TRASCENDENCIA.                                  Capítulo 14º    Subcap. 29

                        
                                            Índice de este Apartado:

TRASCENDENCIA

<> LA ASTRONÁUTICA ANTE LA SOCIEDAD Y LA POLÍTICA.

Inicio
1957
1958
1959
1960
1961
1962
1963
1964
1965
1966
1967
1968
1969
1970
1971
1972
1973
1974
1975
1976
1977
1978
1979
1980
1981
1982
1983
1984
1985
1986
1987
1988
1989
1990
1991
1992
1993
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001 2002 2003 2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011 2012 2013
2014
2015
2016 2017






  

CAPITULO CATORCE. TRASCENDENCIA.

    Con la llegada de la era de la navegación espacial, al rededor de su industria, de la tecnología, de las investigaciones, de las aplicaciones resultantes, han crecido otros aspectos sociales a su amparo, dada la repercusión y trascendencia que un campo tan amplio como el espacial tiene en otros órdenes. A su vez, en la recíproca simbiosis de nuestra vida cotidiana, la sociedad y la política, han influido de modo determinante en los hechos espaciales, siendo en definitiva los promotores primeros de los mismos. De ello he a continuación algunos ejemplos.

<> LA ASTRONÁUTICA ANTE LA SOCIEDAD Y LA POLÍTICA.

Una visión cronológica de la astronáutica a vista de la sociedad y la política.

La Historia es la acumulación de hechos generados en la Humanidad
por sus necesidades, aspiraciones, ambiciones y sueños.


    La era de la astronáutica, que contamos a partir de octubre de 1957, significa para la humanidad una larga carrera científica y tecnológica que abarcó numerosos campos y cambió las sociedades, principalmente con los llamados satélites comerciales, de telecomunicaciones, navegación, meteorológicos, de recursos, etc., con nuevos campos de investigación que han permitido adquirir una nueva visión, tanto de nuestro planeta como de nuestro Sistema Solar y del Universo, y en definitiva de nuestras vidas, sus sociedades y nuestra forma de vivir.

    Prácticamente, la astronáutica arranca como consecuencia del lastre que la humanidad acarrea de los hechos que circunscribieron la segunda guerra mundial, a su vez resultado de la herida dejada por la primera gran guerra, que también es resultado de situaciones anteriores en Europa. Nace realmente pues la astronáutica de la escalada de armamento impulsada sobre todo por la segunda guerra citada. En realidad, nuestra historia comenzó en el Siglo XIX y la era industrial. La era modernista que comprende tal siglo con los protohistóricos inventos de la tecnología del Siglo XX y una serie de problemas socio-económico-territoriales que confluyen en las dos guerras mundiales. A partir de la nueva fuerza tecnológica, la de la era atómica, la progresión de los avances se hace geométrica; mientras que en los siglos anteriores los avances se sucedían en siglos o décadas, ahora, la ciencia y la técnica, aplicadas masivamente a la mayoría de las clases, cambian radicalmente el estado de bienestar de las mismas y lleva a una estabilidad insospechada anteriormente. Pero no por eso los rondantes peligros de inestabilidad fueron menores. Los avances no son digeridos tan rápidamente en el orden mental y ético, y su aplicación se vuelve al mismo nivel infinitamente más peligrosa. La nueva sociedad tecnológica parece así ignorante de su destino.

También, durante unas 5 décadas (medio siglo), un aspecto del uso de los cohetes y el espacio trajo en un peligroso jaque al mundo. Nos referimos al campo de los misiles y los satélites militares que influyeron en la estrategia mundial de un modo determinante y por consecuencia en el poderío económico y social. Paralelo casi al desarrollo de los misiles creció su más temible y mortífera carga explosiva: la nuclear; y cuando citamos misiles estamos haciendo referencia a su carga nuclear. El mundo estuvo en varias ocasiones abocado en esos tiempos a entrar en una escalada cercana a la guerra nuclear. Conflictos locales, como la tensión de los Estados Unidos con Cuba (en realidad, con la URSS) y las guerras árabe-israelíes, a punto estuvieron de ser la espoleta de un incalculable holocausto, no del todo superado después.

    Habrá muchos que se pregunten en otro tiempo que: “pero, ¿y porque iba a suceder entonces una guerra nuclear o convencional?”. En efecto, hay que entender que de haberse producido en tal momento una guerra, podría haber sido nuclear porque la experiencia nos dice que los convencionalismos en grados extremos de guerra desaparecen y llegado el momento se echa mano de lo que sea; los norteamericanos lo hicieron con Japón en el año 1945, Stalin lo hizo terrible y brutalmente con sus medios humanos, y Hitler, nadie lo dude, lo hubiera hecho si hubiera podido tener un arma nuclear.

    Aun así, persiste la pregunta de ¿por qué la guerra? Todo día lo trae su víspera. La situación actual es resultado de la anterior. Volvemos a repetirlo. Las sociedades poderosas, predominantes, del planeta Tierra en la segunda mitad del Siglo XX, con dos grandes bloques políticos, son el resultado que surge de la segunda guerra mundial: esto es, de los acuerdos de Yalta y Postdam de 1945, fundamentalmente entre americanos, soviéticos y británicos. A su vez, como ya se indicó, el desencadenamiento de la segunda guerra mundial tuvo origen en la situación dejada por la primera guerra mundial y ésta no fue sino el reflejo de los problemas del siglo anterior, generalmente territoriales, y en definitiva nacionalistas o económicos, como se observa más clara y persistentemente en el caso ruso que dio lugar a la revolución bolchevique cuyo antagonismo ante las democracias occidentales alimentó en las diferencias en la etapa posterior a la citada segunda guerra.

    Un análisis más profundo nos lleva a una visión histórica anterior y la cosa se nos puede diluir en una filosofía de la historia propia del más primitivo impulso del ser humano, cual no es nuestro objetivo. Pero la realidad es ésta. Las diferencias humanas se han venido solventando de forma violenta y en tal contexto todo sirve; sobre todo si disponemos de misiles con cabeza nuclear, el arma súmmum de la modernidad. Los avances tecnológicos no han venido acompañados de una evolución equivalente en el espíritu o la ética humana ideal. La humildad de Einstein no fue copiada, su fórmula matemática de la energía sí. Este es el problema que trajo y trae al mundo en jaque. La seguridad no está por lo general en manos de los más sensatos.

    Indudablemente, los cohetes de navegación espacial son políticamente el resultado secundario, o mejor dicho inmediato posterior, del desarrollo de misiles; los satélites, aunque en cierto menor grado, también, hasta tanto se dieron cuenta (los políticos) que eran más importantes que los propios cohetes (que no los misiles). Su historia, misiles, satélites y astronaves, se entrecruza pues y va ligada desde un principio, y acompañada de una verdadera explosión tecnológica, principalmente electrónica, que ha alterado con la extensión sin límites de la información, la forma de vivir y entender el mundo y la vida individual y social del ser humano como no había ocurrido en todos los siglos precedentes de la Historia del Hombre.

    Es inevitable la reflexión de que el progreso en la segunda mitad del Siglo XX, fundamentalmente tecnológico, y también social y política en la Europa Occidental y Japón, es una consecuencia directa positiva de… la Segunda Guerra Mundial. Tal paradoja de la Historia no es la primera, pero bien podría ser una de las últimas.


    A continuación se citan muchos de los eventos espaciales que más influencia han tenido ante la sociedad y por consecuencia en, y derivados de, la política, principalmente la de las potencias mundiales. No es, en exactitud, pese al enunciado, una visión completa de la trascendencia político-social de lo que suponen los eventos espaciales y misilísticos, porque sería excesivamente extensa la cita. Por ello se hace referencia cronológica escueta y simple a los hechos más importantes, y ocasionalmente con comentarios a los más trascendentes. También se citan hechos que si bien no tuvieron tal trascendencia si se nos antojan significativos o importantes en el desarrollo de otros que posteriormente adquirieron relevancia.


1957.     El año de...

  • El nacimiento de la Comunidad Económica Europea.

  • El lanzamiento del SEAT 600 en España.

  • Las inundaciones en Valencia.

  • La reapertura del Canal de Suez.


    El hecho de que la cohetería norteamericana estuviera en manos de sus tres ejércitos de forma autónoma, y añadidamente de modo no coordinado e incluso de forma competitiva, fue determinante para que el desarrollo de un verdadero lanzador espacial no llegara a tiempo para apuntarse los estadounidenses el hito del disparo del primer satélite artificial.

    En cambio, los soviéticos habían venido trabajando concentradamente en proyectos únicos y más definidos, pese a disponer de menos posibilidades y recursos comparativamente a los americanos, como el tiempo demostraría en menos de una década. Y así lograron el primer satélite artificial de la historia humana, el Spuntik 1, el 4 de octubre de 1957, verdadero momento de inicio de la era espacial. En tal fecha, por la tarde, Radio Moscú interrumpió sus programas para dar paso a un comunicado oficial que decía que la Unión Soviética había venido trabajando para crear satélites artificiales y, como había anunciado para el Año Geofísico Internacional, acababa de lanzar el primero, señalando a continuación sus características, incluso las dos frecuencias de transmisión del mismo, y su órbita, apuntando que al día siguiente sobrevolaría la zona de Moscú en dos ocasiones; luego se acordaron de Tsiolkovsky y anunciaron mayores logros para los días venideros.

    Al siguiente día del lanzamiento soviético citado, la prensa del mundo entero recogía con asombro el hecho y los pesimistas “expertos” occidentales mostraban su sorpresa al saber que el peso del satélite “rojo” con su característico bip-bip-bip era de más de 80 Kg; curiosamente, el propio diario Pravda soviético solo informó inicialmente en su tercera página... Von Braun advierte entonces a los responsables americanos que él podía lanzar un satélite en el plazo de dos meses con su cohete Júpiter. En realidad, Von Braun habría podido desde hacía más de un año lanzar un satélite con un Júpiter si se lo hubiesen propuesto, pero, a pesar de su valía, sus opiniones fuera del ámbito meramente técnico no fueron muy consideradas. En realidad, técnicamente, a poco que se hubieran molestado, los americanos podrían haber lanzado un satélite artificial hacía ya unos años, pero políticamente lo venían considerando un gasto inútil porque la falta aun de miniaturización no rentaba la posible pequeña carga.

    El día 6 de octubre se celebraba en Barcelona el VIII Congreso Internacional de Astronáutica y los representantes soviéticos fueron, naturalmente gracias al Sputnik 1, los protagonistas.

    El famoso bip-bip del Sputnik 1 sería captado no solo por los americanos sino también por el profesor alemán Heinz Kaminski, que posteriormente también haría lo propio con otros satélites, incluso obteniendo fotografías emitidas por los mismos.

    El día 9 siguiente el Presidente Eisenhower felicitaba a los soviéticos por su logro y recordaba su proyecto Vanguard, ignorando la propuesta de Von Braun y quitando importancia al mérito soviético; asegura además que no hay “carrera espacial” con los soviéticos. El Presidente Eisenhower se esforzaba por quitar importancia: “Es solo una pelotilla. No me causa ninguna impresión”. Pero la prensa americana, que no pasó por alto que la “pelotilla” pesaba cerca de 100 Kg, reaccionaba poniendo en evidencia el peligro que suponía el poder técnico soviético, la falta de respuesta propia americana y la falta de previsión. Otro político americano dijo: “es una burbuja en el cielo” y un militar en tono despectivo y alterado “un hierro que puede lanzar cualquiera”. La prensa de otras naciones, europea principalmente, alertaba no sin razón del peligro potencial que suponía disponer de satélites.

En realidad, la sorpresa de los americanos ante el Sputnik fue muy grande como hecho demostrativo de una tecnología en la que creían ser superiores; les deprimió, alteró sus planes, y algunos responsables ofrecían respuestas casi histéricas. El prestigio de los Estados Unidos estaba en entredicho. Era la guerra psicológica, los militares americanos se sentían inseguros. La respuesta más inmediata fue aumentar el presupuesto... para los misiles. Tal fue el efecto político causado que, dándose cuenta de ello, el dirigente soviético Kruschev, que no había sido antes muy proclive al proyecto de satélites, ordenó la inmediata construcción de otro; era la ocasión de darles duro a aquellos “capitalistas”. Por otra parte, también fue cierto que los técnicos soviéticos, con Korolev al frente, temían que se les adelantaran los americanos en este hito y así, luego de fijar la fecha de disparo para el día 6 de octubre, acabaron adelantándola al día 4.

Medio año más tarde, una encuesta en los Estados Unidos el 91 % de los ciudadanos habían oído hablar del Sputnik 1 y el 33 % creían que el satélite propio era solo para competir simplemente con los “rusos”.

Pero después de todo, la propuesta de Von Braun de sacar adelante el proyecto Orbiter siguió sin tomarse en consideración y los militares optaron por propuestas diversas y comités de expertos. Un día antes de tal felicitación americana, el Presidente se había entrevistado con el ayudante del Secretario de Defensa para examinar con urgencia la situación.

Conviene aclarar que, ya desde 1952, en que se empezaban a proponer seriamente los satélites artificiales, la administración Eisenhower era opuesta totalmente al desarrollo espacial. “No nos importa lo que hay en la Luna, ni siquiera se ve desde aquí”. Serían otros factores, los militares, los que venían dejando llevar el desarrollo de lanzadores y satélites. Solo a la USAF, tras el informe Von Neumann, le importaban, y mucho, los misiles, sobre todo para dotarlos de cabeza nuclear. Ahora, el impacto en la prensa del Sputnik era un buen golpe de efecto contra la política espacial Eisenhower y en cierto modo explica el posterior hecho de que Kennedy ganara las elecciones defendiendo lo contrario.

El 11 de octubre los americanos lanzaban un misil Thor en Cabo Cañaveral que no llegó a la cota fijada.

El 15 de octubre, los soviéticos firmaban la ratificación de un acuerdo de asistencia técnica en materia de cohetes con los chinos.

El 16 de octubre se lanzaba por parte estadounidense un Aerobee que elevó su carga a una altura de 86 Km y logró una velocidad récord de 52.800 Km/hora al hacer explotar unos dispositivos, por lo que cabe suponer que algún fragmento saldría del entorno terrestre.

El 20 de octubre la USAF prueba a lanzar por quinta vez un Farsite, globo-cohete sonda con el que pretendía alcanzar una altura de 6.400 Km. Un fallo telemétrico deja sin confirmar la altura alcanzada. Dos días más tarde se lanzó el sexto y último ingenio de este tipo y esta vez no falla; funciona el transmisor hasta los 1.600 Km de altura, pero luego reanuda y se estima que llega a los 5.000 Km.

El 22 de octubre los Estados Unidos probaban de nuevo desde Cabo Cañaveral, y con éxito parcial, el cohete Júpiter AM-3. Registra un fallo en las turbobombas.

El 23 de octubre los americanos comienzan los ensayos del Vanguard con la prueba TV-2 de la primera y tercera fases en un lanzamiento.

El siguiente día 24 es lanzado con éxito un Thor (1-09) que vuela más de 3.200 Km.

En las siguientes jornadas, los americanos del JPL y la US Navy en respuesta al Sputnik soviético hacen sus propuestas de lanzar una sonda lunar y un satélite de reconocimiento respectivamente. El proyecto de la Marina evolucionaría luego hacia el proyecto militar llamado NOTS. La NACA, por su parte, también reacciona semanas más tarde y saca a relucir varios proyectos de investigación espacial. La obsesión americana llegaría al colmo en noviembre siguiente cuando se llegó a sugerir que con motivo de un eclipse (7 de noviembre) los soviéticos iban a lanzar un misil con carga atómica sobre la Luna; unas semanas más tarde incluso confunden una aurora boreal sonrosada con un efecto intencionado de los “rojos”.

El 26 de octubre un cohete sonda Farsite lanzado en un gran globo a una altura alcanzó los 6.200 Km de altura.

El 30 de octubre un Redstone es disparado en Cabo Cañaveral pero falla por falta de presión a los 1 min 08 seg y a los 1 min 12 seg es hecho explotar.

El 31 de octubre realizó su primer vuelo con éxito el misil Snark que dio en un blanco situado en Isla Ascensión, a 8.000 Km de Cabo Cañaveral.

Un mes más tarde al primer satélite, el 3 de noviembre los soviéticos volvían a lanzar otro, el Sputnik 2, esta vez con un ser vivo dentro: la perra Laika en una cápsula que pesaba media tonelada cuando los americanos trataban de lanzar una de solo unos pocos kilos. De nuevo, los “rusos” asombraban al Occidente; en realidad fue un movimiento calculado de los dirigentes soviéticos. Era un colmo para los americanos que se quejaban del bajo nivel técnico de su país. Gran número de centros y empresas nacionales se ofrecían e incluso el entonces famoso científico nuclear, de gran reputación, Edward Teller, dijo que la situación era más peligrosa que la que dio lugar a la bomba atómica, pues la URSS iba por delante en la tecnología. Esta opinión la compartía Lyndon B. Johnson, aspirante entonces a la Presidencia USA y detractor de Eisenhower. Todos echaban la culpa a todos y a todo. “La enseñanza superior es muy fácil y nada seria”, decía un general. El miedo les hizo entonces comprender que el mundo se dominaba desde el espacio y que los rusos tenían una capacidad de satelización superior a lo esperado. También comenzaron a comprender que el esfuerzo en materia de cohetes no estaba coordinado y concentrado, sino que cada arma militar iba por libre y el esfuerzo se diluía.

Paralelamente, unos días después, cuando se supo de la muerte en el cosmos de la sacrificada perrita, se levantaron las primeras críticas contra los “mortales experimentos espaciales”, cosa que si en Occidente podría tener una mínima e intrascendente repercusión ante la opinión pública, pues la época de guerra fría no daba para más, en la dictatorial URSS no merecía comentario; ya se sabe que en estos casos... “la perrita ha muerto sin dolor”.

    El 7 de noviembre se creó por parte de la Casa Blanca el llamado Comité Científico de la Presidencia para coordinar el programa espacial de los Estados Unidos.

    Militarmente, los principales cohetes norteamericanos al principio de la era astronáutica se centraron en la creación de misiles de largo y corto alcance. Así llegaron el Júpiter para el Ejército, el Thor para la Fuerza Aérea, y el Polaris A-1 para la Marina. De los mismos, el Thor sobreviviría evolucionando para una amplia aplicación astronáutica, pero el Júpiter sería pronto reemplazado por otros y fue excepcionalmente utilizado en la astronáutica, mientras que el Polaris no pasó de su catalogación de misil militar. En el mismo año, también sería probado un importante cohete, el Atlas, un misil de largo alcance que constituiría una importante familia de los lanzadores astronáuticos.

    El 8 de noviembre el DoD autorizaba al Ejército a que disparara un satélite en los siguientes 4 meses con el Júpiter de Von Braun.

    El 13 de noviembre es disparado un misil Regulus 2 por parte de la US Navy en la base Edwards, y desde Cabo Cañaveral se lanza el 7 Navaho, que falla por culpa de un regulador eléctrico.

    El mismo día, el entonces Presidente Eisenhower anuncia un cambio en la política sobre los misiles y el espacio para hacer frente al reto soviético.

    El 22 de noviembre tiene lugar en los Estados Unidos la primera prueba de un motor cohete de hidrógeno y flúor como propulsantes.

    El 25 de noviembre la USAF contrataba a la empresa Lockheed para construir un satélite de vigilancia.

    El 26 de noviembre los americanos lanzan en Cabo Cañaveral un Júpiter que falla y es destruido a los 1 min 41 seg.

    El 27 de noviembre se da vía libre a la fabricación en serie de los misiles Thor y Júpiter.

    El 4 de diciembre se informaba de la propuesta de la ARS (asociación americana de cohetes) al Presidente Eisenhower para la creación de una agencia nacional que se ocupara de las actividades espaciales; tal agencia sería luego la NASA.

El trauma americano por los éxitos soviéticos no se pudo superar tampoco un mes adelante, el 6 de diciembre, con su Vanguard, cuya carga útil además no pesaba ni 2 Kg: el cohete explotó en la rampa de partida ante un gran despliegue informativo, incluida la televisión en directo, y toda la amplia publicidad sobre el mismo se volvió humo. Los “rusos” sonreían, e incluso los ingleses hablaban del satélite americano como el Kaputnik, mientras el nerviosismo americano aumentaba. Fue entonces cuando se volvió definitivamente la vista hacia el cohete Júpiter C.

Por entonces, también en reacción a los éxitos soviéticos, hubo una propuesta americana de utilizar para alcanzar la Luna un cohete de 5 etapas, con 4 Sergeant como primera fase, 1 Sergeant de segunda etapa, 3 motores de la última fase Vanguard como tercera fase, 1 motor de los anteriores como cuarta etapa y finalmente 1 Sergeant modificado de quinta; el costo presupuestado fue de solo 3 millones de dólares pero el proyecto no fue desarrollado.

El 7 de diciembre es disparado en Cabo Cañaveral un Thor con un nuevo sistema de guía inercial, que falla y hace que el misil sea destruido a los 1 min 47 seg de vuelo.

El 10 de diciembre, los mandatarios soviéticos envían una carta a Eisenhower solicitando una cumbre para negociar un desarme. El Presidente americano le contestara el 12 de enero siguiente y entre el contenido de su comunicado cita su entendimiento de que el uso del espacio debe ser solo con fines pacíficos.

El mismo día los americanos lanzan en Cabo Cañaveral un Redstone o Júpiter A con éxito.

        El 17 de diciembre la USAF probaba desde Cabo Cañaveral el tercer misil Atlas que daba en el blanco a 960 Km de distancia. Es primer éxito Atlas.

        El 18 de diciembre es disparado en Cabo Cañaveral un Júpiter y falla su sistema de propulsión en vuelo acortando su alcance.

        El 19 de diciembre el misil americano Thor era probado por octava vez, especialmente en esta ocasión el nuevo sistema de guía, y cosechaba su cuarto éxito tras volar sobre el Atlántico Sur.

        El 27 de diciembre, los técnicos alemanes que habían trabajado para los soviéticos en el campo de los cohetes reciben el premio Lenin.

        Además, durante el año, se siguió con ensayos de cabinas y cápsulas destinadas al uso espacial y en el desarrollo de otros motores cohete, como los del Centaur en el Laboratorio Lewis, etc.

        También a finales de año, luego de los éxitos de los dos Sputnik, los soviéticos creaban 3 oficinas independientes con Tikonravov al frente de las mismas pero bajo el mando superior de Korolev. Se trataba de concentrar los proyectos de satélites de comunicaciones por un lado, de sondas interplanetarias por otro y finalmente el departamento de vuelos tripulados. Se contemplan entonces varios proyectos lunares; inicialmente son: uno de impacto con una sonda de 170 Kg, otro de sobrevuelo sobre la faz oculta selenita con dos sondas de 280 Kg, otro para llevar una bomba nuclear que debía explotar en la Luna (pesaría la sonda unos 400 Kg). Para tales menesteres, los soviéticos han de modificar su lanzador estrella, el cohete R-7 y desarrollar una tercera etapa para el mismo. Esta última es encargada a Glushko y su equipo, que trabajarían así en el motor RD-109 de LOX y UDMH de 10 Tm de empuje, y a la vez otra con el mismo destino a otro centro el propio de Korolev, dando lugar a una fase de LOX y keroseno, de 5 Tm de empuje, que sería el RO-5. El motor utilizado fue en los primeros vuelos de sondas selenitas el último citado, pues que el uso de la UDMH en vez de keroseno en el primero dio lugar a diferencias graves entre Glushko y Korolev, ganando el segundo.


1958.    El año de...

  • La Expo de Bruselas.

  • El submarino Nautilus pasa bajo los hielos del Polo Norte.

  • Muerte del Papa Pío XII y es nuevo Papa Juan XXIII.

  • De Gaulle, Presidente de Francia.


    El 1 de enero llegan a China dos misiles soviéticos R-2 comprados a éstos. Por entonces los soviéticos estaban trabajando ya a buen ritmo en la nave y cohete Vostok para realizar vuelos tripulados.

    El 9 de enero los americanos crean la Agencia de Proyectos Avanzados de Investigación, la ARPA, dentro del DOD para la coordinación de los esfuerzos de los distintos ejércitos en esta materia. La ARPA también estudiaría por entonces la posibilidad de desarrollar un cohete de propulsión con explosiones nucleares con la empresa General Dynamics.

    El 10 de enero es disparado el Navaho 8 en Cabo Cañaveral y vuela 1.990 Km pero no retorna luego por fallo de uno de los motores.

    En la misma fecha, también en Cabo Cañaveral, es lanzado un Atlas con éxito.

    El 14 de enero se lanza con éxito el último Júpiter A.

    El 17 de enero se lanza en Cabo Cañaveral por vez primera el misil Polaris para submarinos de la US Navy.

    El 22 de enero, el Consejo Nacional de Seguridad norteamericano declara de la máxima prioridad el lanzamiento de un satélite espía. Dos días más tarde tal preferencia es vuelta a citar por la USAF, así como la de satélites de comunicaciones y meteorológicos, vuelos tripulados espaciales y otros medios siderales.

    El 28 de enero es probado un misil Thor (114) en Cabo Cañaveral. A los 2 min 32 seg de vuelo, desviado de la ruta prevista, es destruido.

    En la misma fecha en la URSS, Korolev emite un informe para el Comité Central del PCUS de sus planes de lanzamientos lunares.

    El 30 de enero los soviéticos realizaban con un R-7 un vuelo de prueba que registra fallos de control. Este mismo mes, los soviéticos además aprobaban el primer diseño del misil R-16 de Yangel y proyectaban el uso a largo plazo de aviones cohetes (Kosmolyots y VKA-23) pero su diseño se iniciaría en 1959.

    En los 3 últimos días de enero en la base norteamericana de Wright Patterson se reúnen discretamente delegados de empresas de construcción de cohetes y aeronáutica y discuten las posibilidades de una nave espacial tripulada. Las conclusiones son expuestas a la USAF y la NACA y las mismas se concretan en una nave del tipo Dyna Soar.

    El 31 de enero, por fin los americanos lanzan su primer satélite artificial, tras dos días de retraso debido a los vientos sobre la base de disparo. Es el Explorer 1 enviado con el Júpiter. El ingenio descubre los cinturones de radiación Van Allen, logro que los americanos resaltaron luego para tratar de aminorar la ventaja soviética. “El espacio ya es nuestro.”, decía un titular de prensa americana. Se comentó que cuando al general Medaris le dijeron que comunicara a Washington el éxito del Explorer 1, el militar respondió “espera, que suden otro poco”, como subrayando la ineptitud política causante del retraso en el desarrollo espacial americano de entonces. Pero el conglomerado de proyectos, incluso lunares, y motivos de cada arma militar y de los comités de estudios oficiales siguió por algún tiempo. Hasta hubo un proyecto de instalar una base militar... en la Luna; sabe Dios para qué la querrían.

    Por estas fechas, el Ejército americano había propuesto el desarrollo de un proyecto con las otras dos armas, la Navy y la Fuerza Aérea, para el lanzamiento balístico de un Júpiter C hasta 240 Km de altura con tripulación para ver las posibilidades de enviar tropas de inmediato a grandes distancias; es el proyecto Man Very High.

    El 1 de febrero americanos y británicos firman un acuerdo para disponer los segundos de 60 misiles Thor a partir de diciembre del mismo 1958, pero con participación americana que controlaría la carga nuclear de los mismos, de forma que el disparo efectivo de un misil tal precisaba la intervención de responsables de ambos países.

    El 3 de febrero, los soviéticos (Nikolai A. Bulganin) escribían de nuevo al Presidente americano y aceptaba entablar conversaciones sobre el desarme atómico, los misiles intercontinentales, acabar con las pruebas nucleares, el uso pacífico del espacio exterior y la supresión de las bases militares en el extranjero. Posteriormente se cruzará diversa correspondencia al respecto de estos temas entre ambos responsables políticos.

    El mismo día el Presidente americano Eisenhower declara prioritario el desarrollo de un satélite de reconocimiento y la disponibilidad de misiles Thor, Atlas y Titan. La opción científica del uso del espacio se considera que no tiene interés en la defensa nacional.

    El 5 de febrero llega el segundo intento de la Marina americana para lanzar un Vanguard. A los 57 seg de vuelo a 6 Km de altura el cohete tuerce su trayectoria, se parte en dos y estalla.

    El 6 de febrero el Senado americano crea su Comité Especial del Espacio y la Astronáutica con la intención de redactar la legislación para regular y desarrollar un programa espacial general de la nación.

    El 7 de febrero es disparado en Cabo Cañaveral un Atlas que falla, desviándose de al ruta fijada, y cayendo al cabo de 2 min 47 seg de vuelo.

En la misma fecha se crea el ARPA, agencia para proyectos avanzados de investigación de la Defensa, a la que irían a parar algunos proyectos de la ABMA, el X-15, el Dyna Soar y otros militares. En las siguientes semanas, por su parte la USAF cristaliza en 3 opciones sus posibilidades para un programa espacial tripulado basadas en los citados X-15, el Dyna Soar y una cápsula, alternativa esta última que considerarían la viable a corto plazo.

El 10 de febrero el soviético Korolev propone en firme el desarrollo del motor RD-105 para última fase de disparos de sondas lunares.

El 11 de febrero se dispara en Cabo Cañaveral un Redstone, el primero de una serie para entrenamiento del personal militar en simulación de un ataque con misiles. El siguiente se lanzaría el día 27 del mismo mes.

El 12 de febrero los americanos emiten la llamada Ley Pública 85-325 por la que el Secretario de Defensa queda autorizado para acometer investigaciones espaciales no militares durante 1 año.

El 14 de febrero los americanos publican el “Programa continuo de objetivos básicos de investigación científica en el espacio exterior” cara al AGI. El mismo comprendía proyectos de cohetes sonda, satélites, sondas lunares y vuelos tripulados siderales.

El 20 de febrero es disparado en Cabo Cañaveral un Atlas que explota a los 2 min 5 seg de vuelo sobre unos 80 Km de altura por fallo del motor y pérdida de control.

    El 21 de febrero la URSS disparaba un cohete sonda R-5A que llegaba al récord de 473 Km de altitud con una carga de 1,5 Tm, entre la que iban 2 perros, para investigación de la alta atmósfera dentro del AGI y de las aceleraciones en seres vivos.

    El 25 de febrero vuelo el noveno Navaho en Cabo Cañaveral, pero a los 20 seg es destruido.

    El 28 de febrero es disparado en Cabo Cañaveral un Thor para probar en la reentrada una nueva proa que está construida en cobre. El motor se detiene al cabo de 1 min 49 seg de vuelo pero el ensayo resulta por lo demás.

    A partir del 28 de febrero el DoD americano comienza a planificar el proyecto de misiles de largo alcance lanzados desde silos subterráneos, que serían luego los Minuteman de la USAF. A la vez, el ARPA cancela aparentemente el proyecto de satélite espía, pero lo pasa a desarrollar en secreto y considera hacer lo mismo con sus lanzamientos para no dar pistas a los potenciales enemigos (fundamentalmente los soviéticos).

El 5 de marzo, se lanza el Explorer 2 americano pero la cuarta fase falla por razón no aclarada y no entra en órbita. Con el fracaso de un mes antes, dos nuevos traumas para los americanos.

En la misma fecha, el presente Eisenhower considera como buenas las propuestas para la creación de una agencia espacial sobre la NACA, dando así más tarde lugar a la NASA.

Por entonces, también se empieza a considerar seriamente un plan de vuelos tripulados a la Luna por parte de la División de Misiles Balísticos de la USAF y exponen sus propuestas a la NACA y empresas afines.

El 10 de marzo se nombra al proyecto secreto de la CIA de satélites espías como Corona (que es el nombre de la máquina de escribir utilizada).

El 15 de marzo los soviéticos declaran que condicionan la prohibición del uso militar del espacio exterior al abandono americano de sus bases militares en Europa, Oriente Medio y Norte de África.

El 17 de marzo siguiente por fin el Vanguard llegó al espacio. El dirigente comunista Kruschev, cuyo hijo Serguei entraba a trabajar entonces en la OKB-52 de Chelomei, hizo un comentario despectivo sobre el diminuto satélite americano que solo pesaba kilo y medio: “¡Bah!, una toronja”. Los fracasos americanos frente a los aciertos soviéticos llevarían a los primeros a decir “sus alemanes son mejores que nuestros alemanes”, haciendo referencia a los antiguos técnicos de Peenemunde. Pero lo cierto es que los americanos no iban por delante por su propia ineficacia programática o política en aquel momento, no por una potencial falta de capacidad técnica, como luego con el devenir de los años se demostraría. En cuanto a la relación de alemanes en la URSS fue mayor (unos 1.500 de los principales) que en los Estados Unidos, pero en este último caso estaban los mejores, la cúpula técnica.

El 20 de marzo el Kremlin aprobaba el plan de Korolev de lanzamiento de ingenios a la Luna con 4 tipos de astronave, llamadas serie E, a partir del verano siguiente.

El 23 de marzo, la US Navy prueba con éxito un Polaris con un lastre en lugar de carga útil.

        El 26 de marzo los americanos consiguen satelizar el Explorer 3, que por no actuar bien la segunda fase queda en una órbita de menor altura.

        El 27 de marzo el Presidente Eisenhower, a través del Secretario de Defensa Neil McElroy, anuncia sus planes de exploración del espacio. Se hace referencia a satélites de comunicaciones, meteorológicos, sondas lunares, etc. Intervendrían la USAF y el Ejército incluso en los lanzamientos a la Luna (proyecto Pioneer).

        El 31 de marzo la URSS, que dos días atrás había lanzado un R-7 o 8K71 en vuelo de prueba, anunciaba la suspensión de sus pruebas nucleares de manera unilateral. Los americanos contestaron con que se trataba de “pura propaganda”. Además, en marzo, los soviéticos ensayaron con su misil crucero Burya.

        También en marzo tuvo lugar una reunión de la IAF y el Consejo de Uniones Científicas Internacionales de la que saldría posteriormente la COSPAR.

        El 1 de abril los soviéticos comenzaban a construir la que sería la base norteña de lanzamiento ultrasecreta de Plesetsk y los americanos empezaban con igual secretismo su programa Corona de espionaje desde el espacio con el alquiler de un inmueble para el desarrollo del mismo. Los soviéticos siguieron una política de secreto y confusión en cuanto a la situación de las bases de lanzamiento a fin de que el potencial enemigo no las ubicara con precisión; de tal modo, entre otras cosas, se llegaron a editar mapas con localidades situadas a distancia a la posición real y a utilizar nombres de pueblos cercanos en vez de los verdaderos.

        El 2 de abril, el Presidente Eisenhower se dirige al Congreso y propone la creación de la una agencia espacial que sería luego la NASA. Todos proyectos civiles del país pasarían al nuevo organismo, al que se dotaría de las instalaciones adecuadas y le pasarían además las de la NACA, a la que absorbía. De esta forma se eliminaba todo el lío de proyectos de comités y militares. En realidad, no todo iría a manos civiles. Los militares, aun recortados en sus horizontes, lo que no les gustó mucho, seguirían con muchos de sus proyectos, tanto de misiles, lógicamente, como de satélites. Al principio, la NASA solo absorbió 8.000 empleados y habría de crecer en medio de los grupos de presión militares. El administrador de la nueva entidad, T. Keith Glennan, reclamó la integración en la misma del centro de Huntsville y del JPL, lo que causó verdadera perturbación en los militares, al “robarles” sus centros y hombres, pero el Pentágono no tuvo más remedio que aprobarlo.

        El 4 de abril la URSS disparaba en vuelo de prueba un misil R-7 en Baikonur que falla en el blanco.

        El 5 de abril se lanza con un misil Atlas B de la USAF en Cabo Cañaveral y el mismo vuela hasta casi 1.000 Km, pero tiene un fallo desde los 22 seg de viaje.

        El 15 de abril se decide la creación de las instalaciones de misiles navales de Point Arguello en California.

        El 17 de abril los británicos lanzaban en la base australiana de Woomera un cohete Skylark y el mismo llega a una altitud de más de 140 Km.

        El 19 de abril un Thor 121 explota en Cabo Cañaveral cuando está a 1 m de altura debido al fracaso del sistema de alimentación de propulsante.

        El 23 de abril es disparado por la USAF en Cabo Cañaveral un Thor Able que llevaba como carga útil un ratón llamado Mia y la prueba tiene por finalidad comprobar la reentrada de una cápsula pero la misma no pudo ser recuperada. A los 2 min 26 seg de partir, el cohete falla por culpa de una turbobomba y explota.

        El 27 de abril los soviéticos informaban acerca del vuelo de la perra Laika. Y en el mismo día les falla el lanzamiento de un Sputnik, que hubiera sido el 3, aunque la noticia no fue entonces conocida. Al mismo tiempo, Korolev y sus ingenieros perfilan la que sería la nave Vostok, configurándola como esférica y con vistas a su aterrizaje sobre territorio soviético en vez de sobre el mar, como los americanos, para evitar cualquier posibilidad de espionaje, más fácil en tal medio. Tal forma esférica de la cápsula también determina que la misma, salvo los paracaídas, no tuviera otra posibilidad de control en el descenso.

        El 28 de abril otro Vanguard, prueba TV-5 en Cabo Cañaveral, fracasaba su puesta en órbita por fallos en la tercera fase y el ingenio portado no entra en órbita.

        El 30 de abril las empresas constructoras del Atlas, Convair y Avco, proponen a la USAF en disparo con tal cohete de una cápsula tripulada de 1 Tm hacia una órbita. Pero tal plan no sería considerado pues el proyecto Mercury recogería tal aspiración.

        En China, en mayo, el entonces presidente Mao Tse Tung requiere a los especialistas de su país para que planifiquen el desarrollo de un satélite chino propio.

        Por entonces la USAF estudia el proyecto antisatélite ASAT, basado en el lanzamiento del misil llamado Bold Orion desde un avión B-47. Este es probado con éxito el 26 de mayo en disparo en Cabo Cañaveral.

        También en mayo, en la URSS, Korolev se opone a considerar el uso de propulsantes almacenables que evitaran el tiempo de llenado antes del disparo de su R-7, de cerca de 10 horas. Ello lleva a los mandatarios soviéticos, principalmente a su líder Kruschev, a recabar tal opción de Glushko y luego del ingeniero de motores Yangel. Será ello motivo de otro punto de enfrentamiento entre Glushko y Korolev.

        El 1 de mayo, Cabo Cañaveral pasa a ser el AMR, área de misiles del Atlántico, y la base de White Sands el WSMR.

        El mismo día se produce el hallazgo del los cinturones de Van Allen sobre la Tierra por parte del satélite Explorer 1 americano.

        El 15 de mayo la URSS lanza con éxito el tercer Sputnik con nada menos que 1,3 Tm de peso. Los americanos vuelven a morderse los labios y, observando el peso satelizado, ven como firme la posibilidad de un lanzamiento tripulado por parte de sus competidores. El mismo confirma la existencia de los cinturones de Van Allen del campo magnético de la Tierra.

        El 16 de mayo es disparado con éxito en Cabo Cañaveral un Restone, el llamado Training 3, para el Ejército.

        El 18 de mayo se lanza también con éxito en Cabo Cañaveral el JúpiterC, AM-5, logrando en casi 5 h recuperar la proa sobre el Atlántico en una prueba del sistema de protección térmica de la carga.

        El 20 de mayo la NACA acuerda con la USAF colaborar en el proyecto del vehículo espacial Dyna Soar.

        El 21 de mayo es lanzado en Wallops Island un cohete sonda Nike-Cajun-Little David provisto de un globo de 76 cm de diámetro para estudios atmosféricos.

        El 24 de mayo es lanzado en Baikonur un misil R-7, o 8K71, soviético nuevo que fracasa y pierde el control.

        El 27 de mayo es disparado un satélite para el proyecto Vanguard, pero el cohete falla en su fase segunda y pierde el control realizando la reentrada a 12.000 Km de Florida.

        En junio se inicia la construcción de la antena californiana de Goldstone de 26 m de diámetro con destino a las sondas lunares y planetarias que entonces se proyectaban.

        También en junio la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos crea el Consejo Científico Espacial.

        Por entonces, en la URSS, Korolev comienza sus trabajos en materia de propulsión nuclear y los equipos OKB 456 de Glushko y OKB 670 de Bondaryuk se ocupan de ello. Piensan entonces utilizarlos en una versión de cohete basada en el R-7 así como en misiles intercontinentales.

        El 2 de junio es lanzado con éxito en White Sands un Redstone Training 4 con destino al entrenamiento militar.

        El 3 de junio se dispara sin problemas en la plataforma 12 de Cabo Cañaveral el Atlas 16A. Es el último del modelo A.

        El 4 de junio es disparado también en Cabo Cañaveral un Thor 115, el primero desde un lanzador táctico, con la finalidad de realizar comprobaciones aerodinámicas del sistema de guía. La comprobación de las tensiones, con sometimiento a maniobras de riesgo al cohete, resulta positiva al resistir el vehículo las mismas.

        El 11 de junio se lanza en Cabo Cañaveral un Redstone que falla. Era una prueba para el proyecto Júpiter.

        El 13 de junio se lanza con éxito en Cabo Cañaveral un Thor. Su proa, tras la reentrada, es recuperada en el océano.

        A partir del 16 de junio el Centro de Pruebas Aéreo de Misiles Navales de Point Arguello pasa a ser el Área de Misiles del Pacífico (PMR).

        El mismo 16 de junio la USAF encarga bajo presupuesto de 9 millones de dólares la primera fase del desarrollo del proyecto Dyna Soar a las empresas Martin Co. y Boeing Co.

En la misma jornada, los americanos constituyen oficialmente el Área de Misiles del Pacífico, con sede en Point Mugu y lanzamientos en Point Arguello.

También en el mismo día los japoneses prueban el Kappa 6, su primer cohete sonda, iniciando así sus actividades en este campo que darían lugar en el siguiente año a la creación del primer órgano nipón espacial; el modelo es de 2 etapas y propulsante sólido. Uno de estos cohetes alcanzaría en julio siguiente los 48 Km de altura sobre Michikawa.

        A partir del 18 de junio se despliegan misiles Redstone en Alemania para dotación de la OTAN.

        El 24 de junio es disparado con éxito en Cabo Cañaveral un Redstone.

        El 26 de junio se lanza otro satélite Vanguard, pero falla la segunda fase.

        El 27 de junio es probado con éxito el misil Snark de la USAF desde Cabo Cañaveral. El mismo día falla en su primer ensayo también en Cabo Cañaveral el disparo de un misil para el proyecto Bold Orion antisatélite.

        El 30 de junio, los mandatarios soviéticos deciden el desarrollo de un misil de propulsión nuclear y se lo encargan al OKB-1. También por entonces, los soviéticos tienen problemas en el desarrollo del motor RD-109 de Glushko y sus proyectos de sondas lunares sufren por ello retraso y modificaciones. Al mismo tiempo, en la URSS se comienza a diseñar una cosmonave lunar, primordialmente a definir los motores del cohete que sería el N-1. Korolev empieza a trabajar en el diseño de cohetes de propulsión térmico-atómica.

        También el 30 de junio se lanza un Thor cuya carga útil se separa, realiza la reentrada y es recuperada.

        El 1 de julio el Japón lanza un cohete Kappa que llega a una altura de 48 Km sobre Michikawa.

        En la misma jornada, Korolev informaba a los mandatarios soviéticos del proyecto de vuelos espaciales tripulados Vostok.

        El 2 de julio los soviéticos aprueban el desarrollo del misil R-14 de Yangel, previsiblemente de 4.500 Km de alcance.

        El 4 de julio la US Navy fracasa en el primer ensayo de lanzamiento sobre China Lake en el desarrollo de los secretos satélites NOTS, plataformas orbitales de observación por IR; el departamento encargado es el igualmente denominado NOTS. El cohete explota al cabo de 1 seg de vuelo.

        El 5 de julio los soviéticos Korolev y Tikhonravov emiten un informe sobre los medios y objetivos generales de la cosmonáutica de la URSS. Se proponen entre otras cosas el envío de sondas a la Luna, y la construcción de motores nucleares. Sin embargo, el informe no tiene mayor trascendencia real.

        El 9 de julio es lanzado un Thor Able en el complejo 17A de Cabo Cañaveral y la carga útil llega a una altura de 1.600 Km de altura y una distancia de 9.600 Km, pero tras descender con paracaídas en el Atlántico, a 1.600 Km de la costa africana, se hundió automáticamente a día y medio para no ser tomado por otros países y no llegar a tiempo los americanos.

    En la misma jornada también vuela un Atlas B.

    El 10 de julio los soviéticos ensayan un cohete en vuelo suborbital para su programa de sondas lunares, siendo la fase última una maqueta. Pero, o bien el lanzamiento es abortado por fallos en uno de los boosters, o el mismo falla en el despegue y es destruido. En cualquier caso el fallo retrasa las pruebas siguientes previstas.

    El 12 de julio es lanzado con éxito en Cabo Cañaveral un misil Thor, del que se recupera la carga útil.

    El 16 de julio los americanos aprueban el acta Nacional de la Aeronáutica y del Espacio que da lugar a la creación de la NASA.

    El 17 de julio es disparado con éxito también en Cabo Cañaveral un misil Júpiter C y su carga es recuperada.

    El 18 de julio los americanos redefinen los antiguos criterios del Ejército y reclasifican los misiles según su alcance y las misiones espaciales. En la misma fecha se lanza el tercer ingenio Bold Orion en Cabo Cañaveral, pero el mismo pierde su orientación en el vuelo. También se realiza un ensayo para el programa NOTS que falla a los 8 seg de vuelo, explotando a continuación.

    El 19 de julio es lanzado en Cabo Cañaveral el primer Atlas B, que falla por un problema en el sistema de control y guía y a los 43 seg es destruido.

    El 23 de julio se efectúa en Cabo Cañaveral otra prueba Thor Able 0, tercera y última, que viaja 9.600 Km, pero tampoco se recupera su carga útil, un ratón llamado Wickie llevado en su proa.

    El 24 de julio el Senado americano crea su Comité Aeronáutico y de la Ciencia Espacial.

    El 25 de julio se efectúa desde una aeronave Skyray sobrevolando el canal de Santa Bárbara, en China Lake, el lanzamiento del primer satélite NOTS de la USN y será así el primero de reconocimiento de la historia, pese a que su carácter secreto no permitió saberlo hasta muchos años después. El disparo es sin embargo bastante accidentado y la órbita no pudo ser seguida adecuadamente o con efectividad para captar las débiles señales y las imágenes del ingenio no pueden al final ser reconstruidas en tierra.

    El 26 de julio es disparado en Cabo Cañaveral un misil Thor de pruebas, pero a los 1 min 33 seg de vuelo falla una válvula de un conducto de oxidante y el ensayo fracasa.

    En la misma fecha es lanzado con éxito con un Júpiter C el satélite Explorer 4 en Cabo Cañaveral.

    También el mismo día, en la base Edwards muere el capitán Ivan C. Kincheloe al estrellarse con su avión cohete de pruebas X-15.

    El 29 de julio se encargaba el diseño del cohete que luego sería el Saturn 1.

    El mismo 29 de julio el entonces presidente Eisenhower rubrica el documento legislativo por el que se habría de crear la NASA. El Acta de creación de esta Agencia (Acta Nacional del Espacio y la Aeronáutica de 1958; Ley Pública 85-568) señala en su declaración de propósitos la dedicación de la NASA a las “... actividades pacíficas en beneficio de toda la humanidad”, si bien en el párrafo siguiente se especifica que será en función de “la seguridad y bienestar general de los Estados Unidos..”.; luego se citan los objetivos generales de investigación atmosférica y espacial, el desarrollo de ingenios siderales y su instrumentación, la cooperación con otros países, el impulso de la aeronáutica para dar a los Estados Unidos el papel de líder en el mundo en este campo y el espacial, etc. Al siguiente día, 30 de julio, el Presidente pedía a su administración 125 millones de dólares como presupuesto inicial de la NASA.

    Por entonces se desarrollan con éxito pruebas de sometimiento a 20 ges en una centrifugadora para comprobar la capacidad de resistencia humana en el pilotaje de cohetes.

    El 31 de julio, para el programa nuclear Hardtack, es lanzado un Redstone en las Islas Johnson, con una carga de 10 megatones y se hace explotar la misma a 75 Km de altitud, investigándose los efectos del estallido nuclear en tal altura.

    El mismo 31 de julio los soviéticos informaban dando datos sobre su Sputnik.

    En la misma fecha se realizó también un ensayo con un cohete Redstone, el número 50, en Johnson Island para el proyecto Hardtack.

    El 1 de agosto es presentado oficialmente ante el Congreso americano por parte de técnicos del centro de Langley el proyecto de la USAF y la NACA para enviar al espacio una nave tripulada.

    El 2 de agosto volaba el segundo Atlas B de la USAF y lo hacía guiado inercialmente por el sistema de radio sobre 4.000 Km. La cápsula portada fue hallada en octubre siguiente flotando en aguas oceánicas por pescadores junto a Barbados.

    En la misma fecha, los soviéticos disparan en Kapustin Yar un cohete sonda que llega a 212 Km de altura, repitiendo la experiencia el siguiente 13 de agosto y el 22 de junio del año siguiente.

    En 6 de agosto, la empresa Rocketdyne recibía el encargo de parte de la USAF para desarrollar el motor F-1, para el futuro cohete Saturn.

    El mismo 6 de agosto es disparado en Cabo Cañaveral un misil Thor para comprobar su actuación en condiciones de vientos racheados; los alerones aerodinámicos fueron suprimidos. La cabeza o proa no se separa y la última de una serie de pruebas.

    El 7 de agosto se realiza en Cabo Cañaveral el primer disparo del misil Bomarc de la USAF a una orden transmitida desde una base de control en Kingston, New York.

    El 8 de agosto es nombrado primer administrador de la NASA Thomas Keith Glennan y administrador diputado Hugh L. Dryden, nombramiento que sería ratificado por el correspondiente Comité del Senado el siguiente día 14 y por el propio Senado al día siguiente. Tales cargos tomarían juramento el siguiente día 19.

    El 11 de agosto es disparado el 51 cohete Redstone para el proyecto Hardtack en la Johnson Island, en el Pacífico Sur.

    El 12 de agosto se efectúa en las Islas Jonson, en el Pacífico, un lanzamiento Redstone, cuyo sistema de guía falla en parte al 1 min 10 seg de vuelo, y el que lleva una carga útil nuclear que es hecha explotar a 45 Km de altitud para ver los efectos en la atmósfera bajo observación del satélite Explorer 4, entre otros medios.

    En la misma fecha es disparado sobre China Lake el satélite NOTS-2 con un cohete desde un avión, pero el impulsor falla y explota, poniendo incluso en peligro al avión.

    El 15 de agosto, el equipo de Von Braun recibe del Ejército el encargo de desarrollar el proyecto de cohete Saturno 1, o Juno V, un modelo nuevo de gran tamaño al que se aplican componentes ya probados y garantizados con el Júpiter y también el Redstone. Será este Saturn el nieto de la V-2.

El 16 de agosto, una prueba para el programa NOTS del motor que fallara 4 días antes fracasa a los 3,2 seg de la ignición y el ingenio vuelve a explotar. Otra prueba al día siguiente tiene el mismo resultado.

    El 17 de agosto es disparado un Thor Able que falla a los 77 seg de vuelo. Se trató del primer intento de lanzamiento lunar americano, conocido como Pioneer 0.

    El 18 de agosto, el Presidente Eisenhower toma la decisión de que sea la NASA la entidad que asuma los vuelos espaciales tripulados y no la USAF, si bien ésta seguiría su programa tripulado Dyna Soar. Al siguiente día queda asignado a la NASA como Administrador Keith Glennan.

    El mismo día, los soviéticos concluyen su estudio sobre el programa espacial tripulado, llamado entonces Object OD2. Es el prolegómeno del programa Vostok.

    El 19 de agosto la US Navy prueba el misil antiaéreo Tartar sobre China Lake, California.

    El 22 de agosto se lleva a cabo otra prueba de lanzamiento de satélite NOTS, el 3, sobre China Lake con el máximo secreto que los militares americanos pudieron en tal momento. No se tiene confirmación del éxito del disparo.

    El 24 de agosto los americanos lanzan el Explorer 5 con un cohete Juno pero fracasan en el intento de separación correcta de la primera fase, al hacerlo antes de apagarse la misma con lo que chocó con el resto, desequilibrándolo y haciendo que al final se destruya en reentrada.

    El 25 de agosto comienza el IX Congreso de la IAF en Ámsterdam. Tiene lugar en La Haya el primer coloquio sobre legislación espacial.

    El mismo día los militares americanos prueban a lanzar otro NOTS, pero fracasa de nuevo. Y al día siguiente lanzan otro, el NOTS-5, y también falla no alcanzando la órbita.

    El 27 de agosto es disparado con éxito un misil Júpiter AM-7 en Cabo Cañaveral, el segundo con guía automática.

El mismo día los soviéticos disparan un cohete R-5A y el mismo llega a 451 Km de altura en trayectoria suborbital llevando a los perros llamados Pushuk y Palma en una cápsula de 1.136 Kg de peso. Los mismos logran ser recuperados tras caer la cápsula en paracaídas.

Por entonces, los americanos comienzan secretamente las pruebas de lanzamiento de misiles con pequeña carga nuclear en explosiones reales con la intención de comprobar la radioactividad en la alta atmósfera y las alteraciones posibles que produjeran en los cinturones de Van Allen, así como en las señales de radio y radar sobre satélites, etc. Se harán en total 18 ensayos, siendo el primero (Argus 1) realizado sobre el Atlántico Sur desde un buque (USS Norton Sound) y se hace explotar la carga a unos 160 Km de altura.

    El 28 de agosto es lanzado en Cabo Cañaveral un Atlas, probando con éxito el sistema de guía.

    También es lanzado discretamente en la misma fecha sobre China Lake el NOTS-6 y añade otro fracaso a este programa.

    Igualmente en la fecha de 28 de agosto, los soviéticos aprueban el proyecto del misil R-16 de la oficina de Yangel.

    El 29 de agosto es lanzado por la USAF un Atlas que vuela 4.800 Km con guía por radio.

    En la misma fecha los soviéticos prueban en lanzamiento suborbital un cohete que lleva como carga útil dos perros, Belanka y Pyostraya, que fueron recuperados luego de alcanzar más de 400 Km de altitud.

    El 30 de agosto es hecha explotar una bomba de 1,4 Kilotones a 294 Km de altitud tras ser llevada por un misil X-17 dentro de los ensayos del programa Aarhus 2. La explosión es estudiada por el satélite Explorer 4 y algunos cohetes sonda.

    Igualmente en agosto, los chinos comienzan a moverse políticamente para planificar el disparo de un satélite artificial propio. Ello implicaba la creación de un cohete lanzador y paralelamente de misiles y daría lugar al llamado Proyecto 581 bajo la dirección de Tsien, apareciendo así también varios institutos tecnológicos. Aunque los propósitos chinos eran iniciar de inmediato el programa y los ensayos, la realidad es que aun tardarían más de una década en ello.

    Al mismo tiempo, la USAF recibe el primer misil operativo Júpiter. La previsión sobre el mismo contemplaba su despliegue en 1960 en Italia y Turquía.

    El 5 de septiembre es ensayado sobre Cabo Cañaveral un misil lanzado desde un B-52 para una prueba antisatélite.

    El 6 de septiembre se dispara otro misil X-17 portando una carga nuclear que es llevada a 750 Km de altura donde es hecha explotar para el proyecto Argus.

    El 7 de septiembre los británicos prueban en Woomera, Australia, su cohete Black Knight, el cual asciende a una altura de 480 Km pero falla antes de finalizar su vuelo.

    El 11 de septiembre es lanzado un cohete sonda Nike Cajun en Wallops Island con un globo que debió hincharse, en un ensayo para el satélite de comunicaciones pasivo Beacon, pero que fracasó en el intento.

    El mismo 11 de septiembre se realiza el disparo del misil Navaho en su vuelo de prueba 10 que fracasa.

    El 14 de septiembre es disparado con éxito en Cabo Cañaveral un misil Atlas B.

    El 17 de septiembre se dispara en Cabo Cañaveral su 14 Redstone.

    El 18 de septiembre se dispara en Cabo Cañaveral otro misil Atlas B pero esta vez falla y explota a los 1 min 24 seg.

    El 19 de septiembre los soviéticos disparan un R-5A que llega a 473 Km de altura por tanto 2 perros dentro de estudios biológicos espaciales.

    El mismo día los chinos finalizaban el diseño de su cohete Dong Feng y pasaba a iniciar su construcción y desarrollo.

    El 23 de septiembre a los soviéticos les fallaba un primer intento de lanzamiento de una sonda lunar.

    El 25 de septiembre se realiza la cuarta prueba antisatélite Bold Orion en Cabo Cañaveral, fallando y explotando a los 19 seg de vuelo.

El 26 de septiembre se realiza otra prueba Vanguard desde Cabo Cañaveral y se alcanzan 424 Km de altura y se recorren casi 15.000 Km en vuelo, sobre Centro África, pero luego el ingenio vuelve para reentrar en la atmósfera sin satelizarse. Falla la segunda fase del cohete.

El 28 de septiembre la US Navy realiza en Puka Island una prueba de cohete Nike Asp en vuelo suborbital de 244 Km de altura para estudios de un eclipse solar dentro del AGI.

La prueba también naval en este mes de septiembre de un Polaris que perdió el control, hizo que su segunda fase no resultara destruida y cayó sobre el río Banana de Cabo Cañaveral, estando a punto de causar una tragedia, pues solo 90 m más allá había población.

    También en septiembre llegan a las islas Británicas los primeros misiles de alcance intermedio Thor para su despliegue. También en septiembre, en Norteamérica, un grupo de especialistas estudia las características que debería tener el programa espacial tripulado. Por su parte, Von Braun comienza el diseño de lo que sería luego el Saturn 1, inicialmente llamado Juno 5.

El 1 de octubre queda creada oficialmente la NASA (Decreto 10.783), siéndole adjudicadas las instalaciones y el personal de la antigua NACA. El personal es entonces de 8.000 personas. En 1961 era de 16.000 y en 1965 de 377.000. La NASA comienza su andadura bajo la dirección del Administrador T. Keith Glennan. El antiguo dirigente de la NASA, Hugh Dryden, pasa a ser segundo Administrador.

En la misma fecha, tras los estudios previos del centro Lewis desde 1953 hasta 1957 de un motor que utilizara oxígeno e hidrógeno líquidos, la USAF adjudicaba el contrato del motor del cohete Centaur a la empresa Pratt&Whitney.

El 7 de octubre arranca el Proyecto Mercury para lanzar americanos al espacio, el primer programa de vuelos espacial tripulados estadounidense. Su aprobación oficial se realiza sin embargo el 26 de noviembre siguiente. Entonces la NASA y el ARPA reciben una memoria sobre el plan básico y objetivos de tal programa espacial tripulado americano.

En la misma fecha se lanza en Wallops Island un cohete Nike Cajun Little David cuya tercera fase no se enciende fracasando la prueba, tercera en su tipo (Hi Ball).

El 9 de octubre es lanzado en Cabo Cañaveral un misil Júpiter que fracasa, siendo hecho explotar al 1 min 02 seg de vuelo.

El 10 de octubre, en Cabo Cañaveral, se produce otra prueba antisatélite Bold Orion, la quinta, fracasando a los 26 seg de vuelo.

El 11 de octubre es lanzado el ingenio lunar Pioneer 1, ya bajo la dirección de la NASA, en Cabo Cañaveral. Su destino era la Luna, pero fracasa en su intento.

Al siguiente día les falla a los soviéticos un intento de lanzamiento lunar.

        El 15 de octubre se informa por parte de la Fuerza Aérea norteamericana que se iba a proceder a disparar dos sondas lunares tras otras 3 ya anunciadas. Pero más tarde tal competencia pasaría a la NASA.

        El 16 de octubre comenzaba la primera conferencia sobre medicina espacial del BIS, la Sociedad Interplanetaria Británica.

El 21 de octubre son disparados en el plazo de 10 seg dos misiles Bomarc en Cabo Cañaveral bajo control a distancia, desde Kingston, en New York.

        En la misma fecha la NASA decide oficialmente tomar al cohete Juno 2 como lanzador para algunas de sus misiones.

        El 23 de octubre los americanos lanzan el satélite Beacon 1 en disparo fallido.

        En la misma fecha, la NASA requiere a cerca de medio centenar de empresas los requerimientos iniciales para una cápsula que fuera tripulable. De las mismas, contestan 38.

        El 25 de octubre los americanos prueban el nuevo cohete sonda Aerobee 300 y 6 días después hacen lo propio los soviéticos con el R-5A, que lleva 2 perros como carga hasta los 473 Km de altitud en ensayo cara al programa previsto de vuelos tripulados.

        El 28 de octubre los americanos crean dentro de su Oficina Meteorológica (la Weather Bureau) el Departamento (luego denominado Laboratorio) de Satélites Meteorológicos.

        También en octubre se decidió la creación de un tercer Centro Mundial de Datos para el Servicio de Predicción por Satélite por parte británica tras los centros ruso y americano.

        El 5 de noviembre se crea el llamado Space Task Group, compuesto por 33 personas del Centro Langley, con Robert Gilruth a la cabeza, a fin de trabajar en el proyecto de programa espacial tripulado. Al final, de este equipo saldría la base de plantilla dirigente inicial del entonces futuro Centro Espacial de Houston.

        El mismo día se lanza en Cabo Cañaveral el Thor 138 en configuración operativa inicial, pero a los 35 seg explota a orden automática al perder el control por fallo del sistema de guía.

El 6 de noviembre tiene lugar en Cabo Cañaveral la prueba final de desarrollo de un misil Redstone; el mismo vuela 400 Km. Fracasa por fallo del sistema de control en la reentrada.

El 8 de noviembre se dispara el Pioneer 2, sonda lunar americana que fracasa.

El 15 de noviembre tiene lugar en Londres la primera reunión del COSPAR, comité internacional de investigación del espacio, que pretende reglamentar el uso del cosmos.

En la misma jornada el mandatario soviético Kruschev dice a través de Radio Moscú a que su país está preparando el dominio del espacio y abrir así una etapa nueva en la historia de la Humanidad.

        El 17 de noviembre es disparado con éxito en Cabo Cañaveral un cohete del programa Bold Orion para pruebas antisatélite.

        En la misma fecha es disparado en el mismo Cabo un Atlas que fracasa por apagarse antes de tiempo.

        El 18 de noviembre es disparado en Cabo Cañaveral el último Navaho, el onceavo, pero falla y explota.

El 19 de noviembre, 20 naciones proponen en la ONU la creación de un comité internacional para el uso pacífico del espacio.

        En la misma jornada de noviembre, el ARPA americana anuncia su intención de satelizar ingenios con fines militares en órbita geoestacionaria. Tres proyectos existentes entonces al respecto cristalizarían luego, en 1960, en uno llamado Advent, de 3 satélites geoestacionarios, que sería sin embargo cancelado en 1963.

El 26 de noviembre se hace oficial el Proyecto Mercury americano con el objetivo de poner hombres en el espacio. La administración Eisenhower lo aprobaría pese a su poca voluntad en un programa espacial.

En la misma fecha es lanzado con éxito un Thor en Cabo Cañaveral que porta una carga útil de prueba con instrumentos de la Comisión de la Energía Atómica.

El 28 de noviembre es lanzado por parte de la USAF con éxito en la rampa 14 de Cabo Cañaveral un misil Atlas que llega a los 11.700 Km de distancia, cayendo en el Océano Índico, cerca del hipotético blanco. Es el paso previo a la satelización por parte de los militares dentro de lo que será el programa SCORE.

        También en noviembre los chinos deciden que la realización de su primer satélite (bajo la denominación de Proyecto 581) recaiga en el llamado Instituto de Maquinaria y Diseños Eléctricos, ubicado en Shanghai.

E igualmente en el mismo mes, en Norteamérica, se encarga el desarrollo de la fase Centaur a la empresa Convair.

        El 1 diciembre concluye la planificación del pequeño cohete norteamericano Little Joe.

        El 3 de diciembre, el Ejército americano deja a disposición de la NASA al equipo de Von Braun para el desarrollo de cohetes y el JPL pasa también a pertenecer a la NASA.

        En la misma jornada, se hace público el proyecto de satélites Discoverer del ARPA que, aunque con fines realmente militares, serán también de convenientes propósitos científicos.

        El 4 de diciembre los soviéticos vuelven a fallar en el disparo de otro cohete lunar.

        El 5 de diciembre es lanzado en Cabo Cañaveral un misil Thor que falla en parte por un ligero defecto de presión en el depósito de LOX y no alcanza por unos kilómetros el punto diana previsto.

También este día 5 es probado un misil modificado Terrier de la US Navy y alcanza sobre Wallops Island una altura de 138 Km y toma fotografías de la estratosfera y las nubes.

El 6 de diciembre es lanzado por un cohete Juno 2 el Pioneer 3 que, aunque toma importantes datos sobre los cinturones de radiación, no alcanza su objetivo lunar.

        El 7 de diciembre tiene lugar un tanteo americano de colaboración espacial con la URSS, bajo la oferta del uso de la propia red de seguimiento espacial que iban a montar para sus vuelos tripulados. Pero los soviéticos, conscientes de que en caso de conflicto se quedarían sin red propia, ni siquiera contestan.

        El 8 de diciembre es lanzado en Cabo Cañaveral el primero cohete Bold Orion con una fase Altair añadida en un ensayo antisatélite. La prueba falla en parte.

        El 11 de diciembre se cierra la presentación de propuestas iniciales para el desarrollo de la cápsula Mercury, personándose 11 empresas.

        El 13 de diciembre es disparado en Cabo Cañaveral un misil Júpiter, que además lleva la carga científica Bioflight-1 y porta un simio llamado Gordo para comprobar sus constantes vitales durante la aceleración y deceleración, así como durante algo más de 8 min que estuvo en microgravedad. Sin embargo, la cápsula con el mono cayó en el océano y no pudo ser recuperada.

        El 15 de diciembre Von Braun se entrevista con el Administrador de la NASA, Glennan, y tratan sobre el vuelo a la Luna y el cohete e infraestructura necesaria. El mismo informa de los preparativos de construcción de un cohete para el proyecto lunar que llama el Juno 5, luego llamado Saturn 1.

        El 16 de diciembre es lanzado en Cabo Cañaveral un misil Thor que cierra una serie de ensayos.

        En la misma fecha se dispara con éxito el primer misil en el nuevo PMR, Área de Misiles del Pacífico, de la USAF en California, dentro de un programa de disparos de entrenamiento; también participa aquí personal británico de la RAF.

        Igualmente el 16 de diciembre es disparado en Cabo Cañaveral un misil de dos fases Bold Orion en una prueba antisatélite. El mismo falla parcialmente.

        El 17 de diciembre, en el 55 aniversario del primer vuelo de un avión, el de los hermanos Wright, los americanos hacen el anuncio de su programa de vuelos tripulados Mercury.

En la misma jornada la empresa Rocketdyne es contratada para el desarrollo del motor F-1 para el futuro cohete lunar americano.

        El 18 de diciembre es disparado en secreto en Cabo Cañaveral un Atlas que, tras desprenderse de los aceleradores, entra en órbita con un pequeño satélite de comunicaciones, el SCORE, el primero activo; el mismo había sido diseñado por el Ejército y emitió una grabación con mensaje navideño del Presidente Eisenhower.

        El 19 de diciembre es lanzado sobre Cabo Cañaveral desde un avión el segundo misil antisatélite de prueba del tipo ABLM.

El 20 de diciembre se intenta lanzar en Cabo Cañaveral el primer Titan que explota al partir.

        El 23 de diciembre se dispara con éxito en Cabo Cañaveral el primero de los nuevos misiles Atlas C para prueba del sistema de guía por radio nuevo y un cono de proa para la reentrada que, por cierto, se perdió.

        El 24 de diciembre la URSS disparaba en vuelo de prueba un misil R-7 en Baikonur y 4 días más tarde efectuaban la 9 prueba de un motor para el proyecto Burya durante 5 min.

        En los últimos días de diciembre los soviéticos disparan 8 misiles del tipo 8K71 para probar sus modificaciones. El primero de ellos les falla el 24 de diciembre.

        El 29 de diciembre, la NASA firma con la North American el contrato para construir el pequeño cohete Little Joe para el programa Mercury y probar la cápsula prevista para el mismo.

        El 30 de diciembre es disparado en Cabo Cañaveral un misil Thor que falla en su control de guía y es hecho explotar en consecuencia a los 52 seg de vuelo.

        También en diciembre comienzan los americanos a probar las mejoras en el motor H-1 de los cohetes Thor y Júpiter.

        Además, en 1958, el gobierno americano inició con gran secreto el llamado Proyecto Orión, con el que pretendió crear una nave espacial impulsada por un cohete de bombas atómicas que hubiera debido llevar hasta 150 científicos y técnicos en vuelos lunares, y luego a Marte e incluso a satélites de Júpiter y Saturno. Los estudios, iniciados por General Atomics de San Diego, al respecto duraron hasta 1964.

        Otro hecho producido en 1958 en los Estados Unidos, mantenido entonces en secreto, fue la intención americana de lanzar a la Luna una bomba nuclear que fuera vista al explotar por medio planeta para “demostrar su poder militar” ante los éxitos cosmonáuticos soviéticos. Aunque se destruyó luego la documentación, el proyecto se denominó A-119 y fue revelado en 2000.

        Más secretos de 1958. Parece ser que un duplicado de un Sputnik que los soviéticos expusieron en una gira mundial fue sigilosa y nocturnamente desmontado por completo y fotografiado por agentes americanos de la CIA. Dado que es material clasificado, no se sabe con certeza en detalle este caso pues hay otra versión de que fue la sonda Lunik 5 en 1959, o quizá los americanos hicieron lo mismo otra vez al poco...


1959.      El año de...

  • Fidel Castro asume el poder en Cuba.

  • Visita de Kruschev a Estados Unidos.

  • Plan de austeridad económica en España.

  • Kruschev propone el desarme en la ONU.


        El 2 de enero la URSS lanzaba su Lunik 1 que sobrevoló la Luna, siendo el primer ingenio que lo hacía y el primero que escapaba del campo de gravedad de la Tierra. Otro récord que sumaban “los comunistas rusos” para asombro de los americanos.

        El mismo 2 de enero Von Braun da a conocer en un informe su parecer sobre la siguiente década en materia de desarrollo espacial e indica como posibilidad real la llegada del hombre a la Luna en tal plazo, entre otras cosas.

        El 4 de enero la base californiana de lanzamiento de misiles de la USAF de Vandenberg quedaba declarada operativa.

        El 5 de enero quedan establecidos los requisitos de los aspirantes a astronauta en los Estados Unidos, enfocados claramente hacia los pilotos militares.

        En la misma fecha los soviéticos ordenaban el inicio de su programa espacial tripulado.

        El 7 de enero, los franceses creaban su Comité para Investigaciones Espaciales, con objetivos inicialmente fijados en el estudio de la alta atmósfera y el espacio inmediato.

        El 9 de enero, el desarrollo del motor F-1, con el que se dotaría luego al futuro Saturn 5, era encargado a la empresa Rocketdyne.

El 12 de enero se designaba a la McDonnell para construir la cápsula espacial del proyecto Mercury; el contrato, de 18 millones de dólares, es firmado el siguiente 5 de febrero.

        En la misma fecha, en el JPL se estudian los planes de sondas lunares y planetarias para el siguiente lustro. Se contemplan hasta 18 sondas en total destinadas a la Luna, Marte y Venus, con vuelos de sobrevuelo, orbitales y de aterrizaje.

        El 15 de enero comienza en Greenbelt la construcción para la NASA del Centro Espacial Goddard, inicialmente denominado Beltsville Center.

        En la misma fecha es disparado un Atlas en Cabo Cañaveral y es probado su cono de proa en la reentrada, pero el mismo falla y es destruido a los 1 min 49 seg de vuelo; además la ojiva tampoco se separa.

        El 16 de enero los soviéticos habilitan la oficina OKB 2 bajo la dirección de A. Isaiev. El primer encargo es un motor para la reentrada de una cápsula.

        El 19 de enero se demuestran las posibilidades del uso radioisotópico y la conversión termoeléctrica en generadores llamados SNAP para el espacio. Durante este mes de enero la Marina americana recibiría de la empresa Martín Corp. el primer generador SNAP 3, termoeléctrico,

        El 21 de enero es disparado en Cabo Cañaveral un misil Júpiter, el primero operativo fabricado en serie. La prueba es un éxito.

        En la misma fecha se lanza un Thor Agena A en Vandenberg un satélite Discoverer para el proyecto Corona.

        El 23 de enero la USAF dispara en Cabo Cañaveral un Thor Able para su nuevo proyecto Bravo de comprobación de la guía inercial pensada para el nuevo misil Titan. El lanzamiento fracasa por fallo eléctrico en el Able, que no se enciende.

        El 27 de enero, el presidente americano Eisenhower es informado por la NASA de los proyectos de cohetes en cartera para su programa de vehículos espaciales y se citan al Atlas Centaur, Atlas Vega, Juno 5 y Nova. El Atlas Vega y el Nova no verían nunca la luz y el Juno 5 se renombraría días después como proyecto Saturn.

        En la misma fecha la USAF dispara en Cabo Cañaveral un Atlas que sobrepasa los 7.000 Km de distancia.

        En igual día, Francia dispara un cohete sonda Daniel de la ONERA para estudios atmosféricos.

        El 28 de enero los americanos realizan una primera selección de pilotos para la primera promoción de astronautas del proyecto Mercury.

        El 29 de enero quedan definidas las características precisas del futuro traje espacial Mercury, basadas en trajes de pilotos. Las empresas concurrentes para tratar de adjudicarse su fabricación serian 3, la International Latex Corporation, la David Clark Company y la BF Goodrich Company.

        El 30 de enero es disparado en Cabo Cañaveral un misil Thor que fracasa en parte. La carga útil también falla en su separación.

        El 4 de febrero es disparado con éxito un misil Atlas en Cabo Cañaveral con una carga Mark 2 en proa.

        El 5 de febrero la NASA entrega en contrato el desarrollo de la cápsula Mercury y su fabricación a la empresa entonces McDonnell Aircraft.

En la misma fecha, la NASA crea un grupo para el estudio y dirección de los proyectos de exploración lunar.

        El 6 de febrero tiene lugar en la rampa 15 de Cabo Cañaveral el primer lanzamiento con éxito de un misil intercontinental Titan 1 de la USAF.

        El 16 de febrero comenzaban los americanos de la McDonnell un proyecto militar de misil que debía ser lanzable desde un avión que sería llamado Skybolt, e inicialmente Aerobasllistic y también Draco, Bold Orion y High Virgo. Entonces se realiza con éxito una prueba en la rampa 10 de Cabo Cañaveral de un cohete de 2 fases Thiokol XM de propulsante sólido.

        También el 16 de febrero se lanzaba en White Sands un Redstone que falla en su control.

        El 17 de febrero los soviéticos disparan en Baikonur un misil intercontinental de serie que fracasa.

        En la misma fecha, los americanos disparan en Cabo Cañaveral un satélite Vanguard con éxito. Es el Vanguard 2, el quinto satélite americano.

        El 20 de febrero es disparado en Cabo Cañaveral un Atlas que explota en vuelo a los 2 min 53 seg de partir.

        El 25 de febrero se lanza en Cabo Cañaveral un Titan 1, el segundo, de una sola fase con una segunda simulada que llega a 480 Km de distancia.

        El 27 de febrero es lanzado en Cabo Cañaveral con éxito un cohete Júpiter.

En la misma fecha, la USAF y la NASA acordaban el desarrollo de un cohete de 2 fases de propulsante sólido que sería el Scout.

        El 28 de febrero es lanzado con éxito el Discoverer 1 (en realidad un ingenio Corona militar) desde Vandenberg para la USAF con un cohete Thor Agena A. Pero falla su control en órbita.

        También en tal día es disparado en la rampa 17A de Cabo Cañaveral un Thor Able 2 para el programa Bravo de pruebas de reentrada atmosférica. El ensayo fracasa al no encenderse la segunda fase del cohete.

        A primeros de marzo los soviéticos completaban el diseño previo de su futura nave lunar.

        El 1 de marzo se hace oficial el desarrollo del impulsor Scout de la NASA y la USAF. El mismo será de propulsante sólido y sus características se atendrán a las prescripciones del Centro Langley de la NASA.

        El 3 de marzo es lanzado el Pioneer 4 con un cohete Juno 2 y entra en órbita solar.

        El 4 de marzo el misil soviético R-12 de Yangel queda operativo.

        El 7 de marzo los franceses lanzan sin fortuna el primer cohete sonda de un nuevo modelo Veronique en Hammaguir, Argelia. Pero días más tarde, el 10 y 12 siguientes, se disparan con éxito dos.

        El 8 de marzo comienzan en Wallops Island las pruebas del sistema de escape Mercury para el programa tripulado americano.

        El 10 de marzo es disparado con éxito en White Sands un misil Redstone, el séptimo para entrenamiento. Una cámara llevaba actúa bien y es recuperada.

        El 11 de marzo los americanos ensayan en Wallops Island un aborto de lanzamiento Mercury que no resulta correcto, impactando la supuesta cápsula, debido a un empuje irregular del cohete.

        El 12 de marzo los británicos disparan el segundo cohete Black Knight en la base australiana de Woomera y el mismo llega a una altura de 560 Km.

        A partir de esta misma fecha tiene lugar una reunión del COSPAR en La Haya y se trata de la cooperación internacional en materia espacial.

        El 13 de marzo se obtienen gracias a un cohete sonda Aerobee Hi las primeras imágenes UV del Sol fuera de la atmósfera.

        El 19 de marzo, el entonces Secretario americano de Defensa hace público que el año anterior habían hecho explotar en el espacio 3 bombas atómicas con misiles del Proyecto Argus.

        El 20 de marzo el Ejército americano y el equipo de Von Braun empiezan un estudio previo para un proyecto denominado Horizon, de instalación de una base selenita militar, que luego nunca sería desarrollado.

        El 21 de marzo es disparado en la rampa 17A de Cabo Cañaveral un Thor Able 2 para el llamado programa Bravo de pruebas en la reentrada atmosférica, ensayándose en esta ocasión también el sistema de guía previsto para el Titan 1. La carga, sobre el Atlántico, no fue recuperada.

        Por entonces los militares americanos y la empresa RCA se embarcan en el desarrollo de microcomponentes electrónicos para poder dotar a ingenios espaciales, dada la condición del peso que limitaba las aspiraciones en la materia. Se inicia así una carrera de miniaturizaciones tan importante luego por su trascendencia en nuestra vida cotidiana en otros órdenes no espaciales.

        El 23 de marzo los soviéticos disparan un misil intercontinental 8K71 de prueba.

        El 26 de marzo los americanos lanzan en Cabo Cañaveral un Thor para comprobar su configuración final antes de ser dispuesto como misil operativo.

        El 2 de abril se presentaba al público americano la primera plantilla de 7 astronautas para el proyecto Mercury. Eran 7 pilotos militares de pruebas. El siguiente día 12 de mayo empezarían los entrenamientos. Serían la definición de los modernos héroes americanos y serían los fundadores del entonces más hermético club de astronautas, espacial y militar. Famosos, hicieron contratos de exclusivas (5 de agosto siguiente) con la revista Life, en la que contarían sus vidas por un precio global de medio millón de dólares (de los de aquél año). Life los fotografió muy guapos y los puso como la representación ideal de los buenos americanos, como superhombres fantásticos que superaban las pruebas en cámaras de tortura (aunque un poco de razón si había en esto último). Otras revistas se enfadaron porque no les contaban nada a ellos; la Field Enterprises también comprometió a las esposas de los astronautas para la exclusiva de sus historias personales. Flaco favor les hizo al final Life porque los dejó ver como el típico hombre-máquina que podía morir en un instante en un complicado mecanismo. Shepard aparecía como el más arrogante, dogmático y distante y Glenn, en cambio, el más abierto y franco. Ambos rivalizarían porque el primero fue el primero y el segundo un segundo. Pero tras sus primeros vuelos, Glenn desfilaría su gloria por New York, lo que dicen que no gustó a Shepard ni a Grissom. Shepard hizo socio a un importante comerciante de automóviles que dio coche a precio de fábrica a cada astronauta, y jugó con inversiones, publicidad, bancos y participó con suerte en el negocio del petróleo. En reuniones y ruedas de prensa, Shepard llevaba la voz cantante mientras otros del grupo se mostraban introvertidos o silenciosos. Años más tarde sería finalmente el primer millonario en la Luna. Glenn, por su parte, hizo de relaciones públicas de la NASA y luego también se dedicaría a los negocios, pero sobre todo a la política con los Kennedy; sería en 1968 en Los Ángeles la persona que dio la noticia de la muerte de Robert Kennedy a varios de sus hijos.

        Las apariencias eran fundamentales para la NASA, así que para guardar la imagen de esforzados y honrados patriotas se llegó a investigar la vida privada de los astronautas. Con la idea de que eran más inteligentes de lo normal se quiso fomentar la buena imagen de la propia Agencia, y eso que alguno de los astronautas de las promociones siguientes se fue de consulta a una agorera inglesa afincada en Florida. La técnica, sí, pero una manita de cartas por si acaso también...

        Pero los vuelos tripulados espaciales no eran para muchos algo “tecnológico” o propio de de una especie de “hombres perfectos”, sino que algunos científicos los calificaron de inútiles acrobacias o simplemente disparatados en fechas tan tardías como 1960. Había quien apuntaba que realmente no eran necesarios y que los satélites cumplían perfectamente la misión de los “tripulados”. Pero los “rusos” anunciarían en este 1959 su intención de un vuelo tripulado y los americanos no podían ser menos. La carrera estaba en marcha y pocos parecían pensar que los desarrollos tecnológicos que ello iba a implicar supondrían avances en casi todas las ramas de la ciencia y técnicas del ser humano. Esta sería la verdadera carrera.

        También en la misma fecha del 2 de abril era disparado sobre Cabo Cañaveral un misil antisatélite de dos fases Bold Orion-Altair, el tercero. Falla la segunda fase.

        El 3 de abril son disparados en Cabo Cañaveral 2 misiles. Uno es un misil Titan 1 con solo 1 fase (el resto es un maquetado) que llega a los 480 Km del lugar de partida. El otro es un Júpiter para entrenamiento de personal y también es un éxito.

        El 4 de abril, el centro JPL informa a la NASA de proyectos de vuelos lunares y planetarios para el siguiente quinquenio, con previsión de alunizaje, satélites en torno a la Luna y Venus, sobrevuelo de Marte y entrada en la atmósfera de Venus. Solo son aceptados algunos de los mismos.

        El 7 de abril vuela el primer misil Snark operativo sobre el Atlántico y al día siguiente se recuperaba la carga de reentrada de un Thor Able por vez primera en sus condiciones.

        El 8 de abril es disparado en la rampa 17A de Cabo Cañaveral un cohete Thor Able 2 para una prueba Bravo de reentrada atmosférica. La carga toca techo en los 1.230 Km y cae luego a 8.000 Km del lugar de partida y, aunque la baliza no actúa, es recuperada sobre el Atlántico, siendo el primer objeto recuperado tras cruzar el cosmos a tal altura (pasaría luego a pertenecer al museo Smithsoniano).

        El 13 de abril los americanos lanzan en Vandenberg hacia una órbita polar con un Thor Agena al satélite militar Discoverer 2 para ensayar el regreso a tierra. Pero cápsula de retorno, caída el día 26 siguiente sobre el Ártico por fallo de sincronismo en la reentrada, no podrá ser recuperada más tarde por los americanos, yendo sin embargo a parar a manos soviéticas.

        En la misma fecha del 13 de abril la NASA se hace cargo del proyecto TIROS de satélites meteorológicos, originalmente militar.

        El 14 de abril los americanos disparan un satélite Vanguard, de forma esférica que va acompañado de un globo inflable en órbita, pero falla el cohete en la separación de la primera y es destruido.

        En igual día es disparado en la rampa 13 de Cabo Cañaveral un Atlas D que explota a los 36 seg de vuelo al romperse un conducto de propulsante.

        También en la misma fecha los americanos ensayan con éxito el sistema de escape Mercury en Wallops Island.

        El 16 de abril es disparado con éxito en la base americana de Vandenberg un misil Thor destinado a preparación de personal británico de la RAF. Una semana más tarde tienen lugar otros 2 ensayos.

        El 17 de abril los americanos solicitaban a la ONU la convocatoria del Comité de Usos Pacíficos del Espacio Exterior.

        El 19 de abril los soviéticos disparan con éxito un misil Burya, de tipo crucero.

        El 20 de abril americanos y canadienses acordaban el lanzamiento de cohetes sonda para investigaciones ionosféricas.

        El 23 de abril de nuevo, por cuarta vez, los americanos lanzan un Thor para ensayar la recuperación de su carga tras volar 2.400 Km.

        En la misma fecha los americanos crean la Comisión Asesora Conjunta de Satélites Meteorológicos.

        El 27 de abril comienzan el entrenamiento concreto espacial los astronautas del programa Mercury.

        El 28 de abril la NASA informaba del contrato por 24 millones de dólares con la Douglas Aircraft para el desarrollo del cohete basado en el Thor que sería luego el Delta.

        También en abril, quedaba dispuesto para ensayos en Nevada el primer cohete nuclear, Kiwi A, desarrollado en el Laboratorio de Los Álamos. En uno de tales ensayos se produjo un escape de hidrógeno y un incendio.

        Además, por entonces se transfería a la NASA el proyecto de satélites TIROS del DOD con fines meteorológicos.

        El 1 de mayo quedaba establecido el Centro Goddard de la NASA en Greenbelt.

        El 4 de mayo es disparado en Cabo Cañaveral un Titan 1 que lleva una fase 2 inerte para prueba solo de la separación de la primera. El ensayo no resulta como se esperaba.

        El 6 de mayo, tras ser lanzado un Júpiter que voló 2.400 Km con éxito, este misil de alcance medio fue declarado operativo por la USAF.

        En la misma fecha, los americanos creaban un comité para el estudio de la exploración de la Luna y sus problemas inherentes. La NASA fija a nuestro gran satélite como meta y, a vista de la evolución calculada, cree posible llegar en 10 años; la verdad es que no se equivocaron. El mérito es del Comité de Harry J. Goett, del Centro Ames, con el apoyo enfático de George M. Low. Sería la base en la que luego Kennedy oficializaría el objetivo nacional, que inicialmente se llamaría el proyecto Horizonte, prefacio del Apollo.

        El 12 de mayo es lanzado en White Sands un cohete Redstone para ensayos y en Cabo Cañaveral un Thor que vuela con éxito sobre el Atlántico.

        En la misma fecha los británicos informan de su proyecto espacial para enviar cargas útiles en cohetes americanos. Dos semanas más tarde se reunieron especialistas y de tal propuesta saldría luego un proyecto para disparar 3 satélites científicos.

        El 13 de mayo el primer ministro británico Harold Macmillan informaba en la Cámara de los Comunes de los planes para lanzar un satélite propio.

        El 14 de mayo se dispara en Cabo Cañaveral un misil Júpiter en operación destinada al entrenamiento militar.

        El 18 de mayo es disparado en Cabo Cañaveral un Atlas para prueba de la cofia o proa y del propio cohete. A los 1 min 5 seg de vuelo falla y explota.

        El 20 de mayo es lanzado en Cabo Cañaveral un Thor Able 2 para el programa Bravo para ensayos de la reentrada. La prueba es un éxito, cayendo la carga, que es recuperada, junto a Isla Ascensión.

        El 22 de mayo se lanza en Cabo Cañaveral un cohete Thor de prueba.

        El 25 de mayo altos cargos de los distintos centros de la NASA, que forman el Comité Director de Investigación de Vuelos Espaciales Tripulados, establecen un orden de prioridades en el programa espacial americano de vuelos tripulados.

        El 26 de mayo se probaba en ensayo estático el primer motor H-1 para el proyecto Saturn en el Arsenal Redstone, Alabama.

        El 27 de mayo se probaba en vuelo el misil interceptor Bomarc de la USAF.

        El 28 de mayo es lanzado en Cabo Cañaveral un Júpiter que lleva los simios rhesus Able y Baker en vuelo suborbital para la llamada misión Bioflight 2; también se llevan muestras biológicas diversas (semillas, plantas, larvas de moscas, etc.). La cápsula es sometida a más de 30 ges y recorre 2.550 Km y, tras alcanzar 480 Km de altura, cae en aguas atlánticas, junto a Isla Antigua, donde es recuperada con éxito. Los dos monos hembra, que también estuvieron unos minutos en microgravedad, estaban bien, pero posteriormente, el 1 de junio, al quitarle electrodos en operación al mono Able, el mismo murió debido a la anestesia administrada. Por su parte, Baker murió en 1984, de vieja.

        También en mayo los soviéticos determinan las condiciones para la primera plantilla de cosmonautas (hombres piloto de la Fuerza Aérea de menos de 1,7 m, menos de 72 Kg de peso). Filipp A. Agaltsov es encargado de la selección.

        En el mismo mes de mayo los militares americanos de la Fuerza Aérea dan a conocer su proyecto de cohete Atlas Agena B, una importante versión mejorada del Atlas-Agena.

        El 3 de junio los americanos lanzan en Vandenberg un Thor Agena A que lleva al Discoverer 3 conteniendo una carga biológica de ratones que debía ser recuperada. La prueba es un fracaso y la cápsula no entra en órbita y retorna a tierra quemándose en la reentrada.

        El 4 de junio los americanos lanzan con éxito sobre Cabo Cañaveral un misil para la tercera prueba antisatélite.

        El 5 de junio comienzan en Cabo Cañaveral las obras de adecuación para el complejo lanzamiento LC-34 del cohete Saturn 1.

        El 6 de junio es lanzado en Cabo Cañaveral un Atlas que explota a los 2 min 40 seg de vuelo.

        El 8 de junio es disparado otro misil Bold Orion, el séptimo, para ensayos antisatélite, sobre Cabo Cañaveral.

        El mismo 8 de junio se prueba con un cohete Regulus a llevar correo desde un submarino (Barbero) en Mayport, Florida.

        El 9 de junio se prueba a lanzar el primer Polaris desde un submarino nuclear en Groton.

El 11 de junio es lanzado en la rampa 17A Cabo Cañaveral un Thor Able 2 para el programa Bravo para ensayos de la reentrada. La prueba, la sexta y última, lleva la carga a más de 8.000 Km, pero la misma no pudo ser recuperada.

        En la misma fecha los británicos lanzan un Black Knight en un ensayo, el tercero del mismo, en la base australiana de Woomera.

        El 16 de junio los americanos disparan un Thor en Vandenberg para el entrenamiento militar. El misil pierde el control y es destruido a los 60 Km de altura.

        El 18 de junio se lanza un cohete sonda en Wallops Island para prueba del sistema de estabilidad en el disparo de la cápsula Mercury con una reproducción a escala.

        En la misma fecha a los soviéticos les fracasa el lanzamiento de un Vostok en Baikonur con una sonda lunar.

        El 19 de junio es disparado un nuevo misil americano Bold Orion, el octavo, para ensayos antisatélite, sobre Cabo Cañaveral.

        El 22 de junio los americanos lanzan un Vanguard en Cabo Cañaveral pero el mismo falla en su segunda fase y es destruido sobre el Atlántico.

        El 25 de junio los estadounidenses disparan un Thor en Cabo Cañaveral con éxito y al Discoverer 4 con un Thor Agena A en Vandenberg con pero suerte pues no entra en órbita; este satélite es también el KH-1, primero de reconocimiento militar con cámaras.

        El 29 de junio los británicos disparan en la base australiana de Woomera su cohete Black Knight, en una cuarta misión de prueba. La carga útil es rozada por el cohete en la separación y quedó desequilibrada.

        El mismo día los americanos disparan un Thor de prueba en Cabo Cañaveral con éxito.

        También en junio, la Marina norteamericana iniciaba el desarrollo de satélites para detectar los radares soviéticos que serían el GRAB y el SOLRAD, con misión también científica para disimular el fin militar.

Por su parte, el Ejército americano estudia por entonces la posibilidad de construir una base militar tripulada en la Luna para 12 personas, opción denominada Proyecto Horizonte, no viable en realidad bajo el presupuesto proyectado (6.000 millones de dólares cuando el proyecto Apollo costó 4 veces más), ni realmente útil para los objetivos militares; solo la escalada armamentística y la guerra fría la hubieran podido justificar más de forma simbólica que como opción real estratégica. Sin embargo, algunos aspectos planificados fueron de aplicación en el Programa Apollo. El cohete que se proponía era el Saturn, el desarrollado luego para el citado Apollo.

        Además, en junio los americanos desplegaron el misil Thor en el Reino Unido.

        El 1 de julio es probado con éxito el primer motor cohete experimental nuclear Kiwi A en Jackass Flats, Nevada.

        En la misma fecha, el desarrollo de la fase segunda Centaur para varios cohetes del ARPA americana pasa a la NASA y la USAF.

        El 2 de julio los soviéticos lanzan en vuelo suborbital que llega a los 210 Km de altura dos perros llamados Otvazhnaya y Snezhinka que son recuperados, con vistas al programa tripulado previsto; también viaja una coneja llamada Marfusha.

        El 7 de julio la NASA y la USAF lanzaban en Wallops Island un cohete sonda Argo D-4 que llega a 1.207 Km de altitud y mide por vez primera la radiación de nuestro planeta. Porta el ingenio una carga útil Javelin del ARDC.

        El 8 de julio se comunica la decisión de no utilizar el cohete Júpiter en el programa Mercury de vuelos tripulados. Los cohetes serían el Atlas y el Redsonte.

        El 9 de julio los americanos lanzan con éxito en Cabo Cañaveral un misil Júpiter para entrenamiento militar.

        En la misma fecha los americanos prueban un prototipo de cohete iónico.

        El 13 de julio los soviéticos realizan otro disparo suborbital que lleva al perro Otvazhnaya de nuevo.

        El 14 de julio los estadounidenses fracasan en un disparo de un cohete sonda Nike-Asp en Point Arguello de estudios solares.

        El 16 de julio los norteamericanos lanzan en Cabo Cañaveral un satélite Explorer de tipo científico con un cohete Juno II del Ejército. Pero a los 5,5 seg de vuelo se desvía de su trayectoria y es destruido.

        El 21 de julio se disparan en Cabo Cañaveral un Redstone, del que falla el control de su carga útil en la reentrada a los 6 min 20 seg de vuelo, un Atlas de la USAF para la prueba de una cápsula en la reentrada que fue recuperada sobre el Atlántico, y en la LC-17B un Thor que falla y es hecho explotar a los 45,6 seg de vuelo al desviarse de la trayectoria prevista.

        En la misma fecha, es aprobado oficialmente el programa Argon de satélites militares de reconocimiento fotográfico.

        El 22 de julio la NASA prueba con éxito el sistema de aborto de lanzamiento previsto para los Mercury con un lanzamiento de un Recruit. También por entonces la NASA contrata el desarrollo del traje espacial para el mismo programa según especificaciones que serían concretadas dos meses después.

       El 24 de julio es lanzado un Thor en Cabo Cañaveral para pruebas en la reentrada de una cápsula de los satélites Corona. Tal carga cae cerca de la isla Antigua y el ensayo es un éxito.

        El 28 de julio es disparado en Cabo Cañaveral un misil Atlas de prueba que llega a su objetivo. La cápsula no es sin embargo recuperada.

        El 30 de julio los soviéticos lanzan con éxito en Baikonur un misil de los fabricados en serie 8K71.

        También en julio, mientras los soviéticos se dedican a alistar a los potenciales cosmonautas en las bases aéreas de la nación, los americanos comienzan a probar los cohetes nucleares Kiwi A del programa Rover en el Laboratorio de Los Álamos.

        El 3 de agosto la US Navy probaba por vez primera el misil Subroc.

        El 4 de agosto se realiza en Wallops Island un disparo de un cohete Nike Recruit para prueba de la estabilidad en vuelo de la cápsula Mercury.

        En la misma fecha es disparado también un Redstone en Cabo Cañaveral para pruebas. El mismo vuela menos de lo esperado al apagarse el motor por falta de llenado de los tanques.

        El 5 de agosto es lanzado en Cabo Cañaveral en una prueba con éxito total en precisión un misil Thor.

        El 7 de agosto los americanos lanzan con éxito en Cabo Cañaveral el satélite Explorer 6 con un Thor Able.

        El 11 de agosto es disparado en Cabo Cañaveral un misil Atlas en un ensayo con éxito.

        El 13 de agosto repetían éxito de satelización con el Discoverer 5, pero la cápsula no pudo ser recuperada.

        El 14 de agosto falla el lanzamiento de un Juno 2 y su satélite Beacon 2 no entra pues en órbita.

        El 14 de agosto también es disparado en Vandenberg un misil Thor que explota tras detenerse el motor por falta de propulsante y otro en Cabo Cañaveral que tiene en cambio éxito.

        También en la misma fecha se intenta lanzar un misil Titan intercontinental en Cabo Cañaveral que explota en la misma rampa al no separarse los conductos umbilicales.

        El 17 de agosto se dispara el primer cohete sonda Nike ASP en Wallops Island.

        El 19 de agosto se lanzaba con éxito el Discoverer 6, pero tampoco se logra recuperar la cápsula.

        El 21 de agosto los americanos intentan disparar en Wallops Island un cohete Little Joe para probar el sistema de escape de la cápsula tripulable Mercury. Pero el ensayo falla al disparar solo el citado sistema media hora antes del final de la cuenta atrás. Encima, el paracaídas de la cápsula no se despliega.

        El 24 de agosto se realiza un lanzamiento Atlas en Cabo Cañaveral y su cápsula es recuperada cerca de Isla Ascensión, a 8.000 Km de distancia; tomó fotografías en el vuelo y una recopilación de los parámetros, logrando 1.120 Km de altitud en vuelo suborbital.

        El 26 de agosto es disparado con éxito en Cabo Cañaveral un Júpiter de entrenamiento para el personal militar correspondiente.

        El 27 de agosto es lanzado, también con éxito, un misil Thor en Cabo Cañaveral.

        El último día de agosto comienza en Londres el X Congreso de la IAF en el que, entre otras cosas, se quiere echar a andar el Instituto Internacional de Legislación Sideral para regularizar algunos aspectos del uso del espacio.

        También en agosto, los soviéticos disponen ya de proyectos de la Academia de Ciencias para el envío de sondas automáticas a los planetas Venus y Marte. Las características de los ingenios, sistemas y aparatos de investigación, y las particularidades de los vuelos quedan analizadas en detalle, así como de la necesidad impulsora suplementaria de los cohetes disponibles.

        El 1 de septiembre el misil Atlas D quedaba operativo para la USAF.

        El 2 de septiembre se nombraba a Theodore van Karman presidente de un comité para la creación de una Academia Astronáutica Internacional.

        El 3 de septiembre los soviéticos comienzan la tanda de entrevistas de unos 200 aspirantes a cosmonauta. Los mismos son llevados para su examen al hospital Bordenko, de los militares en Moscú.

El 9 de septiembre, la NASA ensaya con un disparo en Cabo Cañaveral de un Atlas el escudo térmico de la cápsula Mercury para la reentrada en vuelo suborbital sobre el Atlántico Sur.

        También el 9 de septiembre los americanos prueban con éxito en Wallops Island un modelo a escala de cápsula Mercury con un cohete sonda Honest John-Nike para comprobar el factor de presión aerodinámica de la misma.

        En la misma fecha, en Vandenberg, es lanzado con éxito un misil Atlas para entrenamiento militar. El Atlas queda dispuesto entonces como operativo para la USAF y preparado de inmediato para su eventual disparo en Vandenberg (solo 1 unidad inicialmente).

        El 12 de septiembre el Lunik 2 de los soviéticos hace el primer impacto de un ingenio terrestre en la Luna; o lo que es lo mismo, el primer ingenio humano que llegaba a un mundo distinto al nuestro. Como dijo diario londinense The Economist, la polvareda que causó la noticia en occidente, especialmente en los norteamericanos, fue bastante mayor que la que se supone que hizo el ingenio en el suelo lunar. Los soviéticos, conscientes del efecto propagandístico, dieron inusitadamente detalles del vuelo. Para los entonces eufóricos “comunistas rusos”, se trataba de una prueba de cómo su doctrina estaba ganando al capitalismo, aunque se cuidaron de no resaltar que habían pedido al británico Bernard Lovell, del Observatorio de Jodrell Bank, que hiciera seguimiento de la sonda, como primero lo hizo de satélites, pese a que el radiotelescopio estaba diseñado para fines astronómicos y nadie había pensado en otra cosa. Fue el segundo gran golpe al orgullo americano en la llamada carrera espacial, sin contar otros menores. La prensa occidental exageró aun más el hecho y se dejó caer que cuando los americanos llegaran a observar con un satélite la cara oculta lunar se irían a encontrar con kulaks, antiguos campesinos rusos aburguesados anteriores a la revolución bolchevique. El propio Von Braun dijo algo parecido: “cuando los americanos salgan al espacio se hallaran con una aduana soviética”. Hubo incluso temor de que la llegada de los emblemas de los soviets a la Luna les diera a éstos pié para reclamarla, al modo de los vaqueros americanos del siglo XIX en el Far West.

        Pero en realidad el miedo occidental no era en sí a la propia carrera espacial, así denominada, sino que los logros soviéticos evidenciaban una superioridad en la potencia y precisión de tiro de sus cohetes que amenazaba también en el terreno estratégico militar. Ese era el verdadero temor. El chino Mao Tse Tung, también comunista, se añadió por su cuenta a la “superioridad de los regímenes socialistas” y aseveró “el viento del Este avasalla al viento del Oeste. El socialismo es aplastantemente superior al imperialismo”.

        Los estudios americanos para ir a la Luna, ya en vuelos tripulados, se iniciaron en el mismo 1959, cuando la opción contemplada era aun la de los vuelos circunlunares, más que la de los aterrizajes, que se querían dejar para más adelante. Los planes se consideraron viables, tras numerosos estudios, en 1960, pero el costo estimado, de unos 38.000 millones de dólares, hizo desistir al entonces Presidente los Estados Unidos Eisenhower. Aun les faltaba, como alguien dijo, “la patada en el trasero” que les iban a propinar los rusos con el vuelo de Gagarin.

        También el 12 de septiembre, los americanos disparaban con éxito un misil Thor en Cabo Cañaveral.

        El 15 de septiembre se realiza la primera prueba estática de un misil Minuteman de la USAF.

El mismo día 15, el mandatario soviético Kruschev, de visita en los Estados Unidos, regala una réplica del Lunik 2 que impactara horas antes en la Luna al Presidente Eisenhower.

A la vez, en igual jornada, los chinos iniciaban las instalaciones para la fabricación de un misil propio.

El 16 de septiembre son lanzados en Cabo Cañaveral un Atlas D, que falla por fracaso de su sistema hidráulico, y un misil Júpiter que lleva como carga útil una cápsula, denominada misión Bioflight 3, con 14 ratones para un experimento, pero a los 13 seg de vuelo perdió el control y se transmitió la orden para hacerlo explotar; en este último caso, el fallo está originado por una soldadura defectuosa.

        En la misma fecha, en los Estados Unidos, un informe de un comité encargado al efecto se inclina por el desarrollo del Saturn C-1 frente al Titan C por razones de capacidad, tiempo y economía.

        El 17 de septiembre los americanos lanzan con un Thor Able el prototipo de satélite de navegación TRANSIT 1A pero falla la puesta en órbita por culpa de la tercera fase.

        También el 17 de septiembre es disparado en Vandenberg un misil Thor americano para la preparación técnica de personal británico de la RAF. El despliegue de los Thor en Gran Bretaña finalizaría en febrero de 1960 con 60 unidades.

        El 18 de septiembre es lanzado en Cabo Cañaveral el satélite americano Vanguard 3 con éxito.

        En la misma fecha es disparado un misil Redstone en White Sands para entrenar técnicamente a personal.

        El 22 de septiembre es disparado en Cabo Cañaveral un misil Thor; falla la telemetría del sistema de guía.

        Igualmente el 22 de septiembre, los satélites de telecomunicaciones aun quedaban lejos: se completa el primer cable telefónico entre América (New York) y Europa; su costo: 40 millones de dólares.

        El 24 de septiembre falla en una prueba estática un Atlas Able 4 y explota. Su destino hubiera sido el lanzamiento de una carga Pioneer hacia la Luna.

        El 25 de septiembre, se crea el Flight Research Center de Edwards, California, por absorción del centro hasta entonces de la NACA.

        El 30 de septiembre la URSS disparaba en vuelo de prueba un misil R-7 en Baikonur y ensayaban por vez primera el lanzamiento de un R-14 en Kapustin Yar.

        En la misma fecha, los americanos disparan con éxito un misil Júpiter en Cabo Cañaveral en vuelo de pruebas.

        También en septiembre en la base soviética de Kasputin Yar es probado en lanzamiento un misil R-12, también llamado SS-4 o Sandal por occidente, ya producido en serie, que parte desde un silo subterráneo del área llamada Majak 2, siendo así desde entonces considerado como la primer arma estratégica operativa del Ejército de la URSS.

        Por entonces los americanos, la USAF, dispararon un misil ALBM desde un B-58 para intentar interceptar el satélite Discoverer 5, en una prueba antisatélite. El ensayo fracasa por fallo de la telemetría.

Igualmente en el mismo tiempo en septiembre Japón lanza su Kappa 8, el primer cohete sonda nipón importante.

            Por su parte, Italia, por entonces crea su CRS, Comisión de Investigación Espacial, dentro del Consejo Nacional de Investigaciones CNR.

El 4 de octubre se probaba una cápsula Mercury con un Little Joe.

        En la misma jornada, la sonda soviética Lunik 3 partía para la Luna, a cuya cara oculta fotografiaría más tarde en un nuevo éxito de la cosmonáutica de la URSS.

        El 6 de octubre la USAF lanza con éxito en Cabo Cañaveral un misil Atlas y un Thor, y en Vandenberg otro Thor, también con resultado positivo. Otro Atlas es disparado 3 días más tarde también en Cabo Cañaveral, funcionando correctamente.

        El 13 de octubre es disparado con éxito con un Juno 2 el satélite Explorer 7 que haría varias aportaciones científicas sobre radiaciones.

        En la misma fecha se lanza en Cabo Cañaveral un misil Thor de ensayo y sobre la misma base se libera desde un B-47 un misil Bold Orión en una prueba antisatélite. Este último misil logra pasar a unos 7 Km del satélite Explorer 6 que estaba en órbita a 256 Km de altura, lo cual se califica de éxito.

        El 14 de octubre se prueba por vez primera y con éxito el misil antiaéreo Nike Zeus sobre White Sands.

        El 18 de octubre llegaban a la Tierra las fotografías del Lunik 3 y a partir del día 26 siguiente por vez primera la humanidad podría contemplar la cara oculta de la Luna.

        El 21 de octubre se dispara en Cabo Cañaveral un misil Júpiter de prueba, que acierta de pleno en su blanco, y en Vandenberg se hace otro tanto con un Thor.

        El 22 de octubre los soviéticos disparan un misil de prueba cuya carga útil va a parar al Pacífico.

        El 28 de octubre se prueba satisfactoriamente un Thor que parte de Cabo Cañaveral.

        El 29 de octubre se realiza con éxito un lanzamiento Atlas con prueba de recuperación de la cápsula. Alcanza 480 Km de altitud y tomó fotografías desde tal posición.

        El 30 de octubre los británicos lanzan en la Woomera australiana un misil Black Knight cuyo ensayo, pese a un accidente de rozamiento de la proa al liberarse con el carenado del cohete, arroja un resultado positivo.

        El 31 de octubre la URSS disparaba con el máximo secreto en vuelo de prueba un misil R-7 en Plesetsk, el primero en tal base.

        También en octubre los americanos comienzan en Point Lima, San Diego, los ensayos con un modelo a escala, de 140 Kg de peso y 1,2 m de alto y 90 cm de diámetro, del proyecto Orion de propulsión nuclear.

        El 2 de noviembre se anuncia la intención de transferir el proyecto del cohete Saturn 1 a la NASA, efectividad que se adquirió el 15 de marzo de 1960. Por su parte, por entonces, el proyecto MIDAS de satélites de detección de lanzamientos de misiles enemigos, que gestionaba el ARPA, pasa a ser responsabilidad de la USAF.

        El 3 de noviembre es disparado en Cabo Cañaveral un misil Thor que funciona satisfactoriamente.

        El 4 de noviembre se realiza otra prueba de una cápsula Mercury con un Little Joe.

        También en la misma fecha se lanzan en Cabo Cañaveral dos misiles, un Júpiter y un Atlas, de los que el segundo falla al apagarse antes de tiempo.

        El 7 de noviembre es lanzado el satélite americano Discoverer 7 hacia una órbita polar.

        El 9 de noviembre la USAF contrata a la Boeing y la Martin para el desarrollo de la astronave Dyna Soar y Titan 1 como su impulsor. Se prevén entonces 8 disparos suborbitales con cohetes Titan 1 y 8 tripulados. Diez días más tarde el proyecto es titulado como System 620A.

        El 11 de noviembre se inicia un programa de investigación de la alta atmósfera patrocinado por el organismo internacional COSPAR con el lanzamiento de cohetes sonda.

        El 12 de noviembre es disparado en Vandenberg un misil Thor, teniendo éxito la prueba.

        El mismo día realiza en Ginebra su primera reunión el Comité de Expertos de Satélites de la Organización Meteorológica Mundial.

        El 18 de noviembre se prueba en Wallops Station un cohete de sondeo Nike Asp y en Cabo Cañaveral un Júpiter.

        El 19 de noviembre es disparo un misil Thor de prueba en Cabo Cañaveral.

        El 20 de noviembre es lanzado el satélite americano Discoverer 8 hacia una órbita polar. El mismo será un fracaso.

        En la misma fecha es probado con éxito un misil Polaris en lanzamiento desde un buque.

        El 24 de noviembre es disparado en Cabo Cañaveral un misil Atlas para probar la carga Mark 3.

        El 26 de noviembre es lanzado, fallando, un Atlas Able portando una sonda lunar Pioneer.

        El 27 de noviembre, la URSS disparaba en vuelo de prueba un misil R-7 en Baikonur, el último de una tanda de prueba.

        Además, en noviembre, soviéticos y americanos celebraron un encuentro en Washington en la Sociedad Americana de Cohetes en el que discutieron aspectos de una posible colaboración en materia espacial.

        El 1 de diciembre tiene lugar en la base americana de Vandenberg el primer disparo de misil Thor de noche y en Cabo Cañaveral se disparo otro cuyo motor se apaga antes de tiempo y no llega al punto previsto de impacto.

        El 2 de diciembre los soviéticos prueban el 14 misil de tipo crucero Burya que recorre unos 4.000 Km con éxito.

        El 4 de diciembre tiene lugar otro ensayo con un cohete Little Joe para probar la cápsula Mercury que fue ocupada por un mono llamado Sam que fue elevado a una altura de casi 90 Km.

        El 7 de diciembre el Administrador de la NASA ofrecía a la URSS su red de rastreo espacial para caso necesario.

        El 8 de diciembre los americanos disparan en Cabo Cañaveral un misil Atlas con éxito y al día siguiente hacen otro tanto con un Júpiter.

        El 10 de diciembre el gobierno soviético decretaba la prioridad de su programa espacial con señalamiento de objetivos inmediatos, creando además un consejo interministerial de estudios espaciales.

        El 11 de diciembre la NASA suspendía el proyecto de cohete Vega por entender que ya existían vectores que cubrían sus posibilidades y no dispersar el esfuerzo en la materia.

        El 12 de diciembre se intenta probar la segunda fase del misil Titan 1 pero el mismo explota en la misma rampa de lanzamiento en Cabo Cañaveral.

        El mismo día la ONU decide preparar una Conferencia Internacional sobre los Usos Pacíficos del Espacio Exterior, creando un Comité permanente de 24 naciones.

        El 14 de diciembre un misil Thor lanzado en Vandenberg fracasa al destruirse a los 2 min 29 seg de vuelo por fallo del sistema de control desde los 1 min 5 seg de la partida.

        El 16 de diciembre los americanos lanzan con éxito en Cabo Cañaveral un misil Júpiter pero les falla un disparo en White Sands de un Nike Zeus A cuya segunda etapa no funciona.

        El 17 de diciembre es disparado en Cabo Cañaveral un misil Thor que actúa correctamente.

        En la misma fecha, los soviéticos crean su organismo militar denominado Fuerzas de Misiles Estratégicos, poniendo al frente a Mitrofan Nedelin, con competencia no solo sobre los misiles estratégicos, como se deduce de su nombre, sino también sobre los usos militares del espacio.

        El 18 de diciembre un misil Atlas lanzado en Cabo Cañaveral vuela con éxito sobre más de 10.000 Km.

        El 22 de diciembre se lanzaba el primer cohete sonda Javelin en Wallops Island para investigaciones astronómicas y alcanza 896 Km de altitud.

        El 23 de diciembre los soviéticos disparan un misil R-7 perfeccionado en Tyuratam.

        El 31 de diciembre los soviéticos decidían abandonar el trabajo de investigación del sistema de propulsión nuclear para cohetes. Pensaron que era mejor, por el momento, dedicarse a la propulsión química, especialmente más segura y barata como la de queroseno con oxígeno líquido.

        Durante todo el año, se lanzaron en todo el mundo cientos de cohetes sonda de investigación atmosférica y sobre radiaciones principalmente, y se cerraban los estudios del Año Geofísico Internacional. Además, se utilizaba el radar para un sondeo solar por vez primera (Instituto norteamericano de Investigación de Stanford).

        La URSS crea en este año de 1959 la sección en su ejército denominada Fuerza de Misiles Estratégicos que centraliza todos los esfuerzos en el terreno de misiles de toda la Unión con una prioridad relevante.

        También en 1959, en Francia se crea la sociedad SEREB para el desarrollo misilístico, que entonces se reducía a la utilización en este país del cohete Veronique.

        Resumiendo 1959, los norteamericanos, que lanzan por vez primera en este año el que sería misil de la Fuerza Aérea e importante cohete astronáutico Titan, tienen sus fuerzas divididas en los distintos ejércitos. Así, el Ejército tiene el Júpiter y la USAF el Thor, que serían sustituidos según se planifica entonces para un futuro (que entonces sería 1965) por los Atlas y Titan para no quedar en desventaja con la URSS; también aparecieron los Minuteman I, los Snark y otros. La carrera de armamento estaba en marcha y la guerra fría en sus “buenos” años.

        Por otra parte, a la vez que la NASA proponía un proyecto de cohete nuclear, avanzaban a buen ritmo el diseño del futuro cohete lunar Saturn, aunque el proyecto Apollo aun no se había aprobado. También se prosiguió en el desarrollo de tecnologías de cohetes probando con distintos componentes químicos para la propulsión; el Centro Lewis de la NASA es uno de los puntos de investigación fundamental al respecto, donde también se investigan otros factores de resistencia de materiales y estructuras de cápsulas.

        Además, por entonces los científicos informaban del hallazgo de los componentes básicos químicos de la vida en meteoritos. También se avanzó en la investigación biomédica de los aspectos del espacio con diversas pruebas principalmente con animales en simulación de las condiciones siderales.

        Por su parte, los 7 astronautas del programa Mercury completaban el curso básico establecido al respecto y los primeros trajes de los mismos se entregaban en noviembre de tal año.

1960.       El año de ...                                                                                           

  • Independencia de Chipre.

  • Llega la píldora anticonceptiva.

  • Se funda la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

  • Embargo de los Estados Unidos a Cuba.

  • Aparece el LÁSER.


        El 6 de enero es disparado en Cabo Cañaveral un Atlas para prueba de su carga útil en proa.

        Del 9 al 16 de enero tiene lugar en Niza la primera reunión general del organismo COSPAR. En las mismas se trata de la posibilidad de crear un organismo espacial europeo.

El 14 de enero el grupo de ingenieros alemanes de Von Braun pasa a integrarse en el Centro Espacial Marshall en que se transformaba el Arsenal Redstone y pasaba a pertenecer a la NASA. El nuevo centro inicia su andadura el 1 de julio siguiente. El hecho de que el centro asumiera gran cantidad de alemanes suscitó cierto recelo por parte de sus homólogos americanos que llegaron a acusar curiosamente a los creadores de la V-2 de trabajar sin arreglo a un programa específico y sin objetivos definidos.

En la misma fecha es disparado en Cabo Cañaveral un Thor mejorado con una cápsula que logra ser recuperada.

        El 16 de enero los americanos lanzan en Wallops Island un cohete para el proyecto Shotput que llega a una altura de 411 Km pero fracasa al chocar la última fase con el globo objeto de experimento.

        El 20 de enero los soviéticos lanzan en Baikonur un misil R-7, que quedaría ya a disposición de los militares.

        El 21 de enero es disparado en Vandenberg un misil Thor con éxito.

        En la misma fecha los estadounidenses efectúan un ensayo para el programa Mercury con el lanzamiento de un Little Joe en Wallops Island para probar el sistema de escape de la cápsula, que esta vez lleva una mona.

        El 24 y 31 de enero los soviéticos prueban en lanzamiento sendos cohetes R-7 y aprueba las misiones lunares de alunizaje automático y de satélites en órbita lunar.

        El 25 de enero se dispara en Cabo Cañaveral un misil Júpiter que vuela con éxito y al día siguiente se lanzan dos Atlas de prueba, uno en Vandenberg que falla por fracaso del sistema de control, y otro en Cabo Cañaveral que vuela con éxito pero sin recuperación de información sobre la carga en la reentrada, objetivo de la misión.

        El 28 de enero tiene lugar la primera transmisión pública demostrativa de enlace por radio utilizando como reflector la Luna, entre Washington, Maryland, y Pearl Harbour, Hawai. El 17 de julio siguiente se hizo otro enlace similar de costa a costa norteamericanas, pero esta vez entre aficionados.

        También en el mismo mes de enero, los americanos informaban de sus planes de conquista planetaria y lunar con sondas automáticas; serían las Ranger, Surveyor, etc. Igualmente se concluye el informe MALLAR, de la compañía Chance Vought, en el que se evalúa un vuelo tripulado a la Luna de dos astronautas con un esquema general del viaje bastante parecido al que luego asumió Apollo.

        El 2 de febrero los estadounidenses lanzan en Cabo Cañaveral un misil Titan 1 que vuela 3.500 Km, funcionando por vez primera la segunda fase del mismo.

        El 4 de febrero es lanzado por los americanos en Vandenberg el satélite militar Discoverer 9. Falla el cohete y el satélite se destruye.

        También el mismo 4 de febrero es disparado con éxito en Cabo Cañaveral un misil Júpiter de entrenamiento militar.

        El 5 de febrero, los soviéticos cancelan su proyecto de misil crucero Burya. Aun así, 4 unidades de 5 restantes disponibles serían probadas a lo largo del año.

        En la misma fecha del 5 de febrero los americanos lanzan en Cabo Cañaveral un Titan 1 que estalla tras separarse antes de tiempo, a solo 52 seg de la partida, la ojiva.

        El 9 de febrero es lanzado con éxito en Cabo Cañaveral un misil Thor.

        El 11 de febrero se dispara también en Cabo Cañaveral un misil Atlas de prueba.

        El 13 de febrero, Francia hacia explotar su primera bomba en el Sahara y se incorporaba al “selecto” club nuclear.

        El 15 de febrero los americanos estudian su proyecto lunar (lo que sería Apollo) considerando utilizar los cohetes Saturn para desarrollar después del programa Mercury. Pero la administración Eisenhower no estaba mucho por la labor del Apollo. Cuando una vez se le pidió al entonces Presidente que se definiera sobre el vuelo a la Luna, el mismo afirmó: “No podrá irse a gusto de todos. Y además, cuando hayan llegado a la Luna querrán ir a los planetas”. Se cuenta que muchos estallaron en carcajadas.

        En la misma fecha falla un lanzamiento Pioneer con un Atlas D Able 5.

El 19 de febrero falla en lanzamiento la misión del satélite americano Discoverer 10.

En la misma fecha del 19 de febrero los chinos lanzan en Laogang su primer cohete sonda T-7M. El mismo alcanza 8 Km de altura.

También el 19 de febrero es disparado con éxito en Cabo Cañaveral un misil Thor de prueba.

El 24 de febrero los americanos lanzan en Cabo Cañaveral con éxito un misil Titan 1.

El 25 de febrero tiene lugar en Cabo Cañaveral la primera prueba de lanzamiento del misil táctico Pershing del Ejército.

En la misma fecha del 25 de febrero, los soviéticos eligen la primera promoción de cosmonautas, 20 hombres elegidos entre los pilotos militares

El 26 de febrero falla un intento de lanzamiento Atlas Agena que debía satelizar al ingenio MIDAS de la USAF. El fracaso se debe a la fase Agena.

        El 27 de febrero es disparado en la base americana de Wallops Island el cohete Shotput 3 para pruebas del prototipo de satélite Echo, que alcanza en vuelo suborbital 400 Km de altura. El ensayo es un éxito.

        El 1 de marzo la NASA crea su oficina de Ciencias de la Vida y es nombrado su director Clark T. Randt.

        Al mismo tiempo, en la URSS se hallaban entrenándose para el vuelo espacial Vostok unos 20 cosmonautas aspirantes.

        El 2 de marzo los americanos lanzan un misil Thor en Vandenberg para adiestramiento del personal y también de los militares británicos.

        El 3 de marzo es lanzado en Cabo Cañaveral un Atlas con un nuevo sistema de guía y con misión de prueba de la cápsula de reentrada. En la misma fecha también es ensayado un misil Titan 1 que fracasa.

        El 8 de marzo vuela el primer misil Atlas de la USAF dotado de guía inercial.

        El 9 de marzo la US Navy lanzaba un Polaris que voló bajo control 1.440 Km.

        El 10 de marzo es disparado en Cabo Cañaveral un Atlas que fracasa explotando.

        El 11 de marzo los americanos lanzaban la sonda Pioneer 5 con éxito. El ingenio sobrevoló la Luna y tomó diversos datos sobre radiaciones y campo magnético terrestre e interplanetario, siendo el primero que enviaba datos sobre el espacio comprendido entre la Tierra y Venus.

        El 15 de marzo el proyecto del cohete Saturn pasaba oficialmente a la NASA.

        El 16 de marzo la Conferencia para el Desarme celebrada en Ginebra proponía la prohibición de llevar armas nucleares a la órbita terrestre.

        El 19 de marzo los Estados Unidos llegan a un acuerdo con España para establecer una estación de seguimiento para el programa Mercury en las Islas Canarias, del modo que también lo harán en otros 15 puntos de la geografía mundial.

        El 21 de marzo se dispara en Cabo Cañaveral un cohete Redstone cuya carga pierde el control en la reentrada a los 6 min 11 seg.

        El 22 de marzo la USAF prueba a lanzar un Titan 1 que vuela 8.000 Km y cuya cápsula es recuperada; la fase segunda falla sin embargo.

        El 23 de marzo se lanza en Cabo Cañaveral un Juno 2 que no lograr satelizar el ingenio Explorer S46.

        El 25 de marzo se prueba un nuevo modelo de cohete sonda Aerobee, el 150A. El mismo alcanza 240 Km de altura y realiza estudios sobre micrometeoritos.

        El mismo día se prueba el primer misil Regulus desde un submarino nuclear junto a Hawai y el DOD americano declara al proyecto de satélites MIDAS como prioritario.

        El 28 de marzo se efectúan con éxito durante 7,8 seg dos pruebas de motores de la primera fase del Saturn (C-1) en Huntsville.

        El 29 de marzo tiene lugar en primer vuelo guiado de un misil Polaris sobre Observation Island.

        El 1 de abril es lanzado por los americanos el satélite meteorológico TIROS 1, el primero en su tipo.

        En igual fecha se realiza con éxito la prueba Shotput 4 en Wallops Island, provocando en inflado a 380 Km de altura en vuelo suborbital de un globo de 30,48 m de diámetro.

        El 6 de abril es probada al completo, con sus 4 motores, la primera fase del cohete Saturn en Hunstville.

        El 7 de abril, en la rampa Atlas de Cabo Cañaveral, un misil de tal tipo estalla al fallar los motores.

        El 8 de abril es disparado un misil americano Titan 1 en Cabo Cañaveral que falla al no funcionar al completo la segunda fase.

        El 12 de abril era entregada a la NASA por parte de la empresa McDonnell la primera cápsula Mercury al completo.

        El 13 de abril se lanzaba el primer satélite experimental de navegación marítima y aérea, el TRANSIT 1B.

        En el mismo día, Gran Bretaña cancelaba su proyecto de misil de alcance intermedio Blue Streak. Iban a confiar su defensa al Thor americano, de más rápida disponibilidad en el disparo.

        El 14 de abril es disparado el primer misil Polaris desde un submarino sumergido sobre la Isla de San Clemente, en California.

        El 15 de abril se lanzaba el satélite Discoverer 11 en Vandenberg. El mismo entra en órbita pero fracasa su recuperación.

        El mismo día y al siguiente, los soviéticos lanzan otras dos sondas lunares que fracasan y no llegan a su destino.

        El 18 de abril se probaban la primera y tercera etapas del modelo de cohete Scout en Wallops Island, pero el ensayo falló por fracaso de tal tercera, una Antares 1A. Posteriormente, el cohete sería de gran utilidad para lanzamientos suborbitales y de interés de la USAF. Se harían varias versiones.

        El 21 de abril es disparado con éxito en Cabo Cañaveral un misil Titan 1 para probar la ojiva en la reentrada.

        El 22 de abril se lanza en Vandenberg un misil Atlas para entrenamiento del personal y prueba de la carga útil.

        A partir del 23 de abril se dispara una serie de 5 cohetes sonda Aerobee Hi para el estudio de la radiación UV.

        El 26 de abril la NASA anunciaba, mediante el correspondiente contrato, que la empresa Douglas Aircraft se encargaría de la construcción de la segunda fase del cohete Saturn C-1.

        El 27 de abril los militares americanos contrataban a la Boeing la construcción de 11 navetas Dyna Soar, 3 de ellas para pruebas terrestres y las demás para ensayos no tripulados con ayuda para su planeo de sueltas desde bombarderos B-52.

        El día 28 de abril los americanos prueban un Titan 1 en Cabo Cañaveral con éxito.

        El 29 de abril se efectúa una nueva prueba estática de los motores Saturn en Hunstville.

        En la misma fecha los europeos, a partir de una reunión en la Sociedad Real londinense, comienzan a tratar sobre la posibilidad de crear una agencia espacial propia y mencionan los diversos aspectos necesarios (cohetes, bases, etc.) a partir de los efectivos disponibles.

Al mismo tiempo quedaban completos los compromisos para trazar la red de seguimiento por todo el mundo para los previstos vuelos tripulados Mercury.

    Igualmente por entonces, Francia, ultimaban el proyecto de lo que sería su cohete espacial Diamant, basando en el Verónique.

    El 1 de mayo un misil soviético Guideline derribaba sobre Sverdlovsk al avión espía U-2 americano de Gary Powers, en misión precisamente de espionaje de los misiles de la URSS; el U-2 había salido de Peshawar, Pakistán, y tras sobrevolar Baikonur y Plesetsk hubiera tenido como destino Noruega. Como consecuencia de ello, la USAF se inclinó definitivamente por el espionaje con satélites, siendo aprobado solo 4 días más tarde el disparo de un satélite espía tipo GRAB. Powers, juzgado por un tribunal militar a partir del 17 de agosto siguiente, se declaró culpable pero sería intercambiado en Berlín con otro espía soviético, Abel, el 10 de febrero de 1962; su condena había sido de 3 años de prisión y 7 de trabajos forzados.

    El 4 de mayo en el centro Lewis se empieza a probar el propulsante hidrógeno-oxígeno líquidos, de alta energía. Más tarde, a partir del 17 de junio siguiente se probaría el flúor con el hidrógeno.

    El 6 de mayo es disparado en Vandenberg un misil Atlas cuyo control falla y tiene que ser destruido en vuelo.

    El 9 de mayo se probaba la primera cápsula completa Mercury, en un lanzamiento en Wallops Island, hasta una altura de 770 m para probar el paracaídas.

    Por su parte, en la misma jornada, los soviéticos deciden el desarrollo del tipo de satélite Elektron para estudios de la radiación en el entorno terrestre.

    El 13 de mayo tiene lugar el fallido intento de satelización del ingenio ECHO, satélite reflector pasivo de comunicaciones, por fracaso del lanzador Thor Delta.

    También es disparado, y con éxito, en Cabo Cañaveral un misil Titan 1.

    El 15 de mayo los soviéticos lanzaban su satélite Sputnik 4, de 4,5 Tm de peso, lo cual apuntaba la firme posibilidad, como así fue, de que la URSS tenía capacidad para lanzar una nave espacial tripulada. Los americanos que poco a poco iban escalando posiciones con el lanzamiento de varios satélites pioneros, no dejaban de ver tales posibilidades y muchos se convencieron de que los “rusos” iban a enviar antes que ellos un hombre al espacio.

    El 20 de mayo se probaba un Atlas que voló 14.465 Km logrando una altura máxima de 1.600 Km tras salir de Florida y llegar hasta el Océano Índico. La proa o cabeza resulta no obstante destruida en la reentrada atmosférica.

    El 24 de mayo es lanzado el satélite de vigilancia de la USAF MIDAS 2 por un Atlas Agena pero fallará en órbita.

    En la misma fecha los británicos lanzan el primer misil Black Knight de 2 fases en la base australiana de Woomera. La segunda fase no se separa de la carga útil y es un fracaso.

    El 27 de mayo es disparado un misil Titan 1 en Cabo Cañaveral para probar su detección por el satélite MIDAS 2, entre otras cosas. No se recuperó la carga útil.

    El 31 de mayo los americanos prueban en disparo suborbital un cohete Shotput 5 en Wallops Island para ensayar con éxito en inflado de un globo para el programa Echo de satélites.

    El 1 de junio se aprobaba el desarrollo del motor J-2 por la empresa Rocketdyne. Tal motor sería luego el usado en varias fases de los Saturn.

    El 7 de junio la NASA contrata a la empresa Hughes para desarrollar un motor iónico.

    El 8 de junio se concluyen pruebas estáticas de los motores del Saturn en el Centro Marshall de la NASA.

    El 10 de junio es disparado un misil americano Redstone en White Sands con éxito y al siguiente día un Atlas D en Cabo Cañaveral para prueba de su guía inercial.

    El 14 de junio tiene lugar un accidente mortal en Cabo Cañaveral con un misil Titan. Precisamente en este mes de junio, la USAF firma contrato con la Martin Corporation para el desarrollo del misil Titan 2 que debía ser de una más fácil disponibilidad en el disparo respecto a su anterior modelo.

    El 15 de junio se realizan una prueba estática de motores Saturn durante 2 min 1 seg en el centro Marshall.

    En la misma fecha, los soviéticos disparan en Kapustin Yar un R-2A en vuelo suborbital para experimentos biológicos. Viajan los perros Otvazhnaya (otra vez) y Malek, y un conejo llamado Zvesdochka.

    El 21 de junio es disparado un cohete británico Black Knight en la base australiana de la Woomera. El ensayo es un éxito.

    El 22 de junio el satélite de navegación TRANSIT 2A de la Marina es lanzado junto a la carga GREB con un Thor Able Star, siendo las primeras cargas simultáneas lanzada a una órbita con un solo impulsor.

    En la misma fecha los americanos disparan en Cabo Cañaveral un Atlas, que falla, y un Vandenberg un misil Thor para entrenamiento militar.

    En la misma fecha se funda en Alemania Democrática la DAG, Sociedad Astronáutica Alemana, y fija su sede en Berlín.

    El 23 de junio, en la URSS se aprueba el desarrollo del lanzador N-1 con destino al programa lunar. Es el hermano del Saturn 5 americano que tampoco estaba desarrollado. La carrera lunar ya había empezado. Para ello, Korolev se hubo de reunir por entonces con Kruschev y le explicó sus planes al respecto. También son aprobados otros proyectos de satélites diversos, especialmente de índole militar y también ingenios planetarios.

    El 24 de junio es probado con éxito, con lanzamiento en Cabo Cañaveral, un misil Titan 1 y 3 días más tarde, desde el mismo lugar, parte un Atlas D.

    El 29 de junio el satélite americano Discoverer 12 falla en el intento de satelización polar.

    El 1 de julio Von Braun es nombrado director del Centro Espacial Marshall de la NASA en Huntsville, Alabama. Asumen los programas del Saturn, el Redstone-Mercury, el Centaur, etc.

    El mismo día tiene lugar en Wallops Island la primera prueba de un cohete Scout completo. Falla la cuarta fase al no separarse completamente y es destruido.

    También en la misma jornada fracasa a los 11 seg de vuelo el lanzamiento en Cabo Cañaveral de un misil Titan por un fallo hidráulico.

    El 2 de julio es lanzado en Cabo Cañaveral un Atlas D que funciona defectuosamente en su sistema eléctrico, haciendo que su alcance quede recortado.

    El 4 de julio se supo por la agencia TASS soviética que la URSS había lanzado semanas atrás un nuevo cohete que había llevado seres vivos (dos perros y un conejo) a 200 Km de altura.

    El 5 de julio los soviéticos prueban a lanzar un ingenio interplanetario pero en vuelo suborbital. Repiten la experiencia 2 días más tarde.

    El 7 de julio, el Comité Aeroespacial del Congreso considera positivamente en enfoque de la NASA sobre el proyecto lunar.

    El 8 de julio se prueba con éxito en Jackass Flats, Nevada, el motor cohete nuclear experimental Kiwi-A para el proyecto Rover.

    En la misma fecha, el JPL entregaba en la sede de la NASA el plan general de vuelos interplanetarios para una década contando con el sucesivo incremento de potencia de los lanzadores. Es el proyecto Mariner que sería aprobado.

    El 11 de julio la NASA elige principalmente a las empresas Hughes, la North American y la McDonnell, para el estudio de una sonda que debería ser capaz de aterrizar en la Luna; es el inicio del proyecto Surveyor.

        En la misma fecha, la empresa americana Bell de telefonía planteaba crear una red de telecomunicaciones mundial con 50 satélites en órbita polar de unos 4.800 Km de altura.

    El 20 de julio se probaban 2 misiles Polaris con éxito con lanzamiento desde el submarino sumergido a 27,9 m USS George Washington, a unos 40 Km de Cabo Cañaveral. Es el primer disparo americano con éxito de un misil desde un submarino bajo el agua.

    El 21 de julio la NASA lanzaba un cohete sonda Nike Cajun en Fort Churchill, en Manitoba, Canadá.

    El 22 de julio la NASA hacía volar por vez primera el cohete Iris capaz de lograr 320 Km de altitud con cargas de 45 Kg.

    En la misma fecha un misil Atlas lanzado en Vandenberg falla y es destruido.

    El 23 de julio los soviéticos lanzaban a su KORABL SPUTNIK 2-1, de 4,6 Tm de peso, pero falla en el disparo y explota al poco de partir.

    El 25 de julio los británicos disparan con éxito en la Woomera australiana un cohete Black Knight de una fase.

    El 28 de julio la US Navy prueba el cohete Caleb pero solo su primera fase operativa, siendo soltada desde un caza Phantom sobre China Lake.

    También en este día se dispara en Cabo Cañaveral un misil Titan cuya primera etapa se apaga a los 2 min 22 seg, antes de tiempo.

    El 29 de julio se anunciaba por parte de la NASA en una conferencia el proyecto Apollo para llevar al hombre a la Luna, luego de que 4 días antes se aprobara el plan del Director del Programa de Vuelos tripulados de tal Agencia, Abe Silverstein.

    En la misma fecha se probaba fracasadamente un Atlas-Mercury, naturalmente sin tripular. A los 65 seg explotó.

        En este mismo mes de julio, los soviéticos comenzaban a probar su primer traje espacial, el Sokol 1, y unas semanas más tarde ensayaban el sillón eyectable.

El 3 de agosto se prueba el primer cohete sonda Sparrowbee en Wallops Island.

El 8 de agosto los soviéticos aprueban el desarrollo por el equipo de Yangel de la versión 63S1 del misil R-12 como fase primera de un lanzador espacial que sería el Cosmos 2 para lanzar en Kapustin Yar.

El 9 de agosto son disparados en Cabo Cañaveral un misil Atlas D para prueba del sistema de guía y un Redstone que falla y es destruido a los 1 min 52 seg de vuelo. Al día siguiente, la prueba en igual base de un misil Titan es un éxito, si bien no se pudo recuperar la carga útil.

        El 10 de agosto se lanzaba con éxito el satélite Discoverer 13, siendo recuperada su cápsula al siguiente día en la primera operación de tal tipo.

        En igual fecha la NASA contrataba el desarrollo del que sería el motor RL-10 para las fases terceras del Saturn 5 a la Pratt&Whitney.

        El 12 de agosto era disparado el primer satélite de comunicaciones pasivas, el ECHO 1 americano, un balón de 30 m de diámetro inflado. A las 2 h de su disparo se envió por el mismo un mensaje que empezaba por “Les habla el Presidente Eisenhower. Tengo gran satisfacción personal por participar en este primer experimento de comunicaciones...”.

    En la misma fecha se lanzaba un Atlas D de la USAF que cubrió 8.000 Km de distancia desde Cabo Cañaveral y cuya carga útil no fue recuperada en el mar al fallar los flotadores.

    También en la igual jornada se lanzaba por parte de la US Navy un misil Polaris que recorrió sobre el Atlántico 1.600 Km.

    El 15 de agosto se crea la Academia Internacional de Astronáutica o IAA.

    Desde el 16 al 20 de agosto tiene lugar XI Congreso de la IAF en Estocolmo.

    El 18 de agosto se lanzaba el satélite Discoverer 14 en Vandenberg hacia una órbita polar. La cápsula sería recuperada al siguiente día. El logro de fotografías de misiles soviéticos advierte de la importancia de estas misiones de reconocimiento y los militares que pretenden tapar el verdadero objetivo de los satélites Discoverer ordenan la destrucción de la cápsula (que es aplastada a martillazos y arrojada a la bahía de San Francisco) por lo que la existente luego en el museo de la Fuerza Aérea será solo una réplica sin las cámaras de fotografía. Las imágenes son mostradas al Presidente americano el siguiente día 25 y el mismo reitera el mantenimiento del máximo secreto sobre las mismas, dada la importancia de tal espionaje, y abre el camino a otros programas de satélites de este tipo vistas las posibilidades de los mismos.

    El mismo día se disparaba el satélite de comunicaciones de la USAF COURIER 1A con un Thor Able Star, fracasando la prueba por fallo del Thor.

    El 19 de agosto la URSS lanzaba la nave KORABL SPUTNIK 2, o Sputnik 5, de 4,6 Tm de peso, que llevaba dos perros que serían recuperados al siguiente día.

    El 23 de agosto se consuma la ruptura de la colaboración soviética con los chinos en el programa de asistencia en materia de cohetes y armamento nuclear luego de que el día 12 anterior los soviéticos se negaran a suministrar la información en el segundo aspecto.

    El 26 de agosto se iniciaba la construcción del mayor radiotelescopio del mundo, el de Arecibo en Puerto Rico, bajo los auspicios norteamericanos de la Universidad de Cornell y el ARPA y USAF.

    El 29 de agosto la Comisión de Energía Atómica y la NASA acuerdan la creación del la oficina SNPO para estudiar la propulsión nuclear en cohetes, dando lugar al proyecto Rover.

    El 30 de agosto es disparado en Cabo Cañaveral un misil Titan para prueba de su carga útil. Aunque impacta cerca del blanco, la cápsula no consigue se recuperada.

    El 31 de agosto los americanos crean su Office of Missile and Satellite Systems, tras la cual se enmascara la secreta National Reconnaissance Office, Oficinal Nacional de Reconocimiento, que se dedicará al espionaje por medio de satélites. Durante 3 décadas será mantenida en secreto su existencia como tal.

    Además, en agosto quedaba operativo un escuadrón de misiles Atlas en la base Warren de la USAF.

    Por su parte, en igual mes, los soviéticos tienen un accidente mortal de un técnico en el ensayo de eyección de un sillón de cosmonauta al pegar un golpe con la propia escotilla. Obliga ello a dejar un intervalo de 2 seg entre el desprendimiento de la escotilla y el disparo del sillón. También habrá otras modificaciones.

    El 1 de septiembre los chinos lanzada el primer cohete soviético R-2 que habían adquirido.

    El 8 de septiembre el Presidente americano Eisenhower inaugura el centro de pruebas de cohetes, dirigido por Von Braun, en Huntsville, el George C. Marshall Space Flight Center.

    El 12 de septiembre los soviéticos dejaban operativo el misil intercontinental R-7A, una versión mejorada del R-7 original.

    En la misma fecha, los americanos lanzan en Vandenberg un misil Atlas.

    El 13 de septiembre se lanzaba el satélite Discoverer 15 hacia una órbita polar. Fracasará la recuperación de la cápsula.

    En la misma jornada, los americanos firmaban un acuerdo con Sudáfrica para instalar en este país africano una base de seguimiento espacial.

    También en igual fecha se crea de forma oficial un comité de coordinación entre la NASA y el DoD.

    El 16 de septiembre los americanos lanzan en Cabo Cañaveral un misil Atlas D que cae a 5 Km del punto central del blanco fijado. La carga útil no se recupera.

    El 19 de septiembre se lanzaba un misil Atlas en Cabo Cañaveral que voló 14.400 Km hasta el Océano Índico en 50 min, el segundo trayecto de más larga distancia en este tipo de operaciones. La ojiva cayó a 4 Km del punto previsto.

    En la misma fecha, en la base californiana de Vandenberg se dispara con fines científicos por vez primera un cohete sonda Sergeant-Argo D8 cuya carga cae a 1.780 Km de distancia y es recuperada.

    Por su parte los soviéticos ajustan su plan de vuelos tripulados y su aprobación política se realiza el siguiente 11 de octubre.

    El 21 de septiembre la USAF probaba el cohete Blue Scout, llegando a una altura de 26.560 Km en vuelo suborbital, cayendo a 11.263 Km; no se recibieron datos esperados sobre radiaciones por fallo del transmisor.

    El 22 de septiembre el Presidente americano Eisenhower propone en la ONU la cooperación internacional en el uso pacífico del espacio exterior.

    El 25 de septiembre fracasa el intento de sonda lunar americana Thor Able 5 por fallo del cohete.

    El 28 de septiembre los estadounidenses lanzan en Cabo Cañaveral un misil Titan con éxito y al día siguiente un Atlas D en Vandenberg que fracasa. La experiencia con el Titan 1 es repetida el día siguiente, 29, igualmente en Cabo Cañaveral y es también un éxito.

    El 1 de octubre los soviéticos cancelan el proyecto de avión espacial VKA 23 Myasischyev. Dos días más tarde, el centro de este último pasaría a integrarse en el grupo de Chelomei, y sus proyectos espaciales prácticamente desaparecen en tal absorción.

    Por este tiempo, los soviéticos ya tenían conocimiento, o al menos lo suponían, de que los americanos les estaban observando con sus satélites desde órbitas de sobrevuelo de la URSS, y advertían de la “ilegalidad”, si bien sus propios planes, luego ejecutados, harían lo mismo.

    El 3 de octubre, los mismos soviéticos, aprobaban así un proyecto de arma antisatélite de Chelomei, el Object R-IS, que conllevaba el desarrollo del cohete UR-200 de 12.000 Km de alcance, también llamado como misil 8K81 y 8K83. También deciden reestructurar algunas infraestructuras de fabricación de cohetes para construir misiles, si bien luego en parte no se llevaron adelante.

    En la misma fecha, se inician en Londres reuniones de 3 docenas de expertos europeos, principalmente británicos y franceses, para evaluar las posibilidades de la cooperación europea en materia espacial.

    El 4 de octubre se lanzaba con éxito el satélite COURIER 1-B, primero activo de comunicaciones, en Cabo Cañaveral y transmitió en la segunda órbita un mensaje del Presidente Eisenhower en Fort Monmouth hasta una estación en Puerto Rico.

    En la misma fecha, la NASA disparaba en Wallops Island un cohete Scout que llegó a 5.950 Km de altura y recorrió una distancia de 9.280 Km en vuelo suborbital.

    El 5 y 7 de octubre son disparados en Cabo Cañaveral dos misiles, respectivamente el primero para entrenamiento y el segundo para pruebas, un Redstone, del que se pierde la telemetría, y un Titan 1 que es un éxito.

    El 7 de octubre la Federación Astronáutica Internacional, reunida en Barcelona, establecía las normas de registro oficial para vuelos espaciales tripulados, apuntando entre otras cosas que la altura mínima exigible para considerar el vuelo como espacial sería de 100 Km.

    El 10 y el 14 de octubre los soviéticos lanzaban los primeros ingenios en dirección a Marte. En ambos casos, el intento es un fracaso.

    En igual fecha del 10 de octubre los americanos prueban un reactor nuclear Kiwi durante 5 min.

    El 11 de octubre la USAF disparaba su satélite SAMOS 1 en Vandenberg pero el mismo no logra entrar en órbita al fallar la segunda fase.

    En la misma fecha, igual organismo militar USA también dispara en la misma base Californiana con éxito un Thor para entrenamiento, y en Cabo Cañaveral un Atlas E, misil que falla a los 2 min 35 seg de vuelo por fracaso del sistema hidráulico.

    El 12 de octubre el Administrador de la NASA anunciaba la colaboración de su agencia en el lanzamiento de satélites comerciales de telecomunicaciones por parte de las empresas privadas a fin de facilitar la creación de redes de interés público o general.

    En la misma fecha fue disparado por los americanos un misil Atlas D de prueba en Vandenberg pero fracasa.

    El 13 de octubre se dispara en Cabo Cañaveral, en una prueba de la USAF, un Atlas D que llevó 3 ratones (llamados Amy, Sally y Moe) a una altura de 1040 Km y cayeron luego a 8.000 Km sobre Isla Ascensión, en el Atlántico, a solo 3 Km del punto prefijado, siendo recuperada la cápsula; la velocidad lograda fue de 27.200 Km/hora, casi la orbital, y el tiempo de microgravedad fue de 20 min, todo un récord para un vuelo suborbital.

    El 14 de octubre los soviéticos prueban sin éxito el envío de una sonda marciana que no sale de la atmósfera.

    Entre el 15 y el 18 de octubre los americanos prueban a lanzar en inmersión submarina 4 misiles Polaris cerca de la costa de Florida.

    El 19 de octubre tiene lugar con éxito una prueba estática del motor cohete nuclear Kiwi A-3 para el proyecto Rover en Nevada.

    El 20 de octubre los americanos lanzan con éxito un misil Júpiter en Cabo Cañaveral.

    El 21 de octubre la AT&T solicitaba oficialmente a la Comisión Federal americana de Comunicaciones el correspondiente permiso para operar con un satélite de telecomunicaciones, proponiendo frecuencias y otros detalles técnicos diversos.

    El 22 de octubre los americanos lanzan con éxito un misil Atlas D en Cabo Cañaveral.

    El 24 de octubre se disparaba en Cabo Cañaveral un misil intercontinental Titan que voló 9.760 Km, lo que era su récord propio.

    El mismo 24 de octubre, aunque no se supo en la comunidad internacional hasta 1993, luego de la desaparición de la URSS, los soviéticos estaban probando una combinación de propulsante de alta energía, a base de ácido nítrico y dimetilhidracina con el misil balístico SS-7 o R-16 en Baikonur. En los preparativos de lanzamiento se produjo una fuga de propulsante que exigía el vaciado del mismo de los tanques, pero el director del programa el mariscal Mitrofan Nedelin ordenó el inmediato inicio de los trabajos. Se produjo entonces una explosión (con origen en una chispa procedente de la fase segunda) que mató a 52 personas en el acto y otras 32 murieron a consecuencia de las heridas, quemaduras o intoxicación (si bien, hay fuentes que citan hasta un total de 400 muertos, aunque el total más fiable tras las cifras dadas son un total de 91 muertos según una fuente, 126 otra o 165, de ellos 56 militares, según otra más), incluido al allí presente mariscal Nedelin que era además el jefe del grupo de misiles de la URSS. La explosión –se dice- que fue escuchada a 100 Km de distancia. La prensa anunció el fallecimiento de los técnicos notables del grupo como un accidente aéreo. Tal prueba se enmarcaba en los propósitos soviéticos de conquista lunar y fue el principio de una serie de fracasos en tal objetivo. El año siguiente hubo otro caso, pero menos trágico, cuando explotó un depósito de oxígeno de un cohete que quemó a 6 personas, provocado por un cortocircuito al cambiar una bombilla.

    El 25 de octubre diversas empresas americanas reciben para su vista el contrato inicial de estudio de la entonces futura nave lunar Apollo.

    El 26 de octubre la USAF lanzaba el satélite Discoverer 16 que no lograba llegar a su destino de órbita polar.

    El 1 de noviembre, los soviéticos se plantean realizar un proyecto militar similar al Dyna Soar americano. Con capacidad para 2 personas, el avión cohete espacial debería servir en su caso para la guerra espacial, cuestión que implicaría la destrucción de satélites hasta alturas de cerca de 300 Km.

          El 2 de noviembre, la URSS lanzaba con éxito un misil R-5 en una prueba antimisil.

El 3 de noviembre los americanos disparaban un cohete Juno II que llevó con éxito a una órbita al satélite científico Explorer 8.

        Por su parte, el 5 de noviembre los chinos probaban con éxito su primer misil de corto alcance, copia del R-2 de los soviéticos, aquí llamado Dong Feng 1. A éstos, en la misma fecha, les fallaba un vuelo de un misil R-5.

El 6 de noviembre la URSS daba a conocer públicamente las imágenes de la cara oculta lunar obtenidas por el Lunik 3.

En la misma fecha, el Consejo Japonés para el Desarrollo Espacial, entonces creado, invitaba a la confección de un proyecto de satélite nacional. El citado Consejo perduraría en el Japón hasta 1986 en que fue sustituido por la llamada Comisión de Actividades Espaciales.

El 8 de noviembre, a la vez que John F. Kennedy ganaba las elecciones presidenciales, se probaba a lanzar una cápsula del proyecto Mercury con un cohete Little Joe, pero ambos no se separarían en el corto vuelo.

En igual jornada es disparado en Cabo Cañaveral el Nudets 3 de la USAF, un Blue Scout que lleva 13,2 Kg de carga útil para mediciones de radiación a gran altura. Falla la segunda fase y las superiores, y cae a 402 Km de la rampa de disparo.

El 10 de noviembre se ensayaba un Polaris A-2 con éxito, y el mismo vuelo 2.560 Km sobre el Atlántico.

El 12 de noviembre era disparado el satélite Discoverer 17 en Vandenberg hacia una órbita polar.

        Además, por entonces se evidenció que las células vivas quedaban afectadas por la radiación que hay en el espacio.

        Al mismo tiempo se probó el misil Mace B y un Atlas voló 8.000 Km, siendo recuperada su carga 1 hora después de la partida.

    El 14 de noviembre, los chinos continentales iniciaban el desarrollo de un misil más avanzado que el disponible, aspirando ya a tener uno de alcance intercontinental.

      El 15 de noviembre los americanos disparan en Cabo Cañaveral un misil Atlas D para probar su ojiva. La carga útil, un detector de neutrones, es recuperada.

      El 17 de noviembre fracasa una prueba de un Polaris A-1 estadounidense sobre el Atlántico.

      El 21 de noviembre a los americanos les fallaba un lanzamiento Redstone para el proyecto Mercury.

      El 23 de noviembre era puesto en órbita el satélite TIROS 2 y era el 14 ingenio satelizado en el año por los Estados Unidos.

      El 28 de noviembre los europeos hacen gestiones, bajo convocatoria en Suiza, para reunión en la que se trataría de una posible agencia espacial para el viejo continente.

      El 29 de noviembre los americanos disparan en Cabo Cañaveral un misil Atlas de prueba que falla parcialmente al apagarse el motor principal antes de lo debido.

      El 30 de noviembre se lanzaba el TRANSIT 3A, satélite de navegación, pero el mismo no entra en órbita, quedando destruido.

    El 1 de diciembre la URSS lanzaba la nave KORABL SPUTNIK 3, de 4,5 Tm de peso. Llevó dos perros pero al día siguiente no pudieron ser recuperados, quemándose en la reentrada, cosa que se supo públicamente dos días más tarde. Los americanos, que venían superado poco a poco el trauma por los primeros éxitos soviéticos, no dejaban de pensar que el tonelaje soviético era aun superior a sus posibilidades, si bien bastante menor en la frecuencia de pruebas.

    En la misma jornada, los americanos probaban el misil Nike Zeus A con éxito en Wallops Island.

    Al mismo tiempo, en Europa, 11 países occidentales se proponían crear una organización espacial propia que les permitiera también a ellos llegar al cosmos.

    El 2 de diciembre se realizaban pruebas estáticas de los motores del cohete Saturn en el Centro Marshall de la NASA.

    El 3 de diciembre por la noche, tiene lugar un accidente en un silo de Vandenberg. En los trabajos de abastecimiento de un Titan, éste explota.

    El 4 de diciembre es lanzado un nuevo satélite americano Explorer, esta vez con un Scout cuya segunda fase falla al no encenderse.

    El día 5 de diciembre se lanza con éxito un misil Polaris A-2 que recorre 2.600 Km. Y en la misma jornada la USAF hace volar 8.000 Km desde Cabo Cañaveral un misil Snark R&D.

    El 7 de diciembre se lanzaba el Discoverer 18 hacia una órbita polar. La cápsula fue recuperada el siguiente día 10.

    El 8 de diciembre a los soviéticos les fallaba un misil R-5, fracaso que se repetiría 5 veces con el modelo en el mismo mes (días 10, 17, 23 y 31) por fallos o errores diversos.

    El 12 de diciembre se probaba el misil americano Pershing con un nuevo sistema de guía.

    En la misma fecha, los británicos negocian con los franceses la creación de un cohete europeo y ello dará lugar a un acuerdo de colaboración.

    El 13 de diciembre los americanos contratan el sistema de transporte por barcaza para fases del Saturn hasta Merrit Island, donde se iba realizar el montaje del cohete.

        Al mismo tiempo, los mismos disparan con éxito un misil Thor en Vandenberg para entrenamiento de personal.

         El 15 de diciembre falla un intento de lanzamiento de una sonda lunar con un Atlas Able en Cabo Cañaveral.

El 16 de diciembre especialistas americanos y británicos planifican un satélite científico para Gran Bretaña.

En la misma jornada, un Atlas D lanzado en Vandenberg vuela 7.014 Km, hasta el atolón de Einwetok.

Por su parte, los soviéticos, en igual día, disparan en Kapustin Yar, el último Burya, un misil crucero de más de 6.000 Km de alcance.

        El 19 de diciembre se lanza un Redstone con una cápsula no tripulada Mercury en vuelo suborbital para el programa de igual nombre.

        El 20 de diciembre se lanzaba el satélite Discoverer 19 con éxito.

        En la misma fecha, el Presidente electo J. Kennedy anuncia que Lyndon B. Johnson sería el presidente de la Comisión Nacional del Espacio y la Aeronáutica.

        En el igual jornada, una prueba de una segunda fase Titan en Cabo Cañaveral fracasa.

        El 21 de diciembre es probado durante 65 seg el conjunto de 8 motores del cohete Saturn en el Centro Marshall de la NASA. La misma también contrata a la compañía Space Technology Lab. por 15.000.000$ para el estudio y diseño previo de los satélites geofísicos OGO.

        El 22 de diciembre es disparado desde el submarino nuclear Robert E. Lee un Polaris A-1 que vuela unos 2.000 Km sobre el Atlántico.

        También en el mismo día, en la URSS se lanzaba la nave KORABL SPUTNIK 4-1 pero fallaba el disparo. Posiblemente llevó 1 o dos perros.

        El 26 de diciembre se realiza la primera prueba, en ensayo estático, de un motor de propulsante sólido que sería destinado a booster del futuro cohete Titan 3C.

        El 29 de diciembre el Administrador de la NASA T. K. Glennan anunciaba su dimisión para dejar tal cargo el siguiente 20 de enero.

        El 30 de diciembre el Presidente Eisenhower emite una declaración sobre su política en materia de satélites de comunicaciones, pretendiendo principalmente incentivar la iniciativa privada en este campo.

        En la misma fecha, para los soviéticos entraba en funcionamiento la importante estación de seguimiento espacial y comunicaciones planetarias, dotada de 16 antenas, llamada Object MV, en Evpatonya.

        Además, en 1960 los soviéticos comenzaron sus estudios de lo que con el tiempo sería el cohete Proton y crearon un departamento dentro de sus fuerzas armadas llamado Fuerza de Misiles Estratégicos, cuyo rango de mando estaba por encima del resto de armas. Tal importancia se dio a tal medio de los cohetes de largo alcance; en realidad, quedaban bajo mando del comandante todos los misiles de más de 1.000 Km de alcance, con lo que también se sumaban los de alcance medio, así como los disponibles de tales características en submarinos.

        El balance anual americano de lanzamientos de satélites apuntaba 31 éxitos, de los 9 eran aun operativos y 2 estaban en órbita solar, en tanto que la URSS había disparado 8 ingenios, de los que 1 estaba en órbita solar y otro aun era operativo; solo la NASA había lanzado 22 ingenios de los que habían fracasado un tercio.

1961.     El año de...

  • Kennedy llega a Presidente de Estados Unidos.

  • Guerra civil en Angola.

  • Reunión en Viena de Kennedy y Kruschev.

  • Se construye el Muro de Berlín.


            El primer día de año, el aun Presidente Eisenhower citaba la pronta creación de una red nacional de satélites de comunicaciones con participación comercial.

El 3 de enero la NASA contrataba a la General Electric para el estudio e investigación de sistemas eléctricos para satélite.

El 5 de enero aparecían los planes generales provisionales americanos de un vuelo tripulado a la Luna. Se contemplaban vuelos al rededor de la Luna para 1966 y el posible alunizaje para el siguiente 1967 (a ser posible el 4 de julio, el conmemorativo Día de la Independencia norteamericana). Pero aun no había respaldo oficial a estos proyectos.

        El 10 de enero se probaba un Polaris A-2 en Cabo Cañaveral con éxito.

        El 12 de enero los italianos lanzaban su primer cohete sonda de investigación con ayuda americana. Se lanzó un Nike Cajun americano en Sardinia y el mismo alcanzó 160 Km de altitud soltando una nube de sodio en vapor para ser vista a gran distancia.

        El mismo día en los Estados Unidos se publicaba el Informe Wiesner sobre las positivas expectativas de los satélites meteorológicos y recomendaba un programa al respecto.

        El 15 de enero americanos y franceses acuerdan un programa de cooperación espacial.

        En la misma fecha se obtienen las primeras fotografías de un eclipse solar desde un ingenio espacial.

        El 19 de enero la NASA contrata a la empresa Hughes para la construcción de la sonda de alunizaje Surveyor y a la Douglas y la Chance Vought para otra sonda lunar.

        En la misma fecha, la Comisión Federal de Comunicaciones adjudicaba las radiofrecuencias a la ATT para utilizar en el primer satélite de telecomunicaciones entre América y Europa.

        El 20 de enero, americanos y británicos acordaban crear una estación de seguimiento espacial en Winkfield, en Inglaterra.

        En la misma jornada, los soviéticos informaban de que Strelka, una de las perras que volara en el verano anterior por el espacio y que había sido recuperada, había parido 6 perritos y que los mismos eran normales y estaban bien. El espacio no había afectado aparentemente pues a la madre. Las perspectivas para la visita del hombre pues parecían buenas.

        El 23 de enero se realiza la prueba final de un misil Atlas D que viaja 8.000 Km sobre el Atlántico. Hasta entonces se habían ensayado del modelo 49 unidades, de las que habían fallado parcialmente 8 y totalmente 6.

El 25 de enero la NASA informaba de la elección de 12 mujeres piloto para comprobar su capacidad y disposición para el vuelo espacial.

        En el mismo día, la USAF decidía usar el cohete Titan para el proyecto Dyna Soar, luego no desarrollado.

         El 30 de enero el nuevo Presidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, se dirigía al Congreso y mencionaba una política de cooperación en materia espacial con otros países, incluida la URSS, a la que invitaba así sobre todo en materia de investigación del Sistema Solar. Una de las bazas de su campaña electoral contra sus oponentes había sido el espacio.

        Al mismo tiempo el mismo Presidente nombraba nuevo Administrador de la NASA a James E. Webb que era menos científico que Glennan, pero más enérgico y sabedor de los hilos que movían la política americana; Webb había sido recomendado por el senador Robert (Bob) Kerr al vicepresidente Johnson. Webb sería el hombre que sacó, vía Casa Blanca, el dinero del Congreso para los presupuestos espaciales basándose en el retraso respecto a los soviéticos y advirtiendo la bonanza de las aplicaciones militares de los nuevos grandes cohetes espaciales; también apeló al potencial científico y técnico como motor impulsor de una nación que no debía quedar mirando los éxitos de los “comunistas rusos”.

La nueva administración americana era crítica con el proyecto Mercury y en general con la política espacial de la NASA, pero Kennedy no quería aun tomar decisiones sobre la materia y de no haber sido por el vuelo de Gagarin, Apollo habría tenido que esperar un poco más o quizá no hubiera llegado nunca. Un consejero presidencial dijo que en su país la exploración del espacio debía hacerse pero sin seguir una carrera con los soviéticos, sino por propio programa y objetivo. En la URSS, en efecto, nadie debió haber preguntado si debían o no de ir al espacio y fueron, y fueron sencillamente los primeros.

        El mismo 30 de enero, 12 países europeos se reunían Estrasburgo a propuesta de franceses y británicos con la idea de crear un satélite y un cohete europeos. El cohete sería el Europa y su disparo debía realizarse en Woomera (Australia).

        El 31 de enero la USAF lanzaba el primer satélite espía, el SAMOS 2, en Point Arguello, California.

        En la misma fecha se disparó en Cabo Cañaveral un cohete Redstone con una cápsula Mercury en la que iba un chimpancé llamado Ham que fue recuperado.

        Además, en igual jornada, se realizaba un ensayo estático del conjunto de 8 motores Saturn durante 1 min 53 seg en el Centro Marshall de la NASA.

    También por entonces, la NASA completaba su estudio sobre la viabilidad de un programa de vuelos tripulados a la Luna. En el mismo se considera, además de la familia de cohetes Saturn, el cohete Nova que luego no se desarrollaría.

    Por otra parte, la fase de cohete Centaur de la empresa Pratt&Whitney registraba explosión lo que llevó a la suspensión de las pruebas.

    El 1 de febrero en el centro Ames de la NASA se creaba el Laboratorio de Ciencias de la Vida, principalmente para investigaciones biomédicas espaciales.

    En la misma fecha tiene lugar el lanzamiento de un misil Minuteman, el primero y con éxito.

    El 2 de febrero la NASA contrataba a las empresas Boeing, Martin y Chance Vought para construir los tanques de la primera fase del cohete Saturn. También al mismo se invitaba a las empresas americanas a participar en el desarrollo del proyecto de cohete nuclear NERVA.

    En la misma fecha, los soviéticos disparaban en vuelo de prueba un cohete R-16.

    El 4 de febrero la URSS lanzaba al Sputnik 7 en un primer intento de disparo a Venus que fallaría al no pasar de una órbita terrestre.

    El 6 de febrero el Centro Lewis lanza sobre Wallops Island un cohete sonda Aerobee Hi que llega a unos 150 Km de altitud para probar el comportamiento del hidrógeno líquido en la microgravedad.

    El 8 de febrero el Presidente Kennedy comentó en rueda de prensa lo importante que pensaba que era lanzar hombres al espacio por parte de los Estados Unidos por cuestión de prestigio.

    El 10 de febrero los americanos, a través de su Academia Nacional de Ciencias, recomendaban como objetivo la exploración del Sistema Solar en un informe que se dio a conocer a su Presidente y que se hizo público el siguiente 6 de agosto.

    El 12 de febrero la URSS lanzaba al Sputnik 8 que portó una sonda con destino al planeta Venus, la primera en viaje con tal destino.

    El 13 de febrero tienen lugar las primeras discusiones sobre el programa inmediato tras el Mercury, pensando entonces llamarlo Mercury Mark 2 pero que sería luego Gemini.

    El 14 de febrero tenía lugar la última prueba estática de la segunda fase de las mismas del cohete Saturn, durando 1 min 50 seg.

    Al mismo tiempo, británicos y americanos acordaban crear un programa de satélites de comunicaciones que serían los RELAY y REBOUND.

    El 15 de febrero los soviéticos hacían con un ingenio espacial las primeras fotografías en su tipo de un eclipse solar. El hecho se publicaría el 28 de mayo siguiente.

    El 16 de febrero los americanos lanzaban con el primer cohete orbital Scout el satélite Explorer 9 desde Wallops Island, siendo aquí el primer disparo de un satélite.

    El mismo día, Francia se une al acuerdo británico-americano del programa de satélites de comunicaciones RELAY y REBOUND.

    El 17 de febrero es lanzado el Discoverer 20 hacia una órbita polar desde Vandenberg.

    También el 17 de febrero la NASA contrata a la empresa G.T. Schjeldahl Co. por 400.000 $ para diseñar, desarrollar y construir los satélites Echo de comunicaciones pasivas.

    El 18 de febrero se lanzaba el Discoverer 21 por parte de la USAF.

    El 21 de febrero los americanos elegían entre sus primeros 7 astronautas a 3 de los mismos para realizar los primeros vuelos y fueron Glenn, Grissom y Shepard.

    El mismo día la US Navy lanzaba el satélite TRANSIT 3B con un Thor Able Star, pero el mismo no se separó de la última fase del cohete.

    Además, se probaba el 29 Titan que sumó el 20 éxito con 8.000 Km de vuelo y un Atlas con una cápsula Mercury para el programa tripulado de tal nombre.

    El 22 de febrero los franceses lanzaban un cohete sonda Veronique con un ratón llamado Héctor y llega a unos 150 Km de altura; la cápsula es recuperada con éxito.

    Al mismo tiempo, los soviéticos lanzaban por vez primera con éxito un cohete R-16.

    En mismo día 22, en Cabo Cañaveral se lanzaban 2 satélites, el TRANSIT 3B y el LOFTI 1 con un cohete Thor Able Star.

    El 23 de febrero la NASA y el DOD firmaban un acuerdo de cooperación para coordinar el desarrollo de lanzadores.

    El 24 de febrero falla el disparo de un Juno II con un satélite ionosférico.

    El 28 de febrero trasciende por boca del Administrador de la NASA que el Presidente Kennedy había mandado revisar el programa espacial americano.

    El 2 de marzo se disparaba un Polaris A-2 por cuarta vez y en primera oportunidad desde un submarino a 16 Km de Cabo Cañaveral.

    El 3 de marzo se lanza un Blue Scout 2 con 78 Kg de carga útil a 2.528 Km de altura sobre el Atlántico.

    El 7 de marzo tiene lugar una prueba estática del cohete Saturn 1 en Hunstville.

    El 9 de marzo la URSS disparaba el KORABL SPUTNIK 4 que llevó una perra que sería recuperada tras dar una órbita sobre la Tierra. El satélite pesaba cerca de las 5 Tm.

    El 10 de marzo la US Navy y la NASA comunicaban su acuerdo de aumentar la capacidad del cohete Scout en un 40 % con la mejora de las 3 y 4 fases.

    Al mismo tiempo la NASA contrataba a las empresas Convair, la North American y Lockheed para estudiar cohetes futuros que sucedieran al Saturn con un empuje en la primera fase de más de 5.400 Tm.

    El 13 de marzo astrónomos de la URSS aseguraban haber detectado oxígeno en la atmósfera de Venus por medios espectrográficos.

    En la misma jornada, un Atlas en pruebas cae a solo 320 Km de Cabo Cañaveral cuando debió haber recorrido más de 14.000 Km.

    El 15 de marzo, los Estados Unidos y Gran Bretaña acuerdan un programa de colaboración para el lanzamiento de un segundo satélite británico con un Scout americano. Al mismo tiempo acuerdan crear en Bermuda una estación de seguimiento para apoyo en las misiones Mercury.

    El 18 de marzo se lanza en Wallops Island un Little Joe con una cápsula Mercury para prueba del sistema de escape de ésta. La prueba falla en parte.

    El 22 de marzo Kennedy, el nuevo Presidente americano, rechaza aumentar los presupuestos de la NASA para el ejercicio siguiente, 1962. Aun faltaban más éxitos soviéticos para animarle.

    El 23 de marzo se celebra el Día Meteorológico Mundial.

    En la misma fecha a los soviéticos les ocurría el primer accidente mortal reconocido de un cosmonauta en entrenamiento. Se trató de Valentin Bondarenko que murió quemado en una cámara de presión.

    El 24 de marzo es disparado con éxito un Redstone-Mercury.

    El 25 de marzo los americanos lanzan con éxito el satélite Explorer 10 con un Thor Delta.

    En la misma fecha, la URSS lanzaba el KORABL SPUTNIK 5 de casi 5 Tm de peso que llevó una perrita que fue recuperada en la cápsula portadora. Al siguiente día el diario Pravda hacía clara referencia a la cercanía de un vuelo espacial tripulado por un hombre. Y 3 días más tarde la Academia de Ciencias soviética daba una rueda de prensa en la que declaraban haber completado los estudios biológicos con perros en el espacio, resultando que no habían registrado problemas con los mismos con lo que se declaraba apto al espacio para ser abordado por el hombre.

    El 29 de marzo los americanos proponían en la Conferencia de Desarme en Ginebra la creación de un sistema de satélites para vigilar el cumplimiento de la prohibición de pruebas nucleares.

    El 30 de marzo fallaba el intento de puesta en órbita del satélite Discoverer 22 de la USAF. El 31 de marzo se probaba con éxito un ensayo de recuperación sobre el mar de una cápsula Mercury en la Base Aérea de Langley.

    El 4 de abril americanos (NASA), franceses y británicos, firman un acuerdo de cooperación para la investigación en materia de satélites de comunicaciones.

    El 5 de abril los soviéticos efectúan un vuelo de prueba del cohete R-16.

    El 6 de abril británicos y americanos firmaban un acuerdo para establecer una estación de seguimiento espacial en la isla británica de Cantón.

    A partir del 7 de abril tiene lugar en Florencia, Italia, una conferencia sobre investigación espacial.

    El 8 de abril es lanzado el satélite Discoverer 23 de la USAF hacia una órbita polar.

    El 9 de abril los soviéticos realizan un vuelo de prueba de su cohete R-9.

    El 10 de abril se extiende el rumor de que la URSS había lanzado un cosmonauta al espacio; Kennedy es informado de antemano por sus servicios que el disparo era inminente. Bajo tal ambiente, dos días mas tarde, el 12 de abril, tiene lugar el verdadero triunfal vuelo del soviético Gagarin, el primero humano en el espacio. Y por si el nuevo jarro de agua fría para los americanos no era suficiente, 5 días más tarde tiene lugar tiene lugar, bajo bandera de exiliados cubanos, el intento de invasión de Cuba; es el famoso fracaso norteamericano de Bahía de Cochinos y uno de los momentos más peligrosos de la guerra fría porque dio lugar a que los cubano pidieran luego ayuda a los soviéticos generando un año y pico más tarde la llamada “crisis de los misiles”.

    En cuanto al vuelo de Yuri Gagarin llenó las páginas de la prensa del mundo y la euforia soviética estaba en su cenit en materia cosmonáutica. En realidad, el vuelo de Gagarin fue el mayor éxito propagandístico de toda la historia soviética. Los soviéticos se vanagloriaban de que su vuelo era producto de su propio esfuerzo, no como los americanos para quienes los alemanes venían siendo una pieza clave; en realidad, los soviéticos también se habían aprovechado de la tecnología de las V-2, si bien en menor medida, por lo que su presunción era relativamente cierta. Era otro hito más que achacaban a su socialismo y cuyas zancadas el mundo capitalista y occidental no podía seguir. En algún momento Kruschev le dijo a Gagarin: “ahora vamos a ver si los capitalistas nos alcanzan...” Era un constatado desafío. En este contexto, bajo este reto, se movía el Presidente Kennedy.

    Cabe señalar también que en la elección para tal primera misión sideral humana de Gagarin había habido la alternativa de su suplente, Titov, discutiéndose cual de los dos debía ir. Se dice que se consideraba a este último tan preparado o más que el propio Gagarin, pero había un factor político determinante en la selección: Titov era hijo de maestro y Gagarin de unos, más humildes, labradores. Y eso en el escenario comunista significaba que bajo el régimen el más humilde tenía el mejor de los futuros.

Los propios técnicos estimaron en un 50% las posibilidades del éxito del vuelo de Gagarin y se llegaron, por parte de los políticos, a tener redactados 3 comunicados para después del vuelo; uno de ellos para caso de éxito, otro para caso de que el cosmonauta cayera en un país extranjero y finalmente uno para caso de desastre.

    Gagarin lo pasó mal al final del vuelo, porque la cápsula empezó a girar alocadamente y el cosmonauta se vio en verdadero peligro de muerte, pero como la cosa acabó bien, no se supo nada en el resto del mundo hasta 30 años después, al desaparecer la URSS. El vuelo no había sido tan apacible como los soviéticos, triunfantes, nos habían hecho creer. Pero también es cierto que de otro modo, es posible que Kennedy hubiera pensado dos veces la idea de ir a la Luna. O al menos hubiera sido factible un retraso en el programa espacial americano, que se hubiera rodeado de mayores medidas de seguridad. Los primeros detalles importantes del vuelo fueron dados a conocer el siguiente 30 de mayo. No había fotografía del cohete y solo una de Gagarin a las puertas del mismo.

Se cuenta luego que Gagarin dijo al subirse al cohete y despedirse de sus compañeros: “Amigos de este y todos los países. Toda mi vida ha sido pasada para llegar a este momento, para ser el primero en el espacio y ver la realidad del mundo en solitario ¿qué mejor podía haber soñado?”.

    El anuncio del vuelo fue hecho en la misma mañana del 12 de abril, con varios comunicados al pueblo soviético por el famoso locutor de Radio Moscú Yuri Levitán, que anunciara en la segunda guerra mundial las victorias de su nación sobre los nazis. Cualquiera puede imaginar el entusiasmo popular ante los tradicionales escuetos y secos mensajes soviéticos.

    El 14 de abril, 2 días más tarde del vuelo de Gagarin, el mismo fue recibido apoteósicamente en la Plaza Roja de Moscú. Llegó en avión al aeropuerto de Moscú y fue recibido por Kruschev, el gobierno soviet, dirigentes comunistas, generales, científicos y un gran gentío con pancartas. También le reciben su esposa, hermanos, padres. Pasó en coche en marcha triunfal por la capital bajo un baño de flores. La recepción fue televisada a toda Europa en directo. Por la noche, en una recepción en el Kremlin es nombrado Héroe de la Unión Soviética, comandante piloto-cosmonauta, así como las Orden de Lenin y la Estrella de Oro.

En el desfile en igual lugar del primero de mayo siguiente, el primer cosmonauta aparece al lado del máximo mandatario soviético Kruschev. El fácil acceso al mismo de Gagarin generó celos entre los altos cargos militares y se ganó enemigos con ello. Unido ello a algunos pasajes escabrosos del cosmonauta y más de un exceso etílico, cuando Kruschev fue defenestrado más tarde, en 1964, la nueva administración Brezhnev le daría la espalda.

    En Norteamérica, el vuelo de Gagarin hace rememorar los días del Sputnik. A la administración americana, sus congresistas, y americanos en general, les pilla por sorpresa. El temor y el miedo llegan pese a que la propia NASA lo había intuido y esperado desde hacía meses, y pese que la CIA había advertido de ello al Presidente. En muchos americanos asomó una mezcla de extravagancia e ingenuidad desde cuya postura apelaron a las más extrañas fórmulas como respuesta al logro soviético. Un diputado quería esparcir polvo azul por la Luna para con el blanco lunar y el rojo, que seguro iban a echar pronto los rusos, hacer la bandera USA.

    El mismo día, también en la URSS se ensayaba el disparo de un R-7.

    Igualmente este 14 de abril, Kennedy se reunía con el Administrador de la NASA, Webb, y otros funcionarios para tratar de hacer una política adecuada frente a los logros de la URSS. Kennedy pidió planes y respuestas, pero nadie se atrevió con exactitud a dar cifras. “No me importa quien sea, pero hay que encontrar alguien que sepa cómo alcanzarles”, dijo Kennedy.


    Llegado el punto del primer ser humano en el espacio, excusamos ya citar los lanzamientos de satélites, que se irán disparando cada vez con mayor éxito por parte americana y soviética, y posteriormente por otros países. A partir de aquí solo se citarán ya los satélites más señalados.

    El 19 de abril tiene lugar una prueba de lanzamiento de un misil Polaris desde un submarino sumergido.

    El mismo día, en Cuba, Castro acababa con la resistencia de los guerrilleros desembarcados por la CIA en Bahía de Cochinos. Este es un factor de ánimo en la política espacial de Kennedy que verá en ello la potencial importancia de los satélites de reconocimiento, sin mencionar los misiles.

Al siguiente día, el Presidente estaba decidido a todo en la cuestión espacial. Entonces, Kennedy plantearía un cuestionario, a través de Johnson, que requería las siguientes preguntas:

1. ¿Es posible vencer a la URSS yendo a la Luna y volver, o cosa parecida, y con éxito?

2. ¿Cuál es el coste?

3. ¿Se trabaja a tope? ¿Es posible acelerar los trabajos?

4. ¿Es preciso para grandes cohetes propulsante nuclear u otro?

5. ¿Se conseguirían los resultados previstos?


    El 22 de abril tiene lugar un lanzamiento en Cabo Cañaveral de un misil Júpiter en preparación de personal italiano en la materia.

    En la misma fecha se lanza el primer Trailblazer, cohete de 5 etapas, en Wallops Island. Asciende en vuelo suborbital a 280 Km de altura en un experimento de reentrada a alta velocidad. El 14 de diciembre siguiente se volvió a repetir la experiencia, alcanzando unos 10 Km menos de altitud.

    El 25 de abril falla una prueba Atlas Mercury, explotando el cohete, si bien la cápsula es recuperada por buena actuación del sistema de escape.

    El 28 de abril, los americanos, mientras estudian lanzar al Dyna Soar con el Saturn 1, se realiza otra prueba de la cápsula Mercury con un pequeño cohete.

    El 29 de abril son probados durante ½ min los motores del Saturn 1 en un ensayo de calificación.

    El 1 de mayo, el Administrador de la NASA declaraba públicamente sobre las posibilidades de los vuelos tripulados Mercury, advirtiendo de posibles fallos y de las dificultades que el proyecto tenía por estar entrando en técnicas nuevas.

    El 2 de mayo un misil Bomarc B derriba en un ensayo a Mach 2 de velocidad a otro del tipo Regulus 2 sobre el área de pruebas Eglin.

    El 3 de mayo es lanzado por vez primera en un silo de Vandenberg un misil Titan 1.

    El 5 de mayo vuela al fin el primer astronauta americano al espacio, si bien en un viaje suborbital que solo le permite estar en tal medio durante unos minutos. El éxito del ensayo anima a los americanos. El siguiente día 8 el Presidente Kennedy agasajaba y condecoraba al astronauta, Alan Shepard en la Casa Blanca. Otros futuros astronautas, entonces en entrenamiento, también asisten. Los resultados médicos del vuelo se harían públicos más tarde, el siguiente 6 de junio.

    En la misma fecha, el Departamento de Justicia americano emitía su opinión acerca de los satélites de comunicaciones y advertía sobre las premisas antimonopolistas.

        El 9 de mayo se lanzaban 24 cohetes sondas Arcas Robin en la base Eglin de la USAF en el plazo de 24 horas.

En la misma jornada se lanza un Blue Scout en un vuelo suborbital de investigación de la magnetosfera.

        El 11 de mayo tiene lugar durante 1 min 51 seg un ensayo estático de motores del primer modelo Saturn.

        El 19 de mayo fallaba una prueba de lanzamiento de un misil Minuteman que obligó a hacerlo explotar a lo 1,5 min de vuelo.

        En la misma fecha, por vez primera se abrió la base militar de Cabo Cañaveral a los ciudadanos americanos.

        El 24 de mayo fracasa un lanzamiento de satélite con un cohete Juno II con una carga útil Explorer con 33 Kg de peso por fallo de su segunda fase.

        En la misma fecha, en Vandenberg tiene lugar un disparo de prueba de un Atlas operativo.

        El 25 de mayo de 1961, se produce el famoso discurso de Kennedy, pidiendo fondos, ante el Congreso para ir a la Luna; también los pide para los satélites meteorológicos entre otras cosas. Más o menos, dijo: “Es hora de dar pasos decisivos e iniciar la gran empresa americana, es el momento en que nuestra nación debe asumir el principal papel en las empresas espaciales. Creo que tenemos todos los medios y suficiente preparación para ello. Hasta ahora, los soviéticos han ido por delante y lo irán aun por algún tiempo. Es preciso pues nosotros nos esforcemos. El espacio se abre para el hombre y nosotros no podemos estar esperando por empresas ajenas. Nuestra misión ha de intentar con éxito en la década presente que el hombre se pose en la Luna y regrese en perfectas condiciones a la Tierra. Entonces ninguna otra empresa espacial a realizar será tan importante y espectacular para la Humanidad, señalando un gran paso para la futura exploración espacial. No será tarea fácil y en su realización trabajará toda la nación”.

Entonces, los americanos, toda la experiencia en vuelos tripulados que tenían era la del vuelo de Shepard, que ni siquiera había sido orbital. Toda la experiencia real tenida era de solo ¡15 minutos! Los técnicos asimilados a la NASA, organismo aun en pañales, se quedaron de piedra al oír al Presidente pues solo disponían de estudios previos. En sus planes aun no estaba la Luna al alcance de su mano. El desafío fue enorme. Los motivos para el mismo eran muy sencillos: había que adelantar a los soviéticos. No fue pues el sueño romántico del ser humano, ni el buen motivo de relanzar las ciencias, lo que lleva al desarrollo del proyecto Apollo. No. Es la simple idea de que había que demostrar al mundo de que “aquellos comunistas rusos” no eran mejores que los americanos. Solo había pues motivos políticos para ir a la Luna aunque los mismos conllevaron el impulso científico y tecnológico de la época. Los “rusos” fueron la patada en el trasero para que los americanos se pusieran en funcionamiento hacia la Luna. La respuesta a la petición de Kennedy fue la de tácita aprobación por el Congreso con la excepción de 3 de sus miembros que tenían sus dudas; solo 5 hombres se dejaron oír en este ámbito y uno de ellos, R. Kerr, amigo de Webb el administrador de la NASA, citó los beneficios y aplicaciones que se obtendrían. Los anteproyectos disponibles daban presupuestos considerables. Uno de 34.000 millones de dólares apuntaba el alunizaje para 1967, otro de 22.000 millones para 1970. Y no había certeza total de que el vuelo fuera posible. Una encuesta entre los contribuyentes aseguraba que lo creían posible.

    De esta manera se puso en marcha una de las aventuras más difíciles en la Historia de la Humanidad, no tanto por el hecho técnico en sí, con el desafío que suponía una meta basada en tecnologías que aun no estaban creadas en aquel momento, como con la creación de una organización estructurada de un frente tan amplio como desconocido hasta entonces. Coordinar la construcción de edificios, máquinas, piezas y toda clase de tecnologías, tanto en cantidad como en calidad desconocidas hasta entonces, y hacerlo en el tiempo marcado por Kennedy de casi una década, sigue siendo un desafío posiblemente aun no superado por el género humano en ningún otro orden. El proyecto Apollo marcó a los americanos a través del mejor desarrollo científico-tecnológico jamás conocido para la historia, no ya con el aspecto puro de ciencia y técnica sino por su repercusión indiscutible en las empresas y su proceder y en la vida cotidiana.

    Las reacciones en el mundo ante el anuncio de Kennedy se sucederían dispares. Para empezar, los contrincantes soviéticos no creían (ni los políticos, ni los técnicos como Korolev) que fuera posible ir a la Luna en menos de 10 años. La prestigiosa revista Science se pondría, con su director al frente, en contra. Decían que el proyecto era tan enorme que retrasaría los avances científicos en otras materias, como las médicas sobre el cáncer, las enfermedades mentales e incluso repercutiría en contra de la seguridad nacional al acceder muchos científicos a los secretos militares. En realidad luego ocurriría todo lo contrario. Hubo hasta un premio Nóbel que dijo que Apollo no merecía la pena en tan tremendo esfuerzo nacional y que el mar, la contaminación y otros temas eran de mayor prioridad. El expresidente Eisenhower desde su retiro anunció acerca del proyecto: “es una locura”. Los republicanos hallaron en la propuesta demócrata del Apollo una buena llaga para atacar a sus eternos rivales: “Demasiado gasto para un pobre beneficio”. Una encuesta entre los norteamericanos tras el anuncio de Kennedy indicó que el 58 % de los mismos eran contrarios al Proyecto Apollo. Muchísimos de los científicos se oponían.

    Apollo recibió por el contrario el apoyo de la Junta de Ciencias del Espacio de la Academia Nacional de Ciencias americana. La mayoría de los premios Nóbel norteamericanos apoyaron el proyecto. Gracias a Apollo algunos políticos empezaron a destacar, otros a ganar dinero a manos llenas. Aparecieron grupos de empresas obteniendo beneficios del bote espacial y muchos militares hallarían ideales aplicaciones para su red de defensa y ataque. La carrera armamentística quedaba así un tanto absorbida por el proyecto y se desarrollarían medios que, llegado el caso, eran amoldables a las pretensiones militares.

La imaginación de Von Braun ganaría la partida. Cuando al antiguo alemán de Peenemunde le preguntaron en el Congreso qué esperaba en la práctica de un viaje a la Luna, el mismo respondió: “¿Qué se puede esperar de un niño recién nacido?”. Y el consorcio NASA-militares lo hizo crecer con los ojos puestos en los soviéticos, de los que pensaron que estaban haciendo lo mismo, como así era. El prestigio podía inclinar, pensaron los americanos, la balanza de países no alineados. Se ponía pues a prueba la hegemonía mundial, aunque quizá también había algo más en ello. Preguntado posteriormente Kennedy sobre porque se iba a asumir el tremendo gasto que se aventuraba contestó: “Desplegamos las velas en el mar del espacio porque tiene nuevos conocimientos y derechos que ofrecernos, y hay que conquistarlos para usarlos para la paz y el progreso de todos”. Pero tampoco hay que silenciar que por lo bajo Kennedy se repetía con un “lo que ahora me preocupa es el coste, el coste de esto”. Una estimación llegaba a la entonces respetable cifra de 40.000 millones de dólares, lo que suponía un incremento del 600 por 100 en el presupuesto de la agencia espacial.

        El 26 de mayo, mientras tiene lugar un lanzamiento de un misil Atlas E de prueba, se celebra en Tulsa, Oklahoma, la primera Conferencia Nacional sobre Usos Pacíficos del Espacio por impulso de la NASA, las empresas de la industria aeroespacial y sociedades científicas nacionales.

        A finales de mayo las empresas americanas encargadas completaban los estudios generales que sirvieron de base al programa Apollo.

        El 2 de junio moría en Moscú Mijail Krunichev, el principal encargado en la URSS de la coordinación del programa de vuelos tripulados del país.

        El 13 de junio, la cápsula Mercury de Shepard era expuesta en una feria en Roma y recibía la visita de unas 750.000 personas.

        El 15 de junio el Presidente Kennedy pide al Consejo Nacional del Espacio y la Aeronáutica un estudio para el desarrollo de satélites de telecomunicaciones que lleven al liderazgo tecnológico al país en este campo lo más pronto posible.

        El 18 de junio, el Presidium Supremo de la URSS condecoraba a un total de 7.026 personas que habían participado más directamente en el vuelo Vostok de Gagarin con distintas medallas (Orden de Lenin, Bandera Roja, etc.). Al siguiente día, el propio Gagarin publicaba en el diario Pravda un relato de su experiencia.

        El 27 de junio tiene lugar en el centro Marshall de la NASA un ensayo estático de casi 30 seg de los 8 motores del primer modelo de cohete Saturn.

        El 29 de junio ocurre el primer lanzamiento de 3 satélites con un solo cohete, Thor Able Star.

        Además, en junio la NASA contrataba a la empresa RCA para construir otros 4 satélites de la serie TIROS.

        El 5 de julio la NASA contrata a la Boeing para el estudio de cohete Nova, luego no desarrollado.

        En la misma jornada, Israel lanzaba su cohete Shavit que llegaba a una altura de 80 Km, soltando una nube de sodio con fines meteorológicos.

        El primer cosmonauta, Gagarin, visita entonces Helsinki, Finlandia, y anuncia que la URSS lanzaría otro hombre antes de finalizar el año. El siguiente 11 de julio visita Inglaterra.

        El 7 de julio se efectúa otra prueba estática en el Centro Marshall, la segunda, del modelo de Saturn SA-T2. Los 8 motores actúan durante 1 min 59 seg.

        En la misma jornada, un Atlas E lanzado en Cabo Cañaveral vuela hasta Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, cayendo su proa a 1.600 Km al sudeste tras volar 14.480 Km.

        El 11 de julio comienzan las pruebas estáticas de motor F-1 para el Saturn en la base Edwards.

        El 14 de julio se ensayaba un Polaris perfeccionado que voló 2.560 Km sobre el Atlántico para probar su sistema de guía.

        El 16 de julio el Consejo Nacional americano del Espacio emite recomendaciones al Presidente en materia de satélites de telecomunicaciones.

        El 18 de julio, la Federación Aeronáutica Internacional aceptaba oficialmente en su registro los vuelos espaciales de Gagarin y Shepard.

        El mismo día tiene lugar una nueva prueba estática de motores Saturn en el Centro Marshall. La misma dura 1 min 51 seg.

        El 21 de julio los americanos lanzaban su segundo astronauta, Virgil Grissom, en otro vuelo suborbital, ligeramente accidentado al final al perderse la cápsula en el mar. El astronauta recibía al siguiente día la medalla de servicios distinguidos de la NASA.

        En la misma fecha se creaba una comisión de compañías de comunicaciones entre las que estaban la RCA, la Western Unión Telegraph, ATT, Hawaiian Telephone, Press Wirelesss, Tropical Radio Telegraph Co, etc.

        El 23 de julio, ante las suspicacias soviéticas, el Administrador de la NASA declara acerca del satélite TIROS meteorológico, que sus datos estaban a disposición de todas las naciones, incluida la URSS.

        Al siguiente día, el Presidente Kennedy declaraba acerca de la política a seguir en materia de satélites de telecomunicaciones, resaltando los diversos e importantes aspectos de los mismos. El día 31 siguiente se dio a conocer además un mensaje presidencial en el que alertaba de las demoras en la puesta a punto de los cohetes nacionales y la carga financiera que suponían.

        El 25 de julio un Titan volaba 8.000 Km sobre el Atlántico en una prueba de su guía inercial.

        El 26 de julio Gagarin participa en Cuba en el aniversario de la revolución de Fidel Castro.

        El 27 de julio la USAF lanzaba un Minuteman que volaba 6.400 Km sobre el Atlántico.

        Al mismo tiempo, los franceses anunciaban sus planes para lanzar su primer satélite en un plazo de 3 años.

        El 28 de julio la NASA invitaba a una docena de empresas para proyectar la entonces futura nave de alunizaje Apollo.

        También en el mes de julio, fracasaban los intentos de Korolev de que los mandatarios soviéticos aceptaran su plan de mejora de la nave espacial Vostok cara a su proyecto lunar. Incluso Kruschev, que lo que quería por lo pronto era realizar vuelos de más larga duración, le amenaza con destituirlo.

        El 1 de agosto se conocían las propuestas de la empresa McDonnell para el proyecto Gemini.

        El 6 de agosto llega el segundo vuelo orbital de la historia. Lo realizan también los soviéticos con su Vostok 2. Su estancia en el espacio es de un día. Radio Moscú informa con el lacónico comunicado de la TASS. Los soviéticos, al enterarse, espontáneamente dan diversas muestras de alegría y enardecimiento, y pegan sus oídos a la radio para seguir aquella nueva “aventura cósmica” de la que no sabían el tiempo que iba a durar; en la aldea de sus padres, allá en Altai, éstos comenzaron a ser agasajados por todos y luego de tanto brindis algunos vecinos, excesivamente alegres, “aterrizarían” mucho antes que el cosmonauta, según advirtió su padre Stepan Pavlovich, que no pudo evitar las lágrimas de la emoción.

        Los americanos no ignoran el vuelo y las emisoras entrevistan a todo aquel que sabía algo del espacio; ellos solo habían realizado dos vuelos pero suborbitales, de apenas un cuarto de hora de duración cada uno, pero el de Titov estaba durando horas y horas. Algunos americanos, impresionados, se preguntaban si el anuncio no era pura propaganda soviética. Pero no lo era, los sistemas propios de detección lo confirmaban.

El cosmonauta protagonista, Titov, es recibido el siguiente día 9 en el Kremlin, Moscú, por Kruschev. Las celebraciones ofrecidas a Gagarin se repiten: flores, Plaza Roja, discursos, vítores, etc. La URSS aprovecha para anunciar sus logros en “beneficio de la humanidad”, sin olvidar el intercambio de felicitaciones y adulaciones por los éxitos del régimen.

        El 8 de agosto, un Atlas vuela 8.000 Km sobre el Atlántico en una prueba.

        El 9 de agosto se firma el contrato para el desarrollo del sistema de guía-navegación para la nave espacial Apollo.

        El 12 de agosto fueron lanzados por la US Navy 6 misiles Polaris desde el submarino USS Abraham Lincoln.

        El 14 de agosto llegaba desde Huntsville por Indian River en Cabo Cañaveral la primera fase Saturn.

        El 15 de agosto se probaba en el Centro Marshall la fase Centaur C-1.

        El 16 de agosto se crea la Comisión de Satélites Meteorológicos dentro de la Unión Geofísica Americana.

        El 16 de agosto la prueba era de encendido del motor F-1 Saturn.

        El 22 de agosto, China anunciaba su proyecto de creación de un cohete espacial.

        El 23 de agosto, los americanos lanzan su sonda Lunar Ranger 1 que no consigue salir del campo de gravedad terrestre. Las Ranger eran sondas destinadas a fotografiar el suelo lunar en el acercamiento de las mismas hasta el instante del impacto. Por entonces había cierto temor a que el suelo de la Luna tuviera mares de polvo de cientos de metros de profundidad, según algunos. Otros decían que eran mares de lava, pero en general se aceptaba la idea de que el suelo era consistente. Había que demostrarlo no obstante.

        El 24 de agosto la NASA anunciaba sus planes de exploración lunar con sondas y naves tripuladas siguiendo las directrices del discurso de meses atrás del Presidente Kennedy. La zona de Merrit Island, al Norte de Cabo Cañaveral, era elegida para construir las instalaciones de lanzamiento del Saturn 5 lunar.

        El 28 de agosto los americanos contrataban a Vitro Engineering para hacer las nuevas instalaciones para el proyecto de motor cohete nuclear NERVA.

        El 30 de agosto, una prueba de la USAF con un Minuteman fracasa por defecto del sistema de guía en Cabo Cañaveral haciendo explotar al misil.

        El 31 de agosto, la URSS anunciaba que iba a proseguir las pruebas nucleares, suspendidas a finales de marzo de 1958. Y al día siguiente, los americanos confirmaban que la URSS había hecho una prueba nuclear unas horas antes.

        El 1 de septiembre la NASA hacia propio, en adaptación, el sistema de gestión de la US Navy llamado PERT para la evaluación y revisión técnica de sus procedimientos.

        El 5 de septiembre, el Senado americano autorizaba a la NASA para comprar los terrenos inmediatos a Cabo Cañaveral para proveerse de instalaciones adecuadas, que luego serían el Centro Espacial Kennedy.

        El 6 de septiembre un misil Titan 1 de prueba volaba con éxito sobre 9.760 Km en el Atlántico.

        El 7 de septiembre la NASA comunicaba que la primera fase del Saturn sería construida en una planta de Michoud, junto a New Orleans.

        En la misma jornada, un misil Titan volaba 8.000 Km sobre el Atlántico funcionando bien su sistema de guía y dando en un blanco hipotético.

        El 11 de septiembre se elegía a la empresa North American para la construcción de la fase segunda Saturn, la S-II.

        El 13 de septiembre tiene lugar una prueba no tripulada de ensayo general del vuelo orbital Mercury.

        El mismo día, la URSS anunciaba una prueba de un cohete que recorrió en vuelo 11.840 Km. Por entonces, según el Jefe de la Fuerza de Misiles de la URSS, Kiril S. Moskalenko, el 95 % de los cohetes soviéticos probados habían alcanzado sus blancos. Aunque en aquellas fechas, a vista de los éxitos cosmonáuticos, el resto del mundo se lo podía creer, resulta seguramente con el tiempo una cifra bastante exagerada. Curiosamente unas semanas más tarde, los soviéticos, dentro de la guerra fría que se vivía, acusaban a los Estados Unidos de enfocar su programa espacial con fines militares, sobre todo por sus satélites Discoverer de la USAF (artículo de N. Varvarov en la gaceta Ekonomicheskaya de noviembre siguiente). Y aun más paradójico resulta que en este mismo año, por el contrario, la advertencia cierta del espía Oleg Penkovsky a los americanos de que los soviéticos tenían planificados grandes cohetes (esbozos del futuro N-1) capaces de elevar cargas de 150 Tm a una órbita baja, fuera considerada como infundada por los especialistas occidentales.

    El 18 de septiembre tenía lugar el primer vuelo de un cohete sonda Skylark en Woomera, Australia, dentro de un programa de colaboración americano-australiano.

    El 19 de septiembre tiene lugar una prueba antibalística. Se lanza un misil Bomarc B en la base Eglin, en Florida, y a una orden desde el Centro Montgomery, en Alabama, sale a su encuentro un misil Regulus de la base Venice, también en Florida.

    A la vez, en la misma fecha se elegía a Houston como futuro centro de control de las misiones espaciales tripuladas americanas. Houston, a orillas del Golfo de México, en Texas, fue elegido, según se dijo, bajo cierta influencia del senador Albert Thomas, Presidente del Subcomité de Presupuestos del Espacio en el Congreso; el senador tenía algunos intereses en tal población, y acercaba así el ascua a su sardina. Pero tampoco hay que olvidar que el mismísimo Vicepresidente Johnson era de Texas. Al sudoeste de Houston se eligió un terreno de 32 Km^2. La Humble Oil Corp. donó los terrenos a través de la Universidad de Rice. Claro que los terrenos colindantes también eran suyos y cuando hubo que urbanizarlos para alojar técnicos y científicos la revalorización se disparó y la Humble hizo su agosto.

    El 21 de septiembre era nombrado Brainerd Holmes director de programa de vuelos tripulados de la NASA.

    El 24 de septiembre el Administrador de la NASA anunciaba una reestructuración de tal organismo espacial, siendo nombrados nuevos directores de los distintos departamentos, centros y programas.

    El 25 de septiembre el Presidente Kennedy habla de nuevo a la ONU de la cooperación internacional en materia de ingenios espaciales meteorológicos y el día 30 siguiente firma la Ley Pública 87-332, por la que adjudicaba 48.000.000$ para 1962 para actividades meteorológicas por satélite. También diserta en la ONU sobre un plan general de satélites de comunicaciones para todo el planeta.

    A final del mes de septiembre los americanos asignan fondos para llevar adelante una red de satélites meteorológicos nacionales, que llegarían a ser el futuro programa Nimbus.

    El 2 de octubre son probados sobre un Atlas que vuela 8.000 Km sobre el Atlántico diversos dispositivos destinados a equipar al misil Minuteman.

    A partir del 3 de octubre tiene lugar el 12 Congreso de la Federación Internacional de Astronáutica en Washington. En el transcurso del mismo, los soviéticos informan del mal estado en que el cosmonauta Titov pasó su día en el espacio, sufriendo náuseas, desorientación e irregularidades en el corazón.

    El 5 de octubre se lanza un Atlas E de vuela sobre 14.400 Km hasta el Océano Índico llevando una cabeza nuclear simulada. Su cápsula de instrumentos fue recuperada.

    El 6 de octubre la USAF lanzaba un Titan 1 en Cabo Cañaveral que llevaba el sistema de guía con que se iba a dotar al Titan 2.

    El 7 de octubre era la URSS la que probaba un misil de varias fases que cubría 12.000 Km, hasta el Pacífico.

    El 8 de octubre se publicaba en el New York Times un artículo de George J. Feldman, consultor del Comité de Ciencias y Astronáutica, en el que se urgía a regular diversos aspectos legislativos sobre el espacio: cuestiones como la soberanía, espacio aéreo, responsabilidad por daños de ingenios espaciales, radiofrecuencias internacionales, etc.

    El 9 de octubre los soviéticos exhiben en Moscú ante la prensa una película sobre el vuelo de Titov, el segundo orbital tripulado de la historia.

    El 13 de octubre, la URSS probaba un cohete de varias fases que cubría 12.000 Km hasta el Océano Pacífico y acertaba en un hipotético blanco.

    El 16 de octubre los americanos publican su propuesta sobre el reparto internacional de frecuencias en las comunicaciones espaciales.

    El 23 de octubre se efectúa el primer lanzamiento desde un submarino en inmersión del modelo A-2 Polaris, desde el USS Ethan Allen.

    El 24 de octubre, la USAF probaba a lanzar en Cabo Cañaveral un Titan y probaba a verificar la capacidad de detección del satélite Midas IV.

    En la misma jornada se ensayaba con éxito el primer Centaur en Sycamore Canyon y en el centro Marshall se hacía lo propio durante 2 min con un Saturn.

    También a la vez se empezaba a estudiar el proyecto concreto del lanzador americano lunar Nova.

      El 27 de octubre salía en vuelo de prueba, el primero, el cohete Saturn 1 en Cabo Cañaveral. Se trató de un lanzamiento suborbital.

      Al mismo tiempo, el Secretario de Defensa americano anunciaba la urgencia de adelantar trabajo en el proyecto Dyna Soar.

       El 31 de octubre los soviéticos lanzaban desde un silo su primer misil R-12U.

        El 1 de noviembre la USAF prueba a lanzar desde un B-52 un misil Hound Dog sobre el Atlántico y el mismo da en el blanco fijado.

El 3 de noviembre la NASA anuncia su intención de contratar para su programa espacial a unos 2.000 ingenieros y científicos destacados de la nación.

El mismo día, se anuncia en Londres que 9 países de Europa Occidental proyectaban lanzar en 1965 en Woomera un satélite con un cohete británico Blue Streak de primera fase, un Veronique francés de segunda y un cohete alemán de tercera etapa. Es el germen del cohete Europa 1.

También en la misma fecha, fueron lanzados 3 misiles Polaris A-2 con éxito en un intervalo de 3 horas desde el submarino USS Ethan Allen.

El 7 de noviembre tiene lugar un accidente en la prueba en Jackson Flats, Nevada, de motor nuclear Kiwi B, resultando una explosión que hirió a 5 personas.

El 10 de noviembre falla un Atlas D que llevaba un mono a bordo y explota a los 15 seg de vuelo.

El 14 de noviembre, técnicos alemanes (aunque negado por ellos), con Sangüer al frente, lanzan en Egipto el primer misil de este milenario país. La situación de la zona era entonces de conflicto latente con los israelíes.

    El 17 de noviembre tiene lugar el primer lanzamiento con éxito en un silo del área del Atlántico del misil Minuteman. El mismo vuelo 4.800 Km sobre tal océano.

    Por entonces, se anunciaba el encargo de construcción de 20 cohetes Saturn 1.

    El 18 de noviembre falla otro intento americano de llegar a la Luna al quedar la sonda Ranger 2 solo en órbita terrestre.

    Por este tiempo se rumoreaba que la URSS pretendía lanzar un hombre a la Luna en el año siguiente y que los soviéticos disponían de misiles de alcance intercontinental con cabezas atómicas de 100 megatones. En este año, el Presidente Kennedy tiene una entrevista con Kruschev en Viena y tratan sobre la prohibición de pruebas nucleares y limitación de armamento, pero no hay acuerdo alguno.

    El 21 de noviembre se lanzaba en Cabo Cañaveral un Titan, el primero disparado por personal militar.

    El 22 de noviembre la USAF lanzaba el primer satélite secreto con un Atlas Agena desde Point Arguello. Ni se anunció la operación, ni se dio a conocer detalle del satélite.

    Por entonces la Oficina Meteorológica americana y la NASA abrían en Washington un centro internacional de satélites meteorológicos al que se sumaron de inmediato representantes de 27 naciones.

    El 28 de noviembre la NASA elegía a la North American Aviation para la construcción de la nave Apollo. Unos 200 especialistas de la Agencia y del DOD revisan el proyecto.

    El contrato es de 6.000 millones de dólares y sería la primera empresa en cuanto al volumen económico. Pero la NAA había sido escogida entre 12 grandes empresas del país, si bien todas ellas al final acabaron con contratos menores. Cuando en 1967 murieron quemados en una cápsula Apollo tres astronautas se supo que en realidad inicialmente se había adjudicado el contrato principal a la empresa Martin Marietta, pero se dijo que tenía un “error de valoración” y se le dio entonces a la NAA que además ofrecía un precio menor. Se dice que la decisión fue del Administrador de la NASA, Webb, contra el parecer de la Junta de Evaluación que estudiara las propuestas; se mencionó la influencia de Kerr, Presidente del Comité Espacial del Senado, y se citaron los beneficios repercutidos en los bolsillos de algunos senadores y/o sus amigos. A Bob Kerr le sucedería luego Bobby Baker que también tenía más o menos intereses en los contratos de la NASA. NAA, Kerr, Webb y otros hombres se beneficiaron particularmente. Más tarde se descubriría a estos hombres y se hizo público, pero no pasó nada más.

    El 29 de noviembre es lanzada una cápsula Mercury con un Atlas y en la misma va un chimpancé. La misma fue recuperada tras dar dos órbitas. A la vez, se nombraba a J. Glenn como tripulante del vuelo orbital Mercury previsto para las siguientes semanas y luego retrasado en 3 meses por problemas técnicos.

    Por entonces, el soviético Gagarin visita la India y anuncia que el vuelo tripulado a la Luna no estaba lejos. Una semana más tarde, la CIA americana creía que la URSS estaba en condiciones de lanzar un hombre a la Luna en dos meses.

    El 30 de noviembre es probado el 7 misil Pershing en Cabo Cañaveral con éxito.

    El 2 de diciembre, tras la destrucción en un incendio de las instalaciones canadienses de Fort Churchill, se lanzan en Wallops Island 12 cohetes sonda Black Brant en colaboración con Canadá; las misiones fueron investigaciones sobre la alta atmósfera. Posteriormente se repitieron otros lanzamientos de este modelo.

    El 4 de diciembre la USAF lanzaba un Blue Scout en Point Arguello que voló a 44.160 Km de altura sobre el Polo Sur en vuelo suborbital para medir la radiación y protones solares en aquella área del espacio.

    El 6 de diciembre, se disparaba un misil Júpiter con asistencia e intervención de personal italiano de su Fuerza Aérea, dentro de un programa de colaboración.

    El 7 de diciembre los americanos anunciaban el proyecto de una nave espacial para dos personas, en lo que sería el proyecto Gemini para suceder al Mercury. El cohete elegido sería el Titan 2 y se pretendía ensayar técnicas de atraque orbital. La empresa principal elegida para construir la nave sería la McDonnell.

Paralelamente, los militares americanos proyectaron por entonces sobre la base del proyecto Gemini y para lanzar con un Titan 3 avanzado, aun no disponible, una gran nave o estación orbital para 9 tripulantes que hubiera podido tener unos 11,5 m de largo y 4,3 de diámetro; el peso hubiera sido de 15,6 Tm y el volumen habitable 18,7 m^3. Pero nunca llegaría a ser desarrollada.

    El mismo día se lanzaba un misil intercontinental Atlas por parte de los militares en la base Vandenberg.

    En la misma fecha, americanos y soviéticos discutían en la ONU acerca del uso pacífico del espacio. El siguiente día 11 el Comité Político de tal organismo aprobó una resolución por la que se convocaba el Comité de Usos Pacíficos del Espacio Exterior para el 31 de marzo de 1962 para discutir el tema.

    También entonces se completaban las pruebas del motor Kiwi B-1A, de propulsión nuclear, en Los Álamos, Nevada.

    El 11 de diciembre, los soviéticos lanzan un cohete tipo Vostok para su programa Zenit un satélite de reconocimiento de un peso de 4,6 Tm, pero falla y no llegaría a la órbita. Es el primer intento de lanzamiento de un ingenio tal.

    El 13 de diciembre, el administrador de la NASA, J. Webb informaba de los detalles de los planes de vuelo Mercury previstos para el siguiente año y también acerca de otros propósitos de sondas planetarias, satélites y cohetes sonda de investigación.

    El 18 de diciembre la USAF lanza un Minuteman que vuela con éxito 5.760 Km sobre el Atlántico.

    El 19 de diciembre en Francia se crea el CNES, Centro Nacional de Estudios Espaciales, es decir, su agencia espacial.

    El 20 de diciembre la Fuerza Aérea Americana lanza en Cabo Cañaveral un Atlas con un mono en la cápsula que vuela 8.000 Km de distancia y 960 Km de altura con fines de investigación biomédica.

    Al mismo tiempo, la NASA comunica que contrataba a la empresa Douglas Aircraft para la construcción de la fase S-IVB, tercera del Saturn 5.

    El 21 de diciembre el Ejército americano prueba un misil antibalístico Nike Zeus que intercepta un Nike Hércules sobre White Sands. Otros Nike también se lanzaron en otros lugares por entonces.

    El 26 de diciembre son anuladas las misiones previstas de vuelos suborbitales del proyecto Dyna Soar bajo la necesidad de acortar la realización del programa, y 2 días más tarde se anunciaba la previsión de utilizar el cohete Titan 3C en los lanzamientos de este ingenio en misiones orbitales.

    Dados los cada vez más frecuentes pruebas y lanzamientos de misiles de ensayo ya solo se indicarán los más señalados a partir de aquí.

    Además, en 1961 la URSS detonaba la bomba más potente hasta entonces de todas de la historia: 58 megatones.


1962.      El año de...                                                                                                  

  • Conferencia de Desarme en Ginebra.

  • Independencia de Argelia.

  • Breve invasión china de la India.

  • Suicidio de Marilyn Monroe.

  • Concilio Vaticano II.


    En enero, los soviéticos están metidos de lleno en el desarrollo de sondas y operaciones para misiones lunares, algunas con la vista puesta en vuelos tripulados.

    El 11 de enero el Presidente americano emite un informe para el Congreso sobre los proyectos de satélites de telecomunicaciones, dentro de un programa a escala internacional que fuera de interés público y compatible con su política exterior. El 7 de febrero siguiente el informe es hecho llegar al Congreso.

    El 26 de enero los americanos lanzar el Ranger 3 con destino a la Luna y vuelven a fracasar.

    El 20 de febrero tiene lugar el vuelo de John Glenn. Es el primero orbital de Norteamérica, aunque solo da 3 vueltas al planeta, pero la repercusión en el bajo ánimo estadounidense es enorme. Glenn es paseado en una comitiva de 22 automóviles por New York entre gritos como en su día ocurriera con Teddy Roosevelt, o el general Douglas McArthur, o el aviador Lindberg; una multitud que le estuvo esperando bajo un frío viento en Broadway le arrojó 2 Tm de confetis. Y precisamente Kennedy prohibiría sigilosamente que el astronauta, ya símbolo viviente de los Estados Unidos, volviera al espacio... por si le pasaba algo y la imagen del héroe se perdía.

    La NASA y los soviéticos firmaron por entonces un acuerdo en materia de satélites meteorológicos y de investigación del campo magnético terrestre, así como para el proyecto Echo 2 de comunicaciones.

    El 1 de marzo los americanos inician el programa Reentry con lanzamientos de cohetes Scout en Wallops Island para vuelos suborbitales. Los 2 vuelos siguientes fallan el 31 de agosto siguiente y el 20 de julio de 1963. Luego se harían otros 3 disparos con mejor suerte (Reentry 4A, 4B y 5, respectivamente efectuados el 18 de agosto de 1964, 9 de febrero de 1966 y 27 de abril de 1968).

    El 7 de marzo los americanos lanzan al satélite astronómico OSO-1 que se convierte en el primer observatorio espacial solar.

    En la misma fecha el Presidente Kennedy proponía en una carta a los soviéticos la cooperación internacional en materia de satélites meteorológicos. El día 20 siguiente insistiría en su propuesta tras recibir de Kruschev la indicación de hallar “puntos de interés común”.

    El 16 de marzo Kruschev dio a conocer que la URSS disponía de cohetes de largo alcance para llegar a cualquier punto del planeta en cualquier dirección, lo que se podía de manifiesto que tenían misiles de cerca de los 30.000 Km de alcance.

    En el mismo 16 de marzo los soviéticos lanzan al Cosmos 1, el primer satélite de la más larga serie espacial de la historia. El programa Cosmos no es un programa como el resto, sino que en el mismo se englobarían todo tipo de ingenios espaciales no tripulados, de comunicaciones, navegación, meteorológicos, científicos, etc., pero sobre todo militares y tecnológicos secretos. Casi todos los satélites militares de la URSS se incluyeron en la serie Cosmos, así como también casi todos los fracasados de diversos órdenes, incluidas las sondas lunares e interplanetarias.

    El 21 de marzo los chinos fracasaban con el primer intento de lanzamiento de un misil nacional de alcance intermedio.

    El 23 de marzo el Presidente Kennedy visitaba la segunda base de lanzamiento de cohetes en importancia del país, la californiana de Vandenberg.

    El 12 de abril los soviéticos advertían de sus intenciones de ir a la Luna, si bien no especificaron sus planes concretos. Más tarde lo negarían.

    El 16 de abril el gobierno soviético aprobaba el proyecto del misil R-36, o SS-9 Scrag, esperando disponer del mismo para el otoño del 1964.

    El 23 de abril un nuevo intento americano de llegar a la Luna con el Ranger 4 fracasa, pero logran el primer impacto selenita norteamericano.

    El 25 de abril se realiza en Cabo Cañaveral la segunda prueba con un Saturno para el programa Apollo. Es un disparo suborbital.

    El 26 de abril es lanzado en Cabo Cañaveral el satélite Ariel 1, que se convierte en el primero internacional con la colaboración británico-americana.

    El 24 de mayo tiene lugar el segundo vuelo tripulado orbital americano, el de la cápsula Aurora 7, y es un éxito.

        También en mayo de este año tiene lugar la primera proyección de un rayo láser hacia la Luna, sobre el cráter Albategnius, en un experimento de medición de la distancia del MIT.

El 14 de junio se crea la Organización Europea de Investigación Espacial.

El 9 de julio los americanos lanzaban un misil con una cabeza nuclear que explotó a 320 Km de altura, en el espacio, dando lugar a un cinturón de radiación temporal, de unos días, sobre el planeta. El pulso electromagnético generado hizo estragos en los aparatos eléctricos sobre Hawai con apagones y otros efectos.

El 10 de julio es lanzado el satélite americano TELSTAR 1, primero comercial de comunicaciones con Europa.

El 11 de julio se aprobaba el plan de vuelo lunar Apollo, eligiendo el encuentro orbital sobre la Luna, luego de muchos meses de estudio y discusión, frente a otras opciones.

El 22 de julio se lanzaba la sonda americana Mariner 1 en dirección a Venus. Fue un lanzamiento fallido.

El 23 de julio tiene lugar la primera transmisión de TV en directo al público en general entre los Estados Unidos y Europa. Los americanos pudieron ver al Big Ben londinense en directo y los europeos imágenes de un partido de béisbol americano celebrado en Chicago, entre otras cosas. Ello era posible gracias al satélite citado TELSTAR.

El 1 de agosto se lanzaba en Vandenberg el primer Atlas F.

El 11 y 12 de agosto, los soviéticos lanzan dos naves tripuladas Vostok (las 3 y 4) y es la primera vez que se produce en el espacio con éxito una reunión de dos vehículos tales (sin ensamblaje, naturalmente).

El siguiente día 21 los dos cosmonautas de tales naves eran presentados ante la prensa y condecorados en Moscú.

El 25 de agosto los soviéticos añaden a sus fracasos planetarios otro intento de lanzamiento hacia Venus.

El 27 de agosto los americanos disparaban el Mariner 2, sonda que logra el primer sobrevuelo americano de Venus. Fue un éxito en una época de fáciles fracasos.

El 1 y el 12 de septiembre de nuevo los soviéticos lanzan más Sputniks, que son Venera en dirección a Venus. Fue otros dos fracasos.

El 11 de septiembre, Kennedy visitaba Huntsville, entrevistándose con Von Braun que le explicó las ventajas del plan de vuelo lunar Apollo y de su cohete Saturn 5 delante también de periodistas, del ministro británico de Defensa, y de Jerome Wiesner, el consejero científico del Presidente que había discrepado con la NASA y que tuvo la osadía de discutir entonces a voces con el alemán, en un improvisado y acalorado debate que cortó el propio.

El 19 de septiembre la USAF anunciaba la selección de 6 pilotos para su proyecto Dyna Soar.

        El 25 de septiembre los soviéticos iniciaban la planificación de una estación orbital militar para 6 personas de 25 m de larga y unos 6 de diámetro, con un peso total de 75 Tm, un volumen habitable de 510 m^3 y dotada de 6 paneles solares. Se pensaba poner en servicio en 1965 pero nunca sería desarrollada. Años después, hacia 1969, el proyecto se volvió a estudiar y poner sobre la mesa pero tampoco entonces saldría adelante. Como consecuencia de las aspiraciones soviéticas, Korolev recibió entonces el encargo de acelerar la puesta a punto del lanzador N-1, que aquél pensaba para ir a la Luna, para satelizar cargas de 75 Tm.

    El 28 de septiembre los americanos lanzan en Vandenberg el satélite Alouette 1, el primero del Canadá.

    El 3 de octubre los americanos lanzan con éxito la nave tripulada Sigma 7 Mercury con Schirra a bordo.

    El 15 de octubre la CIA norteamericana fotografía con un avión espía U2 sobre el lugar cubano occidental de San Diego de los Baños (22,4º Norte 83,17º Oeste) la actividad soviético-cubana para el establecimiento de una base de misiles de medio alcance SS-4 Sandal o R-12, suficiente para llegar con sus 2.500 Km a gran parte de los Estados Unidos.

    Este hecho producirá la llamada “crisis de los misiles cubanos” que puso a los Estados Unidos y la URSS al borde de una guerra. El Estado Mayor quería incluso invadir Cuba, opción que se contempló incluso después, al parecer hasta 1983. Pero el entonces presidente Kennedy exigió con su famoso bloqueo naval, anunciado el día 22 siguiente, la retirada inmediata de los misiles y su fuerte apuesta la ganó tras una peligrosa tensión el siguiente día 28; los soviéticos obtenían a cambio la promesa norteamericana de no invadir por el momento Cuba. Los soviéticos negaron sistemáticamente la existencia de los misiles hasta que los americanos decidieron exhibir las fotografías obtenidas, que resultaron ser fundamentales en el caso. Los americanos, además de los misiles, exigieron también la retirada de cualquier otra arma ofensiva. El total de misiles –dato sabido en 1990- fue de 42 Sandal; había además un apoyo complementario de 43.000 soldados soviéticos.

    El 18 de octubre los americanos lanzan hacia la Luna al Ranger 5, que falla y se va hacia una órbita solar.

    El 24 de octubre la NASA informó al asesor científico del Presidente Kennedy que, salvo opinión contraria, el plan de vuelo lunar trazado iría adelante. Los problemas del presidente con el tema de Cuba y los soviéticos hicieron que tácitamente el plan ya decidido por la NASA fuera confirmado.

    En la misma jornada los soviéticos prueban suerte con el disparo a Marte pero también fallan, pero el 1 de noviembre siguiente logran sacar con éxito en dirección al citado planeta la sonda Mars 1, si bien luego se perdió el contacto con la misma. Otra nave más lanzada el día 4 siguiente también hacia Marte fracasó en la órbita terrestre.

    El 7 de noviembre la empresa Grumman era elegida para construir el módulo lunar Apollo.

    El 16 de noviembre tiene lugar la tercera prueba con un Saturn para el programa Apollo.

    El 13 de diciembre los americanos lanzan al satélite RELAY 1, para pruebas tecnológicas de comunicaciones.

    El 14 de diciembre la sonda americana Mariner 2 sobrevuela Venus y obtiene las primeras imágenes y datos sobre el planeta desde cerca.

    El 18 de diciembre es disparado con gran secreto con un Atlas el SCORE que llevaba un mensaje del Presidente Eisenhower.

1963.     El año de...

  • Derrumbe de un colegio en Sevilla y mueren 29 niños.

  • Se funda la Organización de Estados Africanos.

  • Muere el Papa Juan XXIII y llega Pablo VI.

  • Asesinato del Presidente americano Kennedy.


    El 4 de enero los soviéticos disparaban el ingenio Sputnik 25 en dirección a la Luna. Fue otro fracaso.

   El 31 de enero nace la AIAA, el Instituto Americano de Aeronáutica y Astronáutica, por fusión de la ARS, Sociedad Americana de Cohetes, y el Instituto de Ciencias Aeroespaciales. Tendrá su sede en Reston, Virginia. Será el organismo que luego represente a los Estados Unidos en la Federación Astronáutica Internacional y llegará a tener en su momento cerca de los 39.000 socios, muchos extranjeros y otros empresas del sector aeroespacial.

    El 2 de febrero la URSS vuelve a fracasar en su intento de lanzamiento lunar.

    El 14 de febrero los americanos lanzan en Cabo Cañaveral al satélite de comunicaciones SYNCOM 1.

    El 10 de marzo los soviéticos aprobaban el plan L-1 de Korolev para la conquista lunar, plan consistente en lanzar varias naves que debían unirse en órbita. Sin embargo, su desarrollo no encontraría más tarde la respuesta financiera necesaria y al final no saldría adelante.

    El 21 de marzo se lanza en Baikonur un cohete R-12 para la prueba de un prototipo de avión espacial del proyecto de Chelomei que venía a ser el sistema parecido al Dyna Soar americano. La carga llega a unos 400 Km de altitud y 14.400 Km/h para luego caer volando sobre 1.900 Km. No se harían más pruebas con el mismo.

    El 2 de abril los soviéticos tienen un nuevo fracaso en otro intento de disparo lunar.

    El 15 de mayo tiene lugar el disparo de la cápsula Faith 7 americana, un vuelo orbital tripulado con éxito.

    El 22 de mayo se crea la Conferencia Europea de Telecomunicaciones por Satélite para el desarrollo de este tipo de satélites y sus aspectos jurídicos, económicos, etc.

    El 28 de mayo se realiza la cuarta prueba Apollo con un disparo de un Saturn en vuelo suborbital.

    El 14 y 15 de junio los soviéticos lanzan dos nuevas naves tripuladas Vostok, la 5 y 6. Una de ellas lleva la primera mujer al espacio, Valentina Terechkova, una heroína en este campo por mucho tiempo (hasta los años 80) y los americanos ven de nuevo como los soviéticos pisaban el espacio con firmeza cuando ellos ni siquiera tenían ninguna mujer en su plantilla de astronautas. También se realiza un intento de reunión de las naves en órbita.

    El 25 de junio el Presidente Kennedy visita Europa y ofrece garantías de su país para la defensa de Europa ante el poder soviético.

    A mediados de este año, el astrónomo británico Bernard Lovell, que colaboraba con investigaciones con radiotelescopio, visita la URSS y se entrevista con el mítico presidente de la Academia de Ciencias, M. Keldysh, y otros hombres del programa espacial soviético que le explicaron que la URSS no tenía intenciones de llevar al hombre a la Luna. Los que lo creyeron en occidente se sorprendieron, pero naturalmente la cautela soviética ante la probable pérdida de tal carrera con los americanos no les dejaba decir otra cosa. Evidentemente mentían y sus mayores fracasos aun no habían empezado a llegar.

        El 22 de agosto el avión cohete X-15 pilotado por Joseph A. Walker llega a una altura récord de casi 108 Km.

        En septiembre se realiza en Baikonur el primer disparo del misil soviético R-36, o SS-9 Scrag, pero el mismo es un fracaso total que hizo proponer varias modificaciones en el cohete. La comisión estatal de observación se decepcionó hasta el punto de considerar temporalmente la cancelación del proyecto. Por entonces, los mismos, inician la construcción del complejo de lanzamiento del cohete lunar N-1.

El 18 de septiembre se probaba en vuelo suborbital con un lanzamiento Thor la carga ASSET 1, modelo a escala del Dyna Soar/X-20, para el proyecto de vuelos tripulados de la USAF.

El 17 de octubre los militares americanos ponen en órbita dos satélites VELA para la detección de pruebas nucleares, los primeros de tal tipo.

        El 26 de octubre, el líder soviético Nikita Kruschev aseguraba que la URSS no planeaba viajes lunares y que la Tierra les interesaba más. Naturalmente mentía pero, hasta no finalizada la dictadura soviética en 1990 no se sabría la verdad. Los americanos les habían propuesto un mes atrás un vuelo espacial conjunto, probablemente más cara a la galería que pensando en que los “comunistas” iban a aceptar la propuesta. Pero he aquí que el líder comunista semanas más tarde lo aceptaría, pensando que se podrían así aprovechar verdaderamente de tecnología americana. Pero la muerte de Kennedy al poco y la propia destitución del Kruschev un año más tarde llevaron tal opción a la vía muerta.

      El 1 de noviembre los soviéticos lanzan en Baikonur al satélite Polyot 1, para pruebas antisatélite.

    El 4 de noviembre comenzaban con un lanzamiento Atlas D en Vandenberg las pruebas del programa ABRES, sistema de reentrada balística avanzada americana. Los ensayos finalizarían el 12 de octubre de 1974.

    El 11 de noviembre los soviéticos disparan el Cosmos 21 que fracasa y el que se supone debió ir en dirección a Marte. Es posible también que semanas antes se repitiera el intento hacia igual destino y con igual suerte.

    El 12 de noviembre el Presidente Kennedy firma el Memorandum 271 sobre cooperación con la URSS en material espacial y entre otras cosas propone una misión conjunta a la Luna. No se sabe con exactitud la verdadera intención de la propuesta en este aspecto. La misma nunca fue desarrollada, pero resulta muy dudoso que los soviéticos hubieran aceptado, al menos en esta época.

   El 16 de noviembre Kennedy visitaba las obras del Merrit Island y Cabo Cañaveral en preparación del proyecto Apollo. Era la tercera visita en menos de dos años. Presenció también un lanzamiento Polaris. Sería la última visita del Presidente al puerto lunar de Florida que él había impulsado y que sería bautizado pronto con su nombre. Una semana más tarde moría tiroteado en Dallas, conmocionando a la nación americana. Kennedy no podría ya ver el cumplimiento en 1969 de su promesa del vuelo del hombre a la Luna pero su desafío permaneció y ha quedado grabado en las páginas de la historia del hombre como uno de los más significativos de la misma. Lo sucedió el vicepresidente Lyndon B. Johnson, que era el Presidente del Comité del Espacio, y el mismo hizo una política continuista por lo que el objetivo de Kennedy permaneció inalterable. De hecho, Johnson, entusiasta de la aventura sideral, fue uno de los hilos, oscuros en un segundo plano, que habían movido a Kennedy en la política espacial.

    A fines de este año, para los americanos y su programa lunar todo eran dudas. La propuesta de reducción del presupuesto fue derrotada en el Congreso por 192 votos a favor y 145 en contra. En el Senado, la diferencia de votos fue de solo 7. Y eso que aun se pensaba que los soviéticos iban a ir también a la Luna. En septiembre anterior hubo un intento americano de apelar a la colaboración con los soviéticos. Así, entre otras cosas, no habría una costosa carrera lunar. La posibilidad de vuelos internacionales a la Luna fue pensada ya desde un principio, pero nadie con fuerza impulsó la idea. Había demasiadas responsabilidades, demasiadas fuerzas dispares en el planeta para ello.

     Por entonces los americanos empezaron a preguntarse si valía la pena ir a la Luna al precio de vencer a los “comunistas”. Algunos sacaron a relucir que la nación no había sido consultada sobre ello y los científicos tampoco. Solo los técnicos dijeron que era posible. Pero el proyecto había dado confianza a unos y otros. En el verano de este año se instó a los científicos a expresar su opinión sobre Apollo ante el Comité Espacial del Senado. Pero resultó que los consultados eran beneficiarios en su mayoría indirectamente del presupuesto Apollo. Hubo una encuesta, en cambio, de la revista Science cuyos resultados entre científicos fueron totalmente opuestos. Venían a decir que no creían que Apollo contribuyera a la ciencia y menos con aquel coste.

El 10 de diciembre el entonces Secretario de Estado americano McNamara anunciaba la cancelación del proyecto de estación orbital de la USAF MOL/Dyna Soar. Resultaba complejo, caro y menos capaz en transporte de carga útil que las cápsulas. Pero el Dyna Soar seguiría sus pruebas.

    Además, en 1963 la American Interplanetary Society se funde con el Institute of Aerospace Sciences para dar lugar a la American Institute of Aeronautics and Astronautics; fija su sede en New York.

    Otro hecho importante del año es que soviéticos y americanos llegaban a un acuerdo sobre limitación de pruebas nucleares, comprometiéndose a no realizar más en la superficie de la Tierra ni en el espacio exterior. Francia y China no harían caso a tal acuerdo.


1964   El año de...

  • Se inaugura la presa de Asuan.

  • Mueren 320 personas en un campo de fútbol en Lima.

  • Se crea la Organización para la Liberación de Palestina.

  • Primera explosión atómica de China.

  • Incidente en Tonkin entre americanos y Vietnam.

  • Depuesto Nikita Kruschev, asume el poder soviético L. Brezhnev.


    El 29 de enero se firman un acuerdo entre España y Estados Unidos para la cooperación espacial que tendrá continuidad en otro el 11 de octubre del siguiente año. Sobre los mismos serían construidos los complejos de Cebreros, Fresnedillas y Robledo de Chavela, disponiendo aquí de una de las 3 mayores antenas parabólicas del mundo que serían utilizadas en los futuros vuelos Apollo y sondas planetarias.

    En la misma fecha es lanzado con éxito el primer Saturn 5 lunar de los americanos.

    El 30 de enero los americanos disparaban una nueva sonda lunar, la Ranger 6, que fracasa e impacta en la Luna.

    El 10 de febrero tiene lugar la primera prueba Athena en White Sands con un cohete en lanzamiento suborbital que llegó a los 780 Km de altitud para luego realizar la reentrada en simulación de una de un misil en ataque. El modelo ensayado era de 16 m de altura y 7,26 Tm de peso.

    El 19 de febrero y el siguiente 1 de marzo, los soviéticos prueban suerte con dos disparos de sondas hacia Venus, pero en ambos casos fracasan.

    También el 29 de febrero se crea el CECLES/ELDO en Europa que tendría por finalidad la creación de los cohetes del mismo nombre, que sin embargo fracasarían pero darían lugar a la serie Ariane una década después.

    El 20 de marzo se crea la Conferencia Europea de Investigaciones Espaciales, CERS.

    El 21 de marzo es disparado por la URSS un nuevo ingenio lunar que fracasa.

    El 24 de marzo, en la URSS Korolev enseñaba su cohete lunar N-1 a Kruschev y un plan de vuelo llamado L-3.

    En la misma fecha, los americanos probaban en vuelo suborbital un modelo a escala del cancelado Dyna Soar para probar el escudo protector. Es el ensayo ASSET 2.

    El 27 de marzo los soviéticos disparan el Cosmos 27 en dirección a Venus, pero es un fracaso.

    El 2 de abril la URSS lanza, fracasando de nuevo, un ingenio hacia Venus; se trata de la sonda Zond 1.

    El 8 de abril los americanos lanzaban un Titan 1 en una prueba no tripulada para el programa Gemini.

    El 14 de abril los franceses deciden construir en la Guayana lo que luego sería la base de lanzamientos de Kourou, dado que su antigua base africana de Hammaguir tenían que abandonarla tras la independencia de Argelia.

    El 20 de abril un nuevo intento de lanzamiento lunar soviético concluye en fracaso.

    El 28 de mayo los americanos realizan otro lanzamiento orbital no tripulado para el programa Apollo.

    El 4 de junio la URSS dispara una nueva Zond hacia la Luna y vuelve a fracasar.

    El 29 de junio China logra un éxito en la prueba de un cohete de alcance medio.

    El 28 de julio los americanos disparan la sonda Ranger 7 hacia la Luna. Esta vez el ingenio cumple con las expectativas y logra las primeras imágenes desde cerca del suelo selenita.

    El 3 de agosto el comité de los soviets aprobaba el plan de vuelos lunares tripulados de Korolev con el cohete N-1, en vista de que el correspondiente proyecto americano iba en serio. En realidad llegaban tarde, si bien el desarrollo del lanzador y la nave ya estaban en marcha. También autorizaban más vuelos selenitas de sondas automáticas de proyecto Luna.

    También, a la vez, al proyecto de nave lunar LK-1 de Chelomei se le daba vía libre. La URSS pues estaba trazando un plan de vuelos lunares tripulados dobles, pues el cohete pensado por Chelomei era un UR-500K y no el N-1. Pero el retraso en la definición del primero daría en 1966 ventaja al único desarrollo del segundo y la suspensión del proyecto del otro por falta de presupuesto para el mismo. Entonces los soviéticos pensaron que podían hacer realidad tales vuelos en 1967 o 1968, adelantándose a los Apollo americanos.

    El 20 de agosto se crea la INTELSAT, consorcio de países para las comunicaciones por satélite.

    El 28 de agosto los americanos lanzan al satélite meteorológico NIMBUS 1 que aunque dejó pronto de funcionar envió miles de fotografías de nubes e identificó varios huracanes y tifones.

    El 5 de septiembre los americanos lanzan al satélite de estudios geofísicos OGO 1 en Cabo Cañaveral.

    El 12 de septiembre, los chinos, tras cancelar su proyecto de misil intermedio, redefinen el mismo.

    El 18 de septiembre tiene lugar otro disparo no tripulado hacia una órbita para el programa lunar Apollo.

    El 10 de octubre se inician los Juegos Olímpicos en Tokio y se produce el entonces novedoso envío de imágenes a los Estados Unidos por satélite.

    El 12 de octubre la URSS lanza la nave tripulada Voskhod 1, la primera que lleva 3 cosmonautas, y así establecen los soviéticos otro récord espacial.

    El 14 de octubre el mandatario soviético Nikita Kruschev es destituido por el pleno del Comité Central del PCUS, acusado de fanfarronería y falta de sentido común. Es sustituido por Leonid Brezhnev y ello significa cambios en la política espacial de la URSS, sobre todo teniendo encuentra la acción directa que Kruschev había venido ejerciendo sobre los principales ingenieros (Korolev, Chelomei, etc.). Algunos proyectos, como el de una gran estación espacial o un avión cósmico, son cancelados. A la vez, el técnico Chelomei perdió su influencia. Pero Korolev consiguió continuar con el proyecto lunar.

    Del 16 de octubre, ante la sorpresa general, China hace explotar su primera bomba atómica, de 20 kilotones, y lanza un misil posible portador futuro para la citada carga.

    A finales de octubre los soviéticos paralizan el proyecto de cohete UR-700 previsto para su programa lunar tripulado, si bien la cancelación final no llegó realmente hasta finales de 1970.

    El 31 de octubre un aspirante a astronauta americano, Theodore Freeman, muere en el curso de un entrenamiento en un accidente de avión al que se le metió en la turbina una oca polar.

    El 4 de noviembre, Occidente puede ver en el desfile de la Plaza Roja moscovita nuevos misiles soviéticos como el Galosh. Ya en mayo anterior en otro desfile había podido ser visto el Ganef, otro misil antiaéreo similar.

    El 5 de noviembre los americanos lanzan la sonda Mariner 3 en dirección a Marte. Es un fracaso, pero el día 28 siguiente disparan la Mariner 4 que sobrevuela con éxito Marte, obteniendo meses más tarde las primeras fotografías espaciales del planeta, que lo muestran craterizado y carente de vida.

    El 30 de noviembre los soviéticos lanzaban la sonda Zond 2 con rumbo a Marte, pero fallaría el 17 de febrero siguiente, cesando de emitir.

    El 15 de diciembre era disparado por los americanos en Wallops Island el primer satélite italiano, el San Marco 1.

    El 25 de diciembre los soviéticos definitivamente aprueban en secreto su programa lunar con el cohete N-1, que sin embargo debía ser mejorado para aumentar su capacidad de satelización en un 50 % para cubrir el objetivo selenita; incluso posteriormente se quiso subir su capacidad de satelización hasta casi el 100 % de previsto inicialmente, es decir, hasta 98 Tm en total. El retraso respecto a los americanos no engañó al constructor Korolev y meses después, sobre todo tras el primer fracaso del lanzamiento del N-1, se convenció de que no llegarían a la Luna antes que los americanos. El estamento militar soviético recelaba del enorme gasto del gigantesco N-1 que se hacía a costa de sus misiles.

    En este año se celebró en el Observatorio Astrofísico soviético de Biucarán la primera conferencia histórica sobre comunicaciones con seres inteligentes de otros sistemas solares.


1965. El año de...

  • Es nuevo Presidente americano Lyndon B. Johnson.

  • Fallece Sir Winston Churchill.

  • Escalada americana en la Guerra de Vietnam.

  • Golpe de estado en el Congo.

  • Tratado de Fusión europeo.

  • Se acaba el túnel de Mont Blanc de 11,6 Km de largo.

  • Primer hovercraft europeo.

  • Descubrimiento del fondo cósmico de microondas.


    A principios de año los soviéticos preparan su proyecto militar espacial tripulado Almaz.

    El 19 de enero los americanos disparan el Gemini Titan 2, un ensayo previo no tripulado para el programa Gemini de vuelos tripulados.

    El 10 de febrero los soviéticos aprueban su plan de aterrizaje tripulado lunar. Entonces prevén la prueba del primero cohete lunar, el N-1, para el siguiente año 1966.

    El 17 de febrero los americanos repiten el éxito del Ranger 7 con el Ranger 8, obteniendo luego de otra zona selenita imágenes de cerca del suelo.

    El 5 de marzo de 1965 tiene lugar en la base de Vandenberg el último lanzamiento del modelo de misil Titan 1.

    El 12 de marzo los soviéticos disparan el Cosmos 60 en dirección a la Luna, pero fracasa.

    El 18 de marzo los soviéticos lanzar al Voskhod 2, la primera nave tripulada por dos cosmonautas de la historia. En el vuelo se realiza también el primer paseo espacial de la historia. Leonov sale de su cápsula en el cosmos y con ello los soviéticos vuelven a marcar una diferencia en el espacio por delante de los americanos.

    El 21 de marzo los americanos lanzan el Ranger 9, con el que obtienen un nuevo éxito en la toma de fotografías de suelo lunar desde cerca.

    El 23 de marzo los americanos disparan la primera nave tripulada Gemini, que lleva 2 astronautas y es una misión con éxito.

    El 6 de abril se dispara en Cabo Cañaveral el primer satélite comercial de comunicaciones, el INTELSAT 1F1, también llamado Early Bird.

    El 10 de abril los soviéticos disparan fallidamente otra sonda lunar.

    El 23 de abril los soviéticos lanzan con éxito al primer satélite de comunicaciones Molniya.

    También en abril, los soviéticos exhiben por vez primera en Moscú su cápsula Vostok, la del primer cosmonauta. El cohete del mismo nombre sería enseñado por vez primera a Occidente en Paris en 1967, cuando ya dejó de ser un impulsor de vanguardia.

    El 9 de mayo la URSS lanza al Luna 5, que impacta, en fracaso, en el suelo selenita.

    En esta misma fecha, aniversario de la victoria soviética sobre la Alemania nazi, se celebra en la Plaza Roja de Moscú un desfile militar en el que son exhibidos misiles de largo alcance, capaces también de destruir satélites... o al menos eso creyeron los americanos. La realidad es que los misiles exhibidos eran solo ¡carcasas con lastre! Esto se supo mucho más tarde, en noviembre de 1998 (semanario soviético Blast), tras la desaparición de la URSS. La verdad es que el misil se estaba desarrollando, pero el proyecto fue cancelado solo 2 años más tarde al fracasar sus pruebas. Su exhibición pues en el desfile solo tenía por misión impresionar a los americanos, cosa que los soviéticos lograron, haciéndoles creer que el nivel de fuerzas en este terreno era igual o superior al americano.

    Al siguiente día, 10 de mayo, los mandatarios soviéticos (a través del Ministerio de Construcción de Maquinaria General) aprobaban los aspectos concretos definitivos del plan de vuelo lunar de Korolev. Involucraban en la construcción de la nave L-3 a Yangel y quedaba a un lado Chelomei. Entonces las perspectivas en las que creían los soviéticos eran las de poder llevar a un hombre a la Luna hacia 1968.

    En junio los soviéticos inician su proyecto Spiral para una nave alada espacial tripulada; el proyecto en realidad no saldrá luego adelante.

    El 3 de junio los americanos lanzan al Gemini 4, misión de éxito en la que el astronauta White realiza el primer paseo espacial estadounidense. El balance de logros espaciales americanos comienza a equipararse al soviético.

    El 8 de junio los soviéticos disparan al Luna 6, cuyo destino selenita no se logra, y la sonda acaba en una órbita solar.

    Entre el 11 y el 20 de junio se celebra en Le Bourget, en Paris, el 26 Salón Internacional de la Aeronáutica y del Espacio. Allí se expone una maqueta de la nave soviética Vostok; la nave ya en abril anterior había sido expuesta en Moscú en la Exposición de Realizaciones de la Economía de al URSS. Occidente pudo al fin contemplar la primera nave de la historia espacial tripulada. Desde luego no se parecía a la Mercury americana, si es que alguien había pensado que la habían copiado. El interés de las gentes por verla fue enorme.

    El 14 de julio la sonda americana Mariner 4 sobrevuela Marte y envía las primeras históricas fotografías que muestran a un craterizado planeta y sin los esperados canales, un Marte distinto al esperado.

    El 16 de julio los soviéticos realizan el primer lanzamiento de un Proton en Baikonur, llevando un pesado satélite del mismo nombre de más de 12 Tm de peso.

    El 18 de julio la URSS dispara la sonda Zond 3 en dirección a la Luna, logrando el sobrevuelo de nuestro satélite natural.

    El 21 de agosto los americanos lanzan al Gemini 5, una misión orbital de larga duración (para la época) en la que se prueban las primeras pilas de combustible en el espacio.

    El 24 de agosto el gobierno soviético aprobaba el desarrollo del sistema misilístico de bombardeo orbital para lanzar con el R-36 (SS-9). Por entonces, también se pasaba la calificación del proyecto de Chelomei de la nave lunar LK-1 de suspendido a cancelado. Varios sistemas de una decena de naves en construcción sería destinadas a otros fines.

    El 4 de octubre la URSS lanza al Luna 7 que fracasa, impactando en la Luna.

    Los días 12 y 16 de noviembre, los soviéticos disparan dos sondas en dirección a Venus. La Venera 2 llegaría a sobrevolar el planeta y la Venera 3 consigue el primer impacto en el planeta de la mañana.

    El 23 y 26 de noviembre los soviéticos lanzar otras 2 sondas hacia Venus, el Cosmos 96 y una Venera, pero son ambas un fracaso.

    El 26 de noviembre Francia se convierte en el tercer país en satelizar una carga. Es el satélite Asterix A-1 y el lanzador un Diamant disparado en Argelia.

    El 28 de noviembre es disparado en Vandenberg el último Thor Agena luego de 7 años en servicio.

    El 3 de diciembre la URSS lanza la sonda Luna 8 que también fracasa, impactando en el suelo selenita.

    El 4 y 15 de diciembre los americanos lanzan respectivamente las naves tripuladas Gemini 7 y Gemini 6. Ambas ocasionan la primera cita orbital y una de ellas bate el récord de duración de un vuelo tripulado espacial.

    El 16 de diciembre los americanos lanzan la sonda Pioneer 6 con éxito hacia una órbita solar.

    En diciembre los soviéticos procedían a iniciar la fabricación en serie en Dnepropetrovsk del misil R-36 (SS-9). Además, los estadounidenses, a través de su servicio de inteligencia, sabían que la URSS disponía de al menos 66 misiles estratégicos SS-9 en silos subterráneos. El sistema de misil de bombardeo orbital soviético era una seria amenaza, si bien no estaba claro que su precisión fuera efectiva.

    Sin embargo, bajo un clima de recelo y temor, los americanos, en el mismo año, a través de la NASA, firman con la Academia de Ciencias soviética un acuerdo sobre medicina y biología espacial. Eran los esporádicos chispazos de colaboración que años más tarde conducirían al vuelo conjunto Apollo-Soyuz.

    Pero no por ello se dejó en lo más mínimo de producir armamento misilístico y varias pruebas del R-36 fueron detectadas por los servicios occidentales de inteligencia y creyeron ver en las mismas un sistema anti-satélite. El miedo americano, en plena guerra fría, observaba cualquier movimiento soviético al respecto. Se tenía presente que la URSS había probado recientemente un nuevo cohete pero que no tenía mayor tamaño o prestaciones que otros de los que ya disponía. Los americanos, recelosos no obstante, habían llegado a pensar que caso de que una escalada de nuevos cohetes, de más alcance y precisión, incluso podrían in-extremis poner a la NASA a disposición de los militares, como si no lo estuviera ya en lo fundamental.

    Otro hecho trascendente ocurrido en 1965 fue el hallazgo, por casualidad, de la radiación de fondo, que se considera como una de las pruebas de la existencia del Big Bang o inicio de nuestro Universo.

    También se produce la invitación de los soviéticos a los países de su entorno socialista para participar en su programa espacial civil. Se trataba de los países Bulgaria, Cuba, Checoslovaquia, Hungría, Mongolia, Polonia, Alemania Democrática y Rumania. Serían los prolegómenos del programa Intercosmos que comprendió las áreas de comunicaciones, biología, meteorología, medicina y astronomía.


1966.   El año de...

  • Cae un avión americano con bombas nucleares en Palomares.

  • Indira Gandhi llega a primera ministra de la India.

  • Revolución Cultura en China.

  • Francia sale de la OTAN.

  • Ley Orgánica del Estado en España.


    El 14 de enero moría el histórico y principal ingeniero soviético de su programa espacial, Serguei Korolev, hasta entonces desconocido para sus propios ciudadanos y el resto del mundo. Su desaparición coincide con el declive de los logros soviéticos en el cosmos y será una de las causas finales del fracaso del programa lunar.

    El 31 de enero la URSS lanza la sonda Luna 9 que más tarde llega a la Luna y realiza el primer alunizaje suave de la historia.

    El 26 de febrero los americanos lanzan Apollo 1, una astronave no tripulada con un cohete Saturn 1B, la versión menor del cohete Saturn 5 lunar.

    El 28 de febrero dos aspirantes americanos a astronautas, Basset y See, mueren en un accidente aéreo en un vuelo rutinario con un T-38.

    El 1 de marzo los soviéticos lanzaban al Cosmos 111 en dirección a la Luna, pero fracasó.

    El 16 de marzo los americanos lanzaban al Gemini 8 que realizó en órbita terrestre un ensamblaje con un satélite no tripulado, operación primera en su tipo, pero también tuvo problemas de estabilidad con la misma y retornó con urgencia a la Tierra.

    El 24 de marzo la URSS fracasaba en el lanzamiento del tercer Proton (UR-500).

    El 31 de marzo los soviéticos disparan la sonda Luna 10 que vuela con éxito a la Luna y se convierte en el primer satélite artificial de la misma.

    El 8 de abril los americanos lanzan en Cabo Cañaveral al satélite astronómico OAO 1.

    El 10 de abril, el cosmonauta soviético Leonov decía que la URSS estaba entrenando hombres para ir a la Luna. Justo 3 meses más tarde, Komarov, otro cosmonauta, lo ratifica. Era cierto y los americanos se lo creían. Estamos en tiempo de plena carrera lunar de las dos superpotencias.

    El 27 de abril los dirigentes soviéticos ratificaban legislativamente la cancelación del proyecto de vuelos tripulados lunares de Chelomei con su nave LK-1 y el cohete UR-500K.

    El 30 de abril la URSS fracasa en otro intento de disparo lunar.

    El 30 de mayo los americanos envían a la Luna su primera sonda de alunizaje, la Surveyor 1, que es un éxito. El envío de fotografías desde allá despierta admiración e inusitada expectación entre americanos y europeos, que reciben las mismas vía satélite Early Bird. Las imágenes mostraban una Luna “accesible”, sin los mares de polvo en otro tiempo anunciados, y los estériles y grises paisajes que luego los Apollo nos mostrarían con profusión.

    El 3 de junio los americanos lanzan una nueva nave tripulada con éxito. Se trata de la Gemini 9. Uno de sus dos astronautas realiza el segundo paseo espacial histórico americano.

    El 23 de junio la NASA lanza al satélite geodésico PAGEOS 1.

    El 25 de junio el Presidente francés De Gaulle se convierte en el primer occidental en visitar la Ciudad de las Estrellas soviética; también tendrá ocasión de ver el lanzamiento de dos cohetes de la URSS.

    El 1 de julio los americanos lanzan al ingenio Explorer 33 que falla al no lograr entrar en órbita sobre la Luna.

    El 5 de julio los americanos lanzan al Apollo 3 (no tripulado) con otro Saturn 1B.

    El 18 de julio los americanos disparan otra nave tripulada, la Gemini 10. La misma se acopla a un satélite y tiene lugar con el mismo la primera propulsión de dos naves unidas en órbita. También se realizan 2 paseos espaciales.

    El 2 de agosto la NASA dispara Apollo 2 con otro Saturn 1B, en otro vuelo de prueba no tripulado.

    El 10 de agosto es lanzado en Florida el ingenio Lunar Orbiter 1, que es enviado a una órbita sobre la Luna. Los Lunar Orbiter fotografiarían el suelo selenita como labor previa necesaria para los entonces futuros vuelos tripulados lunares Apollo. Otras sondas, como las Surveyor completaban la labor de comprobación básica del suelo lunar.

    El 17 de agosto los americanos lanzan al Pioneer 7, ingenio de investigación del Sol que queda en una órbita solar.

    El 24 de agosto la URSS dispara al Luna 11, sonda que fue satelizada con éxito en torno a la Luna.

    El 25 de agosto es lanzado Apollo 2, que tampoco va tripulado, con un Saturn 1B.

    El 12 de septiembre los americanos ponían en órbita la nave tripulada Gemini 11 que se uniría en el espacio con otra no tripulada y se realiza dos nuevos paseos espaciales.

    El 20 de septiembre se lanza la sonda Surveyor 2 con la intención de aterrizarla en la Luna. Pero esta vez los americanos no tienen suerte y la sonda impacta en el suelo selenita.

    El 26 de septiembre Japón falla en su intento de lanzamiento del Ohsumi 1 en Kagoshima.

    En octubre, probablemente como consecuencia de la muerte de Korolev, los soviéticos reestructuran a fondo su industria de cohetes y misiles y la antigua oficina OKB-586 (Oficina de Diseño Especial) fue renombrada Yuzhnoye y estuvo a cargo de la misma Yangel hasta su fallecimiento en 1971, siendo entonces sucedido por V. Utkin que la dirigió hasta 1991.

    El 22 de octubre los soviéticos lanzar la sonda Luna 12 con éxito que logra satelizarse en torno a la Luna.

    El 27 de octubre China lanza un misil de 600 Km de alcance con una carga atómica y la hace explotar, siendo así la primera nación en lograrlo por tal medio. El “tigre de papel” empezaba a demostrar que podía tener garras de acero.

    El 3 de noviembre tiene lugar un lanzamiento suborbital de un Titan 3C con una cápsula Gemini B no tripulada para el programa militar MOL americano, luego no desarrollado. Se probó con éxito el escudo térmico en la reentrada entre otras cosas y la cápsula fue recuperada a 9.000 Km de Cabo Cañaveral.

    El 6 de noviembre los americanos lanzan la sonda Lunar Orbiter 2 con éxito y se convierte en un satélite artificial de la Luna.

    El 11 de noviembre los americanos lanzan la nave tripulada Gemini 12, última del programa. En la misión se vuelve a realizar más paseos espaciales, tres, y cierra una puesta a punto en técnicas orbitales de los americanos como prolegómeno para abordar el programa Apollo.

    El 15 de noviembre finalizaba el último vuelo tripulado del programa americano Gemini. Las técnicas principales necesarias para llegar a la Luna, excepto el alunizaje mismo, habían sido ensayadas con éxito. El programa siguiente, el Apolo, estaba ya en marcha y se estaba poniendo a punto la familia de cohetes superiores, los Saturnos.

    En la misma fecha, el primer cohete lunar N-1 soviético llegaba a la base de disparo de Baikonur.

    Entre el 16 y el 17 de noviembre tiene lugar la que será la mayor lluvia de estrellas conocida, con una afluencia sobre la costa Oeste Norteamericana de 144.000 meteoros en solo una hora.

    El 28 de noviembre se disparaba en la Woomera (Australia) el primer cohete Redstone-Sparta para el programa de este último nombre de vuelos suborbitales. Aunque falló el cohete en esta ocasión, le seguirían hasta el 31 de octubre del siguiente 1967 8 disparos más sin fallo.

    El 6 de diciembre los americanos lanzan al ATS-1, un satélite de aplicaciones tecnológicas de la NASA que se utilizó para diversos ensayos.

    El 21 de diciembre los soviéticos lanzar la sonda Luna 13 que días después logra aterrizar en la Luna, siendo tal la segunda ocasión de éxito para la URSS.


1967.    El año de...

  • Aumentan los bombardeos americanos en Vietnam.

  • Golpe de Estado de los Coroneles en Grecia.

  • Guerra de los 6 días Árabe-Israelí.

  • Muerte del guerrillero Che Guevara.

  • Primer trasplante de corazón.


    En enero, los soviéticos tenían ya definida la plantilla de 13 cosmonautas lunares; un año más tarde eran 20. Entre los mismos, figuraban Gagarin y Leonov, dos de los más emblemáticos; otros eran veteranos y algunos nuevos.

    El 11 de enero es probado en vuelo suborbital con un Blue Scout lanzado desde Vandenberg el sistema de motor Scramjet.

    El 27 de enero tiene lugar en Cabo Kennedy un accidente que cuesta la vida a 3 astronautas, Grissom, White y Chaffee. La conmoción en la vida norteamericana fue muy grande y el proyecto de la nave espacial Apollo hubo de ser retrasado para corregir en ella todo aquello que facilitara otro accidente del mismo orden. La NASA se enfrentó entonces a una época difícil. Las prisas habían resultado ser malas y aun así necesitaban cumplir el plazo marcado por Kennedy. En la opinión pública americana se reflejó la desconfianza y el desentusiasmo. Algunos los políticos americanos pidieron explicaciones a responsables de la NASA y éstos se las dieron. El Administrador de la NASA y directivos de la empresa North American hubieron se declarar ante el Congreso. Un accidente era algo que todos temían, que sabían que algún día iba a ocurrir, pero nadie esperaba que fuera a pasar en tierra...

    El trágico accidente sacó a la luz en efecto los muchos problemas de la nave espacial. En otoño de 1965, la NASA había enviado ya a un equipo técnico para inspeccionar los trabajos Apollo en la North American en Downey durante 2 semanas. Ahora se sabía que un informe del director del programa Samuel Phillips acusaba de fracasos técnicos y deficiencias en la realización del CSM y la fase S-II del Saturn 5, con varias demoras y aplazamientos en pruebas, aumentos desmesurados de costos, etc. La citada empresa también fue acusada de emplear demasiado personal, falta de planeamiento y control y, en definitiva, de no tener la calidad que la NASA requería. Tras la protesta de ésta, la empresa mejoró, pero ahora la Junta que estudió el accidente observaba deficiencias en el diseño, control y construcción, omitiendo referencia al informe de Phillips, ahora ignorado. Por suerte para todos, el Comité del Senado echó tierra sobre todo para que el proyecto siguiera adelante, pero el presupuesto general de la NASA sería reducido en medio millón de dólares. En la NASA, la única persona importante que cayó de su puesto tras el incendio fue Joseph Sheg, uno de los directores, y en la North American cayó el director de la sección espacial Harrison Storm, que fue sustituido por William Bergen y Bastian Hello, a los que más tarde se añadió John Healey, precisamente directores antes de la Martin Marietta, la empresa derrotada en el contrato Apollo; se dijo entonces que eran técnicamente más competentes.

    El camino de la Luna no estaba resultando nada fácil. Había por medio política y mucho dinero. Además, al poco tiempo aun habría otro accidente. Dos técnicos, Harmon y Bartley, murieron también en un ensayo en una cápsula.

    El mismo día 27 de enero, negociado en 1966, se firmaba el Tratado del Espacio Exterior a la vez en Washington, Moscú y Londres. Se considera la carta magna del espacio.

    El 4 de febrero los americanos siguen con las sondas lunares y disparan la Lunar Orbiter 3, que se convertiría luego en un satélite lunar.

    El 17 de abril otra sonda americana, esta vez de alunizaje, la Surveyor 3, es lanzada y su misión tiene éxito.

    Lanzado la víspera, el 24 de abril tiene lugar el trágico accidente del cosmonauta Komarov en la prueba del primer Soyuz, cuya cápsula se estrella en el suelo al retorno. Es el primer ser humano muerto en un vuelo sideral. Era la hora amarga para los soviéticos, a poca distancia en el tiempo de la tragedia americana. Este hecho, además del drama humano, significó un frenado en las calladas aspiraciones soviéticas para alcanzar la Luna. La muerte un año antes de Korolev se hacía notar. La citada Soyuz no era verdaderamente una nave tecnológicamente en sus sistemas mejor que la Gemini americana; en este sentido, hay incluso menciones comparativas con los sistemas de la primitiva Mercury.

    Tras el accidente mortal de Komarov en abril, los americanos propusieron la colaboración conjunta a los soviéticos en materia espacial. Pero tal posibilidad fue descartada rotundamente por los soviéticos. La razón de fondo era evidente. El militarismo dominante no admitía colaboración alguna cuando aun se creía en la superioridad propia, cosa que estaba dejando de ser cierta en este campo espacial.

    Ya un par de años antes del vuelo de Apollo 11 se vio que los rusos no iban a poder llegar a la Luna a la par que los americanos. No solo habían tenido un gravísimo accidente con su nuevo modelo de nave Soyuz, en el que se les había matado el cosmonauta, sino que además seguían sin disponer de un potente lanzador para el caso, y estaban teniendo numerosos fracasos con sus sondas, aunque éstos no los reconocían, claro está; había además otros motivos para pensar que no hubieran llegado, como una tecnología electrónica y de materiales más anticuada que la americana, y una menor capacidad organizativa empresarial que la que exigió Apollo. Sin embargo, los americanos no las tenían todas consigo. A pesar de que los informes de que disponían eran tranquilizadores para ellos, siempre cabía la sorpresa. Los rusos podían ir colocando varias cargas en órbita y ensamblarlas allí y a lo mejor no necesitaban el gran lanzador. Cada vez que una sonda rusa iba a la Luna, incluso en vísperas del vuelo de Apollo 11, dudaban y aun consideraban que el trabajo secreto de los rusos podía proporcionarles alguna desagradable sorpresa. La psicosis del Sputnik 1, del vuelo de Gagarin, del primero paseo espacial, el de Leonov, estaba presente aun.

    Tal y como reconocieron más tarde los rusos, la Unión Soviética no pudo seguir la carrera a la Luna por dos motivos fundamentales. Uno fue la cuestión económica y el otro la organizativa y estructural. La exigencia, respecto a este último punto, de una estructura nueva, de un entramado de empresas, de una coordinación estatal de las mismas, de un desarrollo tecnológico en el que se iban a producir avances impensables, no estaba al alcance de la antigua URSS. Su empeño en seguir la carrera les llevaría pronto al fracaso porque la infraestructura espacial disponible entonces no era suficiente para el paso del programa lunar, ni era posible alcanzar la velocidad que impusieron los americanos, de menos de una década. E ir luego, tras ellos, no era una cuestión recomendable políticamente y sobre todo era inútil militarmente; realmente los militares soviéticos estaban en contra porque suponían que era una merma en los presupuestos de los misiles. Así que los soviéticos desistieron y por entonces no reconocieron haber intentado desarrollar el programa lunar; las vidas de las personas fallecidas en varios accidentes no quedaron así reconocidas pues todos acababan feneciendo en los poco heroicos “accidentes aéreos” de turno.

    El 4 de mayo los americanos lanzan al Lunar Orbiter 4, sonda que entró en órbita selenita con éxito.

    En el parisino Salón de Le Bourget se exhibe el cohete soviético Vostok, además de otros de sus ingenios espaciales.

    El 23 de mayo, tras observar cinco días antes muchas manchas solares, una tormenta solar deja sin comunicaciones y el radar bloqueado a los americanos, lo que en un primer momento, como medida de precaución porque no se sabía que pasaba, alertó a la Fuerza Aérea que desplegó sus efectivos para una posible guerra. Se pensó que los radares estaban siendo interceptados por el enemigo potencial, entonces la URSS, como paso previo a un posterior ataque con misiles. Aunque pronto se aclaró el origen del fenómeno por parte de los especialistas del AWS (los hombres del tiempo solar militares), los preparativos de respuesta militar fueron mantenidos en secreto durante muchos años.

    El 12 de junio los soviéticos disparaban el ingenio Venera 4 que llegó al suelo del planeta Venus.

    El 14 de junio los americanos también enviaban hacia Venus su Mariner 5, pero el mismo se limitó a sobrevolar el citado planeta.

    El 17 de junio la China comunista hace explotar su primera bomba de Hidrógeno.

    En la misma fecha los soviéticos disparaban al Cosmos 167 en dirección a Venus, pero fue un fracaso.

    El 14 de julio los americanos lanzaban la sonda lunar Surveyor 4 que fracasó al caer impactando sobre el suelo selenita.

    El 19 de julio los americanos lanzaban hacia una órbita lunar con éxito al Explorer 35.

    En el plano militar, en 1967, el 21 de julio se aprobaba oficialmente por parte soviética el modelo de misil R-36 (SS-9) como armamento, que constituiría la segunda generación de ICBM de la URSS. El modelo iba con dotación nuclear posible de 18 o 25 megatones y su precisión sería de 1,2 Km. El 7 de noviembre siguiente quedaban desplegados unos 300 R-36 en silos por toda la Unión Soviética.

    El 1 de agosto los americanos lanzan al Lunar Orbiter 5, el último de la serie, que con éxito se sitúa en órbita sobre la Luna.

    El 6 de agosto es detectado el primer Pulsar con el observatorio radioastronómico Mullard de Cambridge.

    El 8 de septiembre otra sonda lunar americana es lanzada con éxito y la Surveyor 5 logra alunizar días después.

    El 18 de septiembre el DOD americano aprobaba el sistema de defensa antibalístico Sentinel, basado en una red de misiles ABM Nike X, luego Spartan, y SPRINT. Así se sustituían a los Nike Hércules dispuestos para igual fin hasta entonces. En 1969, sin embargo, el proyecto sería sustituido por el Safeguard.

    El 27 de septiembre los soviéticos lanzaban un Proton con una nueva nave lunar Soyuz 7K de prueba. A 1 min 7 seg, el sistema de escape arranca la cápsula, tras fallo de un motor de la primera fase y el cohete explota.

    El 28 de septiembre la URSS lanza un ingenio Zond hacia la Luna, pero fracasa.

    El 6 de octubre un aspirante americano a astronautas, Clifton Curtis Williams, fallece en accidente de aviación cuando se entrenaba con un T-38 sobre Florida. Otro más, R. Lawrence, también moría dos meses después en otro accidente aéreo cuando se entrenaba para el proyecto espacial MOL de la USAF.

    El 12 de octubre los soviéticos iniciaban el disparo del primero de sus ingenios Vertical, destinados a ensayos suborbitales para estudios de la ionosfera y las radiaciones siderales.

    El 16 de octubre los chinos hacen explotar su primera bomba termonuclear.

    El 21 de octubre, tras el alto el fuego en la Guerra Árabe-israelí, los egipcios en un ataque con 3 sucesivos misiles Styx comprados a los soviéticos hundieron el destructor Eilath, el más importante buque entonces de los israelíes, causando 51 muertos. Es el primer hundimiento de un buque por misiles.

    El 27 y 30 de octubre los soviéticos lanzaron dos satélites Cosmos, los números 186 y 188, para probar el modelo de nave tripulable Soyuz 7K. En el curso de los dos vuelos los satélites se acercaron y se acoplaron automáticamente en una maniobra primera en su tipo.

    El 7 de noviembre los soviéticos exhibían en el desfile que celebraba la Revolución de Octubre por la Plaza Roja de Moscú los nuevos misiles SS-9 o Scarp, en denominación occidental.

    En la misma fecha, los americanos lanzan con éxito al Surveyor 6 que logra alunizar.

        El 9 de noviembre parte de Florida el primer Saturn 5 (Apollo 4), la obra cumbre de Von Braun, y lo hace volando con éxito. Se dice que Von Braun dijo: “Creí que esto no iba a llegar nunca”. Era la primera prueba de las principales para llevar al hombre a la Luna. Los americanos temblaron en esta ocasión por miedo a que fallara el cohete. Hubiera ello significado un retraso en el programa y posiblemente el incumplimiento del plazo marcado por Kennedy para llegar a la Luna.

El 22 de noviembre otra prueba soviética con un Proton y una nave lunar Soyuz 7K, la sexta, también falla a los 4 seg del disparo, al detenerse un motor. La cápsula fue sacada por el sistema de escape y llevada a 80 Km al sur de Dzhezkhagan. El fracaso, uno de tantos en la carrera lunar soviética, aumentaba para ellos otro retraso en la misma. Además, se ponía en claro que el Proton no era muy fiable para ser tripulado. El alunizaje ya no lo creían posible para antes de 1970.

En el mismo 22 de noviembre los soviéticos fracasan de nuevo en un intento de lanzamiento lunar con un ingenio Zond.

El 29 de noviembre los australianos disparaban en su polígono de Woomera el primer satélite, el Wresat 1, de investigación.

En noviembre o diciembre, una maqueta del cohete lunar soviético N-1, colocada para pruebas de enlaces con la torre, fue fotografiada por un satélite de reconocimiento americano.

El 9 de diciembre en Alemania Federal, por fusión de dos entidades, se crea la DGLR, Sociedad germana para la navegación aeronáutica y astronáutica.

El 13 de diciembre los americanos disparan hacia una órbita solar para el estudio del astro rey la sonda Pioneer 8.

            También en 1967 es descubierto el primer púlsar, un objeto celeste que emite rayos equis.


1968.    El año de...

  • Asesinatos de Martin Luther King y Bob Kennedy.

  • España gana con Massiel el Festival de Eurovisión.

  • Primavera de Praga e invasión soviética.

  • Revuelta estudiantil de Mayo en París.

  • Richard Nixon, nuevo Presidente americano.


    El 7 de enero los americanos disparan con éxito la sonda no tripulada Surveyor 7 que consigue el alunizaje.

    El 22 de enero se lanza en Florida Apollo 5, otro ensayo no tripulado a lomos del Saturn 1B.

    El 30 de enero, el Comité del Espacio del Senado americano emite un informe sobre el incendio del Apollo de un año antes y achaca el mismo al exceso de confianza y benevolencia de la NASA.

        El 7 de febrero los soviéticos fracasaban en un lanzamiento selenita de sonda Luna.

Lanzada el día 2 de marzo la sonda Zond 4 soviética, tiene lugar luego su regreso con éxito a la Tierra luego de girar sobre la Luna; en septiembre y noviembre siguiente tiene lugar otros dos vuelos y en el siguiente año otro par. Los éxitos de las sondas Zond, no tripuladas pero de capacidad igual a una tripulada, al rededor de la Luna hacían presagiar un inminente vuelo soviético tripulado selenita. Además los informes de al CIA americana apuntaban en este sentido, razón que hizo trabajar a la NASA con celeridad hasta 1969.

El 13 de marzo, los soviéticos autorizaban con una provisión de fondos la ejecución definitiva del plan de vuelo tripulado lunar en que se venía trabajando. El cohete era el N-1 y la nave y plan eran el L-3.

El 27 de marzo el primer cosmonauta de la historia, Yuri Gagarin, moría en accidente aéreo en el curso de un entrenamiento. La consternación y el sentimiento de tragedia inundaron la URSS.

El 4 de abril se lleva a cabo el lanzamiento de Apollo 6, el segundo Saturn 5, en vuelo no tripulado. Los fallos en el cohete no son graves, pero se advierte que el mismo aun necesitaba una detenida observación y apenas había tiempo.

El 7 de abril los soviéticos disparan con éxito la sonda Luna 14 que se coloca en órbita lunar.

El 23 de abril los soviéticos probaban a lanzar la 8 nave Soyuz 7K lunar. El cohete volvió a fallar, esta vez a los 4 min 20 seg por un cortocircuito en la segunda fase.

El 28 de abril se aprueba más reglamentación internacional espacial, sobre salvamento de astronautas, entre otras cosas.

El 14 de julio a los soviéticos les explota en su rampa de Baikonur un cohete Proton con una nave L-1 7K por fallo del bloque D, tercera fase, matando a 3 personas y destruyendo las instalaciones. La nave sin embargo, caída hacia un lado, se recuperó sin mayor daño.

En realidad, el motivo fundamental del fracaso del programa soviético lunar de vuelos tripulados fue la imposibilidad de hacer viable tanto el cohete Proton UR-500K como el cohete N-1, que falló repetidas veces. Llevaba demasiados motores para un funcionamiento coordinado de los mismos.

En agosto los soviéticos anuncian la creación de Intersputnik, un sistema de comunicaciones por satélite, con los países de su entorno político (Polonia, Checoslovaquia, Rumania, Hungría, Bulgaria, Mongolia y Cuba).

            El 15 de septiembre los soviéticos disparan con éxito la Zond 5 que realiza un sobrevuelo lunar y regresa a la Tierra.

El 7 de octubre, James Webb, el Administrador de la NASA dimite, quedando como asesor, y es sucedido por Thomas O. Paine, de carácter menos político y de menor relieve.

        El 11 de octubre tiene lugar el inicio del primer vuelo tripulado del programa Apollo. Fue un vuelo orbital terrestre de prueba de la nave espacial y se caracterizó por un catarro de los astronautas que los hizo mostrarse un poco irascibles. Schirra no quería llevar la TV para transmisiones en el vuelo que la NASA necesitaba como medio de publicidad del programa y dar ante la opinión pública una buena imagen tras el desgraciado accidente mortal de enero del año anterior. En el vuelo, Slayton ordenó conectar la TV y Schirra le contestó que no la tenían preparada, que aun no habían comido, que además estaba resfriado y que no querían conectar aun. Tal actitud fue un mal precedente a ojos de los responsables. La insubordinación a lo largo del vuelo marcó un hito y, fuera como fuera, ninguno de los tres astronautas volvería a volar por el cosmos.

    Por entonces, el académico soviético Leonid Sedov aun declaraba que la URSS no estaba haciendo ninguna carrera a la Luna. El secretismo de entonces le posibilitaba para no decir que ya la habían perdido. Uno de sus últimos coletazos precisamente se produciría en el mismo mes de diciembre, cuando se ultimaba el posible disparo de un Proton para un vuelo circunlunar con una Soyuz L. Entre los probables cosmonautas para tripularla habrían estado Leonov y Makarov (luego designados probablemente para el vuelo de alunizaje) o quizá solo Belyayev. Pero los antecedentes de fallos sobre la astronave salvaron probar la más que dudosa solvencia de tal misión; más tarde, el cohete, lanzado para otros fines, falló en su segunda fase. La ejecución finalmente del vuelo por los americanos deceleró las intenciones soviéticas; la primera etapa de la carrera ya estaba perdida para ellos. El proyecto L-1 de circunvalación debía dar paso al L-3, de alunizaje. Los americanos sospechaban pero entonces no sabían la verdad del secreto soviético.

    El 26 de octubre la URSS lanza la nave Soyuz 3, tripulada por un cosmonauta, que es el primer vuelo sideral soviético tras al mortal accidente del Soyuz 1. Es el primer vuelo tripulado de éxito de un Soyuz, si bien un día antes se disparó el Soyuz 2 no tripulado.

    El 8 de noviembre los americanos lanzan la Pioneer 9 hacia una órbita solar y con destino al estudio de nuestra estrella.

    El 10 de noviembre los soviéticos disparan la Zond 6. El ingenio vuela con éxito realizando el sobrevuelo lunar y retornando hacia la Tierra.

    Por entonces los soviéticos parece ser que planificaron un vuelo de un cohete Protón para una trayectoria circunlunar de un Zond tripulado, del que el cosmonauta P. Belyayev hubiera podido ser su tripulante, con la clara intención de adelantarse a los americanos en tal proeza. Pero el permiso final no llegó con tiempo suficiente para los preparativos que exigieron revisiones de la astronave que no fueron superadas. Así que, el vuelo americano llegaría primero, y por lo tanto la Zond no sería ya lanzada con tripulante.

    Partiendo el 21 de diciembre, en las navidades se efectúa el vuelo de Apollo 8, el primero circunlunar humano. El viaje fue en realidad adelantado respecto a lo previsto anteriormente por miedo a que los soviéticos fueran primero; los americanos tenían indicios que apuntaban a que aquéllos estaban preparando un cohete lunar, el N-1. El comandante era Borman, uno de los astronautas más seguros y serios. Los otros, Lovell y Anders. Fue un vuelo memorable, el de unas navidades lunares para la Historia. Por vez primera, 3 seres humanos se alejaban del planeta Tierra, a más de 300.000 Km, y veían de cerca un mundo distinto, asolado y estéril. Los americanos empezaban claramente a adelantarse a los soviéticos en la carrera espacial. Ya no serviría a partir de entonces el dicho americano de consuelo que decía que “los rusos llegan primero, pero los americanos van detrás para hacerlo mejor”.

    Pero había otro detalle importante en este vuelo. Era el primero tripulado a bordo de un Saturn 5, el mayor cohete hasta entonces de la historia, y solo se había disparado antes otros 2, y uno con algunos fallos. Esto indicaba no solo las prisas y la falta de tiempo, sino, positivamente, el alto grado técnico alcanzado y la creciente fiabilidad americana.

    Además, en 1968, en Viena se celebra la I Conferencia de Naciones Unidas para la Utilización Pacífica del Espacio.

    En igual época, los soviéticos dispusieron en torno a Moscú, en 4 bases, 64 misiles del tipo ABM Galosh con un control de radar para la defensa antibalística de tal capital.

    Y en el mismo año Estados Unidos y la URSS llegan al acuerdo concretado en el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares para tratar de evitar que a tal armamento pudieran tener acceso países entonces aun sin el mismo. Otros 92 países también firman el documento. Pero 2 naciones, China y Francia, que también estaban en posesión de tales armas se niegan a firmar y la India, Japón e Israel, por diferentes motivos, se abstienen también de hacerlo.

    Fue este paso el primero hacia la limitación de armas estratégicas que en las dos décadas siguientes llevaría a importantes acuerdos.


1969.    El año de...

  • Llega el reactor comercial francés Concorde.

  • George Pompidou, nuevo Presidente francés.

  • Juan Carlos de Borbón, nombrado sucesor de Franco.

  • Golpe de estado de Gadafi en Libia.

  • Willy Brandt, nuevo canciller alemán.

  • Festival de Woodstock.

1969, año de la llegada del hombre a la Luna,

se corresponde a los siguientes años en otros calendarios:

Judío o hebreo....... 5.729

Islámico............. 1.389

Budista.............. 2.592

Confucio............. 2.519

Chino................ 4.667

Hindú................ 1.890

Maya................. 5.088

Persa................ 1.348

Copto................ 1.686

Etíope............... 1.891


    El 5 y 10 de enero los soviéticos lanzaban dos sondas Venera, la 5 y 6, hacia Venus, llegando semanas más tarde al citado planeta y cayendo sobre el inhóspito suelo del mismo.

    El 14 y 15 de enero, también la URSS, lanzaba dos naves tripuladas Soyuz, la 4 y 5, que luego en órbita lograron su unión, la primera en el espacio de este tipo, cambiando de nave además uno de los cosmonautas.

    El 20 de enero los soviéticos lanzan hacia la Luna otra nave de tipo Zond, pero fracasa.

    El 19 de febrero la URSS vuelve a probar suerte con una nave tipo Zond hacia la Luna, y vuelve a fracasar.

    En una prueba en Baikonur, el 21 de febrero a los soviéticos les explotó el llamado cohete lunar N-1 3L, de un empuje de posiblemente al rededor de las 5.000 Tm. Este fracaso se repitió el 3 de julio siguiente. La carrera a la Luna ya estaba perdida para ellos, pero esto prácticamente fue el final del proyecto. Como también les pasara a los americanos, aunque a éstos por directos motivos de recortes económicos, los proyectos de bases lunares que ambas potencias tenían en mente no saldrían adelante. Ni que decir tiene que otros planes, aun más ambiciosos, también de ambos, como la exploración tripulada de Marte también fueron olvidados. Los soviéticos, que ni siquiera lograron su programa lunar tripulado, tenían incluso pensado el proyecto Aelita para el viaje a Marte con un motor nuclear. Algún técnico soviético, como Chelomei, propuso inútilmente un viaje a tal planeta para 1975 con tal tipo de cohete; así de fácil lo veían.

    El 24 de febrero los americanos lanzan la sonda Mariner 6 en dirección a Marte, realizando meses más tarde la misma el sobrevuelo del planeta rojo.

    El 3 de marzo hubo un incidente fronterizo soviético-chino y los recursos de las bases de lanzamiento de la URSS se dispusieron preventivamente para una posible guerra. No era la primera vez que ocurría cosa parecida.

    En la misma fecha del 3 de marzo, los americanos lanzan Apollo 9, vuelo tripulado para el programa lunar, pero con ensayo esta vez en órbita terrestre con el fin de probar el módulo lunar. La misión es un éxito.

    El 14 de marzo, el entonces Presidente americano Nixon anunciaba sistema de defensa antibalístico denominado Safeguard, sucesor del Sentinel (al que había estado asignados misiles Nike Zeus y Nike X), y para que se dispusieron misiles Spartan y SPRINT atentos a una red de detección por radar. El sistema, con el que solo se pretendían proteger las bases de misiles y estratégicas de otra índole, sería dejado a un lado al poco de entrar en servicio por dos causas fundamentales. La primera era que el sistema de detección por radar era de por sí vulnerable y que la eficacia de los misiles antibalísticos no era del 100 %. La segunda era la llegada de los nuevos misiles MX, cuya característica de móviles, ya dificultaba un ataque contra ellos.

    El 27 de marzo los americanos lanzan la sonda marciana Mariner 7 que sobrevolaría luego Marte.

    En la misma fecha, los soviéticos también hacen su disparo marciano con una sonda que resulta un fracaso.

    El 1 de abril se disparaba en Vandenberg el primer misil Minuteman 3.

        El 2 de abril los soviéticos repiten disparo hacia Marte con otra sonda y también fracasan

El 15 de abril es lanzada otra nave soviética, esta vez hacia la Luna, y vuelven a fallar.

        El 18 de mayo los americanos lanzan Apollo 10, el segundo vuelo tripulado al entorno selenita. Llevan esta vez módulo lunar que lo comprueba en órbita sobre la Luna y descienden en vuelo hasta solo unos kilómetros de altura, pero no alunizan. Era el último paso antes del alunizaje final, que quedaba reservado para el siguiente vuelo.

     El 28 de mayo, los soviéticos que no se daban por vencidos con su cohete N-1 autorizaban el desarrollo de la versión avanzada N-1M poniendo secundariamente la vista en un proyecto de nave tripulada marciana, como mera propaganda para elevar la moral ante el inminente éxito americano de llegada a la Luna. Era el hipotético comienzo de un proyecto marciano llamado Aelita y su astronave MEK, que no fue naturalmente ni siquiera concretado en su diseño, si bien se perfilaron algunas líneas generales pero sin concreción.

    Entre finales de mayo y principios de junio se celebra el 28 Salón Internacional de la Aeronáutica y del Espacio en Le Bourget (Francia) y en el mismo se exhibe la cápsula de Apollo 8.

    El 10 de junio era definitivamente cancelado el programa americano MOL para una base tripulada de la USAF en órbita.

    El 14 de junio los soviéticos vuelven a fracasar en un intento de lanzamiento no tripulado hacia la Luna.

    En ese mismo mes de junio, a un mes del primer vuelo tripulado al suelo lunar, una encuesta entre los norteamericanos ponía de manifiesto que el 51 % estaban a favor del gasto nacional para el espacio, un 40 % estaban disconformes y el resto, el 9 %, eran indiferentes.

    El 13 de julio los soviéticos lanzan con éxito la sonda Luna 15, que se sitúa en órbita sobre la Luna y que posteriormente es precipitada sobre el suelo de tal cuerpo celeste.

    Y llega el 16 de julio, fecha de partida de la primera misión humana al suelo de la Luna. La llegada del hombre a la Luna marca un hito en la Historia de la Humanidad. La expectación ante el vuelo se evidencia con la cantidad de gente presente en el despegue de la astronave. Los astronautas fueron verdaderas estrellas y en la conferencia de prensa anterior al vuelo se les observó y admiró en grado un tanto desmesurado. En la conferencia citada, los 3 protagonistas aparecieron tímidos, tranquilos y despreocupados. El comandante Armstrong se mostró distante, Aldrin más bien técnico, y Collins, en cambio, fue el más abierto. Por su parte, el padre histórico de todo el tinglado lunar desde hacía medio siglo, el hombre de mayor prestigio de la NASA, el de soberana reputación, W. Von Braun, contestó a los periodistas con la máxima atención, como si fuera a escapársele algo. El corpulento alemán, de ancho mentón, ojos rápidos y voz suave, ofreció las parabólicas expresiones de su costumbre sobre el vuelo. El sueño quimérico de este hombre, que era también uno de los sueños más irreales de la humanidad, se iba a hacer realidad. Un periodista alemán le pidió que contestara en alemán a una pregunta sobre el cohete y él lo hizo primero en inglés y luego pidió permiso a la concurrencia para traducir la contestación al alemán; la diplomacia ante todo.

    El día de la partida, 16 de julio, el día era caluroso en Florida. La hora de la partida, las 9 y media de la mañana. Todo el mundo allí escuchaba la radio o veía la televisión. Mientras seguía la cuenta atrás, escuchaban, unos desayunando, otros haciendo sus cosas.

    La NASA invitó para la ocasión a 7.000 personas pero le llegaron 10.000. Los embajadores de la URSS y de los países europeos de su entorno no acudieron, si bien parece ser que sí fue el agregado militar soviético. Los problemas de protocolo fueron muy significativos. No bastó con las tarjetas de VIP (persona muy importante) y se añadió delante en dos ocasiones otras tantas V, hasta el VVVIP, Very, Very, Very Important Person, para dar cabida a los más importantes. Y no solo había autoridades. Una marcha, la Marcha de los Pobres, llegó a la entrada del Centro Espacial Kennedy.

        Luego vino el despegue, y los 3 días de vuelo rutinario hacia la Luna, en los que los astronautas se mostraron callados y fríos. El más hablador sería Collins, que a la vuelta del vuelo se dejaría bigote. Solo hubo una incidencia. Una sonda, por supuesto no tripulada, de los soviéticos llegó también a dar vueltas por la Luna y hasta Frank Borman llamó a Moscú al Presidente de la Academia de Ciencias para preguntarle por los parámetros de la órbita, no fuera a que coincidiera con los de la nave Apollo. Y los soviéticos se los dieron con todo lujo de detalles. El miedo a un choque era evidentemente exagerado.

Los soviéticos no trataron mal en su prensa a Apollo 11. Pravda mencionaba a Armstrong como el “zar” de la nave; y lo de zar fue en el buen sentido pues cualquier recordaría que los bolcheviques a su Zar lo fusilaron.

En una noche de éxtasis (20 de julio) para muchos humanos del planeta, la nave llegó al suelo lunar bajo una difusa imagen de televisión con una masiva atención, de de unos 528.000.000 teleespectadores, como solo paradójicamente algún acontecimiento deportivo mundial habrían podido lograr. El paseo lunar fue televisado por todas las cadenas de América, de Europa, incluso de la URSS y sus países afines políticamente. El plante de la bandera USA fue objeto de discusión. Había quien opinaba que debió ser la bandera de la ONU, pues fueron en nombre de toda la humanidad, según ellos mismos pusieron en la placa en la pata del módulo lunar. Pero ellos mismos se dieron motivos. Había que homenajear al finado Kennedy y... al contribuyente americano. Por lo tanto la bandera representa a la propia nación que llegó a la Luna...

Los elogios aparecieron por todo el mundo hasta el paroxismo. Hubo hasta propuestas para que el 20 de julio fuera declarado fiesta. Nixon recibió las felicitaciones del Papa Pablo VI, de la Reina Isabel y su primer ministro Harold Wilson, del primer ministro francés Chaban Delmas, del canciller alemán Kurt Kisingen, etc.

El recuerdo del descubrimiento de América por Cristóbal Colón y su comparación con Apollo 11 fue inevitable. Aunque hay en efecto ciertos puntos en común de ambos hechos históricos, la gran diferencia la marcaría la continuidad en el primer caso y la corta temporalidad en el otro; es como si los españoles hubiera regresado con sus carabelas y nadie nunca hubiera vuelto a América. Porque el proyecto Apollo ya tenía entonces fecha de caducidad. Los recortes presupuestarios finalizarían con el programa en 1972, solo 3 años más tarde. Aquella frase de que Apollo era como una moderna pirámide de Keops, como un faro ante los tiempos futuros que definirían el Siglo XX en la Historia del ser humano, se consolidaría más bien como un fogonazo porque el hombre no volvería a la Luna durante muchas décadas.

Al regreso, los 3 de Apollo 11 fueron recibidos por un feliz Presidente Nixon que los invitaría a una cena el 13 de agosto siguiente junto a 50 gobernadores de los estados americanos y embajadores. Luego, los 3 fueron llevados en un cortejo que recorrió las principales calles de New York entre multitudes, serpentines, confetis, sirenas... Recibieron la medalla de la ciudad de manos de su alcalde, Lindsay, y fueron recibidos por U’Thant, el secretario de la ONU. Más tarde, además de visitar Chicago, Los Ángeles y otras ciudades americanas, se fueron en una gira por todo el mundo. En algún momento Collins declaró: “Estoy convencido que si los dirigentes políticos de este mundo pudieran ver el planeta desde 160.000 Km su filosofía fundamental cambiaría”. Y posiblemente con menos distancia también...

Los 3 astronautas, en calidad de “embajadores de buena voluntad americana” visitaron gran parte de los Estados Unidos y los países siguientes entre septiembre y noviembre: México, Colombia, Argentina, Brasil, Canarias, España, Francia, Holanda, Bélgica, Noruega, Alemania, Italia, Inglaterra, Yugoslavia, Turquía, Irán, India, Pakistán, Tailandia, Australia, Corea y Japón.

En su visita a España, en Madrid, a los 3 astronautas les obsequiaron con 3 trajes de torero: uno verde de Antonio Bienvenida para Armstrong, otro rojo y oro de Paco Camino para Aldrin, y uno de blanco y oro de Santiago Martin (el Viti) para Collins.

En cuanto a las muestras de terreno lunar traídas, fueron expuestas durante 50 días en Houston y luego distribuidos para su estudio entre científicos del propio centro de la NASA y 35 más de 8 países.

El éxito de Apollo 11 animó a un técnico soviético, Oleg Gazenko, a plantear la posibilidad de que un soviético viajara en un vuelo lunar con los americanos, opción que posteriormente, en 1971, los propios americanos llegaron por si mismos a considerar dentro de una incipiente política de distensión y sobre todo para presionar contra la anulación de los 3 últimos vuelos Apollo. La propuesta del técnico fue, naturalmente, apartada por los propios políticos soviéticos.

A finales de julio la sonda americana Mariner 6 sobrevuela Marte, enviando fotografías del planeta. Un mes más tarde hace otro tanto la Mariner 7.

El 7 de agosto los soviéticos tenían éxito con su Zond 7, una nave no tripulada que hizo un sobrevuelo lunar y volvió hacia la Tierra.

El 18 de septiembre Nixon propone el viaje a Marte para antes de concluir el siglo, tratando de emular a Kennedy con la Luna. La propuesta es inútil porque no iría acompañada de la asignación de fondos necesaria, que no era poca.

El 23 de septiembre los soviéticos lanzaban su Cosmos 300 en dirección a la Luna, pero fracasaban.

También en septiembre, cayó en Murchison, Australia, un meteorito en cuyo análisis se hallaron aminoácidos.

En los sucesivos días de 11, 12 y 13 de octubre los soviéticos lanzan tres naves Soyuz tripuladas, las 6 7 y 8, produciéndose así la primera concentración de 3 naves y 7 hombres en órbita.

El 22 de octubre la URSS lanza al ingenio Cosmos 305 en misión lunar, pero fracasa.

El 1 de noviembre los chinos intentan desde la base de lanzamiento de Jiuquan con un cohete Larga Marcha 1 el disparo de su primer satélite, pero el ensayo es un fracaso.

El 8 de noviembre los americanos lanzan en Vandenberg el satélite alemán GRS-A, o Azur, para estudios magnetosféricos.

El 14 de noviembre tiene lugar el disparo del segundo vuelo a la Luna, el de Apollo 12. El interés público respecto a Apollo 11 había caído notablemente y encima las retransmisiones de TV desde la Luna se vieron frustradas por estropearse la cámara llevaba. Los astronautas, Conrad y Bean, hicieron 2 paseos, visitando en uno de ellos a una sonda Surveyor lanzada años atrás.

El 17 de noviembre se inician en Helsinki las esperanzadoras conversaciones SALT para la limitación de armas estratégicas entre la URSS y los Estados Unidos para tratar de hacer menor el peligro de confrontación.

El 22 de noviembre se lanza en Cabo Cañaveral el satélite británico de comunicaciones militares Skynet 1A.

Es posible que un disparo soviético efectuado el 24 de noviembre fuera el de una sonda lunar que fracasó.

          Otro hecho significativo de 1969 fue el hallazgo de fugaces explosiones de rayos gamma entre la radiación del Universo cuando los americanos calibraban un satélite para detección de pruebas nucleares. La investigación al respecto sin embargo concluiría en 1973.


1970.     El año de...

  • Invasión americana de Camboya.

  • Expo de Osaka.

  • Terremoto en Perú con más de 50.000 muertos.

  • Fallece en Egipto Nasser y le sucede Anuar El Sadat.

  • Proceso de Burgos en España.


    El 6 y 19 de febrero la URSS lanzaba dos sondas Luna para la exploración selenita, pero en ambos casos la misión es un fracaso.

    El 11 de febrero el Japón lanzaba con su cohete propio Lambda 4S en Uchinoura su primer satélite con medios propios, el Ohsumi. Los japoneses bautizarán a sus primeros satélites con el nombre de flores como signo de su pacifismo.

    El 26 de febrero los soviéticos volvían a intentar suerte hacia la Luna, si bien no lo reconocieron oficialmente, con el Cosmos 398, y suman un nuevo fracaso.

    El 5 de marzo se firma por parte de casi medio centenar de naciones la ratificación del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, entre las que se hallan americanos, soviéticos y británicos entre otros.

    El 20 de marzo los americanos lanzaban en Cabo Cañaveral con un Delta el primer satélite NATO de comunicaciones militares.

    Entre el 13 y 17 de abril llega la odisea de Apollo 13, tras ser lanzado el día 11 anterior. Para entonces se había reducido el interés de los americanos por los vuelos lunares. Los ciudadanos-contribuyentes empezaron a decir algo así como que “ya hemos llegado a la Luna, nadie compite con nosotros, para que seguir gastando millones de dólares”. Bajo esas miras se llevó a la administración Nixon a recortar el presupuesto de la NASA, aunque alegando la conveniencia del rebaje en el índice inflacionista de país. Por el contrario, la NASA daba más y más importancia a los vuelos con un mayor enfoque científico, sin embargo, de espectacularidad y resonancia. Pero faltaba lo imprevisto... y Apollo 13 fue eso, un imprevisto.

Una muy grave avería en camino hacia la Luna de la nave espacial con los 3 astronautas pone en vilo al mundo durante 3 días. El alunizaje se suspendió forzosamente y los 3 hombres lo pasaron mal para subsistir durante tal tiempo sin apenas energía eléctrica, oxígeno y calor. Mientras los americanos tienen el corazón en un puño, los soviéticos, y los países de su entorno, del llamado telón de acero, transmiten a través de sus medios de comunicación la noticia sin comentarios. Pero en paralelo los buques soviéticos recibieron la orden de dirigirse a la región del amerizaje previsto por si podían ayudar en caso necesario y el ministro Kosygin se dirigió al Presidente Nixon para desear un feliz regreso de los tres astronautas. Desde otros países, como Gran Bretaña, Francia, Italia e incluso España, a los americanos les llega también el ofrecimiento de las respectivas marinas para recoger a los astronautas al regreso si caían en lugar fuera del previsto. La expectación y solidaridad en el mundo fue enorme. Se transmitió en directo el amerizaje para gran número de países (21 de Eurovisión, Rumania, Yugoslavia, Argelia, Marruecos, Túnez) y la radio soviética informó una hora más tarde y la TV dos horas después; en cambio, la agencia soviética TASS distribuyó solo 5 min tras el amerizaje la noticia en despacho fuera de la URSS. Jefes de estado, primeros ministros de todo el mundo, todos felicitaban a Nixon por el feliz regreso.

    De todo ello, el entonces Presidente Nixon, que se desplazó expresamente al portaaviones que recogió a los salvados y extenuados astronautas, dejó una buena frase: “No hemos llegado a la Luna, pero hemos llegado al corazón de los hombres”.

    El susto de Apollo 13 no supuso un corte en los vuelos espaciales, aunque si un pequeño retraso. En los más críticos momentos, el entonces Administrador de la NASA Thomas O. Paine afirmó: “Hemos sufrido un accidente que retrasará nuestros planes, pero el hombre seguirá explorando el espacio y los astros”.

    El 24 de abril China pone en órbita con su cohete Larga Marcha (o CZ) su primer satélite artificial, DFH-1, incorporándose como el 5º país miembro del selecto club internacional en este ámbito. Pero para occidente había otra lectura inherente a tal hecho: la confirmación de que los comunistas chinos disponían de misiles de largo alcance que podían llegar a cualquier parte relevante del mundo occidental. El también llamado China 1 transmitía significativamente la canción “el Este es rojo”.

    Por otra parte, en esta época, la revolución cultural comunista china se permitía el lujo de enviar a sus especialistas de todas las ramas a realizar labores “proletarias”, de modo que los algunos expertos espaciales estuvieron durante un año cosechando arroz, trabajando en granjas, o en fábricas. La memez de “todos a hacer de todo” llevó a la pérdida de ritmo en el trabajo de muchos científicos, pero sirvió para que China retrasara la consecución de mejores cohetes y por lo tanto también de misiles.

    El 18 de mayo, un satélite americano de reconocimiento capta al gigantesco cohete lunar N-1 soviético en su rampa en Baikonur.

    El 1 de junio los soviéticos lanzan la nave tripulada Soyuz 9 que, con dos cosmonautas, batió el récord de duración en el espacio.

    El 3 de julio les explotaba a los soviéticos el segundo N-1 casi en la misma rampa de partida, que fue destruida, y provocó un retraso de un año en el fracasado programa. Por supuesto, la carrera lunar, si es que los soviéticos tenían alguna esperanza unas horas antes, estaba ya perdida. Los americanos captaron los evidentes resultados del desastre con sus satélites de reconocimiento y supieron que algo grande les había explotado a sus tradicionales competidores.

    El 17 de agosto la URSS lanzaba la sonda Venera 7 en dirección a Venus, donde llegó semanas más tarde y aterrizó en su inhóspita superficie.

    El 22 de agosto los soviéticos repetían disparo hacia Venus con su Cosmos 359, pero esta vez en fracaso.

    El 28 de agosto los americanos probaban para su sistema Safeguard la interceptación de un misil con otro (un Spartan).

    El 12 de septiembre, de nuevo la URSS lanzaba la sonda Luna 16. La misma es un éxito y viaja hasta el suelo lunar, donde aterrizó para luego de recoger muestras de terreno selenita, una cápsula de la misma se disparó y retornó a la Tierra, siendo el primer vuelo automático de tal tipo.

    El 26 de octubre, americanos y soviéticos entablan las conversaciones que abrían las posibilidades al entonces futuro vuelo Soyuz-Apollo.

    El 20 de octubre la URSS dispara con éxito el ingenio Zond 8 que realiza un sobrevuelo lunar para luego regresar a la Tierra.

    El 10 de noviembre los soviéticos disparan con éxito al ingenio Luna 17 en dirección a la Luna. El mismo aluniza y libera al Lunakhod, el primer automóvil lunar no tripulado, que en las siguientes semanas evoluciona por el suelo selenita, explorándolo y transmitiendo imágenes y datos.

    El 23 de diciembre los americanos realizan otro ensayo para el sistema Safeguard con la interceptación de un misil con SPRINT.

    Además, en 1970 los soviéticos, que venían siendo sobrevalorados por los americanos en el terreno de los misiles con cabeza nuclear, nivelan por vez primera con éstos su potencial de misiles de largo alcance situados en tierra y, sin embargo, aun hasta 4 años más tarde no les alcanzarían en cuanto a misiles de igual tipo portados en submarinos.


1971.          El año de...

  • Se inaugura la presa de Asuán.

  • Quiebra la Rolls Royce.

  • Nace un nuevo país, Bangla Desh.

  • Disturbios en el Ulster.

  • Guerra entre India y Pakistán.

  • IBM fabrica el primer chip.


    El 31 de enero los americanos lanzan la nave Apollo 14. Es el tercer vuelo tripulado al suelo lunar. Viaja como comandante de la tripulación Alan Shepard, uno de los primeros 7 astronautas americanos que fue acusado de abusar de su posición preponderante al frente de la Oficina de Astronautas para situarse entre los nombrados para ir a la Luna. Shepard es el primer astronauta americano y había estado apartado años atrás del programa por un problema físico que ahora había sido superado con una operación. La criticada elección de Shepard puso sobre la mesa la evidencia de que el aspecto científico de los vuelos Apollo era realmente secundario. Había sido incluso nombrado para volar en Apollo 13 pero se dice que los altos directivos de la NASA consideraron que le faltaba entrenamiento y le retrasaron el viaje.

    El 20 de febrero en la red de defensa americana del NORAD se pasó por error una cinta a los medios de comunicación que anunciaba una emergencia nacional diciendo que no era una simulación. El fallo tardó 10 min en ser detectado y se tardaron 40 min en desactivar alarmas. Curiosamente, las emisoras que debían prepararse para la emisión de un presunto mensaje presidencial siguieron tranquilamente con su programación habitual. Sorprendentemente, lejos de crear preocupación, la falsa alarma había puesto en evidencia cierto desinterés general.

    El 19 de abril los soviéticos lanzan la primera estación orbital destinada a ser tripulada, la Salyut 1.

    El 23 de abril la URSS disparaba al Soyuz 10, nave tripulada por 3 cosmonautas que realizó el primer acoplamiento a una estación orbital, la Salyut 1.

    El 8 de mayo los americanos lanzaban al Mariner 8, sonda marciana que fue un fracaso.

    El 10 de mayo los soviéticos intentaban la misma suerte del vuelo a Marte con su Cosmos 419, pero también les salió mal y fue un fracaso.

    El 19 de mayo igualmente los soviéticos lanzaron otra sonda marciana y lograrían meses mas tarde con el Mars 2 el primer ingenio satelizado sobre Marte y el primer impacto en el suelo del citado planeta.

    El 28 de mayo, una segunda sonda soviética, la Mars 3, seguía a la Mars 2 y, también convertida luego en satélite de Marte, lograba con una cápsula el primer aterrizaje suave en el planeta rojo.

    El 30 de mayo los americanos lanzaban al Mariner 9 del mismo modo en dirección a Marte. La sonda se convirtió en el primer satélite artificial del planeta y envió importantes fotografías del craterizado suelo acabando con la idea de la posibilidad de la existencia de vida superior allí.

    El 6 de junio partía de Baikonur la astronave Soyuz 11 con 3 cosmonautas, Dobrovolsky, Volkov y Patsayev. Fueron la primera tripulación que estuvo en una estación orbital, la Salyut 1. Batieron el récord de permanencia en el espacio, con casi un mes en la microgravedad, pero al retorno, el 30 de junio, la tripulación apareció muerta. Aunque hubo especulaciones de todo tipo, la causa de la tragedia, que conmocionó al pueblo soviético, fue un fallo técnico que produjo una descomprensión en la fase del retorno. Los 3 desafortunados cosmonautas recibieron los honores de héroes nacionales y fueron sepultados en las murallas del Kremlin.

    El 27 de junio, 3 días antes de la muerte de los citados cosmonautas, tiene lugar otro desastre soviético, si bien mantenido en secreto durante décadas. Fue la explosión del tercer N-1 (6L), el cohete soviético con el que querían ir a la Luna.

    Entre finales de julio y principios de agosto tiene lugar el vuelo de Apollo 15, partiendo de Florida el 26 de julio, siendo el cuarto vuelo tripulado al suelo selenita. Los 3 astronautas llevan por vez primera un automóvil a la Luna y efectúan 3 paseos por el suelo selenita. Uno de los astronautas, Irwin, retornará a la Tierra impresionado y se dedicará a evangelizar. Aseguraba haber sentido a Dios.

    El 2 de septiembre los soviéticos disparan la sonda Luna 18 que estaría luego en órbita lunar y más tarde haría impacto en el suelo selenita.

    El 28 de septiembre la URSS vuelve a lanzar una sonda a la Luna con éxito. La Luna 19 se sitúa en órbita sobre la Luna.

    El 14 de noviembre llega a la órbita de Marte la sonda americana Mariner 9 y se convierte en el primer ingenio humano en satelizarse allí. Obtiene durante 1 año imágenes del suelo del planeta.

    El 27 de noviembre se sitúa también en órbita sobre Marte la sonda soviética Mars 2. El 2 de diciembre siguiente una cápsula de la Mars 3 llega a la superficie del planeta y es así que realiza el primer aterrizaje en el mismo.

    También en 1971 se dio a conocer la existencia de dos galaxias relativamente cerca de la nuestra, en el llamado Grupo Local.


1972.    El año de...

  • Visita de Nixon a la China de Mao.

  • El caso de la estafa de aceite Reace en España.

  • Nuevos bombardeos americanos de Vietnam.

  • Paz entre India y Pakistán.

  • Adhesión de Dinamarca, Irlanda y Reino Unido a la Unión Europea.


    El 15 de enero el Presidente Richard Nixon pedía al Congreso la aprobación del proyecto Shuttle para "desarrollar un nuevo sistema de transporte espacial para los años 80 y siguientes”.

    El 14 de febrero los soviéticos disparan con éxito la sonda Luna 20 que realiza un vuelo automático al suelo lunar y regresa a la Tierra con muestras de suelo selenita.

    El 3 de marzo los americanos lanzan una sonda histórica, la Pioneer 10, la primera que sobrevoló el planeta Júpiter.

    El 27 de marzo la URSS lanza la Venera 8 que va con éxito a Venus y aterriza en el mismo.

    El 29 de marzo se establece reglamentación internacional sobre responsabilidad en daños causados por ingenios espaciales.

    El 31 de marzo los soviéticos disparan al Cosmos 482, una fracasada misión hacia Venus.

    Con lanzamiento el día 16, en la segunda mitad de abril se lleva a cabo el vuelo de Apollo 16 en el que visitan la Luna ante la indiferencia de la opinión pública norteamericana, más interesada en los bombardeos de su país sobre Vietnam del Norte. En el vuelo se realizaron 3 paseos por el suelo selenita. La exactitud y precisión de los vuelos de la NASA resultaba monótona en unos ciudadanos que daban crecientes muestras de desinterés por ellos.

    En la primavera los franceses, tras el fracaso del cohete Europa, optaron por crear un nuevo cohete que daría lugar al Ariane. Otros socios europeos no parecían estar muy convencidos y pensaban en olvidarse de un lanzador europeo, entregando a los americanos el lanzamiento de sus satélites, pero los franceses demostrarían con el tiempo que tenían razón. Las evaluaciones económicas, realizadas en el siguiente año, apuntaban a que el proyecto Ariane costaría 2.060 millones de francos, así que el entonces Presidente francés Pompidou optó por implicar en el proyecto a sus socios espaciales europeos.

    El 26 de mayo se firma en Moscú por parte de Leonid Brezhnev y Richard Nixon el primer acuerdo SALT para la limitación de armas estratégicas entre norteamericanos y soviéticos. El acuerdo, que entraría en vigor en octubre siguiente y tenía una vigencia de 5 años, marcaba límite al número de los ICBM, a los submarinos de misiles y los misiles defensivos ABM, todo bajo la perspectiva de desarrollar luego un nuevo acuerdo más amplio en acuerdos de limitaciones. El Tratado ABM prohíbe crear nuevas armas antimisil, pero no su investigación. En tal momento el balance de misiles era el siguiente:

Nación

ICBM

SLBM en SSBM

URSS

1.618

740 en 56

USA

1.054

656 en 41

    Tal balance, de por sí, no dice gran cosa porque no expresa realmente el potencial de cada uno. El hecho de que la URSS tuviera mayor número de misiles estaba contrarrestado suficientemente por las circunstancias de que los sistemas de guía americanos y el número de cabezas nucleares transportadas eran muy superiores. En realidad, los americanos podían en tal momento cubrir el doble de objetivos posibles (unos 5.500) que los soviéticos (unos 2.500). También el sistema americano ABM resultaba más eficaz que el soviético. No en vano el gasto americano de defensa era por entonces de más del doble que el soviético (unos 83.400 millones de dólares frente a 40.000 millones de dólares; el gasto equivalente, por ejemplo, de España es en tal tiempo de 879 millones de dólares).

    El 1 de julio es ajustado el tiempo medio de Greenwich (GMT, o Tiempo Universal) suprimiendo 1 seg para compensar el retraso observado de nuestro planeta en su giro.

    El 23 de julio los americanos lanzan con un cohete Delta en Vandenberg al satélite LANDSAT 1, primero de recursos naturales en bandas multiespectrales y el que sería un éxito en la teledetección de la superficie terrestre aportando varios millones de fotografías.

    El 29 de julio a los soviéticos les falla en Baikonur el disparo de un Proton con una estación Salyut posiblemente destinada al programa militar Almaz.

    El 10 de agosto un asteroide de unos 85 m de diámetro rozó la alta atmósfera dejando ver tras de sí en pleno día una llamativa estela de fuego sobre Norteamérica. Afortunadamente su trayectoria no lo llevó a caer sobre nuestro planeta.

    También en agosto, una erupción solar de gran entidad es estudiada simultáneamente por 7 satélites y sondas americanas y 2 soviéticas.

    El 9 de noviembre los americanos lanzan con un Delta en Cabo Cañaveral al satélite Anik A1 del Canadá, destinado a comunicaciones domésticas y primero en su tipo de esta nación.

    El 23 de noviembre se produce el cuarto y último fracaso del cohete N-1 soviético con el que querían ir a la Luna en vuelo tripulado.

    El 7 de diciembre parte del KSC el último vuelo Apollo a la Luna, Apollo 17. Pese a incluir en esta ocasión como tripulante a un científico, el primero en la Luna, y las retransmisiones de TV de nuevo de las andanzas del automóvil lunar evolucionando por aquellos parajes, el interés del público americano por las misiones lunares ya no existía en la práctica. La correspondencia política a esta actitud con los recortes presupuestarios, en realidad ya efectuados desde años atrás, acabaría con la continuación de la conquista humana de la Luna por muchas décadas. Apollo había sido una conquista sin continuidad posible. Algo así como un sueño cumplido pero interrumpido.

    El 20 de diciembre de 1972 se celebra en Bruselas la conferencia espacial europea y en la misma se decide el abandono de la construcción del cohete Europa 3.


1973.    El año de...

  • Tratado de Paris para el fin de la Guerra del Vietnam.

  • Caso de espionaje político Watergate de Nixon.

  • Luis Ocaña gana el Tour de Francia.

  • Golpe de Estado de Pinochet y otros en Chile.

  • Guerra Árabe-Israelí del Yom Kippur.

  • Crisis del petróleo.

  • Atentado mortal contra Carrero Blanco.


        El año 1973 llegaba con el cometa Kohoutek, anunciado como espectacular, pero que luego no resultó serlo tanto.

        El 8 de enero los soviéticos lanzan con éxito la sonda Luna 21. El ingenio aterriza en la Luna y libera al segundo automóvil automático no tripulado que, controlado desde tierra, evolucionaría en las siguientes semanas por los parajes selenitas cercanos al lugar de descenso.

El 31 de marzo se celebra la conferencia espacial europea que decide crear el cohete Ariane.

El 3 de abril era lanzada la Salyut 2, la segunda estación orbital soviética, en realidad la primera del proyecto militar Almaz. Pero la misma fue un fracaso y no pudo cumplir con las expectativas con que había sido enviada al espacio, no llegando a ser ocupada.

El 5 de abril los americanos lanzan otra sonda hacia los planetas exteriores, la segunda histórica. La Pioneer 11 iría en dirección a Júpiter pero también sobrevuela Saturno.

El 14 de mayo era lanzado el Skylab, el primer laboratorio o estación espacial americana, que a punto estuvo de fracasar en la partida. Un escudo protector térmico se desprende y un panel solar se rompe. Menos mal que unos días más tarde, el día 25 siguiente, partió la primera misión tripulada, con el veterano comandante Conrad al frente, y al principio de un vuelo de un mes de duración repararon artesanalmente los problemas. Tal duración es además récord de estancia humana en el espacio.

El 10 de junio los americanos lanzaban con éxito al Explorer 49 que se convertiría en el primer radiotelescopio en órbita selenita.

El 21 de junio, Brezhnev ratifica en Washington el acuerdo SALT.

El 26 de junio tiene lugar en la base soviética de Plesetsk el disparo de un cohete Cosmos 3M, pero la operación tiene que ser abortada y en el intento de desactivación se produce una doble explosión que mata al final a 9 personas. Este hecho fue ocultado y los muertos enterrados en fosa común en Mirny. Un año más tarde, sin embargo, se les dedicó un monumento.

El 30 de junio tiene lugar un importante eclipse total de Sol cuya sombra, una franja de 257 Km de anchura, cruza África de lado a lado, dura más de 7 min, lo que es notable, y es por vez primera retransmitido tal fenómeno por TV por satélite.

        El 12 de julio y el 31 de julio de 1973 tienen lugar importantes reuniones decisorias de los representantes espaciales europeos de 11 países (Alemania Federal, Bélgica, España, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Italia, Noruega, Dinamarca, Suiza y Suecia). La principal decisión tomada en la primera fecha es la creación de la ESA por fusión del ESRO y el ELDO y el nacimiento del proyecto Ariane. Otros acuerdos fueron dejados para la segunda fecha porque los representantes de Italia, Suecia y Holanda indicaron que no estaban preparados para decidir sobre los proyectos presentados. En realidad, Italia estaba a la espera de formar nuevo gobierno y los otros dos países no habían estudiado el proyecto Spacelab. En cuanto al Ariane, el proyecto es originalmente francés, y los alemanes y británicos no eran muy partidarios del mismo.  

        En la última fecha, en que se celebra la Conferencia Espacial Europea, se decide acerca del proyecto del Spacelab de participación con los americanos en el llamado programa post-Apollo. Pero en realidad son tres nuevos programas europeos los puestos sobre el tapete, el cohete L-III-S (sustituto del Europa 3), el citado Spacelab y un satélite de navegación marítima, que suponían 4.500 millones de francos franceses, respectivamente repartidos en 2.500, 1.700 y 275 millones de francos. El Spacelab debía ser costeado en un 53 % por la entonces RFA, el cohete en un 60 % por Francia, y el satélite en un 56 % por Gran Bretaña. Para el estudio del proyecto Spacelab la contribución se repartió así: Alemania Federal, un 59 %; Italia, un 20 %; Gran Bretaña, un 10 %; España, un 3 %; Bélgica y Países Bajos, 4 %; y otros el resto.

        A mediados del mismo mes de julio, cara al proyecto de vuelo conjunto Apollo-Soyuz, 20 científicos y 10 cosmonautas soviéticos llegan a Houston.

        El 21 y 25 de julio los soviéticos disparan las sondas Mars 4 y Mars 5 en dirección a Marte. Mientras la primera fracasa, en los siguientes meses, la segunda se convierte en satélite del citado planeta.

        El 28 de julio es lanzada la nave tripulada Skylab 2 que viaja al laboratorio americano del mismo nombre y cuyos astronautas baten el récord de estancia en el espacio con 2 meses.

        El 5 y 9 de agosto los soviéticos lanzan las sondas Mars 6 y 7 hacia el planeta rojo. Ambas llegan a la órbita sobre Marte meses más tarde, y mientras la primera aterriza en el suelo planetario, la segunda fracasa.

        El 14 de agosto los Estados Unidos y los europeos firmaban un acuerdo de cooperación espacial en París, refrendado el siguiente 24 de septiembre en Washington con la vista puesta en el entonces futuro vehículo americano Shuttle.

        El 27 de septiembre los soviéticos lanzan la nave tripulada por 2 cosmonautas Soyuz 12, la primera tras la tragedia de Soyuz 11. El vuelo es un éxito.

        En octubre la revista francesa Defensa Nacional indica que la URSS tenía 1.620 misiles ICBM contra 1.054 los Estados Unidos, pero que los americanos tenía muchas más cabezas múltiples lo que les daba superioridad. De alcance medio se apuntó la Unión Soviética tenía 600 apuntando a Europa y 70 a la China comunista.

        En octubre también estalla la guerra del Yom Kippur entre árabes e israelíes, con el apoyo más o menos velado respectivo de soviéticos y americanos. Los últimos llegaron a declarar una alerta nuclear por miedo a que el Egipto acosado armara con bombas nucleares sus misiles Scud; los israelíes habían hecho lo propio con sus misiles Jericó al principio de la guerra, cosa que constataron los americanos en un vuelo de espionaje. Al final, la negociación directa de conveniencia de americanos y soviéticos frenó la citada guerra, en la que los respectivos satélites militares hicieron sus observaciones de toda la zona donde estuvo el escenario bélico.

        Pero la citada guerra demostró a ambas superpotencias lo fácil y rápido de una escalada en la alerta nuclear. Además, en el escenario americano, había un deprimido Presidente Nixon al margen, sometido a presión por el caso Watergate, con lo cual las decisiones en la alerta estuvieron en manos y más cerca de los propios militares de lo habitual.

        El 3 de noviembre los americanos disparan el ingenio Mariner 10 que, tras sobrevolar Venus, cruza cerca de Mercurio, en el primer sobrevuelo histórico de este primer planeta del Sistema Solar.

        El 16 de noviembre es lanzado el Skylab 3, que lleva la última tripulación al Skylab y la que bate el récord de estancia humana en el espacio con 3 meses.

        Entre finales de noviembre y principios de diciembre, la sonda americana Pioneer 10 sobrevuela el Júpiter, siendo la primera vez que un ingenio humano esta surcando este planeta, y envía las primeras imágenes de cerca del mismo.

        El 18 de diciembre los soviéticos lanzan con éxito una nave tripulada por dos cosmonautas, la Soyuz 13.

        En las últimas semanas del año, y primeras del siguiente, el sobrevuelo del cometa Kohoutek fue objeto de intenso seguimiento con satélites, el Skylab y otros ingenios astronómicos en Tierra.


1974.       El año de...

  • Revolución militar de los Claveles en Portugal.

  • Isaac Rabin, primer ministro de Israel.

  • Tiempo de gloria del ciclista Eddy Merckx.

  • Dimite Nixon de la Presidencia americana.


    El 8 de febrero regresaban a tierra los tripulantes del Skylab 3, que pese a volver con el récord de estancia en el espacio, con 84 días, lo hacían en medio de cierta indiferencia ante una población que ya había pasado por la más atractiva euforia lunar. Una encuesta de televisión americana apuntó que nadie identificaba el nombre de los 3 astronautas. La prensa recogía el retorno con igual interés, apenas un par de columnas.

    El 12 de febrero la sonda soviética Mars 5 se sateliza en Marte y en marzo siguiente su compañera la Mars 6 hace otro tanto y asimismo libera un módulo que probablemente impactó en el suelo del planeta. La Mars 7 también llega a la órbita sobre el planeta pero falla en la suelta de un módulo de descenso.

    El 21 de marzo se emite en una entrevista por la televisión con la declaración del Ministro francés de la Defensa, Robert Galley, de que el gobierno de Francia venía estudiando desde 1954 secretamente los OVNIs a través de un departamento en el seno de su ministerio. Cuando el río suena...

    En marzo la sonda americana Mariner 10 sobrevuela el planeta Mercurio y es la primera en hacerlo. Obtiene las primeras fotografías espaciales de tal cuerpo celeste.

    El 1 de abril entran en vigor los acuerdos europeos por los que se creaba la ESA.

    El 2 de mayo, la URSS decide abandonar definitivamente su programa de conquista lunar, que en las aspiraciones de vuelos tripulados había sido siempre un fracaso. Ello tendría consecuencias y no solo derivadas de la orden de desmontaje total o almacenamiento (motores) de todo lo relativo al proyecto N-1; algunas partes se aprovecharían para funciones domésticas, tal como depósitos de agua (tanques de propulsante) o techo de garaje. Se cierra la oficina de proyecto Korolev y se pasa al desarrollo de un proyecto equivalente al Shuttle americano que sería el del sistema Energía-Buran. El director del programa era Glushko, que rediseñó inicialmente el cohete en el proyecto Vulkan. Acababa una engorrosa historia para el gobierno soviético, un proyecto que jamás reconoció ni tampoco el del fracasado cohete N-1. Una década atrás los propios dirigentes de la Unión Soviética habían calificado su misión lunar como “muy peligrosa y sin sentido”. Evidentemente habían tenido gran parte de razón, pues les había resultado un fracaso, un esfuerzo inútil y un costo excesivo.

    El 18 de mayo, el sucesor de Korolev, Mishin era sustituido por Valentin Glushko y se ordenaba la fusión de los equipos OKB 1 y 456, dando así los soviéticos un giro sustancial en la concepción técnica de su cosmonáutica y creando la NPO Energia, que sería la clave de su quehacer en el cosmos en lo sucesivo. Glushko perfilaría sus aspiraciones en el citado Vulkan y en un nuevo proyecto de naves lunares (LEK) que, como el cohete, no llegarían a ser desarrolladas porque los mandatarios soviéticos no tenían excusa política para el gasto tan enorme que suponían los nuevos vehículos.

    El 29 de mayo la URSS lanzaba la sonda Luna 22 con éxito. La misma se convierte en satélite de la Luna.

    El 25 de junio la URSS lanzaba la tercera estación Salyut, en realidad, también para el programa secreto militar Almaz. En el siguiente mes de julio sería ocupada por una tripulación Soyuz.

    A finales de junio, el presidente USA Ford se reúne en Moscú, y luego en Yalta, con el homónimo soviético Leonid Brezhnev y acuerdan el 3 de julio prohibir las pruebas nucleares subterráneas de más de 150 Kilotones a partir de enero de 1976.

    El 3 de julio los soviéticos lanzan al Soyuz 14, misión en la que sus dos ocupantes visitan la estación recién satelizada, Salyut 3.

    El 16 de julio los americanos celebran el 5 aniversario de la llegada del hombre a la Luna y los 3 astronautas de Apollo 11 se reúnen en el Centro Espacial Kennedy para conmemorarlo junto a unas 3.000 personas congregadas para ello.

       El 26 de agosto los soviéticos disparan con éxito al Soyuz 15, que lleva dos cosmonautas. Al parecer la nave no logró el ensamblaje con la Salyut 3 y hubo de regresar a tierra en un par de días.

        En septiembre, en el Mar Negro, según circuló noticia al respecto, un buque soviético con misiles explotó accidentalmente y se hundió. Los casos de accidentes con misiles y armamento nuclear se dieron a lo largo de las décadas en número respetable en todos los países y en relativa proporción al número de unidades disponibles de cada uno. Pero normalmente estos casos se taparon todo lo que las autoridades pudieron para evitar el desprestigio y no dar la sensación de inseguridad o falta de control sobre tan importantes medios de defensa a sus ciudadanos.

El 14 de septiembre se descubre la 13 luna de Júpiter, Leda.

Entre el 30 de septiembre y el 6 de octubre siguiente se celebra en Ámsterdam el 25 Congreso de la IAF.

El 26 de octubre los norteamericanos realizan el primer lanzamiento de un misil soltado en el aire por un avión de carga sobre el Pacífico, frente a las costas de California. Se trató de un Minuteman 1 que cayó colgado de paracaídas para quedar vertical y encender así motores a unos 2,5 Km de altitud. Este primer ensayo de tal tipo tuvo éxito. La importancia del mismo la da la posibilidad de dar una extraordinaria movilidad a los misiles.

El 28 de octubre los soviéticos lanzan con éxito la sonda Luna 23 que se convierte en satélite en torno a la Luna.

El 16 de noviembre tiene lugar un hecho significativo porque supone la implícita aceptación de una parte de los científicos de la existencia de vida extraterrestre. En el radiotelescopio de Arecibo, Puerto Rico, se emite al espacio un mensaje codificado con la intención de que pudiera ser captado algún día por seres inteligentes más allá del Sistema Solar. La información emitida es relativa al citado Sistema y al ser humano.

El 24 de noviembre, en Vladivostok, soviéticos y americanos comienzan a trazar las líneas generales de lo que sería luego el acuerdo SALT 2. EL principal punto es el acuerdo de que ninguna de las dos potencias tuviera más de 2.400 misiles de largo alcance con carga nuclear, con límite de los MIRV en 1.320 unidades; también restringía la construcción de más silos o modificar los que había ya en tal momento de modo que no pudieran ser más de un 15 % mayores.

        El 2 de diciembre los soviéticos disparan con éxito al Soyuz 16, que lleva dos cosmonautas que desarrollan un programa de ensayos orbitales.

        También a principios de este mes de diciembre la sonda americana Pioneer 11 sobrevuela el planeta Júpiter y confirma los datos que aportara un año antes la Pioneer 10.

        El 10 de diciembre los americanos lanzan la sonda Helios A, situada en órbita solar para estudios de nuestra estrella.

        El 18 de diciembre los americanos lanzan con un Delta en Cabo Cañaveral el satélite experimental de comunicaciones Symphonie A franco-alemán, el primero de éstos en el ámbito de las telecomunicaciones.

        El 26 de diciembre la URSS lanzaba la estación Salyut 4, también, en realidad, para el programa militar secreto Almaz. La misma sería abordada por un par de tripulaciones Soyuz.

        Otro hecho importante de 1974 es la primera prueba nuclear de la India. Este país incorporará luego la carga nuclear a sus misiles. Mientras tanto, al respecto, soviéticos y americanos firmaban un acuerdo por el que en las pruebas nucleares no utilizarían potencias superiores a 150 kilotones.


1975.       El año en que...

  • Finaliza la Guerra de Vietnam.

  • Se reabre el Canal de Suez.

  • Marcha Verde marroquí en el Sahara español.

  • Muere Franco y le sucede Juan Carlos I.

  • Primer ordenador personal.


    A partir de este año, inclusive, notoriamente los soviéticos recortan su programa de vuelos de sondas lunares e interplanetarias. Solo dispararán un ingenio lunar el siguiente año y varios a Venus hasta 1983, así como dos sondas al cometa Halley. Dos lanzamientos a Marte en 1988 serían un fracaso; la mala suerte soviética con Marte se hacía notar una vez más. Los fracasos continuos en las sondas marcianas habían determinado la cancelación del programa.

    El 10 de enero los soviéticos lanzan la nave tripulada Soyuz 17 con 2 cosmonautas que aborda la estación Salyut 4.

    El 5 de abril un lanzamiento Soyuz en Baikonur es abortado y los cosmonautas se salvan gracias a la torreta de emergencia.

    El 15 de abril, fundada la ESA, Agencia Espacial Europea, es nombrado primer director general al británico Roy Gibson.

    El 24 de mayo los soviéticos disparan la Soyuz 18, nave tripulada por 2 hombres, que se acopla a la estación Salyut 4. La estancia de los mismos en ésta establece un nuevo récord propio soviético en el espacio

    El 8 y 14 de junio los soviéticos disparan las sondas Venera 9 y Venera 10 hacia Venus. El éxito acompaña ambos ingenios y se satelizan en el planeta y liberan también cápsulas de aterrizaje que llegan al suelo venusiano.

      El 15 de julio comienza el doble vuelo conjunto Apollo-Soyuz, entre americanos y soviéticos, dentro de un loable programa de cooperación que sería antecedente y punto de referencia de futuros encuentros en el espacio. El vuelo tuvo una asistencia de los medios de información realmente tan extensa que casi recordaba los tiempos de los principales vuelos Apollo. Hubo incluso un mercado de productos comerciales en la URSS al rededor del vuelo y se fabricaron con el nombre de Soyuz-Apollo o las siglas del proyecto ASTP, cigarrillos, perfumes, emblemas, etc. En el espacio, las dos tripulaciones se abrazaron en el encuentro e intercambiaron banderitas y otros objetos, firmaron un documento conjunto y recalcaron el espíritu de colaboración del vuelo. “Saludos, camaradas del espacio”, dijeron los soviéticos.

El costo de la misión recibió ciertas críticas en los Estados Unidos pero la valoración política en general fue muy positiva, si bien uno las normales notas discordantes. Un senador americano, William Proxime, aseguraría que la URSS había aprovechado para espiar a los astronautas americanos. Realmente es el primer vuelo espacial “político”. Entre otras felicitaciones a los astronautas, además de las de los mandatarios de los propios países implicados, hubo una en nombre de los artistas europeos de Salvador Dalí en inglés, ruso, castellano y catalán, la tierra del pintor. El Papa Pablo VI se congratuló del “abrazo celeste” de los enemigos y recalcó el humanismo del vuelo. Con motivo del vuelo, las delegaciones y equipos de cada país habían visitado al otro y así pudieron unos probar el caviar y el vodka y los otros la cerveza y las hamburguesas, dentro del modo coloquial con que expresamos el mutuo aprendizaje de las costumbres y modo de vivir. Era un buen principio para esperanzadoras futuras colaboraciones que trascendieran al terreno militar y ante la tan necesitada distensión.

Entre los astronautas iba Slayton, uno de los 7 primeros USA, que había quedado en tierra en el programa Mercury por un problema físico ahora solucionado. Por parte de los soviéticos iba entre otros el primer peatón sideral, Leonov, que llegó a decir a los periodistas en una entrevista acerca del idioma: “Hablo 3 lenguas. El ruso, el inglés y el oklahomense”, haciendo referencia al fuerte acento del astronauta americano Stafford, natural de Oklahoma.

        Con el último lanzamiento Apollo en el Centro Espacial Kennedy 1.800 personas se quedaban sin puesto de trabajo. Los reajustes de personal para el programa siguiente prescindían de un buen número de trabajadores.

        El 20 de agosto y 9 de septiembre los americanos lanzaban sus sondas Viking 1 y Viking 2 con las que llegaron a Marte con éxito. En ambos casos las sondas se satelización en el planeta y enviaron al suelo del mismo ingenios que aterrizaron, uno de ellos el primero americano en Marte. Enviaron ambos numerosas fotografías de los dos ambientes marcianos visitados y transmitieron datos sobre la existencia de vida microbiana que resultaron controvertidos, si bien se acepta mayormente que dieron negativo en la búsqueda de tal vida.

        El 16 de octubre los soviéticos fracasaban en un intento de disparo de una sonda hacia la Luna.

        En noviembre los americanos solicitaban a los soviéticos información sobre el planeta Venus, en el que los últimos habían tenido algunos éxitos con las sondas Venera. La idea americana era preparar una misión a tal planeta.


1976.    El año de...

  • Terremoto en Guatemala que causa 30.000 muertos.

  • España sale del Sahara.

  • Celebración americana de los 200 años de independencia.

  • Jimmy Carter nuevo Presidente de Estados Unidos.

  • Muere Mao Tse Tung.


    El 15 de enero los americanos lanzan la sonda Helios B hacia una órbita solar y con destino a estudios sobre el Sol. En el proyecto participa también la RDA.

    El 17 de febrero el gobierno de la URSS aprobaba la creación del sistema reutilizable Energía-Buran, la lanzadera soviética copia clavada del Shuttle americano y sistema militar estratégico concebido para seguir en la carrera a los estadounidenses. Fue una verdadera locura económica que arrastró a un enorme gasto inútil a los soviéticos por directa inducción militar.

    En este mismo mes de febrero, los soviéticos lanzaron contra un satélite espía americano (un DSP) de alerta inmediata de detección de lanzamiento de misiles un potente rayo láser que lo cegó y dejó inservible durante un tiempo. Este hecho, negado por los soviéticos, se repitió en los siguientes meses, y provocó iguales efectos en varios satélites americanos. No es algo muy conocido porque los propios americanos lo silenciaron para no dejar de creer en su pérdida de eficacia en este campo y para que los soviéticos no pudieran saber de su eficacia, pero los expertos están convencidos que tales satélites solo pudieron quedar anulados mediante una fuente de energía terrestre artificial e intencionada. Entre 1977 y 1983, parece ser que los soviéticos dispararon al menos 6 veces contra satélites americanos con haces de partículas de alta energía, inutilizándolos.

    En el atardecer del 8 de marzo un meteorito de grandes dimensiones, el mayor conocido hasta entonces, surcó el cielo de Kirin (Yungchi), China, y explotó a las 15 h 02 min. Del mismo se recogieron en los siguientes meses trozos diversos, siendo el mayor de 1,77 Tm y en total 2,6 Tm de pedazos que se esparcieron por 500 Km^2. El mismo tenía un alto contenido en aluminio, hierro, silicio, magnesio, níquel, azufre y calcio.

    El 4 de mayo se dispara con un Delta en Vandenberg el satélite italo-americano LAGEOS 1, de tipo geodésico pasivo que disponía de reflector láser.

    El 22 de junio se lanzaba la estación orbital Salyut 5 soviética. También sería ocupada en los siguientes meses por un par de sucesivas tripulaciones Soyuz.

    El 6 de julio los soviéticos lanzaban la nave tripulada Soyuz 21. Tras acoplarse en la estación Salyut 5, sus dos cosmonautas pasaron a ocuparla.

    El 8 de julio los americanos lanzan con un cohete Delta en Cabo Cañaveral el satélite Palapa A1, de Indonesia.

    El 20 de julio aterrizaba en Marte la sonda Viking Lander 1, siendo el primero americano en el planeta. El siguiente 4 de septiembre haría otro tanto la Lander 2. Ambas nos muestran por vez primera con profusión cómo es el suelo marciano. Las partes orbitales de los 2 Viking tomarían fotografías del planeta desde entonces, realizando el primer fotografiado global del mismo. Ambas sondas suponen uno de los grandes éxitos en la investigación de Marte.

         El 9 de agosto tiene lugar el lanzamiento de la última sonda lunar soviética, la Luna 24, que fue situada con éxito en órbita selenita.

En septiembre se presentaba el primer Orbiter de la nueva astronave americana Shuttle. La nueva aventura espacial americana era la culminación de una evolución de los vuelos tripulados. Los mismos se había iniciado con la década de los 60 con los Mercury en un sondeo y principio, seguidos de los Gemini que fueron la preparación y el intento superador que daría lugar a los Apollo, el orgulloso gran logro humano de la conquista de la Luna (si bien más simbólica que otra cosa). Luego habían sido los Skylab, la investigación pura, y el vuelo Apollo-Soyuz, una aproximación humana entre las dos superpotencias del momento. Y finalmente, el Shuttle, un proyecto espacial económico y continuista, de vuelos regulares al cosmos; bueno, eso es lo que se esperaba entonces, porque la realidad fue solo continuista pero nada económica ni regular...
        Además, las dimensiones de la nave habían sido en gran medida condicionadas por la NRO y los militares americanos para que pudiera llevar como carga los grandes satélites que tenían proyectados. De tal modo, el almacén de carga resultaría casi el doble de lo que la NASA había pensado, pero como necesitaba el apoyo económico que el DoD le podían proporcionar el proyecto recogería una capacidad para casi 30 Tm, una masa útil sumamente elevada.

        El 14 de septiembre la URSS establece un acuerdo con países de su entorno socialista para enviar a partir de 1978 tripulaciones mixtas de tales naciones. La URSS propone llevar cosmonautas de tales países dentro del programa de cooperación Intercosmos y en diciembre siguiente empezó a entrenar hombres de Checoslovaquia, la República Democrática Alemana y Polonia.

        El mismo día 14, a 160 Km de Escocia y en presencia no lejana de buques de la URSS, un F-14 Tomcat cayó del portaaviones John F. Kennedy llevando un misil Phoenix secreto, cuya búsqueda costó 2 millones de dólares para evitar que nadie lo cogiera; tuvo que ser sacado a 610 m de profundidad.

        El 15 de septiembre la URSS lanzaba la nave tripulada Soyuz 22, que llevaba dos cosmonautas. La misión es científica orbital y no acceden a la estación Salyut 5.

     El 14 de octubre los soviéticos enviaban a una órbita terrestre la nave tripulada Soyuz 23, portadora de 2 cosmonautas. La misión es de observación y experiencias orbitales.

       En diciembre el NORAD americano observó cómo un satélite soviético inspeccionaba a otro pasivo, tomando fotografías y filmándolo.

     Por entonces, la puesta a punto de los misiles crucero americano Tomahawk se dijo que venía a desequilibrar la balanza con los soviéticos. En el escenario espacial los soviéticos estaban lanzando en este año 3 veces más satélites que los americanos.


1977.        El año de...

  • España estable relaciones diplomáticas con la URSS.

  • Accidente de aviación de Los Rodeos, en Tenerife.

  • Primeras Elecciones Generales de la Transición en España.

  • Pactos de la Moncloa en España.

  • Muere Elvis Presley.

  • Éxito del film “La guerra de las galaxias”.


    El 7 de febrero los soviéticos lanzan al Soyuz 24, nave tripulada por 2 cosmonautas que se acoplaría a la estación orbital Salyut 5 y en la que permanecerían.

    El 15 de febrero finaliza la Conferencia Europea del Espacio en al que se discuten los proyectos del cohete Ariane y módulos Spacelab para vuelos tripulados, entre otros. Solo 3 días más tarde, volaba el Orbiter Shuttle a lomos de un avión. Se trataba de una prueba aerodinámica de la nueva nave espacial americana en periodo de ensayos.

     El 10 de marzo son identificados los anillos del planeta Urano desde el observatorio volante Kuiper.

       El 11 de mayo la NASA y la Academia de Ciencias soviética firman un acuerdo de colaboración espacial que sería concretado en pormenores más adelante.

        El 16 de junio de 1977 fallecía de cáncer uno de los padres de la astronáutica, el alemán Von Braun, en Alexandria, Virginia. Von Braun quedó como uno de los hombres de la Historia de la Humanidad que hizo posible uno de los sueños más trascendentales, la llegada del hombre a la Luna. Alejado de la NASA, su muerte no supuso golpe alguno para los planes espaciales americanos, tal como sí ocurrió en cambio con Korolev en el caso soviético.

En junio tiene lugar en los Estados Unidos la presentación a pruebas de candidatos a astronautas. Por vez primera se admiten mujeres y se presentan 1.544 eran féminas. Al final, en 1978, entre los 35 nuevos astronautas había 6 mujeres, las primeras que serían astronautas USA.

        El 1 de julio el Senado americano bloqueaba por un solo voto de diferencia la construcción de la bomba de neutrones para dotar, entre otras cosas, al misil Lance.

Una estimación fechada a julio de este año citaba que los Estados Unidos tenían una acumulación en misiles y bombarderos de un total de 5.454 megatones por 8.421 la URSS. Este último país comienza en este año la instalación en los países de la llamada Europa del Este los SS-20, aproximadamente a razón de 4 por mes.

El 12 de agosto, la nave Enterprise americana para pruebas aerodinámicas Shuttle realiza por vez primera un vuelo aéreo, tras soltarse del avión-madre, y aterriza sobre Mojave, en California. La prueba es un éxito.

El 20 de agosto y siguiente 5 de septiembre respectivamente los americanos lanzaron las históricas sondas Voyager 2 y Voyager 1 en dirección a los planetas exteriores. Entre los dos ingenios se sobrevoló a lo largo de la siguiente década Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, descubriendo características inéditas de tales planetas y numerosos satélites menores de los mismos. Estas sondas supondrían uno de los mayores avances en el conocimiento de los planetas exteriores hasta entonces.

El 20 de septiembre un cohete llevando un satélite de inteligencia lanzado al amanecer por los soviéticos desde la base secreta de Plesetsk dejó ver su estela sobre el cielo de San Petersburgo y Karelia. Un periodista de la TASS se le ocurrió ver en ello un “extraño fenómeno natural”, lo que llevó intrínsecamente a pensar convenientemente en algún OVNI, de modo que la noticia repercutió en occidente. Las autoridades soviéticas se vieron en un aprieto para dar explicar “el fenómeno”. En los años siguientes, los trazos de los lanzamientos en Plesetsk llegarían a ser visibles incluso desde Moscú.

        El 29 de septiembre los soviéticos disparaban la estación Salyut 6. Su utilización por tripulaciones Soyuz será numerosa hasta 1981 y será abastecida por regulares naves no tripuladas Progress. En las semanas siguientes se daría por finalizado el programa militar Almaz con tales estaciones, hasta entonces vinculadas al mismo; pero el programa continuaría con otros medios.

El 3 de octubre caducan los acuerdos del SALT 1 pero soviéticos y americanos acuerdan seguir cumpliendo su contenido.

El 6 de octubre los soviéticos lanzan la nave Soyuz 25, tripulada por dos cosmonautas.

A partir de noviembre se celebran reuniones en Wallops Island entre David Winter y Rufus Hessberg, por parte de la NASA, y Nikolai Gurovsky, Ministro de Sanidad de la URSS. Se establecen acuerdos, que debían ser desarrollados en la década de los 80, para programas comunes a los que se sumarían los países de la ESA europea e INTERCOSMOS, incluida Cuba, para vuelos espaciales conjuntos con ensamblajes de los Shuttle americanos en las Salyut soviéticas. Tal como entonces se trataron, los vuelos no llegarían a ser realidad pero en los años 90 se desarrolló un programa conjunto Shuttle con la estación que sucedió a las Salyut, la Mir.

El 23 de noviembre los americanos lanzan con un cohete Delta en Cabo Cañaveral el primer satélite meteorológico de la ESA, el METEOSAT 1, que se haría luego habitual en los informativos de televisión.

        El 10 de diciembre la URSS ponía en órbita la nave tripulada Soyuz 26. La misma se acopla en la estación Salyut 6 y sus dos cosmonautas baten en ella el récord humano de estancia en el espacio.

1978.         El año de...

  • Primer bebé probeta.

  • Muere el Papa Pablo VI y le sucede Juan Pablo I.

  • Muere Juan Pablo I y le sucede Juan Pablo II.

  • Paz entre Egipto e Israel con los acuerdos de Camp David.

  • Nueva Constitución en España.

  • Suicidio colectivo de una secta en Guyana.



         El 10 de enero la URSS satelizaba la nave tripulada Soyuz 27. La misma se ensambla en la Salyut 6, aun acoplada a la Soyuz 26, y sus dos cosmonautas comparten durante unos días con sus compañeros en tal estación como tripulación visitante

El 20 de enero los soviéticos lanzan la nave no tripulada Progress 1, la primera de una larga serie de naves de abastecimiento regular a las estaciones orbitales, primero a las Salyut, luego a la Mir y ulteriormente a la estación internacional, dos décadas después.

El 24 de enero, tras ir precipitándose orbital y progresivamente desde noviembre anterior, caía al noroeste del Canadá el satélite espía soviético Cosmos 954 organizando un buen revuelo, entre otras cosas porque llevaba material radioactivo a bordo que esparció al impactar. Los americanos, que observaron como caía el satélite en todo momento, hicieron un minucioso seguimiento del mismo, disponiendo un equipo especial de físicos nucleares y sanitarios porque no se sabía donde iba a caer y temían que impactara en la población; posteriormente tomaron sus restos entre la nieve con gran despliegue de medios antirradiactivos con lógica ayuda del Canadá. A nivel político, antes de la caída (el 12 de enero), los americanos preguntaron a los soviéticos y éstos confirmaron (día 14 siguiente) la pérdida de control del satélite y que era portador de material radioactivo sin riesgo de explosión (día 19). Tras la retirada de los restos, Canadá evaluó los costos de limpieza en varios millones de dólares que pensaba reclamar a los soviéticos.

Además de la exagerada alarma pública creada por este hecho protagonizado por el Cosmos 954, en paralelo, corrieron todo tipo de comentarios sobre su pérdida de control, llegando a decirse que podría haber sido interceptado por algún ingenio antisatélite americano, opción poco probable pero que, de ser cierta, tampoco se hubiera dicho.

El 26 de enero se lanza en Cabo Cañaveral con un cohete Delta el satélite astronómico IUE 1 fruto de la colaboración americana con los europeos. El mismo estaría destinado al estudio de las fuentes ultravioleta del Universo y llegaría a ser uno de los ingenios espaciales de mayor éxito científico de su tiempo; estuvo operativo hasta 1996.

El 22 de febrero los americanos lanzan al primer satélite GPS, el NAVSTAR 1, primero de una larga lista del primer sistema de navegación espacial.

          En febrero y marzo el Comité del Espacio de Naciones Unidas estudiaba la problemática de los satélites dotados de energía nuclear, que podían caer a tierra con peligro de contaminación radiactiva.

          El 2 de marzo los soviéticos lanzan la nave Soyuz 28, que lleva 2 cosmonautas, uno de ellos el primero de Checoslovaquia. La nave aborda la estación Salyut 6, todavía unida a la Soyuz 26, y pasan unos días allí. De este modo, la URSS abría la puerta a la participación en su programa espacial tripulado a los cosmonautas de los países de su entorno político (Pacto de Varsovia, Cuba, etc.), todo ello dentro de la típica política soviética para con los pueblos de su ámbito.

          El 11 de abril, en el Kremlin, Brezhnev imponía las tradicionales Orden de Lenin, Estrella de Oro y el título de Héroe de la Unión Soviética a los astronautas del Salyut 6, Yuri Romanenko, Grechko, Dzanibekov, Makarov, Gubarev y al checo V. Remek. Los primeros habían batido el récord de estancia en el espacio con 96 días de vuelo.

         El 20 de mayo los americanos lanzan la sonda Pioneer Venus que se convertirá semanas más tarde en el primer satélite americano del planeta Venus.

        El 19 de mayo, los países soviético y de su entorno político firmaban la Convención sobre Transferencia y uso de Datos de Teledetección Terrestre desde el Espacio.

        En Viena Nixon y Leonid Brezhnev firman un acuerdo sobre limitación de armas estratégicas de tipo nuclear. El anterior acuerdo SALT había finalizado y era preciso renovar los acuerdos de algún modo. Pero a la vez, los soviéticos desplegaban sus SS-20, ubicados en camiones y por tanto de posible punto móvil de lanzamiento, que serían el principio de una amenazadora escalada de despliegues mutuos (soviético-americanos) de misiles sobre Europa. Unos nuevos 400 misiles soviéticos apuntaban desde principios de año hacia los países de la OTAN.

        El 15 de junio es lanzada por la URSS la Soyuz 29 con 2 cosmonautas. Su tripulación accede a la estación Salyut 6, de la que será tripulación residente, y bate en la misma el récord de estancia humana en el espacio con 139 días.

        El 20 de junio es lanzada la primera nave espacial no tripulada de carga. Lo hacen los soviéticos con su Progress 1 para dar servicio a las estaciones Salyut. La misma se acopla en la Salyut 6, entonces tripulada.

         El 22 de junio es descubierto el satélite de Plutón, Caronte.

        El 27 de junio los soviéticos lanzan la nave Soyuz 30, que lleva al primer cosmonauta de Polonia. La nave se acopla en Salyut 6, entonces ocupada por los del Soyuz 29, y es tripulación visitante por unos días de tal estación.

        También en junio, la OTAN proyectaba mejorar su sistema de satélites, con contratos de 80 millones de dólares para hacer 5 estaciones nuevas para satélites de comunicaciones que debían ir dotadas de antenas de 15 m de diámetro así como 2 portátiles de 7 m de diámetro. Las nuevas estaciones se ubicarían en Islandia, Noruega, Turquía, Italia y Reino Unido.

         El 8 de agosto es disparada una segunda Pioneer Venus por parte americana en dirección a Venus.

      El 12 de agosto americanos y europeos en colaboración envían la sonda ICE en misión de estudio de cometas. Más tarde examinaría a los denominados Giacobini-Zinner y Halley.

       El 26 de agosto la URSS lanza al Soyuz 31, que lleva al primer cosmonauta de la antigua Alemania Democrática. La nave se acopla en la Salyut 6, ocupada también por el Soyuz 29, y son durante unos días tripulación visitante.

        El 9 y 14 de septiembre los soviéticos disparan en dirección a Venus las sondas Venera 11 y Venera 12, que se convierten semanas más tarde en satélite del citado planeta. Además sueltan dos sondas que aterrizan en el poco acogedor suelo venusiano.

        En diciembre llega a Venus las 2 sondas Pioneer Venus americanas. La segunda llevaba varias subsondas que hacen varios impactos en el suelo del citado planeta.

         También en 1978, la URSS inicia su proyecto de aeroplano espacial Uragan.


1979.            El año de...

  • Guerra chino-vietnamita.

  • Elecciones municipales y al Parlamento Europeo en España.

  • Margaret Thatcher, nueva primera ministro británica.

  • Llegan al poder los sandinistas en Nicaragua.

  • Revolución islámica iraní y ocupación de la Embajada americana.

  • Invasión soviética de Afganistán.


    El 17 de febrero los chinos invaden Vietnam tras enfrentamientos por el apoyo del último país en Camboya a los contrarios al régimen apoyado por los chinos, así como incidentes en la frontera de ambos países, y, aun antes, por el embargo vietnamita a comerciantes chinos residentes en su territorio y la disputa de las islas Paracelso. La guerra, que acabó al retirarse los chinos tras su “operación de castigo”, estuvo en miras de extenderse, puesto que los soviéticos tenían un tratado de amistad y cooperación con Vietnam. Fue un momento de gran tensión e hizo alertar a las potencias.

    El 25 de febrero los soviéticos lanzan la nave tripulada Soyuz 32 que días más tarde se acopla en la estación Salyut 6. Permanecen como tripulación residente en la misma y baten el récord de estancia humana en el espacio nuevamente, ahora con 175 días.

    En marzo la sonda americana Voyager 1 sobrevuela Júpiter y varios de sus satélites.

     El 10 de abril la URSS dispara la nave tripulada Soyuz 33 que lleva como ingeniero de vuelo al primer cosmonauta de Bulgaria. La nave no logra en esta ocasión acoplarse en la estación Salyut 6.

         El 7 de junio los soviéticos disparaban en Kapustin Yar con un Cosmos el satélite experimental de recursos terrestres Bhaskara 1, de la India.

El 18 de junio el Presidente Carter y el mandatario soviético Leonid Brezhnev, tras 6 años de negociaciones, firman en Viena el tratado de limitación de armas estratégicas SALT-2, ya acordado anteriormente, en el que se fijaba un límite de 1.320 misiles estratégicos y bombarderos para cada potencia hasta 1985. Los límites impuestos eran más bien simbólicos puesto que el stock disponible aun era más que suficiente para la destrucción mutua; en realidad, llanamente, el acuerdo venía a decir que ninguno de los dos se situara en clara posición de ventaja respecto al otro. Además no se contemplaba el despliegue de misiles de alcance medio y crucero, así como alguna otra arma, en el centro de Europa. La realidad es que los arsenales de ambos se iban a modernizar, como lo habían venido haciendo, y nada sustancial iba a cambiar en la política armamentística de las, entonces así consideradas, superpotencias. Además, el Tratado no llegaría a ser ratificado por los americanos como consecuencia de la invasión soviética de Afganistán. Eso sí, mostraban voluntad de diálogo y de llegar a mejores posteriores acuerdos, lo cual para entonces era suficiente. Los misiles, así pues, iban a seguir siendo “la disuasión por el terror en la paz” del mundo. De tal modo, la OTAN decide en diciembre de este año el despliegue entre 1983 y 1988 de 108 misiles Pershing 2 y 464 Cruceros sobre Europa en respuesta a los SS-20 soviéticos, según declaran. Los SS-20 fueron desplegados para modernizar el arsenal soviético. Pero tal decisión de despliegue de los Pershing en realidad no era una respuesta a los SS-20 sino también una modernización del arsenal propio de la OTAN en tanto que la retirada de bombarderos Vulcan había dejado disminuida la capacidad de alcance.

El 9 de julio la sonda americana Voyager 2 cruza cerca de Júpiter en su camino por los planetas exteriores.

El 11 de julio cae la primera estación orbital americana, el Skylab, en medio de gran expectación por miedo a que produciera impacto sobre alguna población. Pero los técnicos controlaron su caída cerca de Australia y no pasó nada.

        También en julio, los americanos celebraban el 10 aniversario de su llegada a la Luna con diversos actos por todo el país. Muchos ni se acordaban ya, ni sabían los nombres de los que habían hecho posible el hito: la velocidad de los tiempos modernos lo había dejado ya demasiado atrás.

        El 27 de julio, luego de algunos incidentes chino-soviéticos, la prensa china presentaba cuatro nuevos modelos de cohete, según ellos, “muy efectivos”. Resultó que tenían un misil de largo alcance de propulsante líquido, más pequeño que los americanos o soviéticos, pero supuestamente más manejable.

        El 19 de agosto la India fracasa en el intento de lanzar por sus medios un primer satélite, el Rohini 1A.

        El 2 de septiembre es nuevo director de Cabo Cañaveral Richard G. Smith que procedía del Centro Marshall de Hunstville, donde había trabajado desde 1960.

        También en septiembre la sonda americana Pioneer 11 sobrevuela Saturno, siendo el primer ingenio humano que lo hace.

        En el mismo mes, los americanos captan con uno de sus satélites un destello luminoso en el mar, frente a Sudáfrica, que resultó ser una prueba nuclear llevada a cabo por Israel.

        El 7 (o el 9) de noviembre, la señal de prueba de una cinta magnética de simulación de un ataque de submarinos soviéticos se coló en el sistema real de defensa americano, en el Comando de la Defensa Aérea bajo las montañas Cheyenne, y desencadenó una alarma que tardó 6 min en aclararse luego de llamadas personales a los centros de radar que hipotéticamente estaban captando el ataque de los misiles. Inevitablemente, el temor al desencadenamiento de una guerra nuclear por error apareció sobre el tapete. La alarma había hecho prepararse para el despegue a bombarderos, interceptores, y hasta al propio avión presidencial, aunque el propio Presidente Carter, en ese tiempo, ni se enteró.

        El 6 de diciembre los soviéticos lanzan para su prueba la Soyuz T-1, el primer modelo renovado de nave Soyuz tripulable, pero que en esta ocasión no va ocupado por cosmonautas.

          El 16 de diciembre la Unión Soviética lanzaba no tripulada para su prueba una nave tripulable Soyuz renovada, la T-1.

          El 18 de diciembre Naciones Unidas establece el Tratado de la Luna que dice que ningún cuerpo celeste puede ser propiedad de ningún país por ser herencia de toda la humanidad. No impide ello la explotación de recursos y da lugar a ciertos desacuerdos y 9 años más tarde no había sido ratificado más que por 7 naciones, estando ausentes de tales los Estados Unidos y la URSS.

El 24 de diciembre tiene lugar el primer lanzamiento de un Ariane. Se puede decir que aquí comienza la astronáutica europea a rodar, si bien ya había venido anteriormente trabajando en los distintos campos. La Europa de la ESA tenía entonces en cartera los proyectos de satélites, como los MARECS, sondas como la Giotto, y el módulo Spacelab en colaboración la NASA para su inminente Shuttle. Pero el Ariane no era solo un lanzador europeo para satisfacer las propias necesidades sino un impulsor que se iba a abrir camino en el mercado de lanzamientos comerciales en el mundo.


1980.           El año de...

  • Independencia de Zimbabue.

  • Rehenes americanos en su embajada en Teherán.

  • Golpe de estado en Turquía.

  • Guerra entre Irán e Irak.

  • El sindicato polaco Solidaridad y Lech Walesa.


    El 14 de febrero los americanos lanzan en Cabo Cañaveral con un cohete Delta el satélite astronómico SMM, una misión de investigación de la actividad del Sol. El satélite, averiado, habría de ser reparado en una misión tripulada Shuttle en 1984.

    El 18 de marzo de 1980, a los soviéticos, en los preparativos de lanzamiento en Plesetsk de un satélite espía con un cohete Vostok, parece ser que se les produce una explosión y causa la muerte de 48 o 51 personas y numerosos heridos; la causa de la explosión podría haber sido debida a un escape de oxígeno líquido, aunque se desconoce con exactitud. Tal caso, aunque entonces se hizo referencia a un disparo con éxito, se supo en el resto del mundo 20 años más tarde y fue achacado a la falta de respeto del personal a las normas de seguridad.

    El 26 de marzo se creaba Arianespace para ser la primera empresa de lanzamientos de satélites comerciales.

    El 9 de abril los soviéticos lanzaban la nave Soyuz 35 que días más tarde abordó la estación Salyut 6 y en la que batirían el récord humano de estancia el espacio sus dos tripulantes con 184 días.

    El 18 de mayo China probaba un misil de largo alcance que recorrió 9.000 Km sobre el Pacífico Sur para dejar caer luego una cápsula recuperable, lo que evidenciaba la capacidad tecnológica del país.

    El 26 de mayo la URSS lanza una nave tripulada, la Soyuz 36, que lleva al primer cosmonauta de Hungría. El destino del vuelo es pasar una semana de estancia en la estación Salyut 6, aun ocupada por los del Soyuz 35.

    El 2 de junio el Mando norteamericano de Bombarderos Estratégicos (bajo las Montañas Cheyenne) moviliza los silos Titan y Minuteman (con más de mil misiles) y unas dos docenas de submarinos con ICBMs, así como a unos cien B-52. Afortunadamente, en poco más de 3 minutos se encontró, al contrastar los datos, que se trataba de un simple fallo en un sistema informático; se trató de una avería en un circuito del tamaño de una moneda y de un coste ridículo. Pero el hecho puso sobre el tapete la posibilidad de desencadenar una guerra nuclear simplemente “por error informático”, que vendría a ser un moderno “atentado de Sarajevo”, si bien, el sistema estaba más protegido que lo que aparentaba y demostró la eficacia y rapidez de la movilización. Todos los equipos afectados tardaron 20 min en ser desmovilizados. Pero el fallo se repitió el siguiente día 6, solo 4 jornadas más tarde e hizo dudar del sistema americano de defensa y a muchos políticos no les gustó que ocurrieran cosas así. Tampoco gustó en Europa, ni a aliados ni en el entorno soviético.

    El 5 de junio los soviéticos repiten vuelo tripulado de 2 cosmonautas con la visita a la estación orbital Salyut 6/Soyuz 35 con la misión Soyuz T-2, de prueba además del nuevo modelo Soyuz T.

    El 23 de julio la URSS envía otra nave tripulada Soyuz, la 37, para visitar la estación Salyut 6/Soyuz 35. Uno de los dos cosmonautas es el primero de Vietnam.

    El 14 de septiembre de 1980 el periódico americano “The International Herald Tribune”, impreso en París, inaugura una edición para Asia y Pacífico en Hong Kong por satélite, con envío inicial de 5 min por página, siendo el primero en lengua inglesa en ser distribuido en las antípodas; el mismo imprime 143.000 ejemplares en 143 países.

    El 18 de septiembre, el Presidente americano Carter anunciaba que iban a entablar nuevas conversaciones con los soviéticos para tratar sobre los misiles nucleares.

    El mismo 18 de septiembre llega un nuevo vuelo tripulado soviético de visita a la estación Salyut 6/Soyuz 35. Se trata de la misión Soyuz 38 que lleva dos cosmonautas, uno de ellos al primero de Cuba.

    El 19 de septiembre un Titan 2 explota en un silo en Damasco, Arkansas. La cabeza nuclear salió disparada y cayó, descargada, a varios cientos de Km de distancia. La zona hubo de ser evacuada en un radio de 3 Km. El estallido había sido provocado por accidente al caer una herramienta a un trabajador desde 20 m de altura en el subterráneo sobre un tanque de aerocina 50 cuando se estaba procediendo a la carga del mismo en el cohete, produciendo la rotura del contenedor y gases tóxicos además que causó la muerte de un técnico. La explosión se notó con un temblor a 15 Km de distancia del lugar.

    En octubre tiene lugar conversaciones entre la URSS y los Estados Unidos sobre armamento.

    El 27 de noviembre es lanzado el Soyuz T-3, misión tripulada por 3 cosmonautas que van a la estación Salyut 6.

    También en noviembre la sonda americana Voyager 1 sobrevuela Saturno y varios de sus satélites.


1981.              El año de...

  • Ronald Reagan, nuevo Presidente americano.

  • Intento de golpe de estado en España.

  • Mitterrand, nuevo Presidente de Francia.

  • Atentado contra el Papa Juan Pablo II.

  • El caso del aceite de colza en España.

  • Asesinato del presidente egipcio Anuar El Sadat.

  • Adhesión de Grecia a la Unión Europea.


      El 12 de marzo la URSS lanzaba la nave tripulada Soyuz T-4 por dos cosmonautas. Tal tripulación accedió y estuvo en la estación orbital Salyut 6.

      El 22 de marzo parte un nuevo vuelo tripulado soviético, el Soyuz 39, que lleva de visita dos cosmonautas al complejo formado por la Salyut 6/Soyuz T-4. Uno de ellos es el primer cosmonauta de Mongolia.

      El 10 de abril se observó la mayor erupción solar conocida hasta entonces.

      El 12 de abril es lanzado el primer Shuttle americano con el Orbiter Columbia como nave espacial tripulada por dos hombres, el veterano John Young y Robert Crippen. Unas horas de la partida sobre el Atlántico, a unos 7 Km del lugar previsto para la caída de los cohetes auxiliares de propulsante sólido, los americanos hubieron de “espantar” a un navío soviético, bien en funciones de “espía” o quizá despistado del rumbo. Pero además, por entonces los soviéticos tenían desplegados otros buques, y militares, por la zona del Caribe.

        Los soviéticos no perdieron detalle del sistema Shuttle y, mientras, empezaron a trabajar en silencio en su propio Orbiter, el futuro y totalmente antieconómico Buran, por de pronto anunciaron que el Shuttle americano era un peligroso experimento, una nave insegura y resaltaban sus posibilidades militares. Pero el vuelo salió bien y solo hubo despreciables pérdidas de losetas térmicas protectoras. El sistema de vuelo de este nuevo tipo de nave espacial permite al Columbia ser la primera que aterriza rodando en una pista al retorno de un viaje sideral.

Al tiempo de este primer vuelo Shuttle, el del Columbia, las previsiones apuntaban cubrir ya 84 vuelos, algunos reservados para la industria y otros para los militares. La creencia, excesivamente optimista, señalaba que los Orbiter iban a realizar medio centenar de vuelos al año. Casi 20 años más tarde habían realizado solo 100 vuelos, pero en total de todo ese par de décadas. Y del coste, la previsión había sido desbordada en más de 10 veces.

El 1 de mayo la compañía alemana privada OTRAG probaba un cohete en una base a 800 Km al Sur de Trípoli, dentro del desarrollo que planificaba para disponer en un par de años de un lanzador de pequeños satélites.

El 14 de mayo los soviéticos disparaban en Baikonur la nave tripulada Soyuz 40, que llevaba 2 cosmonautas, uno de ellos al primero de Rumania. En la misión estuvieron unos días de estancia en la estación Salyut 6/Soyuz T-4.

         El 29 de mayo es captada una formidable explosión de una estrella, una supernova llamada 1981E.

         El 19 de junio es lanzado en Kourou con un Ariane 1 el primer satélite de la India, el Apple, de comunicaciones.

         El 23 de junio en Plesetsk los soviéticos sufren otra explosión con muertos debido al fallo de una válvula de propulsante de cohete.

        En agosto trascendió a la prensa que en los Estados Unidos se habían venido realizando hasta 1974 experimentos sobre radiación con personas enfermas de cáncer, sometiéndolas a altas dosis, por interés de la NASA. Al parecer esta entidad quería comprobar los efectos de la radiación, en simulación de la existente en el espacio, y financió entre 1964 y 1974 en parte las pruebas que realizó el Instituto de Oak Ridge, Tennessee. Los médicos implicados alegaron solo fines terapéuticos en tal acción pero ello no impidió el escándalo.

        También en agosto la sonda americana Voyager 2 sobrevuela Saturno.

        En el mismo mes, los soviéticos presentan en la ONU una propuesta de Tratado para la Prohibición de armas en el espacio.

     En octubre el Presidente americano Reagan anunciaba la fabricación del nuevo modelo de misil MX. Entonces los americanos disponían de 1.052 misiles intercontinentales, de los que 1.000 eran Minuteman 3 y los 52 restantes Titan 2. Los MX pretendían sustituir principalmente a los Titan.

        El 30 de octubre y el siguiente 4 de noviembre los soviéticos lanzaba dos sondas automáticas en dirección a Venus, las Venera 13, que semanas más tarde se convierte en satélite del planeta y además libera una cápsula que aterriza en el tórrido suelo venusiano, y Venera 14 que también aterriza allí.

El 7 de noviembre se activa por error una cinta de simulación de guerra atómica y el Mando Aéreo Estratégico americano, SAC, tardó 6 min en descubrir que era una falsa alarma de ataque de misiles soviéticos lanzados desde submarinos sobre el sudoeste de los Estados Unidos. De tal modo se evidenció una vez más el peligro real de un conflicto nuclear por fallos tecnológicos.

El 12 de noviembre los americanos disparaban su segundo Shuttle, con el Columbia de nuevo como nave tripulada por dos astronautas que así se convierte en la primera que viaja dos veces por el cosmos.

        En cuanto a las conversaciones sobre armamento URSS-USA, el 18 de noviembre el presidente Reagan propone la llamada opción cero por la que renunciaría a la instalación de misiles nuevos en Europa si la URSS suprimía los suyos. Doce días más tarde se abren negociaciones con los americanos sobre determinado armamento nuclear.

        En diciembre la ESA europea entrega a la NASA el primer módulo del Spacelab para utilizar en el programa Shuttle. La inversión europea en este proyecto ascendió a casi 1.000 millones de dólares, de los que el principal contratista era Alemania. La participación europea con los americanos estaba en marcha.


1982.            El año de...

  • Guerra argentino-británica por las Islas Malvinas.

  • Nuevo atentado contra Juan Pablo II.

  • Invasión israelí del Líbano.

  • Mundial de fútbol en España.

  • Muere en accidente Grace de Mónaco.

  • Fallece Brezhnev en la URSS y le sucede Yuri Andropov.


    El 5 de marzo una explosión destruye en el barrio moscovita de Davidkovo una fábrica de propulsantes para cohetes. Las instalaciones quedaron pulverizadas y el número de víctimas no fue dado a conocer pero se estimó elevado, pues allí trabajaban al rededor de unas 250 personas.

    El 1 de marzo la sonda soviética Venera 13 envía la primera fotografía en color desde el suelo de Venus.

    El 3 de marzo trascendía la existencia de una tenue e invisible nube de más de 3 Km de longitud y 1 Km de gruesa que circulaba en la atmósfera desde hacía un mes entre los 16 y los 20 Km de altitud, dando en tal tiempo 4 vueltas al planeta, sin conocerse su origen, si bien se especuló con que podría ser polvo de una erupción volcánica, pero que resultó para los científicos un misterio en definitiva.

    El 16 de marzo, los soviéticos apuntaban su intención de paralizar el despliegue de misiles SS-20.

    El 22 de marzo los americanos lanzaban al tercer Shuttle, con la nave Columbia con 2 astronautas. Es un nuevo vuelo de comprobación del sistema Shuttle.


    El 19 de abril la Unión Soviética lanzaba la 7 estación Salyut. A la misma accederían luego tripulaciones Soyuz, desarrollando programas científicos diversos.

    El 4 de mayo, en la Guerra de las Malvinas, entre Gran Bretaña y Argentina, un misil Exocet argentino hizo que se hundiera un destructor británico al causarle un contundente incendio si bien, y es lo curioso, la carga explosiva del cohete no explotó; el impacto por la velocidad del cohete perforó el barco y provocó un incendio.

    En la guerra entre Argentina y la Gran Bretaña por las Islas Malvinas, situadas frente al país sudamericano, los satélites espías americanos, probablemente los KH, jugarían un importante papel al facilitar a los británicos información de los movimientos militares argentinos. Gracias a ello, sin olvidar otros factores, la guerra fue fácilmente resuelta por los británicos, no obstante con pérdidas difíciles de olvidar. Se utilizaron misiles varios aunque no con toda la eficacia que se puede esperar de ellos.

    El 13 de mayo la URSS disparaba la nave tripulada por 2 cosmonautas Soyuz T-5. La misma se acopló a la nueva estación Salyut 7 donde batiría el récord de estancia humana en el espacio con 211 días.

    El 18 de junio los soviéticos realizan una prueba de interceptación con un satélite Cosmos, pero fracasó al no lograr destruir al objetivo, otro satélite de la serie.

    El 24 de junio los soviéticos lanzan al Soyuz T-6, misión de dos cosmonautas, uno de ellos de Francia, con visita de varios días a la estación Salyut 7, ocupada también por la misión de larga duración Soyuz T-5.

    El 27 de junio los americanos disparan al cuarto Shuttle. De nuevo el Columbia lleva dos astronautas en vuelo de comprobaciones del nuevo sistema espacial tripulado americano.

    A partir de finales de junio y hasta finales del siguiente año 1983 se celebran conversaciones START entre los Estados Unidos y la URSS para la reducción de armas estratégicas. La propuesta soviética es de reducir el número de misiles progresivamente a la mitad en 1985 y 1990.

    A primeros de agosto la URSS finalizaba la 36 base de misiles SS-20, disponiendo entonces de 234 de los mismos apuntando a los países de occidente. En marzo anterior, los alemanes occidentales habían estimado que el despliegue disponía ya de 288 SS-20 operativos de los que 200 apuntaban a objetivos de la OTAN.

    A mediados de agosto se celebra en Viena Unispace 82, una conferencia de Naciones Unidas sobre la explotación pacífica del espacio y se exponen maquetas de todo tipo de ingenios espaciales, ocupando 12.000 metros cuadrados.

    El 19 de agosto la URSS lanza la nave Soyuz T-7 en dirección al complejo tripulado Salyut 7/Soyuz T-5. La nueva nave va de visita y lleva 3 cosmonautas, uno de ellos la segunda mujer en el cosmos, que como la primera es también soviética.

    En la primera mitad de octubre los chinos prueban con éxito a lanzar un misil desde un submarino. En este año, además, los chinos anunciaban su intención de desarrollar un programa espacial de vuelos tripulados y probaban un misil de 1.200 Km de alcance para disparar desde submarinos.

    El 10 de noviembre fallece Leonid Brezhnev, el máximo mandatario de la URSS, y le sucede Yuri Andropov dos días más tarde. Cinco días más tarde, en el entierro del primero, acude el vicepresidente americano Bush y se entrevista con el nuevo líder, que muestra su deseo de mejorar relaciones. Pero 12 días más tarde, el presidente Reagan anuncia que instalará un centenar de misiles MX en Wyoming en el plazo de 3 años.

    El 11 de noviembre tiene lugar la partida del Shuttle 5, con la nave Columbia otra vez en ruta hacia una órbita en la que dejaría 2 satélites comerciales que llevaba en su almacén. En esta ocasión viajan 4 cosmonautas, siendo la primera vez también que una nave lleva tal carga.

    El 12 de noviembre el periódico parisino Le Monde aseguraba, basándose en documentos de los militares franceses, que la URSS tenía 1.398 misiles ICBM contra 1.054 los Estados Unidos. El balance citaba otros misiles de menor alcance, los llevados por los submarinos, etc., arrojando finalmente un resultado que apuntaba la superioridad de la URSS en este tipo de armamento.


    Un estudio soviético por la misma época apuntaba a que en caso de una guerra nuclear la tercera parte de la humanidad perecería, sin contar los efectos sobre la fauna y la flora.

    Por entonces se supo que un espía británico, Geoffrey Prime, había vendido en 1975 a los soviéticos detalles de los satélites de vigilancia avanzada occidentales.

    El 21 de diciembre, Andropov propone ante el Soviet Supremo la reducción de los misiles propios en Europa siempre y cuando la OTAN no desplegara los suyos.

    También en 1982 fue hallado en la Antártida el que sería identificado en 1983 como el primer meteorito de origen concreto conocido, en este caso, de procedencia lunar. Habría sido originado en un impacto en la Luna 100.000 años atrás y se estableció de gran parecido a las muestras selenitas traídas por Apollo 15.


1983.            El año de...

  • Expropiación de Rumasa en España.

  • Invasión americana de la isla de Grenada.

  • Raúl Alfonsín, nuevo Presidente de Argentina.

  • Trágicos accidentes aéreos en España.

  • Salen al mercado los primeros CDs y el ratón de ordenador.


    El 23 de marzo, el entonces presidente Reagan lanza su famoso proyecto SDI, conocido como “la guerra de las galaxias” por la reminiscencia en el empleo en tal sistema de defensa de modernos rayos láser, como en la película de igual título. La idea era suplantar los ABM contra misiles de largo alcance por medio de potentes rayos láser aun no desarrollados, y otros medios. Por ello, Reagan solicitó al Congreso americano 26.000 millones de dólares, de ellos 1.700 para el siguiente año, como fondos necesarios para la investigación que desarrollara tan fantástica arma defensiva. El sistema incluía también el uso de misiles y satélites, y también el ataque a satélites enemigos. A este importante proyecto se opusieron, como es natural, los soviéticos, entendiendo que el mismo violaba los acuerdos en materia antibalística. El costo del proyecto al final tendría que ser infinitamente mayor y en realidad la tecnología necesaria ni estaba disponible ni sería lograda a corto o medio plazo. Pocos expertos creyeron en sus posibilidades y muchos advirtieron de que sería el principio de una nueva carrera de armamento. Hubo advertencias de que tal coste tendría que suponer un recorte de otras partidas presupuestarias que serían seguramente las sociales, las científicas e incluso las del mismo armamento convencional con lo que la dependencia del armamento nuclear aumentaría.

    La SDI supone un radical cambio de estrategia respecto a la “destrucción mutua asegurada” que había venido manteniendo el equilibrio estratégico entre las superpotencias en la llamada guerra fría, es decir, desde el final de la segunda guerra mundial. Suponía pasar de la disposición del arma amenaza a confiar en unos (hipotéticos) medios propios. Al margen de su inviabilidad tecnológica como luego se demostró, la SDI también perdió su total razón de ser 8 años más tarde con el desmoronamiento de la URSS, pese a que versiones menos pretenciosas en su tecnología la sucederían. Las más que razonables dudas sobre las posibilidades reales en el desarrollo tecnológico necesario (potentes rayos y cañones láser, de rayos equis, etc.) hizo que algunos especialistas mostraran que tal paraguas tecnológico era inviable en su conjunto. Algunos consejeros de la Administración americana se mostraron así pesimistas y fueron entonces tachados de antipatriotas por su falta de “optimismo”, por su falta de “consonancia” con las “previsiones” del Presidente. Oficialmente en los siguientes años se exaltaron los pequeños avances tecnológicos para explicar que se estaba avanzando cuando en realidad solo se daban pasos prácticamente insignificantes.

    Volviendo a 1983, por entonces los americanos estaban también ocupados en su pretensión de instalar en Europa para la OTAN 108 misiles Pershing II y 464 cruceros como medida para contrarrestar los SS-20 soviéticos. Este hecho produjo una extensa y amplia polémica en los países de la Europa Occidental, con numerosas protestas y manifestaciones que entendían que se trataba de una peligrosa escalada. En realidad, los americanos con este despliegue en Europa jugaban su carga de tener Moscú al alcance sin arriesgar su territorio, si bien también es cierto que el llamado teatro europeo había venido siendo la fuente de conflictos mundiales en que se habían visto implicados.

    A finales de marzo el Presidente Reagan ofrecía además una solución parcial a las propuestas soviéticas, que fueron rechazadas.

    El 4 de abril los americanos lanzaban el Shuttle 6, yendo por vez primera el segundo Orbiter, el Challenger, que llevó un satélite para su suelta en órbita. La nave iba tripulada por 4 astronautas.

    El 20 de abril la URSS lanzaba la nave tripulada Soyuz T-8, con 3 cosmonautas que realizan un vuelo orbital sin novedad.

    A finales de mayo los soviéticos anunciaban que, en respuesta al despliegue de misiles de la OTAN, ellos situarían más estratégicos de alcance medio sobre Europa.

    El 2 y el 7 de junio los soviéticos disparaban dos sondas hacia Venus. La Venera 15 y Venera 16 se convertirían semanas más tarde en satélites de tal planeta y trazan el primer mapa por radar de su superficie.


    El 16 de junio se produce el primer lanzamiento comercial del cohete europeo Ariane que iniciaría así una larga carrera de éxito hasta acaparar gran parte del mercado mundial de disparos de este tipo. El satélite principal lanzado es el primer EUTELSAT para comunicaciones.

    El 18 de junio los americanos lanzaban el 7 Shuttle, con el segundo vuelo del Challenger, que lleva esta vez 2 satélites para su suelta en órbita. La nave es tripulada por 5 astronautas, siendo la primera espacial que lleva tal número de personas.

    El 27 de junio la URSS lanza la nave tripulada por dos cosmonautas Soyuz T-9. La misma se acoplaría más tarde a la estación orbital Salyut 7, en la que también estaba acoplado el ingenio Cosmos 1.443.


    Igualmente en junio aparecía el proyecto de estación orbital Freedom americano pero posteriormente, con motivo del 25 aniversario de la NASA, Reagan, solo habla de "una nueva estrategia espacial”. El proyecto iría para largo.

    En junio también el periódico soviético Pravda reconocía la existencia de la base de lanzamiento de Kapustin Yar y citaba la más secreta de Plesetsk.

    El 4 de julio los soviéticos lanzaban con todo sigilo y secreto en Kapustin Yar con un cohete C-1 en un vuelo suborbital a una naveta o modelo a escala de una nave alada llamada Kosmolyot, del tipo del Cosmos 1.374.

    El 27 de agosto los soviéticos indican que reducirían el número de SS-20 desplegados en Europa a 162 unidades sino se desplegaban los previstos crucero y Pershing de la OTAN.

    El 30 de agosto los americanos lanzan el 8 Shuttle, y va de nuevo el Orbiter Challenger portando un satélite para su suelta en órbita. La nave es tripulada por 5 astronautas.

    El 1 de septiembre, con motivo del despliegue de misiles Pershing en Alemania Federal, los pacifistas bloquean la base norteamericana en suelo alemán de Mutlangen. Diversas manifestaciones de producirían en las siguientes semanas por toda Europa contra el despliegue de los misiles americanos. Evidentemente, en la URSS no había manifestación alguna por el despliegue de sus propios misiles... Pero Europa no daría marcha atrás.

    En esta misma fecha del 1 de septiembre, en que había gran tensión entre soviéticos y la NATO, sobre todo en la URSS, esta última derribó con un misil disparado por un caza a un avión de pasajeros coreano al que supusieron en aquel momento como “avión-espía”. Murieron 269 personas. La tensión nerviosa, luego de cierta escalada y con las habituales maniobras militares, como prueba de la misma, llevó finalmente al diálogo con el Presidente americano Reagan.

    El 22 de noviembre los alemanes aceptan la instalación de misiles en su suelo y por ello los soviéticos interrumpen al siguiente día las conversaciones de Ginebra; el 8 de diciembre siguiente abandonarían totalmente las START. Por entonces, se realizaban conversaciones en Ginebra sobre los llamados euromisiles y la administración del presidente americano Reagan había anunciado que se realizaría el despliegue anunciado de misiles Pershing II y de la clase crucero en Europa. La respuesta soviética, a finales de noviembre, con su líder Yuri Andropov al frente, fue el despliegue anunciado principalmente de más misiles SS-20 y SS-N-21, estos últimos lanzables desde submarinos, además de la retirada de las conversaciones en Ginebra.

    Estas agudizaciones de las posturas y situación militar de los dos bloques era peligrosa porque podía desembocar hacia uno de los dos extremos: o conversaciones de desarme o una confrontación inevitable. Afortunadamente la cordura de ambas partes optaría al final por la primera opción, pero por de pronto en el siguiente 1984 las conversaciones se interrumpieron.

    Por su parte el despliegue de misiles en Europa seguiría a partir de noviembre. Quedarían situados en una primera tanda 9 Pershing en Alemania Federal (Muntlangen), 16 cruceros en Gran Bretaña (Greenham Common) y 16 en Italia (Comiso, Sicilia). El despliegue total duraría 5 años.

    El 28 de noviembre los americanos enviaban al espacio al 9 Shuttle con el sexto vuelo del Columbia que lleva 6 astronautas, entre ellos el primero de Alemania. La nave porta además por vez primera al módulo Spacelab de la ESA, laboratorio de investigación espacial correspondiente al programa de colaboración espacial de los europeos. Viaja además el astronauta alemán Merbold, el primer europeo llevado por los americanos.


1984.                  El año de...

  • Fallece Andropov en la URSS y lo sucede Konstantin U. Chernenko.

  • Un toro mata a Paquirri.

  • Intervención americana en Etiopia por la hambruna.

  • Asesinada en la India Indira Gandhi.

  • Identificado el virus del SIDA.


    A lo largo del año comienzan a llegar los canales de TV doméstica por satélite, aun en el modo analógico y extranjeros, en España. Los equipos necesarios, aun muy caros, comprenden entre otras cosas antenas parabólicas entre 1,8 y 2,4 m, o más, de diámetro.


    El 29 de enero, 7 días más tarde de anunciar la reanudación de conversaciones con los americanos, los soviéticos acusan a éstos de no respetar los acuerdos mutuos del tratado SALT-II. Y unas fechas antes, la misma acusación la hacían los americanos por las pruebas soviéticas del nuevo misil SS-25.

    El 3 de febrero los americanos lanzan el 10 Shuttle llevando el Challenger 5 astronautas y dos satélites para liberar en órbita.

    El 8 de febrero la URSS dispara la nave Soyuz T-10 tripulada por 3 cosmonautas. Se acoplan a la estación Salyut 7 y permanecen en ella hasta batir el récord de estancia humana en el espacio con 236 días.

    El 3 de abril los soviéticos lanzan la nave Soyuz T-11 con 3 cosmonautas, uno de ellos el primero de la India. La misión fue visitar durante unos días la estación Salyut 7/Soyuz T-10.

    El 6 de abril los americanos lanzan el Shuttle 11. Lleva al Challenger en su quinto vuelo y transporta una tripulación de 5 astronautas. La misión consiste fundamentalmente en la suelta orbital de un satélite y la reparación de otro, la primera humana en órbita.

    En abril también, los americanos dejaban caer una información sobre que “la URSS podría disponer en la siguiente década de un arma láser contra satélites”. Más que una realidad se trataba de un intento de concienciar a los ciudadanos sobre la propia necesidad del proyecto SDI.

    El 23 de mayo se disparaba el primer satélite comercial del Ariane e iniciaba su importante carrera en este negocio espacial.

    Igualmente en mayo (sabido un mes después por la CIA americana) los soviéticos habían tenido una explosión en una base militar de la Marina en Severomorks (península de Kola) que habría destruido un tercio de los misiles tierra-aire de la llamada Flota del Norte. Se supone que habría sido un accidente y su detección se hizo mediante satélites de observación militar americanos.

    En julio, americanos y soviéticos cruzan propuestas sobre la desmilitarización del espacio y reducción de armas nucleares, pero sin llegar a acuerdos importantes. El dirigente soviético Chernenko había advertido en mayo anterior que era partidario de la desmilitarización del espacio, pero el incremento americano al contrario les obligaría al rearme espacial, si bien ellos no serían los primeros -señaló.

    El 17 de julio la URSS lanza la nave Soyuz T-12 tripulada por 3 cosmonautas. En el vuelo visitan la estación Salyut 7/Soyuz T-10.

    En agosto, los británicos desmintieron oficialmente la posible intención de construcción de un avión aeroespacial capaz de su satelización. El rumor del proyecto era nuevo, pero la idea muy vieja, y la economía que lo pudiera sustentar inexistente.

    El 30 de agosto los americanos lanzan el Shuttle 12 llevando esta vez por vez primera al Orbiter Discovery. La tripulación es de 6 astronautas y la misión principal fue liberar en órbita 3 satélites llevados en el almacén de carga.

    El 5 de septiembre, el mandatario soviético Chernenko, luego de 53 días sin aparecer en público, se dejaba ver para condecorar a 3 cosmonautas de Soyuz T-12, entre ellos a Savitskaya, la primera mujer en realizar una salida de la nave espacial en pleno vuelo.

    El 5 de octubre los americanos lanzan al 13 Shuttle. El Challenger lleva un satélite para su suelta orbital y por vez primera va una tripulación de 7 astronautas en una nave sideral.

    A partir del 11 de octubre los ministros de defensa de los países integrantes de la OTAN, reunidos en Stresa, Italia, discutían el proyecto americano SDI, también conocido como “guerra de las galaxias”.

    El 8 de noviembre los americanos lanzan al 14 Shuttle con el Discovery que lleva una tripulación de 5 astronautas. La misión consiste en soltar 2 satélites y recuperar otros 2.

     En la misma fecha se supo que los americanos acusaban a los soviéticos de transportar en un buque cazas de combate MIG 21 hacia Nicaragua, tras la detección del mismo con un satélite espía en septiembre anterior, y dentro de la tensión con aquél país centroamericano.

    Asimismo en noviembre el Presidente Reagan deroga casi todos los programas de cooperación con los soviéticos en protesta por la imposición de éstos en Polonia de un régimen represor contra la incipiente nueva clase política polaca que brotó con el sindicato Solidaridad. Solo sobrevivía un proyecto de simulación de salvamento en una estación Salyut con un Orbiter Shuttle.

    Por su parte, se supo por entonces que China estaba construyendo un nuevo tipo de misil de largo alcance para lanzar desde submarino con sofisticado sistema de guía.

    En el mismo mes, en España, se conoce la protesta de un tercio de trabajadores del INTA por la “continua degradación de la posición orgánica del Instituto y de la situación legal y retributiva de todo el personal”. El personal del INTA es entonces de 900 funcionarios más 300 contratados fijos.

    El 15 y 21 de diciembre los soviéticos lanzan dos sondas en dirección al cometa Halley, con sobrevuelo previo de Venus. Son las VEGA 1 y VEGA 2.

    El 28 de diciembre, un misil soviético SS-N-3 lanzado desde uno de sus submarinos en el mar de Barents se desvía y vuela sobre Noruega y cae sobre Finlandia, cerca de la frontera soviética, sin causar daños, en un error que bien pudo causar una catástrofe. Los soviéticos pidieron disculpas a los citados países en los primeros días de enero siguiente.


1985.               El año de...

  • Muere en la URSS K. Chernenko y lo sucede M. Gorbachov.

  • Entrada en la Unión Europea de España y Portugal.

  • Reunión URSS-USA en Ginebra de Gorbachov y Reagan.

  • Se hallan los restos del Titanic.

  • Erupción mortal del volcán Nevado del Ruiz.

  • Terremoto en México.


    El 7 de enero, americanos y soviéticos deciden reanudar sus conferencias START, denominándose Conversaciones sobre Armas Espaciales y Nucleares. Aunque se trataba de continuar hacia un acuerdo, la eufemística denominación no escondía sino la búsqueda para incluir en el mismo por parte soviética el nuevo proyecto de Reagan de la defensa estratégica espacial, SDI o “guerra de las galaxias”.

    El 8 de enero Japón se suma a europeos y soviéticos y lanza la sonda Sakigake para el posterior sobrevuelo del cometa Halley.

    El 24 de enero los americanos lanzan al 15 Shuttle con el Orbiter Discovery llevando 5 astronautas. Se porta un satélite militar para liberar en órbita y es la primera misión militar Shuttle.

    El 8 de febrero se lanza con un Ariane en Kourou a los satélites de comunicaciones de la Liga Árabe, el ARABSAT 1A, y al brasileño BRASILSAT 1.

    A primeros de marzo de 1985 la URSS solicitó su ingreso en la red de telecomunicaciones mundiales INTELSAT pese a que los soviéticos contaban con la equivalente red Intersputnik, parecida pero menos avanzada.

    También a principios de marzo, americanos y soviéticos aumentaban sus diferencias acerca del proyecto SDI de los primeros. Las acusaciones que se venían cruzando se basaban más que nada en el aireamiento de los habituales y dudosos trapos sucios ajenos. Los expertos soviéticos, por otra parte, sabían que la SDI no sería un escudo perfecto y por tanto no iba a eliminar las armas nucleares totalmente.

    La llegada al poder soviético de Gorbachov, el 11 de marzo, es seguida a primeros de abril de la suspensión del despliegue de misiles de alcance medio apuntando a Europa. Mijail Gorbachov se convertiría en la persona clave en la historia mundial de últimos de siglo.

    El 12 de abril los americanos disparan el 16 Shuttle llevando el Discovery 7 tripulantes y 2 satélites para soltar en órbita.

    El 29 de abril llega otro vuelo Shuttle, esta vez con el Challenger con 7 astronautas que desarrollan un programa científico con el módulo europeo Spacelab.

    El 6 de junio los soviéticos lanzan la nave Soyuz T-13 con 2 cosmonautas que irían a desarrollar un programa a bordo de la estación Salyut 7.

    El 17 de junio los americanos lanzar al 18 Shuttle con el Discovery portando 3 satélites para colocar en órbita. La tripulación es de 7 astronautas entre los que va un francés y el primero de Arabia Saudí.

    El 21 de junio tiene lugar una prueba de un cohete militar secreto soviético que, se especula, funcionaría excepcionalmente con combustible hidrógeno líquido en vez del tradicional queroseno o bien era una prueba antisatélite que falló. Los soviéticos, que desde 1966 no dejaban de informar de los movimientos americanos de tal índole, sorprendentemente no se enteraron a tiempo por sus propios medios.

    En la misma fecha, el ministro chino de Defensa y el director del CNES francés firmaban en Pekín un acuerdo de colaboración en materia espacial para la fabricación de de módulos para satélites de observación de recursos terrestres, y para la coordinación en el seguimiento y control de ingenios orbitales.

    El 28 de junio se inauguraba con asistencia de diversos jefes de estado europeos el Instituto Astrofísico de Canarias, importante punto de referencia astronómica del planeta en lo sucesivo, con observatorios internacionales en La Palma y Tenerife.

    El 2 de julio los europeos lanzaban la sonda Giotto que más tarde sobrevolaría al cometa Halley con éxito.

    El 29 de julio los americanos lanzan al 19 Shuttle con el Challenger en su 8 vuelo. Viajan 7 astronautas y es una misión científica Spacelab.

    El 18 de agosto el Japón lanza otra sonda, la Suisei, en dirección a un punto de encuentro para el sobrevuelo del cometa Halley.

    El 27 de agosto los americanos lanzan al Shuttle 20. Va en esta ocasión el Discovery en su sexto vuelo y lleva 5 tripulantes. La misión fue soltar 3 satélites y reparar otro.

    En septiembre los americanos realizaban los dos primeros ensayos con rayos láser para su programa SDI, conocido vulgarmente como “la guerra de las galaxias”, luego de que un primer intento en julio anterior en Hawai no resultara. Y el 13 de septiembre, para el mismo programa en un ensayo antisatélite, era destruido por un misil lanzado por un F-15 un viejo satélite propio.

    El 17 de septiembre los soviéticos disparan la nave Soyuz T-14 tripulada por 3 cosmonautas que visitan durante unos días la estación Salyut 7/Soyuz T-13.

    El 27 de septiembre los soviéticos lanzan al Cosmos 1.686, satélite automático destinado a acoplarse en la estación Salyut 7 de 20 Tm de peso.

    El 3 de octubre los americanos lanzaban al 21 Shuttle que lleva por vez primera al nuevo Orbiter Atlantis. Van 5 tripulantes y es la segunda misión militar Shuttle. Se sueltan 2 satélites.

    El 4 de octubre los americanos apuntaban ante la opinión pública que la URSS tenia un sistema de defensa estratégico mejor, 10 años más avanzado, que el propio. Lo declaraba en realidad como apoyo a su proyecto SDI o “guerra de las galaxias” y para preparar su terreno ante próximas conversaciones con los soviéticos. Que éstos tuvieran un sistema tal mejor o más avanzado no era cierto, aunque estudiaron preparar un proyecto similar en respuesta al americano según había reconocido el mariscal soviético Sokolov (5 de mayo de 1985). Además, la oferta soviética, sincera como lo demostraría el tiempo, era entonces, simplificadamente, la de la reducción a la mitad del arsenal nuclear de ambas potencias y la prohibición de armas espaciales, así como relajar los despliegues de misiles y armamento en Europa.

    El 15 de octubre los chinos intentan fallidamente su primer disparo de un misil desde un submarino.


    En este mismo mes el Gobierno chino hacía público el ofrecimiento de sus cohetes Larga Marcha para lanzamientos de satélites comerciales de cualquier país. China trataba así de entrar en el mercado que estaba empezando a acaparar el Ariane europeo. Los chinos anunciaban que sus cohetes estarían dispuestos al respecto con un precio un 15 % inferior al de los lanzadores occidentales. La previsión fijaba entonces el primer disparo comercial de este tipo para finales de 1987.

    El 30 de octubre los americanos disparan el 22 Shuttle. El Challenger lleva un satélite para su liberación en órbita y porta una tripulación de 8 astronautas, la primera de una nave espacial con tal número de personas. Se desarrolla también una misión Spacelab con un programa alemán de investigaciones; participan en el vuelo 2 astronautas alemanes y un holandés.

    A principios de noviembre, el presidente Reagan apuntaba que el despliegue de la SDI no sería establecido hasta que se eliminaran las armas nucleares como medida precautoria para el devenir de los tiempos. Eran declaraciones previas a un encuentro con los soviéticos. Días antes, sus aliados europeos habían pedido a los americanos que respetara los acuerdos existentes SALT y ABM aunque los soviéticos los violaran para allanar un poco el camino ante nuevas propuestas. La URSS indicaba a la vez su ofrecimiento de detener el montaje de su sistema de radar en Siberia.

    Al mismo tiempo, el 2 de noviembre, Holanda daba el visto bueno a la OTAN para la instalación en su territorio de 48 misiles-crucero americanos. Holanda había aplazado su decisión al respecto desde 1979 con el despliegue de los Pershing 2. Por entonces la URSS tenía desplegados a su vez 441 misiles SS-20 (378 en junio de 1984).

    Entre el 19 y el 21 de noviembre el presidente americano Reagan y el soviético Gorbachov se reúnen en Viena y reabren formalmente el diálogo sobre acuerdos SALT tras 6 años de vacío al respecto y anuncian su intención de reducir respectivamente a la mitad su capacidad nuclear.

    El 26 de noviembre los americanos disparan el 23 Shuttle. Va el Orbiter Atlantis con 7 astronautas y 3 satélites que suelta en órbita.

    También en noviembre llega el mítico cometa Halley a la vista de la Tierra, y dan comienzo las observaciones terrestres sobre el mismo, sin olvidar que también se harán las espaciales.

    El 6 de diciembre el proyecto americano SDI (“la guerra de las galaxias”) recibe la adhesión de los británicos que firman un protocolo al respecto de contenido no dado a conocer. Otros países, como Alemania Federal en abril anterior, ponían condiciones a igual adhesión. Aducían que la postura de los países europeos debía ser común. Pero en las semanas y meses siguientes, alemanes e italianos, de una manera u otra, venían a ceder, autorizando a sus empresas para colaborar en el desarrollo del proyecto.


1986.               El año de...

  • Asesinado el primer ministro sueco Olof Palme.

  • Referéndum español sobre la OTAN.

  • Bombardeo americano de Libia.

  • Gravísimo accidente en la central nuclear de Chernobil.

  • La población mundial llega a las 5.000.000.000 personas.


    En enero la sonda americana Voyager 2 sobrevuela Urano, así como algunos de sus satélites, y realiza varios descubrimientos.

    El 16 de enero los americanos lanzan el 24 Shuttle. El Columbia lleva en esta ocasión un satélite para su liberación orbital y una tripulación de 7 astronautas.

    El mismo 16 de enero los soviéticos presentaban oficialmente a los americanos su propuesta de eliminación de todas armas nucleares progresivamente en 15 años. Los americanos, que estaban en plenas conversaciones sobre el desarme con los soviéticos, reaccionan con sorpresa. Sobre los terceros países del club nuclear, como Francia o Gran Bretaña, los soviéticos sencillamente solo pedían que no aumentaran su armamento.

    El 28 de enero es lanzado el 25 Shuttle, en lo que debía ser el 10 vuelo del Orbiter Challenger. Su misión principal era llevar un satélite de comunicaciones. Pero al poco de partir la astronave explota ante la vista de los espectadores presentes en el KSC y mueren los 7 tripulantes: Scobee, Smith, Resnik, Onizuka, McNair, Jarvis y McAuliffe. Es la peor catástrofe espacial hasta entonces, y la única americana en vuelo. Un escape lateral en un SRB, el cohete auxiliar de propulsante sólido, había provocado en a poco más de 1 min de la partida la explosión del gran tanque de propulsante adosado a la panza del Challenger. Este Orbiter resultó despedazado y los astronautas fallecerían sino en la explosión, en la posterior caída de la cabina sobre el mar. Millones de americanos vieron en directo por TV la tragedia; y también la cara de sorpresa y horror de los padres de la tripulante McAuliffe, la maestra invitada del vuelo.


    La culpa había sido de las juntas de los SRB, pero la constructora Thiokol advertía que sus técnicos había desaconsejado el lanzamiento en condiciones de tan bajas temperaturas como las que tenía aquél día Florida. Aparecieron muchos culpables y muchos trapos sucios de la NASA. Ya se sabe que la culpa siempre es viuda. Pero los accidentes ocurren y para evitar su repetición se hizo un detenido análisis del sistema y un replanteo de las misiones. Los planes de la NASA iban a cambiar. El programa espacial tripulado americano quedaba de momento en suspenso. El accidente alcanzaría la política espacial americana en materia de lanzamientos comerciales. Las misiones militares y los envíos de satélites civiles se iban a recortar drásticamente en el sistema Shuttle, lo que abriría aun más las puertas al lanzador europeo Ariane. Además, los proyectos que se iban a mantener sufrirían un considerable retraso. Una encuesta indicó que el 79 % de los americanos quería que siguiera el programa espacial, e incluso el 72 % deseaba que las naves llevaran civiles, como la maestra muerta en el accidente. Aunque también hubo opiniones de expertos que aprovecharon para recordar lo caro que era la astronáutica tripulada, lo peligroso que resultaba y el uso político que se daba a la misma. Quedaba claro que el uso del sistema Shuttle para el mero lanzamiento de satélites y su recorte en algunos aspectos a favor de las aplicaciones militares no era la política más adecuada.


    Además, en los meses siguientes (8 de marzo y 3 de mayo), cohetes americanos Titan y Delta también se añadieron a la lista de fracasos de lanzamiento con pérdidas millonarias.

    Entre las consecuencias del accidente del Challenger y también de un fallo del Ariane europeo, están las de que algunas miradas ante los posibles lanzamientos comerciales de satélites se volvieran hacia la oferta soviética de sus cohetes Protón, inicialmente de modo infructuoso salvo una excepción hindú, y la de los chinos con su Larga Marcha 3, a quien por de pronto confiaron los suecos el disparo de un satélite científico. Pero aunque en el ambiente de los mencionados desastres flotaba una cierta desconfianza hacia la tecnología occidental, pronto se olvidó y el Ariane siguió rentablemente con sus lanzamientos y el Shuttle prosiguió su marcha meses más tarde, si bien con un retoque importante en su política de cargas útiles; las misiones militares y de satélites comerciales serían eliminadas, fijando como principal objetivo las misiones científicas. La realidad fue que, hacia junio, la cartera de pedidos para el Ariane se llenaba con contratos para lanzar 33 satélites, que en septiembre siguiente eran ya 40 que se incluían en 24 lanzamientos a realizar en los siguientes 3 años.

    El 20 de febrero es lanzada la estación soviética Mir. La misma sería la columna vertebral de la cosmonáutica tripulada de la URSS (y luego Rusia) durante 15 años. Sería visitada por numerosas tripulaciones, incluso americanas Shuttle, fue de capital importancia en las investigaciones soviéticas en el espacio, y supuso un trascendental precedente para la posterior estación orbital internacional que pudo aprovechar la experiencia adquirida aquí.

    El 13 de marzo los soviéticos lanzan la nave Soyuz T-15 ocupada por dos cosmonautas. En la misión se visitan por vez primera dos estaciones, la Mir y la Salyut 7.

    El mismo 13 de marzo la URSS anunciaba que seguirían sin realizar los ensayos nucleares suspendidos el 6 de agosto del año anterior en tanto que los americanos tampoco los realizaran. Era una señal de buena voluntad de M. Gorbachov, pero que acompañaba con una propuesta de prohibir las armas antisatélite.

    También en marzo la sonda soviética VEGA 1 llega a las cercanías del cometa Halley, siendo así el primer ingenio humano que se aproxima al mismo. También por estas fechas hace lo propio la VEGA 2, así como las sondas niponas Sakigake y Suisei, y la europea Giotto. Es la primera vez que una batería de sondas se aproximan a un cometa.

    En abril, los especialistas americanos resaltaban que en caso de un ataque soviético con misiles, solo el 16 % de los mismos conseguirían ser abatidos por el sistema antibalístico disponible. Cabe preguntarse si era cierto o solo una información “conveniente” a los intereses de propaganda y manipulación americanos. Toda la información sobre la cuestión de los misiles y su eficacia salida de ambos bandos, soviético y americano, fue casi siempre interesada y maquillada cara a la opinión pública.

    A mediados de abril, los americanos atacaron la Libia de Gadafi utilizando para ello entre otras cosas misiles aire-tierra y, por supuesto, satélites como apoyo logístico.

    El 26 de abril tiene lugar la explosión en la central soviética nuclear de Chernobil, en Ucrania. Los satélites americanos son dirigidos a su paso sobre el lugar para examinar el alcance de la gravedad del accidente; a los 3 días del accidente pasó sobre el sitio el LANDSAT 5. Sin embargo, publicaron luego alguna de tales fotografías retocada con el error de señalar el reactor fuera del lugar, en terreno cercano.

    El 21 de mayo la URSS lanza para su prueba la nave Soyuz TM-1, el primer modelo de un nuevo Soyuz mejorado. No va tripulado.

    El 5 de junio se jubilaba William Lucas en su cargo de director del centro espacial Marshall de Huntsville.

    En junio, la Administración Reagan estaba dando por finiquitado el tratado SALT 2, sobre la acusación de que los soviéticos violaban el tratado ABM, pero también con el anuncio de la puesta a punto del nuevo tipo de misiles crucero, añadido al nuevo concepto militar derivado de la llamada “guerra de las galaxias”. En definitiva, la actitud tenía el objeto de forzar a los soviéticos para negociar nuevos acuerdos. Esto, de algún modo, resultaba propicio a los soviéticos pues el mandatario Gorbachov con los nuevos aires de la política de transparencia quería un desarme que le liberara del enorme gasto económico que el estamento militar le suponía como un lastre para las reformas económicas que pretendía y había lanzado una propuesta al respecto del desarme. Tal propuesta, a grandes rasgos, quería reducir los misiles estratégicos y que otro tratado, el de antibalísticos, se prologara en 15 o 20 años; además, entre otras cosas, se flexibilizaba la postura acerca de los bombarderos americanos en Europa. No obstante, la propia Cámara de Representantes americana pedía en junio a su presidente que no se sobrepasaran aun los límites del citado acuerdo SALT.

    El 11 de julio renunciaba a su cargo de director de Cabo Cañaveral Richard G. Smith, que había permanecido en tal puesto desde el 2 de septiembre de 1979.

    Estos ceses fueron interpretados por algunos como uno de los resultados de la reestructuración derivada del accidente del Challenger. Otra consecuencia fue la reducción de plantilla en el centro de lanzamientos de Florida en 450 personas, además de más de otras tantas por reajustes. El personal que entonces había allí ascendía a unas 16.000 personas y en 2 años quedaría reducido a menos de 15.000. Sin embargo, la plantilla de seguridad, que era de 2.100 personas se incrementaría en solo un año hasta 5.200.

    El 11 y 12 de octubre se celebra una cumbre START en Islandia entre americanos y soviéticos y en la que se acuerda la reducción a la mitad de las armas estratégicas, concretada en un límite en torno a las 5.000 cabezas nucleares en misiles, la reducción soviética de la mitad del número de SS-18, etc. Pero los acuerdos no se firman aun por el recelo soviético al programa SDI o “guerra de las galaxias” de Reagan que querían incluir en el tratado ABM.

    En diciembre, el máximo mandatario soviético Gorbachov anuncia la propuesta para la reducción de armas nucleares estratégicas citada. Estos hechos serán los primeros pasos de lo que sería una distensión histórica que llevaría en solo un lustro a cambios en cadena en todo el mundo al alterar el equilibrio geoestratégico del planeta.

    En este año también es nombrado en la persona de Guri Marchuk en la Unión Soviética nuevo Presidente de la Academia de Ciencias. Este organismo controlaba la actividad cosmonáutica civil de la URSS, y con los nuevos aires de la apertura política, entonces llamada perestroika (reestructuración), iniciada en 1985, había sido independizada del poder centralista soviético.


1987.          El año de...

  • El agujero de la capa de ozono notable en el Polo Norte.

  • Mortal auge en los atentados del terrorismo etarra.

  • Primer vuelo del Airbus 320, el comercial más avanzado.

  • Lunes negro en la Bolsa el 19 de octubre.

  • Llega el Acta Única Europea.


    El 5 de febrero los soviéticos disparaban al Soyuz TM-2, un nuevo modelo de nave Soyuz con 2 tripulantes. Tras abordar la estación Mir, se bate en la misma el récord de estación humana en el espacio. Se trata de Romanenko que pasará 326 días en el cosmos.

    También en febrero el entonces secretario de defensa americano Caspar Weinberger informaba de la intención de cambiar la política organizativa militar espacial de los Estados Unidos. Pretendían adecuar su estructura a nuevas tecnologías y coordinar mejor distintos aspectos de la defensa espacial, aumentando su operatividad y eficacia de sus medios.

    En marzo trasciende a la prensa un pequeño escándalo en Gran Bretaña al desvelar un periodista, Ducan Campbell, las intenciones del gobierno del país de lanzar un satélites para espiar a la URSS sin conocimiento del Parlamento británico.

    Al principio de la primavera de 1987 la prensa británica recogió la sospechosa coincidencia de la muerte de 3 científicos en los últimos meses y la desaparición de otro, relacionados con la investigación de la SDI americana en Gran Bretaña (un radar de alto secreto y software para un misil localizador de submarinos y otro aire-mar). Uno fallecería aparentemente por accidente de automóvil incendiado y otro por presunto suicidio. Una buena base para un guión cinematográfico.

    El 31 de marzo los soviéticos lanzaban un módulo Quant o Kvant destinado a unirse a la estación Mir. Es el comienzo de la ampliación prevista de la misma, la mayor hasta entonces en el espacio.


       A primeros de abril Francia expulsaba a 3 diplomáticos soviéticos por entender que habían hecho espionaje sobre el cohete Ariane, entre otras cosas. Les interesaba principalmente la técnica criogénica utilizada en la tercera fase del lanzador.

      En abril el Secretario de Estado americano George Shultz y el ministro de Asuntos Exteriores soviético Eduard Shevarnadze firmaron un acuerdo de colaboración para la explotación del espacio con fines pacíficos. El acuerdo es uno de los más importantes desde el de colaboración que llevó al vuelo conjunto Apollo-Soyuz, más de una década atrás.

Las palabras claves de la transición político-económica propugnada por el mandatario soviético Gorbachov, “perestroika” y “glasnosh”, esto es, “reestructuración” y “transparencia informativa”, comienzan a adquirir fuerza. Los nuevos aires pretenden y logran la distensión con Occidente permitiendo desligarse de la carrera de armamentos que venía desde mucho ahogando económicamente a la URSS. El desarrollo tecnológico era otro objetivo del Presidente soviético.

Los países de la OTAN estaban dispuestos a la reducción de armamentos pero no a la total desnuclearización porque el temor a los soviéticos seguían latente dado que éstos disponían un superior –o al menos eso se creía- armamento convencional. Los soviéticos anunciaban por entonces el cese de fabricación de armas químicas y proponían negociar un tratado para la eliminación de misiles de corto alcance, al margen de los acuerdos sobre misiles mayores.

        El 13 de mayo, el mandatario máximo soviético M. Gorbachov, visitando el cosmódromo de Baikonur, aludió al programa espacial soviético como el logro más espectacular de la URSS, el éxito más importante de su ciencia, a la vez que señalaba la necesidad de revitalizar los proyectos entonces en marcha.

        El 15 de mayo los soviéticos lanzan en Baikonur al satélite Polyus con el primer cohete Energia, el mayor de la historia de la URSS de los que funcionaron. La carga satelizada es de 80 Tm, la mayor de los soviéticos hasta entonces.

        En este mes de mayo un misil iraní disparado contra la fragata norteamericana Stark produce 37 muertos.

        A principios de junio, las negociaciones entre soviéticos y americanos concluyen en lo relativo a los misiles de alcance medio. El acuerdo sería plasmado en un tratado en los siguientes meses.

        El 12 de junio los aliados europeos de la OTAN, en una reunión en Islandia, se muestran a favor de la eliminación de los misiles de largo y medio alcance, incluso los de menos de 500 Km de alcance, en Europa. Los acuerdos ruso-americanos, cuyo borrador se estaba entonces redactando, no contabilizaban los 72 Pershing-1 germano-americano desplegados en la frontera de la entonces Alemania Federal, por entender que no eran exclusivamente norteamericanos, aunque en realidad si que lo eran al asumir la propiedad de las cabezas. Los Estados Unidos tienen en tal momento desplegados en Europa 316 unidades del Pershing 2 y del tipo crucero. La Unión Soviética dispone a su vez en el despliegue enfrentado del escenario europeo occidental de 300 SS-20 con 3 cabezas nucleares cada uno, y también de 112 SS-4 de 2.000 Km de alcance y 85 SS-22 de menor alcance; del SS-23 de alcance menor de 500 Km disponían de 20 unidades.

        El 22 de julio los soviéticos lanzaban la nave Soyuz TM-3 con 3 cosmonautas a bordo, entre ellos el primero de Siria. Estuvieron algunos días de visita en la estación Mir/Soyuz TM-2.

        A finales de julio, el mandatario soviético Gorbachov anunciaba su disponibilidad para retirar los misiles de alcance intermedio de Asia. También haría por entonces referencia a la necesaria desmilitarización del espacio como condición en los acuerdos que se negociaban sobre desarme con los americanos. Pero la disposición americana no era equivalente porque afectaba su proyecto SDI (“guerra de las estrellas”).

        El 14 de septiembre se inauguraba en Sierra Nevada un radiotelescopio de 30 m de diámetro dentro de un proyecto originalmente franco-alemán.

        El 18 de septiembre, soviéticos y americanos llegaban a un acuerdo final en las conversaciones sobre reducción del armamento nuclear, en un tratado que sería firmado en diciembre siguiente por los máximos mandatarios de ambas naciones.

        A la vez, los soviéticos cancelaban su proyecto de avión espacial Uragan. Se dijo que era la respuesta a la cancelación americana del proyecto de lanzamientos Shuttle desde la base militar de Vandenberg, si bien el condicionante económico es más creíble.

        En octubre, el desacuerdo con el proyecto SDI americano hizo a los soviéticos bloquear temporalmente el acuerdo de septiembre anterior.

        El 10 de noviembre tiene lugar la Conferencia Espacial Europea de la ESA en La Haya. De la misma salen los proyectos Columbus, el Ariane 5 y el Hermes; o lo que es lo mismo, un módulo para la estación internacional proyectada, un gran cohete y una minilanzadera para que los europeos pudieran acceder al espacio con vehículo propio. Los acuerdos de financiación, distinta para país y cada uno de los 3 proyectos, chocan con la reticencia británica.

        El 24 de noviembre, el Jefe del Estado Mayor de la URSS anuncia en Ginebra la eliminación soviética de los misiles de alcance medio en un proceso gradual de 7 años. El convencimiento de la imposibilidad de un golpe contundente contra los países de la OTAN, unido a que ya no se contemplaba la opción de una guerra mundial, sustituida por los hechos por guerras regionales puntualmente entabladas con armamento convencional, hizo recapacitar a la URSS sobre la inutilidad de un armamento nuclear y estratégico masificado y económica poco rentable para unas reformas sociales necesarias.

       El 29 de noviembre, en una planta de la Morton Thiokol Inc, fabricante de los cohetes SRB del Shuttle, donde se fabricaba el misil MX, un tanque de propulsante sólido explotó y mató a 4 trabajadores, además de destruir instalaciones.

     Entre el 8 y 10 de diciembre, soviéticos y norteamericanos, Gorbachov y Reagan, se reúnen y firman en Washington el acuerdo de desarme que habían negociado meses atrás, un documento base que evitaría ya en lo sucesivo la llamada escalada nuclear, pero que por lo pronto llevó al desmantelamiento de misiles de alcance medio en Europa (Bélgica, Gran Bretaña, Italia, Alemania Federal y Holanda por la OTAN y Alemania Democrática y Checoslovaquia por el Pacto de Varsovia), pese a que seguía el desacuerdo en el tema de la SDI americana (“guerra de las galaxias”). Los acuerdos, plasmados en el llamado Tratado de Fuerzas Nucleares Intermedias, perseguían por de pronto la reducción del arsenal nuclear a la mitad, si bien la capacidad destructiva restante era más que suficiente en efectividad de una hipotética confrontación. La realidad de la reducción efectiva sería luego del 30 %. El acuerdo, cuya entrada en vigor ocurriría en junio del siguiente 1988, fijaba la suspensión del despliegue de misiles de alcance medio y reducciones, para los norteamericanos de 364 misiles Pershing y de tipo crucero, otras tantas cabezas nucleares, y 430 más de reserva. Los soviéticos debían suprimir 683 misiles de los tipos SS-20, SS-4 SS-12 y SS-23 (respectivamente en cantidades de 441, 112, 110 y 20) con un total de 1.565 cabezas, y 1.450 más de reserva; tenían en la RDA: del SS-23, 47 en Jena Forst y 6 en Weissenfels, del SS-12, 19 en Koenigsbrueck, 22 en Waren, 8 en Bischofswerda y 5 en Wokuhl; en Checoslovaquia había 29 SS-12 en Hranice; el resto estaban en 123 bases o lugares de la URSS. El despliegue de Pershing 1A en Alemania no entraba en la cuenta pero las 72 unidades no se iban ya a sustituir por modelos más modernos. El desmantelamiento de todo este arsenal se haría aprovechando el material técnico (sistemas de dirección, piezas de cohete y, obligadamente por su peligrosidad, el material radiactivo). Comisiones de inspectores de ambos países verificarían mutuamente los procesos en los siguientes 13 años, con visitas durante tal tiempo de las fábricas de misiles.

        El 21 de diciembre los soviéticos lanzan al Soyuz TM-4 con 3 cosmonautas a bordo. Tras engancharse en la estación Mir, baten de nuevo en la misma el récord de estancia humana en el cosmos; los dos protagonistas son Titov y Manarov con justo 1 año en el espacio.

       El 22 de diciembre, al tiempo del lanzamiento del Soyuz TM-4, a la vez que se televisa en directo tal disparo, como también se había hecho en algunas anteriores ocasiones, se reconoce por vez primera que el jefe del programa espacial de la URSS era el teniente general Kerim Kerimov, que llevaba 30 años trabajando en Baikonur.

        El 29 de diciembre se produce un incendio de propulsante sólido para misiles MX en la fábrica a 30 Km al oeste de Bringhan City, Utah. Hay 5 muertos y se destruyen las instalaciones totalmente.

            En este año, la 38 reunión anual de la IAF se celebra en Montreal.

También en 1987 se inaugura en San Roque de los Muchachos, Canarias, el telescopio W. Herschel, el óptico de mayor rendimiento del mundo.


1988.           El año de...

  • La URSS sale de Afganistán.

  • Pedro Delgado gana el Tour de Francia.

  • Se crea el Estado Palestino en el exilio.

  • Llega el avión mayor del mundo, el Antonov 225.


    En febrero el Presidente R. Reagan aprueba una partida de 100 millones de dólares con destino al desarrollo de planes para el desembarco humano en Marte. Los planes soviéticos de sondas marcianas (Phobos) que se iban a llevar a cabo en este año hacían temer exageradamente a los americanos que aquéllos se les adelantaran en una misión futura tripulada al planeta Marte; con el paso del tiempo se evidenciará la imposibilidad de tal proyecto soviético por la falta de recursos y medios.

    Por entonces se calcula por parte americana que un viaje tripulado a Marte precisaba de una preparación de solo 10 años, aunque con expectativa añadida a una posición favorable del planeta en su recorrido orbital (para el año 2010) y un costo total de la misión de 100.000 millones de dólares de entonces.

    En realidad, los medios americanos no hacían sino explotar tal hipótesis para la consecución de fondos, verdadera finalidad de los pretendidos temores de un posible adelanto soviético, cuya economía no iba precisamente hacia buen puerto, y menos el espacial. Por otra parte, pensar que un vuelo a Marte podía ser realizado en tal plazo de 22 años no dejaba de ser irreal porque faltaba evaluar previamente si el cuerpo humano podía estar sometido a un prolongado estado de microgravedad equivalente al vuelo, entre otras cosas.

    El Presidente Reagan, consecuente con su política, anunció también entonces que la gestión de determinados proyectos espaciales debería pasar a la iniciativa privada. Se abría una puerta, entre otras, a los futuros lanzamientos de cohetes privados.

    En la PRIMAVERA, en la guerra Irak-Irán, los iraquíes lanzaron contra Teherán 188 misiles Scud con resultados más psicológicos que efectivos.

    A principios de mayo, en la localidad americana de Henderson, en la fábrica de propulsante sólido para el Shuttle de la Pacific Engeenering Co. se produce una explosión de tal producto químico que destruye una plata productora y causa un muerto y 200 heridos de diversa gravedad. En 10 Km a la redonda varios edificios sufrieron distintos daños tras una cadena de explosiones y una gran nube negra se dejó ver a mayor distancia.

    Curiosamente a los pocos días, el 12 de mayo siguiente se produce otra explosión, ahora en una factoría química soviética en Pavlograd, Ucrania, y mata a 3 personas, hiere a otras 5, y destruye varios edificios. Detectado por un satélite norteamericano, se creyó que la explosión había sido producida por propulsante destinado a misiles SS-24. Naturalmente los soviéticos lo desmintieron e indicaron que la causa había sido otra. La producción se cree que se paralizó durante 6 meses.

    Entre el 29 de mayo y 2 de junio se celebra otra cumbre USA-URSS sobre las START pero aun no hay documento final debido a la distinta interpretación de textos y detalles técnicos, si bien se siguió progresando en las relaciones. Hay no obstante 2 acuerdos menores sobre reducción de armas, entre otras cosas.

    El 7 de junio los soviéticos lanzan al Soyuz TM-5, con 3 cosmonautas a bordo, uno de ellos el primero de Bulgaria. La misión es de visita durante unos días a la estación Mir/Soyuz TM-4.

    En la misma fecha, la cadena de TV Sky británica, del australiano Rupert Murdoch, firmaba un contrato para sus emisiones con el satélite ASTRA, el primero de esta última. La SES/Astra, con sede en Luxemburgo, fue el primer operador privado de TV en Europa, y no fue en su momento del agrado de los gobiernos europeos, en cuyas manos habían venido estando las cadenas públicas. El primer apoyo al nuevo sistema, que pasaba por parte de las compañías telefónicas de los distintos países, fue el de British Telecom. En Gran Bretaña, la guerra comercial que se abrió entre las compañías BSB, que llegaría en los siguientes años a tener dos satélites, y la Sky TV de Murdoch que utilizaría el sistema de Astra, acabó con la lógica fusión entre ambas, y aunque parecía una unión equitativa y paritaria fue una absorción de Sky que acabó dominando con sus criterios.

    El 15 de junio se disparaba en Kourou, llevando 3 satélites, el primer cohete Ariane 4, que sería el importante puntal de la industria europea de lanzadores Ariane durante varios años y el que tendría varias versiones según los distintos boosters o cohetes auxiliares posibles, adaptables según la carga llevaba, siendo así una de las ventajas del versátil lanzador.

    A principios de julio los americanos derriban con un misil en el Golfo Pérsico un avión de pasajeros iraní con 290 personas a bordo. Un terrible y trágico error americano al confundir el avión con un reactor militar F-14 de Irán.

    El 7 y 12 de julio los soviéticos lanzaban dos sondas en dirección a Marte, luego de varios años de inactividad hacia este planeta, permitiendo por vez primera un gran despliegue a los medios informativos, incluidos los extranjeros; era el resultado de la política glasnosh de Gorbachov. Los Fobos 1 y Fobos 2 son sin embargo un fracaso. La segunda sola logra llegar a la órbita del planeta rojo, pero no logra desarrollar completo el programa previsto para la misma.

    El 29 de agosto la URSS lanza la Soyuz TM-6, nave tripulada por 3 cosmonautas, entre los que va el primero de Afganistán. En el vuelo visitan la estación Mir/Soyuz TM-4 durante unos días.

    El 19 de septiembre Israel se suma al club de países lanzadores de un satélite con el envío de uno, el Offeq 1, con un cohete propio, Shavit, disparado en Palmachim, ante la sorpresa y el recelo árabe que veían con ello la disponibilidad implícita de misiles de gran alcance así como el uso militar y de observación desde el espacio.

    El 27 de septiembre China lanza su primer misil con éxito desde un submarino; el mismo cae sobre los 28,13º de latitud Norte y 123,53º de longitud Este.

    El 29 de septiembre los americanos reanudan sus vuelos espaciales tripulados tras el accidente del Challenger a principios de 1986 y lanzan el 26 Shuttle. El Orbiter Discovery porta en esta ocasión un satélite que es soltado en órbita. La tripulación es de 5 astronautas.

    También en septiembre los Estados Unidos autorizan por vez primera la venta a China de 3 satélites. Dos de ellos serían lanzados para la empresa australiana AUSSAT en 1991 y 1992 y el tercero era el West Star 6, recuperado de su órbita en 1984 por el Shuttle y propiedad del consorcio chino-británico AriaSat; este último se quería lanzar en 1989.

    El 29 de octubre tiene lugar el lanzamiento soviético del Buran, el transbordador de la URSS, mientras que unas semanas atrás en la cúpula del poder soviético las resistencias a los cambios aperturistas de Gorbachov se saldaban cesando a un buen número de conservadores comunistas. El vuelo, no tripulado, salió bien y la nave volvió de modo automático a tierra, aterrizando con éxito, pero no tendría continuidad una vez retirados los fondos necesarios para continuar el programa. El apoyo militar, fundamental en el caso soviético, sería retirado una vez evidenciado que su posible aprovechamiento militar era nulo. Había sido construido como respuesta al Shuttle norteamericano, dentro de la más simple y cara carrera de armamento, típica de una guerra fría que estaba a punto de tocar a su fin. A nadie en su sano juicio se le escapaba que el aprovechamiento militar del espacio no exigía tan costosa máquina sideral pues cualquier sistema no reutilizable podía servir para el mismo caso, pero el estamento militar soviético lo había impuesto por el absurdo temor de que podía servir para un ataque por sorpresa. Así, el Buran pasaría a la historia como una de las más inútiles y costosas inversiones del espacio.

    El 15 de noviembre, los soviéticos lanzaban en vuelo automático su nave espacial tripulable (no ocupada en esta única ocasión) Buran con el cohete Energía. El corto vuelo es un éxito, pero no volverá a ser ya lanzado. El proyecto resultó enormemente costoso para la debilitada economía soviética y solo había respondido a obsoletos requerimientos militares para tratar inútilmente de parangonar a los americanos.

    El 26 de noviembre los soviéticos lanzan al Soyuz TM-7 con 3 cosmonautas. En la misión visitan la estación Mir/Soyuz TM-4. En esta ocasión, mientras Baikonur abría sus puertas a los periodistas que iban a cubrir el vuelo en el que viajaba un francés, el que fuera directo del Instituto de Ciencias Espaciales soviético Roald Sagdeyev, en visita a los Estados Unidos declaraba la inutilidad del sistema Energia-Buran, su elevado costo y su falta de objetivos; vino a indicar que había sido un proyecto con mera inducción política y sin otro sentido, simplemente para imitar al Shuttle americano, del que se temió una década atrás una mayor aplicación militar.

    El 2 de diciembre los americanos disparan el 27 Shuttle. El Atlantis, en su tercer vuelo, lleva 5 tripulantes y porta un satélite para soltar en órbita dentro de una misión militar.

    El 11 de diciembre es lanzado en Kourou el primer satélite Astra para la TV doméstica para servicio sobre Europa.

    El 14 de diciembre el nuevo Presidente USA George Bush anuncia el aplazamiento de las START que se habían fijado para febrero siguiente. Solo una semana atrás Gorbachov había anunciado a los americanos su intención de reducir en medio millón de hombres de su ejército en los siguientes dos años; serían 6 divisiones destacadas en los países del Este (Alemania, Hungría y Checoslovaquia).

    A partir de este 1988 se cree que los americanos por medio de satélites de comunicaciones se dedicaron indirectamente al espionaje industrial, así como para el seguimiento de actividades de tráfico de drogas y terrorismo. Según el periodista e investigador escocés Duncan Campbell, los norteamericanos utilizan el denominado sistema de interceptación en las comunicaciones privadas Echelon, analizando por medios informáticos (por palabras clave como: arma, explosivo, detonador, sabotaje, conspiración, las de los materiales de alta tecnología y un largo etc.) todo el flujo de comunicaciones, incluido el correo electrónico de Internet, faxes, y las comunicaciones de telefonía móvil. En esta red Echelon participarían con los americanos la Gran Bretaña, así como también Canadá, Australia y Nueva Zelanda. El sistema informático, centralizado en Londres, recogería los mensajes que contendrían las palabras claves y las enviaría por satélite a Fort Meade, Maryland; se dijo que la capacidad Echelon sería tal que con 120 satélites se podrían registrar 2 millones de mensajes por hora. Este asunto, que afectaría especialmente a Europa, no fue demostrado (como es, por otra parte, natural), pero tampoco ignorado y se procedería años más tarde a estudiar la forma de establecer la privaticidad de tales comunicaciones por satélite. Públicamente, los americanos, en relación a este tema, advirtieron en su momento socarronamente que no necesitaban tal espionaje industrial con los europeos, dado que su tecnología ya era superior a la del viejo continente. Pero en cuanto al espionaje de las comunicaciones privadas, posteriormente, sobre todo tras el atentado contra las Torres Gemelas, ya no dejó lugar a dudas.


1989.         El año de...

  • Muere Hirohito y Akihito es el nuevo emperador del Japón.

  • George Bush es nuevo presidente americano.

  • La marea negra del Exxon Valdez, la mayor de la historia.

  • Represión china en la plaza de Tiananmen.

  • Se derrumba al Muro de Berlín.

  • En funcionamiento el mayor acelerador de partículas, el LEP.


    En 1989 España firma el protocolo con varios países, Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Canadá, Italia, para el control de las exportaciones de tecnología de misiles a países del llamado tercer mundo. La diferencia cualitativa es que cualquier país de tal área político-económica que quisiera disponer de piezas o determinados sistemas para misiles solo podría tenerlos bajo un desarrollo propio, que resulta prohibitiva e infinitamente más caro que comprarlas ya disponibles.

    Tal circunstancia tuvo algunos efectos inmediatos. Uno de ellos fue la imposibilidad de desarrollar los argentinos, en colaboración con países musulmanes, del misil Condor II. Otro efecto fue el del programa Sonda franco-brasileño.

    El 13 de marzo los americanos lanzan el 28 Shuttle. El Discovery realiza su 8 vuelo y lleva una tripulación de 5 astronautas y un satélite para soltar en la órbita.

    El 21 de marzo, los americanos prueban por vez primera su misil Trident 2 desde el USS Tennessee sumergido.

    El 23 de marzo un asteroide de unos 800 m de diámetro pasa a tan solo 800.000 Km de la Tierra, resultando el mayor acercamiento de tal tipo que hasta entonces se conocía. En las semanas siguientes, los astrónomos discutieron acerca del caso por el peligro de impacto que suponen estos hechos para nuestro planeta. Posteriormente se dijo que el tamaño del asteroide no era superior a los 100 m.

    En abril falla en órbita sobre Marte la segunda sonda Fobos soviética que se añadía al fracaso también de la primera. Dentro de la política de “transparencia” de la época, por vez primera algunos especialistas y técnicos soviéticos comienzan a criticar la falta de medios y evidencian los errores productivos del sistema como justificante de los fracasos. Se reconocía que su programa espacial era inferior al americano en muchos aspectos, especialmente en el informático, donde el desfase era seguramente entonces de al menos 15 años.

    El 4 de mayo los americanos lanzan al 29 Shuttle. El Atlantis, tripulado por 5 astronautas, libera en la órbita la sonda Magellan que sería luego impulsada en una órbita solar hasta llegar meses después a Venus. Sobre este planeta haría a su vez una importante labor de mapeado por radar.

    Igualmente en mayo, la oferta soviética de reducción de misiles causaba escepticismo en la NATO. La oferta establecía también una paridad en las fuerzas militares de todo tipo para ambos bloques.

    El 19 de junio tiene lugar el inicio del 11 encuentro START soviético-americano. Se añaden entonces nuevos acuerdos que comprenden principalmente nuevos procedimientos sobre verificación, información, etc., en el desarme.

    El 12 de julio se lanza en Kourou con un cohete Ariane 3 el satélite Olympus de la ESA para comunicaciones directas de TV dentro de un experimento tecnológico y cultural.

    El 8 de agosto los americanos lanzan al 30 Shuttle. El Columbia lleva esta vez 5 astronautas y un satélite para soltar en órbita. Es la cuarta misión militar Shuttle.

    En la misma fecha del 8 de agosto la ESA lanzaba en Kourou con un Ariane 4 al satélite astronómico Hipparcos destinado a astrometría, para fijar la posición de las estrellas y poder así confeccionar un preciso catálogo celeste.

    También en agosto la sonda americana Voyager 2 sobrevuela Neptuno y algunos de sus satélites. Realiza varios descubrimientos.

    Al mismo tiempo, los soviéticos, tras la firma con los americanos del acuerdo de desarme de misiles de medio y corto alcance, destruyen 4 de sus SS-12 Scaleboard. El siguiente 20 de octubre, los americanos harán lo propio en Francfort, Alemania, con las rampas de los Pershing 2.

    El 5 de septiembre los soviéticos lanzar al Soyuz TM-8 con dos cosmonautas. La misión es acoplarse a la Mir y desarrollar un programa científico en tal estación.

    El 22 de septiembre tiene lugar un encuentro entre ministros USA-URSS que se puede considerar continuación de las conversaciones START. Concesiones soviéticas de última hora y algún cambio de actitud americano resolverían los escollos finales del encuentro, aunque no hay documento final; aun se celebrarían varios encuentros y cumbres más.

    El 18 de octubre los americanos lanzan al 31 Shuttle que porta al Atlantis con la sonda Galileo en su almacén de carga; la tripulación es de 5 astronautas. La sonda es luego relanzada en una órbita solar de alcance a Júpiter a donde habría de llegar años más tarde para liberar una subsonda de penetración en el planeta gigante y desarrollar luego desde una órbita sobre el mismo una importantísima labor de toma de datos y fotografiado del planeta y sus satélites.

    El 18 de noviembre la NASA lanza en Vandenberg con un Delta al satélite COBE, ingenio astronómico que identificaría, mediante el estudio de la radiación infrarroja del fondo cósmico, los rastros del Big Bang.

    El 23 de noviembre los americanos lanzan el 32 Shuttle. El Discovery, que vuela por novena vez, lleva una tripulación de 5 astronautas y porta un satélite para liberar en órbita. Es la quinta misión militar Shuttle.

    El 26 de noviembre los soviéticos lanzaban el segundo módulo Quant para la estación orbital Mir. Continuaba la ampliación de la misma.

    El 2 de diciembre tiene lugar otra cumbre USA-URSS, esta vez en Malta, y se trata de las START. El nominado Presidente americano Bush asegura que seguirá el proyecto de SDI, apodado “guerra de las galaxias”, pero los presupuestos del mismo serían recortados y dejados en 4.000 millones de dólares, 1.800 menos que los requeridos por la administración Reagan.

    La relajación soviética en el dominio sobre los llamados países del Este de Europa lleva en la segunda mitad de este año a cambios radicales en los gobiernos o políticas de los mismos. La guerra fría y la política de bloques estaban abocadas a su final en Europa. Los peligros de la guerra se empezaban a diluir si bien iba a quedar aun el problema Yugoslavo, precisamente el país más independiente hasta entonces de los soviéticos. Los cambios principales se sucedieron así: el 24 de agosto en Polonia; el 23 de octubre en Hungría; el 10 de noviembre en Bulgaria; el 24 de noviembre en Checoslovaquia; el 1 de diciembre en Alemania Oriental con la caída del Muro de Berlín; y el 22 de diciembre en Rumania.

    Mediado diciembre, los soviéticos daban a conocer su hasta entonces oculto y fracasado programa lunar de los años 60.

    En la segunda mitad del año, la sonda americana Voyager 2 sobrevuela el planeta Neptuno y sus satélites por vez primera en la historia.

    Además, en 1989 los americanos autorizaban la posibilidad del lanzamiento de satélites comerciales propios por los chinos, aunque con un cupo limitado. Los americanos, que hacían sus disparos comerciales con los vectores Atlas, Delta y Titan, se fueron lentamente encontrando en el sector con el Proton y el Zenit soviéticos (luego rusos y ucraniano), con los CZ chinos, y con el japonés H-2, sin contar con el Ariane europeo, que fue quien en realidad se estaba llevando la mayor tajada. Los cohetes chinos habían tenido varios fallos y su competitividad estaba en unos precios bajos gracias a las subvenciones estatales. Este factor hizo a los americanos establecer acuerdos de cupo (renovados en 1997) para que los chinos se ciñeran a una política de precios reglados. La viabilidad americana para tal control en este sector comercial les resultaba posible en tanto que los satélites a lanzar por los chinos eran generalmente de fabricación de la industria estadounidense.


1990.                     El año de...

  • Unificación de las dos alemanias.

  • Nelson Mandela en libertad en Sudáfrica.

  • Cientos de muertos en La Meca.

  • Invasión de Kuwait por parte de Irak.

  • Fin de la guerra fría soviético-occidental.


    El 9 de enero los americanos lanzan al 33 Shuttle. Parte el Columbia con 5 astronautas y un satélite que suelta en órbita, recuperando además otro para traer a tierra.

    El 24 de enero los japoneses lanzan su primera sonda hacia la Luna, la Hiten, que se satelizaría en la misma tras un largo viaje orbital terrestre en febrero de 1992.

    El 7 de febrero tiene lugar un nuevo encuentro americano-soviético sobre conversaciones START, esta vez en Moscú. El mismo se repetiría en Washington el 4 de abril, y otra vez en Moscú el 16 de mayo siguiente. Entre el 30 de mayo y el 3 de junio tiene lugar un encuentro en la cumbre entre los mandatarios ruso y americano, Gorbachov y Bush. Otro encuentro se celebra en Irkutsk el 1 de agosto. El 9 de septiembre tiene lugar en Helsinki otro encuentro los Estados Unidos-URSS y uno más en New York en octubre.

    El 11 de febrero los soviéticos disparan al Soyuz TM-9, nave tripulada por 2 cosmonautas que se acopló en la estación Mir/Soyuz TM-8.

    El 28 de febrero los americanos disparan al 34 Shuttle. El Atlantis lleva 5 tripulantes, suelta un satélite en la órbita y cumple la sexta misión militar Shuttle.

    En marzo trasciende que los iraquíes disponían de misiles de alcance suficiente para atacar Israel. Se trataba de los Scud B soviéticos modificados para tener mayor alcance.

    Un mes más tarde Israel lanzaba un satélite espía, si bien no en respuesta a las amenazas de Irak como dijo la prensa, porque un satélite no se improvisa en unas semanas. Pero si significaba que los israelíes tenían una ventaja o superioridad tecnológica destacada.

    El 5 de abril los americanos ponen operativo al cohete Pegasus con el lanzamiento de un satélite sobre la base Edwards. El Pegasus es disparado luego de ser soltado desde un avión en vuelo a varios Km de altura, lo que es un concepto nuevo en la historia de los lanzamientos de satélites. El sistema se iría afianzando en los años siguientes y es una alternativa relativamente más barata que los sistemas tradicionales.

    El 24 de abril los americanos lanzan al 35 Shuttle. El Discovery porta 5 tripulantes y el satélite astronómico Hubble para su liberación en órbita. El Hubble será el más importante satélite astronómico espacial durante más de una década haciendo importantes descubrimientos. Pero los astrónomos se encontraron con la sorpresa de que el telescopio del satélite tenía el espejo principal mal y había una importante pérdida en la calidad de las imágenes. Un escandaloso desastre y costoso error de fabricación que sería subsanado en un vuelo posterior de reparación, no sin antes intervenir hasta el Congreso USA.

    El 31 de mayo Gorbachov, de visita a Washington, recibe del Bush la oferta de contribuir a la construcción europea, indicando implícitamente el cese de la influencia soviética en los países del antiguo Telón de Acero. Se habla además de la reducción de armas nucleares y los misiles de largo alcance.

    En el mismo día, los soviéticos enviaban a la Mir el tercer módulo, el Kristall para seguir su ampliación.

    El 1 de junio se lanzaba en Cabo Cañaveral con un cohete Delta el satélite alemán ROSAT destinado al estudio de la radiación en las bandas de los rayos equis y UV extremo.

    El 11 de junio se produce la declaración de independencia de Rusia, con Boris Yeltsin al frente, en el comienzo del acto final de la desmembración de la URSS. Los demás antiguos países integrantes de la URSS también van por libre a partir de las fechas siguientes: Lituania el 11 de marzo; Uzbekistán en junio de 1990; Kazakstan el 20 de junio; Estonia el 20 de agosto; Letonia al siguiente día; Turkmenistán el 22 de agosto; Armenia el 23 de agosto; Ucrania el 24 de agosto; Bielorrusia al día siguiente; Moldavia el 27 de agosto; Georgia y Tayikistán también se independizan en agosto de 1990; Azerbaiyán el 23 de septiembre; y Kirguizistán el 12 de diciembre siguiente. Uno de los problemas que se derivarían de estas independencias es que los rusos, como principales acaparadores del armamento nuclear de la antigua URSS, se negarían a compartir el mismo con las citadas repúblicas.

    El 16 de julio los chinos lanzan en Xichang el satélite experimenta de Pakistán, el Badr A.

    También en julio los americanos autorizaban el hipotético lanzamiento de satélites comerciales propios por parte soviética, previsiblemente desde la costa norte de Australia a partir de 1995. La empresa americana que interviene es la Cape York Space Co. La consideración de ser los satélites tecnología de posible aplicación militar y sus trabas correspondientes se iban disipando en su aspecto burocrático para los americanos en aras de la rentabilidad, es decir, del bajo coste de los lanzamientos de sus antiguos enemigos.

    El 1 de agosto los soviéticos lanzan al Soyuz TM-10 con 2 cosmonautas a bordo. Visitan la estación Mir/Soyuz TM-9.

    A principios de agosto, el ministro soviético de Exteriores anunciaba a los americanos en un encuentro en la localidad siberiana de Irkutsk que su país iba a dejar de producir misiles de largo alcance con base fija.

    La invasión de Kuwait por Irak en agosto hizo que los americanos reprogramaran 4 de sus satélites para la observación de la zona. En el conflicto intervendrán en total 6 satélites directamente.

    También en agosto la sonda americana Magellan llega a una órbita sobre Venus y comienza su labor de mapeado con radar sobre el planeta.

    El 6 de octubre es lanzado el 36 Shuttle. El Discovery es tripulado por 5 astronautas y libera la sonda Ulysses de estudios solares. Luego la misma fue enviada hacia una órbita solar. Este ingenio desarrollado en colaboración por americanos y europeos, se convierte en el primero en salirse de la eclíptica planetaria luego de sobrevolar Júpiter de quien obtiene una asistencia gravitatoria.

    También en octubre, en Dresden, Alemania, fue nombrado Presidente de la Federación Astronáutica Internacional, para un mandato de 2 años, Álvaro Azcárraga, siendo el primer español en tal cargo.

    El 15 de noviembre es disparado el 37 Shuttle. El Atlantis lleva 5 tripulantes y un satélite que libera en la órbita. Es la séptima misión militar Shuttle.

    El 2 de diciembre tienen lugar dos lanzamientos tripulados, uno americano, el 38 Shuttle, y otro soviético, el Soyuz TM-11. El Columbia viaja con 7 astronautas para una misión científica y la nave Soyuz lleva 3 cosmonautas, uno de ellos el primero del Japón. Los soviéticos visitan la estación Mir/Soyuz TM-10. El primer cosmonauta japonés era Akiyama el primer periodista del mundo en misión sideral. Este hecho disgustó a muchos periodistas rusos, pero los millones de dólares que pagó la cadena nipona por el vuelo mandaban...

    A mediatos de diciembre, un comité oficial norteamericano recomendaba a la NASA la limitación de los vuelos tripulados y apuntaba a olvidarse de los costosos proyectos de construcción de una base lunar y un vuelo tripulado a Marte que el Presidente Bush había citado para el futuro.


1991.       El año de...

  • Guerra del Golfo contra Irak y liberación de Kuwait.

  • Boris Yeltsin, Presidente de Rusia.

  • Intento de golpe de estado en la URSS, que se disolvió.

  • Disolución del Pacto de Varsovia.

  • Un ciclón arrasa Bangla Desh.


    El 18 de enero el asteroide 1991BA pasa a solo 170.000 Km de la Tierra, lo que en términos astronómicos es pasar rozando; tal distancia es menos que la mitad de la que hay a la Luna. Ello disparó algunas alarmas sobre la posibilidad de un futuro choque de un cuerpo tal contra nuestro planeta.

    En enero de 1991 también llegó la guerra del Golfo, la invasión parcial de Irak por una fuerza multinacional liderada por Estados Unidos en liberación de Kuwait al que habían invadido meses antes los iraquíes. Estos últimos, para tratar de extender el conflicto a todo el Oriente Medio atacaron a partir del 18 de enero a Israel, odiado por los países árabes, con misiles Scud B, de tecnología soviética y poca precisión, de efecto más psicológico que efectivo, pero la presión de los Estados Unidos y el uso de misiles antimisil Patriot que derribaron buena parte de los atacantes impidió que los israelíes contrataatacaran. También se lanzaron Scud contra Arabia Saudí que igualmente, salvo excepciones, fueron interceptados por misiles Patriot. Sin embargo, los escasos fallos de los Patriot, en uno de los cuales murieron 28 soldados americanos, fueron estudiados y se detectó un error informático derivado de un diseño para actuación del sistema en solo 14 horas seguidas mientras la realidad el ataque duraba 100 horas.


    En la guerra de las fuerzas aliadas contra Irak se utilizaron abundante cantidad de misiles crucero y otros por parte de la aviación, con apoyo de la información aportada por satélites (tanto de vigilancia como los de navegación NAVSTAR-GPS, y los del sistema de salvamento COSPAS-SARSAT, utilizados en rescate de pilotos caídos en territorio enemigo), siendo todo ello la clave de la derrota del citado país árabe. Fue una guerra en la que el factor tecnológico resultó contundente y relativamente rápido. Pero también hay que apuntar que algunos de los misiles crucero, pese a lo indicado por los americanos, no mostraron ser tan precisos porque fueron a parar fuera de los objetivos.


    Por otra parte, en la misma guerra, la cadena americana de TV CNN transmitió en exclusiva desde Bagdad por satélite en directo los bombardeos americanos, en una emisión histórica que puso en evidencia la importancia de las comunicaciones por este medio; la CNN pagó por la reserva de algunos repetidores de satélite en torno a los 500 millones de pesetas. Y a consecuencia del abundante uso de los medios de información de los 8 satélites de comunicaciones de la zona (EUTELSAT, INTELSAT y Arabsat), también como consecuencia de la guerra, los mismos se colapsaron.

    El 7 de febrero caen a tierra los restos del satélite soviéticos Cosmos 1686, que pesó en su momento 20 Tm, y van a esparcirse sobre Argentina.

    El 31 de marzo los soviéticos disparan en Baikonur con un Proton el satélite militar de 18,55 Tm Almaz 1.

    El 5 de abril los americanos lanzan al 39 Shuttle. El Atlantis va tripulado por 5 astronautas y lleva en esta ocasión al importante satélite astronómico GRO que es liberado en una órbita.

    El 28 de abril se produce otro disparo americano, el del 40 Shuttle. El Orbiter es el Discovery que, con 7 tripulantes, realiza una misión militar, la octava Shuttle.

    El 18 de mayo los soviéticos lanzan la Soyuz TM-12 con 3 cosmonautas, uno de los cuales es la primera cosmonauta británica. La nave se acoplaría en la estación Mir/Soyuz TM-11 y permanecería en la misma durante varios días pero uno de los cosmonautas, Krikalev, se quedaría 311 días en la estación.

    El 5 de junio los americanos lanzan el 41 Shuttle. Viaja el Columbia con 7 tripulantes y se trata de una misión científica.

    El 11 de julio tenía lugar un eclipse total de Sol, apreciable en Centroamérica y Sudamérica en una franja de 10.000 Km de largo y 250 Km de anchura, que en tal momento se calificó como el “más importante del milenio” (calificación relativa habitual cada vez que ocurren determinados fenómenos, tal como las “bodas del siglo” o los “partidos del siglo”). La importancia real del eclipse fue que su duración de 6 min 53 seg es la más larga del siglo. Fue visto en directo por 200 millones de personas o por TV por cerca de unos 3.000 millones de personas. El siguiente eclipse de iguales características no se producirá hasta el año 2.132.

    El 17 de julio es lanzado en Kourou con un Ariane 4 el satélite de la ESA de recursos naturales ERS-1 que desarrolló importante actividad en esta área.

    El 31 de julio, gracias a las conversaciones SALT, se llega con el acuerdo final que dará lugar al tratado de reducción de armas nucleares estratégicas en casi la mitad, punto culminante tras casi una década de negociaciones; en verdad, casi 8 años. Es un acuerdo START-1 en el que entran en juego los misiles ICBM, tanto de tierra como disponibles en submarinos, los bombarderos estratégicos, y otros medios armamentísticos. No obstante, el tratado no lo negociaron ni firmaron países como Ucrania o Kazakstan, que se había quedado con un número relativamente pequeño de misiles. La entrada en vigor del Tratado se fijó para diciembre de 1994.

    Con el desmembramiento de la URSS y este tratado, ocurridos casi en paralelo, finalizaba así formalmente la llamada guerra fría, al fin tras más de 40 años, y la que había sido impulsada políticamente por los americanos en 1947, al término de la segunda guerra mundial, sobre los acuerdos de Yalta en materia de áreas de influencia política entre los americanos-occidente y los soviéticos. Fue con ello el principio que puede llevar al fin de la mayor amenaza sobre la humanidad: los misiles nucleares de largo alcance.

    Como sea que el desmembramiento de la URSS se vislumbraba ya en el horizonte, los americanos amarraron en el tratado que las armas nucleares fueran todas asumidas por Rusia para evitar nuevas negociaciones con otros países integrantes de la citada Unión. Aun así quedó lo que se denomina flecos de la negociación, como el uso de misiles reconvertidos en lanzadores para fines pacíficos, el número de pruebas de misiles SS-X-18, etc.

    El 2 de agosto los americanos lanzan el 42 Shuttle. El Atlantis viaja con 5 tripulantes y lleva un satélite que es liberado en su órbita.

    El 19 de agosto, como consecuencia del nuevo Tratado de la Unión, hay un fallido intento de golpe de estado en la URSS cuyo principal efecto secundario fue aupar definitivamente a Boris Yeltsin al poder en Rusia y precipitar el final de la URSS. Los golpistas, varios políticos disidentes de Gorbachov, llegaron a quitarle a Gorbachov el maletín con las claves de control de los misiles y otras armas nucleares soviéticas. El intento de golpe finalizó en fracaso el día 22 siguiente. El nuevo ministro de Defensa soviético, el siguiente día 28 rechazaba la competencia de las antiguas repúblicas soviéticas en materia de armamento atómico-nuclear. Los americanos observaron con temor y cautela todo este proceso. La negociación de materia de desarme, de haber triunfado el golpe, fácilmente podría haber sufrido un grave retroceso, lo que hubiera significado la vuelta a la guerra fría.

    El 5 de septiembre deja de existir oficialmente la URSS y comenzaría la creación de la Comunidad de Estados Independientes.

    El 12 de septiembre los americanos lanzan el 43 Shuttle. El Discovery lleva 5 astronautas y deja en su órbita al satélite científico UARS.

    El 27 de septiembre, el presidente americano Bush, una vez el nuevo tratado SALT dejaba a Europa sin la amenaza soviética, anunciaba una mayor reducción de armamento nuclear propio (misiles nucleares terrestres de corto alcance, misiles crucero nucleares, MX, etc.) que propició una respuesta recíproca positiva soviética y satisfacción en otros países. El intento de golpe de estado en la URSS hizo temer a los americanos que el plan de reducción de armamento se estropeara, de modo que optaron por una mayor apertura que facilitara el proceso y dejar ver que el mismo iba en serio y en profundidad.

    Los acuerdos de julio con los soviéticos y este anuncio del Presidente Bush para la reducción de armamento no fue del agrado de la poderosa industria militar USA, pues apartaba a un lado algunos millonarios proyectos; aparte del fiasco de la SDI, o “guerra de las galaxias”, que no se logró desarrollar con eficacia, el bombardero B-2, misil MX y otros quedaban descolgados, bien por anulación o por importante recorte. Pero casualmente la reciente guerra del Golfo Pérsico contra Irak, operación Tormenta del Desierto, había sido un buen motivo para mantener una producción de armamento; eso sí, renovando y modernizando, porque, eso sí, los sistemas más eficaces como el del misil Trident ni se mencionaban. Así que este anuncio de recorte de armamento hizo sospechar que escondía en realidad una actualización del mismo, deshaciéndose del obsoleto, como el Minuteman 2, o el inútil, como la SDI o el bombardero concebido para actuar contra la desmembrada Unión Soviética. Después de todo no había verdadero motivo de preocupación económica ante tal desarme; sobre todo acerca del nuclear. La opinión de que el mismo iba a costar dinero se hacía verdad en doble sentido. En seguida se recordó que desarmar misiles costaba tanto como construirlos. Así que la industria militar americana no iba a salir tan mal parada.

    El 2 de octubre los rusos lanzaban la nave Soyuz TM-13 con 3 cosmonautas, uno de ellos el primero de Austria. La nave visitó durante varios días la estación Mir/Soyuz TM-12.

    El 6 de noviembre los americanos detectaron un objeto, que denominaron 1991VG, en una órbita solar circular cercana a la de la Tierra y que tenía unos 15 m de largo. Sobrevoló nuestro planeta a unos 466.000 Km de distancia. Aunque se catalogó inicialmente de misterioso por la característica de su órbita para ser un asteroide, lo más probable, por tal trayectoria y las medidas, es que fuera una fase 3 de un Saturn 5 de alguno de los vuelos Apollo.

    El 25 de noviembre los americanos disparan el 44 Shuttle. El Atlantis lleva 6 astronautas en esta ocasión y también un satélite que libera en su órbita. Es además la 9 misión militar Shuttle.

    A finales de año, en Munich se celebra la Conferencia Espacial Europea y se trata entre otras cosas sobre los proyectos Hermes y Columbus y su significativo costo. Pero las decisiones no se toman y se posponen para el siguiente año.

    En diciembre se crea la Comunidad de Estados Independientes, CEI, como sucesora de la disuelta URSS. Las consecuencias del cambio serán históricamente trascendentales en el mundo. Los soviéticos desaparecían y solo se hablará ya de rusos, como integrantes del más poderoso estado de la antigua Unión Soviética que heredaban en el caso espacial el programa de ésta.

    El día 30 del mismo mes, mientras 9 de las antiguas repúblicas acordaban continuar con Rusia en el programa espacial, algunas como Ucrania y Moldavia, preferían quedarse fuera por el momento; otras como Estonia, Lituania, Letonia y Georgia, prefirieron quedarse totalmente al margen en su independencia y apuntarían años después, excepto Georgia, a la integración en la Europa Comunitaria. Otra consecuencia es que el citado programa quedaba modificado, dejando a un lado proyectos como el del satélite de cartografía astronómica Lomonosov, una sonda lunar y otra a Venus.


    Pero había además un grave problema: las bases de misiles repartidas por todo el territorio quedaban ahora en manos de la multitud de nuevos países independientes. Principalmente Rusia se quedaba con 8.297 cabezas nucleares estratégicas y unas 10.000 tácticas; Ucrania con 1.408 cabezas estratégicas y 2.100 tácticas; Kazakstan con 1.528 estratégicas y 1.500 tácticas; y Bielorrusia con 54 estratégicas y 700 tácticas. Había miedo, sobre todo para otros países, incluso para los americanos, que los minoritarios vendieran sus misiles a dictaduras de Oriente Medio, Asia o África, o incluso a grupos terroristas internacionales. Se cree que Rusia retiró de muchos lugares que abandonaba el Ejército Rojo tales armas ante tal peligro. Los americanos pensaron incluso en comprar tal armamento, generalmente táctico, para evitar tal posibilidad.

    También quedaba disuelta la, en otro tiempo poderosa y acreditada, Academia de Ciencias de la Unión Soviética, organismo máximo de la cosmonáutica de la nación. Pero nacía por decreto dictado en julio anterior por el entonces Presidente Boris Yeltsin la Academia de Ciencias de Rusia que vino a recoger las instalaciones e iniciativas de aquélla, sin bien algunas de las mismas no estaban en territorio de Rusia sino de algunas de las restantes repúblicas que hubieran constituido la URSS.

    Otro problema planteado con la desaparición de la URSS fue que la base de disparo de Baikonur quedaba ahora en territorio de la República del Kazakstan. Por ello, Rusia habría de negociar un costoso convenio con esta independizada república. Por su parte, la importante estación de seguimiento de Evpatoria y las de seguimiento de los lanzadores Zenit, en Ucrania, también quedaban ahora fuera de Rusia.

    Por otra parte, las entidades industriales del país, como las empresas Energia, Lavochkin, Molinya, Energomash, Mashinostroenye y Yuzhnoye, se agruparon cara al comercio exterior o se potenciaron, como la importante Energia, para afrontar el reto del cambio que se les venía encima.

    La cosmonáutica soviética se había venido caracterizando por el uso de lanzadores basados en los vectores originales desarrollados entre finales de los 50 y principios de los 60, y los que habían sufrido muy pocas mejoras. A cambio, su sencillez, estandarización, gran fiabilidad y alta producción, había elevado a la URSS a los elevados lugares del olimpo espacial. Pero ahora, finalizado en gran medida el apoyo económico estatal, comenzaba un declive que se traduciría en menos vuelos, menos producción, más problemas.


1992.               El año de...

  • Tratado de la Unión Europea en Maastricht.

  • Guerra civil en Yugoslavia.

  • Checoslovaquia se divide en Chequia y Eslovaquia.

  • Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro.

  • Expo en Sevilla y actos del V Centenario del descubrimiento de América.


    Con la crisis económica y la apertura política en la URSS llegó el desmembramiento de la misma y la renovada nueva Rusia se halló con una de las llamadas fugas de cerebros más notable de la historia. La antigua Unión Soviética venía manteniendo proporcionalmente el mayor número de científicos del planeta. Ante el miedo norteamericano de que algunos especialistas rusos, sobre todo de los técnicos en materia de cohetes o misiles, pudieran ir a países árabes o simplemente políticamente antagonistas, tomaron cartas en el asunto aportando fondos en modo importante a la economía de la nueva Comunidad de Estados Independientes, como así pasaron a llamarse Rusia y sus aliados, que no eran todos los que había formado parte de la Unión Soviética. Otros científicos pasaron simplemente a realizar labores más ordinarias en la nueva sociedad rusa, pero mejor retribuidos. Ello llevó a un progresivo y rápido deterioro en varias ramas y aspectos. En el sector espacial pronto se vio que las limitaciones hacían espaciar los ensayos y la actualización de las naves. Uno de los resultados más notables se observó en la propia base de Baikonur y en la estación Mir, símbolo y bandera de la cosmonáutica rusas. Desde septiembre del año anterior se comentaba la posibilidad de que el símbolo por excelencia de la cosmonáutica soviética de los últimos años, la estación Mir, pudiera pasar a manos privadas para salvar la situación económica respecto a la misma. En cualquier caso, los programas a desarrollar a bordo de la estación o el uso para otros fines, como los publicitarios, quedarían a disposición de terceros con igual finalidad económica.

    Por otra parte se incrementó la política de venta de productos espaciales ya iniciada en los últimos 4 o 5 años de cosmonáutica de la URSS. Tales productos eran no solo subproductos de la tecnología espacial sino datos y fotografías directas de recursos, cartografía, etc., obtenido todo desde satélites, cosa impensable en los tiempos anteriores.

    En los siguientes años, algunos de los antiguos y temidos (por Occidente) misiles soviéticos serían readaptados para lanzamientos comerciales de satélites. Fue ello una buena opción pues evitaba que las fábricas de tales cohetes se vieran en la necesidad de subsistir, desde su propio punto de vista, vendiendo misiles a países del tercer mundo de regímenes belicosos. Pero la opción no dejó de ser la menos mala, pues a la vez se seguían manteniendo una producción con posibilidad de rápida regresión hacia la de los misiles en caso de una vuelta atrás en el incipiente régimen democrático ruso, que atravesaba una situación poco clara en este sentido, con enfermedad del presidente Yeltsin, corrupción, etc., y sobre todo económicamente pésima.

    A finales de enero, el Presidente Yeltsin proponía a los americanos un desarme nuclear de gran calado y quería el establecimiento de un sistema de defensa global en sustitución de la SDI norteamericana. Anunciaba que los misiles rusos ya no apuntarían a los americanos y que 600 misiles con 1.250 cabezas nucleares habían sido desactivados de la red de alerta permanente; también se desmantelaban 130 silos de lanzamiento y se cancelaba la producción de misiles crucero, así como la de bombarderos Tupolev 160 y 95. Los americanos proponían por su parte reducir los misiles de los submarinos de 3.400 a 2.300, los misiles crucero de 1.000 a 640, los MX en su totalidad, reducir una cabeza por cada misil Minuteman y cancelar el desarrollo del misil Midgetman, además de reducir los bombarderos B-2. No se oculta tras la decisión rusa la necesidad de reducción del presupuesto militar, como una de las medidas ante el grave problema económico que tenían.

    El 22 de enero la NASA lanza al 45 Shuttle. El Discovery lleva 7 tripulantes y realiza una misión científica.

    El 11 de febrero Japón lanza con éxito su satélite de recursos llamado JERS-1 o FUYO 1 en Tanegashima con el cohete H-1. Realiza importantes estudios en el sector de recursos.

    En febrero presenta su dimisión el Director de la NASA, el antiguo astronauta Richard Truly, mostrando sus diferencias con la política del Vicepresidente USA Dan Quayle y el Consejo Nacional del Espacio. La cuestión era que mientras Truly quería seguir con los vuelos Shuttle, la creación de una estación orbital, volver a la Luna e iniciar el programa de un vuelo a Marte, los políticos optaban por hacer economías, emplear cohetes para lanzamientos de satélites terrestres en vez del Shuttle y reducir los costes de la entonces proyectada estación Freedom.

    A finales de febrero se anunciaba que para el 23 de abril siguiente se iba a subastar en Paris una cápsula del satélite Photon soviético. También pronto comenzaría a jugarse con las posibilidades de inversión en la cosmonáutica soviética, cuya economía estaba necesitada de capital.

    El 17 de marzo los rusos lanzan la nave Soyuz TM-14 con 3 tripulantes y con destino a la estación Mir.

    El 24 de marzo los americanos disparan el 46 Shuttle. El Atlantis lleva 7 astronautas y su misión es científica.

    El 25 de marzo retornaba a tierra el Soyuz TM-12. Entre los cosmonautas que regresaban estaba S. Krikalev que había permanecido 311 días en el espacio, mucho más de lo previsto al principio. Krikalev había tenido que retrasar su retorno por razones económicas en último extremo de la propia agencia espacial y se convirtió en el hombre que, saliendo de la URSS, regresó a la Comunidad de Estados Independientes, por lo que fue llamado por la prensa el “cosmonauta olvidado”, “el último cosmonauta rojo”, “el náufrago del cosmos”, etc. Todo un símbolo de los problemas de la nueva Rusia.


    El sueldo de Krikalev no llegaba ni a los 1.000 rublos al mes y dentro de una galopante inflación que reflejaba el estado de la economía del país. Vean en este extracto de la carta que el cosmonauta Poliakov envió a Krikalev en un carguero Progress antes de este retorno, las claras evidencias de la situación: “Sentimos no poder enviarte miel. No es culpa nuestra. Los productores de otras repúblicas han dejado de enviarla. No sabes lo difícil que ha sido hallar los limones que te hemos mandado. No todos ahora en este país pueden tener un limón. Comprendemos tu agotamiento, pero el propio Presidente Yeltsin ha prometido tu retorno para el próximo 23 de marzo, si bien ya sabes que no podemos confirmarla aun. Hay huelga de especialistas en la Ciudad de las Estrellas. Además Baikonur es reclamada por Kazakstan que lo ha renombrado Tyuratam, pero no tienen con que financiar las instalaciones. Dicen los psicólogos que tu depresión es debida al ver los cambios que están pasando en la nación, a que tu sueldo al partir aun era respetable y sin embargo hoy tu mujer ve como no da para nada. Estamos vendiendo fotografías tomadas desde el cosmos a los americanos. Buscan divisas y ahora solo se buscan los beneficios comerciales. Los directores del programa espacial que aun no han marchado creen que se hundirá el sistema de satélites de telecomunicación y navegación. Los que se han marchado, varios cosmonautas entre ellos, se dedican ahora a crear sociedades privadas y piensan lanzar ingenios de otros países con los cohetes Ciclon y Zenit. La mitad de los científicos de Moscú quieren irse y se cree que un cuarto de millón de especialistas se marchara en dos años. Para evitar que se vayan los que guardan secretos estratégicos, los americanos y europeos van a financiar un proyecto de ciencia y tecnología, pero hay quien no cree que vaya a ser suficiente. El contraespionaje ha detenido a muchos que intentaban vender información secreta a extranjeros. Hasta se dice que la KGB vende sus archivos a ¡Hollywood! El caso es ganar dinero sin importar que puedan ser acusados de alta traición. Con ello te harás una idea que cómo está nuestra economía. Tus 500 rublos al mes no dan para comprar 5 Kg de tomates. Unos dos meses tras la liberalización de precios los mismos se han cuadriplicado. El gobierno dice que es la corrupción. Las primeras privatizaciones son un escándalo. Las mafias se apropian de los sectores. Hay más de 5.000 mafias, en que se agrupan unos 3 millones de criminales. Tienen de todo y controlan todo. Desde drogas, armas, hasta el comercio de las naranjas o el caviar. Disculpa que te cuente las preocupaciones de tus compatriotas, pero hay muchas amenazas y miedo a un golpe o estallido social”.


    El 1 de abril se produjo un relevo en la dirección la NASA. Su administrador, Richard Truly, era relevado por Daniel Goldin.

    El 23 de abril, para entusiasmo de los astrónomos, se informa de la confirmación de la teoría del Big Bang como la opción más probable del nacimiento del Universo gracias a los datos aportados por el satélite americano COBE sobre la radiación de fondo cósmica de 3ºK o radiación fósil de los comienzos del Universo.


    El 7 de mayo la NASA lanza al 47 Shuttle. El Endeavour lleva 7 tripulantes y su principal misión fue recuperar un satélite.

    También en mayo, el Director de la ESA, Jean Marie Lutton, anunció que los programas pendientes de aprobar para los europeos se iban a retrasar por problemas económicos, sin olvidar que también los había políticos. El proyecto Hermes es el que se propone posponer; el primer vuelo previsto, datado para el año 2002 se retrasaría a después del 2005.

    En junio los americanos estudiaban un proyecto de colaboración con los rusos para establecer lazos de interés común que les hiciera acercarse cara a futuras misiones conjuntas. Daría lugar ello a los vuelos Shuttle-Mir y más tarde al proyecto conjunto de la estación orbital internacional. Era un modo de control americano de la tecnología rusa para evitar su reconversión hacia otros intereses menos convenientes y mantener así ocupados a técnicos que bien podrían haber ido a parar a terceros países, menos amistosos con los Estados Unidos que ahora los rusos. La compra americana de cierta tecnología espacial rusa garantizaba en un primer paso un contrato de 1.000 millones de pesetas que sería sucedido por otros más.


       El acuerdo firmado por los administradores de la NASA y la Agencia Espacial Rusa el 19 de junio era el segundo entre los dos países y casi a 20 años del primero (Apollo-Soyuz). Por otra parte, los rusos iban a lanzar a partir de entonces satélites e ingenios americanos y de Occidente. La colaboración quedaba al fin abierta y sincera. Era la constatación del fin de la guerra fría.

El 7 de junio los americanos lanzan en Cabo Cañaveral con un Delta el satélite astronómico EUVE para estudios en el ultravioleta extremo.

El 26 de junio la NASA lanza al 48 Shuttle. Va en Orbiter Columbia con 7 tripulantes en misión científica.

El 27 de julio los rusos disparan el Soyuz TM-15 con 3 tripulantes y acceden a la estación Mir/Soyuz TM-14 donde pasan unos días.

El 31 de julio parte del KSC de Florida el 49 Shuttle con el Atlantis en misión de suelta de una plataforma EURECA recuperable en la órbita y el peculiar satélite atado TSS. Van 7 astronautas.

El 10 de agosto es disparado con un Ariane en Kourou el satélite fruto de la colaboración franco-americana TOPEX/POSEIDÓN para estudios oceánicos, área en la que realiza importantes estudios.

A finales de agosto tiene lugar en Washington, organizado por la IAF, el Primer Congreso Mundial del Espacio, en el que se reunieron expertos espaciales de 40 naciones para tratar de la cooperación y la exploración en materia espacial.

        A principios de septiembre se capta la existencia de un asteroide por encima de la órbita de Plutón, 1.600 millones de Km más allá, de unos 200 Km de diámetro, de un período de 200 años y una órbita de 8.800 millones de Km de afelio y 5.500 de perihelio.

          El 8 de septiembre se reúnen el consejo de dirección de la ESA y se propone el retraso indeterminado del proyecto, inicialmente francés, Hermes, considerado el recorte alemán a su financiación y la no participación británica. Pero se mantenía el proyecto Columbus y el cohete Ariane 5. La decisión definitiva vendría sin embargo con la Conferencia Espacial de noviembre siguiente.

        El 10 de septiembre se lanza en Kourou con un Ariane 4 el satélite HISPASAT 1A, primero español de comunicaciones domésticas. Asisten al disparo el Príncipe de Asturias y el Ministro de Obras Públicas y Transporte, J. Borrel.

           El 12 de septiembre la NASA lanza al 50 Shuttle. El Endeavour lleva 7 astronautas y realiza una misión científica Spacelab conjunta con los japoneses. Va en la tripulación un astronauta japonés.

          El 25 de septiembre los americanos lanzan la sonda marciana Mars Observer. Cuando la misma llega a Marte meses más tarde se pierde y es un fracaso.

        También en septiembre se supo que industriales aeroespaciales de Alemania habían decidido conmemorar el 50 aniversario del cohete A-4, la V-2 nazi, como primer paso que había supuesto en los viajes espaciales. Pero otras interpretaciones al hecho, por entenderlo como un símbolo nazi, dieron lugar a oposición y negación de apoyo.

        El 12 de octubre se firmaba en Paris por parte de la ESA y la Agencia Espacial Rusa un acuerdo de colaboración entre ambos organismos que incluía el entrenamiento y vuelo de algunos astronautas europeos a bordo de un Soyuz y la Mir. Así, 4 europeos se irían al Centro Yuri Gagarin de la Ciudad de las Estrellas rusa en agosto de 1993. Otros acuerdos, como el del 7 de julio del citado 1993, seguirían al presente; el costo del contrato para el entrenamiento, cobrado por los rusos, fue de 45 millones de ECUs para los europeos.

          El 22 de octubre la NASA lanza al 51 Shuttle. Va el Columbia esta vez con 6 astronautas y lleva un satélite para liberar en su órbita.

          El 4 de noviembre el parlamento ruso ratifica el tratado START firmado en junio de 1991 por la extinta URSS y los Estados Unidos.

         A principios de noviembre también se celebra la Conferencia Espacial Europea en Granada, España, para decidir acerca de varios proyectos, principalmente sobre el programa de observación de la Tierra y el llamada Sistema de Transmisión de Datos, pero también sobre la lanzadera Hermes y el módulo Columbus para la estación orbital internacional. Tal Conferencia evidenció distintas posturas y diferencias de los socios europeos, básicamente por problemas económicos y la enfrentada tendencia al liderazgo tecnológico espacial de Francia y Alemania, con sus respectivos proyectos Hermes y Columbus, que dieron lugar a ciertas tensiones.

        El conglomerado europeo tenía una difícil salida a su planteamiento puesto que la ESA estaba integrada en parte por algunos países no pertenecientes a la Europa Comunitaria, que a su vez tenía otros países que no formaban parte de la ESA. A todo ello hay que añadir que en asuntos militares, y algunos satélites gestionados eran de tal ámbito, la coordinación y disponibilidad de los datos resultaba problemática, comprometedora para algunos e inaceptable a vista de otros. Los intereses de cada país salieron a la superficie y Francia quería sacar adelante al Hermes, pensando incluso en hacer participar en el mismo a Rusia. Al final se recortaron presupuestos y se pospusieron decisiones. El Columbus fue en su presupuesto rebajado en un 5 %, y se reajustaron los porcentajes participativos de cada país, unos hacia arriba y otros hacia abajo; el proyecto cita la cantidad de 350.000 millones de pesetas para 8 años, hasta el 2000. Entre las decisiones aplazadas figura la reforma planteada por Reino Unido, Italia y España, del mecanismo económico de gestión en relación a los tipos de cambio y devaluaciones de moneda.

        También en noviembre, en España trascendió en la prensa que el gobierno del país estaba interesado en la compra de un satélite espía a los Estados Unidos que finalmente se negó a tal operación.

        El 2 de diciembre los americanos lanzan al 52 Shuttle. El Orbiter Discovery lleva 5 tripulantes y libera en órbita un satélite. Es la 10 misión militar del programa Shuttle.

         En la noche del 9 de diciembre tiene lugar un eclipse lunar que fue visible en Europa y África.

        El 29 de diciembre rusos y americanos llegaban a un acuerdo, dentro de las conversaciones START 2, por el que se querían suprimir 2/3 del arsenal estratégico en los siguientes 10 años. El total de cabezas nucleares quedaría en total en unos 6.000, la mitad para cada uno aproximadamente, equivaliendo entonces la situación a la habida en los años 60.


1993.                       El año de...

  • Bill Clinton, nuevo presidente americano.

  • Acuerdos de paz entre Israel y los palestinos.

  • Yeltsin disuelve por la fuerza el Parlamento ruso.

  • Muere el padre del Rey, Juan de Borbón.


    El 3 de enero de 1993, dentro del nuevo clima de distensión, el presidente americano George Bush y el homólogo ruso Boris Yeltsin firmaban el tratado START-2 de limitación de armas nucleares estratégicas. Según el mismo, para 2003 respectivamente americanos y rusos tendrían solo las siguientes cabezas nucleares: 500 y 504 en ICBMs, 1.728 y 1.744 en SLBM y un número desigual de bombarderos. Quedaba fuera Ucrania, que quería negociar directamente con los americanos, aludiendo su mandatario a las necesidades económicas que tenía para llevar a cabo el caro desmantelamiento nuclear; apuntaban que venderían el material radiactivo de sus misiles para uso civil y querían dólares...

    El 13 de enero la NASA lanza al 53 Shuttle con el Endeavour llevando 5 astronautas y un satélite para su liberación en la órbita.

    El 24 de enero los rusos lanzan al Soyuz TM-16 con 2 tripulantes. La misión es una estancia en la Mir/Soyuz TM-15.

    También en enero se evidenció públicamente el descontento de los astrónomos por la intención de los militares americanos de probar en el espacio el generador nuclear Topaz 2, de origen ruso, al entender que su radioactividad podía modificar sustancialmente las observaciones de satélites de rayos equis y gamma.

    El 20 de febrero los japoneses del ISAS lanzan al satélite ASTRO D, o ASCA, para estudios astrofísicos y cosmológicos.

    A principios de abril se produce un escape radiactivo en la antigua ciudad secreta siberiana de Tomsk 7 (a 15 Km de Tomsk). En un lugar donde se preparaba tal elemento para los misiles, con un programa militar ya abandonado y donde solo se usaba ahora para facilitar energía a las ciudades cercanas, los rusos se encontraron con la explosión de un contenedor de sales de uranio que produjo una nube de elementos radiactivos.

    El 8 de abril los americanos lanzan al 54 Shuttle. El Discovery lleva 5 astronautas y va en misión científica.

    El 26 de abril la NASA lanza al 55 Shuttle. El Columbia va con 7 tripulantes y en la misión se desarrolla un programa científico Spacelab en colaboración con Alemania.

    El primero de mayo se da por finalizada la llamada II Conferencia Espacial de las Américas que reunió en Santiago de Chile a 470 delegados de 38 países y 14 organizaciones internacionales. Se expusieron 100 proyectos, de los que 18 recibieron el apoyo de la Conferencia, siendo 4 de ellos españoles. La misma tenía por objetivo aumentar la cooperación espacial entre los países de la América latina.

    El 10 de mayo, reunidas en Wiesbaden, Alemania, las principales agencias espaciales del planeta crean el Grupo de Trabajo para la Exploración de Marte cara a reunir y coordinar los trabajos de estudio del citado planeta a partir del año 2000 y evitar duplicidades o misiones de iguales objetivos por parte de distintos países.

    En mayo también, Corea del Norte prueba desde un silo en la costa un nuevo modelo de misil con 1.300 Km de alcance que puede pues llegar a la costa Oeste del Japón; posiblemente, según los japoneses, llegaría a Osaka, Nagoya o Kobe. Además, los coreanos del norte había anunciado dos meses atrás su salida del acuerdo de no proliferación de armas nucleares bajo el miedo de que el Organismo Internacional de la Energía Atómica pudiera espiar sus instalaciones militares. Dispone entonces Corea del Norte de misiles Scud de origen ruso y de los de alcance medio Rodong.

    Considerando que Rusia atravesaba graves problemas económicos, el estado de las instalaciones de la base de lanzamientos de Baikonur era el de graves deterioros, una falta de personal adecuado, que había emigrado, y había en definitiva una gran falta de seguridad. Se cuenta entonces el caso de un lanzamiento de un satélite de comunicaciones en junio que cayó al océano Pacífico sencillamente porque no se habían llenado lo suficiente los tanques de propulsante del cohete. La delincuencia se apoderó de tal modo de la base que los robos de material de instalaciones y rampas se hicieron frecuentes. Entonces, el sostenimiento económico de Baikonur estaba a cargo en un 94 % de Rusia, colaborando con el resto el Kazakstan.

       En la Ciudad de Leninsk, al lado de tal base, casi la cuarta parte de la población se había marchado en el último año, en total unas 21.000 personas, entre las que se había ido gran número de importantes técnicos y especialistas. En la misma empezaron a verse edificios abandonados, locales cerrados, etc.

        El 21 de junio los americanos lanzan al 56 Shuttle. El Endeavour lleva 6 astronautas y tiene por misión recuperar un satélite entre otras cosas.

El 30 de junio el gobierno del Presidente ruso Boris Yeltsin decide cancelar el proyecto Energía-Buran, con solo un vuelo espacial, y no tripulado, de tal lanzadera soviética. Harto del enorme gasto que venía costando esta nave, resultado de un proyecto copia del Shuttle americano pero para fines militares más que otra cosa, nacido en 1976 cuando la carrera de armamento permitía tales dispendios.

El 1 de julio los rusos lanzan al Soyuz TM-17 con 3 tripulantes a bordo que van a la estación Mir/Soyuz TM-16.

        A primeros de julio se conoce que el moscovita Instituto Ruso de Investigación y Diseño de Paracaídas obtuvo un contrato para el desarrollo de paracaídas para nuevos sistemas de recuperación para el nuevo Ariane. Los paracaídas debían soportar un peso de 35 Tm.

        El 15 de julio, bajo presiones de los Estados Unidos, Rusia renunciaba a vender motores cohete a la India por temor a su uso en misiles nucleares. A cambio, los americanos prometían una ayuda que concretaban dos días después.

        Así, el día 17 siguiente, Rusia y los mismos americanos firmaban un acuerdo de cooperación en materia de operaciones de exploración espacial conjunta.

        Por entonces la NASA prevé la supresión de unos 1.300 empleos en su plantilla como resultados de las restricciones económicas.

        A finales de julio, la televisión británica BBC ofrecía por vez primera al público un reportaje con imágenes de los graves accidentes espaciales de la antigua URSS hasta entonces mantenidos en secreto, tal como la explosión en la que pereció el general Mitrofan Nedelin en 1967. También se exhibió material inédito del intento de revivir a los 3 hombres del Soyuz 11 y el accidente mortal de Komarov.

        También en julio, a los soviéticos se les muere ahogado el aspirante a cosmonauta S. Vozovikov en el curso de un entrenamiento espacial.

        El 2 de agosto, mientras los rusos a la par tenían problemas de una repetida fuga radiactiva en una planta militar en Siberia, a los americanos les reventaba sobre la base de Vandenberg un Titan 4 con un satélite militar, con pérdidas de 2.000 millones de dólares, según estimaciones. Es el accidente más costoso en la astronáutica americana desde el año 1986 en que explotara el Challenger. Según los expertos de entonces, el costo de mantenimiento de la red americana de satélites espía del tipo lanzado era de más de 6.000 millones de dólares anuales.

        El 25 de agosto, los Estados Unidos comunicaban el intento de impedir la transferencia de tecnología espacial china de aplicación en misiles a Pakistán.

        El día 2 de septiembre, rusos y americanos a través respectivamente del primer ministro Victor Chernomyrdin y el vicepresidente Al Gore firman acuerdos en materia espacial que estipulan transferencia tecnológica y colaboración comercial en satélites, así como cooperación cara a la proyectada estación orbital Internacional, entonces llamada Freedom, y el establecimiento de un programa Shuttle-Mir bajo una ayuda americana de 100 millones de dólares.

        De tal modo se consolidaba el acuerdo previo de julio anterior, enmarcando todo dentro de un intento americano por controlar los medios tecnológicos rusos ante el riesgo de venta a terceros países que supusieran un desequilibrio en las fuerzas, sobre todo en Asia. La intención de venta de los rusos era evidente considerada su crisis económica y la fuga del personal técnico. En el Centro de Control de Vuelos espaciales de Kaliningrado, cerca de Moscú, los bajos sueldos llevaron incluso a una huelga en tal 1992; los técnicos llegaron a colocar un cartel que decía resumidamente el problema con bastante acierto: “la eficacia de la dirección de vuelo es igual a la calidad de vida”. Los llamados “cerebros” se estaban fugando en masa por falta de medios, de un sueldo medianamente digno y de la falta de perspectivas; en Rusia se calcula que emigraron varias decenas de miles de científicos solo en 1991, preferentemente hacia Occidente, sin contar los que, sin marchar, dejaron su labor para ocuparse de otras más lucrativas. Se calculó que entre 1989 y 1991 había en el país entre un 25 y un 30% menos de personal dedicado a la actividad espacial. El problema vino con que algunos eran especialistas en materias tan delicadas como cohetes o armamento nuclear, y que una minoría se iba hacia países del llamado tercer mundo, que sin embargo para la cuestión de armamento no reparan generalmente en gastos.

     El 12 de septiembre los americanos lanzan al 57 Shuttle. El Discovery lleva 5 astronautas y un satélite que es soltado en su órbita.

    El 9 de octubre las autoridades de la China continental informaban de su prohibición a los ciudadanos de su país de disponer de una antena parabólica para impedir que vieran las televisiones extranjeras, salvo los expresamente autorizados. Y es que los satélites no respetan barreras, y con ellos la libre información, resultando ser un peligro para regímenes totalitarios.

      El 18 de octubre se produce otro lanzamiento Shuttle, el 58, que lleva al Columbia con 7 tripulantes en misión científica.

    El 16 de noviembre, los chinos establecían con la empresa alemana DASA, con refrendo gubernamental, un acuerdo de colaboración pacífica sobre usos espaciales.

    El 2 de diciembre se lanzaba al Endeavour (59 vuelo Shuttle) con 7 astronautas a bordo con la misión de capturar al importante satélite astronómico Hubble y realizar en el mismo tareas de reparación para suplir la deficiente óptica del telescopio. Las operaciones, realizadas en varios paseos espaciales, son un éxito.

    En 1993, además de los Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, China, Rusia y algunos de los países integrantes de la antigua URSS (Ucrania, Kazakstan y Bielorrusia), tenían misiles de un alcance superior a los 100 Km Israel, India, Pakistán, Sudáfrica, Corea del Sur, Brasil, Argentina, Taiwán, Libia, Irak, Corea del Norte, Siria e Irán. De este club de 21, los siguientes estaban en potencial conflicto entre ellos o con sus vecinos: China, Taiwán, India, Pakistán, Corea del Sur, Corea del Norte, Israel, Siria, Libia, Irak e Irán. Es decir, la mitad estaban apuntándose unos a otros sin contar que los poderosos del resto, los más “responsables”, por así decir (y es un decir) también se apuntaban aunque el riesgo fuera menor. De aquí que los países citados, necesitados de tecnología en cohetes, estuvieran dispuestos a acoger a los técnicos de la antigua URSS y que los Estados Unidos consideraran necesaria la cooperación con los rusos para impedirlo.


    Además, en septiembre se acordó que Rusia desmantelaría las cabezas nucleares existentes en Ucrania (además de obtener también la flota del Mar Negro) a cambio de de dinero que venía a absorber así una buena parte de la deuda ucraniana. De tal modo, un país con medios bélicos nucleares dejaba de existir; tenían en tal momento 176 ICBM, 43 bombarderos, que suponían un total de 1.800 cabezas nucleares. Los americanos intervendrían en un acuerdo con Ucrania, que se cerraría en la primera quincena del siguiente mes de enero, para tal eliminación de los misiles nucleares en esta nación.


    Con el declive de los misiles nucleares, también se constata y reafirma la disminución de las pruebas nucleares, cuya limitación ya venía siendo acordada desde los años 60. Hasta 1993 solo los americanos habían efectuado un total de 925 explosiones nucleares en el estado de Nevada desde el año 1951; de ellas 204 habían sido ocultadas, secretas. Pero el total de ensayos americanos, realizados otros en el Pacífico y Atlántico, había sido de 1.051. De los realizados principalmente por soviéticos y chinos no se sabe entonces. Pero aun había otros países, sobre todo del llamado tercer mundo, que no estaban dispuestos a dejar de ensayar detonaciones nucleares. La historia pues aun no se cerraba en este capítulo.

    Por este tiempo de 1993 serían subastados por orden cronológico en la famosa galería Sotheby’s de New York unos 200 objetos de la cosmonáutica soviética, como el telegrama de felicitación de Nikita Kruschev a Gagarin, una cápsula Soyuz, la cámara de fotos de Patsayev (que murió en el curso del vuelo Soyuz 11), fragmentos de rocas lunares traídas por sondas, un maniquí de prueba, el reloj de Gagarin, el traje de entrenamiento del mismo, etc. Muchos de los objetos personales de los cosmonautas rusos, al contrario del caso americano, se quedan de propiedad del cosmonauta. La maltrecha economía rusa que no excluía a las familias de cosmonautas permitió aliviarse a éstas con la venta en subasta de muchos de tales objetos; la viuda de Gagarin, por ejemplo, consiguió 50 millones de pesetas por algunos de sus objetos. Se subastaron una carta cruzada en un paseo espacial entre los Soyuz 4 y 5, que alcanzó un precio de 110.000$, el documento de aceptación del vuelo espacial de Gagarin, por el que se pagó igual cantidad, el maniquí Ivan Ivanovich (ensayos previos Vostok), por el que se pagaron 170.000$, y el que fue adquirido por un japonés (según se dijo) que también pagó 230.000$ por el traje de entrenamiento de Alexei Leonov, piedras lunares de unos gramos por las que se pagaron hasta 400.000$, y hasta un Lunokhod situado en la superficie lunar (y por tanto sin entregar y a riesgo de su consecución por el comprador por sus medios en su momento ¿?) y el que alcanzó la cifra de 60.000$. En un solo día se subastaron objetos, de valor de salida estimado en 5 millones de dólares, por la cantidad de 6.817.198$.


1994.                             El año de...

  • Guerra civil en Ruanda.

  • Corrupción y “pelotazo” en España.

  • Fuga de Roldan en España.

  • Nelson Mandela nuevo presidente sudafricano.

  • Los rusos invaden Chechenia.


    El 8 de enero los rusos lanzan la nave Soyuz TM-18 tripulada por 3 cosmonautas que va con destino a la estación Mir/Soyuz TM-17. Uno de los cosmonautas, Poliakov, batiría el récord de estancia en el espacio con 437 días.

    El 25 de enero los americanos lanzan la sonda Clementine en dirección a la Luna, donde se colocará en órbita y desde donde cree captar la existencia de abundante hielo en algunas zonas selenitas. La misión es la primera lunar americana desde hacía muchos años.

    El 1 de febrero cae a 72.000 Km/h de velocidad sobre la isla de Tokelau, Kusalie, en el Pacífico, un meteorito o quizá un pequeño cometa de excepcional gran tamaño y unas 1.000 Tm de masa que estalla fragmentándose a unos 20 Km de altura desencadenando una explosión equivalente a 5 veces la bomba atómica de Hiroshima. El peligro en la caída de grandes cuerpos meteoroides sobre nuestro planeta se pone de evidencia cada vez que se detecta un caso similar. Además, el objeto fue detectado por satélites militares que lo identificaron en su detonación con una explosión nuclear, enemiga, por supuesto, lo que provocó la consiguiente alarma en el Pentágono y hasta el Presidente Clinton fue despertado para recibir la información. Fue el mayor meteoro detectado por satélites hasta entonces. Esto lleva a pensar también en la posibilidad de que un estallido de estas características sobre un país en tensión con otro que pudiera ser interpretado de inmediato como un intento de ataque nuclear, pudiendo desencadenar una reacción bélica de alcance imprevisible.

    El 3 de febrero la NASA lanza al 60 Shuttle. El Discovery lleva 6 astronautas y la misión es de tipo científico.

    El 4 de febrero los japoneses lanzaban su primer cohete H-2 con éxito. Sin embargo, disparos posteriores registrarían graves fallos, dejando al lanzador en difícil posición, sin contar que resultó bastante caro.

    Asimismo en febrero trasciende que la investigación del FBI desde hacía 1 año y 8 meses sobre contratos de la NASA, del Centro de Houston, arrojaba el resultado de que existía corrupción por percepción de comisiones. Se implicó a un contratista y nueve personas, dos de ellas del citado centro de la NASA. El anuncio de la existencia de la investigación, inicialmente hecho el 3 de diciembre anterior, fue entonces retrasado en un día para que no afectara de ningún modo el desarrollo del lanzamiento del Endeavour en vuelo para la reparación del Hubble. Para la investigación, agentes del FBI se hicieron pasar por empresarios dispuestos a dejarse corromper; entre las empresas implicadas estaba la Martin Marietta. Se aseguró también que la inclusión de cierto instrumental en un vuelo sideral Shuttle había estado acompañada de soborno.

    El 4 de marzo los americanos lanzan el 61 Shuttle. El Orbiter Columbia lleva una tripulación de 5 astronautas.

    El 13 de marzo tiene lugar el primer disparo del nuevo cohete americano Taurus en Vandenberg, portando 2 satélites militares.

    También en marzo, como consecuencia de la desaparición de la URSS y quedar Baikonur en la República del Kazakstan, este país, que tenía una fuerte deuda con Rusia, pidió a ésta que tal base debía de ser pagada en alquiler. La cifra inicial de 7.000 millones de dólares anuales fue rebajada a 2.000 que aun les pareció mucho a los rusos. Así que se plantearon hacer otra base de disparo para sus vuelos tripulados en propio territorio, en Blagoveshensk, a 5.000 Km al Este de Moscú, cerca de la frontera China. Evidentemente, sin la tecnología y personal rusos, para los kazakos Baikonur no tenía sentido y para los rusos un precio arreglado les facilitaba no iniciar una costosa base para la que no tenían tampoco excesivos medios económicos. Además, los rusos se sacaron de la manga la rehabilitación de una de las bases secretas de misiles en tal frontera china, la Svobodnyy 18, y empezar a utilizar allí un nuevo cohete de 2 fases, el Angará 24. De tal modo, con la infraestructura ya disponible, los costos serían menores. La deuda kazaka era por otra parte de 1.230 millones de dólares y también se considera que el 40 % de la población de la República es rusa.

    Así que al final hubo acuerdo y Baikonur siguió siendo el cosmódromo de partida de los rusos mediante acuerdo firmado el 28 de marzo de 1994 por un alquiler anual de 115 millones de dólares. La soberanía kazaka en Baikonur quedaba cedida así a los rusos por un periodo de 20 años, con 10 más de prórroga. El 7 de marzo precisamente en Baikonur se produjo un incendio accidental en un anexo a las naves de montaje de los Soyuz.

    El 9 de abril la NASA lanza al 62 Shuttle. El Endeavour lleva 6 tripulantes y la misión es de tipo científico.

    El 14 de junio un meteorito explota sobre Sainte Julie, en Montreal, Canadá, alarmando a la población y causando un impacto de 3,8 puntos en la escala Richter.

    El 1 de julio los rusos disparan al Soyuz TM-19 con destino a la estación Mir/Soyuz TM-18. La tripulación es de 2 cosmonautas.

    El 8 de julio los americanos lanzan al 63 Shuttle. El Columbia parte llevando 7 tripulantes en misión científica.

    Además, en julio se produce un excepcional acontecimiento astronómico: los impactos del fragmentado cometa SL-9 en el planeta Júpiter. El hecho, estadísticamente único de la vida humana de una generación, es seguido durante varias noches con especial atención por los centros astronómicos y espaciales, evaluando la espectacularidad de los choques y mostrando fotografías de gran interés. La inevitable comparación con un choque así en la Tierra y la posibilidad real del mismo desata un gran interés en diversos ámbitos.

    El 10 de septiembre la NASA dispara al 64 Shuttle. El Discovery vuela aquí con 6 astronautas. Se trata de una misión de tipo científico y se lleva una plataforma SPARTAN para su suelta y recuperación en el mismo vuelo.

    El 30 de septiembre se lanza otro Shuttle, el 65, y va el Orbiter Endeavour en misión científica llevando 6 tripulantes.

    El 3 de octubre los rusos lanzan al Soyuz TM-20 con 3 cosmonautas a bordo con destino a la estación orbital Mir/Soyuz TM-19. Viaja un astronauta alemán y se realiza la llamada misión EuroMir.

    El 26 de octubre de 1994 el INTA español y la empresa USA OCS toman el acuerdo de utilizar el novedoso sistema del cohete Pegasus de los segundos para lanzar el MiniSat 1 de los primeros.

    El 3 de noviembre los americanos disparan al 66 Shuttle. El Atlantis lleva 6 tripulantes y la misión es de tipo científico.

    En la misma fecha tiene lugar un eclipse total de Sol, visible desde Sudamérica. Como siempre en estos casos, hubo un extraordinario despliegue para observarlo.

    A partir del 20 de diciembre los rusos disparan en Plesetsk el sofisticado misil Topol M.


1995.                           El año de...

  • Incorporación a la Unión Europea de Austria, Finlandia y Suecia.

  • Enfrentamiento entre Canadá y España por la pesca del fletán.

  • Tiempos de gloria ciclista de Miguel Indurain.

  • Rabin asesinado por un ultra judio.

  • Terremoto en Japón.

  • Atentado con más de 100 muertos en Oklahoma.

  • Masacre en Ruanda.


    El 25 de enero los chinos lanzan un cohete CZ-2E, que porta un satélite americano. Pero el vector explota al cabo de 50 seg de vuelo y sus restos causan al caer la muerte de 6 campesinos y heridas a 23 personas más. De este modelo de cohete se habían disparado en los últimos 5 años 7 unidades de las que fallaron 2.

    También el 25 de enero es disparado un cohete sonda por parte de Noruega con colaboración americana, de cuya prueba fueron avisados los rusos. Pero el sistema de defensa de Rusia en concreto no llegó a ser advertido y éstos creyeron por unos minutos que se trataba de un misil Trident americano. Declararon una alerta nuclear, porque podría tratarse, por sus características, de un misil con varias cabezas nucleares en rumbo hacia ciudades rusas, y advirtieron al Presidente Yeltsin. Afortunadamente, este último optó por esperar unos minutos a ver la trayectoria del cohete y no responder aun, con lo que se dio tiempo de ver que la carga útil no penetraba tierra adentro de Rusia. Una vez más se mostró el peligro de una alerta nuclear y lo relativamente fácil que podría ser desencadenar una guerra nuclear por error.

El 3 de febrero la NASA lanza el 67 Shuttle. El Orbiter Discovery lleva 6 tripulantes en misión científica, pero además se acerca a unos 10 m de la estación Mir rusa dentro del programa conjunto de colaboración. Los americanos temían en cierto modo sin embargo esta maniobra al entender que la estación entrañaba sus riesgos.

El 2 de marzo se lanza al 68 Shuttle. Los americanos envían en esta ocasión al Endeavour con 7 astronautas en misión científica.

El 14 de marzo los rusos lanzan al Soyuz TM-21 que lleva 3 cosmonautas a la Mir. Entre estos últimos está el Thagard, el primer americano en la estación rusa y primero lanzado en Rusia. Los otros dos cosmonautas son Strekalov y Dezhurov y en los meses siguientes, luego de realizar varios paseos espaciales se negaron a un sexto. Esta curiosa actitud, razones aparte de cosmonautas y centro de control, habría sido impensable un lustro atrás, al tiempo de la existencia de la URSS; entonces sobre los objetivos de la misión siempre planeaba el político. Ahora, se notaba que algo había cambiado. La actitud rebelde de los cosmonautas se volvería a producir notoriamente dos años más tarde también en la Mir.

        El 27 de marzo la administración del Presidente Clinton anunciaba que tenía intención de privatizar en gran medida el programa espacial y apuntaba el recorte de presupuestos para la NASA que llegaría a ser del 37 % para 2000. Esto último implicaba el recorte de personal de unos 50.000 empleos en los siguientes 5 años. Entonces el total de puestos de trabajo era de 250.000. La privatización efectiva, adjudicada a la Lockheed y la Rockwell (luego adquirida por la Boeing), se realizaría en 1996.

        En abril un informe aludía a que el 40 % del armamento nuclear de Ucrania había sido llevado a Rusia, comprendiendo 40 de 176 misiles intercontinentales, 460 cabezas nucleares de los misiles SS-24 y la mitad de las cabezas de los SS-19, en total 390, y 20 SS-19. Al Kazakstan le llevaron 104 misiles SS-18, también intercontinentales.

        El 5 de mayo en Kourou pierden la vida dos técnicos que revisaban la base de disparo del cohete Ariane 5 al inhalar gas venenoso.

        El 11 de mayo, 178 países firmaban del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares. Pero hubo varios países no firmantes, como Brasil, Argelia, Israel, Pakistán y la India; estos dos últimos antagonistas, mientras que Israel lo era con gran número de países árabes de su entorno geográfico.

        El 20 de mayo es lanzado por Rusia el módulo Spektr con destino a la ampliación de la estación Mir.

        El 27 de junio los americanos lanzan al 69 Shuttle. El Atlantis lleva 7 astronautas y su misión fue ensamblarse en la Mir, la primera americana en tal estación rusa. Por vez primera los americanos llevan en su nave dos cosmonautas rusos.

También en junio, los chinos firmaron otro acuerdo de colaboración con la empresa alemana DASA para programas de usos pacíficos del espacio.

El 13 de julio los americanos disparan el 70 Shuttle. El Discovery lleva 5 astronautas y su misión es liberar un satélite en órbita.

El 15 de agosto los americanos lanzan por vez primera el nuevo modelo de cohete Athena 1, pero es un fracaso. En posteriores pruebas se resolverían sus problemas.

El 3 de septiembre los rusos lanzan al Soyuz TM-22 con 3 cosmonautas en misión de abordar y permanecer en la estación Mir.

El 7 de septiembre la NASA lanza al 71 Shuttle. El Endeavour lleva 5 astronautas en misión de tipo científico.

El 20 de octubre llega otro vuelo Shuttle, el 72. Viaja esta vez el Orbiter Columbia con 7 tripulantes y una misión científica.

El 23 de octubre los americanos disparan un cohete nuevo, el Conestoga, en Wallops Island, llevando un satélite. El lanzamiento es un fracaso, explotando el ingenio.

        El 12 de noviembre los americanos llevaban en su vuelo tripulado Shuttle 73, realizado con el Atlantis tripulado por 5 astronautas, un módulo de acoplamiento para la estación rusa Mir, dentro del programa de colaboración ruso-americano en tal estación como prolegómeno a la entonces futura estación internacional.

      El 17 de noviembre la ESA lanza con un Ariane 4 en Kourou el satélite ISO para estudios en infrarrojo de objetos celestes. Realizaría importantes investigaciones astrofísicas.

    El 2 de diciembre se lanza al ingenio SOHO hacia el punto orbital Lagrange 1. El mismo, resultado de la cooperación entre americanos y la ESA europea, está destinado a estudios solares.

    El 7 de diciembre la subsonda del ingenio Galileo entra en la atmósfera de Júpiter ante la expectación de la comunidad científica. Al siguiente día la sonda madre se inserta en órbita sobre el gran planeta e inicia una larga investigación de toma de datos y fotografiado sobre el mismo y sus satélites en varios sobrevuelos sobre los mismos. Algunos descubrimientos que en los años siguientes irían apareciendo resultan sorprendentes, como el del mar subterráneo en el satélite Europa.

    El 13 de diciembre eran arrestados dos soldados ucranianos cuando pretendían vender a extranjeros muestras de propulsante de misil SS-19, pensando en mayores cantidades de contrabando. Es una muestra de la caótica situación económica de los países de la antigua Unión Soviética.

    Además, en 1995, en Norteamérica, los distintos programas en vigor, el civil NOAA, el militar DMSP y el futuro METOP, que usan satélites en órbita polar, planifican su fusión en uno solo.

    Igualmente, durante 1995 fueron descubiertos los primeros planetas en las estrellas, los primeros fuera de nuestro Sistema Solar.

También en este año, unas 800.000 fotografías obtenidas por satélites militares del tipo Corona, Lanybird y Argus, entre los años 1960 y 1972, fueron desclasificadas militarmente por el DOD.


1996.                          El año de...

  • Manifestaciones contra el terrorismo etarra en España.

  • Mal de las "vacas locas" en Gran Bretaña.

  • Bomba en los Juegos Olímpicos de Atlanta.

  • En Afganistán llegan al poder los talibanes.


    El 11 de enero los americanos lanzan al 74 Shuttle. El Orbiter Endeavour lleva 6 astronautas con misión científica y de recuperación de un satélite japonés.

    El 29 de enero Francia informaba de su intención de no realizar más pruebas nucleares.

    El 15 de febrero los chinos realizan el primer disparo del cohete CZ-3B, pensado para vuelos comerciales. A los 20 seg de viaje explota y causa 6 muertos y 57 heridos según se dijeron los portavoces oficiales, pero un espectador circunstancial israelí filmó en video cómo había quedado una cercana población tras la explosión, arrasada por completo, lo que elevaría el número de muertos y heridos a varios cientos.

    El 17 de febrero los americanos lanzan la sonda NEAR, la primera con destino al estudio de un asteroide.

    El 21 de febrero los rusos disparan al Soyuz TM-23 con 2 cosmonautas a bordo y destino a la estación Mir/Soyuz.

    El 22 de febrero los americanos lanzan el 75 Shuttle. El Columbia parte con 7 tripulantes en misión científica.

    El 1 de marzo el Presidente ruso Yeltsin crea oficial la base de lanzamientos de Svobodnyy, en una búsqueda para lograr una autonomía progresiva de la base de Baikonur en territorio kazako, y por la que tenían que pagar al Kazakstan.

    El 8 de marzo de 1996, China continental lanzó 3 misiles M-9, dentro de unas maniobras militares de intimidación a Taiwán, cuya soberanía reivindicaba, que cayeron en aguas cercanas a tal isla, a unos 56 Km de Kaohsiung y a unos 37 Km al Este de Keelung, sobrevolando en este caso el territorio taiwanés. El incidente causó la intervención diplomática norteamericana y la protesta consiguiente de los chinos nacionalistas. La tensión, no obstante, fue disminuyendo en las fechas siguientes hasta quedar en la misma posición inicial de posturas respectivas anteriores a estas maniobras.

    El 22 de marzo la NASA dispara el 76 Shuttle. El Atlantis lleva 6 astronautas y en la misión visitan el complejo ruso Mir/Soyuz dentro de programa de colaboración. La americana Lucid queda en la estación rusa para cumplir un programa durante 188 días, batiendo el récord de estancia de un americano en órbita.

    Entre la segunda mitad de marzo y finales de abril pasó por nuestro entorno el cometa Hyakutake, despertando gran expectación al anunciarse como el más brillante visto desde el año 1556. Luego, la decepcionante realidad es que fue visto solo como una estrella brillante pero sin la espectacularidad que se creía; por ejemplo, la tenue cola no fue visible sin la ayuda de aparatos ópticos.

    El 23 de abril los rusos lanzaban el módulo Prirora, el último de ampliación de la Mir.

    El 19 de mayo la NASA dispara el 77 Shuttle. Parte el Endeavour con 5 tripulantes en misión de tipo científico.

    A últimos de mayo trascendían las diferencias entre europeos y americanos por el uso de satélites de estos últimos en operaciones militares exclusivas de los primeros. La dependencia en estos aspectos de Unión Europea Occidental de los americanos resultaba evidente y limitadora para el viejo continente.

    El 4 de junio se lanza el primer Ariane 5, en el que la ESA tiene puestas sus esperanzas para tener su más potente lanzador hasta entonces y hacer frente comercialmente a cargas superiores. Lleva 4 satélites científicos (Cluster) que se perderán. El fracaso del vuelo, con destrucción total al medio minuto de vuelo, sin embargo no hizo sino solo retrasar el desarrollo del lanzador pues el fallo había sido de un programa informático de control cohete, pese a su contundente resultado. Unas 100 autoridades y representaciones invitadas a presenciar el disparo desde una tribuna a unos 3 Km corrieron a refugiarse en la explosión, siendo además provistas de máscaras antigas para evitar posibles intoxicaciones por los propulsantes evaporados sobre sus cabezas. Pero todo solo había sido un susto del que pronto se recuperaron los europeos para seguir manteniendo la alta cuota comercial de lanzamientos de más del 50 % mundial que venían arrastrando gracias al Ariane 4.

    Para los americanos, tal cohete europeo había supuesto cierto temor ante el mercado de lanzamientos comerciales para grandes cargas puesto que el Ariane 4 ya venía acaparando la mayor parte de la cuota en este campo en los últimos años. El fracaso les dio un respiro ante tal miedo.

    Por entonces, los rusos sufrían con su crisis económica las consecuencias del deterioro de sus instalaciones y el robo de material espacial, llegando al punto de sufrir penurias el personal que trabajaba en Baikonur, base de lanzamiento ubicada en un clima desértico con temperaturas extremas en el Kazakstan. Para dar idea de cómo iban las cosas baste decir que a muchos soldados les pagaron por entonces en especies (coles, zanahorias, etc.).

    El 20 de junio los americanos lanzan al 78 Shuttle. El Columbia lleva 7 astronautas y su misión es científica.

    En julio se celebra el Congreso Mundial de Bioastronomía en el que participan 27 naciones con unos 200 científicos en diversas materias.

    En 7 de agosto saltaba a los medios de comunicación un presunto hallazgo americano de vida fósil microbiana en un meteorito de origen marciano. Aunque el hecho ya era conocido con anterioridad fue entonces cuando estalló en la prensa, con encontrados defensores y detractores, una polémica que se prolongó durante muchos meses. A la NASA, que proyectó convenientemente en el tiempo la noticia, este estímulo de posible vida en Marte le vino bien, pues suponía popularidad y la aceptación de un generoso presupuesto para investigar el caso con más sondas ante la tacañería de los políticos restrictivos. Pero sobre las señales de vida en el meteorito nada se aclararía con rotundidad.

    El 17 de agosto los rusos lanzan al Soyuz TM-24 con 3 cosmonautas con destino a la estación Mir/Soyuz.

    El 10 de septiembre la Asamblea General de Naciones Unidas aprobaba el tratado para la prohibición de las pruebas nucleares con 158 votos a favor, 3 en contra y 5 abstenciones. Entre los países que no ratifican el tratado están la India y su vecino Pakistán que, sin embargo, votó a favor. La disputa entre ambos es la justificación de su respectiva actitud. Para entonces, el total de pruebas nucleares realizadas en el planeta ascendía a 2.045 contabilizadas desde el 16 de julio de 1945 en que se realizara la primera en Nuevo Méjico.

    El 16 de septiembre los americanos lanzan al 79 Shuttle. El Atlantis parte con 6 tripulantes con destino a visitar el complejo Mir/Soyuz. El americano Blaha se queda durante 128 días en la citada estación.


    El 20 de septiembre la NASA pidió propuestas a la industria privada y a las instituciones científicas de la nación para el diseño de sondas pequeñas y baratas para nuevos estudios en el Sistema Solar. Tres meses más tarde recibió 34 proyectos al respecto, de los que se seleccionaron 5. El 23 de octubre de 1997 se haría pública la selección de 2 de los proyectos, uno el Genesis y otro el CONTOUR, para obtener muestras del viento solar y traerlas a la Tierra el primero y fotografiar núcleos de cometas el segundo.

    El 22 de septiembre fallecía el ruso Vadim Evgeniyevich Molchanov, uno de los más reputados divulgadores cosmonáuticos de su país, autor de numerosos artículos al respecto.

    El 12 de octubre tiene lugar un eclipse parcial de Sol que es visible desde Canadá hasta Libia pasando por toda España.

    El 7 de noviembre los americanos lanzan la sonda MGS con destino a Marte. Meses más tarde llega a su destino, colocándose en una órbita sobre el planeta desde donde durante los siguientes años realizará una muy importante labor de fotografiado.

    El 16 de noviembre los rusos lanzaban su sonda a Marte, la Mars 96, que no consiguió alejarse del entorno terrestre, fracasando por lo tanto. Fue un golpe para el orgullo sideral ruso que evidenció de nuevo la trascendencia de los problemas económicos, traducidos en recortes de presupuesto. La aportación francesa y alemana había sido en este proyecto de 15.000 millones de pesetas, que se fueron pues al fondo del océano. Rusia quedaba así impedida para proyectar otra misión interplanetaria por muchos años.

    El 19 de noviembre los americanos disparan al 80 Shuttle. Parte el Columbia con 5 tripulantes en misión científica.

    También en noviembre tiene lugar la Conferencia Espacial de las Américas, la tercera de los países iberoamericanos, que pretendía el fomento del uso de satélites de comunicaciones, de estudios del medio ambiente y la enseñanza.

    El 4 de diciembre los americanos lanzan la sonda Mars Pathfinder que lleva meses más tarde, en 1997, a Marte y aterriza con éxito

    Finalmente, un hecho significativo: por vez primera en la historia astronáutica, los americanos lanzaron en este año más cargas útiles que los rusos (antes soviéticos), lo que significó una prueba de los problemas económicos de los últimos repetidamente citados.


1997.                                   El año de...

  • La clonación de la oveja Dolly.

  • Liberación del secuestrado Ortega Lara en España.

  • Ola de asesinatos del terrorismo etarra.

  • Accidente mortal de la princesa Diana de Gales.

  • Hong Kong pasa a poder de China continental.

  • Modificación de tratados europeos en Ámsterdam.


         El 6 de enero una fuerte erupción solar barrió nuestro planeta creando tormenta magnética 3 días 20 h más tarde, haciendo entre otras cosas que el satélite Telstar 401 quedara fuera de servicio.

El 12 de enero los americanos lanzan al 81 Shuttle. Parte el Atlantis llevando 6 astronautas y su misión fue engancharse en el complejo ruso Mir/Soyuz. En el mismo queda el astronauta Linenger que permanecería 132 días allí.

          El 10 de febrero los rusos lanzan el Soyuz TM-25 con 3 tripulantes en dirección a la estación Mir/Soyuz. Precisamente en esta última, en este mes de febrero se produce un incendio sin mayores consecuencias.

A la vez se anuncia que el módulo base de la estación Alpha, previsto a lanzar por los rusos en noviembre siguiente se retrasaría en la partida en 7 meses por problemas técnicos, según alegaron. La realidad es que los problemas son de nuevo los económicos. Todo ello sirve para sacar a la palestra los fallos de la cosmonáutica rusa y se recuerda que el 42 % de sus especialistas espaciales habían abandonado la industria en los últimos años.

El 11 de febrero los americanos lanzan al 82 Shuttle. El Discovery parte con 7 astronautas con la misión de capturar al satélite astronómico Hubble y realizar en varios paseos espaciales varias labores de mantenimiento necesarias para sostenerlo operativo.

El 23 de febrero es lanzado el primer cohete del nuevo modelo Titan 4.

En febrero, marzo y abril, la estación rusa Mir registra varios incidentes y averías, entre ellos el incendio citado, que indican los problemas que tenía en su mantenimiento.

El 4 de marzo los rusos lanzaban el primer cohete Start 1 con un satélite en Svobodnyy. Este impulsor es un derivado directo de los antiguos misiles soviéticos, ahora aprovechados para labores civiles. Otros modelos aparecieron en torno a estos años bajo igual perspectiva de aprovechamiento civil y comercial de los viejos misiles.

        En marzo, empresas españolas mostraron su oposición al cambio de política industrial de la Agencia Espacial Europea, al entender que se favorecía a las grandes empresas, dejando a un lado a las pequeñas, cual es el caso de las españolas. El nuevo enfoque de la ESA, que pretendía establecer mayor competitividad en el sector, según las citadas empresas, no garantizaba el retorno en contratos de las aportaciones económicas de cada país (que en 1997 eran 17.000 millones para España), quedando favorecidas las principales contratistas adjudicatarias de los proyectos. En su postura, España votó sola entre todos los países de la ESA a tal nuevo política.

    Por entonces, además Francia quiso imponer al Director General de la ESA Jean Marie Lutton como Presidente de Arianespace, pero chocó con la oposición generalizada de sus socios europeos. El Presidente era hasta entonces Charles Bigot que se iba a jubilar y el accionariado de tal empresa pretendía para tal cargo a Francis Avanzi.

    Entre la segunda mitad de marzo y la primera de abril fue visto el cometa Hale-Bopp, que despertó gran interés en la prensa y, naturalmente, entre los astrónomos y curiosos.

    El 4 de abril la NASA lanza al 83 Shuttle. El Columbia lleva 7 astronautas y la misión es de tipo científico. Una avería obliga a un regreso anticipado.

    El 21 de abril los americanos lanzan con un cohete Pegasus sobre la base de Gando al satélite Celestis 1, el primero portando cenizas de difuntos. Un aspecto de uso del espacio novedoso y más que nada anecdótico. Y fue acompañado del MINISAT 1, el primer satélite científico español, que tuvo gran repercusión en la prensa del país.

    El 5 de mayo un cohete Delta parte en Vandenberg llevando el primer grupo de satélites Iridium para comunicaciones de telefonía móvil. El proyecto requería decenas de satélites, pero le esperaban algunas dificultades... económicas.

    El 15 de mayo llega otro vuelo Shuttle, el 84, que envía al Atlantis con 7 tripulantes hacia la estación Mir/Soyuz, en otro viaje de colaboración con los rusos. Queda en la estación el americano Foale que permanecerá allí durante 144 días.

    A finales de mayo se reúnen en París el Presidente americano Clinton y el ruso Boris Yeltsin en lo que se consideró la ratificación del fin de la guerra fría. El presidente ruso aseguró entonces que Rusia desmantelaría sus misiles estratégicos de largo alcance de carga nuclear que habían estado apuntando a occidente. Sin embargo, en medios militares rusos la terminología utilizada no era la de “desmantelamiento” sino de “desactivación” o “desprogramación en el apunte”. En cualquier caso, los misiles rusos dejarían de apuntar hacia Europa.

    Al parecer, la afirmación de Yeltsin sorprendió a los militares rusos que pensaban que las ojivas nucleares, de las que había unas 8.000, no podían ser “desmanteladas”, tal cual dijo su presidente, tan fácilmente porque no se disponía de lugar para su almacenamiento con seguridad por mucho tiempo; todo ello sin contar con la oposición militar de fondo que suponía un desarme unilateral en el campo de los ICBM nucleares. En realidad, la intencionalidad fue más política que real, pero el hecho de que los misiles ya no fueran a apuntar hacia occidente era un hecho trascendental que, no hay que olvidar, iba ligado a la creciente dependencia económica rusa de los Estados Unidos y Europa occidental en forma de créditos con los que paliar la también creciente crisis económica.

    El 19 de junio fallecía en accidente de automóvil en Potomac, al caerle encima un árbol, Jurgen H. Rahe, director del programa americano para la exploración del Sistema Solar, que contaba 57 años.

    Los problemas rusos referidos párrafos atrás no fueron nada comparado con el choque en junio siguiente de una nave de carga Progress con el módulo Spektr de la Mir, y una posterior pérdida de control de su orientación, que puso a ésta al borde del desguace. Los cosmonautas fueron culpados a su vuelta a la Tierra, pero es evidente que el problema seguía siendo la falta de recursos solventes. Es decir, todo derivaba de los problemas económicos de la nueva Rusia. Hubo al respecto un aspecto de financiación que se contempló: la publicidad a bordo de la Mir.

    Pero este accidente levantó gran polvareda y dejó ver que el sistema espacial ruso estaba volviéndose caduco, además de falto de recursos. Las intervenciones políticas de Boris Yeltsin, ora criticando ora animando, fueron rematadas con la trasnochada alusión a que el mismo iría a la Mir para demostrar lo bien que estaba técnicamente; el no lo hizo pero otro político, Yuri Baturin, sí. Yeltsin, no obstante, declaró que “los rusos no podemos olvidar que nuestro nivel de gran potencia se lo debemos en gran medida al programa espacial” y que “el programa espacial necesita más dinero”.

    En los meses siguientes, las nuevas tripulaciones fueron poco reponiendo a la Mir en su buen estado operativo, si bien el módulo Spektr arrastró de continuo una pequeña fuga de aire.

    Por el mismo tiempo, los chinos reservaban sitio para 10 satélites americanos de la Hughes a lanzar de 1998 al 2006. Y la base de lanzamientos de Xichang volvía a abrirse al público, tras haber sido cerrada a mediados de febrero de 1996.

    El 1 de julio los americanos lanzan al 85 Shuttle. El Columbia lleva 7 astronautas y la misión es de tipo científico.

    El 4 de julio llega al suelo de Marte la sonda americana Mars Pathfinder. La misma despliega un pequeño rover que se convierte en el primer automóvil marciano, obteniéndose fotografías y datos del terreno de sumo valor. Su éxito nos permitiría ver y estudiar el suelo marciano con espectaculares imágenes. Será una de las misiones de mayor éxito de la NASA en la conquista del planeta rojo.

    El 5 de agosto los rusos lanzan al Soyuz TM-26 con 2 cosmonautas a bordo y con destino a la estación Mir/Soyuz.

    El 7 de agosto los americanos lanzan otro Shuttle, el 86, que envía al Discovery portando 6 astronautas a una misión orbital científica.

    También en agosto, un problema informático impide el acoplamiento a la primera de una nave de carga Progress en la Mir. Los equipos de la estación necesitaban una actualización y las partes necesarias no podían ser fabricadas porque las empresas habían desaparecido o porque los costos eran demasiado para las disponibilidades de los presupuestos espaciales rusos.

    El 25 de agosto los americanos lanzan la sonda ACE de investigación solar.

    El 12 de septiembre la sonda americana MGS se inserta en órbita sobre Marte, desde donde más tarde realizaría una prolongada labor de fotografiado de gran resolución de su superficie, así como una importante toma de datos con otros aparatos.

    El 26 de septiembre la NASA dispara el 87 Shuttle. El Atlantis lleva 7 astronautas y visita la estación rusa Mir/Soyuz. El astronauta Wolf se quedaría en la Mir durante 127 días. Durante el vuelo, la red informática de la NASA sufrió el ataque de un hacker vía Internet que hizo retrasar la transmisión de los rutinarios datos médicos de los astronautas.

    En los últimos días de septiembre trasciende el proyecto americano de establecer una red de aviones Boeing 747 dotados de emisores de potentes rayos láser para el derribo de misiles, en una especie de renovado proyecto SDI (“la guerra de las galaxias”). El sistema no resulta sin embargo apoyado por el Congreso y sus resultados se ofrecían como potencialmente ineficaces.

    A primeros de octubre el primer ministro ruso Victor Chernomyrdin visitaba el Kazakstan y firmaba en este país de la antigua URSS acuerdos sobre Baikonur para continuar en su utilización. Por otra parte, en Rusia se reestructura la organización militar espacial refundiendo las llamadas Fuerzas Militares de Defensa Espacial y la Fuerza Estratégica, afectando la gestión de las bases de lanzamiento de misiles y cohetes astronáuticos a fin de concentrar los medios y abaratar los mismos.

    A partir del 6 de octubre se celebraba el 48 congreso de la IAF, en esta ocasión en Turín, Italia.

    El 15 de octubre es lanzada la doble sonda Cassini-Huygens fruto de la colaboración americana y europea con destino al planeta Saturno. La misma viaja durante años por el Sistema Solar hasta su destino, siendo la primera destinada a convertirse en satélite de Saturno y la Huygens la primera en llegar al satélite Titan. Es además la última sonda interplanetaria de la vieja usanza planificada en los años 70, del tipo grande, pesado y costosa.

    El 27 de octubre se firma un acuerdo entre los Estados Unidos y China acerca de los lanzamientos espaciales comerciales. Para lanzamientos de satélites americanos por parte de los rusos, la cuota fijada era de 20 al año. Pero dos años más tarde, el esfuerzo ruso para impedir la venta de tecnología propia, de sus empresas, a países terceros, poco amigos de los americanos, como Irán, servía para iniciar conversaciones tendentes a eliminar tal cuota. Los americanos venían protegiendo sus posibilidades de lanzamientos comerciales imponiendo limitaciones o cuotas de mercado en el disparo en territorio ajeno de satélites fabricados por ellos mismos, especialmente los de comunicaciones, contando que las empresas americanas eran las principales fabricantes al respecto.

    El 19 de noviembre los americanos lanzan al 88 Shuttle. El Columbia lleva 6 tripulantes y su misión es científica.

    El 28 de noviembre los japoneses lanzan en Tanegashima con un cohete H-2 el satélite Kiku 7 (o ETS-7) destinado a ensayos de cita y ensamblaje y comunicaciones. El mismo vuelo lleva también al satélite TRMM para estudios meteorológicos.

    También en noviembre, en la estación Mir, el americano Wolf recibía instrucciones para votar telemáticamente, en opción aprobada por una nueva ley del Estado de Texas. Es el antecedente del “voto espacial democrático” (a modo de voto por correo) que se proyectaba aceptar para el futuro a cuantos se hallasen en el espacio... sin urna a mano.

    A principios de diciembre se producía una excepcional alineación de 8 planetas que no se repetirá hasta dentro de cien años.

    A finales de 1997 comenzaban los trabajos para crear una nueva base de lanzamiento para la USAF, localizada en la isla de Kodiak, en Narrow Cape, Alaska, con destino al lanzamiento de cargas en órbitas polares de tipo civil comercial y también militar.


1998.                                El año de...

  • Acuerdo de paz en Belfast.

  • Escándalo Lewinsky del Presidente Clinton.

  • Anuncio de tregua del terrorismo etarra.

  • El exdictador chileno Pinochet detenido en Londres.

  • Devastación del huracán Mitch en América Central.

  • El hallazgo de la aceleración de la expansión del Universo y la energía oscura.


      A principios de año, la europea Arianespace tenía prevista una ampliación de capital de 1.000 millones de francos para llevar a cabo a final de año con la intención de mejorar el Ariane 5, incrementando el número posible de lanzamientos anuales y crear una etapa superior mejorada. A la vez se esperaba incrementar las posibilidades del consorcio Starsem, formado por la citada Arianespace, Aerospatiale, y empresas rusas para utilizar los Soyuz en lanzamientos de satélites de comunicaciones.

    Los rusos, para afrontar de algún modo su larga crisis económica y dinamizar su actividad espacial, estudiaban en este inicio del año reestructurar las competencias de su Agencia Espacial y la de la industria nacional del sector, incluido el papel de los militares.

     El 7 de enero los americanos lanzan la sonda Lunar Prospector destinada a satelizarse en la Luna, entre otras cosas para intentar comprobar la existencia de hielo selenita.

    El 23 de enero la NASA lanza al 89 Shuttle. El Endeavour parte con 7 astronautas con destino al complejo ruso Mir/Soyuz, en un viaje más de colaboración con éstos. El americano Thomas se quedaría en la Mir durante 140 días.

    El 29 de enero los rusos lanzan la nave Soyuz TM-27 con 3 cosmonautas a bordo y destinada a incorporarse a la estación Mir/Soyuz.


    En marzo, se entrevistan los números dos americano y ruso, Chernomyrdin y Gore, para estudiar el estado de la cooperación tecnológica entre ambos países. Los retrasos rusos en la parte que les correspondía en la construcción de la ISS preocupaban a los americanos, si bien también ello tenía algunos inconvenientes en el cumplimiento de la agenda propia. La falta de dinero rusa para sus módulos era sin embargo importante y, pese al ofrecimiento de garantías, había cierta ambigüedad en la situación.

   El 17 de abril los americanos lanzan el 90 Shuttle. El Columbia lleva 7 astronautas y realiza una misión de tipo científico, la denominada Neurolab de investigaciones de tipo neurológico en la microgravedad.

    En mayo, los americanos, a quienes les costaba dinero el retraso ruso del módulo de servicio ruso para la ISS, estudiaban invitar a los chinos para participar en tal proyecto, no solo para diluir costos añadidos que eran importantes, sino para así llevar a éstos hacia el tratado de no proliferación de misiles.

    Igualmente en mayo, luego del paso relativamente cerca de un asteroide sobre nuestro planeta (el 1997 XF11 en marzo anterior), los americanos planificaron un grupo de trabajo para establecer la detección y vigilancia de los cometas y asteroides cuya órbita pudiera cruzar la de la Tierra o nuestro entorno. Se trataba de un miedo razonable y una buena ocupación para los astrónomos.

    A la vez, a finales del mismo mes, India y Pakistán seguían en tensión prebélica y el segundo realizaba una prueba nuclear de amenaza a su vecino. El anterior 6 de abril probaba un misil Ghauri, en ensayo televisado de advertencia. El 11 de mayo la respuesta India fue otro ensayo nuclear. Todo ello a disgusto de americanos y otros países del club nuclear y no nuclear.

    El 2 de junio los americanos lanzan al 91 Shuttle. El Discovery lleva media docena de astronautas y su misión fue visitar el complejo Mir/Soyuz.

    También a primeros de junio se supo que los rusos estaban negociando instalar una base de cohetes Soyuz en la isla australiana Christmas, en el Pacífico. Al mismo tiempo, también se contempla la posible utilización de la base franco-europea de Kourou para lanzamientos de los rusos.

    Precisamente por entonces, el día 4 de junio se produjo un incendio en esta última base de lanzamiento, la de Kourou, en la Guayana. Un cortocircuito hizo que se encendiera una torre umbilical del Ariane 4, pero el accidente fue controlado con rapidez.

    Los días 23 y 34 de junio se celebra la 166 reunión del Consejo de la Agencia Europea del Espacio como antesala de la reunión ministerial que debía aprobar la política general de la ESA. Las materias principales a tratar son: un nuevo cohete, el Vega para satelización de pequeñas cargas; mejoras en el Ariane 5; proyectos de observación terrestre; inversiones de los países miembros; relaciones con la Unión Europea y su política en materia de inversiones tecnológicas, industriales y comerciales en las áreas de los satélites de telecomunicaciones, observación terrestre y navegación.

    Por entonces, la NASA y los militares americanos estudiaban reducir los costes de sus lanzamientos en sus cercanos complejos espaciales de Florida, es decir Cabo Cañaveral, el KSC y la base Patrick, creando servicios conjuntos para el mantenimiento.

    Por su parte, los rusos establecen conversaciones con los australianos para lanzar desde la gran isla satélites comerciales con la versión adaptada del misil SS-19 Strela; el coste de una operación de lanzamiento tal saldría según lo calculado por menos de 20 millones de dólares.

    Los mismos rusos, y ucranianos, en combinación con noruegos y americanos, dieron en 1998 vía libre a otra opción comercial de lanzamiento de satélites desde una plataforma marítima situada sobre la línea del Ecuador terrestre con cohetes Zenit. De tal modo se quería entrar competitivamente en el mercado con lanzadores como el Ariane europeo, el Delta y Atlas americano e incluso el H-2 japonés y el Larga Marcha chino, que eran los habituales en este campo. El sistema llamado Sea Launch pronto vio como anotaba más una docena de pedidos.

    Un sistema de lanzamiento de satélites puesto funcionamiento por el mismo tiempo fue el de un antiguo misil soviético SS-N-18 desde un submarino, modalidad nueva que sin embargo tenía el inconveniente de admitir solo pequeñas cargas. La reconversión de antiguos misiles de la guerra fría también tuvo su opción americana y así se planificó también por entonces transformar algunos Minuteman 3 en un nuevo lanzador de cohetes, el Minotaur.

    Siguiendo con los rusos, a principios del verano se encontraban curiosamente con el problema de falta de energía eléctrica en Baikonur porque el Kazakstan les había cortado el fluido por falta de pago en sus cuentas. Como consecuencia de ello, las pruebas en preparativos con algunos cohetes se aplazaron y, por ende, los lanzamientos posteriores.

    El 4 de julio los japoneses disparan la sonda Planet B, la primera nipona con destino a Marte. Su vuelo tiene la peculiaridad de ser de largo trayecto, de años de viaje.

    El 12 de agosto un cohete Titan IV explota en el aire al poco de partir y se pierde un satélite militar (NRO Mercury) y 14 días más tarde, el 26 del mismo mes ocurre otro tanto con un Delta III llevando un satélite Galaxy. Es el principio de una serie de fallos en los cohetes americanos.

    El 13 de agosto los rusos disparan la nave Soyuz TM-28 con 3 cosmonautas a bordo y con destino a la estación Mir/Soyuz.

    El 27 de agosto los americanos lanzan su primer Delta 3 en Cabo Cañaveral pero explota sobre el Atlántico a los 72 seg de vuelo por fallo originalmente del sistema informático de guía. La perspectiva del cohete, valorado en 225 millones de dólares, no era del todo buena, pese a tener entonces una cartera de pedidos para 18 satélites.

    El 31 de agosto Corea del Norte lanza al satélite Kwangmyongsong-1, el primero de este país. Pero no está claro si llegó o no a entrar en órbita. Nadie confirmó el posible hecho excepto los propios coreanos.

    El 24 de octubre los americanos lanzan la sonda Deep Space 1 hacia una órbita solar y destinada al estudio de asteroides.

    El 29 de octubre la NASA dispara el 92 Shuttle. El Discovery lleva 7 astronautas y la misión es científica. La particularidad de este vuelo es que lleva de nuevo al espacio al veterano John Glenn, el primer americano en órbita, en medio de una gran expectación puesto que es entonces la persona de mayor edad llevada nunca al cosmos; también va el primer astronauta español Pedro Duque, dando el hecho en España una audiencia de TV de 8 millones de espectadores, la misma que si se tratara de un gran partido de fútbol. El vuelo de Glenn no dejó de estar envuelto en cierta polémica puesto que su cargo de senador le facilitó las cosas pero la NASA supo aprovechar el efecto publicitario basando el motivo en el estudio de un organismo anciano en la microgravedad; en algunos geriátricos subieron las audiencias y las ilusiones. Y es que cuando se quiere algo siempre aparecen buenos motivos. La NASA fue acusada de imprudente por llevar al espacio a Glenn y anunciar que llevaría también a una profesora, Barbara Morgan, la que hubiera sido reserva de la profesora McAuliffe, fallecida en el accidente del Challenger de 1986. La NASA contestó que habían triplicado los niveles de seguridad en el Shuttle.

    Por entonces, el Reino Unido y la Argentina firmaban un acuerdo de cooperación en el campo de las ciencias y tecnologías espaciales, y la observación terrestre.

    En noviembre, al poco que se producía una lluvia de meteoritos Leónidas que causó gran expectación en los ámbitos astronómicos y que se aventuró como la mayor en 30 años si bien fue menor en 10 veces a la de 1966, se envió a su órbita el primer módulo de la Estación Orbital Internacional luego de una infinidad de retrasos.


    A última hora los rusos querían cambiar la órbita del módulo para aproximarlo a la Mir y pasar desde ésta varios costosos equipos científicos que de otro modo se iban a perder en el siguiente año con la destrucción del citado complejo. Pero los americanos se opusieron alegando motivos técnicos.
   Pese a la llegada de la nueva estación, muchos de los responsables rusos no querían cesar en la Mir pese al costo del mantenimiento, superior a sus bolsillos. Sin embargo, el lanzamiento del módulo primero Zarya de la ISS (20 de noviembre) sirvió también para que los propios rusos exaltaran sus antiguos logros en materia cosmonáutica y mostrar su orgullo por lanzar el primer componente de la primera estación espacial internacional. Los americanos recordaron que habían sido ellos los que habían pagado el módulo, casi 200 millones de dólares. Tal colaboración era en realidad el precio de una política de sostenimiento o de caída controlada del antiguo imperio soviético que, tras desmoronarse geopolíticamente, se desmoronara ahora aun más económicamente. El interés verdadero americano está entonces en impedir que la nueva Rusia cayera en manos totalitarias que los arrastrara a nuevas tensiones y mayores problemas internacionales.

    Al poco, a finales del mismo mes, trasciende el reconocimiento ruso de que el 77 % de sus 127 satélites, entonces activos, tanto militares como civiles, estaban sobrepasando la vida útil para la que habían sido proyectados. Apuntaba ello el hecho de que su parque de satélites no se estaba renovando en medida necesaria.

    El 4 de diciembre, a unas dos semanas después del disparo del Zarya, los americanos lanzaron el 93 Shuttle tripulado que llevó el segundo módulo, el Unity, de la ISS en el almacén de carga del Endeavour, que iba tripulado por 6 astronautas. Ambas partes fueron unidas en órbita a primeros de diciembre, mientras los rusos seguían aspirando a mantener la Mir, a la que la ISS superaría en 4 veces en capacidad, al menos un año más, ignorando los graves problemas económicos que tenían.

    La participación multinacional es uno de los grandes desafíos de la ISS. La confluencia de distintas tecnologías, idiomas, medidas, distintos programas informáticos, modos de hacer las cosas en definitiva, para montar y convivir, experimentar y afrontar distintas situaciones en órbita, es uno de los puntos más importantes que motivan la ISS. Ello tiene un propósito internacional de extensión en otros campos que supone una interdependencia de las naciones y lleva a una nueva forma de obligada colaboración.

    El 11 de diciembre los americanos lanzan la sonda marciana MCO que debía meses más tarde satelizarse sobre el planeta rojo. No lo conseguirá.

    A finales de 1998 los rusos desplegaban los primeros 10 misiles Topol M, un nuevo y sofisticado ICBM, esperando seguir en los años sucesivos con nuevas disposiciones que habrían de constituir el renovado arsenal de los más potentes misiles de Rusia. Contrasta ello con la grave crisis económica que aqueja entonces el país ruso y advierte de que, finalizada la llamada guerra fría y considerado el citado factor económico, el peligro de las cabezas nucleares no se había eliminado y no garantizaba ningún futuro.

    Al mismo tiempo, en París el grupo francés Lagardère, el alemán Daimler, el italiano Alenia y el británico GEC, creaban el tercer grupo aeroespacial del mundo, con una facturación estimada entonces en 450.000 millones de pesetas anuales.

    Durante todo 1998 los movimientos empresariales europeos del sector aeroespacial se dirigían hacia una reestructuración tendente a fusionarse o estar inmersas en participación con otras para una redistribución acordada de los pedidos que les permitiera racionalizar la producción y ser grupos más competitivos en el mundo para subsistir en un futuro. Encabezaban este frente las empresas Aerospatiale francesa, la British Aerospace británica, la DASA alemana, Alenia italiana, Saab sueca, la española CASA, y otras.


1999.                          El año de...

  • Bombardeo de la OTAN sobre Serbia y Kosovo.

  • Muere en Marruecos Hassan II y le sucede Mohamed VI.

  • Destructivos terremotos en Turquía.

  • Inundaciones gravísimas en Venezuela.

  • Fiebre de falsa llegada del nuevo siglo/milenio y el “efecto 2.000”.

  • Dimite Boris Yeltsin en Rusia y le sucede Vladimir Putin.


    El 3 de enero los americanos lanzaban la sonda MPL con destino al aterrizaje en Marte meses más tarde. Pero no lo lograría.

    El presupuesto espacial de Brasil se reduce a la mitad como resultado de la crisis económica que le afectaba.

    Los americanos, sabedores de que algunas industrias podían estar trabajando en materia de armamento para Irán, cursan a principios de año una protesta y amenazan con represalias de tipo comercial a los rusos y también en el campo de la colaboración. Entonces Rusia tenía unos 40 satélites en cartera para lanzar. Las medidas comprenden la prohibición de venta de tecnologías a los rusos, afectando a una docena de entidades de éstos.

    Por entonces, los americanos instan también a los rusos para revisar el tratado de misiles ABM de 1972 alegando motivos de defensa ante un posible ataque con misiles desde países como Corea del Norfe, Irak o Irán. En tal momento, aun estaba sin ratificar por la cámara rusa de parlamentarios, la Duma, el tratado STAR 2 firmado años atrás con los americanos.

    En la misma línea, los americanos prohíben la venta de satélites a China a la empresa Hughes, principalmente por miedo a que las técnicas de precisión en trayectorias fueran aplicadas por los chinos a sus misiles. Además, en el mismo tiempo la prensa americana resaltaba que los chinos estaban ayudando en el campo espacial y misilístico a Corea del Norte.

    Los problemas económicos rusos habían llevado al programa de su emblemática estación Mir a proponer su mantenimiento con fondos privados. Se dijo que aparecieron como interesados para cubrir 35.500 millones de pesetas anuales para tal mantenimiento el empresario de la prensa Rupert Murdoch, al multimillonario americano Ross Perot, una empresa norteamericana e incluso el gobierno Chino. Mientras se iniciaba febrero con el anuncio de que el Módulo de Servicio ruso de la ISS tenía otro retraso en su partida, ahora de 2 meses más por los mismos problemas económicos, los americanos pensaban que el seguir con la Mir iba a hacer desviar recursos a los rusos hacia la misma pese a tal entrada de capital privado.

    A principios también de febrero, los chinos desplegaban un ciento de misiles frente a la reclamada isla “rebelde” de Taiwán e indicaba a los norteamericanos que se abstuvieran de intervenir. La isla estaba rearmada por los americanos desde 1993.

    El 7 de febrero los americanos lanzan la sonda Stardust destinada a tomar muestras de un cometa en los años siguientes.

    El 20 de febrero los rusos lanzan la nave Soyuz TM-29, tripulada por 3 cosmonautas, con destino a la estación Mir/Soyuz.

    A principios de marzo se inauguraba los 4 gigantescos telescopios europeos en Chile en Cerro Paranal, sobre los 2.635 m de altitud, al sur de Antofagasta.

   A finales del mismo mes la OTAN ataca bombardeando Yugoslavia, utilizando entre otras cosas misiles crucero y aire-tierra, tratando de someterla ante la masacre yugoslava de parte de su población, la separatista albanesa de Kosovo. La oposición de Rusia, tradicional aliado de los serbios, abre una atmósfera que recuerda los tiempos de la guerra fría al temerse una escalada de la guerra.

    El 1 de abril, Rusia hace alarde de su tecnología militar en apoyo de los serbios disparando un misil desde un submarino del tipo Delta 4 en el mar de Barents que da en un blanco situado en la península de Kamchatka, a unos 12.000 Km del punto de partida.

    Otro efecto de tal guerra fue que por entonces las relaciones ruso-americanas entre funcionarios rusos y la NASA se ralentizaron dando lugar a determinados retrasos.

    En el mismo mes de abril, los enemistados India y Pakistán echaban también su propio pulso probando respectivos misiles de alcance medio, de al rededor de los 2.000 Km, en una escalada no aprobada por el resto de potencias nucleares del planeta.

    También en el repetido mes de abril, en pocas semanas la cohetería americana sumaba nuevos fracasos. Otra vez fallaban el Titan 4 (día 9 y día 30 con satélites militares), el Delta 3 (4 de mayo, dejando en órbita inadecuada al satélite Orion 3) y hasta un Athena (día 27 con el satélite Ikonos), de forma que sumaban ya 6 importantes disparos fallidos en menos en un año; en uno de los casos del Titan el costo de la misión ascendía al récord de 1.230 millones de dólares. De tal modo reaccionaron a esta racha de fracasos los americanos que convocaron comisiones de investigación, con intervención de la mismísima Casa Blanca. Estos fallos eran muy importantes por el descrédito que suponían ante el mercado mundial de lanzamientos en el que el Ariane se llevaba la mitad del total mundial, teniendo además la competencia de otros como los rusos Protón y Zenit, o el Larga Marcha 3 chino y el PSLV indio.

    Igualmente en abril, tiene lugar en la localidad alemana de Bremen una Convención Internacional sobre Turismo Espacial. Las perspectivas de llevar turistas al espacio, si bien en algunos casos se trata de vuelos suborbitales de escasa altura, estaban aumentando con diversos proyectos con los que se pensaban abaratar los lanzamientos.

    El 11 de mayo se iniciaba en Bruselas una asamblea ministerial de los 14 miembros de la ESA para perfilar el futuro inmediato de los programas de la Agencia así como aprobar su presupuesto. El programa científico para 4 años (1999 a 2002) que se debatió era inicialmente de 1.850 millones de euros. Pero la reducción de un 10 % respecto a cifras de períodos anteriores planteó cierta discusión y derivó en moderados recortes de distintos proyectos. La alternativa deseada era que se abarataran costes más que suprimir proyectos. También se pronunciaron hacia una reagrupación de la industria del sector que permitiera al mismo reestructurarse mediante absorciones o fusiones que derivara hacia grandes compañías que supusieran una fuerte competencia frente a sus homólogas americanas. El presupuesto científico final fue de 1.460,8 millones de euros para el citado periodo de 1999 al 2002; y el presupuesto global o total europeo sería de 2.103,2 millones de euros. Los programas de la ESA objeto de financiación eran: De tipo tecnológico: los de estudio de recursos de la Tierra, microgravedad, participación en la ISS, mantenimiento de la base de Kourou, desarrollo del cohete Vega y otros lanzadores, mejoras en el Ariane 5, programa Galileo de satélites de comunicaciones en red y navegación, y programas Artes 1 y 3 de telecomunicaciones tecnológicas y multimedia. De tipo científico: sondas planetarias Smart 1, Rosetta, Mars Express, Ulises, Soho y Cassini-Huygens, algunas entonces en vuelo, y satélites MiniStep, observatorios astronómicos Hubble, Cluster 2, XMM, Integral, First Planck, así como el telescopio sustituto del Hubble. No obstante, algunos proyectos quedaron pendientes de posterior aprobación.

    El 27 de mayo los americanos disparan al 94 Shuttle. El Discovery transporta 7 astronautas y sus misión es técnica para el montaje de la ISS.

    Igualmente a finales de mayo, de nuevo India y Pakistán tienen fricciones bélicas a consecuencia del bombardeo por parte de los primeros de la guerrilla de Cachemira. Tras la exhibición en pruebas de misiles, la amenaza nuclear flota en el ambiente y las potencias mundiales les hacen un llamamiento a la calma.

    El 8 de junio los 2 mayores consorcios de satélites de comunicaciones, Astra y EUTELSAT, anunciaban un acuerdo por el que daban final a una disputa sobre el reparto de posiciones orbitales geoestacionarias cerca y por debajo de los 28,2º de longitud Este, entre los 16 y los 21,5º. La UIT había concedido a Astra su derecho casi un año antes, pero una posición muy cercana utilizada por EUTELSAT le causaba interferencia.

    El 24 de junio la NASA lanza en Cabo Cañaveral con un cohete Delta al satélite FUSE destinado a estudios astronómicos en la banda UV. El mismo realiza importantes hallazgos.

    El 5 de julio, el accidente de un Protón, que cayó cerca de propio lugar de partida en el Kazakstan, sirvió a este país de excusa para detener los disparos en Baikonur. En realidad, el hecho servía para reclamar la deuda pendiente por el alquiler de Baikonur que aun no había sido nunca pagada por Rusia. Pero los rusos tenían urgencia por lanzar una Progress de avituallamiento de la Mir, de modo que no de no ser así los cosmonautas tendrían que abandonar la estación con urgencia y la propia estación corría grave peligro de quedar sin control. Eso es lo que decían, cuando en realidad tenían reservas para casi dos meses más. La gestión del primer ministro ruso al respecto, el 11 de julio, a 3 días vista del previsto disparo del Progress de urgente aprovisionamiento, resultaba infructuosa. Rusia contraponía al pago de unos 300 millones de dólares de alquileres pendientes que Kazakstan reclamaba el abono por parte de estos de una deuda inversa de mil millones. Finalmente en las siguientes semanas Rusia adelantaba la cantidad de 12,5 millones de dólares al Kazakstan a cuenta del pago anual de 115 millones. Al margen de la cuestión política, cabe añadir que el jefe de la comisión encargada de calcular los daños ocasionados por el Proton fallido, Yuri Bogatiriov, se suicidó días después de un tiro en la cabeza en su casa, sin que entonces se aludiera el motivo.

    El 14 de julio por fin se pusieron de acuerdo y los rusos podrían lanzar su Progress, si bien no aun los Protón. Rusia prometió un pago de 50 millones de dólares de la cuenta de los atrasos.

    En la siguiente semana de julio numerosos actos celebraron en los Estados Unidos el 30 aniversario de la llegada del hombre a la Luna (Apolo 11) y volvieron a reunir a los 3 protagonistas, Armstrong, Aldrin y Collins.

    Asimismo en julio de 1999 se celebró en Viena la Conferencia Unispace 3, la primera conferencia al respecto desde 1982. Además de tratar sobre diversas cuestiones relativas a satélites, se puso en evidencia que de 185 países, solo 20 venían observando sistemáticamente el cielo con medios científicos y los mismos suponían solo el 15 % de la población del mundo.

    Por este tiempo, algunos rusos, entre diversas profesiones como cantantes, artistas y trabajadores de la empresa Energía, se fueron de viaje a través de la geografía del país para tratar de convencer a sus conciudadanos de que aportaran dinero para el mantenimiento de la Mir. Si cada ruso aportara 10 rublos (unas 70 pesetas del momento), se decían los promotores, podría impedirse su abandono el siguiente 23 de agosto. Pero los rusos estaban más preocupados con un empobrecida economía y después de todo el final de la Mir solo era cuestión de un poco más de tiempo. Prolongar la agonía de la Mir solo por cosa de un prestigio nacional resultaba demasiado caro incluso con los 10 rublos para muchos rusos. El antiguo cosmonauta Vitali Sebastianov, desde su cargo de diputado comunista en la Duma organizó colectas y hasta un sorteo de lotería con igual finalidad.

    El 23 de julio los americanos lanzan al 95 Shuttle. El Orbiter Columbia, que va tripulado por 5 astronautas, tiene por misión dejar en su órbita a un satélite astronómico, el AXAF-1 (renombrado Chandra).

    A primeros de agosto China anunciaba la prueba de un nuevo misil de largo alcance, el DF-31, posiblemente dotado de cabeza nuclear, dentro de la guerra sicológica y de presión sobre la isla de Taiwán.

    El 11 de agosto se produjo un eclipse de Sol que fue total para una franja de Centro-Europa. Al margen del interés científico, como el de cualquier otro eclipse, y del turístico para los lugares afectados, el hecho coincide en el tiempo con las catastróficas predicciones de los agoreros de turno dando continuidad a las interpretaciones, siempre trágicas, de los hechos cotidianos que en siglos precedentes alimentaron la superstición humana, ahora en un conveniente final de siglo y milenio. Por ello, dada la abundancia de las anécdotas, algunas en tanta ignorancia resultaron memorables. El modisto Paco Rabanne aventuró, en funciones de profeta, la caída descontrolada de la estación rusa Mir en tal fecha sobre París.

    El verdadero descontrol llegó en el sistema GPS a las 23 h 59 min 47 seg GMT del día 21 de agosto cuando, vencido el plazo programado de 1.023 semanas del sistema, el mismo fue puesto a cero en sus relojes, ocasionando la desorientación durante unos minutos de los usuarios. Pero el asunto no tuvo, sin embargo, trascendencia.

    A finales del mismo mes de agosto, la última tripulación de la Mir la abandonaba ante los suspiros de muchos rusos por la nostalgia que entrañaba y con esperanzadoras promesas, pero difíciles de creer, de colaboración con los chinos en otra estación, como si sus problemas con la ISS fueran entonces pocos.

    En la segunda mitad de septiembre, Corea de Norte anunciaba la suspensión de las pruebas de misiles luego de que en conversaciones con los americanos éstos pusieran tales condiciones para suavizar el embargo económico.

    El 23 de septiembre los americanos perdían la sonda de investigación climática marciana, la MCO, por un fallo de cálculo en la navegación por una descoordinación entre la empresa constructora y la NASA en la conversión de medidas del sistema americano-anglosajón y el métrico decimal, y la misma se estrellaba en Marte. Los recuerdos de la sonda Mars Observer de agosto de 1993 fueron inevitables. Pero además quedó en evidencia que la estructura organizativa que intervenía en el programa de la sonda fallaba en diversos niveles, sus procedimientos y sus equipos no resultaban estar a la altura de la buena fama del organismo espacial americano. Era un mal golpe para la NASA y encima por un fallo infantil.

    Entre el 4 y el 8 de octubre se celebra el 50 Congreso de la IAF en la localidad holandesa de Ámsterdam.

    El 12 de octubre el Senado norteamericano se negaba en votación a firmar el Tratado de Prohibición de Pruebas Nucleares por razones internas políticas de oposición al Presidente Clinton. Dada la importancia del Tratado, la irresponsabilidad de los representantes, mayoritariamente republicanos, ante la pretensión del Presidente demócrata buscó su justificación en la imposibilidad de verificar las posibles pruebas nucleares de baja intensidad, de menos de un kilotón. Sin embargo, una encuesta afirmaba que el 82 % de los norteamericanos eran favorables al Tratado. Por entonces el número de naciones del mundo que podían utilizar la tecnología nuclear ascendía a 44 y de los mismos habían firmado el Tratado 41, pero solo lo habían ratificado 26, entre ellos Gran Bretaña y Francia. Dos semanas después, los norteamericanos presionaban a los rusos para cambiar el tratado de ABM en vista que de que los modernos planes estadounidenses del llamado “escudo de defensa” violaban tal tratado. Los rusos naturalmente se mantuvieron entonces firmes en no modificar el acuerdo e incluso sugirieron que podrían iniciar un rearme nuclear si los americanos denunciaban el mismo.

    Al mismo tiempo, se hacía público el enésimo retraso en el lanzamiento del módulo de servicio ruso de la Estación Orbital Internacional, mientras americanos y rusos se echaban la culpa unos a otros de tal situación. Los americanos tienen entonces paralizada su flota de Orbiter Shuttle a causa de una revisión de cableados derivada de un fallo en un vuelo anterior.

    A finales de octubre, a los rusos les fallaba el lanzamiento de un Protón en Baikonur, lo que ocasionó de nuevo la reacción del Kazakstan provocando otra vez la suspensión de los disparos.

    También en octubre se anunciaba la creación, con sede en Holanda, de la compañía EADS, por agrupación de los grandes del sector aeroespacial europeo. Se convierte en la tercera empresa espacial del mundo tras la Boeing y la Lockheed americanas.

    En el mismo mes de octubre, los americanos comenzaban el ensayo de su programa de escudo nuclear, conocido como la “miniguerra de las galaxias”, como versión reducida el proyecto original de R. Reagan década y media atrás. Los nuevos planes proyectaban instalar en Alaska 100 misiles interceptores.

    Por entonces, la Agencia Espacial Rusa recibía las competencias de control de la industria civil aeronáutica de Rusia con el objeto de impulsarla y permitirle ser competitiva respecto a otras industrias del mundo.

    El 1 de noviembre en la ONU se votaba una resolución que recomienza evitar el desarrollo de programas que incluyan armas para llevar al espacio. La votación arrojó 138 votos a favor de la resolución y la abstención de Israel y... los Estados Unidos. El siguiente día 6, la Asamblea General de tal organismo declaraba los días 4 a 10 de cada mes de octubre "Semana Mundial del Espacio"; la fecha del 4 es la del lanzamiento del primer Sputnik.

    Mediado noviembre, Rusia, que estaba en campaña militar en Chechenia, lanzaba en una prueba en un plazo de dos horas dos misiles SS-N-20 desde un submarino en el Mar de Barents como simple advertencia a los americanos, que no ratificaban el tratado ABM, y en vísperas de la cumbre sobre seguridad europea en Estambul.

    El 19 de noviembre una nave espacial china, la Shenzhou 1, no tripulada pero con capacidad para serlo, orbitaba con éxito la Tierra. Además, se utilizó por vez primera el modelo de cohete CZ-2F, una versión en realidad de otro conocido CZ-2E. China estaba a punto de ser el tercer país del planeta en poder disponer de personas en el espacio. Este hecho fue aprovechado para comunicar “la capacidad china para las tecnologías más avanzadas”. Más que político, o mejor dicho, en concreto, era un aviso comercial y militar.

    El 23 y 24 de noviembre tenía lugar en Granada, en el Instituto de Astrofísica de Andalucía, una reunión del Comité de Ciencia Europea del Espacio, el 19 encuentro de diversos países europeos desde 1.975 en que se creara tal ente no gubernamental. Tratan acerca de los diversos proyectos europeos del espacio (sondas y satélites científicos como la Huygens, Rosetta, etc.) y cuestiones meramente astronómicas.

    El 27 de noviembre, la reentrada atmosférica de la última fase de un cohete Larga Marcha chino cruzó el Mediterráneo como un espectacular bólido de magnitud –10.

    El 3 de diciembre la sonda americana MPL llegaba a Marte con la intención de investigar el agua polar del planeta entre otras cosas, como un paso más en la exploración previa necesaria a un futuro vuelo tripulado. Pero al llegar la sonda no emitió señal alguna y no se supo más de ella. Fue un segundo fracaso en el plazo de solo 3 meses que causó cierta polvareda en los estamentos americanos. Sirvió no obstante para sacar la sombra de los recortes presupuestarios como lejano culpable del fracaso. Al lema de Goldin, el administrador de la NASA, para estas misiones, “más baratas, más rápidas, mejores”, se le había cambiado “mejores” por “perdidas”. Evidentemente se rompía el mito de la frase y volvía aparecer la de “lo barato sale caro”; los bajos presupuestos supusieron un bajón en los recursos y en la seguridad de las sondas, lo que significa un fracaso más probable. La repetición de las millonarias pérdidas volvió a surgir, olvidando que el dinero no estaba tan mal invertido pues si bien los aparatos se habían perdido, la tecnología que los creó había sido desarrollada y aprendida beneficiosamente para otros fines. Los enemigos de la NASA, un propio sector norteamericano, acusaron rápidamente de que el dinero gastado era dedicado más a mantener el prestigio científico que al uso en miras de rentabilidad nacional.

    La principal consecuencia del fracaso de la sonda MPL, fue el nombramiento de un equipo, no ya solo para el análisis de lo ocurrido, sino para la revisión total del programa marciano de la NASA. El posterior informe apuntaba que la exploración de Marte debía seguir, aun con los riesgos de fracaso, y en manos de la NASA y sus centros, pero señalaba que había que revisar los procedimientos, mejorarlos y reconsiderar el programa de sondas. El resultado fue la anulación de algunas misiones de exploración marciana previstas para años sucesivos.

    El 10 de diciembre la ESA lanza en Kourou con un Ariane 5 al satélite XMM (o Newton) destinado a estudios astronómicos principalmente en la banda de los rayos equis.

    A mediados de diciembre, Portugal se convertía en el país socio número 15 de los que integran la Agencia Espacial Europea.

    El 18 de diciembre los americanos lanzan en Vandenberg con un Atlas 2AS al satélite Terra para estudios del medio ambiente terrestre.

    Desde principios casi del mes de diciembre también se sucedieron los aplazamientos en el inicio del vuelo Shuttle 96 que debía ir para hacer labores de mantenimiento y reparar al satélite astronómico Hubble en varios paseos espaciales. El vuelo se realizó finalmente con lanzamiento el 20 de diciembre, llevando el Discovery 7 astronautas. La NASA no estuvo dispuesta a que el cambio de año cogiera a la nave en vuelo por si acaso algún sistema resultaba afectado por el llamado "efecto 2.000”.


2000.                             El año de...

  • Auge de casos de las llamadas “vacas locas” en Europa.

  • Hundimiento del submarino ruso Kursk.

  • Intifada palestina en Israel.

  • Tragedia en un funicular en los Alpes austriacos.

  • Controvertida elección del nuevo Presidente USA, G. Bush.

  • Secuenciado el genoma humano por vez primera.


    Es inevitable comentar cuestiones paralelas a la astronáutica porque alguna de ellas incidió en la misma; baste recordar que el último vuelo Shuttle de 1999 estuvo condicionado por el llamado "efecto 2.000”. El inicio del año 2.000 en nuestro calendario gregoriano, con toda su fiebre de balances de falso centenarismo y falso milenarismo (en realidad solo un vórtice comercial para alimentar el ansia consumidora de la estupidez humana), del "efecto 2.000" en los sistemas electrónicos y de las profecías apocalípticas, se corresponde en realidad al 18 de diciembre de 1999 en el calendario juliano, pero es también el 22 de tevet de 5.760 en el judio, el 23 de ramadán de 1420 islámico, el 10 de dey de 1.378 del persa, el 24 de margasira de 2.056 del hindú lunar, o el 21 de kiyahk de 1.716 copto.

    En el último día del año anterior, el Presidente ruso Boris Yeltsin dimite y le sucede provisionalmente Vladimir Putin lo que se traducirá por de pronto en un cambio de estrategia. Así, se pretende prolongar la estancia de la Mir en órbita al menos por un año y enviar una nueva tripulación para una estancia de larga duración. La razón es para V. Putin de simple prestigio ruso, de constatación de que Rusia era una superpotencia mundial, conveniente creencia cara a unas elecciones presidenciales convocadas en enero para el 26 de marzo siguiente.

    En enero, la empresa Boeing compraba la división Hughes fabricante de satélites, la mayor empresa del sector por 3.750 millones de dólares; con ello la Boeing resulta ser desde entonces la mayor empresa fabricante de satélites de comunicaciones comerciales del mundo.

    El 18 de enero caía sobre el lago Tagish, Yukón, Canadá, un meteorito que estalló con una fuerza equivalente a 2,5 kilotones. Se trató de una condrita carbonácea y varios de sus fragmentos fueron recogidos para su examen, siendo uno de los principales meteoritos caídos en una década en la Tierra.

      El 27 de enero los americanos lanzan con éxito en Vandenberg el primer cohete Minotaur llevando varios satélites.

    A principios de febrero el Director General de la ESA se reúne con el Comisario Europeo de Investigación, Philippe Busquin, y la vicepresidenta de la correspondiente Comisión Europea, Loyola de Palacio, a fin de tratar sobre la posibilidad de tener planteamientos y estrategia general común en cuestiones espaciales en la Europa comunitaria.

    Por entonces, rusos y chinos dan a conocer en la Conferencia de Desarme en Ginebra su postura de crear un tratado para la prohibición de armas en el espacio. Pero en realidad su planteamiento busca desacreditar o impedir la pretensión americana de crear un sistema de defensa antimisiles.

    El 10 de febrero un cohete japonés fallaba en un intento de satelización y era el segundo fracaso en pocos meses. Un análisis de la situación espacial del Japón indicó que, si bien la capacidad técnica era solvente, su defecto era una mala gestión y burocracia, debiendo mejorar los procedimientos de control de calidad.

    Entre el 11 y el 22 de febrero tiene lugar el vuelo orbital del 97 Shuttle, misión del Endeavour en la que se toman imágenes para confeccionar mapas de distinta resolución de gran parte del planeta. El hecho de que solo los mapas de resolución menor (de 90 m) fueran puestos a disposición de la comunidad internacional, quedándose los militares americanos con los de alta resolución (de 30 m), suscita polémica tanto en el campo político como jurídico internacional.

    El 14 de febrero tiene lugar la satelización de la sonda NEAR en torno a Eros, convirtiéndose así en el primer ingenio sobre un asteroide. Más tarde llegaría incluso a posarse en el mismo, aun cuando no estaba diseñada para ello.

    El 9 de marzo se daba a conocer un estudio sobre la seguridad en los vuelos tripulados Shuttle, encargado por la NASA a una comisión independiente como directa consecuencia del fallo de motores en el lanzamiento del 95 Shuttle en julio de 1999. El estudio, el principal sobre la materia desde el accidente del Challenger en 1986, recomendaba decenas de cambios e indicaba que la seguridad había descendido notablemente en tales vuelos debido a las disminuciones de personal y simplificación de procedimientos, hecho que se había derivado a su vez del abaratamiento buscado en las misiones al privatizar los mantenimientos y preparaciones de los vuelos. Se nota especialmente en el informe la falta de medidas de la NASA respecto a los problemas de corrosión y estudio adecuado de las fatigas de materiales en las estructuras de los Orbiter. Estos aspectos fueron recordados amargamente a principios en 2003 ante la tragedia del Columbia.

    El 17 de marzo el consorcio de telefonía móvil por satélites Iridium se declaraba oficialmente en quiebra. Otras compañías del sector la seguirían en los meses siguientes, dando lugar a la compra por parte de otras y a un cambio de un proyecto que no acababa de cuajar. El volumen de negocio no resultaba tan grande como las expectativas habían creído ver.

    Las elecciones presidenciales el 26 de marzo en Rusia dieron la victoria a Vladimir Putin, confirmándolo en su cargo hasta entonces provisional. Como muestra de fuerza de su autoridad, entonces el Presidente dio vía libre al lanzamiento desde submarinos de 2 misiles de largo alcance como advertencia y prueba de su control sobre el armamento estratégico. Los planes americanos de defensa con sistemas antimisiles y su falta de ratificación de los tratados al respecto, quedaban así advertidos de la férrea voluntad de los rusos. Los misiles fueron lanzados, uno desde el mar de Ojotsk, frente a la península de Kamchakta, volando 7.000 Km hasta la península de Kanin, y el otro desde el mar de Barents, cerca del destino del primero.

          El 3 de abril los rusos lanzan la nave tripulada Soyuz TM-30 con 2 cosmonautas que van a la estación Mir/Soyuz. Es la última tripulación en de esta estación.

El 14 de abril, la Duma rusa ratificaba el tratado START 2, a 7 años de su firma con los americanos por parte de Boris Yeltsin. El acuerdo apuntaba la eliminación de la mitad del arsenal nuclear de alcance intercontinental antes del 31 de diciembre de 2007, quedando un límite de cabezas de 3.500 para cada una de las dos naciones. Pero al mismo tiempo, el presidente ruso Vladimir Putin advertía a los americanos de la posibilidad de ruptura del acuerdo si éstos seguían con su programa derivado del antiguo de la SDI que amenazaba otro tratado, el ABM. Una semana más tarde también se ratificaba la prohibición de pruebas nucleares.

        El 24 de abril se reunían en New York los representantes de las naciones para el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, aun no ratificado entonces por Pakistán, India, Israel y Cuba, si bien esta última carecía de tales armas.

        Al mismo tiempo, los americanos proponían de forma oficial a los rusos modificar el Tratado ABM de 1972, para no violar el mismo con los pretendidos nuevos despliegues de misiles antibalísticos. Estos últimos se disponían ahora con las miras puestas en impedir ataques de países como Corea del Norte, Libia, Irak e Irán, más que mirando hacia los rusos, pero éstos desconfiaban alegando, con bastante acierto, que un posible ataque de aquellos países no se haría con el tradicional lanzamiento de misiles sino mediante pequeñas cargas nucleares introducidas con métodos terroristas.

        Por entonces trascendió públicamente el hallazgo de la USAF que se para su sorpresa en Internet circulaban libremente las instrucciones para el bloqueo de algunos satélites militares. Incluso, para comprobarlo al detalle, se simuló el cumplimiento de las instrucciones y se construyó por un importe de 7.500$ en total un instrumento interceptor de satélites.

        Los Estados Unidos realizan por entonces el segundo ensayo del programa de escudo nuclear con un lanzamiento en Vandenberg de un ICBM con una cabeza nuclear simulada que fue interceptado con un misil disparado en las islas Kwajalein, en el Pacífico.

        El 19 de mayo los americanos lanzan el 98 Shuttle. El Orbiter Atlantis lleva 7 astronautas para cumplir una misión técnica en el montaje de la ISS.

        El 25 de mayo los americanos lanzan en Cabo Cañaveral con éxito su primer cohete Atlas 3 llevando un satélite.

        A principios de junio, el Presidente ruso Putin proponía a los americanos la creación de un escudo antimisiles conjunto, como prolegómeno a una cumbre en Moscú con Clinton, iniciada el día 3 del mismo mes. Con tal escudo, los rusos pretendían evitar la exclusividad planteada por los americanos en este aspecto e incluían a la OTAN en tal “paraguas”. Pero los americanos rechazaron el plan alegando que resultaba de poca garantía. Curiosamente, el propio sistema antimisiles americano, a decir del The New York Times, tenía ciertas limitaciones pues no era capaz de distinguir entre un cohete con una ojiva con cabeza nuclear y un señuelo.

    Las expectativas para un tercer acuerdo START entre americanos y rusos, de limitación de armas estratégicas, apuntaban límites entre las 1.500 ojivas, que querían los rusos, y las 2.500 por cada una de las dos superpotencias. Hasta entonces la limitación era de 3.500 ojivas. Precisamente, el acuerdo START 2 de 1993 aun era, en mayo, aprobado por la Duma rusa, pero no lo sería por el Senado americano.

    Al mismo tiempo, Japón perdía su oportunidad en la carrera de lanzadores comerciales con el fracaso de su H-2 con la cancelación de un contrato de disparo de 10 vuelos por un importe de 836 millones de dólares.

    El 16 de junio finalizaba el vuelo tripulado del Soyuz TM-30 dejando de nuevo a la Mir en régimen automático. La falta de dinero impedía el relevo, pero aun se esperaba que apareciera la financiación para otro vuelo que impidiera el pronto fin de la estación.

    Los problemas económicos rusos no desaparecían y del total de 111 satélites que entonces tenían en activo, 82 estaban más allá de su vida activa teórica. En las telecomunicaciones solo disponían de la mitad de canales de los necesarios.

    Por entonces se supo de un accidente con un misil ruso R-29 o RSN-50 en Fokino, cerca de Vladivostok, que resultó golpeado por una grúa causando un derrame de propulsante que creó una nube tóxica que afectó a 11 marineros del buque de descarga. El cohete estaba siendo manejado para llevar a desguace. La nube, de color amarillento, ascendió a 400 m y obligó a la población indicada a refugiarse en sus casas. El fallo era debido al deterioro de la grúa que por falta de medios económicos no había sido sustituida o reparada. Este hecho evidenciaba el peligro de las instalaciones rusas, obsoletas, tanto por el manejo de propulsantes como el de materiales nucleares.

    Días después, la NASA, aprovechando que estaban pendientes de aprobar las misiones de sondas automáticas a Marte, sacó a relucir los indicios de que disponía sobre la existencia de agua en tal planeta. Se trata de indicios de manantiales de carácter estacional, pero el anuncio no dejaba de hacer pensar que se trataba de pura política para facilitar la aprobación pendiente de las misiones luego de los fracasos de medio año atrás. Luego se matizó que se trataba de manantiales habidos en otro tiempo.

    También al mismo tiempo, los presidentes de Rusia y Kazakstan firmaban nuevo acuerdo para la utilización del cosmódromo de Baikonur, en territorio del último.

    Otro acuerdo firmado por tales fechas lo fue entre la ESA y la Agencia Espacial Canadiense, renovando la antigua colaboración.

    El 8 de julio los Estados Unidos probaban el sistema antimisiles del proyecto llamado vulgarmente “la mini-guerra de las galaxias”. Se dispara en Vandenberg un Minuteman 2 hacia el Pacífico con una carga útil señuelo y otro idéntico luego como interceptor desde las Islas Marshall; el último no lograr alcanzar al primero por fallo de las baterías del primer cohete y una separación de fases no correcta alterando la trayectoria. El ensayo fracasa pues para satisfacción rusa y china. La viabilidad del sistema quedaba en evidencia y se consideró la cancelación del proyecto. Los enemigos del mismo, dentro los mismos Estados Unidos, alegaban la inexistencia de un enemigo de tal medida y el elevado coste; se habló de “despilfarro” y de falsear por parte de los militares apreciaciones técnicas y datos al respecto obtenidos en los ensayos previos, e incluso 50 premios Nóbel se manifestaron en contra por entender que se iniciaba una nueva carrera de armamento. A favor estaban los que buscaban facilitar un “paraguas” a algunos países aliados amenazados, como el caso de Taiwán ante el posible ataque de la China continental, etc. Los rusos insistían en que violaba el Tratado ABM de 1972. El encuentro de los mandatarios rusos y chinos en los siguientes días permitió advertir de común acuerdo a los Estados Unidos de la gravedad que suponía el escudo antimisiles americano, entendiendo que buscaba lograr ventajas unilaterales en una nueva carrera de armamento. En realidad, es posible que el costoso proyecto americano, según advirtieron algunos, no fuera sino un sistema de proteccionismo encubierto de la industria aeroespacial propia, una forma de subvención frente a la competencia en aumento de rusos, chinos, japoneses y europeos.

    La salida a bolsa a mediados de julio de la macro-empresa europea aeroespacial EADS, una de las grandes a nivel mundial en el sector, supone un mal comienzo de la misma en este ámbito con una caída de la cotización inicial, pese entonces a las buenas perspectivas.

    El 12 de julio se lanzaba sin novedad el módulo de servicio Zvezda de la ISS. Ocurría la operación en Baikonur y el éxito fue un alivio para los rusos, dados los anteriores fracasos del lanzador Proton. El Presidente Putin llamó a la base espacial para felicitar a los técnicos, agradecido de que salvaran por el momento la credibilidad rusa ante sus socios internacionales.

    Al mismo tiempo, los americanos suprimían la imposición de cuotas en el lanzamiento de sus satélites a través de vectores rusos, que había sido iniciada en 1993.

    El 16 de julio son lanzados con éxito por los rusos con un Soyuz en Baikonur los 2 primeros satélites Cluster europeos destinados a estudios magnetosféricos terrestres.

    En la segunda mitad de julio se hacer visible como una tenue estrella el cometa Linear, que casi un mes después se destruía por fragmentación en las cercanías solares.

    A principios de agosto se confirmaba por parte de Corea del Norte el plan de cancelar su proyecto de misiles a cambio de que otro país lanzara 2 o 3 satélites coreanos anualmente de modo gratuito. Los rusos habían venido conversando con los coreanos al respecto, apoyando el proyecto pues de tal modo anulaban a este hipotético enemigo de los americanos y dejaba a éstos con un argumento menos para el desarrollo de su “guerra de las galaxias”.

    El 12 de agosto, durante unas maniobras navales, se hunde el submarino ruso Kursk en aguas del Mar de Barents con cerca de 130 personas a bordo. El submarino, de la clase Oscar 2, de propulsión nuclear, puesto en servicio a finales de 1994, llevaba dotación de 24 misiles nucleares de los tipos SS-N-15, SS-N-16 y SS-N-19.

    La NASA, tras los fracasos de sus sondas marcianas meses atrás, anunciaba por entonces la reanudación de la exploración de tal planeta a partir de 2003; la NASA nombró 6 meses atrás como director del renovado programa marciano al astrónomo Scott Hubbard. Los planes de un hipotético viaje tripulado de Marte indicaban que el mismo no sería posible antes del año 2014.

    En agosto también, el balance ruso de sus satélites no militares indicaba que había 44 activos incluidos los de telecomunicaciones, meteorológicos, etc., pero solo 10 en óptimas condiciones, estando los restantes abocados a fallar en los meses siguientes. Todo ello como resultado de los problemas económicos de Rusia.

    Tan grave resultaba la cuestión económica rusa que el 11 de septiembre era cortado por falta de pago el suministro eléctrico a la base de misiles de Teikovo, en Ivánovo, al norte de Moscú. Este hecho podría entrar en el terreno de lo anecdótico si no fuera por la potencial gravedad que entrañaba desde el punto de vista de la defensa nuclear de Rusia, aunque los grupos de generadores autónomos de la base garantizaban en cualquier caso la operatividad de los misiles propiamente dichos. Los mandos militares, conscientes sin embargo del trastorno que suponía para otros menesteres de la base, ni cortos ni perezosos, optaron por... tomar por las armas la planta de producción eléctrica y reponer el enganche... Luego, la negociación entre militares y la eléctrica concluyó en un acuerdo por que los primeros pagarían... y los segundos no volverían a cortar...

    El 8 de septiembre la NASA lanza al 99 Shuttle, con el Atlantis llevando 7 tripulantes en otra misión técnica para el montaje de la ISS.

    En octubre se celebra en río de Janeiro, Brasil, el congreso anual de la IAF. En el mismo se dan a conocer por parte de los chinos sus planes de nuevos cohetes y mejoras en los que entonces tenían.

    El 11 de octubre los americanos lanzan al 100 Shuttle. El Discovery vuela con 7 astronautas hacia la ISS, en otra misión destinada a seguir con el montaje de la ISS.

   El 12 de octubre los rusos, mediante orden legislativa, establecían que el 70 % de los beneficios que generaran los derechos de patente derivados de las investigaciones científicas rusas serían reinvertidos en los correspondientes programas. Significaba ello una garantía económica por ejemplo para la supervivencia de la estación Mir,... si es que alguien aportaba la inversión inicial. La estación dependía entonces solo de los fondos privados.

    A finales de octubre, tras los reajustes debidos a los fracasos de las sondas de un año atrás, la NASA daba a conocer su plan de conquista marciana con sondas para los siguientes 7 años. Pretendía ejecutar 6 misiones, 2 de ellas en 2003.

    El último día de octubre partía de Baikonur el Soyuz TM-31 con destino a la ISS con 3 cosmonautas a bordo. Era la primera tripulación de larga duración en tal estación. Los responsables de las agencias rusa y americana se congratulaban y brindaban por el bueno comienzo. Los interminables retrasos empezaba a quedar olvidados y se resaltaba la colaboración entre los dos antiguos enemigos de la guerra fría.

    Hacia la mitad de noviembre se celebraba en Madrid el 16 Congreso de la Asociación de Exploradores del Espacio, reuniendo a unos 70 astronautas de todo el mundo. Entre las declaraciones a la prensa destacaba la opinión de que la fecha ideal para el inicio del ansiado vuelo a Marte, economías aparte, sería la del 6 de mayo de 2018.

    El 14 de noviembre, Portugal se adhería a los principios de la ESA dispuesto a ser el país número 15 que la compusiera; los portugueses ya venían desde 1996 participando en algunos proyectos europeos al respecto.

    El 16 de noviembre, se reúne en Bruselas el Consejo de Ministros de la ESA y propone la coordinación de su política y la científica de la Unión Europea para coordinar esfuerzos.

    Hacia el 19 de noviembre, el agujero en la capa de ozono sobre la Antártida que en septiembre anterior había llegado a un máximo, de repente y de forma sorprendente se cerró y prácticamente desapareció. Este hecho, considerado que las oscilaciones del agujero venían siendo regulares, no supone la disipación del problema sino que sencillamente se entraba en una fase desconocida. Su relación con los ciclos atmosféricos apuntaba que el sistema resultaba aun complejo para su comprensión y previsión.

    También en noviembre, los rusos llegaban a un acuerdo con el Kazakstan para utilizar durante una década más el cosmódromo de Baikonur, sobre el que en 1994 se había firmado un contrato para 20 años. El pago inicial de 115 millones de dólares al año, abonados desde 1999, se pagarían en metálico 50 millones y lo demás en compensación con otros bienes.

    El 1 de diciembre la NASA lanza al 101 vuelo Shuttle. El Orbiter Endeavour lleva 5 astronautas en una nueva misión para continuar el montaje de la ISS.

   En diciembre, luego de encuentros y conversaciones, los chilenos dejaban definida su propia Agencia Espacial con el propósito de promocionar el desarrollo tecnológico en diversas áreas de la nación.

    Al mismo tiempo, los chinos establecían un acuerdo con Namibia para construir una estación de seguimiento en 2001 al norte de la localidad de Swakopmund cara a su incipiente programa espacial tripulado.

    El 22 de diciembre, un asteroide de algo más de 50 m de diámetro sobrevoló la Tierra a poco más de 700.000 Km, volviendo a recordar el peligro de estos cuerpos sobre nosotros.

    El 27 de diciembre los rusos lanzaban desde el submarino Novomoskovsk en el mar de Barents un misil en una prueba con blanco en Kamchatka, en el área de Kura. Se trató de una demostración para elevar el decaído ánimo de la Marina rusa tras el desastre del submarino Kursk meses atrás.

    En la misma fecha disparaban los mismos en Plesetsk un Ciclon 3 con 6 satélites, 3 de ellos militares, y les fallaba hacia las 21 h 57 min, hora moscovita, la fase 3 del cohete, ignorando por lo pronto si la misma con su carga útil había ido a parar entre Kamchatka y Alaska o bien se había quemado sobre la alta atmósfera, e incluso que hubieran podido quedar en una órbita muy baja. Cerraban así los rusos un año de tragedias tecnológicas y humanas. El costo económico para su también maltrecha economía era de 3 millones de dólares.

    También en 2000, China hizo públicos sus propósitos espaciales para un plan a dos décadas vistas. Proyectaron entonces su programa de vuelos tripulados, sat