino el que más, los Estados Unidos, el país hoy dominante del planeta: son éticamente mucho más retrasados que la Europa comunitaria. Siguen utilizando, por ejemplo y sin entrar en otras consideraciones, la ley más antigua, despiadada, cruel y sanguinaria que conoce la humanidad: la ley del talón, la pena de muerte; y todo en aras del fácil sentimiento de venganza de la bestia humana y la manipulación política del mismo. ¿Por qué un ser extraterrestre, seguramente libre de sentimientos y condicionantes tales, iba a querer mostrarse a un mundo que está dominado por tales seres “superiores”?
    Pero tal posible ley de no intervención no debe hacernos olvidar otra posibilidad: la de que tales hipotéticos seres sean en realidad los autores de intervenciones, a veces encubiertas y desconocidas, muchas veces catalogadas por el ser humano como angelicales, divinas, etc. Su objetivo sería dirigirnos en una evolución desde la materia hacia el espíritu, de tal modo que se explicaría cómo las cruentas y partidistas acciones del dios, de los dioses de la antigüedad, han ido evolucionando hacia mensajes de mayor contenido espiritual y universal a medida que el “bruto” ser humano se va “humanizando”. En esta línea se podría pensar que la presencia OVNI es intencionada con toda su variedad de casuística a fin de ir poco a poco dando qué pensar a los humanos, concienciándolos de que algo hay más allá de la materia...
    Ahora pasemos a otra vertiente menos “angelical”. Hay una serie de puntos oscuros en la problemática OVNI. Uno de ellos es que, aun suprimiendo los casos de falsedad, parece (repito, parece) que hay tantos casos (miles y miles) que ir y venir por el Universo a visitarnos resulta ser que es tan fácil como quien sale un fin de semana al campo. ¿Tan fácil es viajar hasta aquí? Y luego, ¿para qué?, para hacer un simple análisis de tierra, de sangre a algunos seres del planeta, y que a veces se somete a extrañas experiencias, y un buen montón de maniobras, actos y cosas que para nosotros carecen del más mínimo sentido, sobre todo cuando pensamos que ni siquiera nuestra propia y primitiva tecnología (frente a la de ellos) necesita tanta intervención directa gracias a la teledetección; que al paso que vamos podremos en unas cuantas décadas registrar con la teledetección desde el espacio (ni siquiera desde las nubes) la temperatura del vecino, su presión sanguínea, y hasta si le duelen las muelas (por así decir, o quizá más). No resulta fácil pues aceptar que haya una actividad extraterrestre (incluso de varias razas -¿y por qué casi tantas como observadores?) planificada sobre la Tierra, a menos que se trate de experimentos psicológicos para ver cómo reaccionamos a su presencia... o sean unos bromistas. Esta es la lógica más sencilla y opuesta a la existencia en nuestro planeta de los extraterrestres a bordo de los OVNIs. Por eso es difícil que mucha gente seria crea en ellos. Pero, con extraterrestres o sin ellos, los OVNIs siguen ahí.
    Personalmente, este autor, ha visionado algunas de las grabaciones de OVNIs, de las aparentemente más creíbles, y es decepcionante ver el fotograma a fotograma con una calidad tan baja, con un pixelazo tan deficiente, que es la mar de fácil falsificar hoy en día con medios informáticos; naturalmente, los originales nunca llegan a uno... ¿Por qué nunca se obtiene imágenes de calidad?
    En cuanto a las maniobras que efectúan, la cuestión casi merece un apartado: giros a velocidades vertiginosas, en ángulos de 90º y otros y repetidamente, o en definitiva toda clase de acrobacias, imposibles para cualquier objeto terrestre, y además a velocidades a las que un aparato humano se quemaría por fricción aerodinámica (aunque aquí el futuro deparará posiblemente materiales nuevos con los que se superará el problema), sin contar con que los ges engendrados aplastarían a cualquier ser vivo conocido. Además no se observan en tales repentinos desplazamientos a velocidades enormes ningún impacto sónico, ningún bang propio de superación de la velocidad del sonido. Y no se olvide además que tales aceleraciones repentinas aplastarían cualquier ser vivo en el interior de las pretendidas naves; a menos que dispongan de algún tipo inhibidor de la inercia... ¿Qué clase de materiales llevan los OVNIs? ¿O son simples proyecciones luminosas o bolas de plasma? Con un haz de luz se pueden hacer cosas parecidas, pero tiene que haber una pantalla que refleje la luz y en los casos de los OVNIs muchas veces el cielo está despejado. Por otra parte, las fotografías en ocasiones muestran objetos de superficie metálica o al menos consistente; ¿o son los casos de fraude, y los verdaderos son efectos luminosos? Solo cabe pensar que, si existen manejados por seres inteligentes, utilizarían materiales y leyes físicas desconocidas o bien son materializaciones de otras dimensiones, lo cual es pisar otro terreno, el espiritual. Solo así se justificarían los hechos físicos que observamos de no ser –repito- fraudes o fenómenos naturales engañosos.
    Otro aspecto que no podemos dejar pasar por alto es la relativamente pequeña abundancia de presuntos casos de encuentros entre alienígenas y humanos con contactos... sexuales. Más de chica con extraterrestre que de hombre con una alienígena. Este es un capítulo donde hay de todo, a veces grotesco, otras idílico; las descripciones van desde casi animales, casi la zoofilia, a bellas nórdicas. Y luego, en el caso de ellas, el típico nacimiento de una criatura híbrida, claro, que además casi siempre se acaban llevando al platillo volante de turno, quizá para que lo conozca la suegra... ¿Pruebas? Ni una. ¿Exámenes psiquiátricos de la parte humana? Se ignora. Solo testimonio, y de la persona humana partícipe... En fin, dejémoslo ahí...
    Sobre su procedencia, en principio, las posibilidades de venir de planetas en las estrellas serían las mayores (es prácticamente imposible que procedan de nuestro propio Sistema Solar). Pero las distancias hacen rebajar casi a cero tal opción pues aun suponiendo que vivieran muchos años y que sus naves se movieran a una velocidad cercana a la de la luz, hay que pensar que a tal rapidez se oponen las masas de gas y polvo que se encontrarían en el camino, sin contar que la energía necesaria al acercarse a tal velocidad de la luz sería casi imposible. Así que se explicaría más fácilmente viajar por el fantástico medio, hipotético desde luego, de la desmaterialización en origen y materialización en destino, nave incluida; es decir, pura espiritualidad. Y en este sentido podrían ser seres muy evolucionados de otros puntos del Universo, o bien procedentes de mundos espirituales o paralelos. Esta opción es mucho más creíble que las del platillo volante (o las famosas naves nodriza) cruzando el vasto Universo, pero claro, para eso hay que admitir la existencia de mundos y seres espirituales, cosa que ya no está de moda... (últimamente, es curioso que algunos autoproclamados “investigadores”, generalmente ateos, pretendan reinventar las religiones sustituyendo dioses por extraterrestres, convirtiéndose en los “descubridores” de la arqueología astronáutica). Si se observan algunas antiguas leyendas de “puertas” que utilizaban algunos “dioses” en templos o lugares para viajar -siempre según los “expertos” de turno- a “las estrellas”, su lugar de origen, resulta más lógico pensar que tales “puertas” no son otra cosa que sitios en los que el “dios” correspondiente se desmaterializaba para volver a su lugar; de modo que nada de “agujeros de gusano”, sino que se podrían usar mundos paralelos o espirituales.
    La existencia de “dioses” que vinieron a enseñar a los humanos prehistóricos o de las antiguas civilizaciones, desde el punto de vista religioso o espiritual no es ninguna novedad, pues es lo que cuentan esencialmente todas las religiones. Su finalidad sería esa, puramente altruista, y el hecho de que fueran seres espirituales justificaría la inexistencia de pruebas materiales. Por eso los partidarios de la opción “extraterrestre” que piensan que vienen de otros puntos del Universo material para llevarse minerales o no se sabe qué, nunca hallan prueba material firme que sustente sus teorías; pues algún tornillo o llave inglesa se les podría haber siempre perdido, digo yo. Sus “pruebas” solo se basan en conjeturas, apariencias y fantasías, como por ejemplo las máscaras rituales de diversas tribus, en las que ven cascos de astronauta, o construcciones megalíticas, o puntos y líneas “magnéticas” y de “energía”, o formas naturales de piedras de raro o familiar aspecto pero que la erosión así ha permitido (como Marcahuasi), etc. Las alineaciones de monumentos son para ellos una “prueba”, pero no dicen que fuerzan la geometría de tales líneas, buscando las que están en ellas y eliminando las que no están, cuando el planeta entero está plagado de tales sitios de modo que se pueden hacer líneas, o círculos, o trapecios, o lo que usted quiera. En cuanto a las “energías” y el asunto “magnético”, no están hablando los “expertos” ni de calor, ni de fotones, ni de ferrita, ni del efecto de un electroimán, o del campo magnetosférico; es algo más “sutil” que, a falta de tener un concepto claro de lo que es la verdadera energía y el magnetismo, solo parecen percibir ellos, pues los demás ya habrían podido comprobar esos lugares con detectores del campo que fuera para el registro correspondiente. Cierto es que hay sitios en el planeta con alteraciones de los campos magnéticos y eléctricos, como por ejemplo la llamada Zona del Silencio en México, pero no solo los que ellos indican como misteriosos o de interés extraterrestre, sino que si se pone uno a ver hay montones de lugares así y de lo más vulgares. Esas alteraciones son naturales y en absoluto misteriosas, resultado de minerales en el subsuelo, incluidos a veces probablemente grandes meteoritos enterrados con alto contenido en determinados minerales causantes de los efectos “misteriosos”.
    En cuanto a las “pruebas” de la existencia en un pasado de visitas extraterrestres y su influencia sobre las antiguas civilizaciones, resultando de ellos las mitologías con todas las historias de carros de fuego, armas poco menos que atómicas y nucleares, etc., no existe vestigio arqueológico a día de hoy. Las “pruebas” son “abundantes”: broches y joyería en las que se creen identificar poco menos que modernos cazas aeronáuticos, estatuillas con máscaras que dicen que son trajes espaciales, etc. El arte representativo de personas enfundadas en cierta vestimenta que nos pretenden identificar con trajes espaciales pueden ser representaciones de armaduras de combate, incluidos los trajes de los samuráis o de cualquier otra civilización, representaciones imaginadas de dioses o héroes, hasta vestimentas rituales de todo tipo. Por otra parte, si los defensores de la teoría de los “extraterrestres ancestrales” insisten en que tales “dioses” realizaban actividades arquitectónicas o se apareaban con mujeres terrestres, “trabajarían” sin tales trajes, ¿no?; ¿a qué viene representarlos con ellos? Se supone que andarían por la superficie terrestre sin tan engorroso atuendo; nuestros astronautas solo los usan para los paseos espaciales y en las fases de lanzamiento y aterrizaje porque son las fases de riesgo, pero en una nave con un sistema antigravedad no los necesitarían. Por otra parte, los detalles de que los ángeles, que suponen los defensores de tales teorías que eran los mismos extraterrestres, eran confundidos con extranjeros pero no con dioses, ¿de dónde sacan los defensores de la teoría que iban con trajes espaciales? Recordemos el pasaje de Sodoma (Génesis 19) en el que los dos ángeles eran tomados solo como extranjeros; y desde luego iban sin traje espacial. Es pues contradictoria la versión de que los ángeles y los dioses, y los arquitectos de antiguos monumentos e ingenieros de avanzadas tecnologías, eran los mismos, y que los representaron vestidos con trajes espaciales.
    Cierto es -y es un tanto misterioso- que las citas de los “carros de fuego” coincidan con la moderna tecnología de los cohetes, pero también es verdad que no existe pieza arqueológica alguna, resto de una antigua aeronave o cohete, ni de lo que sería más fácil: restos de la infraestructura necesaria para su fabricación o mantenimiento y toda la industria auxiliar para producir piezas, propulsante, etc. Y esto no es baladí, sino tecnología e infraestructuras que tendrían que ser cien veces más abundantes. Pero no hay nada, ni un simple tornillo... Lo único que se podría acercar son las llamadas “pistas de aterrizaje” en algunas altiplanicies, especialmente sudamericanas. Pero puesto que en su entorno no se ha hallado pieza o rastro alguno de la mentada tecnología -insiste uno en que algún tornillo debería haberse perdido alguna vez-, pudieron ser cualquier cosa; formaciones naturales, campos allanados para finalidad que se quiera, por ejemplo.
    Por otra parte, carece de sentido hablar de cohetería ni en la antigüedad ni ahora en los viajes interestelares. Se tarda demasiado. Los modernos supuestos platillos volantes utilizarían un sistema antigravedad y entonces se supone que también, de modo que si llegaron -y llegan- en tales versátiles máquinas antigravedad ¿para que se iban a complicar la vida con cohetes ni aviones para andar por la atmósfera terrestre? Sería como llegar con un todoterreno y luego ir por ahí con un coche a vapor o cosa peor por su complejidad y coste... No es lógico.

      Existe el particular caso de las visiones en las que aparecen soles bailando, como el caso de Fátima o Medjugorje. Fátima fue visto por miles de testigos y en unas decenas de Km a la redonda. Aquí, fenómeno celestial, extraterrestre o lo que sea, fue anunciado y cierto. Sabemos que realmente el Sol, el verdadero Sol, no bailó, porque en otros lugares del mundo nada extraño ocurrió. Otra fuente de luz no hubiera hecho desaparecer al verdadero Sol, así que o no hubo dos o lo que llamaron “sol” era una esfera aparte, no el verdadero Sol. Si fuera realmente el Sol el que se hubiera movido aparentemente, solo cabe pensar que lo que realmente se hizo y ocurrió, lo que alguien con verdadero poder hizo, fue una distorsión del espacio, focalizando la misma desde una altura determinada, con un efecto de lente. Si colocamos a una altitud adecuada un gran cristal distorsionado y lo movemos en un baile haría el indicado efecto. Si se manipula el espacio ocurrirá lo mismo y en un área precisa se verá el fenómeno de distorsión de toda la luz que lo atraviese. Lo mismo, los OVNIs podrían estar utilizando distorsiones del espacio para navegar y de ahí la explicación a sus maniobras de bamboleo.
    Existen, en cuanto a la posible procedencia (fraudes, fenómenos naturales, proyecciones psicológicas y casos militares encubiertos aparte), todo tipo de orígenes supuestos: el interior de la Tierra, otros planetas del Sistema Solar (en los que podría haber bases pero es prácticamente imposible que sean origen de la vida), planetas de las estrellas, dimensiones paralelas materiales o espirituales y procedentes del... futuro (es decir, viajeros de una Tierra u otro cuerpo del futuro). Respecto a esta última opción, los viajes en el tiempo no resultan fáciles de aceptar como posibles por mucho que se especule (véase el razonamiento en un apartado al respecto en el capítulo sobre Astronomía. Más allá del Sistema Solar).
    De los fenómenos naturales, aparte de los meramente atmosféricos, como rayos de bola, o magnetosféricos, existe una sospecha sobre la aparición de luces y objetos luminiscentes asociados a los terremotos; su origen sería energía o gases originados en la fricción telúrica, o en todo caso algún tipo de fenómeno natural geomagnético. Tras los terremotos la actividad OVNI suele desvanecerse.
    Existe también otra teoría, más materialista e hipotéticamente trágica, de que, en realidad, somos víctimas de un engaño, de un manejo por parte de tales seres extraterrestres o lo que sean que nos manipularían a nivel físico y mental. Defiende tal hipótesis el ex-jesuita Salvador Freixedo, quien opina que incluso utilizan el fenómeno religioso para tales medios, provocando supuestas apariciones marianas, por ejemplo. Se sostiene en esta hipótesis que la manipulación es la que ha dado lugar a las religiones antiguas y que nos utilizan para aprovechar nuestra energía mental y también físicamente, del mismo modo que utilizamos nosotros animales o nos entretenemos con peleas sangrientas de los mismos.
    Otro fenómeno, el de los desangrados y mutilaciones, principalmente de bovinos y en los Estados Unidos, se asimilaría a tales posibilidades. La hipótesis es realmente escalofriante y, por terrible y cruel, no es fácilmente ignorable, sobre todo si se piensa en los antiguos sangrientos rituales religiosos, empezando por los propios hebraicos “mandados” por Dios, o los más “modernos” del fanatismo musulmán de mutilaciones y ejecuciones, sin contar las verdaderas masacres religiosas de algunas civilizaciones (aztecas, etc.) o el sadismo (Inquisición, etc.) y la morbosidad de tanta “justicia” humana (como las ejecuciones o la libertad del asesino, igual da). Con extraterrestres o sin ellos, el engaño con la ignorancia y la estupidez humana existe y persistirá mucho más de lo que se cree a principios del Siglo XXI.
    Igualmente se vinculan tales mutilaciones y muertes de ganados, que aparecen secos de sangre o sin determinados órganos en limpios seccionamientos, a experimentos en bases subterráneas, como la que se dice que hay en Dulce, New México, con 7 plantas y de carácter conjunto extraterrestre-humano; a propósito, otras bases estarían en Arizona, Colorado, Nevada, en la Antártida, en fin, por todo el mundo. Aquí los propósitos alienígenas no serían los mismos del anterior párrafo, sino algo parecido ensayos genéticos y experimentos diversos con seres animales, humanos e híbridos humano-alienígena, así como de control diverso (clima, flora, interferencia e infiltración en todas las actividades humanas, tal como la política, comunicaciones, información, grupos terroristas, economía, etc., así como la esclavización, control mental humano colectivo, control de ¡almas!, etc.; hay una excepción según el “enterado” de turno: no controlan los terremotos; ¡que alivio!, controlar almas y no poder con un terremotito de nada). Servirían también algunas de tales bases como puente para expediciones a otros planetas habitados del brazo de esta galaxia, así como para reparaciones, comunicaciones y en definitiva para logística. Aparece aquí la variante del “complot” del gobierno americano (los demás gobiernos ya se sabe que son unos pipiolos...) con los extraterrestres, según algunos “ufólogos”, para aprovecharse éstos de la tecnología de los alienígenas (por ejemplo, dicen tales “enterados” que la fibra óptica, sin ir más lejos, es un invento extraterrestre...); también aparecen pues los motivos económicos y hospitales, otros gobiernos, el Fondo Monetario Internacional,... y, como mejor “fondo”, el “gobierno secreto mundial”, del que solo saben tales “expertos”. E incluso hay quien va más allá, y habla de secuestros de personas, inhumanos experimentos con órganos humanos, clonaciones, seres híbridos-experimentales humano-animales o alienígenas-humanos, implantes de control, etc., en la más monstruosa línea de cualquier película de terror y sangre...
    En relación a la supuesta base subterránea de Dulce, un geólogo empleado que dijo haber trabajado allí, sostuvo que en el subsuelo se encontró con extraterrestres de aspecto oscuro y baja estatura, de los que tuvo miedo y contra los que disparó su pistola matando a dos. Entonces los aliens le dispararon en respuesta un rayo al pecho, a lo que en un vídeo exhibió una larga cicatriz sobre el esternón, como las que deja una operación de corazón. El protagonista guardó silencio, según él, durante 15 años, hasta que lo contó… Un año más tarde, el 16 de enero de 1996 el citado hombre, Phil Schneider, oficialmente se suicidó, si bien determinados ufólogos sostienen que lo mataron pues fue por ahorcamiento.
    Otro que también dijo haber trabajado en la citada base de Dulce en los años 70 fue Thomas Castello. El mismo dijo que allí se hacían experimentos de tipo paranormal (control mental, viajes astrales, etc.) y que había extraterrestres, humanos encerrados en jaulas (para experimentos, se supone). La base, dijo, era conjunta humano (militar)-extraterrestre. ¿Pruebas? Dice que sacó fotografías, pero los “malos” se las robaron. Al final, Castello dio a conocer lo que sabía el 13 de agosto de 1993 y posteriormente… desapareció. 
    Otras bases subterráneas relacionadas con extraterrestres sobre las que también especulan muchos ufólogos las ubican una bajo aguas del Pacífico cerca de la isla Santa Catalina, frente a Los Ángeles, y otra bajo el aeropuerto de Denver. Donde dicen que hay una base submarina es porque hay por allí gran número de avistamientos, de objetos volantes salir de las aguas.
    Asombroso, realmente asombroso, la cantidad de “expertos” que saben estos “secretos” con todo lujo de detalles (señalan hasta el número de gentes, platillos, extraterrestres, animales, finalidades, localización, etc., de cada base) y el caso que les hacen en muchos medios informativos sin pedirles la más mínima prueba al respecto o investigar por cuenta propia si es que se lo creen (de otra forma, ¿por qué lo publican?). Quizá en realidad haya detrás una buena trama de intoxicación, o desinformación, con tanta bobada. ¿Pero quién y con qué intenciones? Eso es lo inquietante. Aunque tampoco nadie crea que el negocio editorial de publicaciones de estas cosas es insignificante; el negocio es el negocio.
    En realidad, el caso de los animales mutilados, en los que los análisis han señalado el uso de calor a 200ºC y el posible empleo de algún escalpelo tipo láser, parece estar claro en su origen y nada tiene que ver con los extraterrestres. Se trataría de disecciones realizadas en secreto por agencias gubernamentales americanas con helicópteros de tipo silencioso (aquí nace una parte de la confusión con OVNIs) que fueron vistos por testigos cómo elevaban con arneses a los animales. El encubrimiento tiene su origen en la investigación secreta de los niveles de radiación en los pastos de los estados de Nevada, Nuevo Méjico y Colorado (que es donde se producen tales casos), donde en su día, en los años 50, hubo experimentos y pruebas nucleares; tales estados recibirían directamente o bien a través del viento el polvo radiactivo. El estudio actual, aleatorio en diversas granjas, se haría en el máximo secreto, y con encubrimiento de autoridades, para no alarmar a la población y se pretendería buscar un control en la posible contaminación y su incidencia en la alimentación humana; de ahí el estudio de ciertas vísceras de los animales de pasto.
    Otro capítulo similar al anterior, plagado de testigos, y localizado en Centroamérica, es el caso del “chupa-cabras”, una especie de animal “todo terreno”, puesto que vuelan, o al menos dan largos blincos, y que ataca a pequeños animales, tal como conejos, ovejas, etc., succionando su sangre en ¾ partes con una especie de sonda que les introduce por el cuello. Hay quien asegura que se trata de perros salvajes, pero hay quien sostiene que se trata de mascotas extraterrestres escapadas de OVNIs estrellados puesto que algunos coinciden con casos de este tipo. También hay quien sostiene que son en realidad el resultado de experimentos genéticos animales de militares americanos.
    Tampoco vamos a entrar en mayor consideración con los casos de los “contactados”. Su aparente “normalidad” deja bastante que desear cuando comienzan a postular con los “mensajes de los hermanos del cosmos”. Muchos, o la mayoría, basan su cantinela en los tópicos de la época (ecologismo, naturaleza, el amor y tal) y amenazan con profecías sobre catástrofes, tragedias, fines del mundo, que por supuesto jamás se cumplen; o se cumplen con advertencias generales, como por ejemplo que haya un terremoto donde todos los años hay terremoto. Es curioso, se suelen autoproclamar –gracias a la información extraterrestre- reencarnaciones de los típicos personajes históricos... buenos; no recuerdo que nadie diga ser reencarnación de alguno nefando. Pero, claro, no llevan un buen control y resulta que hasta se podrían pelear por asumir los mismos personajes históricos; el profeta Elías, por ejemplo, se ha fragmentado en no se sabe cuantas reencarnaciones a la vez. Acaban casi todos formando sectas, algunas lucrativas, y finalizan más de una en el suicidio colectivo o en su intento. Otros, más listos, vendían billetes siderales para escapar del fin del mundo... También hay contactados aparentemente honrados en su creencia y algunos hasta han manifestado notables cambios en su vida con nuevas habilidades psíquicas (eso dicen por ahí).
    También abundan de vez en cuando, los que proclaman conocer a extraterrestres de Venus, Saturno, Urano, etc. Sabemos por las sondas espaciales que son planetas inhabitables, de modo que “solucionan” el asunto diciendo que proceden de bases instaladas y que son seres que dominan el tiempo y el espacio y la desmaterialización y que viajan pues por otros planos existenciales y sabe Dios cuantas cosas más. Además, no pueden ser vistos nada más que por sus entrenados acólitos terrestres que se aproximan a sus “vibraciones” (atómicas además). Y el que no lo crea es que es un dogmático y no se tampoco cuantas cosas más. Así ya queda todo explicado y resuelto.
    Existe una opinión algo diferente que interpreta el fenómeno OVNI como manifestaciones satánicas. Serían las mismas las habidas en realidad desde el principio de la humanidad bajo otras formas y su lógica estaría en sembrar la confusión entre los humanos. No se sabe si el diablo puede o no existir físicamente, pero que la manifestación OVNI está sembrada de confusión en muchos sentidos... no cabe la menor duda.
    Asimismo, si le pregunta a la llamada ciencia oficial, los científicos reconocidos, a las universidades, por los OVNIs, salvo raras excepciones enseguida le dirán que es un engaño de la mente humana, incluso de forma colectiva, un moderno sucedáneo del antiguo fenómeno religioso, o que son fenómenos naturales cuando no son un puro fraude de avispados necesitados de notoriedad. Pero también hay notables científicos y técnicos que creyeron en la procedencia extraterrestre de los OVNIs, como el padre de la astronáutica, H. Oberth. Asimismo, los pilotos, que no son científicos pero que pueden considerarse personal cualificado, son los testigos más serios y fiables de muchas observaciones y eso les convierte en un serio puntal de los “creyentes”.
    A veces se pretende explicar todo desde un punto de vista psicológico. Claro, que no saben que clase de fenómeno natural es, ni explican cómo la psicosis individual o colectiva puede impresionar fotografías o película de video. Por supuesto, éstas son para ellos entonces falsificaciones, o fraudes (que claro que los hay, y son posiblemente la mayoría). Y naturalmente caen casi todos en el otro extremo opuesto al de los “creyentes”, porque el principio de la ciencia es la investigación y la aclaración, trabajar sobre hipótesis, la explicación de los hechos y –si es el caso- el necesario desenmascaramiento del engaño y los fraudes (es decir, el conocimiento de la verdad) y no la negación instantánea, sistemática y gratuita de lo que parece imposible, porque no se puede asimilar por convicción social, religiosa o de otro tipo. Es decir, hay muy pocos científicos de verdad dedicados a estudiar lo que, inicialmente, piensan que son fraudes; encima, alguno que lo investigó se pasó a los “creyentes” para desesperación de militares y “oficialistas”.
    Quizá al final estemos en un punto de duda oscilante entre lo tan extremo como es de lo más trascendental a lo infinitamente ridículo. Tras contemplar la colección de fotografías de OVNIs, a veces uno piensa si no se está ante la más completa colección de fotografías de farolas envueltas en velos, moscas pegadas al cristal de la ventana y de tapas de tartera o cacerola, y piezas o repuestos de cocina y limpieza doméstica, jamás imaginada por excéntrico alguno. Solo hay una cosa cierta: el fenómeno (cierto o fraude; esto último en su mayoría es lo verdaderamente real) existe y forma parte de la cultura cotidiana del hombre desde 1947...
    Por otra parte y en resumen, los extraterrestres: o existen, y son protectores, o manipuladores, o crueles, o neutrales observadores, o sea, a imagen y semejanza de... cualquier humano; o no existen, y lo que ocurre es que hay mucho terrícola ignorante o con mucha imaginación que no sabe lo que ve, o bien que también manipula, o miente y falsifica con claros objetivos económicos a costa de muchísimos inocentes, sin contar con los oscuros manejos militares para tapar otras cosas, ni con la legión de los que buscan llamar la atención como sea. Elija el lector la casilla que quiera...

            - CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL FENÓMENO

Una estadística
Se cree que, en total y solo entre 1947 y 1981, hubo cerca de los 300.000 casos OVNI declarados, de los cuales habrían aterrizado algo más de los 3.000 (un 10%). El 98 % de los casos de raptos o abducciones se producen en automovilistas y el 75 % de los abducidos son mujeres.

Especies de seres
Similares a mamíferos, reptilianos u ovíparos. No es fácil pensar que puedan ser peces, artrópodos, insectos... Si no son materiales: entes espirituales de distintos niveles y proyecciones de la propia mente humana. O pueden que sean a la vez todas las cosas: unos materiales, otros materializaciones inconscientes o ajenas, y otros espirituales o transmundanos. En cualquier caso serían de varias o distintas razas, clases o especies, casi a razón de una por observador o “contactado”... Se mezclan aquí, según interpretaciones, con los seres más o menos mitológicos de otras épocas (ángeles, demonios, apariciones marianas, duendes, hadas, etc.).

Aspecto físico
Tipos humanoides más comunes: generalmente entre 70 cm y 2 m, pero pueden llegar a ser muy altos, de hasta 3 m o algo más, rubios, angelicales; pequeños, de al rededor de 1 m o 1,2 m, y cabezones o, mejor dicho, de gran cráneo y barbilla y boca muy pequeña y fina, grandes ojos oblicuos en casi todos los casos, pequeñas orejas, manos a veces con membranas entre los dedos; suelen ser barbilampiños (una especie de cara fetal peculiarmente evolucionada). La mayoría, más de la mitad parecen ser de menos de 1,6 m de estatura. La piel suele ser gris y en menos ocasiones peluda o escamosa.
Estadísticamente, los tipos de extraterrestre de aspecto nórdico y alto son los más vistos en Gran Bretaña, en tanto que en los Estados Unidos los más comunes son los pequeños y oscuros o grises; en Sudamérica, en cambio, hay de todo... Uno de los tipos más comunes es el enano de cara fetal humana, lo cual da mucho que pensar a los psicólogos interesados en esta casuística ante la posibilidad de que sean proyecciones del subconsciente humano. Un físico americano, que aseguró que el gobierno americano tenía en estos asuntos su mayor secreto, dijo que los seres extraterrestres accidentados y recuperados por los militares resultaban ser de una constitución física muy liviana, como la de un insecto, razón que explicaría que soportaran las enormes y bruscas aceleraciones de los platillos volantes. Casi todos usan traje metalizado enterizo, generalmente con cinturón, y no se observan dobleces. Lleva casi siempre botas y guantes, y –no siempre- casco de muy distintos tipos; también hay varios casos que vestían el modelo michelín (ya saben, el muñeco ese de los neumáticos). También hay otros tipos, menos comunes, alguno de aspecto monstruoso y otros, de pura película de ciencia ficción, de las malas, que bien parecen casos de broma (y probablemente lo son). También podría haber a la vez animaloides o robots.
En cualquier caso, dados los bruscos desplazamientos de sus naves (con enormes aceleraciones), o no son materiales, o no están tripulados por seres vivos, o son muy, pero que muy, livianos físicamente para poder soportar tantos ges.

Tipos de naves
Generalmente tipo platillo metálico o muy luminoso, a veces etérico, y también formas esféricas, tronco de cono, ovales y tetraédricas, formas de peonza, anulares superpuestas, forma de nube, etc.; todos ellos de distintos tamaños y predominando por este orden las formas discoidales (especialmente el típico platillo), ovales y esféricas. Forma de puro en naves nodrizas, de donde salen. También hay casos de “refundición” en uno de dos o más. En un estudio sobre casos, solo de testimonios franceses, se clasificaron las formas de los objetos en 44 diferentes tipos. Tamaño que oscila entre 1 y 7 u 8 m mayormente. Otros detalles: silenciosas o con zumbidos, distinto tamaño y aparente consistencia, luminosidad (por lo general, muy fuerte y mayoritariamente de colores rojos o anaranjados, amarillentos y blancos) y transparencia, etc. Pueden ser o no ser captadas por las pantallas de radar aeronáuticas. La enorme variedad de formas de platillos volantes aparecidos en las fotografías obtenidas (casi no hay dos iguales) es uno de los aspectos más sospechosos del fenómeno ante la posible falsificación de tantos “fotógrafos” ávidos de notoriedad. Al mantenerse en suspensión, parecen tambalearse según las distintas posiciones de las fotografías. Arranque y cambios de dirección bruscos, instantáneos y a velocidad vertiginosa (aparentemente, en maniobras sin sentido).

Sistema de propulsión
Si existen, sería el gran misterio de los platillos. Si no son materiales, sobra más comentario al respecto porque en los mundos espirituales y de energías más puras todo parece ser posible; cabría admitir que, pertenecientes a otros mundos, a otras dimensiones paralelas, las posibilidades son pura especulación y pasarían por materializaciones y desmaterializaciones para viajar, lo cual es el único sistema que permitiría realmente desplazarse por todo el Universo (es decir, usarían como medio una dimensión paralela cercana de desconocidas propiedades). Si son materiales parece claro que utilizan un sistema electromagnético rotatorio que genera alguna especie de gravedad negativa o distorsión del espacio (en esto coinciden los presuntos extraterrestres ummitas que dicen utilizar pliegues en el espacio que se producen ocasionalmente pero no predecibles a largo plazo); y da la impresión que el sistema utiliza de algún modo un sistema rotatorio. No es nada fácil imaginar que utilicen alguna propulsión a reacción, ni tan siquiera el más perfecto que se pueda imaginar de propulsión nuclear. Tampoco parece muy probable que utilicen sistema alguno que aproveche la energía del campo electromagnético de la Tierra, como dice alguno, ni mucho menos sistemas iónicos, motores de plasma, etc., porque las maniobras que dicen ver en ellos exigen mucho más. Por lo general, no hay ruido destacado, ni eyección de gases, ni alta radioactividad. Por los casos de accidente que dicen “los expertos” que ha habido, a veces les falla algún chisme porque se han pegado ya cada trompazo que hasta se han matado... como tanto humano en la carretera; y es que extraterrestres sí, pero de tecnología no tan perfecta.

Procedencia posible
Otros sistemas solares de esta u otras galaxias, de uno o varios universos paralelos, o futuros ¿?, y/o ¿de un universo no material o espiritual?, y proyecciones de la mente humana (¿u otras?). Además de monumentales naves nodriza, podrían tener bases en montañas, en los mares, donde ha habido abundantes avistamientos, e incluso en lugares como la Luna o Marte, si bien esto último puede resultar más dudoso. La literatura que hay sobre la existencia de tales bases no resiste el más ligero análisis congruente, resultando delirante por lo general.

Avistamientos
El momento de su vista es preferentemente de noche, entre la 1 y las 4 de la madrugada (¿la hora de los disco-pub?), si bien también hay abundantes casos diurnos. La zona preferente, con cerca del 60%, es la rural, siguiendo luego la desértica con un 15% y la de baja densidad poblacional con otro 15%. La duración de los avistamientos en la mitad de los casos no sobrepasa los 5 min. Se les observa cruzando el cielo, estáticos o haciendo maniobras en zig-zag. A veces se producen varios sobre una zona en un tiempo determinado, lo que se califica como “oleada”. No suelen mantener una trayectoria larga, desapareciendo en tramos relativamente cortos, lo que hace imposible su seguimiento a gran escala. El francés Aimé Michel hizo estudio geográfico de los lugares de avistamiento y estableció las denominadas ortotenias, compuestas por líneas rectas que enlazan tales lugares (lo que supone ver en distintos lugares los objetos volantes y descartar que sean alucinaciones o invenciones individuales, así como que siguen un patrón de vuelo). Resultan sospechosas las formas de los objetos, salvo en los casos de ser luces, esferas y otras formas de indeterminada luminosidad: a poco que se examinen las fotografías no aparecen prácticamente dos platillos iguales. También es sospechosa la posición que se observa en las fotografías: casi siempre no están en plano paralelo al suelo, sino inclinados aleatoriamente, lo que hace sospechar que pudieran ser maquetas lanzadas al aire, o, de resultar ser ciertos los platillos ¿es que no van a tener sistema alguno de equilibrio posicional? Sospechoso... Para el afamado psicoanalista C. G. Jung los avistamientos, aun colectivos, son una proyección del subconsciente, pero en tanto que las fotografías que acompañan a los mismos son reales, entonces sugiere que tal proyección sea... física; algo así como una materialización incontrolada de la mente humana.
En cuanto a los lugares donde más avistamientos se producen, en el caso USA es en los estados de Missouri, Colorado, Arizona, Florida, California, Texas, Washington, Michigan, New York, Ohio y Pensilvania. Los motivos, según algunos estudiosos, de la visita parecen centrarse sobre determinados sitios, como las centrales nucleares; quizá porque se abastezcan allí de energía de algún modo, o bien porque estudien el estado tecnológico humano, o vaya Vd. a saber. También las bases militares donde hay armamento nuclear, y los sitios de fallas geológicas con actividad sísmica,  son lugares predilectos OVNI. En el caso de la actividad sísmica, las apariciones OVNI, podrían ser de origen natural, no así en los casos de bases y centrales.

Fenómenos que acompañan.
Silencio, y pocas veces zumbidos o ruidos, agudos o graves, y excepcionalmente explosiones en el cielo. Desplazamientos vertiginosos, maniobras y giros bruscos, desaparición súbita por apagado de luces o aparente desmaterialización, y maniobras en definitiva instantáneas; las trayectorias trazadas son de todo tipo: en zig-zag vertical y horizontal, en ascenso o caída vertical, en espiral, en círculo o elíptica, en trayectoria rectilínea, etc. Emisión de luces fuertes y rayos luminosos de todos los colores. Zonas quemadas en lugares de aterrizaje y huellas profundas de las patas (lo que indica gran peso). Apagones eléctricos en la red. Paralización y apagado de vehículos de motor humanos. Interferencias, radios estropeadas, y también apagado en sistemas electromagnéticos (radio, TV, etc.). Algunas veces, pocas, cae del cielo una lluvia de materia de diversa naturaleza en forma de hilos o partículas, descritos como de algodón, gelatinosos, y que se disuelven; en alguna ocasión, algún material de estos fue analizado, mostrando elementos corrientes como el carbono, aluminio, silicio, magnesio, etc., y es conocido como “cabello de ángel” por los ufólogos, pudiendo tratarse quizá de material de señuelo de uso militar (terrestre) contra radar o de procedencia natural de motores a reacción, sin excluir la versión... OVNI. También excepcionalmente hay casos en los que parece pararse el tiempo (y no solo los relojes, que es fenómeno más habitual en los casos), con detención o paralización absoluta de seres y cosas; lo que sí hay es numerosos casos de paralización solo de los testigos, a veces tras ser sometidos a alguna luz.

Actividades de los “visitantes”
Observación. Toma de muestras de terreno, vegetales o animales. Examen de humanos. En muchos de los lugares de aterrizaje, a veces dejan fuertes campos magnéticos, radioactivos, hay alteraciones diversas (quemado, calcinación, elementos extraños, etc.) y existen casos en los que los animales huyen del lugar y no hay vida, o bien lo contrario, con mutaciones de plantas o pequeños seres. A veces se los ve levitar aparentemente al descender de las naves. Estas huellas dejadas, tan variopintas, apuntan a una contradicción tan pura como que no quieren dejarse ver por un lado y luego no eluden dejar tales llamativos rastros.

Contactos con terrestres.
Paralización de vehículos de motor humanos, y a veces paralización o inmovilización de humanos con rayos u otros medios para que no les molesten se supone; por cierto, descienden en sitios despoblados, pero pareciendo buscar algún testigo (no deben tener ningún aparato infrarrojo para ver antes al humano y buscar un sitio mejor y así, claro, tienen que paralizar luego al testigo; o bien son fácilmente sorprendidos o es sospechoso ¿no?). Contactos por señas y por lenguaje hablado terrestre por lo general. Contactos telepáticos o por medios psíquicos; eso dicen los “contactados”. Secuestros o raptos, aquí llamados abducciones, con exámenes o manipulaciones de tipo médico y colocación de implantes (se dice que hay “pruebas”). Contacto físico o semimaterial, y hasta contactos sexuales. La elección de los raptados o abducidos y contactados parece aleatoria: de todas las edades, hombres y mujeres, de cualquier país, de todos los niveles culturales y profesiones. No hay un estereotipo fijo, pero estadísticamente parece que prefieren más secuestrar mujeres...
En contados casos, inculcación de mensajes de paz y bondad e instrucciones y advertencias a humanos contactados. Serían algo así como somos los humanos con algunas especies de animales en peligro de extinción o simplemente para mantener su equilibrio (y aquí el concepto no es físico solo, sino primordialmente mental, espiritual, ético, etc.). Posible manipulación de los humanos, tanto si son materiales como entes espirituales, y generación de fenómenos religiosos.

Actitud para con los humanos
Rehuyen todo contacto, salvo casos excepcionales y los de secuestros, claro. Inhibición y no injerencia, en general, en todas las actividades y actitudes humanas; si fueran ciertos los casos de naves en la antigüedad, entonces sí que hubo intervención, y mucha. No se observan actitudes agresivas, salvo casos raros, si bien se vincula a algunas razas o especies una actitud de desprecio absoluto en el trato, los secuestros, y cosas peores (como los humanos con los animales). En cualquier caso, no se observa una actitud bélica general, puesto que con su tecnología la especie humana tampoco es evidentemente un enemigo para ellos, pero excepcionalmente algunos aviones han resultado mortalmente derribados en su intento de acercarse a las misteriosas naves, o personas han muerto o desaparecido sin rastro en otras circunstancias. Según algunos, los extraterrestres nos manipulan mentalmente, nos engañan y están en realidad viviendo entre la gente para utilizarnos y aprovecharse de algún modo de nosotros, tanto físicamente como de nuestra energía mental.

Consecuencias de los contactos (o presuntos contactos)
Desapariciones. Pérdida de memoria y de la noción del tiempo (o saltos hacia adelante en el tiempo). Erupciones en la piel y otras alteraciones físicas, como quemaduras, dolores diversos, etc. Diversas secuelas psicosomáticas. ¿Curaciones en algunos casos? Cambios de conducta, generalmente hacia motivaciones mesiánicas o notable incremento de la sensibilidad por temas religiosos y sociales, así como aumento de las capacidades psíquicas. Algunos transmiten advertencias y profecías; en este último caso, en relación a cuestiones importantes, en la inmensa mayoría de los casos no aciertan una ni de casualidad... Las advertencias son de tipo salvador, ecologista, antinuclear, catastrofistas, etc. Creación de sectas seudo-religiosas y, en ocasiones, suicidios.

Otras circunstancias
Algunos de los contactados, o simplemente gente que obtiene alguna prueba fotográfica o de otro tipo, se dice que han recibido visitas de trajeados agentes conocidos como los MIB, “hombres de negro”, a los que se les dedicó hasta películas cómicas, que les tratan de disuadir o les amenazan para que no digan nada de sus avistamientos o contactos. Existe manipulación de la información sobre OVNIs por parte de agencias estatales con fines de dar cobertura a otras cuestiones (ensayos de aviones secretos, por ejemplo) y control psicológico.

La investigación humana
Acercamiento de aviones y algunas veces detección por radar. Estadística de avistamientos. Estudios geométrico-geográficos de las trayectorias y de los lugares de visita, terrestre o aérea, y en el primer caso de huellas en terreno y vegetales. Enlace con apariciones marianas. Investigación médica y psicoanalítica de los contactados y de regresión hipnótica de abducidos; esta última técnica también tiene detractores que piensan que puede ser una interpretación personal subconsciente o subjetiva de otro tipo de hechos (es decir, que sean historias “inventadas” inconscientemente), sin contar que la inducción del hipnotizador también puede ser determinante. Prácticamente la mayor parte de la investigación conocida está realizada por aficionados sin apoyo o medios mayores que pudieran ser determinantes. No hay firme constancia científica de materiales, cosas, o restos, en poder humano, salvo que se pudieran tener en secreto, cosa más muy dudosa. Lo más cierto es que al menos el 95 % de los casos son explicables, naturales o engaños. Las fotografías y filmaciones no suelen revelar ni ser relevantes por su falta de nitidez, lo que a pesar de los miles y miles de casos da lugar a sospecha. Incomprensión humana de varias peculiaridades del fenómeno (maniobras raras, sistema de propulsión, extrañas investigaciones de los presuntos extraterrestres, etc.). Generalmente la mayoría de los científicos eluden investigar seriamente el asunto porque niegan cualquier hipótesis de trabajo que no sea bajo la perspectiva del fraude o de hechos naturales explicables. De otro modo: no admiten como base de partida ninguna teoría que pueda conducir a reconocer la existencia de los presuntos extraterrestres o seres transmundanos; y no lo estudian porque muchos de los fenómenos testimoniados violan leyes físicas reconocidas.

Nombres para esta historia
Algunos escritores, estudiosos e investigadores históricos sobre el tema:
Extranjeros: Joseph Allen Hynek; Jacques Vallèe; Aimé Michel. Otros: el físico nuclear Stanton Friedman, el psiquiatra Berthold Schwarz, el físico militar Bruce MacCabee, Leo Sprinkle y el periodista Antonio Huneus.
Españoles: Antonio Ribera; Juan José Benítez; Vicente Juan Ballester Olmos.

Actitud humana de ciudadanos corrientes
Aproximadamente la mitad de los ciudadanos de los países de Occidente, en el último cuarto de siglo XX creían posible la existencia de los extraterrestres y que los OVNIs son sus naves espaciales. Pero ello no es signo de certeza en absoluto, puesto que la humanidad a lo largo de la historia ha creído durante siglos y milenios en cosas absolutamente falsas, como hoy se sabe (y nos referimos a religiones, mitos, ciencias y otros parámetros de la historia humana).

Conclusión humana oficial
La conclusión es que no hay nada firme que se pueda constatar, que sirva de prueba universal, pero también es verdad que curiosa y generalmente se opta por guardar los presuntos hechos como secreto militar o gubernamental, en ocasiones para manipular u ocultar otros hechos; excepcionalmente se liberan con el tiempo bloques de informes que no aclaran gran cosa. Seguramente quien más sabe del asunto es la USAF; la Fuerza Aérea rusa también estará un poco enteradilla. De los mismos, extraoficialmente, algunos importantes mandos militares, y también algún político, han reconocido creer en la procedencia inteligente, no humana, de los casos auténticos de OVNIs.
Los abundantes, múltiples y simultáneos testimonios de la gente implicada no son aquí tan válidos como sí ocurriría en un caso judicial. Y es que aquí, como se juega con algo que contradice nuestra ciencia, se exige además algo sólido... una especie de “arma del crimen” que nunca aparece.

Conclusión final
    Descontados los fraudes y confusiones, haber, algo hay, pero a ciencia cierta no sabemos que es, porque faltan muchos datos o piezas dentro de un enorme puzzle; lo peor de todo es que el asunto parece planificado por locos o bromistas por las contradicciones o absurdos de que se rodea. Lo lógico es que existan seres en otros sistemas solares (incluso en otros mundos no materiales) y que algunos tengan civilizaciones inimaginable e infinitamente más avanzadas que la nuestra, con lo que es aceptable que puedan de algún modo... llegar, lo que no significa que lo hayan hecho.
    No hay lógica en todo este asunto. Los defensores a ultranza de su existencia y que ven extraterrestres por doquier no tienen un razonamiento sustentador congruente. Por ejemplo: no es lógico que haya tantos casos de platillos volantes accidentados, que caigan, que choquen con una avioneta, etc., y luego resulta que nuestros cazas no son capaces de abatir ni uno solo; eso sin contar las dificultades para cruzar unos cuantos años-luz del Universo, que parece hacer con extrema facilidad. A menos que sean entidades no materiales, todo esto no tiene sentido.
   El que no haya visto-oído-y-palpado un extraterrestre como dios manda, por así decir como cualquier “santo-tomás”, no estará obligado a creer... porque este ambiente está plagado de farsantes, aprovechados, vendedores de malos libros y buscadores de notoriedad, por no decir cosas peores. Es más: si usted llega a ver un alienígena podría ser uno de estos (autodenominados) “investigadores”, y en caso de ser auténtico, como no sabemos las verdaderas intenciones o de qué tipo nos puede resultar de todos los mentados... mejor echar a correr... y en prudente dirección contraria.
    En todo caso, verdad o mentira, pero en serio, psicológica y socialmente el fenómeno OVNI ha pasado desde la segunda mitad del Siglo XX a formar parte de la cultura humana y despierta en casi todo el mundo cuanto menos curiosidad. Y ello ha sido así gracias al despegue tecnológico humano, al que se debe la toma de conciencia de las posibilidades exploratorias siderales.

NOTA del autor: Lamento algunos comentarios ocasionalmente un tanto jocosos, o poco serios, aun a sabiendas de no conocer la exacta verdad de fondo del caso comentado, pero a vista del hecho concreto no he podido remediarlo... Por otra parte, el humor es para este autor la única cualidad notable (o incluso divina) que distingue al humano del animal (no se sabe de ninguno que haya contado ningún chiste…), así que si los extraterrestres y sus acólitos terrícolas no tienen sentido del humor no merecen mayor consideración.

    > OTRAS VISIONES DE NUESTRO UNIVERSO. ¿OTROS UNIVERSOS?

    Por supuesto, los contactados terrestres como “portavoces” de los extraterrestres, y también por revelaciones modernas de índole religioso (ángeles, arcángeles y otras entidades del más allá que comunican a quien bien les parece y por distintos medios –según dicen-), o incluso parapsicológico, o por cualquier otra vía, nos ofrecen versiones interpretativas del Universo distintas a la astronómica, u oficial por así decir; o también que profundizan donde no hay prueba o constancia científica alguna.
    Se recalca una vez más que se recoge aquí “lo que hay por ahí” con independencia de los visos de fantasía que aparentemente contienen, y no como defensa de ninguna hipótesis, teoría, o lo que sea, ni negación de otras que sencillamente no se citan. Que quede bien claro que aquí no se quita ni se pone rey, sino simplemente se cuenta algo de lo que hay...
    A lo largo de la historia, el hombre ha tenido que cambiar su perspectiva del Universo, de la propia vida, y no hay que extrañarse que la actual no sea la definitiva. Así que hay que prepararse para un indefinido horizonte de sucesivas concepciones sobre el mundo y nuestra existencia. No hay que rasgarse pues ninguna vestidura, ni declarar anatema a nada, ni a nadie.
    Los mensajes extraterrestres (a decir de los “terrestres”…) inciden en el peligro de autodestrucción que corremos con nuestras guerras y tal, pero también sobre otros planos existenciales (después de la muerte), y algunos pormenores de nuestro Universo. Sorprendentemente, algunas veces, tan loables principios y propósitos se diluyen de golpe ante la más mínima falta de pruebas o el sazonamiento de los mismos con algún que otro disparate (como que en Venus o Saturno haya vida, y cosas parecidas) o simplemente en la más pura contradicción; o es que falla el “traductor” o la vida en tales lugares es solo “espiritual”, con todos los respetos a los “seres superiores”, y es que éstos no aclaran bien tales importantes y transcendentales matices. Algunos “comunicados” tienen sin embargo la gran fuerza que da a la mente humana bajo determinadas premisas psico-sociales y culturales cualquier hipótesis medianamente congruente de tipo seudo-religiosa, frente a tanta represión, “misterios innecesarios”, “mandamientos incomprendidos” y rituales de las religiones “oficiales” de nuestro tiempo, sin mencionar cosas peores y más mundanas, que a veces nada se distinguen de las simples supersticiones, y que abonan así fácilmente el terreno para la existencia de sectas, cuyos líderes suelen tener luego fines bastante menos espirituales, más bien crematísticos, cuando no terriblemente letales.
    Algún “comunicado extraterrestre” viene a decir que pertenecemos a un mundo de energías, cuyo esencia o centro ocupa Dios, también de pura energía primaria, absoluto y del que emanamos con todo lo creado, estando en un bajo escalón de una sucesión de mundos de distinto nivel vibratorio, pero todos de naturaleza final eléctrica y magnética, por así decir. La existencia material sería una variación de la energía original u otra “superior”.
    Otras entidades darían a conocer a sus comunicantes acerca de la filosofía de la vida: que todo lo sometido al tiempo ha de evolucionar, o cambiar, para subsistir; que la vida es un continuo aprendizaje en una sucesión de existencias; que todo se sucede en ciclos predeterminados y a pesar de ello las criaturas tenemos opción de elegir caminos; que existe una interrelación entre los entes de nuestro Universo (estrellas, planetas, seres vivos, etc.) y los de otros planos; que los agujeros negros “nacen” como entes de otro tipo en otro universo en un plano cercano o distinta dimensión; etc. Como se ve, en realidad, en los dos primeros casos no hay nada nuevo (si aceptamos la reencarnación en la segunda cita); lo demás no es comprobable para nuestros pobres medios.
    Pero, ¿existen otros universos? ¿Están colindantes al nuestro o en otros planos superpuestos? ¿Son materiales o espirituales? ¿Los hay que son mezcla material y espiritual? Son posibilidades, combinaciones, y quizá desde aquí una intangible realidad o la más descabellada ilusión humana.
    La certeza de la existencia de mayor número de dimensiones lleva a la firme creencia de que, en efecto, hay “algo” más; “bastante” más se podría decir. No se sabe ciertamente que es, pero “haberlas hailas” como diría el gallego de las meigas.
    Del buen número de descripciones de diferentes universos que de distintas fuentes (religiosas, de contactados, de visionarios, médiums, etc.) barren el espectro con sus modelos, con el debido respeto a todos, para quien esto escribe, destaca uno, que pretende ser una moderna revelación de seres celestiales, y en la que resalta la notable extensión de miles de páginas: es el Libro de Urantia. Este libro se indica que es una revelación que data de los años 30 del siglo XX (antes de la segunda guerra mundial) y que según se dice por ahí fue confeccionada en estado de trance por un médium americano durante casi 20 años, si bien también se niega este extremo; los inductores o instructores serían entes espirituales, según se deduce de los propios escritos. Es una historia muy hermosa, demasiado hermosa para ser verdad, hasta que leemos los capítulos... astronómicos. Y es que seguramente falló una vez más el “interprete”, o el “canal”, o... es un invento humano, si bien bastante bien documentado en muchos aspectos.
    Según el repetido libro, nuestra Vía Láctea se comenzó llamando (en los ámbitos celestiales) la Nebulosa de Andronóver (nombre de raíz sospechosamente idéntica a Andrómeda) y el nombre del “universo local” se denomina Nebadón, al que pertenecería tal galaxia. El citado Nebadón pertenecería a su vez a el Superuniverso llamado Orvonton que es uno de los 7 superuniversos que forman el Gran Universo y que rodean a un ente no material como nosotros lo entendemos: el Universo Central de Havona que contiene en su centro al Paraíso celestial y la llamada Isla del Paraíso existente fuera del espacio y origen de todos los universos físicos habidos y por haber. Havona estaría fuera del tiempo, es decir, sería eterno y tiene una naturaleza física, aunque no como la nuestra (está en otro plano existencial y por lo tanto no es visible para nosotros), en la que existen mil elementos químicos básicos y 7 formas de energía.
    Hasta aquí nada que objetar puesto que no parece estar al alcance de nuestra comprobación. El problema viene cuando nos da la fecha de creación de tal nebulosa: hace 875.000 millones de años; la misma nebulosa sería la número 876.926 (se supone del Universo Local). Los datos que tenemos es que el Universo entero, desde el Big Bang, tiene “solo” en torno a los 13.700 millones; claro, que en 1930 esto no se sabía. También es cierto que los cálculos hechos por los astrónomos no cuentan con algo nuevo que dice el Libro, y de lo que más adelante se hace ampliación: un Universo pulsante en ciclos cortos, en vez de un Universo en expansión desde su creación; es decir, un Universo que se expande y contrae, no como el Big Bang continuo hasta un punto de detención para luego iniciar el Big Crunch, o bien una expansión eterna. Además, esto ocurriría alternativamente en combinación de contrapeso con una parte del Universo que tiene un espacio “no ocupado” por materia, fuerzas y energía como las que existen en el espacio que sí las tiene. Todo ello formaría geométricamente seccionado una especie de cruz de Malta girando sobre su punto central (el Paraíso, inmóvil), y dos de los brazos serían el espacio ocupado y los otros dos el “no ocupado”. El ente de unión de la materia sería la gravedad, nacida o emanante para todo espacio y universo de la propia Isla del Paraíso; también se dice que el espacio equilibra a la gravedad pero “no responde” a ella. Si realmente fuera el Universo pulsante, eso alteraría muy sustancialmente muchos de los cálculos de los humanos, pero no se si las enormes cifras en años que aquí se citan admitirían aun así el planteamiento.
    Durante 375.000 millones de años la nebulosa evolucionaría hasta que nació su primera estrella, hace 500.000 millones de años. Poco después, hace 400.000 millones de años, un hijo creador de Dios –relata el Libro de Urantia- llamado Miguel, o Micael, de Nebadon (el Jesús humano hecho Cristo) eligió a Andronóver para desarrollar su propia creación de vida. Tales prerrogativas celestiales le serían concedidas al respecto hace 300.000 millones de años.
    Hace 6.000 millones de años nacería una de las últimas estrellas de la galaxia (recordemos que estamos en la Vía Láctea, nuestra galaxia) que tendría en total 1.013.628 estrellas. En cuanto a la edad, por fin podemos estar casi de acuerdo (1.000 millones de años al margen...), pero no en cuanto al número de estrellas, ni aun considerando que se refiera a sistemas solares binarios que podrían suponer realmente el doble de estrellas. El número de estrellas de la Vía Láctea es de al menos 100.000 millones, por lo que la cifra del Libro de 2 millones en el mejor de los casos crea una diferencia notable. En el Cielo o en la Tierra, alguien ha contado mal las estrellas, y eso ya hace dudar de los datos no comprobables.
    Según el Libro, el Sistema Solar se llamaría Monmatia y sus planetas (12 al parecer) se habrían formado de la materia liberada por el Sol ante la presencia de otro sistema que pasó rozando en una época. La astronomía no cree actualmente en esta posibilidad. El repetido Libro también dice que la Luna se irá acercando a la Tierra, cuando está demostrado que se está alejando. Tampoco se cree posible que la Tierra fuera en un tiempo igual de tamaño que la Luna y que la afluencia de asteroides impactados en el planeta lo fueran acrecentando hasta el tamaño actual (desde hace 1.000 millones de años); dice el Libro que hace 1.500 millones de años tenía solo 2/3 del tamaño actual. Por otra parte, la atmósfera primitiva se dice que estaba compuesta principalmente por CO2, CO, vapor de agua, y cloruro de hidrógeno, cuando los científicos creen que había CO2, metano e hidrógeno, y también amoníaco; total, que solo acertamos en el CO2.
    Y finalmente se dice que la vida apareció hace unos 550 millones de años cuando los científicos de hoy creen que se originó hace unos 3.500 millones de años. En resumen, que no damos una...
    En el Libro de Urantia, resumiendo, se dice que hay pues 7 superuniversos, en realidad divisiones geográficas del Universo, que tienen por centro de gravedad el lugar coincidente sobre el que se halla un Paraíso material, también coincidente, pero en otro plano, con el espiritual que es la residencia de la divinidad más elevada. Se dice en el libro que materia y energía son uno y que todo vino del mismo punto central y tras completar un ciclo volverá allí; ¿no suena a teoría del Big Bang con final del Universo en Big Crunch? Pero también dice que el espacio no se origina allí, en el Paraíso, y que el mismo no es energía, ni fuerza, sino un ente pulsante de expansión-contracción de un período completo de 2.000 millones de años (la mitad de dilatación y la otra mitad de encogimiento); es curioso... También se dice que hay un espacio no ocupado por materia, ni fuerza, ni energía que se alterna en tal respiración; es decir, que cuando el uno se expande, el otro se contrae.
    Los 7 superuniversos, el Gran Universo (del Libro), son pues zonas en que se divide el (nuestro) Universo y contienen cada uno 100.000 universos locales, uno de los cuales, el nuestro, es Nebadon, perteneciente al superuniverso de Orvonton. Habría por tanto 700.000 universos locales en el Universo; la dificultad para establecer la correspondencia deriva de que las divisiones o agrupaciones de Libro de Urantía parecen, o son, más administrativas que las físicas de nuestro Universo astronómico, así que hace referencia a un Universo Local que comprende 100 constelaciones (término no equivalente en significado al nuestro) y cada constelación a 100 sistemas y cada sistema a 1.000 mundos habitados o habitables... Así que un Universo Local contiene 10 millones de planetas. El número de planetas potencialmente habitables (que no habitados) en todos los grupos de universos sería de 7.000.000 de millones, de ellos 3 millones pertenecen a Nebadon. La cifra dada de soles de Orvonton es de 10 billones; teniendo en cuenta que la Vía Láctea tiene como mínimo 100.000 millones, el superuniverso equivale pues a unas 100 galaxias medias puesto que la nuestra es ligeramente superior y tendrá en realidad algo más los 100.000 millones citados. Así visto, como sea que nuestro Grupo Local (astronómico) es de unas 30 galaxias, un superuniverso equivale a más de 3 grupos locales, lo cual no parece ser mucho... si bien tenemos que pensar en el muy bajo dato atribuido por el libro de 2 millones de estrellas a la Vía Láctea...
    En los límites del Universo físico habría, aun medio millón de años-luz de vacío más allá, zonas de energía “en vías de materialización” y de cuyo destino no saben aun los informadores celestiales de toda esta sorprendente revelación. Coincide con los astrónomos, eso sí, en que el espacio es finito pero ilimitado. Hace referencia igualmente a la gravedad y otros aspectos que exigen una muy atenta lectura; pormenorizar con comentarios sus detalles puede requerir por si solo una extensa obra para la que, exigente la misma del necesario rigor, no se considera capacitado este autor. Por ejemplo, dice que el alejamiento de lejanas galaxias a más de 50.000 Km/seg (1/6 de la velocidad de la luz) es solo aparente debido a factores como una distorsión del espacio-tiempo. También posiciona el Sistema Solar y otros entes de nuestro alrededor en el contorno superior de las agrupaciones galácticas, así como sus parámetros de movimiento; cita una formación de nebulosas, galaxias, soles, etc, con detalles sorprendentes; hace referencia a unas islas oscuras que por sus características se nos antojan agujeros negros; y que hay materia que se origina en las nebulosas y en el espacio, cosa que hoy nos resulta bastante dudosa, pero no del todo, porque hay algún astrónomo que defiende, al menos en parte aun hoy, esta teoría. Otro detalle que gusta poco es que dice que en nuestro Sistema Solar hay 3 planetas que puedan cobijar vida; aceptando la posibilidad de Marte, ¿qué otro?, si Mercurio y Venus son un verdadero horno y el resto un magnífico congelador. Tampoco parece acertar en la temperatura de la superficie del Sol, 3.300ºC, cuando se sabe que tiene 6.000, casi el doble, en tanto que la del centro se citan los 19,4 millones de grados cuando se ha calculado que tiene 15, si bien aquí la cosa podría ser más discutible. Otras explicaciones sobre procesos estelares, en cambio, parecen acertadas.
    Por cierto, introduce una nueva forma de energía o partícula llamada ultimatón que dice que no está sujeta a la gravedad... Se dice que 100 ultimatones equivalen a un electrón. También dice que hay seres espirituales (los que denomina Mensajeros Solitarios) que se desplazan en el mundo físico (el nuestro) a una velocidad de 1,346 billones de Km/seg, otros con menos rapidez y otros que no están limitados por el tiempo y el espacio.
    El Libro de Urantía... ¿Verdad? ¿Fraude? ¿Verdad mezclada con falsas interpretaciones? ¿Engaño malicioso? ¿Verdad parcial adaptada a la mente humana de este tiempo? ¿Montaje de oscuros fines? ¿Fantasía o religión-ficción? ¿Un simple cuento chino relativamente bien documentado a veces? Quien sabe, pero el sorprendente libro lo que no deja es indiferente...
    
    Otra revelación es la del pretendido mensaje de altas entidades celestiales a una médium alemana a partir de 1975 (algo contemporáneo para quien diga que ahora no hay profetas) que da lugar a la llamada “obra de Jesucristo-Nuestro Retorno” se mencionan cosas interesantes espiritualmente pero también acerca del Universo, aunque en este último aspecto ya la cosa no es tan interesante (verán pronto por qué) y sirva de muestra de tantas otras revelaciones “apócrifas”, por así decir dentro de la temática. El mensaje se anuncia anticipadamente fuera de cualquier intento de instituir secta, confesión o credo alguno, aportando la información gratuitamente, todo lo cual ya es meritorio y digno de atención porque la distingue –o al menos así parece- de la habitual mecánica de la mayoría de las sectas, si bien está basada en las religiones orientales, y bien parece una derivación para Occidente, o una versión teosófica. Veamos algo del contenido en cuanto a su relación tangencial con cuanto nos ocupa. 
    Según esta “revelación”, existe un “Sol Central Primario” que es el corazón del Universo, el campo de fuerza de absolutamente todo, o más bien de todos los universos, puesto que aquí se dice que existen 7 veces 7 cielos; o sea, cada uno de los 7 cielos tiene 7 regiones subordinadas. También cita o llama 7 planos básicos o jerarquías celestiales y la existencia de segundos soles primarios o soles de prisma. En torno al Sol central primario (que es centro no solo del mundo espiritual sino también del material), además de otro sol, giran dos planetas habitados, uno el de la sede de Dios Padre y otro del llamado “ángel femenino”. Los sistemas espirituales tienen planetas, como reflejo de nuestro propio mundo. Para los entes espirituales no habría espacio ni tiempo, ni por tanto distancias. El plan divino revela aquí nuestro Universo como una condensación material, o transformación que precisaría de una renovación continua de purificación para poder retornar a los orígenes, al sistema primario. También dice que la aparición del plano material con los planetas condensados (se entiende por energía espiritual condensada) fue generada por una vibración distinta del resto de mundos originada a su vez por la rebelión de Lucifer, un príncipe divino que quería una Creación dividida, algo finalmente imposible pero que generó los fenómenos antes dichos, la famosa “caída” en resumen. Dentro de las explicaciones ofrecidas, mayormente espirituales, llegamos a rozar las filosóficas cuando en propia palabra de Cristo (aquí nuevamente en el papel de Redentor), como uno de los mensajeros directos de la “revelación”, se dice que en realidad el reino de la luz, de la irradiación espiritual, “es un reino de sensaciones y percepciones”; algo que ya algún filósofo apuntó bajo la idea de que nuestra vida, vivencias y lo que creemos físico y consistente, la vida y lo existente, quizá solo sean una mera y enorme ilusión. Si todas las partículas cuánticas fueran solo vibración, como así se cree que son, toda la vivencia humana es un complejo conjunto de vibraciones y por tanto, ni nada es consistente ni eterno como parece, ni estamos lejos de aceptar que nuestro pensamiento (que define como una sensación luminosa divina) es solo una ilusión, una vibración pensante. Pero esto es ya casi harina de otro costal, un laberinto de fácil enredo semántico.
    Pero a partir de aquí la “revelación” se mete luego ya en aseveraciones tan difíciles de creer y además tan “fuertes” como que dice que tanto las obras como los pensamientos humanos modifican “la vibración” del planeta Tierra y del Sistema Solar ¿¡!?, influyendo en el ¡eje de la Tierra y su rotación! Y da como explicación las explosiones nucleares, el equilibrio ecológico,... pero –permítame la divinidad decir que- es muy de dudar que ni haciendo estallar todo el arsenal nuclear del planeta Tierra se modificara ni una décima de segundo su rotación, aunque, eso sí, a lo peor no quedara nadie para comprobarlo. Luego se pierde en explicaciones sobre la influencia concreta de otros planetas de nuestro Sistema Solar sobre la Tierra de los que dice que “activan” o influyen con “rayos” y “campos magnéticos” las hierbas y “algunas clases de animales”, así como mares y atmósfera, en un extraño acercamiento a la astrología más que a otra cosa, y a un profético catastrofismo muy de moda en las últimas décadas del Siglo XX; ni aun considerando que quiera decir que tales influencias sean... “espirituales”... cuela el asunto. Así pues, resulta tan poco creíble que deja también en más que duda anteriores explicaciones sobre las que tenemos menor información... fiable. Si además contamos que dice que la estrella de Belén era... el (invisible sin telescopio) planeta Urano...; en fin, que como la fe mueve montañas, la falsedad o la estupidez pretende mover planetas. Queda además rematada la cosa con un enlace con el tema OVNI: un anunciado rescate del hombre por parte de “los hermanos del cosmos” venidos de las estrellas en platillos volantes ante tanta “catástrofe” o para cumplimiento de la profecía del fin de los tiempos. E incluso hay epístola de los “extraterrestres” (denominados aquí “hermanos de los ámbitos parcialmente materiales del universo”) a los terrícolas, advirtiéndonos de que recemos (cosa loable), seamos altruistas (cosa muy loable), amorosos (más loable todavía), etc., y nos advierte de las catástrofes que nos esperan (como si no las tuviéramos ya con tanta guerra y tanta hambruna). Por cierto, dice el extraterrestre entrevistado (que recordemos que es parcialmente material), llamado Mairadí, que en el Universo entero ningún planeta está deshabitado, eso sí, los no materiales... sino por seres de distinto nivel vibratorio, y que los platillos volantes, que ellos llaman “deslizantes”, son construidos “de forma parecida a los cuerpos espirituales” pero con metales de ámbitos vibratorios más refinados que nuestro basto planeta... Pero sobre el funcionamiento da una explicación modelo “cacao mental” a base de mucho campo y corriente magnética, ondas magnéticas ¿?, fuerza del pensamiento para la dirección, un tal rayo-guía, y los citados metales en rotación. Para curarse en salud de otra afirmación, tal cual que “Mercurio, Marte, Venus y Neptuno” han “cambiado sus órbitas”, se dice que nuestros científicos no tienen los aparatos lo bastante precisos para ver el cambio. También justifica las alteraciones en nuestro planeta por la “irradiación” que nos llega de los demás planetas (como ven, astrología pura), pero que es modificada o interrumpida por nuestros actos, satélites, aviones, etc., y que así anda el hombre de “trastornado”... Hay más cosas pero no conviene que “cunda el pánico”...

    En la consideración de existir planos paralelos entra la posibilidad de que no sean físicos como el nuestro. Es decir, que haya uno o más universos espirituales o semimateriales. En tal caso, hay otro aspecto misterioso, a decir de algunos, que sería utilizar un universo paralelo y tangencial con el nuestro para el conocimiento de... ambos. En cualquier caso tal opción no estaría al alcance de cualquiera, sino de que aquellos dotados de una mínima y elevada cualidad espiritual o mística que además exige una preparación y entrenamiento.
    Un universo espiritual o algo así, en un aspecto también cercano a la religión, como en el caso anterior. Esta opción para viajar por el cosmos, considerada incluso por Hermann Oberth, sería usar el cuerpo astral humano; tal cuerpo se supone un doble del físico al que se une con un llamado cordón de plata, un cordón umbilical que se rompe en el momento de la muerte física. Estamos en un terreno nuevo, el teosófico, porque aquí se aborda la hipótesis de que el ser humano tiene, además del cuerpo material, otros de carácter espiritual, siendo el astral el menos espiritual de los posibles o el más tangible con nuestro mundo material. Aunque esto no es ciencia (porque no se puede comprobar –al menos que se sepa-, ni reproducir en laboratorio) parece lógico pensar que la posibilidad de la existencia transmundana sea real, sobre todo cuando en la física se empieza a hablar de la probable existencia de otras dimensiones no tangibles desde la nuestra, y no ya por la simple enseñanza religiosa, que tampoco se excluye. Según dicen los que realmente nada demuestran al respecto (se puede pensar que sí se podría demostrar notarialmente y con altísima probabilidad de certeza si los que dicen hacer el viaje astral aceptaran someterse a determinadas pruebas), el cuerpo astral, separado del físico y portando la consciencia, puede viajar con la velocidad del pensamiento, traspasar la materia e incluso materializarse adecuadamente en otro lugar; aunque esto último ya sería para los viajeros avanzados o expertos. Significa que se podría visitar Marte, Saturno o el satélite Miranda, o un planeta en una estrella, y casi instantáneamente o con velocidad superior a la de la luz, e incluso, si las condiciones del lugar son propicias (se supone), materializarse en tal destino. Lo que no parece que se pueda hacer es traer nada de allí, ni muestra de terreno, ni fotografías o películas, ni nada material, pero si se podría evaluar visualmente el objetivo, adquirir el conocimiento, sin entrar en otros detalles probatorios. Este asunto da para muchas páginas, con un buen número de pros y contras, siendo el propósito fundamental de esta obra solamente constatar una posibilidad, por muy remota que sea, pero no enfrascarse en consideraciones que nos llevarían a otros campos abriendo un abanico enorme de cuestiones.

    En fin, que no entendemos mucho al Universo, ni a su Creador, un Dios que la historia del hombre ha venido presentando cambiante, primero vengativo y selectivo con los pueblos, luego amoroso y universal, y ahora aparentemente indiferente y alejado de nosotros tras los sucesivos descubrimientos de la ciencia en las últimas centurias, pero que permite sin embargo el rebrote por un lado de pululantes agoreros y por otro de receptores de revelaciones y visitas angelicales, abundantes pero desdichadamente divergentes en tantas explicaciones, tanto sobre el más allá como sobre el más acá, sin contar que la ciencia, la razón y la sensatez parece contar poco para algunas de tales revelaciones; y es que se saltan a veces a la torera hechos científicamente demostrables. La fe podrá mover montañas pero no puede cambiar que dos más dos sean cuatro. También es cierto que en esencia se reducen todos al mismo mensaje: la existencia de la divinidad y la importancia del factor amor (como entrega y servicio gratuito y sincero de cada uno a los demás y a la propia naturaleza a la que se pertenece); los demás condicionantes ha sido poco a poco reducidos a nada por la ciencia, es decir, por la razón tangible, práctica, sensata, evidente y aplastante.
    Bien mirado tenemos un Dios profundo y misterioso, de lo más divergente en sus manifestaciones: ángeles materializados, revelaciones a médiums, libros dictados, libros inspirados, historias de santones, milagros bíblicos, milagros de curaciones y apariciones para los cristianos, revelación angelical para los musulmanes, mensajes de “salvadores” extraterrestres, templos e iglesias (convocatorias, asambleas), etc., etc., todos con sus propias y distintas normas, fes, ritos, pocas razones y muchos dogmas; es decir, salimos a un dios por cultura, por pueblo, y hasta casi por “barrio”, y los pocos y comunes acuerdos que los vinculan son menos que los que nos vinculan a los hombres en los aspectos más vulgares de comida, vestido, sexo, territorio, poder: un creer en lo que no vemos y un respeto al prójimo que no cumplimos en ninguno de los casos porque los motivos religiosos han sido uno de los mayores motores de diferencias, masacres y guerras humanas (que poco sabía Dios omnisapiente lo que generaba en el “mono humano” en cada “revelación”...). En fin, visto todo fría y globalmente y través de los tiempos, es todo un cacao estrepitoso e impresionante.
    Evidentemente alguien o algo (¿los embaucadores, la estupidez humana, seres ignotos, la psique, profetas imperfectos, visionarios equivocados, quién?) parece “jugar” terriblemente con el hombre en nombre de un Dios bastante consentidor o azaroso en aras del presunto libre albedrío humano. Un Dios que es en definitiva misterioso, aparentemente cada vez menos accesible al ciudadano medio y más incomprensible para nuestras limitaciones, las que ahora descubrimos a la vez, con la ciencia, que cada vez son mayores en este mirar al más allá; limitaciones inmensas y desalentadoras. Tal es la soledad del hombre en su intento de acercamiento a la más etérea y difusa verdad ¿o realidad? El hombre tiene una ansia innata de tratar de buscar, de explorar, de contactar con un Dios que es la mejor hipótesis que tenemos para explicar el origen de la Creación (y con ello todos los pormenores creados), o con seres extraterrestres, porque se les supone superiores a nosotros. Es pues una búsqueda de algo superior, quizá un ansia de protección, una prolongación de la actitud infantil de refugio paternal o maternal, pero que en extensión nos lleva a viajar por el espacio buscando nuestros orígenes, nuestro Creador (vean la película Star Trek de 1979; es muy interesante a este respecto en su final). En cambio, ni ese Dios que tanto necesitamos humanamente, ni los presuntos extraterrestres, o los seres superiores que sean, salvo rara excepción (por cierto, indemostrable), no parecen correspondernos ni tener la misma actitud, aunque en palabrería (siempre humana, desde luego) hay materia de sobra para todos y todo.
    Así pues, Dios mismo es, ante su creación –si es que así es-, ante la mente humana, libre para dudar de sí (así creada), el mayor de los misterios del Universo.


--------------------ooo000OOO000ooo---------------------

Copyright © Eduardo Martínez González