TRASCENDENCIA.                                  Capítulo 14º    Subcap. 38


        <>  COLECCIONISMO: ASTROFILATELIA, MUSEOS, ETC.
                        
                                            Índice de este Apartado:

<> COLECCIONISMO: ASTROFILATELIA, MUSEOS, NUMISMÁTICA, CARTELES, ETC.
    > MUSEOS Y CENTROS DE COLECCIÓN.
        = ESTADOS UNIDOS.
    > EMBLEMAS O INSIGNIAS DE VUELOS O MISIONES TRIPULADAS (patch).
        = EMBLEMAS DE LOS PROGRAMAS MERCURY, GEMINI, APOLLO Y SKYLAB.
        = EMBLEMAS DEL PROGRAMA SHUTTLE: PARTE 1 - PARTE 2.
        = EMBLEMAS DE LAS TRIPULACIONES RESIDENTES (EXPEDICIONES) DE LA ISS.

<> COLECCIONISMO: ASTROFILATELIA, MUSEOS, NUMISMÁTICA, CARTELES, ETC.

    La influencia de la astronáutica, tanto como hecho social, científico y tecnológico, histórico, etc., se ha dejado notar en el mundo de la filatelia, de la numismática, del coleccionismo de toda clase de objetos, postales, posters, insignias, símbolos, etc, tanto como cualquiera de los otros signos de nuestra sociedad (deportes, mundo del espectáculo, etc).

    En la filatelia y numismática, sobre todo en la primera, se han editado en casi  todos los países del mundo piezas o series de todos los ámbitos, vuelos y programas, cosmonautas, etc, sobre la navegación espacial tanto de la americana, rusa, europea, etc. Es la filatelia temática del espacio, o astrofilatelia, originada precisamente en España como colección. Casi todos los países del mundo han dibujado en sus sellos cohetes, satélites, sondas, naves espaciales, precursores y astrónomos, y por supuesto astronautas, tanto soviéticos como americanos en sus primeros tiempos. Tiraron en su momento series especiales para coleccionistas numerosos países, y han emitido sellos con temas espaciales prácticamente casi todos, incluidos algunos política y geográficamente de ínfima extensión (de esos que casi solo se los conoce precisamente por los sellos) y de todas las partes del mundo. Al principio, especialmente destacan las emisiones de los países del entorno soviético (los europeos del llamados del Telón de Acero más Cuba, Mongolia, etc) sobre los logros de la URSS, no solo por suponer un medio de propaganda que complacía al Kremlin, sino como fuente de divisas; otras naciones hicieron lo propio con los norteamericanos, especialmente al tiempo de los logros del programa lunar Apollo. En los primeros 8 años de astronáutica (1957-1965) los países que más emisiones había realizado de sellos sobre esta temática eran Paraguay y la URSS, seguidos de los del bloque filosoviético (Rumania, Hungría, Checoslovaquia, RDA, etc.). Curiosamente los Estados Unidos apenas si emitieron 5 sellos en tal período.
    Cronológicamente, excluidos los temas astronómicos dentro del amplio abanico que nos ocupa, uno de los primeros sellos más curiosos es uno sobre el uso de cohetes para transporte de correo que emitió Cuba en 1939.
    De la emisión norteamericana sobre el Proyecto Mercury puesta a la venta al tiempo del vuelo de John Glenn, se vendieron en el primer día solo más de 101 millones de sellos, de ellos solo en New York más de 7 millones. De tal modo, en solo un día y por tal motivo, la hacienda pública estadounidense ingresó más de 4.000.000$.
    Uno de los motivos más ampliamente reproducido por todos los países en sellos fue el vuelo primero a la Luna, el de Apollo 11, que cuenta hasta con una emisión con fallo (los dos astronautas plantando la bandera aparecieron en blanco, en la emisión conmemorativa USA del 20 de julio de 1989). Los dibujos a la sazón fueron de todo tipo y estilo.
    En los vuelos lunares, los astronautas llevaron sobres sellados que fueron matasellados dentro del módulo lunar posado en la Luna. En total, en todos los vuelos, se llevaron 1.127 ejemplares, de ellos 425 a la superficie selenita y los 702 restantes en órbita lunar. Los astronautas llevaron a escondidas parte de los ejemplares, con el consiguiente escándalo, pero luego los ejemplares fueron igualmente reconocidos; en el vuelo Apollo 15, Scott llevó secretamente en un bolsillo 398 sobres que fueron vendidos luego a 1.500 $ cada uno. En cualquier caso, tales sellos alcanzaron con el tiempo elevadas cotizaciones en este tipo de mercados.
    Al tiempo del vuelo Apollo-Soyuz en España se aprobó un matasellos especial conmemorativo que se puso en la fecha del acoplamiento de tales naves en 1975 sobre un emblema de la misión en el Centro Cultural de los Estados Unidos en Madrid.
    A principios de los años 80, una colección completa de astrofilatelia en España venía a costar entre las 50.000 y 75.000 pesetas de entonces.
    Cada aniversario de algún hecho destacado siempre fue motivo de lanzamiento de series especiales. Cabe citar las motivadas por Apollo 11 y otros. El 40 aniversario de la creación de la NASA dio lugar, por ejemplo, a una tirada en los Estados Unidos llamada “Space Discovery” de 185 millones de sellos, de un valor de 32 centavos y con diseño de Attila Heija.
    También el telescopio espacial Hubble dio lugar a una preciosa emisión con algunas de las espectaculares fotografías obtenidas por el mismo.
    En octubre de 2003, los chinos emitieron en Pekín un sello conmemorativo de su primer vuelo espacial tripulado, con una tirada de 10.200.000 juegos de dos sellos, uno relativo al taikonauta y otro al retorno de la nave. Además, también hubo emisiones propias al respecto de igual evento en Macao, Hong Kong y Xinhua, con un total de 4.950.000 álbumes.
    Para 2016, el US Postal Service norteamericano emite sellos con motivo de la visita a Plutón de la sonda New Horizons el año anterior. Anteriormente ya había emitido sellos con las imágenes de todos los planetas. Sobre Plutón había emitido ya en 1991 un sello con el nombre de este planeta enano seguido del lema “Aun no explorado”.




Más imágenes FILATÉLICAS.


    > MUSEOS Y CENTROS DE COLECCIÓN.

    A medida que se fueron produciendo los vuelos y los hechos astronáuticos fueron proliferando el coleccionismo público (museos y similares), más o menos oficial, reconocido y subvencionado, por todo el mundo, pero principalmente en los Estados Unidos. Allí los aficionados y público en general puede ver desde la indumentaria de un astronauta, hasta la verdadera nave espacial usada algún día en uno de aquellos primeros vuelos, aunque en general, en la mayoría de los casos, se trata de maquetas o réplicas más o menos fieles de los originales. En otros casos se trata de ingenios no utilizados, como es el caso de naves o cohetes de programas que fueron recortados y que, por así decir, sobran a las organizaciones y son expuestas en instalaciones propias, o bien donadas a instituciones oficiales o de carácter benéfico en otros casos.

    Rusia cuenta también con centros de este tipo, principalmente en la capital Moscú, así como en otros estados del mundo, casi siempre cerca de los centros científicos o tecnológicos dedicados a las actividades espaciales. El Museo del Cosmos de Moscú se halla en la Avenida de la Paz y fue inaugurado en 1981; allí se llevó la cápsula de regreso del Vostok de Gagarin, copias de sondas, etc. Renombrado RKK Energia Museum, cuenta con una sección Memorial Korolev (tienen hasta una gabardina que usaba en Baikonur el mismo), una de naves espaciales, otra de cohetes y motores, otra de satélites y sondas, etc.
    En 2006, y por espacio de 3 años, el mencionado museo fue reformado. El 12 de abril de 2009 (aniversario del vuelo de Gagarin) se reabrió con una ampliación de su superficie hasta los 8.000 m^2 nada menos, 5 veces más que la original de 1981. El renovado museo añadió a su colección nuevas piezas de gran interés y salas de proyección, ordenadores y simuladores, entre otras cosas. También tienen réplicas de artilugios americanos, como una copia del traje lunar de Armstrong, una maqueta de Cabo Cañaveral,…
    También es de destacar en Rusia el Museo de Konstantin E. Tsiolkovsky.

    París cuenta con su Palacio de los Descubrimientos y la Ciudad de las Ciencias, Holanda tiene su Space Expo en el centro ESTEC de Noordwijk, etc. La Ciudad de las Ciencias y la Industria se inauguró al noreste de París a mediados de marzo de 1986 y contiene distintas temáticas. Cerca de París, en Le Bourget, en su Salón anual se celebra también una feria internacional de la Aviación y del Espacio.
    En Bremen, Alemania, se inauguraba en febrero de 2004 el mayor parque temático de Europa sobre el espacio, denominado Space Center. Es una nave de 22.000 m^2 con 8 tipos de atracción, tal como simuladores espaciales, realidad virtual y de 3 dimensiones, y su costo ascendió a 520 millones de euros. Fue idea del físico nuclear Wolfgang Wilke.
   Otro es el Euro Space Center que se encuentra junto a Transinne, en la Valonia belga. Tiene unos 10.000 m² de instalación con motivos espaciales y astronómicos. Cuenta con un cohete Europa 2, reproducciones de satélites y otros cohetes, un Orbiter Shuttle americano y un cohete a escala Ariane 4 y otros objetos espaciales. También tiene alojamientos y campos juveniles y educativos.
    Canadá cuenta por su parte con el Museo de Ciencia y Tecnología en Ottawa, que tiene entre otras cosas la cápsula de Apollo 7.

    En España se puede visitar el Museo de las Artes y las Ciencias de Valencia donde hay un simulador de vuelo permanente a partir de 2002; en la segunda mitad del mismo año dispuso de una exposición llamada “Rumbo al Cosmos” con maquetas de gran número de ingenios espaciales.
    Desde octubre de 2004, en el Parque de las Ciencias de Granada, por espacio de un año se hizo una exposición sobre Marte, considerada la mayor de Europa, ocupando 1.000 m^2 y con un apartado dedicado a las sondas espaciales enviadas al planeta rojo por el hombre, exhibiendo sus maquetas, etc.
    Por su parte, Óscar Augusto Rodríguez intenta realizar el Museo Español del Espacio en Cádiz desde 1997.
    En España, en 2009 la mayor colección de objetos espaciales en manos privadas la tiene con 250 piezas el guionista y productor cinematográfico Jordi Gasull, que la inició en 1999 comprando los mismos en subastas, y al que se unió en 2003 Samuel Hernández; destaca entonces entre sus objetos el traje de entrenamiento de A. Leonov y el traje de J. Irwin (de Apollo 15).
    También donde estuvo la antigua estación de la red de comunicaciones de la NASA de vuelos tripulados en Madrid, en Fresnedillas de la Oliva, hay un Museo Lunar con maquetas y réplicas de instrumental astronáutico.

             =
ESTADOS UNIDOS.

    Los centros o museos que se pueden visitar en los Estados Unidos contienen los más variados motivos. Desde los monográficos hasta los de ciencia en general con secciones del espacio. Algunos contienen naves espaciales auténticas que volaron en su día por el espacio. Muchos coinciden con los centros principales de la NASA y otros aprovechan para dar cursos espaciales de unos días o de modo permanente. Es decir, se pasa desde el aprovechamiento de los visitantes a los centros tecnológicos hasta los cursos directos de enseñanza, pasando por los simples centros de exhibición simple o museo. A veces se entremezclan con museos aeronáuticos y otros con planetariums.
    Hay además coleccionistas particulares entre los que destacan personas como el americano Victor Thornton que en 2003 tenía más de 3.000 cohetes e ingenios de tipo espacial, algunos incluso originales, y otros reconstruidos a tamaño natural.
    Uno de los centros americanos más importantes que acumula piezas espaciales de importancia es el Instituto Smithsoniano, que posee hasta un Saturno 5, un LEM Apollo, etc.
    Esta misma institución tiene en su Museo Nacional el traje lunar de Neil Armstrong y en el verano de 2015 salta a los medios de comunicación al pedir donaciones para poder conservarlo; lo tenían guardado en un almacén, en tanto que se expone la réplica. Necesitaba medio millón de dólares y pronto consiguió de particulares 700.000 dólares. Se tal cantidad cien mil dólares se piensan gastar en una vitrina estanca con el ambiente adecuado que permita conservar el traje citado bajo presión, temperatura y humedad convenientes.
    Otro centro es el Space and Rocket Center de Huntsville, cuya fundación se crea en 1970 siendo director Von Braun, y cuenta con una Academia Espacial. Los niños tienen aquí ocasión de familiarizarse con todo lo espacial, probando trajes espaciales, haciendo prácticas en simuladores, etc. El centro recibe un promedio anual de medio millón de visitantes y a lo largo de su historia decenas de miles de jóvenes han hecho sus cursillos. Además, el centro concede becas (285 en 1990). La fundación ha ido fijando en el extranjero otros centros (Japón, Bélgica...).

     Otros centros son los siguientes, con indicación del estado y ciudad donde se halla, el nombre, y su especialidad, ordenados por orden alfabético de estados:

ALABAMA

Huntsville

The Space & Rocket Center

Cohetes. Cápsula Apollo 16.

Hunstville

US Space Camp and Space Academy

Educación

ARIZONA

Green Valley

Titan Missil Museum

Misil Titán


CALIFORNIA

Los Ángeles

California Museum of Science&Industry

Aerospacial

San Francisco

Exploratorium

Varios

Pasadena

JPL (NASA)

Varios

San Diego

San Diego Aerospace Museum

Aerospacial

CONNECTICUT

Bridgeport

Challenger Learning Center

Simulación espacial

COLUMBIA

Sixth St.

National Air and Space Museum

Aerospacial




FLORIDA

Merrit Island

John F.Kennedy Space Center

Vuelos tripulados

Merrit Island

Spaceport USA

Educativo-turístico

Pensacola

National Museum of Naval Aviation

Aerospacial (tiene Skylab 2)

Cape Canaveral

US Air Force Space Museum

Aerospacial

Titusville

US Space Camp Florida

Educativo

Titusville

US Astronaut Hall of Fame

Astronautas USA

GEORGIA

Atlanta

Fernbank Science Center

Varios

ILLINOIS

Chicago

Chicago Museum of Science and Industry

Varios (cápsulas Apollo 8 y Aurora 7)

River Grove

Cernan Earth and Space Center

Varios

INDIANA

Mitchell

Virgil I. Grissom State Memorial

Astronauta Grissom


KANSAS

Hutchinson

Kansas Cosmosphere and Space Center

Varios. Gran colección. Cápsula Apollo 13.

Hutchinson

Future Astronaut Training Program

Simulación

MARYLAND

Greenbelt

Goddard Space Flight Center (NASA)

Espacial

MASSACHUSETTS

Boston

Earth Shuttle

Programas Shuttle.


MICHIGAN

Jackson

Michigan Space Camp

Educativo

Jackson

Michigan Space Center

Cápsula Apollo 9.

Grand Rapids

Roger B. Chaffee Planetarium

Varios

MISSISSIPPI

Mississippi

John C. Stennis Space Center (NASA)

Motores cohete.

MISSOURI

St. Louis

St. Louis Science Center Planetarium

Varios


NEW MEXICO


White Sands

White Sands Missile Range

Cohetes. Acceso limitado.

Roswell

Roswell Museum&Goddard Planetarium

Cohetes de Goddard.

Alamogordo

Space Center

Varios.

NEW YORK

New York

Intrepid Sea Air Space Museum

Misiles.

New York

New York Hall of Science

Varios.

NORTH CAROLINA

Durham

North Carolina Museum of Life&Science

Varios.



OHIO

Cleveland

Lewis Research Center (NASA)

Cohetes, satélites, etc.

Wapakoneta

Neil Armstrong Air and Space Museum

Astronauta Neil Armstrong.

Dayton

USAF Museum Wright Patterson Air Force Base

Cápsulas Mercury, Gemini y Apollo 15.

Columbus

Ohio´s Center of Science & Industry

Varios.

OKLAHOMA

Oklahoma City

Oklahoma Air & Space Museum

Aerospacial.

OREGON

Portland

Pacific Rim Spaceflight Academy

Educativo.

PENNSYLVANIA

Philadelphia

The Franklin Institute

Astronáutica del futuro.

SOUTH CAROLINA

Florence

Florence Air and Missile Museum

Misiles, naves espaciales, etc.



TEXAS

Houston

Lyndon B. Johnson Space Center (NASA)

Vuelos tripulados. Cápsula Apollo 17.

Fort Worth

Fort Worth Museum of Science&History

Varios

Brooks AF Base

Edward H. White II Memorial Museum

Astronauta Edward White.




VIRGINIA

Hampton

Virginia Air & Space Center (LaRC)

Aerospacial. Cápsula de Apollo 12.

Wallops Island

Wallops Flight Facility (NASA)

Cohetes sonda, etc.

Alexandria

Challenger Center for Space Science Education

Orbiter Challenger.

Washington

National Air and Space Museum (Smithsonian Institution)

Cápsula Apollo 11.

WASHINGTON

Seattle

Museum of Flight

Aerospacial.


    A finales de 2003, el Instituto Smithsonian abría en el aeropuerto de Washington Dulles, coincidiendo con el aniversario del primer centenario del primer vuelo aéreo, el de los hermanos Wright, un museo aeroespacial en el que se encuentra la lanzadera de pruebas y ensayos Shuttle, el Enterprise.

      El 12 de abril de 2011 la NASA informó que había decidido el destino terrestre de los Orbiter tras la finalización del programa Shuttle y se asignó a cada uno el museo o lugar que se cita a continuación. El Enterprise, que fue solo usado en pruebas, se reubicaría desde el Museo Smithsonian de Virginia, a donde se iba ahora a llevar al Discovery. Al adquirir los Orbiters que habían volado por el espacio, la entidad adquirente tiene que pagar más de 20 millones de dólares por la limpieza de cada uno para eliminar los restos de propulsante tóxico. Otras piezas Shuttle menores, como losetas térmicas, simuladores, motores, etc., serían entregadas a numerosas universidades, centros de enseñanza, y otros museos.


Enterprise

New York

Intrepid Sea, Air & Space Museum.

Discovery

Chantilly, Virginia

Centro Steven F. Udvar-Hazy, Museo Nacional Smithsonian del Aire y del Espacio.

Atlantis

Florida

Centro Espacial Kennedy (KSC).

Endeavour

Los Angeles

California Science Center.


    En marzo de 2013 se anuncia la recuperación de dos motores F-1 del Saturn 5 de los Apollo. Los recupera Jeff Bezos, fundador de Amazon, gracias al uso de un sónar a 4.267 m de profundidad en el océano Atlántico. Se pensaba restaurarlos y exponerlos como un importante elemento de la Historia humana. En total, puesto que se lanzaron 13 S-V cuya primera fase llevaba 5 F-1, al fondo del Atlántico habían ido a parar 65 de tales motores.



--------------------ooo000OOO000ooo---------------------

Copyright © Eduardo Martínez González